Las 6 noticias económicas más importantes de hoy #15Jun

Las 6 noticias económicas más importantes de hoy #15Jun

Dicom.jpg

Dicom

 

Empresas ofertaron 3,9 millones de dólares en tercera subasta del Dicom

Un total de 3 millones 935 mil dólares colocaron las personas jurídicas en la tercera subasta del Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom), informó este miércoles el director del Banco Central de Venezuela (BCV), Pedro Maldonado. De acuerdo con información publicada por AVN, la cantidad ofertada significa un incremento de 648% en comparación con los 525.000 dólares que aportó este sector en la segunda subasta. En la primera subasta los oferentes privados apenas colocaron 20.750 dólares. “Creemos que es una extraordinaria señal del mercado, que están confiando las personas naturales y jurídicas que colocando las divisas para ser intercambiadas en bolívares a través del Dicom es un mecanismo transparente, racional, seguro”, dijo desde la sede del BCV, donde presentó los resultados de la tercera subasta. “Han venido las personas jurídicas demostrando un interés creciente en colocar, a través del sistema, sus posturas para obtener los bolívares necesarios para la operatividad de sus empresas”, insistió. (El Mundo)

 

Banda para cuarta subasta del Dicom se ubica entre 2.010 y 2.640 bolívares

El director del Banco Central de Venezuela (BCV), Pedro Maldonado, informó este miércoles que las nuevas bandas para las subastas del Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom) oscilarán entre 2.010 bolívares y 2.640 bolívares. “El BCV en una sesión extraordinaria fijó unos nuevos límites de las bandas móviles a partir de la cuarta subasta”, informó desde la sede del ente emisor, en Caracas. Para las tres primeras subastas del Dicom, el BCV fijó una banda móvil inferior de 1.800 bolívares y superior de 2.200 bolívares por dólar, reseñó AVN. (El Mundo)

 

El gobierno rechazó críticas de la OIT sobre el empleo

El gobierno no aceptó el informe sobre el incumplimiento del convenio 122 de la Organización Internacional del Trabajo, sobre políticas de empleo que la Comisión de Expertos de la OIT presentó en la 106 Conferencia Internacional del Trabajo reunida en Ginebra, Suiza, entre el 5 y 16 del presente mes. “El jefe de la delegación venezolana, el viceministro del Trabajo, José Ramón Ribero, rechazó el informe en vez de acoger las recomendaciones propuestas para evitar la pérdida de los puestos de trabajo”, dijo Servando Carbone, directivo de la Unión Nacional de Trabajadores. A juicio del sindicalista, el Ejecutivo quedó muy mal ante la comunidad laboral internacional por segundo año consecutivo: “Hizo caso omiso a las recomendaciones de la OIT para corregir su política económica que durante el gobierno de Nicolás Maduro ha destruido 1,7 millones de empleos: 1,2 millones en la empresa privada y 500.000 en el sector público”. La Comisión de Expertos de la OIT analizó el sábado el caso de Venezuela para lo cual citó a la representación gubernamental y darle así la oportunidad de que explicara los correctivos adoptados para cumplir con el convenio 122 cuya violación, por parte de los Estados, se considera como una falta muy grave. El dirigente de la Únete dijo que los argumentos del viceministro Ribero resultaron insuficientes para la Comisión de Expertos, por lo que el texto del informe fue aprobado sin cambios y con las recomendaciones de junio de 2016, especialmente la del envío a Venezuela de una misión técnica de alto nivel de la OIT para constatar in situ el estatus de los progresos realizados en el cumplimiento del convenio 122. Sin embargo, el gobierno de Venezuela debió autorizar el ingreso de la misión en 2016 y no lo hizo, lo que es deplorado por la Comisión en su informe, además de la poca diligencia de las autoridades del trabajo por una política de fomento al empleo productivo, decente, con salario digno y elegido libremente por el trabajador. El informe, que recoge las quejas introducidas por la Organización Internacional de Empleadores, Fedecámaras y las centrales obreras ASI, CTV, CGT, Codesa y Únete, también lamenta “la ausencia de diálogo social con las organizaciones más representativas de empleadores y trabajadores con el objetivo de aplicar una política activa de empleo”. Dichas acciones tendrán como objetivo “estimular el crecimiento y el desarrollo económicos, elevar el nivel de vida, satisfacer las necesidades de mano de obra del desempleo y el subempleo”. También insta al gobierno a establecer “inmediatamente un órgano estructurado de diálogo social tripartito en el país y emprender de inmediato acciones para generar un clima de confianza basado en el respeto a las organizaciones de empleadores y trabajadores con miras a promover relaciones profesionales estables y sólidas”. Para Carbone, el gobierno mostró el martes que no quiere el diálogo inclusivo, pues no invitó a las organizaciones sindicales no oficialistas a una reunión con el director de la OIT, Guy Ryder, en Ginebra. Agregó que esa exclusión motivó la decisión de Fedecámaras de no asistir a la cita además de la constante campaña de descalificación y acusaciones por parte del oficialismo. (El Nacional)

 

Misión Vivienda alcanza esta semana un millón 632 mil nuevas casas otorgadas al pueblo

La Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) entregará este jueves 1.501 nuevas viviendas al pueblo en varias partes del país, con lo cual este programa social alcanzará la cifra de 1 millón 632 mil 181 hogares dignos otorgados, confirmó este martes el ministro para Hábitat y Vivienda, Manuel Quevedo. El titular también ratificó que este viernes, durante una nueva jornada de la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, se formalizará la entrega de 3.014 viviendas rehabilitadas en 150 corredores del país. Apuntó que igualmente se estarán entregando 4.324 títulos de propiedad de tierras urbanas y perirurbanas para llegar a una meta de 846.873 títulos de propiedad. Para continuar el avance de todas estas obras, así como la adquisición de materiales necesarios para la autoconstrucción, Quevedo confirmó que el Fondo Simón Bolívar aprobó un desembolso por el orden de los 1.497 millones de bolívares. Las declaraciones del ministro fueron transmitidas en un contacto con Venezolana de Televisión desde la sede de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en La Campiña, Caracas, donde se desarrolló la reunión número 17 semanal del Órgano Superior de Vivienda y Hábitat. El ministro ratificó la continuidad de la GMVV a pesar de los intentos desestabilizadores y golpistas de sectores de la derecha. De hecho, en el transcurso de 2017 el Gobierno Nacional ha transferido 58.125 millones de bolívares a los entes ejecutores para continuar con los planes de construcción. La GMVV es un programa social creado en 2011 por iniciativa del comandante Hugo Chávez para dar respuesta a las familias que quedaron sin techo propio como consecuencia de las intensas lluvias registradas en el país a finales de 2010 y principios de 2011. Posteriormente, esta misión fue extendida a todas las familias sin vivienda. La meta para 2019 es llegar a 3 millones de casas construidas y entregadas. (AVN)

 

Arriban 570 contenedores de productos a los puertos del país

Unos 570 contenedores con diversos productos llegaron esta semana a las principales terminales portuarias del país, según la información dada a conocer por Bolivariana de Puertos (Bolipuertos). En los buques Paita venían 297 contenedores con granos, pasta, harina de trigo, aceitunas, cereales, mayonesa y pasta de tomate entre otros, mientras que el Contship-pro trajo soluciones intravenosas, medicamentos, combos de aseo personal, papel higiénico, pañales para niños y toallas sanitarias, así lo indica una nota de prensa de Bolipuertos. Entre tanto a Puerto Cabello ingresaron 273 contenedores con alimentos, agroquímicos y otros productos destinados al desarrollo industrial y económico del país. De este lote, 218 equipos fueron consignados por la Corporación Única de Servicios Productivos y Alimentarios (Cuspalca), de los cuales 40 son de granos de frijol negro, 59 fosfato blanco, 18 salsa de tomate  y 11 de atún enlatado, azúcar refinada, leche completa en polvo, harina de maíz y mayonesa. Desde la estatal portuaria de Puerto Cabello indican que para mantener los estándares internacionales de operatividad, realizan periódicamente la revisión pertinente a los distintos equipos de izamiento y descargadoras automáticas (succionadoras) bajo un cronograma. Actualmente cuentan con un total de seis grúas pórtico sobre neumáticos, de origen tailandés y manufactura china de última generación, equipadas con motores de ocho cilindros y un sistema electrónico alemán, diseñado por la empresa Siemens,  las cuales cuentan con una capacidad de izamiento de más de 30 toneladas métricas que realizan más de 40 movimientos por hora. También poseen tres máquinas succionadoras de mercancía a granel, conocidas como Súper Tower, las cuales se encuentran en frecuente funcionamiento, desembarcando directamente desde las bóvedas de los buques, 300 toneladas métricas por hora y despachando un vehículo de carga pesada, en modalidad de descarga directa, en un intervalo de tiempo de seis a 10 minutos. (El Universal)

 

Militares no garantizaron la “soberanía alimentaria” ¿Qué pasó con la GMAS y el Plan Rubro por Rubro?

De esta manera, los militares pasaban a asumir la tutela de una administración civil con el beneplácito del Jefe de Estado, que justificó la medida atribuyendo la responsabilidad de la escasez y la precariedad en supermercados y hospitales a una presunta “guerra económica”. “Esta es una gran misión para gestionar, dirigir y conducir las políticas públicas que resuelvan estructuralmente el problema de la economía criminal que le han impuesto los agentes económicos al país”, explicaba Maduro en aquel entonces. Sin embargo, para hacer aún más polémica su decisión, el Mandatario se aprovechó del Decreto de Emergencia Económica -negado por la Asamblea Nacional- para conferirle al Ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, la facultad de dictar regulaciones y medidas especiales a empresas o jurisdicciones, además de la subordinación de todos los ministerios a su nueva figura como titular de la Gran Misión de Abastecimiento Soberano y Seguro. En el marco de su nombramiento, Padrino López informó que la Fanb ya había comenzado a ocupar algunos puertos y visitar sitios, almacenes y empresas privadas: “No es intervención, pero si hiciera falta el Estado tiene todos los mecanismos para hacerlo”.} Maduro también garantizó que los militares pondrían orden y evitarían que la empresa privada, que según él controla el 93% de la distribución de productos básicos, “pulverizaran” el sistema mediante el acaparamiento y la usura. Seguidamente, designó cinco nuevas autoridades militares de puertos para la “creación de un nuevo sistema portuario que articule perfectamente el funcionamiento de un nuevo sistema de economía productiva” y así “vencer a la oligarquía importadora”. Tras poco más de dos meses de anunciada la nueva misión, el canal oficial de propaganda del Gobierno Bolivariano reportaba que los militares habían fiscalizado 660 empresas privadas y 133 públicas, así como 2.467 establecimientos de venta de alimentos. De igual manera, luego del establecimiento de los controles, al menos 102 personas fueron detenidas A comienzos del mes de septiembre de 2016, el “Comando para el Abastecimiento Soberano”, dirigido por el GJ Padrino López, anunciaba la activación del “Plan Rubro por Rubro”, que fue publicado en Gaceta Oficial 40.977 y mediante el cual se designaban a los jefes militares que tendrían a su cargo todos “los equipos de seguimiento y control” de cada uno de los 18 rubros alimenticios considerados como principales en farmacia y consumo. De esta manera, el General en Jefe estructuraba un mapa de comercialización y distribución de cada rubro, para “gobernar” los 18 productos primarios: aceite; arroz; avícola (pollo y huevos); azúcar; carne de ganado bovino; café; caraotas; detergente, jabón de baño, champú, crema dental y desodorante; farmacéutico; harina de maíz; lácteos; maíz amarillo; margarina; papel higiénico, toallas sanitarias y pañales desechables; trigo; pescado; carne de ganado porcino; y finalmente, la torta y frijol de soja. En esa misma Gaceta también se nombró a un general como “Coordinador para la cabal implementación de la Gran Misión Abastecimiento Soberano en el Resguardo, Seguridad y Funcionamiento” en los nueve mercados mayoristas más importantes del país. Pese a todos los esfuerzos del gobierno por ocultar su ineptitud, la producción nacional cayó 30%, en 2016, sólo se importó 70% de los alimentos que consumen los venezolanos y hubo un déficit de maíz del 80% por los estrictos controles de precios. La leche sufrió una dramática disminución, pasando de 10 millones de litros diarios a solo 3,7 millones diarios. La escasez de divisas afectó hasta al sector de la autopartes, que no pudo continuar importando los repuestos necesarios para la agroindustria y la actuación de los militares no hizo