Amnistía Internacional denunció represión a trabajadores de la salud en Venezuela - Runrun
Amnistía Internacional denunció represión a trabajadores de la salud en Venezuela
Venezuela es el único país de la región que ha detenido a trabajadores de la salud y los ha llevado ante tribunales militares y civiles por pronunciarse sobre la situación del COVID-19

 

Este martes, 18 de agosto, la organización Amnistía Internacional (AI) denunció que mientras el número diario de casos de COVID-19 se ha incrementado en Venezuela, las autoridades están fracasando en las medidas para proteger a la población y, en particular, a los médicos, enfermeras y trabajadores de hospitales y clínicas que están siendo gravemente afectados. 

“Las autoridades venezolanas o bien niegan el número de trabajadores de la salud que han muerto a causa de COVID-19, o no disponen de información precisa sobre las precarias condiciones de los hospitales y la necesidad imperiosa de una mejor protección tanto del personal como de los pacientes. En cualquier caso, el gobierno está siendo totalmente irresponsable”, dijo Erika Guevara-Rosas, directora para América de Amnistía Internacional.

Según la organización Médicos Unidos de Venezuela, 71 trabajadores de la salud murieron entre el 1 de julio y el 16 de agosto, y 37 de esas muertes se produjeron solo en los primeros 16 días de agosto. Este total representa casi el 30% del total de muertes por COVID-19 reportadas por las autoridades en Venezuela, que son 288. Sin embargo, las autoridades no están desglosando las muertes por sector y muchas muertes de trabajadores de la salud no se cuentan en el registro oficial.

Hasta la fecha, AI ha recibido información sobre al menos 12 trabajadores de la salud que han sido detenidos y detenidas durante la pandemia, incluidos muchos cuyo debido proceso ha sido violado al no ser informados de los cargos que se les imputan. 

En últimos años, aproximadamente el 50% de los médicos venezolanos abandonaron el país, según la Federación Médica Venezolana (FMV), dejando a Venezuela con escasos recursos humanos para hacer frente a la pandemia. La salida de tanto personal médico se produce en el contexto de la emergencia humanitaria y la crisis de derechos humanos que ha hecho huir a 5,2 millones de personas del país.

Amnistía Internacional exhorta al gobierno venezolano a diagnosticar y evaluar adecuadamente las necesidades del país de recibir cooperación internacional en forma de donaciones, así como tomar medidas concertadas de reasignación de recursos para asegurar que las personas trabajadoras de la salud tengan acceso a guantes, batas quirúrgicas y mascarillas.

El gobierno también debe asegurarse de que haya suficientes productos de limpieza y desinfectantes en los hospitales. Cerca de la mitad de los hospitales del país no tienen agua o sufren escasez de agua, y según las organizaciones de trabajadores, muchos de ellos no han sido desinfectados adecuadamente ni una vez durante la pandemia.

Denunció Denunció  Denunció