Carlos Dorado, autor en Runrun

#Opinión Residencia para los Estados Unidos, por Carlos Dorado

visa

 

Por Carlos Dorado

[email protected]

 

A raíz del artículo que escribí el domingo pasado: “Carta de un emigrante”; esta semana recibí un email que  merece la pena compartirlo con Ustedes, tanto por su contenido tan real, como por el hecho de que lo escribe un venezolano que vive en USA; quien se casó con una americana por amor, y debe  ir a la entrevista  para obtener la residencia. A continuación reproduzco el mensaje:

“Esta semana mi novia americana de varias generaciones y yo, tenemos la entrevista  para obtener la residencia; en la cual, un Agente del Gobierno que jamás en su vida ha cruzado palabras con ninguno de nosotros, va a intentar descifrar si nuestra relación está basada en amor o en conveniencia.

El hecho de que dos personas de distintas nacionalidades se encuentren, se gusten y decidan tratar de pasar el resto de la vida juntos, parece que es un escenario  extraño en un mundo supuestamente globalizado. A pesar de que  la mayoría de las relaciones exitosas que conozco, están formadas por dos personas de distintos entornos. Lo diferente siempre llama la atención, y los polos opuestos se atraen.

Pero independientemente de esto, para poder vivir juntos en Estados Unidos, una autoridad debe decidir si hay amor o no, por el hecho de que  según el Departamento de Inmigración; actualmente aproximadamente un 30% de los casamientos anuales son para conseguir el deseado estatus legal, creando así una nube de sospechas sobre todos los demás, y  poniendo en duda el verdadero amor e intenciones  del otro 70% que sí están enamorados. ¡Como siempre la inmoralidad de algunos termina castigando a la mayoría!

Quizás la culpable de todo esto no sea otra que la misma sociedad moderna, que decidió dejar los valores a un lado, y donde el fin justifica los medios, y si hay que casarse para después divorciarse, y así poder quedarse en esta tierra; el 30% están dispuestos a hacerlo, y existe toda una estructura legal que ayuda y vive de estos procesos ilegales.

Qué tremenda responsabilidad para ese funcionario que en una entrevista debe determinar si estamos enamorados o no. Necesitaría ser psicólogo, justo y ecuánime. Variables difíciles de conseguir en la mayoría de los ciudadanos. 

Hemos preparado todos los documentos: fotos, cuentas en conjunto, viajes que hemos hecho, y cualquier tipo de documento que le pueda demostrar que nos une un gran  amor.       

 Pero te confieso que estoy muy nervioso, porque si fuese por conveniencia quizás el abogado nos prepararía: qué decir, cómo responder, y cómo comportarnos. Algo así como el actuar en una película, que dura el tiempo de la entrevista, mientras nosotros tenemos que ser nosotros mismos. ¡Rezamos para que nos toque una mujer! ya que dicen que ellas tienen un sexto sentido, e intuyen mejor que los hombres, cuando están en presencia de un verdadero amor.

 Si nos la niegan, no sé qué vamos a hacer: ¿Separarnos? ¿Obligarla a ella a venir a  Venezuela, cuando nos conocimos y nuestra vida está aquí? ¿Irnos a otro país? ¿Quedarme ilegal? Estamos nerviosos, estamos durmiendo mal, y tratamos de prepararnos para lo peor, mientras  estamos escuchando más de lo habitual  la canción de nuestra boda “Home is wherever I’m with You”. (El hogar es en cualquier sitio que esté contigo).

Por favor deséame suerte, ya que encontré aquí un amor, un hogar, y como tú dices en tu artículo, sólo me faltaría encontrar un país; pero dependo de una tercera persona que determine que estamos enamorados para encontrarlo”

 

Feb 26, 2017 | Actualizado hace 3 años
Carta al Sr. Oscar García Mendoza, por Carlos Dorado

Italcambio

Por Carlos Dorado [email protected]

 

Estimado Sr. Oscar García:

No tengo el placer de conocerlo personalmente, y sólo sé que fue  presidente del Banco Venezolano de Crédito hasta hace unos años, y un profesional muy destacado en el sector financiero y económico. Inclusive, en el pasado fue articulista de “El Universal”, y solía leerlo regularmente por su claridad y valentía en muchos de sus planteamientos.

Lo tenía, y lo sigo teniendo por un persona seria, por eso me sorprendió mucho cuando me enviaron un Twitter suyo emitido públicamente el día 03 de febrero; que copio textualmente: “El guiso de las casas de cambio de la frontera demuestra enorme imaginación, impúdica desenfrenada y corrupción extrema. Súper vagabundos”.

Me imagino que siendo Italcambio la líder del mercado de Casas de Cambio, con 67 años de fundada, y con 45 agencias – la mayor presencia a nivel nacional -, de las cuales hay 7 en los estados venezolanos fronterizos con Colombia (4 agencias en el Zulia, y 3 en San Antonio del Táchira); se estaba refiriendo a mí con lo de “guisadores”, “corruptos” y “vagabundos”. ¿O me equivoco? Si es así, le agradezco que lo aclare públicamente, y en caso de que esté en lo cierto, sería mucho más honesto hacia sus seguidores y hacia mi persona, que hubiese puesto directamente mi nombre y apellido, para que no tengamos que hacer ejercicios de imaginación o deducción.

Pero no sólo me sorprendió su Twitter, sino que también me llamó mucho la atención el hecho de que Ud., ni siquiera me conoce, ni se tomó la molestia de hacer una pequeña averiguación, o pedirme explicaciones antes de hacer tan peyorativas y graves acusaciones.

Quizás se sienta con el derecho de juzgar y condenar de forma tan ligera. Siento mucho, que no haya hecho lo mismo cuando hace doce años le decomisaron a mi representada injustamente dos millones y medio de Dólares, o cuando de un solo plumazo me intervinieron y liquidaron “Italbursatil Casa de Bolsa”, una de las más importantes del país ¿Será que Ud. es más ligero condenando, que defendiendo?

Sr. Mendoza, llevo 40 años trabajando incansablemente, desde que vivía en la pequeña habitación de una pensión en la zona del Cementerio decidí ser empresario, y comencé a patear calle sin descanso, trabajando de sol a sol, construyendo ladrillo a ladrillo, abriendo la “santa-maría” todos los días, sin descanso y con mucha pasión. Porque si algo debo agradecer a mis padres que eran gallegos, fue esa pasión por el trabajo y la responsabilidad que me inculcaron, y aunque me criaron lejos del Country Club (creo que Ud. se crio ahí), y mi casa era una habitación de 8 metros cuadrados, tuve “un hogar” donde respiré principios y ejemplos.

Unos principios que ahora Ud., pretende pisotear en forma ligera y públicamente, y que por respeto a mis padres que se dejaron la piel por pagarme un colegio, una educación; a mis hijos a quienes les sacrifiqué  muchas horas de compartir con ellos por asumir mi responsabilidades empresariales, y a mi país que me dio todo y en el cual sigo viviendo, invirtiendo y trabajando muy duro, sin atajos, sin corruptelas y sin vagabunderías; le pido con la mayor humildad Sr. Oscar Mendoza; que no se equivoque, y me respete para que lo respete.

Como firme creyente del diálogo y el respeto, si Ud. tiene alguna duda de mi trayectoria, de mi carrera empresarial, y mis principios, y desea alguna aclaración, pídamela; que aunque no tengo ninguna obligación de dársela, lo haría con mucho gusto.

Atentamente;

[email protected]

Oct 16, 2016 | Actualizado hace 3 años
¡El dólar de la frontera!, por Carlos Dorado

Dolarización0

[email protected]

 

Mi país me duele, y más allá de la ideología política de cada uno, hay toda una población cuyo bienestar debe prevalecer sobre el interés de unos pocos;  y no puedo dejar de mencionar una situación generada por un grupo de incalificables, que nos pueden llevar a una crisis cambiaria y económica sin precedentes.

¿El que tiene unos dólares y va a venderlos, qué busca? La tasa de cambio más alta posible, que le permita recibir la mayor cantidad de bolívares por sus dólares, y buscará cualquier página o marcador que justifique sus aspiraciones.

Esta pregunta tan simple, responde al por qué las casas de cambio de la frontera venezolana no compran divisas y están prácticamente inactivas, (a la fecha quedan dos o tres), mientras que en Cúcuta hay 3.400 casas de cambio vendiendo grandes sumas.

Es grave, que las mismas no sean reconocidas por el Banco Central de la República de Colombia,  y que haya  3.000 que ni siquiera están supervisadas, las cuales tan sólo tienen un registro de comercio en Colombia, y sobre ellas no hay ningún tipo de control a nivel de prevención de legitimación de capitales, y lavado de dinero.

Pero lo verdaderamente dramático, es que desde hace unas semanas, se pusieron de acuerdo, para convertirse en los que fijan la tasa del Bolívar/Dólar, y llevar a toda Venezuela a una hiperinflación, con las graves consecuencias que acarrearía esto en nuestra población.

En el año 2005, las autoridades colombianas en forma muy inteligente, y para defender sus intereses nacionales emitieron la resolución 8,  la cual autorizó a estos cambistas de la frontera a establecer una tasa de cambio diferente a la oficial del Banco Central de Colombia, conocida como T.R.M (Tasa Representativa de Mercado), que al día en que estoy escribiendo este artículo, está a 2.913 Pesos por Dólar.

Tomando en cuenta esta tasa oficial, y la de Dólar Today de 1090, la tasa máxima del Peso/Bolívar debería ser de 2,67 Pesos por Bolívar. ¿A cómo la tienen las casas de cambio en Cúcuta? A 2 Pesos por Bolívar. ¿Qué quiere decir esto? Que si  agarran un millón de dólares, lo cambian  a pesos en el mercado oficial de Colombia, y esos pesos los venden en Cúcuta, y con esos bolívares que reciben lo cambian a dólares en el mercado ilegal o paralelo venezolano, ganan nada menos que 344,036 dólares.

¿Qué significa lo anterior? Que ellos cuanto más bajan la tasa Peso-Bolívar, más ganancia obtienen, llegando al descaro el día miércoles, siendo un día feriado donde no hay mercado cambiario, de abrir a 2, y al mediodía ponerla a 1.85. En otras palabras; abrieron a 1,456 Bs/$ y al mediodía lo llevaron a 1.574,59, o sea en un día feriado, unos cuantos cambistas en Cúcuta, sin control alguno, devaluaron nuestra moneda en 118,59 Bs. por Dólar. ¡Qué país  puede aguantar esto! Como premio, le hemos vendido millones de litros de gasolina a precios casi regalados.

Si nuestras autoridades no emiten una resolución como la “8” de ellos, que nos permita competir en igualdad de condiciones, y no comenzamos a venderle  nuestra gasolina a precios internacionales en Pesos en la frontera, que nos generen recursos para usarlos en el mercado cambiario; estaríamos permitiendo que un grupo de empresas en Cúcuta, sin ningún tipo de control, sigan obteniendo a costa nuestra grandes ganancias, y para colmo de males se conviertan en los marcadores de nuestra tasa cambiaria, y nos terminen subiendo el Dólar al precio que les dé la gana, condenando así a  nuestra población a la miseria.

¡Sería muy triste!

Ago 07, 2016 | Actualizado hace 3 años
¡Que vivan los burros! por Carlos Dorado

burro13

 

¡Les confieso que siempre he sentido un gran cariño  por los burros! Quizás por el hecho de que mi infancia estuvo marcada por estos nobles animales, pues eran el medio de transporte, de carga y de diversión más popular en mi pueblo.

A lo mejor, no son tan elegantes y vistosos como los caballos; pero tienen otras muchas cualidades que los hacen muy especiales. Primero, son más longevos. Segundo, sus rebuznos los emiten a un volumen tan alto que les permite mantenerse en contacto a distancias de hasta tres kilómetros. Esto explicaría, por qué en mi pueblo tenían una especie de comunicación secreta entre ellos. También sus largas orejas son motivo de burla, recordándome a Don Delio (el maestro de mi escuela), quien hizo en papel unas orejas de burro, que nos las ponía cada vez que no respondíamos correctamente, dejándonos de pie en un rincón y mirando hacia la pared. Pero las orejas le sirven al burro para percibir mejor los sonidos, y poder disipar más su calor corporal.

Inclusive, los burros tienen un sistema digestivo muy resistente, y menos propenso a los cólicos que los caballos, lo que les permite consumir mayor variedad de plantas y extraer agua del alimento de forma muy eficiente, necesitando menor cantidad de alimento que los caballos de tamaño y peso equivalentes. También pueden vivir en zonas inhóspitas e inaccesibles; y aunque no son tan rápidos y fuertes como los caballos; el mantenerlos cuesta menos, tienen gran resistencia, y son más ágiles en terrenos abruptos e irregulares.

Hasta en muchos cuentos que solía contarme mi madre, este noble y bello animal estaba como figura principal. Recuerdo especialmente éste: “Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal lloró fuertemente por horas, mientras el campesino no sabía qué hacer. Finalmente, decidió que el burro ya estaba viejo, y el pozo ya estaba seco y necesitaba ser tapado de todas formas; así que realmente no valía la pena sacar al burro del pozo. Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarle. Cada uno agarró una pala y empezaron a echarle tierra al pozo.
El burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró desconsoladamente. Luego; para sorpresa de todos, se aquietó después de unas cuantas paladas de tierra.
El campesino finalmente miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio. Con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increíble: Se sacudía la tierra, y daba un paso por encima de ella. Muy pronto todo el mundo vio sorprendido cómo el burro llegó hasta la boca del pozo, pasó por encima del borde y salió trotando.
Carlos (me decía entonces mi madre), la vida siempre va a echarte tierra; todo tipo de tierra. El truco para salir del pozo es sacudírsela y usarla para dar un paso hacia arriba”

También los burros tienen mala reputación por su terquedad; pero esto es una equivocada interpretación de algunas personas, pues poseen un instinto de conservación altamente desarrollado. Es difícil forzar a un burro a hacer algo que contradiga sus propios intereses. Son animales inteligentes, cautelosos, amistosos, juguetones e interesados en aprender. Una vez que uno se gana su confianza, pueden ser muy buenos compañeros en el trabajo, y en la vida.

Cada vez que regreso a mi pueblo, veo menos burros, y los extraño con nostalgia, por haber sido esos compañeros solidarios en momentos tan difíciles. Unos animales tan nobles con la humanidad y tan maltratados por la historia. ¡Que vivan los burros!

 

[email protected]

Abr 10, 2016 | Actualizado hace 4 años
¡Los papeles de Panamá! por Carlos Dorado

PanamaPapers-LOGO-22

 

Así se calificó a los 11,5 millones de documentos, pertenecientes a 214.488 sociedades offshore, relacionadas con gente de más de 200 países. Estos documentos fueron “robados” en el año 2015 de los servidores de Mossack Fonseca; un bufete de abogados panameño, dedicado principalmente a la gestión de sociedades offshore, en cuyo bufete trabajan más de 600 personas con oficinas en 35 países.

Ni Julian Assange con WikiLeaks, ni Edward Snowden, ni la famosa  lista Falciani, proporcionaron una revelación tan masiva de datos. Aunque se trata de asuntos diferentes, los “Papeles de Panamá” suponen un hito histórico para el periodismo de investigación, y una dura denuncia a los paraísos fiscales, y a las facilidades que cientos de personalidades mundiales tienen para ocultar su dinero en la sombra.

“Pero”…..mi madre  siempre me decía: “Nunca falta un pero” ¡Robados en 2015 de los servidores de Mossack Fonseca! ¿Hasta qué punto un hecho ilegal, como lo es un robo, puede considerarse el punto de partida para un proceso legal? Independientemente de que la información robada, pueda demostrar en un futuro que algunas personas han estado cometiendo actos ilegales, o evasión de impuestos en sus respectivos países; no podemos dejar de subrayar que se inició a partir de un acto ilegal: ¡Fueron robados!

La base de datos de Mossack Fonseca fue entregada por un denunciante anónimo al periódico alemán Süddeutsche Zeitung. La magnitud de la base de datos hizo que el diario decidiera compartir el descubrimiento con el Consorcio International de Periodistas de Investigación (ICIJ). La organización reclutó a un equipo internacional de 370 periodistas pertenecientes a un centenar de medios de comunicación de 76 países. Entre ellos están la BBC, The Guardián, El Confidencial, etc.

Al haberse hecho público parte de estos documentos, podría causarle considerable daños de reputación y pérdidas económicas a una gran cantidad de personas, que no cometieron ninguna ilegalidad; y que tienen todo el derecho de contratar los servicios  de quien quieran, y bajo las estructuras que consideren más conveniente. ¿Quién les pagará esos daños a estas personas? ¿El denunciante anónimo, el ICIJ, o los medios de comunicación reclutados?

¿Será ese denunciante anónimo, obligado a decir cómo obtuvo esa base de datos robada y castigado por esto? ¿Tiene el periódico alemán el derecho a formar toda una estructura y un equipo tan amplio, partiendo de un hecho ilegal y un denunciante anónimo? ¿No será que aquello que pretenden demostrar: trasparencia y legalidad, son ellos los primeros en atropellarla, atacando precisamente aquello que quieren defender?

La libertad de prensa debe ser sagrada en cualquier sociedad; pero no puede convertirse en una patente de corso, que le permita a quien la ejerce, a atropellar la libertad de los otros; y me da una gran tristeza cuando se abusa de la frase “libertad de prensa”, sabiendo bien que una gran parte de la prensa no es libre del todo, y responde a intereses privados, que en muchas ocasiones son contrarios a los de la gente.

Si lo que se expresa es producto de una ilegalidad, obtenido por un anónimo sin identidad, y que pudiese afectar a miles de personas inocentes, sin saber a qué intereses está respondiendo; entonces el haberlo hecho público, va en contra de uno de los lemas que se ha convertido en el grito a favor de la democracia: ¡Libertad, igualdad y fraternidad! Sin dejar de mencionar la legalidad y la privacidad.

[email protected]

Nov 08, 2015 | Actualizado hace 4 años
¡Soy un jugador del Real Madrid! por Carlos Dorado

RM

 

Cuando era un niño, el día de Reyes a  mi hermano le regalaron un uniforme del Real Madrid: camisa, pantalón y medias. Yo me quedé fascinado viéndolo, repasando el escudo con mi dedo, mientras pensaba que ese mismo uniforme era el  que usaban los jugadores del Real Madrid, que veíamos jugar los domingos en la tarde, en la única televisión que había en el pueblo.

¡Algún día yo también tendría uno! Pasaron unos años, y un buen día me encontré con el uniforme en la gaveta de un armario. Al día siguiente, había un partido contra el pueblo de al lado. La tentación era demasiado grande, sobre todo porque no teníamos uniformes, y cada uno llevaba lo más parecido a un uniforme de fútbol.

Por supuesto, yo me llevé el uniforme de mi hermano, sin haberle pedido permiso. No quería correr el riesgo de que no fuese a prestármelo. Apenas llegué al campo, que era el típico campo de pueblo; con un poco de grama, mucha tierra, algunas piedras, y dos porterías de palo sin lijar; me di cuenta con qué admiración me miraban mis compañeros: ¡Iba a jugar con el uniforme del Real Madrid!

Apenas toqué el balón, sentí que jugar con ese uniforme era otra cosa. Me sentí un verdadero profesional. “Este uniforme juega solo”, pensé inmediatamente. Hice un par de regates y ya estaba seguro de que jugar bien  con ese uniforme era muy fácil. Ese día metí dos goles, y fue uno de los mejores partidos de mi vida. La razón; muy sencilla: ¡Estaba jugando con el uniforme del Real Madrid!

Nada había cambiado en relación a otros partidos, excepto mi actitud por llevar un uniforme, y sólo por esto, todo había cambiado. Mi madre solía decirme: “Carlos, la distancia entre tú y tus sueños se llama actitud, y si le apuntas al sol, y te quedas corto, al menos seguramente alcanzarás la luna. Por eso, fomenta siempre la ilusión con una actitud positiva, ya que es el motor de la vida y el alimento del alma”

Sin embargo; las actitudes pueden ser positivas o negativas, y es la forma en que nos enfrentamos a los retos, lo que pueden convertirlos en éxitos o en fracasos. De hecho, un estudio realizado por Zig Ziglar concluyó que el 85% de las razones para el éxito y los logros, son el resultado de nuestras actitudes, y sólo el 15% se corresponden con las destrezas técnicas.

Por esto, la diferencia entre un obstáculo y una oportunidad, tiene que ver con la actitud con que se enfrente. ¡Toda oportunidad tiene una dificultad, y toda dificultad tiene una oportunidad! Que sea una oportunidad o una dificultad lo determina precisamente la actitud con que se está dispuesto a enfrentarla; y quizás, en muchos momentos de nuestra vida no nos sea posible controlar las circunstancias que nos rodean; pero sí podemos elegir  la actitud para enfrentarnos a ellas, y eso es precisamente lo que hace la diferencia.

Cuando mi hermano se dio cuenta de que había usado su uniforme, aparte de un buen regaño, nunca más tuve la oportunidad de usarlo, y creo que nunca volví a jugar igual, o al menos así lo creía yo.

Años más tarde, jugando con la selección de fútbol de la UCAB, el entrenador durante una charla, nos dijo: “Muchachos, el fútbol está en la cabeza, y la actitud con que jueguen es fundamental, y de allí la diferencia entre ganar o perder”.

Hoy después de muchos años, creo que eso no sólo es en el fútbol; lo es en la vida. Por eso, siempre hay que tratar de ser un jugador del Real Madrid, aunque sólo se tenga el uniforme.

 

[email protected]

 

Jul 19, 2015 | Actualizado hace 4 años
¡Dólar tomorrow! por Carlos Dorado

controldecambio2

 

A raíz de mi artículo del 22 de marzo del presente año, titulado: ¡Dólar Today!, donde aparte de recibir unos cuantos insultos hacia mi persona a través del  twitter de dicha página, y algunos otros emails donde “ignorante” fue el calificativo más benévolo que  recibí; un amigo me preguntó: “Carlos, a qué tasa ves tú el dólar paralelo el día de mañana”. “Ni la más remota idea, pregúntaselo a la gente de Dólar Today”, le respondí. “¿es que acaso tú no eres economista?” Me contestó.

¿Soy economista?  Pero según la gente de Dólar Today, y algunos otros, parece que tengo que demandar a la Universidad Católica Andrés Bello por haberme hecho perder cinco años de mi vida, así como a la Florida Internacional University por el robo que me hicieron por esos dos costosos Máster que cursé, incluyendo el de Especialista en Finanzas; o quizás la razón sea por mi origen de padres gallegos, donde no he logrado salir todavía de ser el protagonista de los chistes.

Pero si en Julio del 2014 según esta página, el  dólar estaba en 70 Bsf, y al escribir hoy este artículo, está en 630; quiere decir que el Bolívar se ha devaluado el novecientos por ciento en un año. Espero que este cálculo no me lo objeten también, porque ahí ya tendría que apelar al Colegio Cervantes, donde cursé bachillerato.

¡No entiendo!, ¡Esta herencia de mis padres es dura! ¿Pero qué tanto han cambiado nuestras variables y circunstancias económicas en un año para que se justifique una devaluación de nuestro signo monetario en un 900%? En esa oportunidad me explicaron, mediante un email anónimo,  que  la cotización la basaban en el mercado de la frontera del peso-bolívar y la tasa del peso-dólar. Al respecto, me pregunto: ¿Es la frontera quién marca el precio a DT, o es DT quién marca el precio a la frontera?

En ese mismo artículo les pedí con la mayor humildad del mundo, que sacaran la página del aire por el irremediable daño que le estaban haciendo al país, y me acusaron de que me vendí al Gobierno. ¡Seguramente no se tomaron la molestia de leer dos de mis libros! Si no se escondieran detrás del anonimato, con mucho gusto se los enviaría.

Una cosa es  estar con o en contra  del Gobierno; y otra muy distinta es estar en contra de Venezuela y los venezolanos. No hay economía en el mundo que aguante una devaluación del 900% sin llevar irremediablemente al país y a toda su población a la pobreza, debido a que destruye completamente el tejido  empresarial, pulveriza el poder adquisitivo de los sueldos, y acelera la espiral inflacionaria indetenible.

Ustedes señores, se están aprovechando de que se convirtieron en los marcadores de la tasa cambiaria, para manipularla a su antojo y en función de sus intereses, haciendo  que todos los venezolanos paguemos con pobreza y miseria sus intenciones ocultas; y esto también es una forma  de  terrorismo.  Lo que es lamentable, es la hipocresía y la doble moral de quienes condenan una forma de gobernar,  pero apelan al anonimato y a unas acciones donde siembran la miseria en el país, bajo el lema de que el fin justifica los medios.

Lo daños causados ya son irremediables, los que se puedan seguir causando pudiesen terminar en tragedia. De nuevo, con la mayor humildad del mundo, les pido: saquen la página “Dólar Today” del aire; ya que  no quiero  imaginarme las consecuencias si continúan con esta tendencia alcista vertiginosa e injustificable.

¡No hay razones suficientemente válidas, para que los venezolanos nos merezcamos esto y sobretodo de parte de otros venezolanos!

[email protected]

Ene 18, 2015 | Actualizado hace 5 años
¡Cartas a un padre! por Carlos Dorado

PadreEHijo2

 

Cuando tuve que hacer la introducción del libro “Cartas a un hijo” que publiqué recientemente, le pedí a mis hijos que me escribiesen una carta, sin ningún tipo de censura, y la realidad es que me sorprendieron gratamente.

Quisiera recomendarles ampliamente a aquellos lectores que son padres, que en algún momento le pidan a sus hijos que le escriban una carta; estoy seguro de que también se sorprenderán. Hoy quisiera compartir algunos extractos de las que me escribieron mis hijos:

Carlos Eduardo: “En mi opinión, el desafío más grande que tiene un padre es poder educar a sus hijos de manera tal que en un futuro, esa siguiente generación pueda sobrepasar los logros de la generación actual. La vida de un padre ya no es sólo la vida de él; sino la vida de él y su hijo, y no es sólo su felicidad, sino también la de sus hijos”.

Te quiero dar las gracias por haber sido siempre para mí el ejemplo a seguir en esta vida. Siempre enseñándome a ser una persona que valora las cosas simples; como una buena conversación, una comida casera, un bello paisaje o el tiempo con la familia. Por enseñarme a vivir con nobleza, a ponerme en los zapatos de los demás, a entender que las cosas tienen diferentes perspectivas, a no abusar de nada sino siempre a tratar de vivir en el medio, a respetar a los mayores ya que algún día seré yo el que voy a apreciar que me respeten. Por enseñarme a retarme a mí mismo, a proponerme metas, a permitirme sueños, a no ver ningún objetivo como inalcanzable, a cómo mantenerme sano. Gracias por enseñarme a ser un hombre, pero sobre todas las cosas: gracias por enseñarme cómo ser un buen padre

Alex: “Escribir una carta a un padre es una tarea compleja, ya que en la mayoría de las ocasiones son momentos estereotipados en los que los elevamos y los admiramos por sentimiento, mas no por razonabilidad. La visión de un hijo hacia un padre cambia el día en que el hijo se convierte en padre; y finalmente saborea la profundidad y la seriedad de la propia definición. En ese momento es cuando un hijo tiene la mejor perspectiva para criticar y admirar a los santos que le dieron un hogar”

“Si no conocemos los sueños y creencias de nuestros hijos nunca sabremos cómo ayudarlos a ser felices, motivarlos a desarrollar sus talentos, abrir su visión a nuevas posibilidades, y guiarlos cuando se pierden por circunstancias de la vida. La realización y éxito de cada uno de nosotros, seamos padres o hijos, es lo que nos da evidencia de que en un momento existimos, y compartir esa trayectoria con orgullo es lo que une eternamente a una familia. Esta es la carta de un padre a su padre, esperando que un día sus hijos tengan el coraje de escribirle”

Mario: “Gracias” y “te quiero”, creo que son las expresiones que más se le deberían de decir a un padre. Un padre es ese hombre que enseña a sus hijos a dar el máximo para conseguir sus metas. Él es quien te facilita el calzado adecuado para andar en búsqueda de las metas. Es, también, quien sabe curar las ampollas que te salen en los pies recorriendo el camino; pero no es necesariamente quien te lleva en el mejor y más rápido de los carros para conseguirlas. Empiezo a comprender lo complicada que es la vida. Un padre no siempre tiene respuestas a todas las preguntas y dudas que te surgen en la vida, pero es el que te ayuda a encontrar la mejor de todas ellas”

Como dijo el poeta Almafuerte: “Padres sin alma, son aquellos que niegan a sus hijos consejo, amor, ejemplo y esperanza”


[email protected]