La Prensa, autor en Runrun

Mar 29, 2021 | Actualizado hace 2 semanas
Gobierno viola derechos humanos contra presos políticos
Militares detenidos en Ramo Verde llevan un año incomunicados

Un año incomunicados tienen los militares presos políticos que están en las cárceles de Ramo Verde en Los Teques, Miranda, en el Centro Penitenciario de Occidente en Santa Ana, Táchira y en el Internado Judicial de Monagas (La Pica). Así lo informó Lilia Camejo, directora ejecutiva de Justicia Venezolana, ONG de Derechos Humanos (DD.HH) que contabiliza 140 militares presos políticos en el país, 35 se encuentran en grave estado de salud.

“Las visitas fueron suspendidas en marzo de 2020 a inicio de pandemia, sólo a mediados de octubre fue que se reanudaron en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), en Boleíta Caracas, pero los presos que están en La Pica, Santa Ana y Ramo Verde no han tenido contacto con sus familiares, sólo han tenido asistencia jurídica”, expresó. Comentó que esto está causando daños psicológicos a los privados y a sus hijos pequeños por la separación con sus padres.

Martha Tineo, coordinadora general de la ONG Justicia Encuentro y Perdón (JEP), indicó que las violaciones de DD.HH en el último año contra presos políticos han sido dantescas, sostiene que el hecho que un privado no tenga contacto con sus familiares representa que pasa hambre por días enteros. “En cualquier cárcel venezolana los presos dependen de que un familiar vaya y les lleve comida, medicamentos y agua potable. Hay sitios de reclusión que sólo permiten cinco litros de agua por privado, cantidad con la que se tienen que bañar, lavar su ropa, beber y les toca rendirla por una semana”, denunció.

Sostiene que los presos políticos y en plena pandemia han estado desamparados. Está ONG registra 320 presos políticos en el país hasta febrero de 2021, de los cuales 148 son civiles y 172 funcionarios de la Fuerza Armada, es decir el 48% de los casos que manejan son militares. “En el caso de los militares presos por razones meramente políticas les suele imputar el famoso delito de traición a la patria y se evidencia un nivel de saña contra ellos e incluso contra su familia. Hay familiares que han tenido que salir del país por persecución, porque para el Estado no basta con la detención de una persona sino también amenazan a su familia entera. Les allanan sus casas sin orden judicial. Conocemos del caso de esposas que han sido amenazadas y de madres maltratadas”, indicó.

El 10 de marzo, Marta Valiñas, Presidenta de la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos que investiga a Venezuela, informó que desde septiembre de 2020 cuando presentaron el primer informe sobre violaciones cometidas a gran escala que constituyen crímenes de lesa humanidad, las detenciones arbitrarias en el país han aumentado.

“Hay más de 100 casos de detenciones en las protestas desde septiembre. La Misión ha identificado 36 nuevos casos (8 mujeres y 28 hombres) de presuntas detenciones arbitrarias. Algunas de estas personas han sido acusadas bajo la Ley contra el Odio”, expresó en la sesión del Consejo de DDHH de la ONU.

Serie de faltas

Para las ONG’s la primera gran violación de DD.HH que se comete en Venezuela es que existan presos políticos. “En un país donde hay presos políticos hay una ruptura del Estado de derecho y de la democracia”, apuntó Martha Tineo coordinadora de JEP.

La segunda violación es la detención arbitraria. Privar de libertad a alguien por su opinión o actuación política es discriminación y viola la Constitución ytratados internacionales. “Estas personas luego que son detenidas la gran mayoría pasan lapsos de tiempo en donde se aplica desaparición forzada, pasan días sin que la familia conozca su paradero y sin derecho a la defensa, lo que representa una clara violación del debido proceso. Un grandísimo porcentaje de los detenidos son víctimas de torturas, tratos crueles, inhumanos o degradantes al momento de los interrogatorios”, comentó.

