SEN archivos - Runrun

SEN

Maduro nombra nuevo ministro de Energía Eléctrica por Twitter

Nicolás Maduro anunció por Twitter cambios ministeriales, luego de solicitar en marzo que los ministros pusieran sus cargos a la orden para reestructurar su gabinete tras el primer mega apagón nacional.

Este jueves 6 de junio, el gobernante venezolano informó la salida de Igor Gavidia del Ministerio de Energía Eléctrica y la presidencia de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), quien fue nombrado en el cargo para suceder a Luis Motta Domínguez durante la crisis eléctrica que se generó en marzo.

Ese mes se registraron dos mega apagones, que dejaron a oscuras por más de 100 horas a todo el país con escasos días de diferencia. El régimen de Maduro lo atribuyó a supuestos saboteos en la central hidroeléctrica Guri, la más importante del país, mientras que expertos en el área eléctrica aseguraron que los apagones se debieron a la falta de inversión y mantenimiento del Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Desde entonces, la administración de Maduro ordenó la implementación de un llamado “plan de administración de cargas”, del cual fueron excluidos cuatro estados (Distrito Capital, Miranda, Vargas y Delta Amacuro). Las regiones del interior del país son sometidas a cortes eléctricos de hasta cuatro horas en bloques de horarios, que en la práctica según denuncias de los ciudadanos, pueden elevarse a 12 horas o más a oscuras.

Gavidia fue sustituido por Freddy Claret Brito Maestre, un ingeniero electricista que hasta el 6 de junio se desempeñaba como ministro de Ciencia y Tecnología, tras la separación de esa cartera con el Ministerio de Educación Universitaria.

La década de los apagones, por Alejandro Armas

CREO QUE YA LO HE DICHO ANTES, pero los exámenes de hechos pasados que ocupan esta columna no necesariamente enfocan el retrovisor para mirar muy hacia atrás. Por ejemplo, hace casi año y medio estaba en la popa de un ferry, viendo la Luna sobre el Caribe entre Puerto La Cruz y Punta de Piedras, y escribiendo sobre los cambios en la dirección de Pdvsa, anunciados con bombos y platillos por Maduro como un giro de 180 grados que revertiría el desplome en el bombeo de crudo y llevaría a la empresa a una nueva cima de productividad. Mi argumento entonces fue que cambiar los nombres de las personas al frente, incluyendo a unos cuantos notables corruptos designados por Chávez, pero dejando la misma subordinación a los intereses de Miraflores igualmente implantada por Chávez, condenaba a la estatal a seguir en debacle. En efecto, hoy Pdvsa está bombeando menos de un millón de barriles diarios, una cifra escandalosamente baja.

 

Hoy me propongo hacer un ejercicio similar, pero con el sistema eléctrico venezolano. A principios de 2007, Chávez estaba en la cúspide de su popularidad (la petroborrachera estaba en apogeo y el susodicho acababa de derrotar a Manuel Rosales de manera aplastante) y debió ver propicio el momento para avanzar hacia la destrucción del “Estado burgués” para implantar su ideal de inspiración marxista y, sobre todo, castrista. Para ello lanzó la propuesta de una reforma constitucional, pues las dimensiones de su proyecto de dominación mutaron y la Carta Magna de 1999 dejó de ser un traje a su medida. Pero antes, como abreboca de su determinación a apoderarse de todas y cada una de las áreas necesarias para la vida en democracia (sociedad económica, imperio de la ley, sociedad civil, etc.; de acuerdo con Linz y Stepan), Chávez ordenó una serie estatizaciones, incluyendo la del sistema de generación y distribución de energía eléctrica. Empresas como La Electricidad de Caracas pasaron a ser patrimonio público. No pasó mucho tiempo para que la revolución chavista le diera motivos a Ricardo Zuloaga para hacer estremecer su ataúd.

 

Algo muy mal debes estar haciendo si monopolizas una actividad económica y todo ese sector entra en crisis en menos de tres años. Malo no. Nefasto. Y  una crisis eléctrica fue precisamente lo que estalló a finales de 2009. Chávez lo reconoció empleando esa misma palabra y de inmediato tomó medidas. Para empezar, en otra muestra de su creencia en una burocracia caricaturesca (kafkiana, si se quiere) bajo su control para resolver problemas, decretó la creación del Ministerio de Energía Eléctrica. En segundo lugar, dispuso un racionamiento eléctrico para todo el país. Decisión sin duda impopular, pasaron solo 24 horas para que se decidiera eximir a Caracas. La capital siempre ha sido menos maltratada que el resto de Venezuela, en tiempos del chavismo, muy a pesar de que en las regiones los rojos rojitos siempre tuvieron más apoyo. En términos coloquiales, Chávez escurrió el bulto por la inclusión inicial de Caracas. Tocó al primer ministro de Energía Eléctrica, Ángel Rodríguez, hacer de chivo expiatorio y ser destituido.

 

Se suponía que los cortes de luz programados serían algo temporal mientras el Gobierno se encargaba de recomponer el sistema eléctrico para adecuarlo a los nuevos requerimientos. Esta tarea quedó en manos tanto de agentes del Estado como de un grupo de empresarios con supuesta especialización en la materia, contratados por las autoridades. Hacia mediados de 2010 Chávez celebró que la crisis eléctrica fue “superada”. Sin embargo,  los resultados fueron otros y han estado a la vista de todos por diez años.

 

El racionamiento nunca desapareció completamente. Maduro lo ha impuesto reiteradas veces, siempre bajo el eufemismo “plan de administración de cargas” y con la doblemente injusta exclusión de Caracas (y ojo, lo dice un caraqueño; doblemente injusta porque ya es injusto que los ciudadanos en cualquier lugar del país paguen por estos males). Pero tales medidas nunca cumplieron su cometido, pues los apagones sorpresa se volvieron una constante, cada vez más frecuente. Aunque comenzaron en las regiones, poco a poco se instalaron igualmente en la capital. La ineficacia no discrimina. Desde luego, los administradores del sistema nunca son culpables. Su antología de excusas es más extensa y rica en imaginación que una que compile toda la poesía de Góngora, Quevedo y demás bardos del Siglo de Oro hispánico. Los venezolanos han hecho de cada elemento en la lista algún chiste, pues el humor oral es una de las pocas cosas que en el siglo XXI no necesitan voltios. Reptiles destructores de cables, vientos huracanados capaces de derribar líneas de transmisión e incluso un fenómeno astronómico de mayor interés que la primera fotografía de un agujero negro. A este último su descubridor lo bautizó “equinochi” y aunque el nombre es casi homófono de “equinoccio”, conceptualmente guarda más relación con el perihelio, el punto de la órbita terrestre más cercano al Sol (es inexplicable que la revista científica Nature no haya publicado este hallazgo, aunque por otro lado no sorprendería que los tentáculos bloqueadores del imperialismo se hayan colado en su editorial para negarle a la revolución otra victoria).

 

Sin embargo, con el tiempo todos estos coloridos pretextos fueron desplazados por la tesis del sabotaje, ella misma rica en creatividad. Los perpetradores son capaces de dejar al país sin luz con medios cibernéticos, electromagnéticos y balísticos. Suficiente material para el guión de un blockbuster de acción para el público adolescente dirigido por Michael Bay.

 

Mientras tanto, varios de los responsables de las “mejoras” introducidas en 2010 hicieron su agosto y se largaron de Venezuela para vivir como sibaritas al otro lado del Atlántico. Por alguna razón, las urbes de Castilla y Cataluña son sus destinos predilectos. Los empresarios privados involucrados se convirtieron en la quintaesencia de ese ser producido por la mal llamada “quinta república” al que mientan “bolichico”. En cuanto a los burócratas del Estado, es notable el caso del ex viceministro Nervis Villalobos. El caballero es uno de tantos ejemplos de esos funcionarios devenidos en Rockefellers, a los que Wilfrido Vargas dedicó un merengue en 1983.  Villalobos fue detenido en España por negocios sucios y (¡no faltaba más!) desde Venezuela se solicita su extradición… Después de que fueran las autoridades de otro país las que revelaran los manejos truculentos. Y no olviden: fueron Chávez y compañía quienes pusieron a Villalobos en el puesto que ocupó. Chávez, el dizque campeón de los humildes, el que detestaba la riqueza y hacía todo para poner delante el bienestar de los pobres.

