inmigración venezolana archivos - Runrun

inmigración venezolana

92,5% de los venezolanos asalariados en Perú no tienen un contrato de trabajo

NUEVE DE CADA DIEZ migrantes venezolanos se encuentran trabajando en Perú, con un porcentaje de inactivos de 4%, pero en su mayoría en una relación de informalidad laboral.

El hallazgo está recogido en una encuesta realizada por la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, el Ministerio de Trabajo, la Organización Internacional del Trabajo y la Organización Internacional de Migraciones.

Los resultados del estudio, publicados por el diario Gestión este miércoles 7 de agosto, indican que 92,5% de los trabajadores asalariados dijo no tener un contrato de trabajo.

La investigación arroja además que 55% de inmigrantes venezolanos son hombres y 45% mujeres, siendo una población mayoritariamente joven, sobre todo de 18 a 29 años.

Mercado laboral saturado

El estudio indica que, según cifras del Ministerio del Trabajo, el mercado laboral peruano llegó a un estado de saturación, ya que cada año 358.000 peruanos jóvenes se suman a la Población Económicamente Activa y solo se crean 103.653 nuevos empleos.

A esta cifra se añade el ingreso (conservador) de al menos 400.000 venezolanos, refiere la nota del diario peruano.

De la educación y el sueldo

De acuerdo con los datos de la Superintendencia de Migraciones sobre el número de personas que cuenta con Permiso Temporal de Permanencia (PTP) o han iniciado el trámite, se observa para abril de este año una disminución del nivel educativo de los venezolanos que ingresan al Perú.

Del estudio también se desprende que casi la mitad (49%) de los venezolanos encuestados recibe ingresos que van desde el salario mínimo hasta un máximo de 1.500 soles.

Sin embargo, 46% dijo tener ingresos por debajo del salario mínimo vital. 

Lee aquí la nota de Gestión.

ONU y CIDH expresan su preocupación por desaparición de venezolanos en supuesto naufragio

DIFERENTES INSTANCIAS TANTO DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS (CIDH) como dela Organización de las Naciones Unidas (ONU), expresaron su “profunda preocupación” por la desaparición de migrantes venezolanos en aguas del mar Caribe a bordo de la embarcación Jhonnaly José el pasado 24 de abril, mientras se dirigía de Güiria a Trinidad y Tobago.

La CIDH urge a Trinidad y Tobago y Venezuela a adoptar las medidas necesarias para coordinar operaciones de búsqueda y rescate, así como la puesta en marcha de investigación para la identificación y localización de fallecidos.

Los familiares de 21 desaparecidos manifestaron que tanto las autoridades trinitarias como las venezolanas han emitido información contradictoria acerca del número de personas que se encontraban a bordo del barco o la cifra exacta de cuántas de estas fueron rescatadas. De hecho, existe desinformación sobre las personas encontradas con vida, puesto que medios de comunicación han informado el rescate de al menos 9 personas, quienes fueron posteriormente trasladas a un hospital en Güiria, Sucre.

El relator de la CIDH y los expertos de ONU observan con preocupación que este naufragio no es el primero que se produce en el Caribe. El 11 de enero de 2019, también se registró el hundimiento de una embarcación que trasladaba a unas 30 personas venezolanas que se dirigían a la isla de Curazao, de las cuales cuatro murieron y las demás no fueron encontradas de inmediato.

El comisionado Luis Ernesto Vargas Silva, relator sobre los Derechos de los Migrantes de la CIDH, declaró que “este trágico naufragio en el Mar Caribe y las desapariciones de las personas que iban en la embarcación son una muestra más del nivel de desesperación que a diario enfrentan las personas venezolanas, quienes por diferentes causas se ven forzadas a migrar de sus hogares y a afrontar peligros extremos durante sus recorridos a otros países para buscar sobrevivir”.

El Relator Especial sobre derechos humanos de los migrantes de la ONU, Felipe González Morales, señaló, a su vez, que “es indispensable que Venezuela y Trinidad y Tobago emprendan una investigación a fondo para esclarecer lo sucedido y establecer las responsabilidades, de manera que tragedias como la ocurrida no se repitan.”

Por su parte, el presidente del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas de la ONU, Bernard Duhaime, enfatizó que los métodos establecidos para la búsqueda de personas desaparecidas deben ser aplicados, tal como lo señaló el grupo en su informe acerca de las desapariciones forzadas en el contexto de la migración. “Los estados tienen la obligación de hacer cuanto esté en sus manos para localizar inmediatamente a las víctimas, así como cooperar entre ellos con ese fin. En caso de presunción de fallecimiento, el Estado debe buscar los restos, identificarlos y restituirlos dignamente a los familiares,” afirmó Duhaime.

Ante la situación de las personas migrantes venezolanas, la CIDH y los expertos de Naciones Unidas urgen a los Estados establecer mecanismos para fortalecer y coordinar operaciones de búsqueda y rescate, investigación y protocolos forenses, tratamiento digno de los restos de fallecidos, identificación y localización de familias mediante el intercambio seguro de información ante mortem, post mortem y ADN.

De igual manera, observan que se requieren medidas urgentes para asegurar la participación efectiva de los familiares y allegados de las personas desaparecidas, así como la implementación de acciones dirigidas a brindarles información suficiente sobre los avances y resultados de las búsquedas y la asistencia que requieran.

Comenzó en Perú primer registro de profesionales venezolanos

ESTE SÁBADO EMPEZÓ EN PERÚ EL PRIMER REGISTRO VIRTUAL DE PROFESIONALES VENEZOLANOS, iniciativa promovida por la organización no gubernamental (ONG) Unión Venezolana en Perú.

“Lo que buscamos es que los venezolanos no seamos vistos solo como una cifra o problema, sino la posibilidad de contribuir en áreas específicas”, expresó Oscar Pérez, director de la ONG, a El Comercio. Agregó que el objetivo con este registro no es solo manejar datos cuantitativos, sino contar con mayor información sobre los profesionales venezolanos en Perú y conocer su disposición de, eventualmente, acudir a regiones del país donde puedan cubrir plazas.

Este primer registro de profesionales venezolanos en Perú será del 22 de setiembre al 7 de octubre de manera online. Para ello, la ONG ha dispuesto en su página web una pestaña en la cual podrán ingresar y colocar sus datos personales y profesionales.

Pérez indicó que la data que reúnan será entregada al gobierno peruano para que evalúen la propuesta que presentaron hace un mes a la Cancillería, de la que aún no tienen respuesta.

Este primer registro está dirigido a técnicos superiores universitarios y universitarios venezolanos que hayan obtenido grados superiores en Venezuela o en otra universidad.

Quienes se registren deben estar en Perú, ya que no es posible hacer el registro desde otro lugar. En cuanto a la documentación, pueden ser venezolanos con Permiso Temporal de Permanencia (PTP) o solicitantes de refugio, así como quienes ya cuenten con carné de extranjería.

“Cuando ingresen al link, lo primero que van a tener que colocar es su número de teléfono, al cual le llegará un código de validación que les permitirá ingresar al sistema y participar en el registro”, explicó Oscar Pérez. “No planteamos desplazar o sustituir a nadie, sino que hay plazas vacantes que representan un déficit grave en regiones del país que pueden ser cubiertas por profesionales venezolanos”, añadió.

Para este primer registro de profesionales venezolanos en Perú no hay límite de edad. Quienes se inscriban, pueden acreditar sus grados universitarios, de posgrado y superiores. “Los datos estarán encriptados. Es imposible que la data pueda ser manipulada con otros fines”, refirió respecto a la seguridad de la información que se ingrese.

Una vez que concluya el registro, el director de la ONG dijo que podrán presentar al gobierno la información sobre con qué profesionales cuentan.

Por otro lado, habrá una segunda fase, que será presencial. En ella, a todos los profesionales que participaron se les le entregará un carné con chip en el que tendrán todo su historial personal y académico.

OIM destaca esfuerzos de la región para atender inmigración venezolana

El director regional de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Diego Beltrand, destacó hoy los esfuerzos de los países de la región para atender la inmigración venezolana y prevenir que se agrave su situación.

Durante su participación en el Primer Congreso Internacional sobre Inmigración, que se desarrolla hasta mañana en Lima, Beltrand manifestó que en los últimos tres años la inmigración venezolana asciende a dos millones de ciudadanos, de los cuales al menos la mitad permanece en Colombia.

“Exhortamos a los países que están recibiendo a los hermanos venezolanos a atender su regularización”, agregó el titular de la OIM en una nota de prensa de la oficina peruana de Migraciones.

Se sumó al pedido de Beltrand la representante de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados en el Perú (ACNUR), Juliana Bello, quien apuntó que los Estados tienen la responsabilidad de atender a los migrantes mediante mecanismos de refugio o de regularización migratoria.

Los expositores coincidieron en que el fenómeno de la migración venezolana hacia los países de la región debe ser abordado de manera regional, mediante políticas que faciliten su integración a la sociedad y protejan sus derechos fundamentales.

El Superintendente Nacional de Migraciones de Perú, Eduardo Sevilla Echevarría, reveló que en el Perú, a la fecha, se encuentran más de 353.000 venezolanos, de los cuales solo 53.000 cuentan con un Permiso Temporal de Permanencia (PTP), documento que regula su situación migratoria y con el que pueden trabajar y tributar, así como acceder a servicios básicos.

“Tenemos que tratar este tema de manera articulada con las autoridades migratorias de la región y los organismos especializados del sistema de Naciones Unidas, con normas migratorias que se adecúen a la actual dinámica. Se requiere una respuesta regional”, añadió.

El Primer Congreso Internacional sobre Inmigración reúne en Lima a más de 30 especialistas internacionales con el fin de abordar el contexto regional de la inmigración y sus consecuencias, así como los derechos humanos de los inmigrantes, y la experiencia internacional de los Estados sobre la inmigración.