Denuncian que “colectivos” tomaron iglesia en el 23 de Enero

Denuncian que “colectivos” tomaron iglesia en el 23 de Enero

IglesiaSanPedroClaverdel23Ene.jpg

IglesiaSanPedroClaverdel#23Ene

 

La iglesia católica San Pedro Claver, ubicada en el 23 de Enero, en Caracas, fue tomada por “oficialistas violentos”, quienes cerraron las puertas durante la misa e impidieron la salida de los feligreses para obligarlos a escuchar un discurso político, denunció Jesús “Chúo” Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad.

“La Iglesia San Pedro Claver, en Caracas, fue cercada y tomada hoy 29 de enero, a la 1:00 pm, por paramilitares oficialistas mal llamados colectivos”, escribió en Twitter.

Trascendió que los sujetos ofendieron a la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) y dirigentes de la zona. Además, exigieron un cambio del párroco, acusándolo de estar parcializado con la CVE.

En el recinto oficiaba el monseñor Jesús González de Zárate, Obispo Auxiliar de Caracas. Celebraban una misa con feligreses y cofradías de toda Caracas.

El incidente se solventó tras la intervención de González. El secretario ejecutivo de la MUD acotó: “Agresión roja contra la Iglesia recuerda los atentados contra iglesias hechos hace décadas por la extrema derecha en El Salvador”.

La respuesta de la Conferencia Episcopal Venezolana no se hizo esperar. Monseñor Diego Padrón, señaló que en los últimos días se han registrado acciones en varias localidades del país contra párrocos y templos de la Iglesia Católica. A su juicio, estos ataques buscan amedrentar a la Iglesia venezolana para que no alerte sobre la crisis.

“Uno va sumando estas acciones y parece haber alguna línea y un elemento que los une. No son acontecimientos aislados sino que pareciera que se tratase de eventos preparados para causar amedrentamiento a la Iglesia Católica, que ha tenido una posición muy clara frente al gobierno señalando las dificultades, problemas y la crisis que vive el país”, dijo Padrón en entrevista con Torrealba, este lunes.

“Tenemos que mirar esto con mucho cuidado y denunciarlo, porque si no se denuncia no llega la alerta al pueblo. Es necesario que nuestro pueblo católico, que el pueblo religioso esté atento a esta situación”, concluyó Padrón.

 

 

 

 

 

 

*Con información de El Nacional

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios