Codhez: Madres con hijos en desnutrición están predispuestas a trastornos depresivos - Runrun
Codhez: Madres con hijos en desnutrición están predispuestas a trastornos depresivos
La Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia divulgó un artículo de investigación que expone la situación de las madres que asisten con sus hijos en desnutrición y bajo peso al servicio de nutrición del Hospital Universitario de Maracaibo.
 

El artículo titulado “Ansiedad y depresión en madres con hijos en desnutrición y bajo peso” que asisten al servicio de nutrición del Hospital Universitario de Maracaibo (HUM), devela cómo la inseguridad alimentaria genera consecuencias directas y negativas en el estado psicológico de las personas.

En el estudio se realizó una encuesta a 30 madres, en el período de mayo a agosto de 2019, en el marco de la documentación sobre la situación de derechos humanos en el Zulia, con especial atención en la inseguridad alimentaria.

“Entre los hallazgos de la investigación, se encontró que 56.7% de las madres encuestadas en el servicio de nutrición del HUM manifestaron síntomas de depresión moderada, como consecuencia de un estado de frustración y preocupación en torno a la seguridad alimentaria. Además de ello, 13.3% de las madres encuestadas manifestó síntomas severos de depresión, caracterizados por tristeza, llanto y afectación en su funcionamiento social, laboral o académico”, señaló Codhez en una nota de prensa.

En la investigación “se evidencia que la violación al derecho a la alimentación no solo tiene incidencia en el desarrollo físico de las personas, sino que produce consecuencias secundarias, en cuanto a síntomas a la predisposición a trastornos depresivos o de ansiedad”.

Desde Codhez se hizo una serie de recomendaciones al Estado venezolano ante los elevados índices de ansiedad y depresión encontrados en el estudio.

 

Acá las recomendaciones de Codhez, dadas a conocer en el estudio:

1.- La situación de inseguridad alimentaria está impactando en bienestar psicológico de las madres en Maracaibo, por ello el Estado, los centros asistenciales de salud y la comunidad internacional debe comprender que la violación al derecho a la alimentación no solo tiene incidencia en el desarrollo físico de las personas, sino que produce consecuencias secundarias, pero no por ello menores, en cuanto a síntomas de atención clínica, y predisposición a trastornos depresivos o de ansiedad.

2.- El Estado tiene el deber de publicar datos oficiales y de fomentar la documentación sobre las incidencias que tiene la situación de inseguridad alimentaria en la población maracaibera, para generar planes de acción que puedan crear una mejor situación.

3.- Ante los elevados índices de ansiedad y depresión encontrados en la muestra, instamos a los centros asistenciales en salud a crear programas de salud pública para propiciar el bienestar psicológico en madres con situación de inseguridad alimentaria.

4.- Referimos a los centros de asistencia en salud que en sus programas sobre de bienestar psicológico, contemplen el fortalecimiento de los intereses y deseos de las madres en situación de inseguridad alimentaria, abriendo la posibilidad a la pluralización de sus oportunidades, más allá del solo hecho de la responsabilización del cuidado de sus hijos a las cuales, de manera forzosa, se han tenido que sumergir.

5.- Debido a las creencias patriarcales que someten nuestra cultura, recomendamos que las instituciones de salud y las organizaciones públicas que atiendan a estas madres, capaciten en materia de género a sus profesionales para transmitir conocimientos sobre empoderamiento femenino.

6.- El Estado venezolano tiene la obligación de realizar todas las acciones pertinentes para garantizar el derecho a la alimentación adecuada, por ello debe aceptar la cooperación internacional como recurso disponible e inmediato con el fin de contener la desnutrición de la población y salvaguardar su bienestar.

7.- Instamos a las agencias de protección internacional, en especial aquellas que velan por el derecho a la alimentación y las de resguardo de los grupos vulnerables escogidos en esta investigación (mujeres y niños especialmente) para que se avoquen a examinar la situación de Venezuela y en especial la del estado Zulia e intercedan por la protección y garantía de este derecho frente al Estado venezolano.

8.- Instamos al Estado venezolano a tomar las medidas correctivas, de prevención, preservación de alimentos para las comunidades indígenas y las intersectoriales emitidas por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.