Una sesión para abrir el juicio a Maduro
El día en que se aprobó el juicio a Maduro

an-sesion-hra

 Texto y fotos @boonbar

La sesión comenzó casi puntual, atada con el hijo de la incertidumbre. Aún rondaba en el ambiente la irrupción de un grupo de adeptos del oficialismo a la Asamblea Nacional, en la que hubo heridos, robos con armas a periodistas, amenazas, sillazos, caos. Aquel fue un domingo nada ordinario en el parlamento nacional. El asalto es una posibilidad en tiempos crispados.

Afuera, las entradas al Palacio Legislativo eran custodiadas por Guardias Nacionales que dejaban descansar sus escudos antimotines. La voz de Chávez se escuchaba al fondo, muy al fondo saliendo de un autoparlante de una adormecida “esquina caliente” de la Plaza Bolívar.

an-afueras

Esta vez, se restringió el paso a periodistas y espectadores como “medida de protección”. No hubo barra en el palco del hemiciclo, aunque no faltaron los gritos e interrupciones durante la sesión especial en la que se decidiría aprobar el juicio político a Nicolás Maduro. Aunque, hay que decirlo,  con menos volumen que otras sesiones.

palco-an

Henry Ramos Allup abrió la sesión leyendo la orden del día, que fue seguido por intervenciones de los diputados de oposición que argumentaron la urgencia de abrir el juicio político a Nicolás Maduro. Fueron alternados por los discursos de los parlamentarios del Polo Patriótico advirtiendo sobre el “golpe de Estado” de la MUD.

an-sesion-hra

Fueron los diputados oficialistas los que avisaron en coro que Maduro había llegado de su gira internacional en plena sesión del martes 25 de octubre, justo cuando el diputado Juan Manuel Matheus sostenía que el presidente se la pasaba viajando como evidencia de la ausencia del cargo.

En su turno de palabra, Carlos Berrizbeitia enumeró las cifras de los gastos de la presidencia. “Maduro ha gastado 120 mil millones en seguridad. Este gobierno es una catedral de corrupción”. No hubo gritos ni desmentidos. Los diputados chavistas siguieron viendo sus celulares.

Siguiendo a tono de la fórmula del parlamento anterior, cuando el chavismo tenía la mayoría de las curules, buena parte de la bancada oficialista vestía de rojo y chaquetas sport tricolor, en contraste con las corbatas y blazers de los diputados de la oposición.

El diputado Julio Chávez (Polo Patriótico) se trasladó a los 40 años anteriores a la llegada del chavismo al poder para explicar el origen de los actuales males del país. Responsabilizó a los gobiernos de Venezuela de 1958 a 1998 y a empresarios  de la crisis que actualmente deshilacha al país. Su homólogo opositor Carlos Papparoni le refutaba a viva voz que las causas de la tragedia tenían responsables más recientes. Chávez cerró su intervención convocando al “pueblo a tomar las calles”, que fue seguido por un “no tienen pueblo” coreado por la plenaria.

bancada-oposicion-an

Siguiendo  el cuestionamiento de la popularidad del chavismo, Américo de Grazia recordó a sus pares oficialistas que “ustedes no tienen candidato ni para elegirse entre ustedes mismos”. Sostuvo que “el Estado forajido tiene que terminar de manera democrática” enfatizando que el juicio a Maduro debe ser no solo político sino popular, que tome en cuenta la opinión de la gente en asambleas populares. “La dictadura se combate con pueblo”.

Pedro Carreño (Psuv) destacó con su chaqueta a cuadros que a ratos – sólo a ratos- recordó el estilo de CAP II. En medio de su intervención, proyectó un viejo video de Chávez en el que el exmandatario advertía el avance de la otrora oposición en contra de la anterior Asamblea. Cuando el presidente fallecido advirtió que la oposición amenazaba “hacer contraloría” al parlamento, la sesión estalló en carcajadas. Un desliz del pasado.

El diputado merideño William Davila Barrios intervino justo después de Carreño para responder al comunicado del Ministro de la Defensa, Wladimir Padrino López. Sus frases “el pueblo no conspira el pueblo revoca ” y ” la AN esta a la altura del pueblo, venimos de la provincia donde la sangre patriota y democrática corre por nuestras venas” retumbaron en el hemiciclo.

El jefe de la fracción del Polo Patriótico, Héctor Rodríguez, espetó a los parlamentarios de oposición de no ser los hijos de Bolívar. Enfatizó “somos una fuerza histórica, encarnamos la rebeldía de los caciques, los negros esclavos, la guerrilla de los 60 y los grupos de los 90 que se enfrentaron contra el neoloberalismo”.

Rodríguez aprovechó para servir el manejo del diálogo fallido entre gobierno y oposición para acusar de irresponsables a la MUD. “Es una falta de respeto para el país”.

hector-rodriguez-an

Simón Calzadilla lanzó su sentencia:  “al bloquear el Revocatorio no embromaron a la MUD sino que le escupieron a la cara al país que quiere elegir”.

Henry Ramos Allup encendió la Asamblea con su desafío al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, a quien llamó “alcahuete”. “Ojalá este ministro, que avergüenza a las Fuerzas Armadas, se saliera de los cuarteles y aceptara el reto de debatir en cadena nacional, a ver si ronca como ronca cuando está armado”.

El momento de máxima tensión de la sesión “histórica” se presentó cuando Rodríguez pidió derecho a réplica a Ramos Allup para exigir respeto a las Fuerzas Armadas y todo se salió de control. Los diputados se levantaron de sus curules para evitar -o buscar- el choque que nunca se dió.

sesion-an-caos

El presidente de la AN invitó a leer los puntos del acuerdo a ser votados para apaciguar  los ánimos. Con la señal de costumbre, la mayoría opositora aprobó la apertura de juicio político y penal contra Maduro. Mientras el secretario mencionaba  la convocatoria al presidente a comparecer ante la AN el próximo primero de noviembre, la bancada roja iba en retirada.

La aprobación de la responsabilidad política de Maduro era el resultado esperado. Entre los pasillos y el jardín del Palacio Legislativo, se hablaba más del affaire del supuesto diálogo entre gobierno y oposición con mediación del Vaticano que alborotó los alientos del país el lunes 24 de octubre. Aún se trataban de coser los cabos sueltos de las contradicciones entre los partidos de la Unidad y la estrategia de poder del gobierno. Que si Capriles sabía, que si Chúo Torrealba no fue solo, que si el tuit de Ramos Allup. Que si.

marcha-oficialista-an

Entretanto, la marcha oficialista convocada por Maduro en Miraflores pasaba por un costado del Palacio Legislativo. El pueblo, esta vez, no quiso entrar en la Asamblea. La crisis en Venezuela sigue tensando la cuerda.

mun%cc%83eco-chavez-marcha