Sueldo mínimo archivos - Runrun

Sueldo mínimo

Precios del dólar oficial y paralelo se igualan en el mercado

LOS PRECIOS DEL DÓLAR OFICIAL y el paralelo se igualaron este lunes 14 de octubre en el mercado, luego de que el segundo comenzara a bajar desde el mes de septiembre.

Según el Banco Central de Venezuela (BCV), para la jornada de este martes 15 el dólar se ubicó en 19.025,39 bolívares, mientras que los monitores establecieron su precio en 19.169,54 bolívares.

Ahora, es necesario evaluar el comportamiento de la divisa paralela tras el aumento de salario mínimo decretado por el régimen, que pasó de 40.000 a 150.000 bolívares. En cuanto al cestatícket, pasó de 25.000 a 150.000 bolívares. En total, el salario mínimo integral es de 300.000 bolívares.

Economistas consideraron que el aumento es insuficiente, además que generará una mayor inflación en la economía nacional. José Toro Hardy, experto en materia económica, expresó en Twitter: “Otra vez repuntarán la inflación y la devaluación. Otra vez los trabajadores serán engañados y la ignorancia oficial seguirá campeando por sus fueros”.

Por su parte, el diputado y economista José Guerra, opinó que el salario mínimo sigue siendo “insuficiente” para cubrir las necesidades básicas de los venezolanos. “Evidentemente, esto sigue siendo insuficiente para el trabajador, para que pueda adquirir bienes y servicios porque hoy la canasta básica alimentaria y servicios están alrededor de 250 dólares por grupo familiar”, expresó Guerra en una entrevista.

Lea también: Así reaccionaron políticos, economistas y civiles ante el aumento del salario mínimo

El director de Econométrica, Henkel García, consideró: “El problema no es la moneda en el cual tú percibas tu salario. El problema sigue siendo de nivel de lo que te pagan así sea en bolívares o dólares, y eso va de la mano con el poder de compra”, expresó durante un encuentro con periodistas.

Cedice: Cada venezolano requiere $138 mensuales para cubrir gastos básicos

El sueldo mínimo fijado por la administración Maduro a 40.000 Bs. se hace insuficiente para los venezolanos, según reportó Cedice.

Cada venezolano requiere quincenalmente de 475.289,66 Bs. para comprar los artículos de la canasta básica, es decir, $138.

Alquilar una habitación en la nación caribeña tiene un costo en el orden de los 250.000 Bs., representando una variación de 73% con relación a su valor de hace 30 días.

El almuerzo ejecutivo se mantiene en 12.500 Bs., el kilo de queso blanco en 14.000 Bs., y el kilo de carne de res equivale a 16.445 Bs, la suma de estos tres supera el valor del nuevo sueldo mínimo que aún no ha sido cobrado por primera vez.

Una solo empanada, varia su precio pero, ronda la cifra de los 2.750 Bs.

En una semana los venezolanos son más pobres, salario mínimo pasó de $5,42 a $4,39

POCO ES LO QUE PUEDE comprar un sueldo mínimo en Venezuela, donde la Canasta Alimentaria Familiar supera desde enero los 100 dólares de acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda). En una semana, el poder de compra del salario mínimo en términos de dólares cayó 19 %, al pasar de $5,42 a $4,39, motivado al alza del dólar oficial Dicom.

En apenas un día el bolívar sufrió una devaluación de 24,2 %, luego de que este lunes el precio del dólar oficial pasara de Bs. 3318 a Bs. 4100. Por tres meses el Dicom se mantuvo estancando en los 3300 bolívares, sin embargo, desde el viernes pasado el indicador expresa una tendencia al alza, al igual que el paralelo.

Desde enero, el salario mínimo quedó fijado en 18.000 bolívares. Hoy esa suma de billetes escasamente puede costear un kilo de queso y un kilo de cambur. La merma en el poder adquisitivo generó una contracción en el consumo que entre febrero y marzo quedó reflejada en la inflación. El índice de precios al consumidor que recoge la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional mostró una desaceleración en esos meses, ubicando la inflación de marzo en 18 %.

Esta semana el salario mínimo de los venezolanos compra menos dólares que la anterior. El 28 de enero el Dicom alcanzó la tasa del paralelo que era tildada de “criminal” por parte de Nicolás Maduro, no obstante, desde el alza del indicador el gobierno no ha emitido comentarios.

Sigue leyendo esta nota en Crónica Uno

Cestaticket seguirá fijándose al 10% del salario mínimo

 

 

EL MINISTRO DE TRABAJO, EDUARDO PIÑATE, explicó que el cestaticket seguirá rigiendo al 10% del sueldo mínimo, que a partir del 1° de diciembre se ubicó en Bs S 4.500.

“Es el 10% del salario mínimo y el salario mínimo sigue siendo medio Petro”, explicó al ser consultado por el valor del beneficio.

Dijo que los acuerdos establecidos en convenciones colectivas, suscritas entre el Gobierno Nacional y organizaciones gremiales, se cumplen a cabalidad y en respeto a las disposiciones establecidas.”Hay un respeto total de las convenciones colectivas, es una acción que forma parte de las políticas del gobierno revolucionario”.

Explicó que las convenciones colectivas están adecuadas a una nueva fórmula de cálculo y explicó que lo que antes se calculaba en salarios mínimos pasó a calcularse en una fracción de 0,030 petros, mientras que lo calculado en unidades tributarias se estableció en una fracción de 0,025 petros.

Señaló que aunque el salario “se depreció de manera importante, no llegó a los niveles que tenía en el mes de julio”, desde la perspectiva adquisitiva. “Por eso el presidente acude al factor de corrección de modo de fortalecer el salario, la demanda y defender el ingreso de la familia”, acotó.

Piñate reiteró que la situación que enfrenta el país en materia económica es producida por “una guerra”. “Lo que genera la inflación en Venezuela es un factor político (…) para operar en contra del gobierno”. Precisó que contra la especulación debe haber una participación popular acompañando al Estado, para hacerle frente.

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 03.05.2018: MEDIO: Guerra económica roja rojita
MEDIO
NI RIPLEY’S LO CREERÍA:

José Guerra, economista y diputado, señalaba ayer que el salario mínimo de B.2.555.000 ordenado por Maduro -y que es el aumento #26 durante su mandato, si 26 veces- es equivalente a lo que fue el presupuesto de la Nación en 1973: 2.555.000.000.000. Esta cifra equivale a los tres ceros que le quitó Hugo Chávez a nuestro cono y los otros 3 que le quita Nicolás con la nueva reconversión. El presidente se ufana de sus aumentos que son mas bien disminuciones del salario ante la hiperinflación por él inducida. La guerra económica es roja rojita y auto-infligida. Nadie cree ya el estribillo anti yanqui, ni contra ningún país “enemigo de la robolución”….

VIENEN OTROS 132: 

Recordemos que los ministros de finanzas de 16 naciones se reunieron con el Secretario del Tesoro estadounidense Steven Mnuchin para rastrear y confiscar activos provenientes de la corrupción en Venezuela. Francia, Alemania, Gran Bretaña, Japón, la Unión Europea y el Grupo de Rio comenzaron de inmediato a clasificar las cuentas, empresas, propiedades y otros ítems relativos al dinero mal habido que, desde el gobierno de Chávez, continuado sin rubor alguno por el de Maduro, se apropiaron funcionarios y enchufados civiles y militares en 20 años. Lo que desde España hicieron hace solo una semana referente a negocios de los llamados “bolichicos” es solo una pieza de tantas ya detectadas. Hasta el viernes pasado iban 132 personas con cuentas cuestionadas que serán completadas con otras antes de la próxima reunión sobre el tema a celebrarse en fecha próxima en México. Hay un “task force” que incluye la DEA y el FINCEN en el rastreo. Las trazas llegan a Rusia, Bielorrusia, Dubai y algunos paraísos fiscales en islas cercanas. China aportó datos a EE.UU desde que Obama presidia este país. Xi Jinping en su momento entregó información y puso presos a ciudadanos chinos envueltos en corrupción tanto en estados Unidos como Venezuela. Recordemos que hasta 14 mil fueron cuestionados por las obras chinas en trenes y viviendas en Venezuela en la campaña de limpieza del gobernante reelecto recientemente por tiempo indefinido. En esos momentos reportamos por esta columna los resultados de un encuentro en Chicago entre investigadores nombrados por los dos presidentes.

Feliz día de los que trabajan
Trabajar por vocación de servicio es la realidad de muchos profesionales venezolanos, especialmente en oficios clave como la medicina y la docencia
Ganan entre 1.000.000 y 3.200.000 de bolívares mensuales y aseguran que trabajan por vocación de servicio

 

@LuisiSolano

52.000.000 BOLÍVARES ERA EL COSTO de la canasta alimentaria en el mes de marzo de 2018, según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas). Ayer el gobierno de Nicolás Maduro anunció un aumento del salario mínimo de 392.646 bolívares a 1.000.000 de bolívares, más 1.550.000 bolívares en ticket alimentación. La cuenta es sencilla: el saldo es negativo. Si se le suma el 62% de inflación que calculó Asamblea Nacional para el mismo mes de marzo, la situación se torna crítica.

El Día del Trabajador en Venezuela es recordado por tradicionalmente ser un día de aumento salarial. Este año se adelantó 24 horas y el presidente Maduro, en plena campaña electoral, anunció un incremento de 95%. Con este, sería el anuncio número 26 de esta naturaleza desde que llegó al poder. Para ese momento, abril de 2013, el ingreso mínimo integral del venezolano era de 3.634 bolívares.

Todos estos aumentos no han significado una mejora en el poder adquisitivo de los venezolanos. Tal es la situación que los profesionales de la salud, educación o incluso los encargado de responder a las emergencias, como policías y bomberos, actualmente trabajan más por vocación que por un ingreso.

Estas son algunas de sus historias:

“Ni un kilo de detergente”

*Lorenzo, de 28 años, es médico internista y se está formando en otra especialización. Asegura que no ha hecho más que preparase académicamente, pero parte de los últimos seis años de su vida ha trabajado en hospitales públicos en varios estados del país.

Cuando llegó Maduro, recuerda que mensualmente ganaba entre 15.000 y 20.000 bolívares. “Alcanzaba hasta para ahorrar”, asegura. Desde el 2015, empezó a sentir el cambio. Sin embargo, agrega, hasta el año pasado podía hacer mercado.

El día que runrun.es habló con él, le depositaron la quincena de 510.000 bolívares. Saca la cuenta y concluye que actualmente gana 2.000.000 bolívares al mes, aproximadamente. “El dinero no corresponde con la tasa inflacionaria … Ni un kilo de detergente”.

Asegura que quienes aún están estudiando, cuentan con sus familiares para poder mantenerse. “Estamos, básicamente, formándonos. A la expectativa de lo que pueda pasar en el país”. Sin embargo, explica que él estudió medicina por vocación y que le apuesta “siempre a Venezuela”.

Al preguntarle por el tradicional aumento del 1ro de mayo, afirma que no sabe qué pensar. “El salario no es algo con el que uno cuenta para cubrir sus necesidades básicas”. El aumento, indica, no significa ningún tipo de cambio acorde con la inflación.

Bombero y mototaxista

19. Esa es la cantidad de años que *Ángel lleva trabajando como bombero en el Área Metropolitana de Caracas. Cabeza de una familia de cinco, asegura que la carrera, como la mayoría de los que trabajan en su campo, la hace por vocación. “Nació en mí porque soy muy servicial”.

Haciendo el respectivo ejercicio de memoria, Ángel afirma que hace cinco años ganaba 13.000 bolívares. Con ese ingreso, asegura, podía salir, mantener a su familia y comprar las cosas de la casa.

Actualmente su sueldo base mensual como bombero es de 1.300.000 bolívares. Indica que el de otros compañeros puede ser de 800.000. Los diferencia un título académico. “El sueldo se volvió agua”, sentencia el bombero.

A esa situación, dice Ángel, se le suma que por trabajar bajo el formato 48 x 24, dos días de trabajo y uno libre, antes tenían las comidas aseguradas. Ahora las tienen que traer de sus casas.

Es por ello que hace tres años decidió empezar a trabajar como mototaxista. Y no es el único en su unidad que decidió diversificarse. Afirma que entre sus compañeros también hay pasteleros, mensajeros y algunos se dedican a la construcción.

Sobre el aumento del 1ro de mayo, afirma que no le “alegra en lo absoluto porque no hay un control de la economía”. Explica que después de ese anuncio, todo sube . “Un kilo de queso y medio kilo de carne … ¿dónde queda lo demás?”.

Maestras en resistir

“Yo trabajo por vocación, no por lo que gano”. Esa frase pudiese ser de más de un profesional venezolano, pero es de Gabriela Contreras, psicopedagoga y actualmente maestra de los primeros años de Educación Básica.

Contreras relata que en el 2013, cuando le ofrecieron la suplencia en un colegio, estaba dedicada a su hogar pero le “encantó volver” y decidió quedarse. En ese momento su sueldo era de 10.000 bolívares. Con tres hijos, el sueldo le alcanzaba para pagar el condominio y los gastos del día a día.

Actualmente, trabaja en un colegio privado de la capital donde su salario base es de 3.200.000 bolívares. Con su ingreso paga el mismo condominio y una que otra eventualidad dentro del colegio. “Con eso yo no hago nada”.

De este incremento del 1ro de mayo, Contreras asegura que no espera nada. “Cada vez que hablan de aumento, es peor” pues, agrega, por mayor que sea el incremento “no alcanza para más que un mercado”.

La psicopedagoga utiliza sus fines de semana para colaborar en la Casa Hogar “Santa Teresita”, en Baruta. Con toda esta situación, afirma que está pensando de verdad trabajar ad honorem y dedicarse a la comunidad.

Otro caso en el gremio académico es el de los profesores universitarios. Luisa Torrealba es docente de la Universidad Central de Venezuela (UCV) desde 2004 y forma parte del Instituto de Investigaciones de la Comunicación (ININCO), centro que es referencia internacional en su área.

Para 2013, según la tabla salarial, un Instructor, primer escalón en la carrera académica, podía ganar entre 5.000 y 8.000 bolívares, dependiendo de la especialización. Torrealba recuerda que en ese momento ese ingreso servía para cubrir parcialmente las necesidades básicas, es decir, los alimentos y las medicinas.

Hoy en día, su salario no llega a 2.000.000 de bolívares. “Vegetales y algo de verduras”, fue lo que logró comprar con su último sueldo. “Cada quincena es una incertidumbre”, afirma la también periodista y explica que la mayoría de las veces no sabe si ese mes le van a pagar con el aumento, los retroactivos o el bono que le deban.

Y el salario, confiesa, no es lo peor de toda esta situación. Torrealba explica que en las universidades públicas se creaba una comisión mixta entre el gremio y el gobierno para poder acordar el salario. En los últimos años, ha sido el gobierno el que ha impuesto la tabla salarial. A esta imposición, se une la falta de presupuesto para otros gastos más allá de la nómina, como la actualización de biblioteca o el comedor, y la pérdida de incentivos como un buen seguro.

Sobre el incremento del sueldo mínimo, asegura que no tiene “grandes expectativas”, pero se apresura en apuntar que a pesar de eso, ella y sus colegas sienten vocación de servicio y de educación. Están convencidos de seguir trabajando por el país.

*: nombre creado para proteger identidad de la persona

Atraem: Medidas económicas de Maduro ahorcarán a pequeños comerciantes

PARA LA DIRECTIVA DE LA ASOCIACIÓN de Trabajadores, Emprendedores y Microempresarios (Atraem), los anuncios hechos por el presidente Nicolás Maduro de aumentar en 40% el sueldo mínimo y fijar precios justos para 50 rubros, solo echarán más gasolina a la inflación y estrangularán a la pequeña y mediana empresa.

Alí Poveda, director general de Atraem, aseguró que una política férrea de control de precios lo que trae es mayor escasez e inflación, al haber menos productos para el ciudadano será más difícil encontrarlos y a su vez estos tendrán un valor mayor.

“En el caso del aumento del salario que es de 40% colocándose en 325 mil bolívares incluyendo el cestaticket, solo es la impresión de dinero inorgánico que no tiene respaldo ni en bienes o divisas. Todo esto lo que hace es alimentar la crisis económica.”, dijo.

Poveda señaló que estos 50 rubros desaparecerán de los anaqueles, como ocurrió en su momento con los huevos hace un año cuando le fue impuesto un precio a los productores y comerciantes.

“También el entregar al llamado poder popular la posibilidad de fiscalizar locales traerá como consecuencia más corrupción, como ha ocurrido con la venta de las Clap y la extorsión a comerciantes”.

El abogado explicó que estas medidas económicas del Gobierno de Maduro han ocasionado un declive enorme en las ventas de los comercios, llegando a un 60% solo en el sector alimentos.

“El poder adquisitivo del venezolano esta por los suelos y eso afecta a los llamados trabajadores por cuenta propia que viven directamente de su emprendimientos, casos como el comprar ropa o calzado se ha convertido en algo imposible para el ciudadano común”, acotó.

Con información de Atraem 

 

 

Más del 60 % del ingreso real no es calculado para aguinaldos

Billetes

 

Más del 60% del ingreso real en Venezuela no es calculado para aguinaldos y vacaciones, según el Instituto Nacional de Asuntos Sindicales (Inaesin).

“Si la persona gana sueldo mínimo, la base de cálculo será de 27 mil bolívares, en esa cuenta no entran los 67 mil bolívares del ticket de alimentación. En otras palabras, el salario total de 90 mil bolívares no vale para los aguinaldos”, dijoLeón Arismendi,director general de Inaesin.

Arismendi crítico que la decisión de aumentar el sueldo mínimo se haga de forma unilateral sin discutir con todos los sectores.

“Así se llegarían a acuerdos donde los trabajadores queden satisfechos, pero también se aumente la productividad y se genere más empleo, los bienes necesarios para la población tienen que ser producidos en el país”, dijo.

Señaló que las erróneas políticas del Gobierno han destruido el ingreso del trabajador. “Porque es una realidad que a partir de su sueldo no pueden cubrir ni las más mínimas necesidades, la respuesta del Ejecutivo es echarle más gasolina al fuego con alzas salariales que se vuelven sal y agua ante la inflación”.