Venezuela retira embajador y congela relaciones con Brasil tras destitución de Rousseff

Venezuela retira embajador y congela relaciones con Brasil tras destitución de Dilma Rousseff

CasaAmarillaCARACAS.jpg

CasaAmarillaCARACAS

 

Venezuela “ha decidido retirar definitivamente a su embajador” en Brasil, Alberto Castellar, “y congelar las relaciones políticas y diplomáticas con el gobierno surgido de este golpe parlamentario”, subrayó la cancillería, en un comunicado.

“Se ha ejecutado una traición histórica contra el pueblo de Brasil, y un atentado contra la integridad de la mandataria más honesta en ejercicio de la presidencia” de ese país, remarcó la cancillería, al solidarizarse con Rousseff, destituida tras un fallo histórico en el Senado que puso un dramático fin a 13 años de gobiernos de izquierda en el gigante sudamericano.

En su cuenta de Twitter, Maduro expresó “toda la solidaridad” con Rousseff. “Condenamos el Golpe Oligárquico de la derecha ¡Quién Lucha Vence!”, escribió.

El gobierno de Maduro, que ha relacionado en varias ocasiones el proceso contra Rousseff con el reclamo de la oposición venezolana de un referendo revocatorio en su contra, dijo que ese “golpe de Estado parlamentario” forma parte de la “embestida oligárquica e imperial” contra los procesos izquierdistas en la región.

Para acabar “con los modelos de genuina democracia y de integración unitaria de la región alcanzados por los Presidentes Hugo Chávez, Néstor Kirchner, Lula Da Silva, Evo Morales, Tabaré Vázquez y Rafael Correa”, aseguró al referirse a los expresidentes de Venezuela, Argentina, Brasil y a los actuales mandatarios de Bolivia, Uruguay y Ecuador.

Maduro, que en mayo llamó a consultas a su embajador en Brasil, y su antecesor Hugo Chávez (1999-2013) forjaron amplios lazos comerciales y políticos con los gobiernos tanto de Rousseff como del expresidente brasileño Lula da Silva.

 

 

América Latina reacciona tras la destitución de Dilma Rousseff

 

En Latinoamérica, Bolivia, Cuba, Ecuador y Nicaragua también condenaron la destitución de Rousseff e hicieron eco al calificativo de “golpe de Estado”.

“El Gobierno de la República de Cuba rechaza enérgicamente el golpe de Estado parlamentario-judicial que se ha consumado contra la Presidenta Dilma Rousseff”, señaló el Gobierno cubano en una declaración oficial leída en la televisión estatal.

Brasil, un cercano aliado político de Cuba, es también uno de sus principales socios comerciales en la región y fuente de crédito de la isla caribeña.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, escribió en su cuenta de Twitter: “Condenamos el golpe parlamentario contra la democracia brasileña. Acompañamos a Dilma, Lula y su pueblo en esta hora difícil. #FuerzaDilma”.

“Estamos convocando a nuestro embajador en Brasil para asumir las medidas que en este momento se aconsejan”, anunció.

Otro que utilizó la red social para expresar su rechazo a los eventos en Brasil fue el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, quien afirmó: “Destituyeron a Dilma. Una apología al abuso y la traición. Retiraremos nuestro encargado de la embajada”.

“Jamás cohonestaremos estas prácticas, que nos recuerdan las horas más obscuras de nuestra América. Toda nuestra solidaridad con la compañera Dilma, con Lula, y con todo el pueblo brasileño. ¡Hasta la victoria siempre!”, añadió.

(Reporte adicional de Nelson Acosta en La Habana, Daniel Ramos en La Paz e Iván Castro en Managua; editado por Eyanir Chinea y Carlos Serrano).

 

A continuación el comunicado:

 

Venezuela condena golpe de Estado contra Presidenta Dilma Rousseff en Brasil

La República Bolivariana de Venezuela condena categóricamente el golpe de Estado parlamentario consumado en Brasil contra la Presidenta Dilma Rousseff, mediante el cual peligrosamente se ha sustituido ilegítimamente la voluntad popular de 54 millones de brasileños, violentando la Constitución y alterando la democracia en este hermano país.

Las oligarquías políticas y empresariales, que en alianza con factores imperiales consumaron el Golpe de Estado contra la Presidenta Dilma Rousseff, recurrieron a artimañas antijurídicas bajo el formato de crimen sin responsabilidad para acceder al poder por la única vía que les es posible: el fraude y la inmoralidad.

La República Bolivariana de Venezuela expresa su solidaridad con la Presidenta Dilma Rousseff, y con los millones de mujeres y hombres que mediante el voto directo y secreto eligieron a la Presidenta. Se ha ejecutado una traición histórica contra el pueblo de Brasil, y un atentado contra la integridad de la mandataria más honesta en ejercicio de la presidencia en la República Federativa de Brasil.

Este golpe de Estado parlamentario forma parte de la embestida oligárquica e imperial contra los procesos populares, progresistas, nacionalistas y de izquierda, cuyo único fin es restaurar los modelos neoliberales de exclusión social y expoliación de nuestras riquezas naturales que trajeron consigo pobreza y atraso para nuestros pueblos, y acabar así con los modelos de genuina democracia y de integración unitaria de la Región alcanzados por los Presidentes Hugo Chávez, Néstor Kirchner, Lula Da Silva, Evo Morales, Tabaré Vázquez y Rafael Correa.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, en resguardo de la legalidad internacional y solidaria con el pueblo de Brasil, ha decidido retirar definitivamente a su Embajador en la República Federativa de Brasil, y congelar las relaciones políticas y diplomáticas con el gobierno surgido de este golpe parlamentario. De igual forma, iniciaremos un conjunto de consultas para apoyar al pueblo de esta hermana Nación, que ha visto vulnerado su sistema democrático y desesperanzado en sus conquistas socioeconómicas.

Caracas, 31 de agosto de 2016

 

*Con información de AFP y Reuters

 

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios