El insulto cambiario, por V.J. Los Arcos Ayape
Sep 20, 2017 | Actualizado hace 3 años
El insulto cambiario, por  V.J. Los Arcos Ayape

dolares-cencoex1

 

Mientras el país clama por un mínimo de divisas para calmar el hambre y postergar la muerte, alimentos y medicinas, una de las instituciones que lo someten, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), las encuentra sin dificultades tanto para comprar bombas lacrimógenas como teléfonos celulares, laptops, motos y hasta cauchos para aviones de guerra.

Son, léase bien, importaciones de “a bolívares 10”, o tasa Dipro, aberrante como se comprobará a continuación con algunos ejemplos.

Entre las últimas “encomiendas de gestión” recibidas por el Fondo de Inversión Misión Negro Primero, S.A.,  creado en Octubre de 2013 para “dar respuesta a necesidades sociales del personal militar y civil de la Fuerza Armada y fortalecer el apresto operacional de la Defensa Integral”, figuran las siguientes “procuras y suministros”:

20 motos Kawasaki KLR 650;
20 motos Suzuki VSTROM
100 motos SUZUKI DR 650
Valor total: Bs 15.155.721,28 (incluido Impuesto al Valor Agregado (IVA). Precio unitario (grosso modo) Bs 108.255,15 cada moto. Se puede preguntar a cualquier motorizado a quien le hayan robado su moto cuánto cuesta una reposición.

1 monitor Apple IMAC 27”
1 laptop Apple Mac Book 15,4”
1 cámara digital Sony DSC-RX10
1 cámara GP PRO Heros Black
1 cámara GO PRO Heros Negro
1 teléfono Apple iPhone 6, 16 GB
Valor total Bs 116.263,06 (incluido IVA). Pregúntese en el mercado el precio de uno solo de estos ítems y se entenderá el descaro. Hace pocos días, al lanzar Apple su modelo iPhone 9, se calculó que, con base en los sueldos mínimos en países de América Latina, en Panamá se necesitaban 36,6 días de trabajo para adquirir la unidad; en Venezuela, 3.608 días y, siendo condescendientes, 553,88 días a la tasa Dicom, cuyas subastas están suspendidas; de hecho, la última información suministrada por el Banco Central de Venezuela (BCV) fue el pasado 1 de Septiembre. El modelo iPhone 6, solicitado específicamente en la “encomienda de gestión” anda por Bs 8.000.000.

30 cauchos para aviones caza Sukhoi SU-30MK2
Valor total Bs 1.881.600,00 (incluido IVA). Valor unitario, Bs 62.720, cuando un caucho para Toyota Corolla de fabricación china no baja del equivalente a US$ 50, es decir Bs 1,15 millones.

Productos primarios de Hierro y Acero, utensiolios de cocina, material médico-quirúrgico, repuestos mayores para equipos de transporte y oficina, equipos científicos y de laboratorio, material de enseñanza, mobiliario de oficina y conservación y reparaciones menores de vehículos.
Valor total Bs 272.036.396,89. No hay evidencia, aunque sí indicativos, de que las procuras sean por importaciones. Al Dólar Dipro.

¿Hacen falta más señales de la incongruencia de las importaciones gubernamentales, orientadas hacia el beneficio de “lo militar” y en perjuicio indudable de “lo republicano”?

Pues hay todavía más con las siguientes “encomiendas” a Inversora IPSFA, C.A., por la misma fecha de las del Fondo de Inversión Misión Negro Primero, S.A.,

Alimentos, Bebidas para Personas y Prendas de Vestir por Bs. 263.905.600,00
Bienes y Servicios por Bs 1.697.375.401,40. Además del conmovedor detalle de los “40 céntimos”, se destacan entre los bienes, equipos para mantenimiento de automotores; equipos de telecomunicaciones; condecoraciones, ofrendas y similares.

Los casos reflejados más arriba no son precisamente, por indecorosos e indecentes, ejemplos de “guerra económica” alguna, sino protuberancias visibles de la carcoma que corroe la economía venezolana y de la irresponsabilidad de sus “responsables”.

Cada día que pasa, se debilita la idea de que, tras la caída de este régimen, debería mantenerse “por un tiempo” el esquema de cambios diferenciales; lo que pudo haber sido razonable antes, cuando las brechas entre distintas tasas de cambio oficiales era otra cosa, la irracionalidad de las brechas actuales es un argumento favorable a la unificación cambiaria cada vez más sólido.

Claro está que, en días de fragor electoral, parece muy poco probable (tanto como imposible) que ni la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ni otros opositores fuera de esta, estén predispuestos a abordar el tema, tanto por la complejidad que arrastra (reservas, seguridad jurídica para inversiones nuevas o actuales, distintos impactos en precios, subsidios transitorios, préstamos de multilaterales, garantías de crédito comercial,…) como por la relativa lejanía de la posible sacudida electoral de Nicolás Maduro Moros dentro de un año, o quién sabe si hasta antes, por alguna vía todavía no prevista.

De momento, está muy claro que el actual esquema cambiario es un insulto a la ciudadanía y es de temer que también lo sería otro esquema gatopardiano. La unificación cambiaria conlleva riesgos, ciertamente, ¿pero serían menores que los de la corrupción tentacular sobre el esquema de cambios diferenciales?.

@vjlosarcosayape