Las 10 noticias petroleras más importantes de hoy #4A

Las 10 noticias petroleras más importantes de hoy #4A

BarrilesdePetróleo.jpg

BarrilesdePetróleo

 

El crudo OPEP se aprecia un 0,4 %, hasta 34,47 dólares por barril

El petróleo de referencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cotizó el pasado viernes a 34,47 dólares por barril, un 0,4 por ciento más que la jornada anterior, informó hoy en Viena el grupo petrolero.

El precio medio del “oro negro” de la OPEP cerró marzo situado en los 34,65 dólares por barril, un 20 por ciento más que el promedio del mes de febrero.

El crudo de la OPEP continúa así con sus altibajos, aunque siempre situado por encima de los 30 dólares/barril, una cota que perdió a principios de enero y que tardó seis semanas en volver a alcanzar.(Yahoo Finance)

 

El petróleo seguirá siendo un problema para México

El viernes 1 de abril la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) presentó los Pre-Criterios Económicos de 2017 ante el Congreso de la Unión. Este documento sirve para que los legisladores vayan teniendo elementos para conocer como se espera que venga el año 2017 en materia económica, ya que en función de ello se tendrán que aprobar en su momento la Ley de Ingresos y la Ley de Presupuesto de Egresos correspondientes.

Ante los ojos de varios analistas estos pre-criterios son conservadores, sin embargo, siguen conteniendo algunas estimaciones para hacer que el presupuesto les cuadre y en buenos deseos; además de que no contemplan la realidad de ciertos fundamentales macroeconómicos a nivel internacional. Comencemos con un breve análisis de lo que ocurre actualmente en el mercado petrolero a nivel mundial, ya que su precio es una de las variables más importantes en la estimación de los ingresos públicos:

De acuerdo con proyecciones de la Administración de Información de Energía (EIA por sus siglas en inglés) en el primer trimestre de 2016 la producción mundial diaria de petróleo se ubicó en 95.6 millones de barriles, de los cuales 57.17 millones fueron producidos por países que no son miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Por su parte, el consumo mundial de petróleo se ubicó en dicho trimestre en 93.73 millones de barriles, lo que implica que ahora en día hay una sobre oferta de 1.87 millones de barriles al día.

Las estimaciones de la EIA son en el sentido de que para el primer trimestre de 2017 la producción mundial de petróleo habrá aumentado a 96.09 millones de barriles diarios, de los cuales 56.33 millones serán puestos en el mercado por países que no son miembros de la OPEP.

Se espera también que para dicho trimestre el consumo mundial de petróleo se ubique en 94.95 millones de barriles diarios, lo que implica que el exceso de producción respecto a la demanda continuará y será de 1.14 millones de barriles diarios.

Estas proyecciones son importantes porque muestran varios hechos: primero, que la oferta de petróleo ha sido menos sensible respecto al precio de lo que se hubiera esperado; es decir, muchos productores continúan bombeando petróleo al mercado, inclusive aumentando su producción, a pesar de la baja en los precios (algo que en principio contradice la teoría económica); segundo, continúan las expectativas de un lento crecimiento económico mundial para este y el que sigue, lo que continuará debilitando la demanda.

Así pues, y con esto en mente, es prácticamente un hecho de que a menos de que los miembros de la OPEP lleguen a un gran acuerdo que congele o reduzca su producción, suceda algún conflicto armado relevante en el Medio Oriente, u ocurriera algún tipo de atentado terrorista que dañara severamente la infraestructura petrolera de algún país, los precios del petróleo continuarán bajos al menos por los dos siguientes años. Si bien, de acuerdo a las condiciones actuales no se espera que disminuyan considerablemente más de lo que ya lo han hecho, tampoco se espera que pudieran llegar a tener algún repunte importante.

Con esto en mente, pues es francamente arriesgado el que en los Pre-Criterios Económicos de 2017, se haya estimado que el precio del petróleo pasará de 25 dólares en promedio en 2016 a 35 dólares en promedio en 2017. Como ya se señaló, de acuerdo a la EIA, al día de hoy no se ven elementos para pensar que esto pueda suceder, por lo que la estimación de una disminución de ingresos petroleros de 24.9% para el 2017 hasta parece optimista. Esto porque para el 2017 ya no habrá cobertura petrolera como la actual (la cual garantiza un precio de 49 dólares por barril) y se está estimado para el año entrante una disminución en la plataforma de producción de petróleo de 95 mil barriles diarios, estos representan 34.675 millones de barriles menos producidos en 2017.

En este contexto se debe reconocer que aunado al recorte al gasto público de febrero de este año por 132.3 miles de millones de pesos (mmdp), se está contemplando un recorte adicional al gasto de 175.1 mmdp para 2017; sin embargo, esto es producto de la presión al gobierno federal por el aumento en el costo financiero del sector público, el cual se espera que pase de 462.372 mmdp en 2016 a 551.124 mmdp en 2017; además de que se espera una caída de 19.6% en la recaudación por ingresos no tributarios.

Cabe señalar que con todo y este ajuste, se espera un balance presupuestario deficitario en 510.810 mmdp, cifra que representa 2.5% del PIB. Y pues en este mismo monto veremos aumentar más la deuda del sector público mexicano en 2017. De esta manera, si el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) fue de 45.7% del PIB en al cierre de 2015, y se considera que el balance presupuestario en el 2016 será deficitario equivalente a 3% del PIB y si a eso le sumamos el déficit del balance presupuestario de 2017, pues entonces la deuda total del sector público llegará a representar el 51.2% del PIB al cierre de 2017 si es que todo sale de acuerdo a los planes de la SHCP.

Desde luego que esto es lo que ven calificadoras como Moody´s y por eso la semana pasada redujo la perspectiva crediticia de México de estable a negativa, y dijo que en 12 meses revisará nuevamente su calificación. Esto es algo que debe llamar fuertemente la atención de la SHCP porque no se ve como puedan revertir este deterioro en la perspectiva crediticia del país a menos de que sea endeudando menos al país, recortando aún más el gasto público, y que esto se dé sin afectar el crecimiento económico.

En este sentido, es importante puntualizar que el recorte al gasto para 2017, que se estima será de 175.1 mmdp representa el 0.85% del PIB nominal esperado para dicho año. Por lo tanto cuesta trabajo creer que se logrará una tasa de crecimiento del PIB de entre 2.6 y 3.6% para el año entrante (es decir, un nivel similar al que se logre en 2016), y esto carece de lógica porque además se está planteando que los ingresos tributarios crezcan en 6.6% al pasar de 2.407 billones de pesos en 2016 a 2.651 billones de pesos en 2017.

Es decir, cualquier libro de texto de macroeconomía diría que recortes al gasto público con mayor recaudación de impuestos no pueden generar mayores tasas de crecimiento económico, sobre todo porque esto ocurre en un contexto de caída en las exportaciones nacionales.

Finalmente, en relación al tipo de cambio, se está planteando que para el 2016 uno de 17.50 pesos por dólar y que en promedio se ubique en 18 pesos. Para el 2017 se señala que cerrará en 17 pesos por dólar y promediará 17.20 pesos. Esto implica una revaluación importante del peso respecto al nivel observado el 11 de febrero de este año cuando el tipo de cambio llegó a los 19.20 pesos por dólar. Sin embargo, se debe reconocer que la apreciación del peso no se debe a lo que esté haciendo México en materia económica, sino más bien a las declaraciones de la Presienta del Banco de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), quien ha sido cautelosa señalando que serán muy pacientes en el ritmo en el que aumentarán las tasas de interés en el país vecino del norte.

Muestra de lo anterior es que no sólo el peso mexicano ha ganado terreno frente al dólar en los días recientes. Entre el 11 de febrero y el 1 de abril de este año respecto al real brasileño el dólar ha bajado 10.8%, en relación al dólar canadiense ha disminuido 6.3%, en cuanto al peso colombiano ha bajado 11.8% y respecto al rublo disminuyó 15.2 por ciento. En el caso del peso mexicano el dólar disminuyó 9.7% por lo que podemos ver que hay monedas que inclusive han tenido mejor desempeño frente al dólar que nuestra propia moneda.