Posteriormente las mantienen detenidas sin lograr establecer su responsabilidad en los casos. “Eso convierte a la detención preventiva en una forma de castigo anticipada, porque en el Código Orgánico Procesal Penal prevalece el principio de presunción de inocencia. Todos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario. La privación de libertad es la excepción, y un tribunal dicta una medida de privativa de libertad sólo bajo determinados supuestos, pero la regla es que las personas pueda ser investigada en libertad, por la presunción de inocencia”, exclamó.

Resaltó que en Venezuela la justicia funciona al revés: “Acá se mete presa a la gente y después es que se averigua si cometió delito, se pena anticipadamente”. Indicó que las pruebas de estas arbitrariedades que comete el Estado se registran cuando luego de haber mantenido presa a una persona por años, la liberen como si nada.

La Misión de la ONU determinó que desde que inició 2021, han sido aplicadas 9 detenciones arbitrarias contra periodistas de medios independientes, para “silenciar a quienes informan sobre la realidad política y social en Venezuela”, reseñan.

Suspendido transporte de pasajeros hacia Táchira por repunte de COVID-19
Las salidas nocturnas de transporte interurbano del lunes fueron suspendidas

@laprensatachira

A partir de este lunes y hasta nuevo aviso, no habrá ingreso de unidades de transporte provenientes del interior del país hacia San Cristóbal, San Antonio del Táchira y todos los municipios que conforman la entidad andina.

La medida se toma en vista del repunte de casos de COVID-19 en todo el país. El viceministerio de transporte, a través de su encargado, Claudio Farías, oficializó la suspensión del transporte interurbano hacia el estado Táchira. Un total de 111.951 casos se han registrado en todo el territorio nacional desde el inicio de la pandemia.

Si bien en horas de la mañana solo se pensaba que era un rumor, ya en horas de la tarde, funcionarios del INTT confirmaron la orden ministerial. 

Destacó la fuente que si bien, al momento de la primera información, se sabía que venían buses en camino hacia el Táchira, estos serían los últimos en ingresar, pero que para salidas nocturnas este lunes, ya estaba suspendido el servicio. Se desconoce hasta cuando durará la medida.

Con información de La Prensa del Táchira

Pacientes de diálisis de Hospital del Seguro Social en Táchira en riesgo de morir
32 personas se ven afectadas por un aparato que no ha sido arreglado 

Un total de 32 pacientes de diálisis que cumplen tratamiento en el Hospital del Seguro Social estarían en riesgo, de muerte, luego que el motor de la ósmosis se quemara hace aproximadamente tres meses.

Este sistema es el encargado de llevar a las máquinas el agua purificada y libre de contaminantes para poder realizar la terapia, pero debido a la avería, los trabajadores de este centro de salud pasan el agua que viene directo de la tubería por un filtro de “carbón y arena para retirar algunas partículas”.

Un empleado del IVSS, quien prefirió resguardar su identidad, señaló que de no arreglarse este problema, pudiesen traerle complicaciones a corto y largo plazo a los pacientes que acuden a este lugar.

“Estamos esperando el dinero para la reparación y que de esta manera el aparato pueda funcionar de manera adecuada” dijo.

Dijo que el agua entra en contacto directo con la sangre, por lo cual este líquido debe ser ésteril y libre de cualquier contaminante, “porque la membrana por donde se hace la diálisis es permeable al agua y los solutos, y si está contaminada, puede pasar al torrente sanguineo y traerle al paciente una gran cantidad de complicaciones” acotó.

Control Ciudadano: El Estado es responsable de seguridad en áreas marítimas de Venezuela
Se conoció que la cifra de fallecidos del accidente ocurrido el pasado sábado 12, se elevó a 23

“El Estado es responsable de la seguridad humana en las áreas marítimas de Venezuela y por ello debe responder”, comunico la asociación civil Control Ciudadano sobre el naufragio en las costas de Güiria, donde fallecieron alrededor de 20 connacionales que intentaban dirigirse a Trinidad y Tobado, .

“Al día de hoy se desconoce el alcance de lo sucedido y las autoridades del Estado, mantienen hermetismo sobre el hallazgo e identificación de los fallecidos, encontrados en el mar e información de los restos del bote o botes encontrados, criminalizando el trabajo de periodistas y defensores de derechos humanos que han visibilizado la tragedia”, exponen a través de un comunicado.

Se conoció que la cifra de fallecidos por el naufragio ocurrido el sábado 12 en el Caribe se elevó a 23, informó la Fiscalía de Venezuela, que se encuentra investigando el hecho por delitos de tráfico y trata de personas.

A través de un mensaje en Twitter, el fiscal Tarek William Saab informó sobre la cifra y la detención del venezolano Luis Alí Martínez, quien “sería el dueño” de la embarcación que naufragó.

Saab señaló que hay seis personas más relacionadas con el caso y solicitó una alerta roja de Interpol para el ciudadano venezolano Alberto del Valle Abreu Cedeño.

Sobre este hecho, la asociación civil Control Ciudadano, recordó que la península de Paria, en Sucre, “se ha convertido en un portaviones de todo tipo de tráficos ilícitos, incluido el de personas, con un saldo doloroso de naufragios, con decenas de ahogados y desaparecidos en el último año”, agregan.

A través del comunicado, cuestionan el accionar que han ejercido las autoridades venezolanos sobre el caso; “mientras insistan en atacar las consecuencias de la migración, criminalizando a los denunciantes, se agravarán las condiciones en las que las personas cruzan las fronteras por tierra o por mar, para irse del país, en busca de una mejor opción de vida”, lamentan. 

¿Por qué se contagian de COVID-19 los médicos venezolanos?
José Félix Oletta, exministro de Salud, explica por qué en todo el mundo no hay tantos decesos en el sector salud relacionados al coronavirus como en Venezuela

El coronavirus se ha convertido en el enemigo número uno de los médicos, enfermeras y personal sanitario que hace vida en Venezuela. La lucha que han emprendido los especialistas en nuestro país va más allá de querer salvar a las demás personas de la COVID-19, pues el reto es salvarse a ellos mismos. En todo el mundo no hay tantos decesos dentro del sector salud relacionados al coronavirus. En ninguna parte del planeta hay tantos contagios a médicos y enfermeras. La pregunta que todo el mundo se hace es la de ¿por qué pasa esto?

Desde hace unos cinco años el país atraviesa una severa crisis sanitaria. La Federación Médica Venezolana (FMV) estima que en los hospitales hay una escasez de insumos que alcanza el 95%. En el 70% de los hospitales (siete de cada diez) hay problemas con el agua por tubería y en el 80% (ocho de cada diez) hay fallas con la distribución del jabón. Esto convierte a los centro públicos en focos de contagio y deja a los médicos como víctimas predilectas del coronavirus.

“Ha fallado la prevención”, dice el doctor José Félix Oletta, exministro de Salud en Venezuela, cuando se le pregunta el porqué hay tantos médicos infectados. “El Gobierno ha fallado en la distribución de materiales de bioseguridad. En lugares donde no hay ni mascarillas, cómo le pedimos al personal sanitario que se cuide”, es otra de las frases de Oletta.

El especialista recuerda cómo, hasta mediados del mes de junio, no se hizo la primera inversión seria al sector salud. Lo más indignante es que esta dotación llega por donaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), no por iniciativa gubernamental. “Han dejado desprovisto al sector sanitario. Eso pasa factura”, sentencia.

Sigue leyendo esta nota de Osman Rojas en La Prensa de Lara

Universidades de Lara sin presupuesto para mantenimiento
Una encuesta desarrollada  por el Observatorio de Universidades dice que solo el 35% de las casas de estudio cuenta con iluminación, mientras que los baños que funcionan solo abarca el 31%

Universidades de Lara tienen un vacío en la asignación de presupuesto desde hace más de cuatro años, lo que impide la inversión en la infraestructura y a su vez da rienda suelta al deterioro de las casas de estudios, golpeadas además por el abandono obligado debido a la cuarentena. Autoridades, docentes y estudiantes temen un colapso total de las sedes.

Rectores de la UCLA, UPEL y Unexpo detallan que de los recursos que les son asignados, solo alcanza para cancelar sueldos y salarios y algunos servicios básicos como agua, luz e internet, pero lo referente a mantenimiento de la infraestructura quedó en el olvido.

Techos con filtraciones, paredes agrietadas, baños clausurados y hasta paredes que por falta de mantenimiento se van derrumbando, son algunas de las consecuencias y pase de factura de la falta de presupuesto.

Rita Elena Añez, rectora de la Unexpo, señaló que hace dos años realizaron un inventario de las obras que requiere esa casa de estudios y el cual fue enviado a la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU), pero hasta la fecha no han recibido una respuesta. “Desde el 2015 hemos enviado cinco presupuestos sobre la planta física, pero no hay asignaciones”, apuntó Añez.

Blanca Terán, presidenta de la Asociación de Profesores de la UPEL (Aproupel) comentó que las casas de estudios se han convertido en una institución solamente para “pagar nómina, porque el presupuesto para las demás necesidades, en especial la infraestructura, no han llegado”.

Añadió que la UPEL está muy golpeada porque desde el año 2007 aproximadamente comenzaron a limitar las asignaciones de recursos y con el pasar de los años lo que iba llegando cada vez era menos.

Una encuesta desarrollada por el Observatorio de Universidades (OBU), arrojó que el deterioro de las condiciones de trabajo es afectado por la infraestructura lo que a su vez incide de forma negativa en el proceso enseñanza aprendizaje. También destacó que solo el 35% de las universidades cuenta con iluminación, mientras que los baños que funcionan solo abarca el 31%.

Terán explicó que el presupuesto es tan limitado que ni siquiera pueden hacer mantenimientos de las diversas áreas internas de la universidad, pues los trabajadores no cuentan con las herramientas e insumos necesarios para labores. “La planta física de la UPEL es amplia y para eso se necesita presupuesto, pero lo que llega no alcanza”.

Se las ingenian

De acuerdo al OBU, estas carencias han sido denunciadas en un 60% por la población estudiantil, tanto así que a ellos mismos les ha tocado asumir responsabilidades que no les corresponden, como por ejemplo, meterle el pecho a labores de mantenimiento para que las casas de estudio no se continúen deteriorando.

Héctor Bogado, miembro del Movimiento Estudiantil de la Unexpo, dijo que las universidades firman convenios con empresas privadas para solventar el tema de la infraestructura que desde el 2016 no llega el presupuesto, pero aseguró que aun así eso no es suficiente, pues ellos estiman que no se cubre ni siquiera un 30% de las necesidades.

Universidades de Lara sin presupuesto para mantenimiento
Los recursos solo alcanzan para cancelar sueldos y salarios y algunos servicios básicos como agua, luz e internet

Universidades de Lara tienen un vacío en la asignación de presupuesto desde hace más de cuatro años, lo que impide la inversión en la infraestructura y a su vez da rienda suelta al deteriorode las casas de estudios, golpeadas además por el abandono obligado debido a la cuarentena. Autoridades, docentes y estudiantes temen un colapso total de las sedes.

Rectores de la UCLA, UPEL y Unexpo detallan que de los recursos que les son asignados, solo alcanza para cancelar sueldos y salarios y algunos servicios básicos como agua, luz e internet, pero lo referente a mantenimiento de la infraestructura quedó en el olvido.

Techos con filtraciones, paredes agrietadas, baños clausurados y hasta paredes que por falta de mantenimiento se van derrumbando, son algunas de las consecuencias y pase de factura de la falta de presupuesto.

Rita Elena Añez, rectora de la Unexpo, señaló que hace dos años realizaron un inventario de las obras que requiere esa casa de estudios y el cual fue enviado a la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU), pero hasta la fecha no han recibido una respuesta. “Desde el 2015 hemos enviado cinco presupuestos sobre la planta física, pero no hay asignaciones”, apuntó Añez.

Blanca Terán, presidenta de la Asociación de Profesores de la UPEL (Aproupel) comentó que las casas de estudios se han convertido en una institución solamente para “pagar nómina, porque el presupuesto para las demás necesidades, en especial la infraestructura, no han llegado”.

Añadió que la UPEL está muy golpeada porque desde el año 2007 aproximadamente comenzaron a limitar las asignaciones de recursos y con el pasar de los años lo que iba llegando cada vez era menos.

Una encuesta desarrollada por el Observatorio de Universidades (OBU), arrojó que el deterioro de las condiciones de trabajo es afectado por la infraestructura lo que a su vez incide de forma negativa en el proceso enseñanza aprendizaje. También destacó que solo el 35% de las universidades cuenta con iluminación, mientras que los baños que funcionan solo abarca el 31%.

Terán explicó que el presupuesto es tan limitado que ni siquiera pueden hacer mantenimientos de las diversas áreas internas de la universidad, pues los trabajadores no cuentan con las herramientas e insumos necesarios para labores. “La planta física de la UPEL es amplia y para eso se necesita presupuesto, pero lo que llega no alcanza”.

Se las ingenian

De acuerdo al OBU, estas carencias han sido denunciadas en un 60% por la población estudiantil, tanto así que a ellos mismos les ha tocado asumir responsabilidades que no les corresponden, como por ejemplo, meterle el pecho a labores de mantenimiento para que las casas de estudio no se continúen deteriorando.

Héctor Bogado, miembro del Movimiento Estudiantil de la Unexpo, dijo que las universidades firman convenios con empresas privadas para solventar el tema de la infraestructura que desde el 2016 no llega el presupuesto, pero aseguró que aun así eso no es suficiente, pues ellos estiman que no se cubre ni siquiera un 30% de las necesidades.

“Los techos de eléctrica, mecánica y metalúrgica son los más deteriorados, hay muchas filtraciones. Mientras que la sala de estudio no cuenta con iluminación” dijo Bogado.

En la UCLA, los estudiantes a pesar de la cuarentena social, han organizado jornadas de limpieza de algunos espacios para poder rescatarlos porque el abandono durante estos meses para el mantenimiento por parte del gobierno ha sido total.

Monseñor Mario Moronta: Con totalitarismo y militarismo no existe paz
El religioso considera que la única vía para salir de la crisis es un cambio en la dirección del país

 

La verdadera crisis en Venezuela es de tipo moral y humano. Así lo refirió en entrevista con La Prensa de Lara monseñor Mario Moronta, vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), al señalar que el país está sumergido en una emergencia humanitaria a la que el oficialismo y la oposición no han sabido dar respuestas. El también Obispo de San Cristóbal considera que la única vía para ver mejoras es con un cambio en la dirección del país, pues asegura que con totalitarismo y militarismo no hay camino hacia la paz.

La Iglesia se ha manifestado por un cambio en el país, ¿Cómo puede darse con un gobierno que tiene control de las instituciones y una oposición que está fragmentada?

Los mensajes de la Iglesia han sido claros en este sentido: no se puede dar un cambio con este sistema de gobierno. Es necesario un reconocimiento de que se necesita un cambio en la dirección del país. Con totalitarismo y militarismo no se puede construir la paz ciudadana. Es necesario que se dé el cambio en el sistema de gobierno y este termine de escuchar el clamor de la gente.

¿Cree que el gobierno de Maduro sigue escondiendo la crisis al otorgar bonos como el petroaguinaldo?

No hay peor ciego que quien no quiere ver. Decir que no hay crisis es querer tapar el sol con un dedo. No es con dádivas como se va a salir de la crisis ni se va a fortalecer la dignidad del ser humano tan golpeada. Considero que los bonos y las dádivas son para tranquilizar a la gente; pero en el fondo no alcanza para nada.

¿Se aprovecha el chavismo del caos generalizado en Venezuela?

Toda la dirigencia del país se aprovecha de lo que está pasando. Son pocos los que de verdad piensan en la gente y en su dignidad.

¿Ante la emergencia humanitaria cree que la oposición ha estado a la altura de la situación?

La oposición ha hecho su trabajo. Pero no termina de mostrar dos cosas importantes: la unidad interna (y no la búsqueda de puros intereses y conveniencias) y su cercanía a la gente. Hay un serio divorcio de la oposición con el pueblo. A este no hay que buscarlo sólo para las marchas y para las elecciones.

Sigue leyendo esta entrevista de Ágatha Reyes en La Prensa (Lara)