Crónica Uno, autor en Runrun

Cronica.Uno

Milicianos usan parque recreacional de Montalbán como campo de entrenamiento militar

LAS INSTALACIONES DEL PARQUE RECREACIONAL Leonardo Ruiz Pineda, ubicado en Montalbán, no solo corren el riesgo de ser invadidas para la construcción de viviendas; actualmente son utilizadas por miembros de la Milicia Bolivariana como campo entrenamiento militar.

La denuncia la hicieron los vecinos de la urbanización durante una protesta pacífica realizada este lunes 2 de septiembre frente al parque. Aseguraron que en el sector El Tanque pueden apreciarse las áreas en las que los milicianos son entrenados. En el lugar habría hasta un polígono de tiro.

Además de alertar sobre el uso del espacio recreativo y deportivo con fines militares, rechazaron una la posible construcción de viviendas. Aseguraron que ha habido intentos de invasión, que ya hay personas habitando en el lugar y que impedirán, como comunidad organizada, la ejecución de cualquier proyecto habitacional.

Foto: Luis Morillo

Derrame de hidrocarburo desde Planta Centro afecta costas de Carabobo y Falcón

DEBIDO A LA FALLA ELÉCTRICA QUE DEJÓ AL PAÍS A OSCURAS EL LUNES PASADO, las bombas de los tanques de Planta Centro dejaron de funcionar por lo que se filtró el fueloil afectando las playas ubicadas en el sector Palma Sola en el municipio Juan José Mora del estado Carabobo y costas del estado Falcón.

La información se conoció de forma extraoficial a través de fuentes de Planta Centro, termogeneradora más grande de Venezuela. La empresa no había acudido a la zona afectada, solo pidió apoyo a las cuadrillas de mantenimiento de la Refinería El Palito, que este viernes iniciaron los trabajos de limpieza, con nueve personas, mientras esperaban la llegada de la maquinaría pesada para poder remover los desechos.

En Carabobo se ven afectadas 3,3 kilómetros de costa. Mientras que los pescadores señalan que la marea ha arrimado el hidrocarburo hasta las playas de Tucacas en el estado Falcón.

Más información en CrónicaUno.

Solo Venezuela y Haití registran casos de difteria en el continente durante 2019

DURANTE LOS PRIMEROS SEIS MESES del año, Venezuela y Haití fueron los dos países del continente americano en los que se confirmaron casos de difteria: 147 en Venezuela y 6 en Haití, para un total de 153.

La información la da a conocer la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en su ultima actualización sobre la difteria que abarca hasta la semana epidemiológica número 25 (última semana de junio) del presente año.

La OPS indica que en lo que va de año se han registrado 397 casos sospechosos: 324 en Venezuela, 70 en Haití y 3 en Colombia.

La epidemia de difteria en Venezuela comenzó en 2016 y hasta la última semana de junio, según el organismo multilateral, se confirmaron 1.721 casos: 27 en 2016, 472 en 2017, 1.075 en 2018 y 147 en 2019.

Sigue leyendo esta nota de Erick Mayora en Crónica Uno

EL 4 DE JUNIO PASADO, diez días antes de la denuncia de presunta corrupción con fondos para atender a militares venezolanos en Cúcuta, la plenaria de la Asamblea Nacional se dio el mandato de “solicitar la construcción de los mecanismos de veeduría y contraloría, sobre la cooperación internacional, a fines de garantizar su transparencia e independencia”.

Al día siguiente, el 5 de junio, la ONG Transparencia Venezuela solicitó formalmente a la Asamblea Nacional y a su presidente Juan Guaidó, también presidente encargado de la República, (según el Art. 233), proceder con la designación de un Contralor Especial que audite los recursos manejados por los funcionarios designados por Guaidó, con autorización de la plenaria o en uso de sus atribuciones directas, tanto para cargos administrativos como políticos o diplomáticos en el exterior.

El 15 de junio, a raíz del escándalo de Cúcuta, el partido Primero Justicia, cuyo coordinador nacional, Julio Borges, es el representante de Juan Guaidó ante el Grupo de Lima, solicitó designar un contralor general especial “que adelante investigaciones, derrote la opacidad y garantice la transparencia del ejercicio del Poder Público”.

El 18 de junio, cuatro días después de la denuncia de presunto desvío de fondos privados para la atención de los militares venezolanos en Colombia, la plenaria acordó crear una comisión especial encargada de hacer seguimiento a la cooperación internacional en materia de ayuda humanitaria. Ese mismo día se acordó conformar una comisión que deberá presentar un proyecto de procedimiento para la designación de un contralor especial.

Los mecanismos de veeduría sobre la cooperación internacional no han sido construidos, el proceso para designar al contralor especial no ha comenzado, y ninguna de las dos comisiones mencionadas se ha instalado.

Peligros inminentes

Desde que Guaidó asumió como presidente encargado, el pasado 23 de enero, la plenaria de la Asamblea Nacional le ha autorizado para designar a 38 representantes diplomáticos, un procurador general especial, tres directivas ad hoc para empresas del Estado y un presidente para el Centro de Comunicación Nacional. Además, Guaidó designó a dos militantes de VP (Rossana Barrera y Kevin Rojas), para atender a los militares en Cúcuta.

Ninguno de estos nombramientos fue sometido a debate público. En los casos que correspondió, las comisiones parlamentarias aprobaron los nombramientos sin invitar a la prensa y sometieron las listas de nombres o los informes respectivos a la aprobación de la plenaria, sin debate. En el ínterin, por decisión de los gobiernos de Estados Unidos y de Colombia, los fondos de las empresas Citgo, Pdvsa Holding y Monómeros Colombo Venezolanos, pasaron a manos del gobierno encargado de Venezuela a través de sus juntas administradoras ad hoc.

La directora de Transparencia Venezuela, Mercedes De Freitas, advirtió sobre la existencia detres peligros inminentes, como consecuencia de la falta de claridad en los nombramientos y de la falta de información sobre el manejo de los fondos: primero, el riesgo de que se presenten otras denuncias de supuestos desvíos como la de Cúcuta. Segundo, el riesgo de que se normalice la falta de transparencia en las designaciones de funcionarios, contrario a lo que establece la Constitución. Y tercero, el que no quede lo suficientemente claro que tales nombramientos son temporales y cesarán cuando se restituya la democracia y el Estado de Derecho.

A medida que pasan los días y los diferentes funcionarios designados manejan fondos públicos sin que sobre ellos exista ningún tipo de contraloría, en esa misma medida aumenta el riesgo de corrupción.

“Creemos que un contralor especial puede hacerse cargo del seguimiento a la transparencia de las actuaciones de los designados: ¿cómo se sostienen los representantes diplomáticos que no reciben recursos del Estado? ¿En qué sede están operando, quién la presta? ¿Hay conflicto de intereses? En el caso de estas directivas de Citgo o Monómeros, ¿cómo cubren sus gastos? Ellos están manejando fondos públicos, ¿cuáles son los criterios? No sabemos por ejemplo si tienen sueldos. El país tiene que saber si estas personas perciben un salario o si todas son voluntarias. Si se presentó ya el escándalo de Cúcuta, me temo que también puede venir otro escándalo por esta vía”, alertó.

Con respecto a la poca información sobre los criterios para la designación de estos funcionarios, De Freitas pide transparencia: “Aunque no me quiero meter a fondo en los procesos de selección, porque no lo he estudiado, creo que se ha hecho a dedo, que ha habido una negociación entre partidos porque veo personas ligadas a partidos. Se supone que hay una junta de intervención que maneja Monómeros. No sabemos cómo eligieron a esas personas. No sabemos cómo eligieron a las personas que dirigen Citgo. Nosotros decimos que esas personas fueron designadas sin los procesos públicos que se deben aplicar. Los argumentos que puedan existir para ello, por ejemplo el riesgo de persecución o las amenazas, no los exime de rendición de cuentas”.

Y por último, considera imprescindible que se entienda que todas estas designaciones son temporales: “Que esas personas sepan que cuando retomemos la democracia, tendrán que renunciar porque se abrirán concursos para la designación conforme a la Constitución. Se entiende que son voluntarios, pero debe quedar claro que su escogencia en este momento no conlleva la acumulación de privilegios, o que luego estas personas quieran quedarse en los cargos”.

El contralor especial

Mercedes de Freitas explicó que la propuesta de designación de un contralor especial, que ya era necesaria para el momento en que fue presentada por Transparencia Venezuela, se volvió urgente tras la denuncia de Cúcuta.

“Necesitamos a una persona que defina las normas, los criterios, los procesos, para el manejo de los fondos que tiene en su mano el gobierno interino. Un contralor especial que sepa cuántos recursos maneja el gobierno interino, cómo los maneja, dónde están los fondos. Uno puede entender que por seguridad, en esta coyuntura, cierta información tenga que permanecer confidencial, pero que por lo menos el contralor sepa y pueda participar o supervisar el manejo probo de esos recursos, apegado a estándares internacionales”, señaló.

Aclara que dado el esquema de persecución política aplicado desde la administración Maduro, este funcionario tendría que radicarse en el exterior y sus competencias estarían restringidas a lo que efectivamente pueda controlar a distancia y haciendo uso de las nuevas tecnologías, porque “ese funcionario no tendrá cómo hacer una investigación o citar a un funcionario o auditar una cuenta en Minerven, en Pdvsa, o en un ministerio”. En cambio, sí puede solicitar información a los demás funcionarios nombrados por el gobierno interino.

Explicó que este contralor especial sería designado con todos los parámetros establecidos en la Constitución y la Ley Orgánica de la Contraloría, por la Asamblea Nacional, y sería autónomo e independiente tanto del Parlamento como del Ejecutivo.
Atribuciones y tareas urgentes

En la comunicación remitida a la Asamblea Nacional, Transparencia Venezuela propone que las atribuciones especiales de este contralor sean:

“Gozar de autonomía funcional para vigilar y fiscalizar los ingresos, gastos y bienes públicos de Venezuela en el exterior. Exigir la publicación de las decisiones y operaciones de los organismos públicos en el exterior, sujetos a su control. Recibir los informes trimestrales de todos los órganos y entes designados en el exterior. Iniciar investigaciones sobre eventuales irregularidades. Dictar medidas y sanciones para la protección de los recursos en el exterior. Velar por la erradicación de los conflictos de interés. Y publicar la información sobre el manejo de los bienes de Venezuela en el exterior cuando se goce de seguridad jurídica y solidez institucional”.

Entre las tareas urgentes, que a juicio de Transparencia Venezuela, debe cumplir este contralor especial, destacan:

“Dar a conocer los datos detallados del personal, bienes y recursos públicos que pasen a custodia del gobierno interino. Dar a conocer los apoyos económicos y facilidades recibidas para el cumplimiento de esas funciones. Informar cuáles representantes del gobierno interino en el exterior actúan en calidad de voluntarios y quiénes no. Informar de dónde provienen los recursos para financiar gastos relacionados con la actividad de cada uno de los representantes. Velar por que los funcionarios nombrados no reciban regalos, apoyos ni facilidades que susciten conflictos de interés. Garantizar que no acepten obsequios sin normas ni registros”.

 
Conferencia Episcopal exige investigación de trata de personas en zonas fronterizas

LA COMISIÓN DE JUSTICIA Y PAZ y Cáritas de la Conferencia Episcopal de Venezuela expresaron su preocupación ante los recientes casos de venezolanos desaparecidos entre Güiria, estado Sucre, y Trinidad y Tobago, que se vieron obligados a irse del país por la crisis.

Señalaron —en un comunicado— que se reunieron con familiares de las 28 personas que desaparecieron durante el naufragio, el pasado 23 de abril, en el paso de Boca del Dragón entre Güiria y Trinidad. Alertaron que quienes se ven obligados a irse del país son muy vulnerables a convertirse en víctimas de las redes de trata de personas.

La mayoría de las personas desaparecidas en este hecho fueron mujeres contactadas por personas que les ofrecieron trabajo y mejores condiciones de vida en la isla. A esto se une la desaparición de otra embarcación en el mes de mayo, también con un grupo importante de personas, reza el comunicado.

Por esta razón exhortaron a las autoridades del Poder Público a investigar, perseguir, procesar y condenar a quienes integran las redes de trata de personas en las zonas fronterizas del país y a garantizar a los familiares de las víctimas el acceso a los cuerpos de seguridad del Estado.

El 16 de mayo también desaparecieron 32 personas que viajaban en un bote desde Güiria a Trinidad. El capitán de la embarcación fue el único sobreviviente y escapó de un hospital de Granada, luego de que se confirmara que presentaba antecedentes por trata de personas. Hasta el momento no se han encontrado rastros de naufragio.

 

*Vea la nota completa en CrónicaUno

OIM: Más de 80 venezolanos murieron o desaparecieron en el mar Caribe

LA ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL PARA LAS Migraciones (OIM) indicó que más de 80 venezolanos murieron o desaparecieron en el mar Caribe en los últimos dos meses en tres naufragios.

La OIM expresó que el primer bote se volcó el 23 de abril y el segundo el 16 de mayo, ambos en dirección a Trinidad y Tobago, y se calcula que entre 51 y 67 refugiados y migrantes venezolanos desaparecieron.

El tercer barco, dirigido a Curazao, desapareció el 8 de junio. Al menos 21 venezolanos siguen desaparecidos, con pérdidas totales que aumentan posiblemente a 32.

El portavoz de la OIM, Joel Millman, denunció el aumento interanual de venezolanos fallecidos cuando viajaban hacia islas fronterizas o vecinas.

“El año pasado contamos 18 muertos en el Caribe. A finales de esta semana son 143, una cifra casi 10 veces superior a las fatalidades que sufrimos el año pasado”, indicó Millman.

Según testimonios de sobrevivientes y familiares de los venezolanos desaparecidos estos viajes son organizados por contrabandistas.

Los traficantes de migrantes aprovechan la vulnerabilidad de los venezolanos para ofrecer viajes en embarcaciones sobrecargadas e inadecuadas.

“La OIM lamenta profundamente las muertes y desapariciones de tantos ciudadanos venezolanos”, dijo Marcelo Pisani, director regional de la OIM para América Central, América del Norte y el Caribe.

Sigue leyendo esta nota en Crónica Uno

Un miliciano muerto y otro herido por explosión de transformador en subestación eléctrica en Aragua

LA EXPLOSIÓN DE UN TRANSFORMADOR ubicado en la subestación eléctrica Cagua-Santa Cruz, en la carretera que conecta a los municipios Sucre y Lamas del estado Aragua, dejó un muerto y un herido por quemaduras.

Las víctimas son dos milicianos que se presumen realizaban labores de resguardo de la subestación. El primero fue identificado como MC2 José Leonardo Armas. Ingresó sin signos vitales al hospital Militar de Maracay Elbano Paredes Vivas.

El herido, otro miliciano, quedó identificado como MC1 Yunior Carreño, ambos adscritos al Área de Defensa Integral 442 Tucutunemo, que agrupa a los Municipios Libertador, José Ángel Lamas, Sucre y Zamora del estado Aragua.

Más información en CrónicaUno.

5  de los 8 billetes del cono monetario no compran nada

OCHO MESES FUERON MÁS QUE suficientes para que los billetes del nuevo cono monetario perdieran tanto valor de compra que la población, los comerciantes y los transportistas se niegan a recibirlos. Los billetes de más alta denominación —500, 200 y 100 bolívares— solo pueden comprar entre 0,4 y 1,3 % de lo que compraban en agosto de 2018, cuando fueron puestos en circulación.

Cinco de los ocho billetes que conforman el cono monetario no compran ningún producto. Las monedas —de 1 y 0,5 bolívares— son prácticamente inexistentes y su circulación fue tan restringida que es poco probable que alguien tenga una.

El cono anterior tardó unos ocho años en perder su valor y convertirse en materia prima para hacer origami. En contraste, menos de un año se necesitó (debido a la hiperinflación) para que los billetes de 2, 5,10, 20 y 50 bolívares, que nacieron con el apellido «soberano», sean objeto de rechazo por el grueso de la población y seguramente falta poco para que se empiecen a ver carteras y monederos hechos con ellos.

Sigue leyendo este trabajo de Reymar Reyes en Crónica Uno