A manera de conclusión podemos señalar que los Pre-Criterios de Política Económica para el 2017 será complicado que se cumplan porque la expectativa en el precio del petróleo es demasiado optimista. Es difícil que se logre la meta de crecimiento económico y sabemos que los actos de fiscalización del Servicio de Administración Tributaria (SAT) irán en aumento. México continuará endeudándose de manera importante y eso ya nos empieza a costar en términos de calificación crediticia, lo que puede provocar alzas en las tasas de interés superiores a las que la SHCP contempla. El panorama está delicado, llegará el momento en el que el Congreso de la Unión tenga que revisar y aprobar el Paquete Económico 2017, lo que esperamos que hagan con responsabilidad, buscando el crecimiento económico y eliminando gasto corriente. Queda claro que no la tiene fácil el gobierno federal y que deben estar muy preocupados porque la realidad ya los alcanzó.(El Financiero)

 

Sube la producción de petróleo en Rusia

A pesar de las declaraciones a favor de una congelación de la producción de petróleo por parte de los países de dentro y fuera de la OPEP, los datos que se están publicando muestran todo lo contrario.

Esta vez es Rusia la que comunica un alza en la producción en el mes de marzo a 10,91 millones de barriles por día frente los 10,88 millones anteriores. Las exportaciones de crudo suben un 10% mensual a 5,587 millones de barriles día.(Capital Bolsa)

 

“Para el petróleo podríamos estimar niveles de 55 o 65 dólares para final de año”

Sara Carbonell, relatinship manager de CMC Markets, habla sobre la situación actual de los mercados y en especial sobre las materias primas y las divisas.

¿Ve viable que en la reunión de productores de crudo se acuerde una reducción de la producción?

Creo que lo que se va a confirmar es la congelación, aunque no es descartable que países, como Venezuela, apuesten por un recorte. En cualquier caso, si existe una congelación, va a ser distinto a lo que sucedió en febrero, ya que esta entonces fue un pacto entre cuatro países y esta vez va a ser entre más. Lo bueno e importante es que en la reunión del 17 de abril van a participar casi el 70% de los productores mundiales, tanto OPEP, como no OPEP. Esto ha sido una batalla entre comillas entre EEUU y Arabia Saudí, ya que EEUU influyó sobre el exceso de oferta con el fracking. Ellos mismos hicieron que disminuyera la demanda porque extrajeron demasiado.

También era comprensible que el año pasado muchos países no dieran el brazo a torcer y ahora sí, por lo que creo que habrá congelación y de aquí a los próximos cuatro meses, esta reunión es lo más importante que tenemos porque puede impulsar los precios del petróleo y cambiar el panorama global, los índices, etc.

Si finalmente lo que se va a confirmar es la congelación en esa reunión, ¿qué es lo que se puede esperar para el precio del crudo?

He leído muchos informes y podríamos estimar niveles de 55 dólares o 65 dólares para final de año. Creo que realmente el verdadero impulso de superar esos niveles no podríamos verlo hasta 2017. También tenemos la parte de la demanda. Si esto ocurre no es descartable a finales de año ver estos niveles.

Otro de los puntos calientes de la actualidad es el mercado de divisas, después de las decisiones y declaraciones de los bancos centrales, y hemos visto una devaluación del dólar. ¿Qué podemos esperar para el euro-dólar?

Es muy complicado. El dólar se está depreciando porque están saliendo muchos capitales, muchos inversores que estaban invertidos en deuda o en renta fija de países emergentes cuando vieron la posibilidad y se pensaba que iba a ocurrir toda esa subida de tipos de interés  e iba a estar todo bajo lo previsto. Ahora los capitales vuelven a salir porque de momento no va a haber subida y eso es lo que está pasando con el dólar. Lo lógico sería que viésemos con el aspecto macro de fondo que el euro se depreciara. Respecto al par creo que para finales de año o para el medio plazo lo lógico sería verlo entre el 1,07 o 1,10. Si nos centramos en el corto plazo es verdad que hay un nivel de soporte en los niveles de 1,13 y es verdad que ahora apunta más hacia al 1,14. Ahí puede haber oportunidades de inversión. Ahora, lo lógico es que volvamos de nuevo a esos rangos. Desde un punto de vista estrictamente teórico tendríamos que haber asistido a la depreciación del euro después de los anuncios del banco central. Es muy importante lo que pase con el crudo y a partir de ahí toda la cadena hará probablemente que al final que el dólar se aprecie de nuevo.

Otra divisa que está en la palestra es la libra: ¿Puede haber más depreciación con la amenaza del Brexit?

Frente al dólar está más inestable por lo que estamos hablando. Frente al euro no es descartable que veamos más hasta que no salgamos de dudas con lo que pasa. Hay un nivel de soporte importante en el cruce libra-euro que es 1,25. Es un soporte que se ha tocado por varios puntos en el medio plazo y creo que parece que se dirige a esos niveles. Otra cosa es lo que pase después.

En este escenario, ¿qué tipo de activos son mejores ahora mismo para apostar de cara al medio plazo?

Creo que lo que hay que hacer es tener diversificada la cartera. Suena muy a palabrería, pero hay que hacer una correcta gestión monetaria y adaptar el nivel de riesgo. Por activos a través de CFDs podríamos acceder a muchos activos. Si después de la reunión de la OPEP vemos impulso en los precios del crudo, muchas compañías ligadas a las materias primas y al crudo pueden mostrar un impulso. En el largo plazo puede haber oportunidades. Desde luego hay que diversificar la cartera. Una de las estrategias puede ser buscar el rand sudafricano con el euro. Está ahora apreciándose y puede generar oportunidades. Lo que es importante es que se diversifique la cartera.

El oro ha tenido el mejor trimestre en los últimos cinco años. ¿Puede seguir siendo una apuesta alcista?

Pienso que sí lo puede ser. Ahora es verdad que se ha quedado un poco lateral, pero es verdad que mientras no cierre por debajo de los 1.210 dólares en principio la tendencia es alcista. No es descartable que se dirija a los 1.300 y cada vez más los bancos centrales están comprando oro físico. Es de los pocos activos que realmente son tangibles. Rusia, Kazajistán, Suiza… están en ello. Eso puede revalorizar la materia prima. Es verdad que desde un punto de vista de demanda se descendió un poco, pero ahora muchos bancos centrales están comprando oro.(Estrategias de Inversión)

 

Los precios del crudo caen en picado ante el anuncio de los saudíes de posibles recortes

Los precios del crudo han caído en picado a raíz de que las declaraciones de un miembro de la familia real saudí sembraran más dudas sobre un posible acuerdo para que los principales exportadores recorten la producción.

El príncipe saudí Mohamed bin Salmán, segundo en la línea de sucesión, dijo en una entrevista a Bloomberg que el Reino congelará su producción de crudo sólo si Irán y el resto de grandes productores hacen lo propio. En opinión de los analistas, un acuerdo de esas características no parece posible; la noticia desmonta uno de los motivos que habían favorecido un repunte de hasta el 50% en un mes. Las declaraciones son el último giro en los esfuerzos por alcanzar un acuerdo de Rusia y la OPEP que llevaba meses gestándose y frente al que operadores y analistas siempre se mostraron escépticos. Según los anteriores informes de las autoridades de la OPEP, los saudíes y sus aliados se habían mostrado dispuestos a participar en un acuerdo para recortar la producción, incluso en el caso de que Irán decidiera mantenerse al margen.

Aunque los países productores de la OPEP y los que no pertenecen al cartel tenían previsto reunirse el 17 de abril y algunos expertos hablaban ya de acuerdo, las últimas noticias significan que la reunión queda aplazada, opina el analista del Energy Management Institute, Dominick Chirichella.

Los precios del crudo siguieron cayendo durante todo el viernes a pesar de que los datos del empleo no agrícola en EEUU aumentaron en marzo. Normalmente más empleos significarían que aumenta el número de conductores y la demanda de gasolina, pero los especuladores se han centrado en que hay menos posibilidades de que Rusia y la OPEP congelen su producción. Muchos analistas se muestran escépticos sobre el impacto de un acuerdo. Tanto Rusia como Arabia Saudí alcanzaron el año pasado un record de producción y las reservas de todo el mundo están registrando niveles récord. Por tanto, el simple hecho de mantener la producción en esos niveles elevados no reduciría el exceso de la oferta, fundamental para que los precios repunten, según los analistas.(Expansión)

 

El crudo barato hunde las prospecciones a niveles de 1952

En 2015 la anglo-holandesa Shell vendió más petróleo del que era capaz de reemplazar en sus almacenes. Se quedó con un déficit del 20%, el peor resultado en al menos una década. Hace poco menos de 10 años, cuando el barril de brent —la referencia europea— llegó a costar más de 140 dólares, la reducción de las reservas de una gran compañía hubiese desatado todas las alarmas. Pero en época de petróleo barato (el pasado viernes el brent cotizaba a 38,67 dólares), las compañías están cambiando su paradigma financiero.

La prioridad es contener los gastos para hacer frente a los menores beneficios, aunque implique recortar en prospecciones: según los datos de la consultora estadounidense IHS Energy, en 2015 se detectaron, con técnicas convencionales, 12.600 millones de barriles equivalentes de petróleo (BEP), el peor resultado desde 1952.

Shell no es la única petrolera que experimenta esta caída. El año pasado la tasa reposición de reservas de BP fue del 61% y la de ExxonMobil del 69%, los peores resultados en un lustro. También, Cepsa, la segunda compañía española en este sector, registró el año pasado unas pérdidas de 1.040 millones de euros, lo que implica, bajo las normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), elevar un 136% sus números rojos, según informó la propia petrolera.

 

Nuevo escenario

 

El escenario internacional ha cambiado. La sobreoferta que inunda de crudo el mercado mantiene los precios bajos, y las firmas tienen que adecuarse. “Cuando los Estados miembros de la OPEP [el cartel de los países productores] actuaban como swing producers [calibraban la producción para equilibrar el mercado], la prioridad de los inversores en petroleras era vender crudo, y empujaban para que aumentasen las nuevas exploraciones. Pero hoy la OPEP no está dispuesta a contrarrestar el desplome de los precios, por lo que los inversores buscan un estricto control financiero que permita pagar sus dividendos”, explica Henry Tchilinguirian, analista jefe de materias primas del banco BNP Paribas.

La consecuencia directa de este cambio de paradigma ha sido una oleada de recortes. Según Bob Friklund, jefe de estrategia de IHS Energy, “aunque parte de los capitales invertidos hace cinco años están dando sus frutos ahora, el precio bajo no deja alternativas a las petroleras: a lo largo de 2015 las compañías anunciaron la intención de deshacerse de activos por un valor de 23.700 millones de euros”, apunta.

Los datos de otro banco, Morgan Stanley, certifican las consecuencias directas de esos recortes: el año pasado se aprobaron solo seis nuevos proyectos de exploración de nuevos yacimientos.

Según los cálculos de IHS, 2016 podría ser otro año negro en este sentido: para no alterar el equilibrio entre el capital que gastan y los ingresos, las compañías norteamericanas deberían ahorrar 21.000 millones de euros, el 50% de lo que invirtieron el año pasado.

Además, el hecho de que esas compañías hayan conseguido asegurar en 2016 solo el 15% de su producción total las expone aún más a las fluctuaciones del mercado.

Leta Smith, directora de investigación de IHS, añade que los yacimientos de mayor envergadura que se han descubierto en los últimos meses son de gas, pero tampoco representan una solución al problema: “El gas es muy difícil de comercializar y la demanda global es muy débil”, aclara.(El Demócrata)

 

Barril cae por desencanto de inversores con acuerdo para congelar producción

El petróleo oscilaba cerca de mínimos en un mes el lunes debido a que los inversores abandonaron algunas de sus apuestas optimistas sobre otra alza de precios y las posibilidades de que importantes exportadores acuerden contener la sobreproducción parecían disiparse.

* Irán seguirá aumentado la producción y las exportaciones de crudo hasta que alcance la posición de mercado de la que gozaba antes de que se le impusieran sanciones internacionales por su programa nuclear, dijo el ministro del Petróleo, Bijan Zanganeh, citado por la agencia de noticias semioficial Mehr.

* Arabia Saudita, que lideró una propuesta inicial en febrero para que los productores limitaran la producción, dijo la semana pasada que no se unirá a esfuerzo alguno para ellos, a menos que Irán también participe, mientras que Rusia informó que alcanzó su mayor nivel de producción en 30 años.

* Eso ha proyectado dudas sobre la capacidad de los mayores exportadores de crudo del mundo para alcanzar un acuerdo cuando se reúnan en Doha este mes para discutir cómo alinear mejor la oferta y la demanda global.

* A las 1030 GMT, los futuros del crudo Brent subían un 1 por ciento, a 38,68 dólares por barril, cerca de su nivel más bajo en un mes, pero aún un 40 por ciento por sobre su cotización de mediados de febrero.

* Los futuros del crudo en Estados Unidos perdían 8 centavos, a 36,71 dólares por barril.

* Los precios del petróleo han caído más de 65 por ciento desde mediados de 2014, cuando la creciente producción de esquisto en Estados Unidos y la oferta desde dentro y fuera de la OPEP crearon uno de los mayores superávits de crudo de tiempos modernos.

* La producción de petróleo en Estados Unidos está resultando más resiliente a los precios bajos de lo que muchos esperaban, pese a grandes reducciones en actividades de perforación en busca de nuevas reservas, así como de un aumento en las bancarrotas de empresas petroleras.(La Patilla)

 

El exdirectivo de Pdvsa, con pleno conocimiento de “Pudreval”, y como uso a la hija para esconder millones #PanamaPapers

Jesús Villanueva: el auditor de Pdvsa que quería esconder su riqueza. Hasta 2010 fue el auditor general de Pdvsa. Un año antes de jubilarse quiso obtener un poder para manejar una empresa inscrita en Panamá, a través de una operación que involucró a Suiza y Luxemburgo, todo bajo un entramado diseñado por Mossack Fonseca, firma panameña especializada en crear estructuras internacionales para tapar la riqueza de quienes pueden pagar sus servicios.

Casi hasta el cansancio sugirieron no tomarlo como cliente. “¿Leyeron bien los links de abajo? Está en la junta directiva de Pedevesa (Pdvsa) junto al hermano del presidente Hugo Chávez, Asdrúbal (…) La posibilidad de un escándalo es demasiado alta (…) Además, no concuerdo en nada con lo que están haciendo con esta empresa del pueblo venezolano”, decía, en mayo de 2009, un alarmado Ramón Fonseca, socio fundador de la firma Mossack Fonseca, compañía creada en Panamá en 1975, para asesorar a inversionistas en la formación de entramados de empresas internacionales con las cuales evadir impuestos en sus países de origen o legitimar capitales.

En realidad, Asdrúbal Chávez es primo del fallecido gobernante venezolano, pero ese es un detalle al margen. Lo importante es que año y dos meses después, en julio de 2010, Jesús Manuel Villanueva Rojas, entonces auditor general de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), cumpliría su objetivo de obtener el poder para el manejo de una firma panameña que sería utilizada en la movilización de fondos depositados en una cuenta de un banco suizo. Esa meta la logró gracias a un testaferro.

En julio de 2010, tras revocarle el poder que le habían otorgado para el manejo de una empresa llamada Blue Sea Enterprises, Villanueva Rojas, miembro de la gestión de Rafael Ramírez en la estatal petrolera venezolana, no desistió, sino que, a través de su asesor en Luxemburgo, logró que su hija, Anny Josefina Villanueva Silva, fuese autorizada para manejar la firma de ultramar.(La Patilla)

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios