CEV archivos - Runrun

CEV

Los #Runrunes de Bocaranda de hoy 28.08.2019: BAJO: La iglesia está firme
BAJO
LA IGLESIA ESTA FIRME: 

 

La Conferencia Episcopal Venezolana volvió a recordar lo que planteó en su última Pastoral donde abordó “La tarea de reconstruir Venezuela: con decisiones urgentes”. Reiteró lo dicho el pasado mes de enero: “ante la realidad de un gobierno ilegítimo y fallido, Venezuela clama a gritos un cambio de rumbo, una vuelta a la Constitución. Ese cambio exige la salida de quien ejerce el poder de forma ilegítima y la elección en el menor tiempo posible de un nuevo Presidente de la República. Para que sea realmente libre y responda a la voluntad del pueblo soberano, dicha elección postula algunas condiciones indispensables tales como: un nuevo Consejo Nacional Electoral imparcial, la actualización del registro electoral, el voto de los venezolanos en el exterior y una supervisión de organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea, entre otras; igualmente el cese de la Asamblea Nacional Constituyente. También recordó su mensaje a los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, los órganos policiales y el Ministerio Público, en el cumplimiento de sus deberes constitucionales, quienes deben obrar conforme a la justicia y la verdad, y no al servicio de una parcialidad política. Así erradicarán de su seno las prácticas de persecución y tortura, y resguardarán, defenderán y harán respetar los derechos de todos, por encima de cualquier interés personal o partidista”. Maduro y su equipo siguen haciéndose los sordos ante dichos planteamientos.

 
MEDIO MILLAR DE PRESOS POLITICOS: 

El director de la ONG Foro Penal Venezolano (FPV), Gonzalo Himiob, detalló que en Venezuela se contabilizan hasta la fecha, 501 presos políticos en los calabazos de los diferentes centros de reclusión del país. “Entre el 1 de enero de 2014 al 26 de agosto de 2019 se han realizado 15.160 arrestos políticos de los cuales, 501 son presos políticos; mientras que 8.904 se encuentran sujetos a procesos penales y medidas cautelares”, indicó Himiob durante una rueda de prensa en su sede de Caracas.

 
¿ACUERDO?:

Lo leo en varios medios en las redes: “el reciente viaje a Rusia de un funcionario militar venezolano -supuestamente para firmar otro acuerdo de cooperación armamentista con sus pares rusos- le habría servido para celebrar una rápida luna de miel tras nuevamente haberse casado unos días antes. La fachada de esa cooperación militar habría sido utilizada para recorrer otra ciudad del imperio ruso y allí inspirarse para seguir denunciando al imperio que no los deja dormir: el estadounidense. No hay nada oculto en el globo. ¿O en los satélites?.

Casualmente el M/G Padrino había declarado que la planta de fabricación de los fusiles Kalashnikov, ofrecida por Chávez en 2012, sería -por fin- inaugurada este 2019. Sin embargo ayer leímos en el diario ruso Sputnik que “la planta para fabricar los fusiles Kalashnikov que se construye en Venezuela se inaugurará entre 2020 y 2021”. Así lo “informó a la prensa el director del Servicio Federal ruso de Cooperación Técnica Militar (FSTVS, por sus siglas rusas), Dmitri Shugáev”.

No hay alimentos, no hay medicinas, no hay agua, no hay luz, no hay ley pero si habrán fusiles y municiones…

 

 

 

Conferencia Episcopal condenó las recientes violaciones de DD.HH. en Venezuela

LA COMISIÓN DE JUSTICIA y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana exhortó este jueves a la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos “a exigir al Estado venezolano el cese del patrón de violaciones a los derechos humanos en el país”.

En el comunicado, el Episcopado responsabilizó al Estado de la detención y posterior muerte del capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo, y las agresiones al joven tachirense Rufo Chacón Parada, quien perdió la visión luego de recibir perdigones en el rostro.

 

COMUNICADO

 

“Todo el que aborrece a su hermano es un homicida” (1 Jn 3,13)

La Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal de Venezuela condena con indignación, el sometimiento, la vejación y el dolor causado a nuestros hermanos, el Capitán Rafael Acosta Arévalo, muerto por causa de las torturas de sus captores y el joven Rufo Chacón Parada, desfigurado y ciego por las fuerzas policiales mientras manifestaba por la falta de gas doméstico. El Estado Venezolano es responsable. No consentiremos la manipulación, el disimulo y la atenuación de estos graves hechos. Es nuestro compromiso como Iglesia, que ve en el rostro sufriente de los familiares y de las víctimas el dolor de nuestro Señor Jesucristo.

Estas dos víctimas hoy representan los gritos de muchos otros ciudadanos que han sido sometidos a iguales patrones y sus casos han sido invisibilizados.

 

Esta Comisión denuncia lo siguiente:

1. La desaparición forzada, la tortura, los tratos crueles, inhumanos o degradantes, excesos policiales perpetrados con fines de investigación criminal, como medio intimidatorio, como castigo personal, como medida preventiva, como pena o con cualquier otro fin contra los venezolanos, son prácticas instaladas en los órganos militares y policiales, y están ocurriendo permanentemente, como un secreto a voces que nos clama en la conciencia. Esta conducta inmoral, innoble y deshonrosa es un atentado a la dignidad de la persona y viola las convenciones y tratados suscritos por la República, que hace responsable directamente a los funcionarios que las ordenan, las apliquen, las toleren o que pudiendo impedirlo, no lo hagan.

2. En el caso del joven Rufo, la desproporción en el uso de la fuerza vuelve a dejar secuelas imborrables en esta familia: un joven bachiller ahora ciego, desfigurado y sin ganas de vivir, una madre traumatizada a quien además de los derechos básicos para la vida se les niega, el de manifestar, el de quejarse, el de no estar de acuerdo con esta vida precaria a la que hemos sido sometidos por la mala gerencia pública. El silencio no es una opción ante tanto atropello.

3. La prisión preventiva dictada a los dos funcionarios adscritos a la Dirección de Contrainteligencia Militar que actuaron contra el Capitán Arévalo y de los efectivos que dejaron desfigurado y ciego al joven Rufo es un primer paso hacia la justicia, sin embargo consideramos que las investigaciones deben regirse de acuerdo a los estándares y protocolos internacionales relacionados con los casos de tortura y no como una simple investigación penal. Eso incluye la realización de la autopsia de ley adecuada y con expertos independientes y a preservar de manera adecuada todo el acervo probatorio. La precalificación e imputación de homicidio preterintencional con causal, de la cual la Comisión ha tenido información, pretende disimular la grave violación de los derechos humanos infringida contra el Capitán Arévalo. Esto es inaceptable.

4. Como miembros de la Iglesia observamos con dolor que quienes han perpetrado estos atroces crímenes son jóvenes de 22 y 23 años. Nos preguntamos: ¿Esta es la generación de relevo de las Fuerzas Armadas? ¿Quiénes enseñaron a estos jóvenes a causar tanto daño a sus hermanos? ¿Cuáles son las responsabilidades de los superiores en la cadena de mando de esas instituciones?. Sin duda alguna estos jóvenes perpetradores son también víctimas de un sistema que ha permitido esta degradación moral y espiritual en nuestro país.

 

La Comisión de Justicia y Paz exhorta:

A la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos a exigir al Estado venezolano el cese del patrón de violaciones a los derechos humanos en el país.

A todos los familiares y grupos de Derechos Humanos a no desfallecer en el instrumento de la denuncia que parece ser hoy no tan asertivo ante un Estado de alta impunidad.

A los familiares les acompañamos con nuestra oración al Señor, por mediación de Nuestra Señora de Coromoto, para que cese la represión y reine la justicia, la misericordia y la paz que tanto anhelamos los venezolanos.

 

Es justicia, en Caracas a los 4 días del mes de Julio de 2019

+ Monseñor Roberto Lückert
Arzobispo Emérito de Coro
Presidente de la Comisión de Justicia y Paz
Pbro. Saúl Ron Braasch
Vicario General de la Comisión de Justicia y Paz

CEV en informe a Bachelet: “Se está menospreciando la dignidad de la persona humana”

LA CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA (CEV) se reunió el viernes 21 de junio con la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y se le entregó un informe donde exponen la grave situación que han documentado en Venezuela, especialmente desde 2014.

A través de una serie de tuits, la CEV indicó los temas que trataron con Bachelet. Diáspora masiva de venezolanos, trata de personas, aumento de prostitución, la situación en las fronteras, aumento de la desnutrición infantil, acceso a servicios públicos y la pérdida del Estado de derecho son algunos de los puntos que trataron los obispos.

“Se está menospreciando la dignidad de la persona humana”, sentenció la Conferencia Episcopal, al referirse a la degradación de los derechos de los ciudadanos por medio de políticas públicas implementadas por el régimen de Nicolás Maduro.

“La pérdida del Estado de derecho imposibilita a quien acudir dejando en la orfandad a las víctimas de la violencia por parte del Estado”, dijo la CEV, al tiempo que esperan que el informe de Bachelet “refleje el rostro real de lo que pasa en Venezuela, que permita señalar mecanismos para solucionar los problemas de fondo de lo que ocurre con nuestro pueblo”.

La Conferencia Episcopal solicitó a la Alta Comisionada que nombre un equipo de monitoreo sobre la situación de los DDHH en territorio venezolano, luego de las recomendaciones que serán presentadas por Bachelet en julio.

Además, le piden que logre llevar a colación el tema del reconocimiento a organizaciones no gubernamentales dentro del país que colaboren en la distribución de insumos médicos y alimentos, con el objetivo de paliar la emergencia humanitaria compleja.

Otras de las solicitudes de la CEV son la liberación de todos los presos políticos, eliminar las prácticas abusivas de cuerpos de seguridad del Estado que violentan los derechos humanos así como la actuación de grupos de civiles armados (colectivos), restituir los derechos electorales, políticos y económicos que lleven a unas elecciones ” libres y transparentes, con un nuevo CNE y una nueva revisión de la data del Registro Electoral. La salida es la elección de un nuevo Presidente y el reconocimiento de la Asamblea Nacional como ente elegido por el pueblo”.

 

CEV pide establecer responsabilidades por muertes en cárcel de Acarigua

LA CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA (CEV), lamentó los hechos violentos que se originaron el pasado 24 de mayo en un recinto policial en el estado Portuguesa, y pidió hacer justicia en el caso.

A través de un comunicado, exigió al Estado venezolano que inicie las investigaciones necesarias para aclarar la situación que dejo más de 20 muertos.

La CEV sostuvo que la Iglesia Católica “condena estas muertes y hace un llamado al Estado para que adopte medidas inmediatas que garanticen la vida y la integridad de las personas detenidas e inicie, a través de las instancias pertinentes las investigaciones correspondientes, a fin de determinar la responsabilidad de los autores materiales e intelectuales que bien, por acción u omisión hayan promovido y suscitado estas muertes”, dice parte del documento.

En el comunicado, además, insisten en que es “responsabilidad” del gobierno garantizar el respeto a los derechos humanos de todas las personas que se encuentran privadas de libertad.

Iglesia colaborará en la entrega de la ayuda humanitaria

DURANTE UNA RUEDA DE PRENSA, La Conferencia Episcopal Venezolana informó que la Cruz Roja Internacional le solicitó apoyo para organizar los insumos, medicamentos y alimentos, una vez toquen suelo venezolano.

El monseñor Mario Moronta, obispo de San Cristóbal, detalló que el organismo (CICR) solicitó que las autoridades eclesiásticas ayuden en la “recepción y la consignación” de los insumos médicos.

“La iglesia va a hacer posible no solamente la recepción, sino la consignación de dicho material”, dijo.

Por otra parte, el alto clero rechazó las acciones violentas contras manifestantes en el país.

El segundo vicepresidente de la CEV, Raúl Biord, arzobispo de La Guaira, deploró que el Estado venezolano realice llamados a los grupos colectivos para que no permitan que se realicen las “legítimas protestas”.

“Resulta grave, ilegal e irresponsable el llamado a los colectivos a reprimir a la gente cuando reclama legítimamente sus derechos fundamentales”, dijo.

CEV condenó detención de Roberto Marrero y allanamiento a residencia de Sergio Vergara

LA CONFERENCIA EPISCOPAL Venezolana rechazó la detención del abogado Roberto Marrero, asistente del presidente del parlamento, Juan Guaidó y el allanamiento de la residencia del diputado de la Asamblea Nacional Sergio Vergara.

“Esta instancia eclesial lamenta estas violaciones, y las denuncia ante los organismos pertinentes para que ejerzan y cumplan con las atribuciones que la constitución y las leyes le confieren, a fin de restablecer los derechos vulnerados a estos ciudadanos”, explica el comunicado divulgado este viernes.

La iglesia recordó a los funcionarios judiciales, fiscales del Ministerio Público y policías aprehensores, que no podrán justificar sus acciones alegando el cumplimiento de órdenes superiores. “Los delitos consecuentes de aquellas acciones son imprescriptibles”.

Explicó que “en concordancia con nuestra Carta Magna, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, reitera que ningún individuo deberá ser aprehendido y privados de su libertad por decisiones arbitrarias”.

Conferencia Episcopal Venezolana:

ESTE JUEVES, EN UNA RUEDA de prensa en la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana (CVE), la presidencia de la institución se pronunció acerca del ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela, asegurando que “el deterioro de las condiciones de vida ha llevado al país a situaciones límites, sobre todo en las áreas alimentarias y de salud”.

Además señalaron que la Iglesia, en sus diversas instancias, ha pedido muchas veces la posibilidad de abrir un canal humanitario. La respuesta ha sido siempre un “no” rotundo. “La Asamblea Nacional, en representación legítima del pueblo venezolano, ha tomado la iniciativa de organizar esta ayuda con el concurso de varios países y pueblos hermanos”, dijo el Obispo Auxiliar de Caracas y secretario de la CEV, José Trinidad Fernández Ángulo, para luego añadir que “El país necesita la ayuda humanitaria”.

Ángulo aseguró que “El régimen tiene la obligación de atender las necesidades de la población, y para ello facilitar la entrada y distribución de la misma, evitando cualquier tipo de violencia represiva”.

La CVE aclaró que pedir y recibir ayuda no es ninguna traición a la patria; antes bien, es un deber moral que nos incumbe a todos, ante las carencias y urgencias dramáticas que padece el pueblo venezolano.

Asimismo, el Obispo dijo que el CVE no atiende a intereses políticos, sino al bien del pueblo más vulnerable. No resuelve todos los problemas de la población

Aunado a esto, Ángulo dijo que la institución está en contra de todo tipo de violencia, e invitó a la FANB para que se ponga del lado del pueblo al que pertenece. “El juramento de hacer cumplir la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que hace el estamento militar tiene como destinatario al pueblo venezolano, el compromiso de la FANB es defender al pueblo, proteger sus derechos inalienables y hacer brillar su dignidad humana. La FANB no deben cumplir órdenes que atenten contra la vida y la seguridad de la población. Deben permitir el ingreso y distribución de la ayuda internacional”.

Por último exclamó ¡Escuchen el clamor del pueblo, dejen entrar y distribuir en paz la ayuda humanitaria!.

CEV solicitó permisos para el ingreso de ayuda humanitaria

LA CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA (CEV), pidió este lunes que se otorguen los permisos necesarios para que pueda ingresar la ayuda humanitaria al país.

Durante una rueda de prensa, el secretario general de la CEV, el monseñor José Trinidad Fernández, solicitó al gobierno que genere los permisos que se necesitan para que puedan ingresar a Venezuela la ayuda de otras naciones.

“La Iglesia Católica comprometida desde hace muchos años en acompañar y auxiliar a la población más afectada y actuando de acuerdo a los principios de independencia, imparcialidad y humanidad, solicita que sean concedidos los permisos necesarios para disponer de la ayuda humanitaria, como un medio para mitigar el impacto de la crisis sobre la gente más vulnerable”, dijo.

En un comunicado emitido por la CEV, la iglesia ratifica su compromiso y el de varias organizaciones en la búsqueda de una solución y ayuda a los problemas que afectan a la sociedad.