Te lanzaron una bombita y bateaste tremendo foul!, por Andreina Muñoz-Tébar

Te lanzaron una bombita y bateaste tremendo foul!, por Andreina Muñoz-Tébar

protestas-Venezuela-EFE.jpg

protestas-Venezuela-EFE

La calle se calentó. No por desestabilizadores en nóminas de la C.I.A. ¡Wao! Qué más quisieran que ganar en dólares tomando en cuenta tu irresponsabilidad cambiaria. La calentura viene de todo un pueblo asqueado de la doble moral y la ineficiencia gerencial de quienes dirigen el hoy y el mañana de un país. La calle se calentó por Andorra, por los Panama Papers, por los Narco Sobrinos, por el lujo ostentado y compartido en redes sociales por cada familiar y amigo.

Si Chávez se levantó como Mesías en una Venezuela asqueada de la corrupción, pocos años bastaron para resultar ser él y su movimiento muchísimo más de lo mismo. Lo tuvo todo. Como ningún Presidente anterior. Y se encargará la historia de documentar si fue apenas comenzando su primer mandato o años después, por la golosina nefasta que resulta el poder, cuando borró de su mapa al soberano. Es posible que, con un petróleo cotizándose en las alturas, el caudillo haya decidido obviar prácticas de corruptela entre sus allegados. Recordemos que, en plena bonanza petrolera, los ingresos no iban al Banco Central como lo dictan las leyes venezolanas. Buena parte tuvo destinos poco transparentes para el uso de Chávez y una mafia protegida que, aludiendo mejor vivir del venezolano, administró recursos millonarios.

Todos podemos recordar al Chávez declarando acerca de una economía blindada a pesar de la crisis económica mundial que tumbó nuestro barril a cifras inesperadas. ¡Pues sí! Ha podido estar blindada, o al menos protegida con reservas suficientemente sustentadas en los altos precios del petróleo de los cuales gozaron durante sus primeros años de mandato.

La calle se calentó por consecuencias directas de los párrafos/robos anteriores, y la mayoría depositó en Elecciones Democráticas y Legítimas un poder abrumador opositor en la Asamblea Nacional. La guerra económica fue sinónimo, finalmente, de mea culpa corrupta.

A partir de enero de 2016 el único poder que podría responder a la verdadera voluntad de los ciudadanos comenzó a ser no solamente ultrajado sino que tú y tu régimen lo “bypasearon” e ignoraron. Resulta imperativo resaltar que, dentro del oscurantismo dictatorial que les caracteriza, secuestraron a un Poder Judicial vencido y con nombramiento constitucional en camino, al juramentar magistrados leales a la corruptela con perfiles curriculares que obviaban hojas de vida inaceptables moralmente: carentes de probidad, solvencia y estudios mínimos indispensables.

Esa Asamblea Nacional electa por la mayoría comienza a querer poner “orden” en la corruptela e ineficiencia gubernamental ganándose un desacato digno y democrático por parte de instituciones totalmente plegadas a tí, el Corrupto Mayor.

¡Sí, Nicolás! Eres el Dictador por más que después desees esgrimir que fuiste llevado a esta situación por Bobo o por Ignorante (mientras tu familia disfruta de buenos días en Madrid).

Porque esa MUD, tan atacada y vuelta papilla por ciudadanos tan venezolanos como yo queriendo un cambio, merecen todo mi respaldo. Porque esa MUD, dando fe de su adjetivo “Democrática”, a pesar de toda una Venezuela pidiéndote la cabeza, te puso en bandejita de plata la opción para salir de esta coyuntura.

Pero decidiste obviar la “bandejita de plata”. Razón adicional para estar totalmente segura de que eres tan ladrón como el que desea ocultar sus guisos. Te delataste.

Legado Delatado. Legado haciendo pasar hambre y penuria a todo un pueblo. Legado continuado….

Pasado: Eres sí, un obrero (en su oportunidad permanentemente en reposo) que se llenó a cuenta de muchos otros. Presente: Eres un obrero que quiso solucionar su futuro a cuenta de millones (sigues siendo reposero). Eres un obrero que decidió seguir la farsa de otro. Eres un obrero que decidió ignorar la desgracia de millones mal alimentados y mal curados. Eres un obrero que aglutina en sí todo lo que no debe inspirar a un obrero. Todo lo anterior lo justifica. El trabajo dignifica. El Robo (más aun matando a millones) te hunde.

Hoy eres un obrero DICTADOR sin posibilidades de “echar palante” con tus propios méritos. Pero peor aún: Hoy eres un ASESINO.

Decidiste instalar una Constituyente para seguir robando. Tic Tac. ¿Cuánto tiempo durarás? Nunca lo suficiente para disfrutar lo robado. Tic Tac. Será poco para cobrarte las vidas perdidas, familias desmembradas, sueños cortados. Tic Tac

FOUL POR UN BATE QUEBRADO…

IMAGINA LO QUE VIENE DESPUÉS EN EL DIAMANTE LLAMADO VENEZUELA.

@dremunoztebar

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios