Luto en el teatro venezolano por la partida de Julio César Alfonzo - Runrun
Lo último

Luto en el teatro venezolano por la partida de Julio César Alfonzo

Julio-César-Alfonzo.jpg

Este lunes tres de diciembre falleció en Quito, Ecuador, el reconocido director teatral, actor, bailarín, dramaturgo, poeta y artista plástico Julio César Alfonzo.

Fundador de la agrupación Teatro Arena en 1988, con la que llevó a cabo numerosas iniciativas escénicas, estudió actuación en España, Estados Unidos y luego egresó de la Escuela de Artes de la UCV. También fue parte de la Fundación Rajatabla.

Conocido por su estilo sofisticado, intenso y minimalista, Alfonzo siempre ejerció sobre las tablas una aproximación en la que la fuerza actoral y el drama se conectaran de una forma íntima con el público, a quien consideraba parte consustancial del hecho artístico.

Sus obras, siempre para pequeñas audiencias, versaban sobre las emociones más complejas del ser humano, y vieron luz en diversos festivales nacionales e internacionales. La honestidad estética era uno de los valores que siempre enarbolaban conceptualmente los montajes de Arena.

El repertorio de Teatro Arena incluyó obras clásicas y contemporáneas, venezolanas y europeas, en cuyas adaptaciones se mostraba la fibra más interior de sus personajes.

Menguada (basada en la La hora Menguada, de Rómulo Gallegos); Vendaval (basada en un texto anónimo francés del medioevo); Arena (variantes de El Público, de García Lorca); Medea (del imprescindible alemán Heiner Muller); Esperando (versión libre del clásico irlandés Esperando a Godot); Woyzek (Muchner); Maratsade, de Peter Weiss, El instante, del propio Alfonzo, figuran entre una lista aún más larga de puestas en escena.
El Celarg, las salas del Ateneo de Caracas, la UCV y muchos otros recintos que incluyen el interior del país, fueron algunos de los foros en que el público disfrutó de sus obras.

“Era un artista de un alcance que no podía medirse. Su ingenio estaba acompañado de mucha educación, por lo que siempre tenía soluciones creativas y retadoras para cada propuesta, y tenía una capacidad asombrosa para integrar cualquier disciplina artística en las vías con que desenlazaba cada uno de sus proyectos. Además fue un gran amigo, generoso y sensible como pocos, una inteligencia perdida de vista, que quizás por su propia naturaleza intimista no tuvo todo el alcance que merecía en su momento”, afirma Leonel Fonseca, actor y cofundador de la agrupación. “Hay razones de sobra para estar de luto”.

Una de las últimas creaciones de Teatro Arena fue la obra San Marcos de Venecia, escrita y dirigida por JCA, y en la que también participó el actor William Cuao, muy apreciada por la crítica, y casualmente la última pieza teatral en dar funciones en la sede original del Ateneo de Caracas, antes de que la infraestructura fuese reconvertida a universidad bolivariana.

El movimiento teatral venezolano, hoy atomizado por el mundo, está de luto con la partida de Julio César Alfonzo.
Paz a sus restos.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios