"Hasta que no se sienten a escuchar a las víctimas no se podrá llegar al diálogo": Arturo Sosa
“No es propio de la democracia tener presos políticos”: Arturo Sosa SJ

arturo-sosa-sj

El superior general de los jesuítas a nivel mundial, el padre Arturo Sosa, expresó durante una rueda de prensa que hasta que las personas que están negociando no se sienten a escuchar a las víctimas no se podrá llegar al diálogo.

“Los procesos de diálogo no se pueden dar por terminados nunca, pues el diálogo es necesario en la democracia. El balance social de Venezuela es dramático, angustiante (…) no puede dejar a nadie indiferente, a ningún gobierno que no debe anteponer razones ideológicas para atender necesidades”, aseveró el jefe mundial de los jesuitas desde el Colegio San Ignacio de Loyola en Caracas.

Sosa también cuestionó las falta de libertades y la poca atención, que apuntó, se dan en Venezuela para garantizar derechos constitucionales como la salud, la alimentación y la seguridad personal.

Recordó que no es propio de una democracia tener presos políticos y evitar el voto popular. “El hecho de que no haya votos es lo más preocupante por la ausencia de democracia en Venezuela”, afirmó.

Sosa indicó que en Venezuela no habrá democracia si el sujeto no es el pueblo organizado que trabaje por el bien común. “A este sujeto deben responder instituciones que sirvan al pueblo, no que se sirvan del pueblo”.

Asimismo aseguró que los jesuítas están dispuestos a colocar todo lo que esté a su alcance para aliviar la angustia que viven los venezolanos. “Estamos obligados a buscar caminos democráticos para resolver los problemas del país. La angustia más grande de la Compañía de Jesús es la crisis humanitaria que estamos viviendo en Venezuela”, lamentó.

De igual manera invitó a que los venezolanos tengamos una Navidad sin insultos mutuos y que se consigan caminos comunes para solucionar los problemas. “El camino de la política es el camino de reconocernos como personas, con nuestras diferencias”, indicó.

“Presionar no significa tirar piedras, ni acudir a la violencia. La venganza nunca es la solución (…) No caigamos en la trampa de pensar que el que critica al gobierno defiende lo que hubo antes”, enfatizó.

Con respecto al tema del Arco Minero aseguró que no el camino y que los seres humanos estamos haciendo que el planeta tierra arriesgue su posibilidad de conservar la vida humana. “No es justificable anteponer razones ideológicas ante la vida de la persona humana. Si algo hace falta en el mundo, en su conjunto, es la reconciliación… entre nosotros, con la naturaleza”.