otra cosa más que empeorar el panorama. Se escudaron en la Gran Misión de Abastecimiento Soberano para confiscar la mercancía de centenares de empresas agroindustriales para alimentar a sus tropas, haciendo cada vez más difícil la tarea de producir para los estados agropecuarios. Por si fuera poco, en el mes de diciembre, la agencia internacional de noticias AP difundió una investigación en la cual afirmaba que el Ejército venezolano se estaba lucrando con la distribución de alimentos. Citando al dueño de un abasto identificado como José Campos, la AP denunciaba que muchos comerciantes tenían que viajar hasta un mercado ilegal administrado por militares para comprar los bultos de harina de maíz a 100 veces el precio fijado por el gobierno. “Ahora que partes del país petrolero están al borde de la hambruna, el tráfico de alimentos se ha convertido en un gran negocio en Venezuela. Y las Fuerzas Armadas están en el corazón de todo, según documentos y entrevistas con más de 60 funcionarios, propietarios de empresas y trabajadores, entre ellos cinco exgenerales. Como resultado, la comida no está llegando a los que más la necesitan”.- AP En el artículo también incluían el testimonio de un empresario sudamericano quien aseguró tener un barco repleto de maíz esperando atracar en un puerto venezolano durante más de 20 días. Tras pagar más de 8 millones de dólares en sobornos, a la embarcación no se le permitía anclar. Ese mismo empresario explicó que muchos vendedores como él podían sobornar a los militares venezolanos porque éstos luego se encargan de inflar los precios en la factura que le entregan al Estado. El procedimiento inicia cuando arriba al país un barco con alimentos o materia prima. Los funcionarios dejan a la embarcación aguardando por el permiso de atraque hasta que se les paga. Los empresarios envían sobres con dólares a los militares y luego que la mercancía es descargada, cada agente de aduana toma su parte. “Los funcionarios inician el proceso de nacionalización de los bienes hasta que se les paga el equivalente a un salario mínimo mensual, según cuatro empleados de aduanas. Luis Peña, director de operaciones del importador Premier Foods, con sede en Caracas, dijo que paga a una larga lista de funcionarios militares por cada envío que hace de pequeñas empresas en Estados Unidos.” – AP. Peña aseguró que la cadena de corrupción es larga y va desde que la mercancía llega en barco, hasta que la misma es transportada en camiones hasta los abastos y supermercados: “Si los importadores tratan de saltarse el proceso sin pagar sobornos, la comida se queda y se pudre, añadió. “Cuando la comida se echa a perder, los militares tratan de deshacerse de ella discretamente. Daniel Arteaga, un operador de grúas en Puerto Cabello, vio como empleados estatales enterraban cientos de contenedores de pollo, carne y granos podridos”.- AP En otras palabras la Gran Misión de Abastecimiento Soberano lo que posibilitó fue un extenso esquema de corrupción que involucra a prácticamente todas las etapas de importación, desde que llegan alimentos al país, hasta que son entregados al consumidor. Algunos analistas opinan que la movida de Maduro, al otorgar el control de los alimentos a los militares, lo que buscó para evitar probables sublevaciones de soldados hambrientos y continuar asegurando su continuidad en el poder. Pero independientemente de las motivaciones de Maduro, lo cierto es que a este gobierno se le acabaron las excusas. Al momento de la publicación de esta nota, la represión de Nicolás Maduro, cabecilla de un grupo con mucha sed de poder, lleva 69 muertos en 75 días de protesta continúa. ¿El motivo?… la grandísima crisis humanitaria y alimentaria por la que está atravesando la población venezolana gracias a lo antes expuesto como una de sus aristas. (La Patilla)

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios