Bolichicos archivos - Página 2 de 3 - Runrun

Bolichicos

La justicia de EE UU tras los bolichicos, por Jesús Ollarves

 

Las personas y organizaciones vinculadas al crimen organizado requieren que sus transacciones tengan apariencia de legalidad. Es por ello que el delito de legitimación de capitales (lavado o blanqueo) incluye una variada gama de artilugios para ocultar la procedencia ilícita del dinero, incorporarlo en el flujo legal de las economías y burlar los sistemas de control financiero nacionales e internacionales.

Para lograr sus objetivos, los lavadores de dinero utilizan la conversión y el movimiento. La conversión tiene lugar cuando los productos financieros cambian de una forma a otra; por ejemplo, cuando se compra un carro con ganancias ilícitas, en este caso el dinero originalmente ilícito cambia de forma, de dinero a carro. El movimiento ocurre cuando los mismos productos financieros cambian de localidades, como cuando los fondos son transferidos de un país a otro.

Para proteger sus sistemas financieros y luchar contra el financiamiento del terrorismo y el crimen organizado, los Estados han adoptado leyes que establecen mecanismos de investigación, procedimientos de vigilancia y severas disposiciones contra el lavado de dinero. En paralelo, han ratificado tratados internacionales para fortalecer la cooperación internacional y combatir la impunidad, a partir de la certeza de que, por lo general, se trata de un crimen internacional.

Estados Unidos adoptó la USA Patriot Act, o “International Money Laundering Abatement and Anti-Terrorist Financing Act of 2001”, o Ley Patriota. Es una ley extraterritorial; es decir, sus efectos se pueden extender más allá del territorio estadounidense, de modo que es aplicable a cualquier persona u organización que utilice el sistema financiero estadounidense.

Se trata de una ley de aplicación obligada para quienes quieren hacer negocios con Estados Unidos. Por eso ningún funcionario o empresario venezolano está exento de los mecanismos de control establecidos para transacciones comerciales y financieras.

Eso es lo que les espera a los llamados bolichicos, a esa casta de empresarios inescrupulosos que ha emergido y se han lucrado al amparo del régimen chavista-madurista. Confiados de la impunidad reinante en Venezuela, han creído que no les pasará nada en Estados Unidos o Europa. Sin embargo, la respuesta del sistema de justicia norteamericano fue contundente. El miércoles pasado, cuatro de estos personajes fueron acusados en una corte federal de Miami de formar parte de una gigantesca red de corrupción que lavó cerca de 1200 millones dólares obtenidos fraudulentamente a través del régimen cambiario del país.

La nota oficial del Departamento de Justicia de Estados Unidos indica que Matthias Krull, de 44 años, ciudadano alemán y residente panameño, y Gustavo Adolfo Hernández Frieri, de 45 años, ciudadano colombiano y ciudadano estadounidense naturalizado, fueron acusados formalmente de una conspiración para cometer un delito de lavado de dinero. Ambos fueron detenidos en Miami el 24 y 25 de julio.

“La demanda también acusa a Francisco Convit Guruceaga, de 40 años; José Vincente Amparan Croquer, alias, ‘Chente’, 44; Carmelo Urdaneta Aqui, 44; y Abraham Eduardo Ortega, de 51 años, todos venezolanos; y Hugo Andre Ramalho Gois, de 39 años, ciudadano portugués, y Marcelo Federico Gutiérrez Acosta y Lara, de nacionalidad uruguaya, de 40 años, por su presunta participación en el plan. Estos acusados siguen prófugos”, señala el reporte.

Las autoridades estadounidenses precisaron que “según la demanda penal, la conspiración en este caso supuestamente comenzó en diciembre de 2014 con un plan de cambio diseñado para malversar alrededor de 600 millones de dólares de PDdvsa, obtenidos a través de soborno y fraude, y los esfuerzos de los demandados para blanquear una parte de los ingresos de ese esquema. Para mayo de 2015, la conspiración presuntamente se había duplicado en 1.200 millones de dólares malversados por Pdvsa. Pdvsa es la principal fuente de ingresos y divisas de Venezuela (concretamente, dólares estadounidenses y euros)”.

En la jurisdicción interna de los Estados estas medidas son legítimas. Así como un Estado decide cuáles son los requisitos para el ingreso y permanencia de los extranjeros en su territorio, también tiene la potestad para evitar que los violadores de derechos humanos, corruptos y traficantes de drogas utilicen su territorio como refugio, centro de negocios o para disfrutar de las vacaciones familiares.

En el ámbito de sus respectivas competencias, los Estados deciden si amparan con su silencio la legitimación de capitales en otros Estados, o si, por el contrario, hacen lo que esté a su alcance para detener las actividades delictivas de los corruptos; por ejemplo, mediante la restricción de los permisos de migración (visas) y la congelación de activos, como cuentas bancarias, casas, carros, aviones, yates, y la cárcel.

El lavado de dinero y el aprovechamiento del diferencial cambiario es noticia en Venezuela, cada vez más frecuentemente. El presidente de la Subcomisión de Lucha Antidroga, Antiterrorismo y Delincuencia Organizada de la Asamblea Nacional, diputado José Luis Pirela, anunció el 17 de julio de 2018 la investigación de hechos de corrupción, lavado de dinero y delincuencia organizada del Clan Nania constituido por: Jeanlu Nieto, Oswaldo Nania, Antonio Nania, y Alfredo Nania, quienes habrían utilizado el sistema financiero norteamericano para legitimar capitales.

Ante la impunidad en algunos países, otros, auténticamente preocupados y ocupados en preservar la seguridad jurídica, pueden imponer restricciones a los traficantes de drogas, corruptos y violadores de derechos humanos.

Para los criminales internacionales, no hay un lugar en el cual puedan viajar, trabajar, vacacionar, guardar el dinero o simplemente vivir sin el temor de ser apresados. Tampoco podrán solicitar asilo ni refugio, y siempre serán perseguidos y estigmatizados como delincuentes internacionales, porque la acción penal en contra de los crímenes que han cometido no prescribe.

 

@jesusollarves

El Nacional

Cuatro venezolanos acusados por Fiscalía de EEUU por red de lavado de dinero de PDVSA

Un grupo de exfuncionarios y empresarios venezolanos, junto a empresarios de otras nacionalidades, fueron acusados de lavar 1.200 millones de dólares de PDVSA en Florida, informó el miércoles la fiscalía estadounidense, que identificó como “boliburgueses” a esos “miembros de la elite venezolana”.

Un alemán y un colombiano fueron arrestados entre el martes y el miércoles en Miami, Florida, y en Sicilia, Italia, respectivamente. También están acusados de participar en este millonario esquema de lavado de dinero cuatro venezolanos, un portugués y un uruguayo que no han sido detenidos, informó la fiscalía. Entre los venezolanos se incluyen Francisco Convit, accionista de Derwick Associates; Carmelo Urdaneta, exasesor jurídico del Ministerio de Petróleo y Minería y Abraham Ortega, exejecutivo de la empresa estatal petrolera PDVSA.

 

A continuación la publicación de la Fiscalía de EEUU traducida libremente por Runrun.es:

Dos supuestos participantes en un esquema internacional de mil millones de dólares para lavar fondos malversados ​​de la petrolera estatal venezolana PDVSA usando bienes raíces en Miami, Florida y complejos esquemas de inversión falsa fueron arrestados ayer y hoy.

El anuncio fue hecho por el Fiscal Federal Benjamin Greenberg del Distrito Sur de Florida, el Fiscal General Adjunto Brian A. Benczkowski de la División Criminal del Departamento de Justicia y el Agente Especial a Cargo Mark Selby de la Oficina de Campo de Miami de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) del Departamento de Inmigración y Aduanas de EE.UU.

Matthias Krull, de 44 años, ciudadano alemán y residente panameño, y Gustavo Adolfo Hernández Frieri, de 45 años, ciudadano colombiano y naturalizado ciudadano estadounidense, fueron acusados ​​en una denuncia penal por conspiración para cometer lavado de dinero. La demanda también acusa a Francisco Convit Guruceaga, de 40 años; José Vincente Amparan Croquer, alias, “Chente”, 44; Carmelo Urdaneta Aqui, 44; y Abraham Eduardo Ortega, de 51 años, todos venezolanos; y Hugo Andre Ramalho Gois, de 39 años, ciudadano portugués, y Marcelo Federico Gutiérrez Acosta y Lara, de nacionalidad uruguaya, de 40 años, por su presunta participación en el plan. Estos acusados ​​siguen prófugos. Krull fue arrestado anoche en Miami y tuvo su comparecencia ante el tribunal el día de hoy ante la Jueza Magistrada de los Estados Unidos Alicia M. Otazo-Reyes en Miami. Está previsto que Krull tenga una audiencia de detención previa al juicio el 30 de julio y una audiencia preliminar el 8 de agosto. Frieri fue arrestado hoy en Sicilia, Italia, y enfrenta un proceso de extradición.

Según la demanda penal, la conspiración en este caso supuestamente comenzó en diciembre de 2014 con un plan de cambio diseñado para malversar alrededor de $ 600 millones de PDVSA, obtenido a través de soborno y fraude, y los esfuerzos de los demandados para blanquear una parte de los ingresos de ese esquema. Para mayo de 2015, la conspiración presuntamente se había duplicado en $ 1.200 millones malversados ​​por PDVSA. PDVSA es la principal fuente de ingresos y divisas de Venezuela (concretamente, dólares estadounidenses y euros).

La demanda alega que quienes rodean y apoyan estos esquemas de lavado de inversiones falsas son administradores de dinero cómplices, firmas de corretaje, bancos y firmas de inversión inmobiliaria en los Estados Unidos y en otros lugares, operando como una red de lavadores de dinero profesionales.

Los supuestos conspiradores incluyen antiguos funcionarios de PDVSA, lavadores de dinero profesionales de terceros y miembros de la élite venezolana, a veces conocidos como “boliburgueses”.

Las acusaciones contenidas en la queja son solo alegatos y todos los acusados ​​se presumen inocentes hasta que se demuestre su culpabilidad más allá de toda duda razonable en un tribunal de justicia.

Este caso es el resultado de los esfuerzos en curso del “Task Money Flight” del Grupo de trabajo para la lucha contra el narcotráfico organizado (OCDETF), una asociación entre las agencias federales, estatales y locales de aplicación de la ley. La misión de OCDETF es identificar, investigar y enjuiciar a los miembros de alto nivel de las empresas de tráfico de drogas, reuniendo la experiencia combinada y las capacidades únicas de la aplicación de la ley federal, estatal y local.

El Sr. Greenberg y el Sr. Benczkowski encomiaron los esfuerzos de investigación de HSI Miami, HSI London, HSI Rome y HSI Madrid en este asunto. El caso está siendo procesado por el Fiscal Federal Adjunto Francisco R. Maderal de la Sección Internacional de Narcóticos y Blanqueo de Capitales del Distrito Sur de Florida y el Subjefe David Johnson de la Sección de Fraudes de la División Criminal.

 

 

*Con información de AFP

España investiga por blanqueo de capitales al

El empresario Alejandro Betancourt, presidente de Derwick Associates (empresa favorecida con más de una decena de contratos públicos en Venezuela), principal inversor de la firma de gafas Hawkers y socio del español Alberto Cortina en el grupo financiero DBK Financial Group, está siendo investigado por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía Nacional española por un presunto delito de blanqueo de capitales.

Así lo confirmaron al diario El Mundo (Madrid) fuentes conocedoras de la investigación, centrada en operaciones inmobiliarias realizadas en España -remitidas a la Policía por el servicio de inteligencia financiera Sepblac (Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales)- y en contratos adjudicados por la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA) a la sociedad de construcción de plantas termoeléctricas Derwick Associates de Venezuela, participada por Betancourt y su primo Pedro Trebbau.

La investigación vincula al venezolano con movimientos de dinero de procedencia presuntamente ilícita, que entraron y salieron de cuentas bancarias españolas mediante transferencias, cheques y reintegros en efectivo, a través de la compra de inmuebles. Precisamente, una de las operaciones investigadas es la adquisición de la finca del ex presidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, en marzo de 2012, por la cual pagó 22,8 millones de euros.

La adquisición se hizo a través de la sociedad española Derwick Associates International, registrada hoy como Compañía de Inversiones Agrícolas Trieste. Seis días antes de que se produjera el pago, el banco JP Morgan Chase Bank NA Private, en Nueva York, cuyo titular era Derwick Associates Corporation, transfirió 28,7 millones a la española Derwick Associates bajo el concepto de préstamo participativo.

De acuerdo con información de la web Poderopedia, Betancourt, quien ha sido identificado como un “bolichico” (jóvenes que amasaron fortunas con dinero del Estado durante la administración de Hugo Chávez), obtuvo a través de Derwick Associates 12 contratos públicos en 14 meses sin licitación alguna, a pesar de ser una compañía sin experiencia. Sobreprecio y triangulación tecnológica se incluyen entre las irregularidades de su relación con el Estado, indica que portal, que apunta que adjudicación de acuerdos se hizo en medio de la emergencia eléctrica que atravesaba el país entre los años 2009 y 2010.

Más información en el diario El Mundo.

En las municipales, el voto es oficialista, por Armando Martini Pietri

elecciones

 

Mucho ha cambiado en Venezuela durante estos casi 20 años de gobierno chavista. Para peor, claro. La revolución es involución. Lo padecemos a diario. Parte principal de este proceso en el que se detiene o retrocede la realización o avance, -que, aclaramos, no significa conceptos románticos como “volver a las raíces”, asunto diferente- ha sido la economía, pero no es la única afectada. Más golpeados son los ciudadanos, por supuesto, con un pequeño porcentaje de excepción, cómplices, bolichicos, sinvergüenzas ladrones y bandidos que asaltaron sin misericordia el tesoro público, quien gobierna, es el responsable del desastre, que terminarán yéndose atiborrados de dólares a disfrutar un largo y confortable exilio lejos del rencor nacional pero no de la justicia. De allí, que la pretensión de impunidad sea parte de las exigencias que entre líneas se asoman en los encuentros íntimos.

Generalizar es inconveniente y chocante, siempre se corre el riesgo de equivocarse. Sin embargo, ante la negativa de los partidos políticos de participar formalmente en estas manipuladas y dolosas elecciones municipales, pareciera que todos los candidatos serán puestos por el oficialismo, los que no sean militantes o confiables seguidores de las instrucciones de Miraflores -y de La Habana-, son infiltrados, simpatizantes, afectos. O maduristas bajo cuerda.

Vote en las municipales con la seguridad de que la trampa está montada. ¿O acaso algún cándido casto cree lo contrario? El castro-madurismo se equivoca en todo, menos en las estrategias y acciones para conservar el poder. Seducen, agreden, reprimen, compran, extorsionan, pactan. Como sea. Ya no tienen tanto dinero como antes, aunque siempre hay favores o acuerdos para engatusar y, especialmente, asegurar el control del poder. Aunque sólo sea para cambiar pacas de billetes por transferencias con ganancias en la frontera.

Tendrán dificultades para que los grandes acreedores internacionales refinancien la monumental deuda externa -oxígeno y deseo interno no les falta- que el chavismo nos echó encima en los tiempos de los más altos precios imaginables del petróleo, y producto del cruel y desalmado robo de que fue objeto el erario nacional- que el Presidente Maduro se ha empeñado -no se le ocurre nada peor- en aumentar, aunque es de esperar que, por no perder la costumbre, ya estén haciendo las transacciones disimulas con factores de la oposición. O tal vez no, nunca se sabe.

Lo que si se conoce es lo que en la Venezuela castro madurista se anuncia todas las semanas y no existe -excepto en las marramucias que inventan y ejecutan día tras día para poder seguir sentados sobre bayonetas- y se va disolviendo entre bolívares sin valor, billetes que no se consiguen, productos más caros y desabastecimiento para no comentar de los demás problemas que todos menos maduristas, bolichicos, testaferros, cómplices, cooperantes, civiles, militares, bachaqueros y toda una fauna de mal habidos especialmente favorecidos.

La dirigencia, cierta opositora y gubernamental, nos han convertido en un país que se debate entre carencias y acuerdos oscuros. Pocos con dinero y demasiados en la extrema peladera, lo único que crece en este muy peculiar, falso y desastroso socialismo.

El maduro-chavismo (castrismo) se aferra al poder porque perdida la fe y la confianza del pueblo es lo que les va quedando. De manera que los venezolanos sabemos que sean quienes sean los candidatos a ocupar los puestos municipales, serán oficialistas o acordados con el Gobierno en medio de peinillas amelladas, condiciones humillantes, exigencias ofensivas y dólares en alarmante decadencia.

Aunque, claro, eso no resuelve lo que realmente cuenta. Lo seguro es que los candidatos son pro-chavistas, oficialistas o cercanos. En dictadura los cargos de elección popular -diputados, gobernadores, alcaldes, concejales- son adorno. No importa lo que digan los colaboracionistas.

La oposición -MUD- no necesito ayuda ni esfuerzo para realizar lo que el gobierno se propuso: su división y enfrentamiento. Era tan obvio que no se requiere de intelecto especial. Ninguno quiso renunciar a su espacio político y menos aún, a sus soberbias y ambiciones desmedidas. ¡Que tontos han sido! Lo peor, en su majadería, llevaron a Venezuela a un precipicio.

Son mayoría, pero la carencia de liderazgo e incoherencia, mancillaron la confianza de sus seguidores y no han logrado recuperarla, ya no lo harán. De los errores, el más garrafal, la interpretación de los resultados obtenidos en el 2015, que los convenció de súper héroes y bendecidos por la divinidad llevando a muchos diputados a abandonar sus curules, en la creencia de que eran propietarios de la voluntad que sufragó   por ellos. Nadie fue dueño personal de esos votos, a muchos ni siquiera conocían, otros no eran miembros de la comunidad que representarían y algunos no encontraban en el mapa sus circuitos. No fue un voto razonado, fue resultado de la rabia, frustración y molestia, por el mal, pésimo, nefasto gobierno.

Con candidatos oficialistas, infiltrados conjurados de opositores que en realidad son seguidores y simpatizantes de siempre en los diferentes partidos y regiones, el madurismo da una nueva batalla que, con la subordinación de sus funcionarios reciclados y los nombrados por la rabanera servicial cubano constituyente -en la cual los ganadores deberán arrodillarse, rendir pleitesía y juramentarse- que sólo Maduro, Castro, Ortega y Morales reconoce.

Votar es un derecho ciudadano, también lo es abstenerse, hacerlo o no, depende de su conciencia, pero en ningún caso lo anula como persona ni lo convierte en traidor. Los derechos no se discuten, se ejercen.

 

 

@ArmandoMartini 

¡Constituyenchimbismo: de revolución a involución! Por Armando Martini Pietri

PlantillaRunRunes_

 

El más reciente invento –constituyenchimbismo- del que podríamos citar como autoría del “grupo Maduro” sin quitarle méritos a sus colegas castristas, inició su capciosa actividad en medio de un desopilante espectáculo de mal gusto, con sorpresas y otorgando la razón al 90 % de los venezolanos que la adversan. Y para peor, dando motivos a los gobiernos del mundo que rechazan su existencia, dejando muy claro que no aceptarán ninguna decisión devenida de la apelotonada constituyente.

No sólo los países latinoamericanos en sus diversos niveles y los del norte, sino la Unión Europea que ya es bastante decir. La suspensión del Mercosur más simbólica que eficaz, es política y no altera los acuerdos bilaterales, los privilegiados, bolichicos y bandidos de siempre podrán continuar en sus actividades ilícitas ganándose los dólares comprando alimentos. Sin embargo, esa actitud sureña de cesación, es síntoma preocupante para cualquier político con un dedo de frente. Significa que dinero es dinero, pero también quien manda en Mercosur es el único amigo que le queda, el comunistoide Presidente uruguayo. En Buenos Aires el astuto mandatario -amigo de Donald Trump-Mauricio Macri, y en Brasilia, Michel Temmer no pueden verlo ni en pintura. Y ahora, nuestro vecino el colombiano Juan Manuel Santos, arruga el ceño y endurece el tono.

Síntoma aún más alarmante quien para los europeos es la voz autorizada sobre Latinoamérica, el antipático, pero hábil gallego Mariano Rajoy, quien tras mucha paciencia ha venido endureciendo la posición española respecto al madurismo.

Rajoy Brey seguirá en el poder en España aliado con partidos ideológicamente a años luz del socialismo bolivariano del siglo XXI, como Ciudadanos y el Partido Nacionalista Vasco, mientras Santos Calderón se prepara a abandonar la presidencia colombiana y su probable sucesor es de la corriente más enfrentada al oficialismo venezolano, la que dirige el expresidente Álvaro Uribe Vélez que hincó de rodillas a la guerrilla colombiana.

Más allá de lo político, la robustez de las posiciones del resto del mundo contra la Constituyente y la violencia autoritaria gubernamental, hace terrorífico el horizonte que se avizora en lo político, social y en especial, económico.

De los resultados más desastrosos de la revolución chavista bolivariana que la está erosionando aceleradamente, es la destrucción de la economía. La Venezuela del siglo XXI no produce nada, no puede por sí sola alimentar ni siquiera en lo básico a su población, lo que antes era emblemático de los menos favorecidos como caraotas, arroz, harina de maíz, pasta, atún y sardinas, hoy son productos importados que, si se consiguen, arrasan con el sueldo promedio de cualquiera que no sea de verdad pudiente. Los lamentos del Gobierno tienen alguna base sobre el abuso con el dólar y su comportamiento errático, pero la dura realidad es que no importa cuánto valga el fulano dólar, los venezolanos de las amplias clases medias y menos acomodados simplemente consiguen comida con extrema dificultad, sin considerar la tragedia de los medicamentos. La Canasta Alimentaria se puso en julio pasado por encima de 1.400.000 bolívares, ¿cuántos ganan esa cantidad al mes?

Allí está la base del desplome madurista, la calidad de vida de la inmensa mayoría se ha convertido en cosa de un pasado que se difumina mientras la administración, como un Midas empavado, todo lo que toca -y perdonen la expresión- en vez de en oro lo convierte en caca.

Que la gente siga protestando en las calles, jóvenes, mujeres y hombres de la tercera y todas las edades, controlen y superen el natural miedo a la violencia uniformada y a la civil armada, pervertida por la ignominia castro-madurista, es una clara señal de que el régimen, no le importa cuánto dure atrincherado en su castillo armado hasta los dientes, sólo tiene bayonetas, pero no pueblo.

El ciudadano venezolano no lo defiende, lo rodea, lo acosa, no lo deja dormir en paz. Maduro, su equipo de cómplices y la economía venezolana, se han convertido en apestados internacionales, y la Asamblea Nacional Constituyente, en vez de ganarle tiempo, se lo está devastando.

Destituir a la Fiscal General, tratar de adueñarse del Ministerio Público -hasta el momento es un intrincado misterio saber cómo podrá ejercer la fiscalía el musculoso poeta de la revolución-. Violentar como ladrones las cerraduras del Palacio Legislativo para sesionar a la cañona, la diaria presencia uniformada en las calles asfixiando y matando, son proclamas de una sociedad y una economía en desbandada.

Enfocar la realidad en que está el país actualmente, demanda cambios significativos y urgentes, para recuperar la institucionalidad de la República, debido a la ausencia de valores democráticos En esta Venezuela, por gobernar, no gobierna nadie. Maduro habla y habla como si hablar hiciera aparecer comestibles primordiales por arte de la oratoria, Cabello se pone irónico como forma de amenazar, los militares se visten de campaña para impresionar, pero el país sigue de mal en peor. Hasta Smartmatic, empresa asociada, se les voltea, la presión internacional cada día hiere más, y el país sigue en estampida.

Mal resultado para quienes prometieron revolución y sólo han generado involución.

Tan evidente es el retroceso que, no permitieron el acceso a los diputados colocado un muro al Salón Protocolar, donde sesionó la constituyente. Y por si fuera poco el atraso, según el último acuerdo, todos los poderes públicos se subordinan al constituyenchimbismo. Y ahora por gracia de no sé quién, su reina manda más que la Asamblea Nacional, sin que los venezolanos lo hayamos autorizado. Es decir, majestad usurpada. Pero que ingenuidad, como podía ser diferente.

 

@ArmandoMartini

El momento decisivo: una carta abierta para mis amigos chavistas, por Clifton Ross

chavistaderrotado

Queridos amigos chavistas,

En 2005 cuando fui invitado a participar del Festival Mundial de Poesía de Venezuela ofrecí mi solidaridad a la Revolución Bolivariana y les pedí a ustedes ayudarnos a combatir las fuerzas asesinas del ilegítimo Presidente George W. Bush quien había declarado ilegalmente la guerra a la población de Iraq justo hacía dos años. Yo pernoctaba en Venezuela, reportando sobre el proceso a mis propias expensas y aparte de mis propios recursos y de mi amor por Venezuela y su gente, hice una película a favor de la Revolución Bolivariana para construir la más grande solidaridad entre Venezuela y el mundo.

Dados los cambios que han ocurrido en Venezuela en los años intermedios, he llegado a reevaluar mis lealtades y gradualmente he llegado a tomar la decisión de levantarme en solidaridad con la mayoría de venezolanos que ahora se oponen al gobierno bolivariano, es decir, yo conecto mis energías, mis esperanzas y mis aspiraciones con aquellos que están en las calles, día tras día, luchando en contra lo que ahora se ha convertido en una parodia, en una caricatura de aquel proyecto que yo una vez apoyé.

Existen diversas razones para mi cambio de determinación y todas ellas tienen relación con los muy negativos cambios que el gobierno bolivariano ha tomado respecto a la década pasada, abandonando su propio proyecto y traicionando sus propios ideales. Ello justifica una explicación porque, a mi manera de verlo, yo simplemente quito el apoyo a la revolución bolivariana a causa de que el gobierno bolivariano le da la espalda al pueblo venezolano:

1. Democracia participativa y protagónica ¿Recuerdan esa frase? Estaba en los labios de cada uno cuando yo vivía en Venezuela en los años 2005 y 2006 y era vista como el corazón de la Revolución Bolivariana. Como la Dra. Margarita López Maya luego me explicaba, la “democracia liberal, en sí misma, llega a ser elitista” y que la brillantez de Chávez era tratar de complementar esta forma de democracia con las democracias directas y participativas. ¿Qué sucedió con aquella promesa de ‘profunda democracia’? En 2007, Chávez propuso un referéndum que llevaría al país hacia el socialismo. El referéndum falló, pero él se rehusó a obedecer la voluntad popular y, en cambio, lo impuso con una serie de leyes, incluyendo una que reemplazó “la democracia participativa y protagónica” con “la democracia del pueblo” o “el poder popular”. Desde entonces la situación ha empeorado en Venezuela, especialmente bajo el mando de Nicolás Maduro. Él, ha desconocido la Asamblea Nacional, luego que esta fuese elegida por el pueblo Venezolano en diciembre de 2015; bloqueo el referéndum de 2016; postergó elecciones de gobernadores y alcaldes que deberían haber tenido lugar en 2016 y 2017, respectivamente, y ahora se está imponiendo a la fuerza una constituyente sin consultar el pueblo cuya única fin es fortalecer su poder. Esta constituyente, según la Fiscal General Luisa Ortega “deroga ‘la democracia participativa y protagónica, la supremacía constitucional, el principio de soberanía que es intransferible,” y profundiza la división del país, después de más que 17 años de políticas polarizadoras. La lección está muy clara: sin la estructura de una democracia liberal y representativa, ninguna de las otras democracias pueden ser democráticas.

