Cuatro directores de Pdvsa tienen cuentas pendientes con la justicia en el Reino Unido - Runrun
Lo último

Cuatro directores de Pdvsa tienen cuentas pendientes con la justicia en el Reino Unido

pdvsa.gif

DE LOS DIEZ DIRECTORES de la filial de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en Reino Unido, cuatro son objeto de procesos judiciales y otros simplemente ya no laboran en la estatal petrolera, según consta en el registro mercantil del país europeo.

Esta dependencia de Pdvsa existe desde 2016, lo que no debería sorprender porque ese país es una de las plazas económicas más importantes del mundo y también sede de empresas energéticas globales como la British Petroleum (BP). 

De acuerdo a los documentos que reposan en el Companies House, que es el registro mercantil británico, son directivos de Petróleos de Venezuela LTD, Eulogio Del Pino, Antón Castillo, Orlando Chacín, Jesús Luongo, Carlos Malpica (cuya fecha de nacimiento es diciembre de 1958), Ricardo Menéndez Prieto, Rodolfo Marco Torres, Wills Rangel, Aracelis Suez y un ciudadano húngaro llamado György Varga.

De la lista anterior destaca el nombre Del Pino, quien fue presidente de Pdvsa y ministro de Energía. Bajo su administración se abrió la filial británica. Es público y notorio que este ingeniero fue detenido el 30 de noviembre de 2017 por presuntos hechos de corrupción y hasta donde se conoce está recluido en los calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

El anuncio de la aprehensión del ex presidente de Pdvsa, la dio el fiscal general designado por la cuestionada Constituyente, Tarek William Saab, quien lo señaló de participar en la trama de corrupción que habría permitido desviar miles millones de dólares de las cuentas de la petrolera en los últimos años.

Saab acusó a Del Pino de irregularidades en Petrozamora que habrían afectado al socio Gazprombank Latin América. Lo señaló por la pérdida de 15 millones de barriles (entre 2015 y 2017), que se traducirían en 500 millones de dólares. También fue detenido por la presunta alteración de las cifras fiscalizadas de producción de crudo entre 2014 y 2017.

Del Pino fue apresado junto a Nelson Martínez, quien lo había sustituido como presidente de la estatal petrolera y exministro de Energía. El último murió estando bajo custodia del Estado venezolano en diciembre de 2018.

Pese a esta situación las autoridades de la petrolera han seguido presentando a Del Pino como director de la filial británica de la compañía ante los organismos reguladores del Reino Unido, como se pueden ver en los archivos del registro mercantil del país europeo.

Puras joyitas

Pero el caso de Del Pino no es el único. Están en una situación comprometida Antón Castillo Bastardo, Orlando Chacín Castillo y Jesús Enrique Luongo.

Entre finales de 2017 y 2018 Castillo Bastardo, Chacín Castillo y Luongo fueron acusados en Venezuela por su supuesta participación en distintos hechos de corrupción. 

A Antón Castillo Bastardo, quien fue presidente de Pdvsa Gas, el intervenido Ministerio Público lo relacionó con el desfalco por 100 millones de dólares que sufrió la compañía en la oficina de Colombia.

Orlando Chacín Castillo fue vinculado a irregularidades en la adquisición de vehículos durante su paso por la Presidencia de la Corporación Venezolana del Petróleo (CVP).

Jesús Enrique Luongo, ex director Interno y ex vicepresidente de Refinación, Comercio y Suministro de Pdvsa, fue imputado el 20 de marzo de 2018. Se le acusó de autorizar un contrato– a una compañía privada-para la venta de combustible a vehículos que la petrolera usaba en el Centro Refinador de Paraguaná con un de sobreprecio de más de 2.189.316,60%.

El fiscal general de la Constituyente aseguró que había desmantelado más de una veintena de tramas de corrupción en la estatal petrolera y que estaban tras las rejas más de un centenar de directivos y gerentes de la empresa desde 2017. Asimismo, Tarek William Saab calculó que alrededor de 15 millardos de dólares se habrían perdido por tramas de corrupción en Pdvsa, Cencoex (ente regulador de divisas) y la Banca Privada de Andorra.

Por su parte, la Asamblea Nacional ha cifrado en 11 millardos de dólares los daños que ha sufrido las arcas de la petroleras, durante la gestión de Rafael Ramírez, debido a las irregularidades administrativas y malos manejos durante los últimos tres lustros.

 

Los otros directivos

En cuanto al resto de los directivos de Pdvsa LTD, en el Reino Unido, también se han detectado irregularidades. Rodolfo Marco Torres, por ejemplo,no debería formar parte del grupo pues desde finales de 2017 se desempeña como gobernador del estado Aragua, en el centro del país. Este militar retirado consiguió un cargo en la petrolera porque se desempeñó antes como ministro de Finanzas.

No hay registro judicial sobre Carlos Malpica, quien es otro de los 10 directivos, según el CompaniesHouse. En la página de la dependencia del Reino Unido solo se señala que nació en diciembre de 1958.

Ricardo Menéndez Prieto y Wills Rangel, son actualmente directores externos de Pdvsa, según la Gaceta Oficial Nº 41.653 del 12 de junio de 2019, mientras que Aracelis Coromoto Suez, ex directora interna de la petrolera, ya no forma parte de la junta directiva de Pdvsa en Venezuela.

Una filial activa en un local de encomiendas

Petróleos de Venezuela LTD, tiene su sede en la ciudad inglesa de Manchester, y aunque la sucursal no registra actividad económica desde su creación, la casa matriz ha presentado cada año los documentos necesarios ante las autoridades británicas para mantenerla activa.

El 25 de abril de 2019 representantes de la petrolera presentaron los últimos balances, en ellos se informa que la compañía tiene 10 millones de acciones valoradas cada una en 100 libras esterlinas(121 dólares al cambio actual). Es decir, que está valorada en más de 1,2 millardos de dólares. Las cifras fueron exactamente igual a las presentadas en el período fiscal anterior.

Sin embargo, lo que llama la atención es que en los documentos se asegura que los recaudos fueron presentados por Del Pino o en su nombre, que está detenido. 

Otra cosa que destaca es que en la dirección donde supuestamente Pdvsa tiene su oficina, en el 132-134 de la calle Great Ancoats, aparentemente opera u operó una tienda de encomiendas, de acuerdo a la información disponible en Google Maps y verificada por otras aplicaciones para ubicar direcciones.

Transparencia Venezuela trató de contactar telefónicamente con esa empresa para saber si en el edificio había alguna oficina a nombre de Pdvsa, pero no consiguió ponerse en contacto.

Por su parte, en la filial británica de Transparencia Internacional consideran que estas inconsistencias suponen una demostración más de las fallas que permiten al Reino Unido convertirse en “el paraíso para el lavado de capitales” provenientes de actividades ilícitas como la corrupción o el narcotráfico. 

“Las autoridades venezolanas enviaron una información sospechosa, porque hay personas que ya no trabajan en la compañía y que siguen figurando como miembros de ella, pero el Gobierno británico falló en verificar esa información, para lo cual solo haría falta una búsqueda en Google”, explicaron desde la organización.

Lo anterior deja muchas dudas. ¿Cómo se explica que una empresa como Pdvsa no tenga mecanismos de control para verificar que los balances estén firmados por un persona presa por supuesta corrupción? ¿Cómo es posible que las designaciones de las filiales de Pdvsa en el exterior no sean del dominio público? ¿Quién presentó los balances de la filial a nombre de Del Pino? Estas irregularidades atentan contra los principios básicos de la administración pública y son muestra cómo el dinero del Estado no cuenta con los mínimos contralores.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios