Conoce tu cuerpo para mejorar tu sexualidad por Blanca García Bocaranda - Runrun

Conoce tu cuerpo para mejorar tu sexualidad por Blanca García Bocaranda



El evento “SEXUALIDAD, DE LO QUE NO SE HABLA EN GINECOLOGÍA” será el sábado 2 de marzo en el Centro Médico Docente La Trinidad dirigido a todo público

El mundo de la sexualidad  posee una riqueza tan grande que a su alrededor gira un sinnúmero de detalles funcionales y científicos sorprendentes que pasan desapercibidos para la mayoría de las personas o, peor aún, les da pena conversarlos con su pareja, con sus hijos o con su médico. La sexualidad es tan humana como el funcionamiento del corazón o del aparato digestivo. No tratar todos los temas de manera abierta y profesional conlleva a tantos errores que destruyen a la pareja, enferman a nuestros hijos con enfermedades venéreas y lo peor de todo, es que nos negamos el derecho a su disfrute.

Cantidad de mujeres viven su sexualidad como un enigma. Para otras es un pozo oscuro que les aterra fondear del todo. Descubrir el derecho a disfrutar el placer sexual puede llevarles toda la vida. Es un aprendizaje gradual que algunas no atraviesan por desconocimiento, desinterés y falta de tiempo. Aunque parezca mentira es frecuente que muchas féminas en el presente  estén alejadas de la vida sexual activa y plenas de temores, inseguridad, desinformación teórica y práctica o ese creer que lo saben todo. No obviemos el rol del hombre en cuanto al tratamiento paciente, amable, amoroso, sutil que debe darle a su pareja. El desconocimiento del cuerpo femenino y su comportamiento, amén de la incomunicación,  acarrean situaciones de insatisfacción, incomodidad e infelicidad. Muchas de las inseguridades masculinas son consecuencia de mitos e ignorancia sobre su conducta en la actividad sexual generando ansiedad, estrés y otras emociones negativas.

La introducción ofrecida por el ginecólogo Ángel Millán, del Centro Médico Docente La Trinidad tiene especial interés en que conozcamos más nuestra anatomía y por ende, disfrutemos de la sexualidad que nos pertenece. Muchas mujeres han manejado mal su sexualidad y ello se descubre en ciertos problemas que llegan a la superficie en la consulta del ginecólogo. El ginecólogo tradicional era incapaz de preguntarle a su paciente si tenía orgasmos lo que las hubiese intimidado sobremanera, mientras que los modernos profesionales hoy consideran a estas preguntas como algo importante en la vida de ellas. Trastornos como el vaginismo o el coito doloroso afloran a esta definitiva conversación.

Una gama completa de factores médicos, emocionales y la relación con la pareja deben ser enfocadas de manera multidisciplinaria para dejar atrás la ignorancia, culpabilidad y dependencia, amén de cualquier condición anatómica y fisiológica siempre tomando en cuenta a la pareja. No importa la edad, pues tampoco las mujeres valoran su cuerpo por igual y menos al orgasmo.

No te conoces

Sabías que al comparar de manera sencilla los órganos sexuales de hombres y mujeres, ellas impresionan como más complejas, más elaboradas porque tienen el Monte de Venus, labios vulvares mayores y menores, himen, clítoris, vagina, cuello uterino, útero, Trompas de Falopio, ovarios, mientras que el hombre tiene pene, testículos, próstata, vesículas seminales? “Estas diferencias hacen que su respuesta sexual sea indescriptible, es decir que entran en juego de forma integrada, delicada, todas las partes mencionadas”, explica Millán.

Cada una de esas partes cumple una función al conformar el aparato genital femenino, tienen múltiples funciones que influyen en la respuesta sexual, a la vez que todas actúan de manera coordinada, integradas a las otras en la respuesta en el sexo. Por ejemplo, el Monte de Venus tiene su función aunque muchas dicen que huele feo, fastidia. Pero, creerías que es una zona de atracción visual y sexual? Los bellos púbicos, al igual que los vellos de los labios vulvares mayores, poseen la función de disipar el calor de la zona y alejar las gotas del sudor de la piel por un fenómeno de capilaridad para desvanecerlo, amén de que en un porcentaje de mujeres reduce el chance de esparcirse la orina y salpique las piernas al orinar. Los pelos del vello  pubiano generan estimulación sexual al ser acariciados y tironeados con delicadeza. Así mismo las otras partes tienen su razón de ser.

No somos sólo órganos genitales

La vagina es la receptora del pene, el cual en su movimiento realiza la estimulación de todas las partes de los genitales femeninos. Ese estimulo se concentra en la región clitoridia desencadenando el orgasmo. Visto de otra forma, cualquier alteración de las estructuras genitales femeninos dificultará la obtención de orgasmos en la copulación, como sucede en los prolapsos, obligando a realizar la estimulación manual del clítoris durante el acto sexual para obtener la satisfacción en un alto número de mujeres. Esto   competencia de la ginecología, corregir las alteraciones anatómicas sin descartar el impacto psicológico que produce.

No creas que el sexo sólo depende de unos genitales sanos. Mujer y hombre no son sólo genitales pues la sexualidad está influenciada por las hormonas, el aspecto mental e  incidencia social que repercuten en el apetito sexual. “Un ejemplo bien representativo es la menopausia, etapa en la cual disminuyen las hormonas femeninas,  lo que haría pensar que desapareciera el deseo sexual y muerte de la líbido, pero ello no ocurre sino todo lo contrario cuando un alto porcentaje de mujeres logra un mayor deseo sexual contrario a las creencias ya convertidas en mitos, razón que lleva a interesarse por la sexualidad en la tercera edad como regalo de la vida”, asevera Millán.

Amar con dolor

Pocos saben que una población femenina importante no siente placer sexual e inclusive es traumática la relación sexual en su vida. Hay varias circunstancias en las cuales la mujer sufre dolor durante el coito o les cuesta o no logran el orgasmo. El dolor puede producirse por determinadas enfermedades como  pudieran ser endometriosis, infecciones de órganos genitales internos, estrecheces de la vagina entre otras condiciones que afectan la relación de pareja y, por qué no, al desamor.

Advierte Millán que “no lograr orgasmo en el coito no se debe únicamente a patologías femeninas, sino que el hombre pudiera acusar disfunción eréctil o eyaculación precoz que pueden originarse al inicio de las relaciones sexuales en la vida, aderezadas con traumas y falsas creencias al respecto”. A los escenarios anteriores podemos sumarles las infecciones por transmisión sexual entre virus y bacterias o protozoarios capaces de generar sentimientos variados entre miedos y culpas con dificultad de la entrega  en  pareja.

Quede claro, que la sexualidad no depende sólo de los genitales, sino de tener los conceptos claros sin falsas informaciones que deforman la salud mental. Una población informada de manera acuciosa en la sexualidad está lejos de enfermedades letales y convierten la relación de pareja en un aspecto gratificante de la existencia.

Docencia para el placer

“Hay que ser diligentes y responsables en este aspecto vital, sobre todo apoyándonos en los aportes de la medicina”, sugiere Millán, quien coordina al grupo de profesionales integrado por Ricardo Montiel, Alfredo Levy, Ellsye Hulett, Wadalberto Rodríguez, Marcos Cáceres, Marisol Lema y Carmen Elena Silva quienes expondrán temas relevantes de interés general.

El programa ofrece lo relacionado a órganos genitales femeninos y su funcionamiento en el sexo, para lo que sirve saber; inicio a destiempo de la sexualidad, dolor durante la relación sexual, infección por Virus del Papiloma Humano (VPH), prevención, lo que deben hacer y el después; disfunción eréctil, embarazo y sexo, maneras de mejorar la relación sexual en la tercera edad y al ayuda que aporta la psiquiatría al sexo.

Para información e inscripciones del evento dirigido al público en general pueden comunicarse con el Centro de Extensión del Conocimiento (CEC) por los teléfonos 0212.9496249 y 0212.9496449 email: [email protected]

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios