Barrio Adentro archivos - Runrun

Barrio Adentro

En el mundo de Maduro, Barrio Adentro ha realizado 24 mil consultas por día en catorce años

barrioadentro

 

A juicio del presidente Nicolás Maduro, la red de Barrio Adentro es una de las más serviciales y oportunas del mundo. Este jueves, luego de los fuertes disturbios suscitados tanto en Caracas como en varios estados del país, Maduro se puso una bata de médico y empezó a lanzar sus dardos contra la oposición y a favor de la revolución.

Entre otras cosas arrojó cifras sorprendentes en cuanto a la salud en Venezuela, según él, cada venezolano puede asistir a un CDI cuando lo requiera y ser atendido diariamente. Una afirmación que contrasta con la realidad.

“Estamos trabajando, construyendo consultorios, construyendo hospitales, todos los días trabajando y así debemos mantenernos, con amor, siempre con amor, lo que se hace con amor sale bien y trasciende”, expresó desde un centro de salud ubicado en Fuerte Tiuna,

A juicio del mandatario, el sistema Barrio Adentro ha realizado 1.468 millones de consultas en 14 años. Según Maduro casi 105 millones de atenciones a personas se efectúan cada año, nueve millones cada mes y poco más de 24 mil por día.

La cifra anterior tiene que repartirse entre los 11 mil 479 consultorios que dice el propio Maduro tener el sistema en todo el territorio nacional, números que solo alcanzarían si se atienden a dos individuos por minuto en cada institución. Siempre y cuando cada uno de estas instalaciones esté operativa.

Captura de pantalla 2017-04-21 a la(s) 12.42.45 PM

A todas estas, es probable que Maduro haya leído mal la cifra, según otros entes gubernamentales (como el Ministerio del Poder Popular de Economía y Finanzas) y la real sea 1 millón 468 mil consultas, dígitos igualmente inverosímiles.

“Hemos salvado un millón 769 mil vidas gracias a Barrio Adentro, se han hecho 2 millones 92 mil intervenciones quirúrgicas, 71 millones 900 mil de exámenes gratuitos, eso no se ve en otro país, menos en Colombia por ejemplo”, dijo. “La medicina es cara en el extranjero

“Allá toda la medicina es privada, para el pueblo plomo, por eso tenemos 5 millones de colombianos aquí, el año pasado se vinieron 100, solo este año 35 mil, Colombia es un estado fallido, firmaron acuerdos de paz gracias a Chávez y a mi”,

Aquí la cadena completa de este jueves 20 de abril, el sonido donde arroja la cifra récord está en el minuto 45:14

Ministra para la Salud: 80% de la población es atendida en módulos de Barrio Adentro

barrioadentro

La ministra de la Salud, Antonieta Coporales, afirmó este jueves que 80% de la población es atendida en los módulos de Barrio Adentro, al tiempo en que aseguró como el gobierno de Nicolás Maduro, ha contribuido para que hoy, la población venezolana, tenga acceso a la salud gratuita.

“Pasamos de cuatro mil 500 módulos a 23 mil 500 módulos en Revolución, eso nos permite en primer paso dar accesibilidad a la salud y poder atenderla con eficiencia”, dijo Caporales en la congregación de médicos integrales comunitarios.

Precisó que “se tiene que trabajar y establecer puntos con el objetivo de luchar para fortalecer el sistema público nacional de salud, concluir el Barrio Adentro 100% cobertura e ir a una nueva etapa para la calidad de vida de la familia venezolana”.

Indicó además que esto no es asunto solo de un ministerio, sino “de sus determinantes sociales, hablamos desde las escuelas, una educación, hablamos de viviendas dignas y eso forma parte de la salud del venezolano”.

Anunció que será establecido el sistema del Carnet de la Patria en la estrategia Barrio Adentro 100% Cobertura, que se está implantado en todos los consultorios populares del Sistema de Salud Pública venezolana.

OVS: Barrio Adentro no puede considerarse un sistema de salud

BarrioAdentro

 

El 6 de septiembre fue anunciado un nuevo relanzamiento de la Misión Barrio Adentro, programa social creado en 2003 para acercar la atención primaria de salud a sectores populares y zonas alejadas. Su principal personal de atención sería un médico cubano y el centro de operaciones estaría en una nueva infraestructura dentro del barrio, denominada consultorio popular (módulo octogonal).

13 años después de su creación el programa ha pasado por varios altibajos, en 2009 el propio presidente Hugo Chávez reconoció que Barrio Adentro no estaba funcionando como esperaban y precisó que 2.000 módulos octogonales (de 6.000 existentes en ese año) no estaban funcionando. Le aplicaron un “reimpulso”.

Ahora, en medio de una crisis de salud que golpea con la escasez de medicamentos e insumos tanto en centros públicos como privados, se anuncia una “nueva” fase denominada Barrio Adentro 100%, con la que buscan aumentar la cantidad de consultorios populares de 7 mil a 14 mil, tener un médico por cada 250 o 300 habitantes y abarcar a todo el país. Algo que ya se ha propuesto y que no se ha logrado.

Jorge Díaz-Polanco, sociólogo especialista en Políticas de Salud y profesor jubilado de la UCV, considera que este relanzamiento de Barrio Adentro es una nueva “propaganda oficial” de un programa que se ha caracterizado por tener “un conjunto de establecimientos que eventualmente atienden a la población, con un conjunto de medidas ajenas al ideario nacional, con insumos cuyo control sanitario no existe, con una presencia eventual porque muchos módulos están cerrados o no cumplen el horario establecido, y con una cobertura que no es real”.

Aclara que siempre fue definido como una red paralela y antagónica, no complementaria ni susceptible de ser integrada dentro de un solo sistema, y por lo tanto no puede considerarse un sistema de salud.

“Un sistema de salud es una red institucional que está articulada en función de la necesidad de salud. Su uso adecuado comienza cuando la gente asiste a la atención primaria, esa es su puerta de entrada al sistema y es allí donde debe determinarse si necesita atención especializada”, detalla Díaz-Polanco, quien es miembro del Observatorio Venezolano de la Salud (OVS).

En un sistema de salud -continúa explicando- la red de atención primaria cuenta con el personal mejor remunerado de toda la cadena porque son los que trabajan más, se enfrentan a la mayor cantidad de problemas y deben estar capacitados para atenderlos. Son los médicos generales, médicos de familia o de choque.

Pero en Venezuela ocurre lo contrario, el especialista debe ser la última instancia en ser consultada pero es la primera, poco se asiste a la red de atención primaria, sus médicos no son los mejores remunerados, y además debe existir un sistema de referencia desde los niveles más simples hacia los más complejos, y de contrareferencia si es necesario.

“Eso no existe en Venezuela. En Venezuela tienes un conjunto de instituciones regadas que eventualmente funcionan cuando tiene con qué, y eso no es un sistema. Nosotros no tenemos un sistema de salud ni Barrio Adentro lo es”, precisa Díaz-Polanco.

 

Desmembrado desde los 80

El especialista del OVS recuerda que esta situación no ha sido así siempre. Fue a partir de la década de 1980 que el sistema de salud empezó a desmembrarse. “Lo que Ocurrió fue que los grupos de interés fueron apropiándose de los espacios públicos para sacarles provecho”.

Cita el caso del Ipasme, un sistema de salud –entre otras cosas- para los profesores. “Eso no tiene sentido”, dice Díaz-Polanco, pues lo correcto es contar con un sistema de salud para todo el mundo.

Para conformarlo es necesario contar con una autoridad central y una estructura descentralizada, con poderes de decisión a nivel regional y local. Pero si no se tiene un Gobierno central que participe activamente en el sistema, éste puede fracasar y eso fue lo que pasó con el modelo de descentralización de los años 90, explica el profesor.

“El Gobierno nunca asumió políticamente lo que eso era. Mi interpretación personal es que lo hizo para acceder a los recursos de la banca multilateral que financiaba el proceso de reforma del sector salud, pero nunca como una política de Estado en la cual se creyese y se impulsase de manera auténtica. En consecuencia nosotros no tenemos un sistema de salud y un sistema público muchísimo menos”.

 

Mayor privatización

En los últimos 17 años, en lugar de afianzarse el carácter público de la salud venezolana lo que se ha multiplicado es su privatización.

“Los pacientes ponen los insumos, las medicinas, la ropa, la comida, todo tienen que ponerlo los usuarios del sistema y eso no es un sistema público, es un sistema privado”, indica Díaz-Polanco.

El especialista informó que desde la creación de Barrio Adentro en 2003, y hasta el año 2014, el Estado ha invertido cerca de 38 mil millones de dólares en esta misión. La cifra resulta de estimaciones realizadas con base en el presupuesto nacional, aportes de Pdvsa, créditos adicionales y otras fuentes de financiamiento.

“Con ese dinero pudo haberse hecho todo, pero no se hizo nada. Con este nuevo relanzamiento se meterá nuevamente dinero en un saco sin fondo, sin una estructura para utilizar esos recursos de forma eficiente”, expresa el integrante del OVS.

Al país le tomaría como mínimo 10 años poder construir un verdadero sistema de salud. Díaz-Polanco precisa que es necesario reunificar todas las instituciones, hacer un Ministerio técnicamente competente que reduzca su tamaño y deje de prestar servicios, delegando esto a las gobernaciones, alcaldías y parroquias en un esquema de descentralización.

Solo así el Ministerio de Salud podrá dedicarse a emitir normas para que todo funcione dentro de un mismo parámetro, a establecer políticas nacionales porque las regionales las establecen los estados, y desplegar iniciativas técnicas de acompañamiento o apoyo al desarrollo local y regional en los servicios de salud.

“Eso es lo que tiene que hacer el ministerio, no prestar los servicios. Eso va a tomar mucho tiempo, sobre todo por los cambios en la cultura que tiene el venezolano para usar el sistema; tiene que aprender que debe entrar por la atención primaria”.

Díaz-Polanco también advierte que en épocas de crisis los venezolanos suelen buscar más la atención especializada porque se cree que en esos servicios, hospitales o clínicas están los mejores profesionales, la mejor tecnología y la mejor atención, pero cada vez eso es menos cierto porque la infraestructura se ha deteriorado, no hay insumos y no hay médicos porque se van del país.

“Sin embargo la gente sigue confiando más en esos sistemas desprotegidos y desfinanciados que en Barrio Adentro. ¿Entonces, por qué inviertes en Barrio Adentro, por qué no inviertes en los hospitales y en los ambulatorios que existían y en una red primaria nueva, fortalecida, para ser un sistema y conectarlos entre sí?”, se pregunta el profesor jubilado de la UCV, al tiempo que continúa explicando lo que está pasando en el país. “Todo eso es mucho trabajo, se juega mucho poder, hay muchos intereses. Los grupos de intereses tienen sus zonas muy bien delimitadas y han conseguido cosas en el tiempo”.

Duda que en esta oportunidad Barrio Adentro funcione, pues su estrategia ha sido y es dar una medicina a los pobres, “y una medicina para los pobres es una pobre medicina, para que se quede quieto, para que no proteste. Fue  un mecanismo para controlar socialmente a la población y no para solucionar sus problemas de salud”, sostiene el especialista en Políticas de Salud.

FOTOS Diputado Biagio Pilieri denunció lote de medicinas vencidas del Estado en terreno baldío de Yaracuy

Biaggiopilieri

 

El diputado a la Asamblea Nacional, Biagio Pilieri denunció que durante una inspección efectuada en Yaracuy luego de haber recibido la denuncia por parte del pueblo quienes dieron con un hallazgo que a su juicio, es preocupante y delicado, por tal razón debe ser investigado por el Parlamento. Se trata de un lote de medicinas vencidas manejadas por el gobierno y fueron botadas en una parcela agrícola ubicada en el sector Santa María del caserío La Virgen, parroquia Campo Elías, municipio Bruzual.

Pilieri explicó “eran remedios para la tensión, nebulización y pruebas de glimecia. Gobernador Julio León, explíquenos a los yaracuyanos porque su gobierno bota medicinas mientras el pueblo se muere por falta de ellas o padece una agonía para conseguirlas”.

Asimismo destacó que los “enchufados, una vez más demuestran que son hipócritas y más cuando se refieren a la salud. Cómo van a explicar o qué van a inventar luego que encontramos entre el lote de medicinas formatos de historias médicas con el logo de Barrio Adentro, las medicinas tienen fecha de vencimiento del 2015, por qué no fueron suministradas al pueblo”.

El también coordinador general de Convergencia, Biagio Pilieri detalló que el hecho fue descubierto por vecinos de la comunidad yaracuyana, quienes “nos solicitaron que hagamos la denuncia pública, junto a la legisladora regional Carmen Teresa Hernández nos comprometimos en llevar el caso ante la sub comisión de Salud. De la misma manera que exigimos al gobernador que inicie una investigación interna para conocer que trabajadores o funcionarios suyos cometieron este crimen”, finalizó.

 

Además el diputado denunció a través de una entrevista en Globovisión que el programa Casa por casa lanzado por el gobierno nacional para la distribución de alimentos es discriminatorio y sostuvo que el país está sumido en una emergencia humanitaria que se refleja en la falta de medicinas y alimentos para abastecer la demanda.

“Tenemos un gobierno irresponsable, que no le duele los padecimientos de la gente, tenemos un gobierno que son unos caras de tabla porque no se puede ser tan hipócritas cuando se sabe lo que se está viviendo y decirle a los venezolanos que esto es culpa de la guerra económica”, expresó Pilieri.

 

Captura de pantalla 2016-04-06 a la(s) 10.29.20

Captura de pantalla 2016-04-06 a la(s) 10.24.39

Captura de pantalla 2016-04-06 a la(s) 10.24.31

 

*Con información de Panorama y NTN24

Más de 700 médicos cubanos de Barrio Adentro desertaron a Colombia en 2015

Screen Shot 2015-08-15 at 9.35.23 AM

Al menos 720 cubanos desertaron de las misiones médicas en Venezuela en lo que va de 2015 y entraron irregularmente en Colombia donde esperan un visado a Estados Unidos que para muchos no llega y que les sumerge en la incertidumbre y la ilegalidad.

“Deserté porque la situación era muy precaria, la alimentación era muy costosa y el salario no nos alcanzaba ni para aseo personal ni para comida”, dijo a Efe Yusel Mantilla, una fisioterapeuta que afirma que en este momento más de mil cubanos se encuentran en situación similar a la suya, esperando un visado estadounidense y con el temor de ser deportados.

Mantilla, que llegó a Bogotá hace seis meses, destacó que la situación que vive junto a sus colegas es bastante complicada ya que no tienen trabajo y están “indocumentados tras entrar ilegalmente a Bogotá” para poder acceder al Parole, un programa especial de visas de EEUU.

Tras formular la solicitud tienen tres meses para permanecer en el país, pero ya “hay quienes han duplicado esa cifra”.

Sin embargo, permanecer en Venezuela no era una opción para ellos ya que el salario era tan bajo que no les permitía acceder a lo más esencial.

“Mí mamá me mandaba desodorantes, toallas sanitarias e incluso sazón para la comida”, explicó Mantilla.

Además estaban “controlados en todo momento” y tenían con ellos a “varias personas que eran militantes del Partido (Comunista Cubano) que controlaban a cada momento” sus movimientos.

Según datos oficiales de Migración Colombia, actualmente 117 cubanos de las misiones médicas venezolanas están a la espera del visado estadounidense, mientras que 603 ya fueron deportados en lo que va de 2015 tras pedir ese permiso y agotar su período de estancia en el país.

En total son 720 cubanos, un número que ya supera la cifra de los 616 que ingresaron en Colombia el año pasado tras desertar en Venezuela.

Sin embargo, para acceder al programa deben conseguir llegar hasta Bogotá sin ser retenidos en el camino. Según Migración Colombia, en los seis primeros meses de 2015 fueron detenidos 1.931 cubanos que estaban ilegalmente en el país, algunos de los cuales podrían proceder también de las misiones médicas en Venezuela.

Durante su estancia en Bogotá los médicos han tenido que sobrevivir como pueden con sus escasos ahorros y superando los abusos quienes se aprovechan de su situación.

Ahora “comen una vez al día” y “sobreviven” como pueden en habitaciones rentadas en las que duermen hasta cinco personas, explicó Mantilla.

El regreso a la isla caribeña se hace además imposible ya que “desde el momento en que abandona una misión usted deja de ser profesional”, ya que el Gobierno en Cuba, anula sus títulos profesionales, agregó.

El odontólogo Carlos Hernández, otro de los integrantes de la misión que se encuentra actualmente en Bogotá explicó que se unió a la misión “porque era una salida económica” que les granjeaba a los participantes unos 200 dólares mensuales.

Sin embargo, decidió desertar para ir a Estados Unidos, donde tiene a buena parte de su familia.

Para llegar a Bogotá cruzó a Colombia de manera ilegal a través de la ciudad fronteriza de Cúcuta gracias “a un contacto que nos dieron”.

En su travesía en autobús tuvo que seguir desembolsando dinero, incluso a agentes de la Policía colombiana, según denunció.

Sin embargo, Hernández es de los pocos que recibe dinero de su familia que ya vive en Estados Unidos pero el limbo legal en el que se encuentra le mantiene atado a una ciudad en la que no quiere permanecer.

En su mente, como en la de otros compatriotas suyos, existe la posibilidad de pagar a algún traficante para que les interne ilegalmente en Estados Unidos a través de Centroamérica en un trayecto que cuesta unos 5.000 dólares, cantidad de la que pocos disponen.

Para Rodelis Pérez, medico general, el restablecimiento de relaciones entre su país y Estados Unidos “tiene que ayudar al pueblo” y puede beneficiar su situación actual para conseguir convertirse en alguien “que vive como cualquier profesional en el mundo entero”.

“Yo solo quiero ir a Estados Unidos donde pueda hacer mi vida con libertad”, concluyó.

EFE

Llegaron a EE UU tres odontólogos cubanos que desertaron en Venezuela

BarrioAdentro

Tres odontólogos cubanos que desertaron cuando prestaban sus servicios en Venezuela llegaron a Miami procedentes de Colombia, donde permanecieron al menos cuatro meses mientras tramitaban su refugio en Estados Unidos.

Martha Martín, Oddy Ginarte y Raquel Lobato arribaron al Aeropuerto Internacional de Miami en un vuelo procedente de Bogotá, Colombia, informó la ONG Solidaridad sin Fronteras.

Familiares y activistas de dicha organización, que ayuda con refugio a médicos cubanos desertores del régimen castrista, acudieron a recibirlos.

“Felizmente logramos que los doctores llegaran por fin a tierra de libertad, luego de tantas complicaciones”, expresó a Julio César Alfonso, director de Solidaridad sin Fronteras.

Los odontólogos habían sido enviados por el gobierno cubano a Venezuela para participar en un plan de colaboración sanitaria entre ambos países conocido como Barrio adentro.

Al desertar de la misión, los profesionales se refugiaron en Colombia, en donde fueron aceptados por el programa estadounidense de asistencia Cuban Medical Professional Parole, que autoriza la entrada a Estados Unidos de cubanos profesionales de la salud que realizan misiones internacionales en terceros países.

Sin embargo, entre los meses de marzo y abril, cuando los odontólogos cubanos se disponían a abordar sus vuelos hacia Miami, sus visas estadounidenses fueron bloqueadas “de manera inexplicable”.

“Es un desenlace exitoso, pero todavía tenemos que seguir luchando por muchos profesionales médicos varados, no solo en Colombia, sino en otros países que viven sin ningún estatus legal y en un limbo migratorio y social”, apuntó Alfonso.

Políticos estadounidenses de origen cubano intervinieron ante el embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, y las autoridades migratorias para facilitar la llegada de los cubanos a Estados Unidos.

Nelson Bocaranda Sardi Dic 08, 2014 | Actualizado hace 2 años
Runrunes El Universal 09.12.2014
ALTO
¿ASUMIRÁN EL BARRANCO?:

Voy a la oficina de un amigo en su empresa nacional desde la que siempre ha apostado que las cosas habrán de mejorar en el país. Comparto su lectura de la última encuesta de Datanálisis. La misma que tiene el gobierno en sus manos hace más de una semana. Cifras contundentes que indican el peor momento para la popularidad de Nicolás Maduro. Su gestión es vista más que pésima como catastrófica. El rechazo en 85,7% y la aceptación en tan solo 13,9%. Dentro del rechazo se incluye al “oficialismo” que llega al 64,6%, es decir que una mayoría de los rojos también lo percibe con una obra pésima o mala. Creyeron que el éxito en el Dakazo de noviembre 2013 iba a ser repetible en 2014. Falso. Dentro de los que lo apoyan el 75,9% de los encuestados es oficialista. El desabastecimiento de alimentos es visto por el 81,1% como pésimo. Dentro de ese porcentaje hay un 52,8% de rojitos. Las evaluaciones  sobre posibles medidas económicas del gobierno  arrojan luces y demuestran lo entrampado que están Maduro y su combo: 64,7% ve mal liberar el control de cambio (58,9 % rojo así lo cree), 70,2% rechaza aumento de la gasolina (un 55,7% rojo lo ve con recelo); 77,1%  no quiere aumento progresivo de precios regulados (69,9% oficialista se opone) y 88,1% no apoya la devaluación del bolívar (aquí un 78,2% de los afectos se retuercen).

En otros aspectos un 67,2 % considera que no se debe ir a “default” y pagar la deuda. Revelador que dentro de esa respuesta el 70,3% del oficialismo la apoyó. Ante la disyuntiva de pagar deuda o alimentos, el 68,4%  acepta decisiones distintas que permitan pagar ambos. Allí hasta un 74% oficialista coincide. Si un líder llegara a proponer no pagar la deuda externa encontraría un 58,2% de rechazo. El tema de los colectivos otra sorpresa. Las preguntas: A: ¿deben estar armados y apoyar la defensa de la patria?: 5,5% de acuerdo. Allí solo un 12,7%  rojo dijo sí; B: ¿No deben estar armados pero si apoyar defensa de la patria?: 39,8% de acuerdo. Dentro un respaldo oficialista del 57,6%; C: ¿No deben estar armados ni apoyar en la defensa de la patria? 35,3%  de acuerdo. En oficialismo solo el 14,6% y en la oposición 49,6%. Impacta en la muestra que el 71,1% quiera la salida de Maduro por renuncia o revocatorio en el 2016. Solo un 21,6%, totalmente oficialista, lo quiere hasta 2019 (14,2%) e  incluyendo reelección (7,5%).

MEDIO
TODO TIENE SU FINAL:

Cerramos el año y las principales empresas de investigación de opinión pública y mercados ya hicieron sus entregas finales. En los diferentes resultados que hemos conocido más son las coincidencias que las discrepancias, a pesar de las diferentes metodológicas aplicadas. De estas coincidencias las más resaltantes es aquella que nos anuncia o pronostica el fin de una etapa política y el comienzo de otra. Nos referimos a la pérdida definitiva del apoyo a lo que otrora fue el chavismo y ahora, a manera de encargo hereditario, es el madurismo. El cambio más significativo que se percibe es en las clases denominadas socioeconómicamente bajas. Cifras duras, incuestionables, señalan que Nicolás Maduro llega al poder con un apoyo superior al 55%, pero hoy apenas alcanza 25 o 27 por ciento con, lo más grave, una tendencia a la baja. En la clase E el proyecto socialista ya no es mayoría, pero tampoco lo es la oposición. Sólidos indicios de que ha nacido o está naciendo y crece una tercera vía, “una vía que busca una oportunidad y a la vez un liderazgo diferente, que no es chavista, mucho menos madurista, y tampoco de la oposición”.

Con esta radiografía -opinamos nosotros- el radicalismo y la confrontación dejarían de ser las estrategias ganadoras, para pasar a buscar el camino del encuentro y el reconocimiento mutuo, pues de lo contrario estaremos dando pasos hacia lo peor, hacia el barranco. Un segundo tema que homogeniza a los estudios presentados son los principales problemas del país y quién es el responsable de ellos: delincuencia, desabastecimiento, inflación, desempleo y los servicios de salud. Todos identifican al gobierno de Nicolás Maduro como el principal responsable de su existencia, un argumento en el que coindicen tanto los afectos al régimen como los seguidores de la oposición democrática. La ineficiencia o la culpabilidad asignada directamente a Nicolás Maduro galvanizan al país. En otras palabras, desaparece la división ideológica a la hora de identificar las causas de tanto malestar. Me pregunto, si esto sigue así, ¿podrá el “apparatchik” del actual régimen militar-civil mantener sus erráticas políticas cuando se confirma que en el 2015 las plagas de la inflación y el desabastecimiento se mantendrán y que, por primera vez, vendrán acompañadas con el  explosivo componente de un petróleo a 50 – 70 dólares por barril? Una producción petrolera, por lo demás, comprometida en gran medida con China o lamentablemente mal facturada y cobrada con Cuba y los demás países del Caribe y Centroamérica ¿Habrá alguien entre los herederos del chavismo con algo de sindéresis para ver con suficiente antelación lo que viene y evitar males mayores para el venezolano de a pie?

Otras dos reiteradas coincidencias de las presentaciones compartidas: La primera, hay dos obvios líderes del régimen: Maduro (en bajada) y Cabello (estancado); en la oposición, igualmente dos: Capriles (estancado) y López (en ascenso). La segunda, unidos y solo unidos y debidamente conectados con el venezolano de a pie, la oposición barrería con cualquier candidatura del régimen en unas elecciones imparciales, honestas. Difícil pero no imposible si se dejan las agendas propias y se va a una agenda común por Venezuela. Basta de perder todas las ocasiones de demostrarle al país que la culpa es de Maduro y que es la mejor herencia de Chávez…

BAJO
ROJOPINTAS:

La información de la Federación Médica descubre la farsa del régimen respecto a la salud al señalar que 4.800 módulos de Barrio Adentro y 600 Centros de Diagnóstico Integral están cerrados. El gobierno esconde estas cifras y las de la Chikungunya con el mismo celo que las de la inflación…

Molestias en el círculo más íntimo de Hugo Chávez porque en la sede de Unasur inaugurada en Quito colocaron la estatua del cuestionado Néstor Kirchner cuando quien abogó por la unión fue el comandante eterno quien además financió con el petróleo venezolano su creación. Cachicamo trabajando para lapa …

La primicia del colega Pedro Pablo Peñaloza sobre el plan del embajador venezolano en Madrid de hacer una campaña en España contra el gobierno de Rajoy -por haber recibido a Lilian Tintori y pedido la liberación de López- y que publicamos en www.runrun.es ha tenido impacto en el reino. No nos extrañe que Rajoy llame a su embajador a consultas. Por menos, de haber sido al contrario, tendríamos un berrinche rojo como los que vemos con la insustentable leyenda de la guerra económica…

 

 

80% de los módulos de Barrio Adentro del país está cerrado

BarrioAdentro

 

La situación de los centros asistenciales de salud pública en el país sigue siendo terrible , pues según el presidente de la Federación Médica Venezolana, Douglas León Natera, actualmente un 80 por ciento de las instalaciones de Barrio Adentro uno (4 mil 800 consultorios), no está funcionando.

En la nación hay cerca de seis mil de estos establecimientos y solo está activo el 20 por ciento que no labora las 24 horas del día, muchos solo atienden hasta las 10 de la mañana. Los que no se están utilizando están llenos de basura y otros son habitados por personas indigentes , puntualizó.

El resto de los ambulatorios del país está también en situación caótica en lo que se refiere a dotación, y sus infraestructuras están en decadencia.

Situación similar se observa en 600 Centros de Diagnóstico Integral, mientras que los 300 hospitales que hay en el territorio nacional mantienen un déficit de insumos, el cual supera el 90 por ciento y también de camas, ya que actualmente hay operativas 21 mil de las 46 mil, es decir menos del 50 por ciento.

Manifestó que si se rehabilitaran 25 mil de éstas, los hospitales podrían funcionar en un 80 por ciento y se habría solucionado gran parte del problema. Hay centros de salud donde hace 14 años funcionaban 630 camas y hoy solo tienen 240, menos de la mitad .

A su juicio, los centros asistenciales del país están de muerte lenta y destacó que el Gobierno no está garantizando al pueblo un buen servicio de salud pública, pues los familiares de los pacientes tienen que llevar de todo a las instalaciones para poder ser atendidos.

Indicó que este escenario puede empeorar para el próximo año, porque las casas proveedoras de insumos salieron de vacaciones colectivas antes de la fecha y no hay garantías de que retomen sus operaciones para el próximo 15 de enero, porque muchas de ellas no han recibido las divisas por parte del Gobierno para adquirir los insumos y materiales.

Comentó que no solo la crítica situación de los insumos la están viviendo los hospitales y ambulatorios, sino también los médicos que tienen sus consultas privadas que tampoco consiguen con qué laborar.

Otros de los aspectos mencionados por León Natera, que ponen en entredicho el esfuerzo que viene haciendo el Gobierno, son las cifras de enfermedades que habían sido erradicadas en el país. Citó como ejemplo el paludismo, mientras que el dengue y la chikungunya siguen ganando terreno, al igual que las patologías infectocontagiosas.

Destacó que el Ejecutivo no ha querido reconocer sus fallas en materia de salud, sino por el contrario ataca a quienes busquen denunciar.

Recordó el caso del presidente del Colegio de Médicos de Aragua, quien fue atacado de manera política por las autoridades de dicha región, por el simple hecho de exigir que se aclararan las causas por las cuales habían muerto ocho personas en 72 horas en el Hospital Central de Maracay.