Es obvio que quienes tienen conocimiento sobre las revoluciones socialistas – comunistas del siglo 20 (pensando en las de la Unión Soviética, China, Corea del Norte, etc.) aquella que fue llamada “democracia socialista popular” era cualquier cosa menos democracia, por lo menos en el sentido en que hemos llegado a entender ese término en el mundo occidental en el pasado cuatro de siglos o más. “La democracia socialista popular” no representa a la gente en términos de sus votos individuales, llevados a cabo en secreto, ni mucho menos a estas personas “directamente” como “protagonistas”, ni las compromete a “participar” en ningún sentido significativo en los destinos de su nación. “La democracia socialista popular ” bajo la rúbrica del “poder popular” es, en resumen, no democrática. Retornaremos a este punto en líneas subsiguientes.

2. Desarrollo endógeno. Esta fue una de las ideas más esperanzadoras que Chávez propuso: La construcción de la economía interna del país y logrando con ella, entre otras cosas, mayor seguridad alimentaria. Éste habría sido el primer paso hacia el desarrollo industrial y luego tecnológico, ya que ésta sería la progresión (agricultura, industria, tecnología) del desarrollo, no sólo del Reino Unido y los Estados Unidos, sino también de China, Japón, Corea del Sur, India, Brasil y otros países. Para la época, el 65% de lo que los venezolanos consumían era importado. Hoy, las importaciones superan el 90%. Durante los siguientes 12 años, hasta 2012, hubo un incremento de importaciones de 300%. Y esto no fue simplemente un “fracaso” (aunque lo fue), sino que es el resultado de las políticas de Chávez y Maduro, con el control de cambio y de precios, que destruyeron la producción nacional; las expropiaciones de fincas productivas y su conversión en fuerzas no productivas; la irresponsabilidad, la ineptitud, la corrupción y la impunidad en torno a la importación de insumos para la agricultura (semillas, fertilizantes, pesticidas, etc.); y el control de la producción agrícola bajo un gobierno que se había comprobado incapaz de cumplir con cualquiera de sus deberes con eficiencia. Antes de llegar al “desarrollo endógeno”, Venezuela ya había destruido su industria nacional, ambas, la de propiedad del estado y la de propiedad privada y llevado al país al atraso y haciéndolo más dependiente de las importaciones. ¿Y por qué? ¿Podría ser que esos controles de cambio y de precios ofrecían mayores oportunidades a los “Boliburgueses” y “Bolichicos” para la corrupción, el desfalco, el “bachaqueo”, el control monetario, el subsidio, etc, etc.? Desde la perspectiva de esta élite corrupta que se enriquece a costa del bienestar del pueblo venezolano, las “buenas” políticas son solo aquellas de las que ellos se aprovechan. Y esto nos lleva al siguiente punto.

3. Corrupción. Quizás han leído aquella afirmación que hizo Chávez en 1992 justo un día antes de los sucesos del 11 de abril, cuando dijo que la Fuerza Armada, en la tradición de la Fuerza Armada Liberadora de Simón Bolívar “no puede tornarse indiferente ante el inmenso nivel de corrupción que plaga todas las esferas de nuestro país, el inmenso número de privilegios que tienen algunos, la ausencia de castigo contra aquellos que todos sabemos culpables de haberse enriquecido inapropiadamente con el erario público…”* y así sucesivamente. Ustedes necesitan preguntarse si alguna vez han visto tal corrupción como la que existe hoy en Venezuela. Recuerdo bien aquellos años cuando Chávez era presidente y todos mis amigos Chavistas repetían la misma “verdad”: “Chávez es puro. Es sólo que todos los que lo rodean son corruptos”. Ahora todos aquellos que lo rodeaban tienen el control. ¿Habrán dejado de ser corruptos mágicamente? les dejo esa pregunta, pero las estadísticas de Transparencia Internacional dan respuesta: Ubican a la República Bolivariana entre los 10 países más corruptos del mundo.

4. ¿Proyecto Anti-Imperialista? De acuerdo con los Chavistas, Chávez ejecutó un proyecto anti- imperialista, pero ¿realmente lo hizo? Ciertamente la retórica de este gobierno ha sido anti-imperialista, pero el “Imperio” ha sido el principal aliado comercial de Venezuela cuando recibe el 43% de las exportaciones de Venezuela y oferta 29% de sus importaciones, incluyendo el petróleo refinado, debido al deplorable estado en el que ha caído PDVSA en manos de este gobierno. De acuerdo con la miembro de la Asamblea Nacional Venezolana Tamara Adrián, Venezuela ya no es capaz de producir su gasolina de alto octanaje y también importa 60% de su gasolina de bajo octanaje – ambos de las refinerías en Luisiana, estado más conservadora del Imperio. Pero la entrega de sus otros minerales a las corporaciones chinas, rusas y canadienses, la entrega de un enorme territorio ecológicamente sensible, habitado por indígenas, conocido como el Arco Minero del Orinoco; el control que ejerce la inteligencia cubana y otras fuerzas militares, programas educacionales, de salud y otros sectores; viviendas construidas por Irán y China, en lugar de ser venezolanos quienes manejen estas áreas sensibles; da origen a una pregunta obligada: ¿Qué clase de anti-imperialismo es éste? Ciertamente, parece ser un fuerte argumento el que Venezuela nunca ha estado tan endeudada y dependiente del imperio—o de imperios y sub-imperios— como ha llegado a estar bajo la Revolución Bolivariana.

5. ¿Analfabetismo? Recuerdo cuando vivía en Mérida, Venezuela en el 2005 viendo a Chávez en televisión declarando a Venezuela “Territorio libre de analfabetismo”. ¿Pero qué muestran realidad? Bien, probablemente mucho, pero desde 2013 hasta el momento, el gobierno Bolivariano no ha estado revelando, al menos no la información estadística, en el escenario económico y social. Y la data que mostró Chávez anteriormente a esa, como en el caso de 2005 con respecto al analfabetismo nunca fue fidedigna. De acuerdo con un artículo del 14 de septiembre de 2013 “Olga Ramos, coordinadora de la Observadora Venezolana de Educación, en una comparación entre los censos realizados en 2001 y 2011, notó significativamente usando la data de ambos censos, que las estadísticas de analfabetismo se mantienen igual…” Olga no es la única que argumenta que ‘el partido de gobierno ha falsificado las estadísticas’, en este caso del porcentaje de alfabetismo. Así es como en 2007 ‘el último investigador, José Luis Salomón, hizo el estudio numérico’ y halló conclusiones muy interesantes. Él dijo que la Misión Robinson que fue lanzada el 7 de julio de 2003, y para el 28 de Octubre del mismo año, de acuerdo con el entonces Ministro de Educación, Arisóbulo Istúriz, ya habían logrado alfabetizar a 1.202.025 venezolanos en sólo 15 semanas ¿80.135 personas se alfabetizaron semanalmente? ¿11.448 diarias? 20.2% más que los programas modelo?” Entonces, ¿cuál ha sido el impacto real de las Misiones Educativas en Venezuela? No lo sabremos hasta que un gobierno democrático que contabilice a la gente que representa, uno que produzca y aporte información confiable de sus actividades, tome el poder en Venezuela.

6. ¿Pobreza? ¿Qué sucedió con los millardos y millardos de dólares que llegaron a las manos de Chávez y que él afirmó que serían usados para eliminar la pobreza? Tenemos conocimiento de al menos 475 mil millones de dólares y que, de acuerdo con dicho por los anteriormente Chavistas Héctor Navarro, Jorge Giordani, Nicmer Evans, entre otros, fueron robados y destinados a cuentas privadas en bancos extranjeros. Esa es una muy peculiar suerte de Socialismo del siglo 21, ¿no creen? Uno que privatiza la riqueza nacional no sólo a través de su venta, sino por el latrocinio puro. Las Misiones fueron y vinieron y nunca fueron auditadas. No sabemos, excepto por la propaganda dicha por el gobierno, lo que ellas realmente han alcanzado, pero, ¿eliminaron ellas la pobreza?, ¿eliminaron el hambre, la muerte y la miseria? Antes de 1998, cuando el petróleo estaba por debajo de los 20 dólares por barril, ¿veían a venezolanos comiendo de la basura?, ¿haciendo largas colas para comprar alimento?, ¿gastando su salario mensual para comer menos de una semana? No, pero ahora cuando los precios del petróleo son más del doble, cerca del triple, ¿qué es lo que vemos en Venezuela? la realidad venezolana ha sido tan bien documentada hoy por la prensa mundial, que yo no necesito documentarla acá, mucho menos necesito contarles su propia realidad en su país. Pero mientras que el gobierno no revela índices de pobreza, en el reporte ENCOVI (Encuesta Nacional de las Condiciones de Vida en Venezuela), tres universidades al mismo tiempo, exponen a Venezuela con un índice del 82% de pobreza. Para los lectores angloparlantes, una excelente reseña del reporte la pueden encontrar, firmada por el economista Frank Muci.

7. Podría tomar más páginas y colmar su paciencia al enumerar más desaciertos tales como el sistema de la salud, que en 2011 fue era desastre y hoy está colapsado; los escándalos del suministro de alimentos que involucran a los militares y los CLAPS y el uso de la comida como arma contra la oposición; la violencia fuera de control que coordinó Chávez e hizo de Caracas la ciudad más violenta del mundo y podemos seguir extendiéndonos.

La bostezante brecha entre los objetivos y los resultados, la retórica y la realidad, las aspiraciones y los logros sucios, representan la suprema ironía, la más extrema muestra de eventos, al extremo de que se califiquen como una “enantiadromía” (literalmente, “correr en sentido contrario”) — un término acuñado por Heráclito y usado por Jung para describir una condición psicológica en la cual una persona, alcanzando un punto culminante retorna en su propio lado opuesto. El yin-yang sirvió de símbolo de este proceso que frecuentemente ocurre en política, donde un libertador, una vez en el poder, intenta imponerse al pueblo como dictador — ¿eso les suena familiar?

Por el otro lado, el de la oposición, hay otro enantiadromía. Cuando yo estuve en Venezuela en 2005 el país había experimentado dos atentados antidemocráticos para derrocar a Hugo Chávez: El golpe del 11 de abril de 2002 y el paro petrolero o paro nacional a finales de ese año. Esa oposición fue pulverizada en el Referéndum de 2004 y aún cuando ellos renunciaron a aquellas tácticas, han sido calificados de “golpistas” desde entonces. Es algo sumamente extraño que los chavistas, quienes los señalan con ese término, celebren su propia intentona  (1992) cada 4 de febrero. Pero ese no es el punto. Mi punto es que esta Revolución Bolivariana que prometió profundizar y extender la democracia, ha culminado, con Maduro, completamente rechazada por el irrespeto a la voluntad popular en diciembre de 2015 cuando ellos [antecesores escuálidos —con ‘ellos’ se refieren al ‘pueblo’-] eligieron a la Oposición para ocupar los cargos de la Asamblea Nacional; impidieron a la Asamblea Nacional cumplir con sus funciones de mandato constitucional; bloqueando un referéndum a la presidencia de Maduro de 2016; inhabilitando políticamente a políticos opositores, o rehusándose a reconocer sus elecciones; previniendo las protestas pacíficas y atacando a los protestantes con gases lacrimógenos y armas de fuego; convocando ilegalmente a una Asamblea Nacional Constituyente para modificar la Constitución sin ir a un proceso de referéndum nacional y en contra la voluntad de la gran mayoría del pueblo venezolano. Y estas son sólo las más inaceptables violaciones a la voluntad popular y a su democracia. Entretanto, ¿Quién está en las calles dirigiendo estas manifestaciones por la restauración de la democracia? No es más que la oposición “golpista”. Han pasado por su propia enantiadromía a recomponerse ya como la fuerza democrática de Venezuela.

Claramente, en la misma medida, inclusive, de los objetivos establecidos por Chávez, la Revolución Bolivariana ha fracasado. No sólo ha fracasado sino que ha destruido todos los logros que la “Revolución Democrática” conquistó desde 1958. El país está en ruinas, y aún así, hay Chavistas que en serio creen que el “neoliberalismo” puede ser algo peor. Sí, ese es el refrán de los chavistas, que Maduro debe ser apoyado o de otro modo “el neoliberalismo” volverá. Este clamor en el contexto del país más devastado de Latinoamérica hoy, donde se aproxima a una situación comparable con el post terremoto de Haití, no requeriría una respuesta, pero es tan penetrante que siento que yo debería responder. ¿Hay un país en el mundo bajo un régimen neoliberal que sufre un dolor más agudo que el que sufre Venezuela hoy día? Mire al Perú neoliberal, o al México neoliberal, o al vecino Colombia neoliberal. Cada uno con todos su problemas, seguro. Sin embargo, uno debe preguntar: ¿Están los Mexicanos en condiciones peores que los Venezolanos? Los Peruanos? Los Colombianos? Yo no abogo por el neoliberalismo; pero ¿no es cierto que, a fin de cuentas, el socialismo bolivariano tiene resultados peores que el neoliberalismo? Mirando a Venezuela hoy día, después de varios años en que los dólares inundaron el país como nunca antes, uno enfrenta la tentación de decir que hay cosas peores que capitalismo neoliberal, y entre ellas está el socialismo bolivariano.

Sin embargo, esto de “o Maduro o el Neoliberalismo” llena el mundo polarizado que Chávez hizo de Venezuela, a saber, “tú estás conmigo o con la oposición, los apátridas, los pitiyankis”, etc. Qué mundo tan pobre creó él con ese discurso: un mundo sin color, hecho en puro blanco y negro. En medio de todas las alternativas posibles Chávez ofreció nada más que una decisión entre dos posibles modelos: la “revolución” de un convincente caudillo cuyos subordinados despojaron a un país ciego, contra el neoliberalismo. ¿No han tenido mayor imaginación que eso? ¿No fueron sus seguidores más capaces de una creatividad mayor, ser capaces de imaginar un mundo que no fuera ni la cleptocracia de los Bolivarianos ni la austeridad de los neoliberales? Evidentemente no. Pero el pueblo que está peleando en las calles ciertamente tiene mayor imaginación y ellos, definitivamente, no están peleando por el “neoliberalismo”, como batallan las fuerzas represivas del estado.

Esta es una de las muchas grandes mentiras, o mejor dicho, otra pequeña mentira que es parte de La Gran Mentira del gobierno Bolivariano. Esta Gran Mentira ha sido recientemente vomitada por nada más que Atilio Borón, quien hizo un llamado a Maduro a “aplastar” a la oposición. Borón, como Maduro y algunos de sus camaradas, representa un viejo y decrépito dinosaurio de izquierda, lo que no significa que sus puntos de vista hayan llegado a ser extintos. Al contrario, en Latinoamérica, y en muchas partes del mundo, ellos aún tienen un extraordinario poder en cuanto a  matrices de opinión y puntos de vista de izquierda. En su narrativa que se apega estrechamente a la ideología marxista leninista, la CIA es la causa de los disturbios en Venezuela y la gente en las calles son “lacayos del imperio”, responsables de la violencia que intente derrocar la “revolución”; y la escasez y el hambre, son resultados de la “guerra económica” y no del recorte a las importaciones por Maduro mismo, el robo y los malos negocios con Wall Street.

Pero esta narrativa Chavista es sólo una “píldora” de los años de la Guerra Fría que no refleja nada de la realidad venezolana, ni nada de la realidad actual del mundo, más de un cuarto de siglo después del colapso del comunismo. La realidad es mucho más simple y más obvia. Las recurrentes protestas van dirigidas contra una cleptocracia corrupta, brutal y represiva que ha estado hambreando y comprometiendo a su pueblo para mantenerse en el poder y enriquecer una élite “revolucionaria” (… y a Wall Street); esa gente en las calles es el pueblo, y no la abstracción colectiva de la doctrina marxista. Son los estudiantes, los trabajadores de cada franja de venezolanos comunes que simplemente desean vidas decentes con un gobierno honesto. Ellos representan cerca del 80% de venezolanos que desean ver a Nicolás Maduro fuera de la presidencia este año. Son aquellos que han estado demostrando por más de dos meses que son la vasta mayoría y ellos merecen no solo de nuestro respeto y ser escuchados, sino que merecen también nuestra solidaridad.

Ellos, ciertamente, cuentan con la mía.

La cita completa, en español, es “Nosotros, como militares herederos del Ejército Libertador, no podemos permanecer indiferentes a lo que hoy sucede. El inmenso grado de corrupción que plaga todas las esferas de nuestro país, la gran cantidad de privilegios con que cuentan algunos, la falta de castigo a las personas que todos sabemos culpables de haber tomado indebidamente dineros públicos, las políticas económicas que colocan en posición deplorable a los venezolanos más sencillos, la venta a consorcios extranjeros de nuestras empresas fundamentales, la imposibilidad que tiene la gran mayoría de los venezolanos para satisfacer sus necesidades básicas, la ineficiencia del sistema y de todos los servicios públicos y en fin el desconocimiento de nuestra soberanía en todos los terrenos, nos fuerzan a tomar una acción destinada a reivindicar la democracia.”

Traducción de Yaneth Rondón

Clifton Ross es un escritor de Berkeley, California, EEUU

@Clifross

¡Renuncia Nicolás, por favor!, por Asdrúbal Aguiar

Nicmaduro1

Las manifestaciones populares ocurridas frente a la casa del beodo gobernador de La Guaira, general García Carneiro, para reclamarle comida y los asaltos de camiones de alimentos por pobladas en la entrada de Caracas, en Tazón, son el anuncio del tsunami que se aproxima a la capital, eje de la estabilidad de la república. No exagero. Es el principio de un final que, de no impedirse ya, lamentaremos durante varias generaciones.

Nicolás Maduro, boceto de un mal estadista, víctima de su Messalina, por ignorante de la historia y la psicología de la especie humana es incapaz de discernir sobre lo anterior. Le falta a su lado un colaborador o ministro sensato como Llovera Páez, quien oportuno le dice al dictador Marcos Pérez Jiménez, en 1958, ¡mejor vámonos, que el pescuezo no retoña!

No ve Maduro más allá de su habilidad para las triquiñuelas, para jugar con los mendrugos de su poder agónico o realizar sin crítica ni juicio las instrucciones que recibe de Raúl Castro. Tanto que su esfuerzo o el de sus adláteres – los Rodríguez o los Cabello, los Chávez o los Padrino, los Jaua o los Carreño, los Chacón o los Reverol, los Calixto o los Maikel – apenas sirve para lo “políticamente” trivial o como cebo de sus iniquidades patológicas: Que si mantener tras las rejas a los líderes opositores con mayor fuerza de conducción; que si rebanar a los partidos de la Unidad a fin de que sobrevivan los más cómodos a su tranquilidad; que si acusar al Imperio de sus fracasos; que si sembrar cizaña en los predios de los opositores, dividiéndolos entre dialogantes o no dialogantes, con la ayuda de un personaje deleznable – José Luis Rodríguez Zapatero – a quien le temblarán las piernas al término de este espectáculo que muestra sus fauces muy ensalivadas.

¡Y es el que Zapatero, por Dios, cree ser una suerte de Teyllerand sin siquiera calzar los zapatos del aventurero e intrigante Ripperdá, Primer Ministro de Felipe V! Los presos políticos son caldo de cultivo para la mayor irritación de un país irritado con el régimen militarista, de trazos primarios marxistas, de despliegues sin pudor de riquezas mal habidas que le llevan hasta el límite de su inanición.

El desconocimiento de la Asamblea Nacional y el secuestro del voto le cierran su válvula de remota esperanza de cambio. Y al impedírsele otear, en medio de la oscuridad y con manos propias, ejerciendo el voto como drenaje de los ánimos, se ve situado ante lo fatal: ¡O vive, o se muere por acción del hampa, por falta de medicamentos, o por extenuación corporal!

Huérfano de rumbo – guillotinada toda forma de veraz entendimiento con la propia nación o de disposición honesta para sortear el vendaval que lo anega, conjurando al crimen organizado (terroristas, narcotraficantes, asesinos, “bolichicos”) que lo atenaza – el régimen recrea entre nosotros a la Francia de 1793 y 1794.

Instalado el “reino del terror” y su Comité de Salvación Nacional – léase el Comando Antigolpe del Vicepresidente El Aissami – las consecuencias fatales no se hicieron esperar en París. Lejos de Maduro una figura como Dantón, colgado por sensato y moderado, su revolución se fractura y derrumba como le ocurriera a Maximilian Robespierre.

La autocracia, las persecuciones, la incertidumbre generalizada, los juicios por traición y conspiración que ordenan de modo indiscriminado – ayer Robespierre y hoy Nicolás – terminan por la propia inestabilidad que generan. En su caso Robespierre es arrestado por sus seguidores y termina mal.

Media una confrontación agonal de naturaleza política como la que sostiene Maduro con los suyos y con los ajenos; mientras los ajenos y los suyos, por poco precavidos o distraídos, no escuchan el rugir de las aguas embravecidas que origina el hambre.

Si Maduro y sus generales no hacen un alto y leen las páginas que explican los orígenes remotos de la lucha de clases, todos a uno de los venezolanos seremos testigos y víctimas, a la vez, de una violencia animal darwiniana y freudiana en gestación y que catapulta la ley de la supervivencia cuando se instala.

En la Venezuela del momento no es la supervivencia de la revolución o de los revolucionarios y sus amigos lo planteado. Se trata de la existencia del pueblo, de su vivir y para ello comer, que es lo que le falta y lo que Maduro le niega a todos; incluidos aquellos que aún cree le siguen o respaldan bajo la atadura de una bolsa de alimentos que ofrece y no llega, pues sus funcionarios o se la roban o la trafican.

El pueblo ha perdido el miedo. No le teme a los soldados y sus disparos, como en Tazón, pues éstos, como parte de aquél sufren escasez y carestía. ¡Maduro, renuncia! Evítanos el baño de sangre.

 

correoaustral@gmail.com

El Mundo ES: Los bolichicos consolidan sus negocios en España

LOS BOLICHICOS SE CONSOLIDAN EN ESPAÑA. Así bautizaron en Venezuela a un grupo de jóvenes empresarios venezolanos que consiguió amasar una fortuna en el país bolivariano en apenas tres años -entre 2009 y 2011- y fueron denunciados en Estados Unidos por presuntos delitos de asociación ilícita, corrupción en el extranjero y fraude en transferencias, aunque un tribunal de Nueva York desestimó las acusaciones.

Alejandro Betancourt López, su primo Pedro Trebbau López y su amigo Francisco D’Agostino Casado -concuñado de Luis Alfonso de Borbón- viven hoy en España y son dueños de siete empresas inmobiliarias, domiciliadas en Madrid, donde sólo en una constan empleados, según los datos de los que dispone el Registro Mercantil.

Son también los propietarios de la lujosa finca El Castillo del Alamín -antigua propiedad de Gerardo Díaz Ferrán-, por la que pagaron 22.790.000 euros, en 2011, justo después de resultar adjudicatarios de la construcción de centrales eléctricas cuyo cometido era generar más de un 30% de la potencia eléctrica consumida en Venezuela.

Los bolichicos, clientes del bufete panameño Mossack Fonseca -vinculado al escándalo de sociedades offshore destapado en los llamados Papeles de Panamá- consiguieron 11 contratos, adjudicados por el Gobierno de Hugo Chávez, en la época de la crisis energética en el país venezolano, pese a no tener experiencia en el sector. La empresa Derwick Associates de Venezuela, participada al 50% por Betancourt y Trebbau, fue la ganadora de las adjudicaciones.

Aunque el valor de los contratos sigue siendo una incógnita, ya que nunca se difundieron cifras oficiales, fuentes conocedoras de estas operaciones, consultadas por este diario, estimaron el presupuesto total en el entorno de los 1.400 millones de dólares. O lo que es lo mismo, 1.237 millones de euros.

La información que consta en el Sistema Nacional de Contrataciones de Venezuela en relación a la citada empresa, sin domicilio comercial en el país bolivariano, confirma que Derwick Associates de Venezuela consiguió seis contratos de Electricidad de Caracas y cinco de Petróleos de Venezuela (PDVSA), con una experiencia de sólo un año en materia de servicios de ingeniería eléctrica. Es más, ninguno de los contratos está ejecutado al 100%. Hay algunos cuyo nivel de ejecución es de un 5% y un 8%.

Lea también: Bolichicos: Sanción moral y social en Barajas por Victorina Winchester

El aterrizaje empresarial de los bolichicos en España se produjo en mayo de 2009, cinco meses antes de que Derwick consiguiera el primer contrato del Gobierno chavista. En concreto, un proyecto para Electricidad de Caracas, el 2 de octubre de 2009, fecha en la que el presidente de esta empresa pública era Javier Alvarado Ochoa -ocupó el cargo entre 2007 y 2010-, vinculado al presunto blanqueo de capitales que se investiga en Andorra y Suiza en relación a Banca Privada de Andorra (BPA). En esa época, el presidente de la petrolera PDVSA era Rafael Ramírez, actual embajador de Venezuela ante la ONU e investigado por el Parlamento venezolano por presuntas irregularidades en BPA.

La primera empresa que uno de los bolichicos registró en España fue Tenoti Inmobilien, una promotora inmobiliaria cuyo administrador único es un venezolano que responde al nombre de José Alfredo Blanco y cuyos apoderados son Alejandro Betancourt y su madre Lilia Cristina López. Blanco es la persona que creó cada una de las empresas de estos jóvenes empresarios, según consta en el Registro Mercantil.

Las siete empresas que poseen en España fueron registradas entre 2009 y 2012, coincidiendo con los años en los que Chávez adjudicó los 11 contratos. En marzo de 2010 crearon dos promotoras inmobiliarias: Guanabana Real State y Eiffel Real State, vinculadas a Betancourt y Trebbau, respectivamente.

En 2011, registran Derwick Associates International, empresa que usan para comprar la finca de Díaz Ferrán y que después pasan a llamar Compañía de Inversiones Agrícolas Trieste. Este mismo año nace Jab International Projects y un año después registran New Field Investments.

Puedes leer la nota completa de Marisa Recuero para El Mundo.es AQUÍ

Tomando como referencia los datos que obran en el Registro de la Propiedad, sólo cuatro de estas empresas tienen bienes inmuebles. En concreto, cinco viviendas y un garaje -bienes situados en el Barrio de Salamanca de Madrid-, además de la finca El Castillo del Alamín, cuya extensión es de 1.397,53 hectáreas ubicadas enSanta Cruz del Retamar (Toledo).

Estas empresas son Derwick Associates International, propietaria de la finca; Compañía de Inversiones Agrícolas Trieste, dueña de una vivienda; Guanabana Real State, propietaria de dos viviendas y un garaje; y Eiffel Real State, con dos viviendas.