 

Finalmente, en marzo de 2019 Venezuela experimentó un conjunto de apagones sin precedentes. No creo necesario ahondar en detalles descriptivos por lo fresco que está el recuerdo macabro de esa experiencia en la memoria de mis conciudadanos. Sí quiero hacer varias observaciones sobre lo que no es tan evidente. En primer lugar, el sistema eléctrico llevaba años manifestando a gritos su estado precario. Los síntomas fueron los sempiternos apagones anteriores, que hoy parecen poca cosa. Los especialistas tenían tiempo advirtiendo sobre lo que podría pasar. Nada efectivo se hizo para prevenir lo vivido el mes pasado. En segundo lugar, los apagones ocurrieron en un momento de mucha mayor demanda que hace una década. Millones de consumidores de electricidad han huido de Venezuela para probar suerte en otras latitudes, mientras que las actividades del parque industrial están anonadantemente mermadas o, en algunos casos, paralizadas. Ni así se pudo mantener el sistema funcionando de forma normal.

 

El régimen ahora sostiene que va a “reestructurar” Corpoelec. No se entiende entonces qué pasó con los millones de dólares invertidos por orden de Chávez para resolver la crisis eléctrica iniciada en 2009. Las expectativas al respecto son nulas, como sucedió con Pdvsa. Como ocurre con todo lo que está en manos de la elite gobernante venezolana. Porque casi nadie cree que algo en Venezuela pueda componerse sin un cambio político.

 

@AAAD25 

Plan de racionamiento eléctrico podría durar hasta un año

EL MINISTRO DE COMUNICACIÓN e Información, Jorge Rodríguez, informó este lunes ocho de abril que el gobierno de Nicolás Maduro inició un plan de acción con etapas de 30, 60 y 90 días y un año para estabilizar completamente el sistema eléctrico del país.

La información la dio a conocer al establecer el estado mayor eléctrico de la región sur, en la ciudad de Puerto Ordaz, estado Bolívar, que como otros estados mayores eléctricos regionales,  ejecutará acciones de atención a situaciones y coyunturas que se presenten, así como mantenimiento de instalaciones, estaciones y subestaciones, siendo ésta la más importante porque es en la zona, gracias a los complejos hidroeléctricos de Guri, Caruachi y Macagua, donde se genera la mayor cantidad de electricidad que consume el país.

Rodríguez aseguró que el presunto ataque al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), al que Nicolas Maduro atribuye los apagones ocurridos desde el jueves siete de marzo, representan la “más atroz arremetida y brutal ataque que haya perpetrado grupo político alguno que esta derecha fascista perpetró contra sistema eléctrico nacional, un ataque que buscaba mediante la supresión de la energía eléctrica dejar sin salud ni alimentos porque su único fin es conseguir a toda costa el poder político y entregar las riquezas a sus amos del norte”.

El ministro para la Energía Eléctrica, Igor Gavidia, indicó que se está cumpliendo esta responsabilidad de conformar los estados mayores regionales “para llevar a nuestro pueblo tranquilidad”. En el estado mayor eléctrico vamos a atacar los problemas según el plan, actividades que las vamos a llevar a cabo con el compromiso de los trabajadores de Corpoelec.  Establecemos aquí nuestro compromiso para que el pueblo tenga su sistema eléctrico”, expresó Gavidia.

Conforman el estado mayor eléctrico de la región sur, los gobernadores de Bolívar, Justo Noguera Pietri, Amazonas, Miguel Rodríguez y Amazonas, Lizeta Hernández, así como el comandante del comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral (REDI) Guayana, Jesús Mantilla, y los comandantes de las Zonas Operativas de Defensa Integral (ZODI) de Bolívar, Alberto Bermúdez Valderrey; de Amazonas, Federico Guzmán Bornia, y Delta Amacuro, Jesús Mantilla Oliveros.

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 05.04.2019: BAJO: De Ripley´s
BAJO
DE RIPLEY´S:

 

Cuando el ministro de Agricultura Wilmar Castro anuncia que Venezuela pidió a los rusos “piezas de repuestos para solventar los problemas del Sistema Eléctrico Nacional ante los apagones” y que además “especialistas rusos y venezolanos en el campo de la informática están desarrollando mecanismos que impidan el bloqueo, la piratería de redes y sistemas que se utilizan para proporcionar servicios públicos” me recuerdo que los verdaderos ingenieros que conocen el sistema eléctrico nos han dicho que todo el proceso es análogo y por eso se descartó que hubiera “un ataque cibernético, con pulsos electromagnéticos, aeroespacial, cuyas pruebas llevaría el régimen a instancias internacionales” como repite con insistencia el ministro Jorge Rodríguez. Así mismo debo recordarle a los amigos rusos que en la era democrática venezolana (1958-1998) cuando la Corporación Venezolana de Guyana y Edelca (Electrificación del Caroní) se construyó la represa de Guri que comenzó operaciones en 1968. En ese entonces la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) sufría de las penurias de la falta de electricidad el embajador en Caracas se acercó al gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez -que recién había inaugurado la Central Hidroeléctrica- para pedirle una asesoría de los ingenieros y técnicos venezolanos que habían logrado esa hazaña. Varios de ellos fueron a la URSS y recorrieron los sitios mas indicados para que comenzaran los soviéticos a pensar en el desarrollo hidroeléctrico. Las diferencias en los equipos mas el no haber oficializado los contactos mas allá de la mera visita acabaron con los buenos deseos…

 

COBARDIA MÁXIMA: Una vez mas utiliza el régimen de Maduro la anulación de los pasaportes de los venezolanos a quien alguien desde el gobierno quiere perjudicar, no le cae bien, no quieren que hable o que viaje a exponer la crítica situación de Venezuela ante diversas instancias mundiales o tan solo el capricho de perjudicar a quien no crea en los rojos rojitos. Precisamente el capricho como es mi caso, sin ton ni son, cuando me quitaron (¿o robaron?) el mío hace ya 8 meses.  Esta semana vimos como a los diputados miembros de la Asamblea Nacional que se disponían a viajar a la reunión anual de la Unión Interparlamentaria Mundial que se celebra en Doha, Catar, no les permitieron la salida y les anularon sus pasaportes que como derecho constitucional y por ley tienen. Llevo así 246 días preso dentro de nuestro territorio. Todavía nadie da la cara de haber dado la ilegal e inconstitucional orden…

      

SIN AGUA, SIN PAN:  Hace tres semanas cuando se produjo la primera paralización de una empresa panificadora en Caracas, el saco de 45 kilos de harina sufrió un aumento de precio de 4.500 a 32.000 bolívares. En alerta desde 2016, Juan Crespo, presidente de Fetraharina y de Sintraharina, explicó que desde ese año ha estado alertando sobre las fallas en la disponibilidad de trigo que requieren las 12 empresas molineras en Venezuela. Dijo que estas plantas procesan mensualmente cerca de 30 mil toneladas y a la fecha es muy poco la materia prima que están recibiendo para mantener la producción. Indicó que esa situación recurrente en la escasez del producto ha obligado a las empresas enviar a sus trabajadores a sus casas. El Gobierno ha venido importando 600 mil toneladas de trigo, que a juicio del dirigente sindical es insuficiente para mantener la productividad en la elaboración del pan y de otros productos derivados del trigo, entre ellos las pastas en sus distintas variedades. Crespo dijo que el problema afecta a cerca de 8.900 panaderías a nivel nacional que ante la falta de harina y trigo “están condenadas a cerrar sus negocios”…

 

REALIDAD UNIFORMADA: Desde que los militares tomaron el control del H2O, es decir las fuentes de agua que libremente permitían surtirse a los habitantes de Caracas, los vecinos pagan hasta 250 dólares por una cisterna. Con las cisternas militarizadas los uniformados piden peaje en dólares. Si se niegan los obligan a transportar esa agua a la casa de “mi general” para ganar puntos. Otro síntoma de una economía que, más que barata o cara, está profundamente distorsionada. Una hiperinflación en dólares como nunca llegó a sufrirla el peor ejemplo de la dictadura de Mugabe en Zimbabue, otrora economía record en distorsiones. Hoy somos nosotros. La escasez de agua potable angustia a 70% de los venezolanos, según una encuesta de servicios difundida en el IESA. Si estás leyendo esto eres privilegiado y por eso es esencial que pensemos estrategias creativas para hacer llegar la información: 57% de los consultados carece de Internet. Ese si es el blackout informativo. Y si le añadimos la censura y la autocensura poco podrán informarse de la verdad quienes recurren a esos pocos medios sobrevivientes…

 

¿COMPROMETIDO?: Ayer lo circuló un periodista serio y bien informado. Lo puso en su twitter: “Fuentes del chavismo en Miraflores. Caracas fue excluida del racionamiento de luz por exigencia de los militares, luego de las violentas protestas en barrios populares el pasado domingo en la noche. “Reprimir a los pobres es muy comprometido para nosotros”, dijeron”.

ALTO
TODOS CONTRA TODOS:

 

Lamentablemente nuestra dirigencia opositora no termina de aprender. No puede ser que un régimen oprobioso, corrupto, violador de los derechos humanos, ineficiente e inoperante les lleve todavía la delantera. El esfuerzo valiente de Juan Guaidó pareciera que a algunos no les complace. Sienten que si avanza más ellos quedarán para vestir santos. Unidad es la que hace más falta que nunca en estos días. No se dan cuenta que entre los planes del gobierno, considerado en cónclave reciente de los más radicales que ascendieron con Chávez, está el no aceptar ni diálogo ni elecciones. Están dispuestos a tomarse el tiempo mas lejano posible, esperar con paciencia y comenzar a hacer presos a quienes haga falta utilizando los “blackouts” eléctricos para que la noticia se conozca medio día después. Nada les importa sino seguir el desgobierno. Atrincherarse en la miseria y la muerte es la ruta discutida. Sin luz. Sin agua. Peligrosa vía para todos…

 

РОССИЙСКИЕ ДРУЗЬЯ: Traducido significa “los amigos rusos”. Lo cierto es que el gobierno le debe una millonada a Rusia y ante las diferentes solicitudes de cobro por parte de los entes que como Rosoboronexport le vendió miles de millones en equipos militares. Por mucha amistad comunista el pragmatismo prevalece. Ante esa situación el régimen rojo rojito consiguió trasladar una buena cantidad de dinero, aunque no tanta como lo que se debe, a Rusia para que comenzará su participación en la recuperación del deteriorado armamento vendido. Desde helicópteros accidentados o canibalizados hasta tanques y otros equipos en la misma situación. Tras las primeras revisiones de hace unos meses la inoperatividad ha llegado a niveles del 70%. En medio de la confrontación con Estados Unidos la prioridad se fijó en los sofisticados sistemas antimisiles S-300 lo que puso al país al frente de la defensa antiaérea latinoamericana. A esto se debe la movilización de un avión con un centenar de técnicos militares y otro avión cargado de repuestos para los equipos más perjudicados por la desidia y falta de mantenimiento apropiado. ¿Lo mismo que con El Guri y el Sistema Eléctrico Nacional?. La instalación de una escuela para pilotaje de helicópteros es otra de las excusas para la presencia militar rusa por estos días. Los camaradas están claros. No quieren que se repita el caso de la “fábrica de fusiles  de asalto Kalashnikov” anunciada por Chávez en 2007 y cuyos fondos fueron robados tanto en Venezuela como en la patria madre de ese armamento. En 2016 anunciaron la reanudación de la construcción de la planta y hace poco difundieron la noticia de que estará funcionando este mismo año.  

 

Han fallecido 10 personas en 12 días por

MottaDomínguez_

El ministro para la Energía Eléctrica, Luis Motta Dominguez, informó que nuevos “intentos de sabotaje” ocurridos durante el fin de semana dejaron un saldo de dos fallecidos, que ya suman diez en 12 días.

Motta Dominguez declaró que durante el fin de semana ocurrieron dos incidentes en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN). Uno de ellos ocurrió en la madrugada del domingo cuatro personas ingresaron a la subestación Pedro Camejo en Valencia, Edo. Carabobo. Los individuos fueron recibidos por dos vigilantes y golpearon en la cara a uno de ellos mientras el otro usaba armas de fuego en contra de los criminales. “No obstante lograron crear un cortocircuito que produjo un conato de incendio, dejando sin luz a tres municipios de Carabobo”.

Al mismo tiempo, según el ministro, ocurrió en el Edo. Miranda otro “intento de sabotaje”. Aproximadamente siete personas incursionaron en otro complejo del sistema, donde se engfrentaron a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Uno de los incursores fue herido y se encuentra detenido.

Indicó que este martes 14 en la madrugada, fallecieron dos personas más, arrojando un total de 10 personas muertas y seis personas heridas por situaciones de saboteo. reportó desde el Puesto de Comando Presidencial en el Palacio de Miraflores.

Fallece una persona más en supuesto sabotaje a Sistema Eléctrico Nacional

MottaDominguez

Una persona falleció al intentar “sabotear” una planta de tratamiento de agua en Bolívar, informó este martes el ministro para la Energía Eléctrica, Motta Domínguez.

José Rafael Coa Sifontes falleció cuando intentaba manipular el sistema que le da electricidad a la planta de tratamiento de agua del sector La Llovizna en el campamento del Guri en el estado Bolívar.

Coa Sifontes poseía antecedentes penales según el ministro, quien resaltó que es el quinto muerto en los últimos seis días por intentos de sabotajes al SEN y que “es un hecho que hay que analizar”.

Para el ministro, estos actos forman parte de un plan desestabilizador, por lo que afirmó que se aplicará  “todo el peso de la ley” a aquellas personas que estén inmersas en este tipo de acciones.

Motta Domínguez informó del fallecimiento de tres personas en

MottaDominguez

El ministro para la Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, dio a conocer este jueves que tres personas fallecieron en un “intento de sabotaje” dentro del Complejo Petroquímico Hugo Chávez.

De acuerdo al ministro, las tres personas que murieron calcinadas habrían vulnerado el sistema de seguridad para sabotear el transformador principal, que entró en cortocircuito y generó un incendio durante la noche del miércoles.

Como “un ataque directo al pueblo” consideró Domínguez el hecho por el cual hay dos personas identificadas y una detenida. “Estos son ataques sistemáticos que vienen instruidos con el fin de desestabilizar los Complejos Petroquímicos del país”.

Este es el segundo Complejo Petroquímico que es atacado, destacó igualmente el ministro al recordar que el mismo miércoles 01 de febrero falleció una persona electrocutada, llamada Omar Ortiz Salón, al intentar sabotear el sistema eléctrico El Tablazo al cortar un cable de alta tensión del transformador que alimenta la línea Yaracuy-Zulia y al complejo petrolero. Otras dos personas fueron detenidas por el hecho.

 


“Imágenes fuertes”

A pesar de dirigirse a la población en horas de la mañana, en horario apto para menores de edad, el ministro exhibió fotografías de los cadáveres en su alocución por televisión, dando una simple advertencia antes de enseñar las imágenes.

En su cuenta de Twitter también publicó fotografías del fallecido en El Tablazo sin ningún tipo de protección ante la crudeza de la escena sino otra simple advertencia “Imágenes fuertes, queda a discreción verlas”, a pesar de que la plataforma hace imposible no ver las imágenes adjuntas.