Laura Helena Castillo, autor en Runrun

Laura Helena Castillo

El chasquido chavista o ¿qué vio Padrino López en Avengers Endgame que lo hizo cambiar de opinión?

DEL FRACASO SIEMPRE HAY VERSIONES. Del fracaso de la rebelión militar del 30 de abril hay decenas. El diario estadounidense The Washington Post publicó una entrevista con el general Manuel Cristopher Figuera, exdirector del SEBIN, en la que ofrece una de las teorías más hollywoodenses: “El 27 de abril, Christopher Figuera se encontró con Moreno y Padrino en la casa de Padrino. Fue una conversación corta. Ellos se miraban el uno al otro. Estaban nerviosos. Christopher Figuera llamó a Padrino al día siguiente para asegurarse a sí mismo que el jefe de defensa seguía dispuesto. Pero Padrino estaba viendo la película de Avengers: Endgame, dijo, y ‘no quería hablar’”.

Dos periodistas, especializados en cine, ofrecen algunas hipótesis sobre qué pudo haber visto Vladimir Padrino López en Avengers Endgame que lo hizo cambiar de opinión con respecto al 30A:

Gonzalo Jiménez, redactor de CNET.com, autor del libro Insólito y fundador del blog Pop-sesivo:

1) La gente cambia, nosotros no:

La película comienza con que la mitad de los seres vivos fueron desaparecidos por el chasquido de Thanos. Vemos escenas de ciudades solitarias, estadios donde ya no se juega béisbol. Esa puede ser una metáfora perfecta de Venezuela con la diáspora: mucha gente que se ha ido y, por otro lado, el aislamiento internacional.

Los Vengadores están tristes ante esa situación. El Capitán América, por ejemplo, participa en sesiones de terapia con sobrevivientes. En una conversación con Black Widow, el Capitán América le dice que la gente pasa la página, sigue adelante, rehace su vida, pero no ellos. Esa es una idea que refleja la testarudez de Los Vengadores, cómo después de todo este tiempo siguen pensando en su fracaso para detener a Thanos. Quizá esa idea pudo haber hecho click en el subconsciente de Padrino López: es verdad, la gente está cambiando, pero nosotros no; nos quedamos en ese inmovilismo.

2) El chavismo destruye la gema a cualquier costo

Cuando Los Vengadores descubren el paradero de Thanos y viajan al planeta donde está, descubren que ya destruyó las gemas del infinito porque quería que lo que hizo fuera irreversible, incluso a un costo personal muy grande, porque quedó con el brazo inmovilizado, herido, pero prefería que fuera así su destino, ante la posibilidad que Los Vengadores pudieran quitarle las gemas y revertir lo que ocurrió. Esta podría ser una segunda teoría: quizá Padrino López se vio a sí mismo en Thanos, en cuanto la posibilidad de conducir al país a una situación en la que ya no pudiera echar marcha atrás al chavismo.

3) Miedo al futurible

En la película hay muchas estrategias trazadas, muchos escenarios sobre la mesa porque el principal plan de Los Vengadores es viajar en el tiempo, recuperar las gemas y revertir el chasquido de Thanos, pero ese plan tiene un riesgo: cualquier error puede generar una nueva línea de tiempo, un futurible. Quizás Padrino López pensó que cualquier error podría generar un futurible, otra dimensión; quizás le dio miedo de lanzarse en el plan por temor a que el resultado fuera distinto al esperado.

5) Padrino se paró al baño

Otro factor que pudo haber influido es que la película es larguísima: 182 minutos. Tal vez en algún momento se paró al baño y se perdió una escena importante. Ese hecho pudo haberle causado algún escozor que hizo que tomara una decisión tal vez equivocada. 

Alexis Correia, redactor del newsletter Arepita y de la sección de cultura y espectáculos del diario El Nacional:

1) El tiempo pasa

Uno de los mensajes de Avengers Endgame es que el tiempo pasa también para los superhéroes. Los vemos envejecidos, gordos, canosos, perdiendo un poco sus facultades. Si Padrino López la vio no debería sentirse tan confiado. Es una alerta de que el paso del tiempo llega: si bien hay dictadores que han muerto en el poder, como Juan Vicente Gómez o Francisco Franco, siempre hay un final. 

2) El espejo de Nebula y Padrino

La película plantea el tema del viaje en el tiempo y Nebula es uno de los pocos personajes que en un momento dado llega a verse ante sí misma en sus dos versiones. Creo que es una lección para Padrino López que tiene la opción de verse en el espejo al que supuestamente sí estaba cuadrado en la conspiración del 30A y al que después se volteó o se le ha volteado a los venezolanos todos estos meses. Puede ser un espejo para verse en sus dos versiones. Aún está a tiempo de desmontarse a sí mismo. 

3) No hay invulnerables 

Es importante que Padrino López vaya al cine y se encuentre con un villano que se cree invulnerable como Thanos, que desaparece en un chasquido a la mitad de la gente así como nosotros hemos visto desaparecer a casi todas nuestras amistades y familiares. Es positivo que vea que hasta el villano más pateador de traseros y más malo siempre tiene un talón de Aquiles que es su lado humano vulnerable, que también lo tiene Padrino López, Tareck El Aissami, Nicolás Maduro, Tarek William Saab, Diosdado Cabello, todos son seres humanos vulnerables. Y chévere que vayan al cine, el cine es cultura. Ojalá el cine les dé perspectivas, aunque no tengo mucha esperanza, uno nunca debe perderla. 

Laura Helena Castillo Jun 23, 2019 | Actualizado hace 5 meses
Bachelet, de lado y lado

“Guárdame el puesto”, pide la funcionaria de la Casa Militar. Está sentada al lado, esperando la llegada de Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas. No tiene más de 30 años y nunca sonríe. Minutos antes estuvo registrando carteras y bolsos de los periodistas como medida de seguridad. Con ella están otros hombres con jeans y chaquetas que, aunque lucen nuevas, parece que les hace falta una lavada. Todos van de civil, son muy jóvenes y segregan una autoridad postiza, dos tallas más grande que ellos.

Tanto con el gobierno de Hugo Chávez como con el de Nicolás Maduro, no ha habido rueda de prensa fácil: la hostilidad es siempre el titular. En este caso, el equipo de comunicaciones de la Alta Comisionada fue el encargado de definir la logística con los reporteros. Mientras, el equipo del gobierno, se encargaba del acceso y la fiscalización en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, donde fue el encuentro con la prensa.

Acostumbrados a las limitaciones del oficio en Venezuela, los periodistas se ponen de acuerdo en minutos para decidir quiénes harán las cuatro preguntas permitidas. La interlocutora de la ONU los elogia: “¡Pero qué organizados están ustedes!”. Es una experticia forzada, de las muchas que los comunicadores sociales venezolanos han tenido que desarrollar para no extinguirse como los dodos.

Bachelet dice estar cansada, pero ni ella su ni equipo lo parecen. Tienen buenas caras, sonríen con facilidad. El auditorio –miembros de Casa Militar incluidos- no parece tener el mismo humor después de cuatro horas de espera. La declaración final de su visita que leyó casi a las 10 de la noche –su vuelo de Air Europa tenía casi una hora de retraso- fue un elogio al “lado y lado”. Reconoció que en Venezuela hay graves violaciones a los Derechos Humanos, que sintió dolor al escuchar el deseo de justicia de las víctimas y que abrirán una oficina permanente, pero dijo que el diputado de Voluntad Popular, Gilber Caro –secuestrado por el SEBIN- había estado “en custodia del SEBIN”. Dijo que la crisis venezolana se profundizó en 2013, año de la llegada de Nicolás Maduro al gobierno –esa precisión no la hizo-, pero advirtió que las sanciones al petróleo y al oro están agravando la situación. Habló de los muertos en las protestas opositoras –más de 120- y del joven partidario del chavismo que fue quemado. Así hasta el punto final: de lado y lado.

Al poco tiempo de comenzar la rueda de prensa, la funcionaria de la Casa Militar que estaba sentada al lado se paró y se fue. En la elección de los voceros para preguntarle a Bachelet, los medios oficiales no exigieron visibilidad ni participar. Las palabras finales de “la Alta” –como le llaman a pesar de medir 1,56 centímetros, motivo por el cual se permitió un chiste que no muchos rieron, al comienzo de la rueda de prensa– no parecían ser de mayor interés de VTV o Telesur.

Después de aceptar, con amabilidad e interés, tres preguntas –que inicialmente eran cuatro, pasaron a dos y terminaron siendo un promediado tres-, Bachelet se despidió sin atender la petición de dos periodistas que se pusieron de pie para denunciar las violaciones al derecho a la información. A la salida, personal de protocolo del aeropuerto guió a los reporteros a la salida por un salón distinto a la entrada principal. En un espejo del cuarto estaba rotulado el mensaje “Aquí no se habla mal de Chávez”. No se sabe si Bachelet entró y salió por ahí, pero en su declaración final hizo caso a este mandato.

FOTOS Y VIDEOS | Las protestas que Bachelet verá por televisión

EN UNAS ESCALERAS QUE probablemente jamás subirá Michelle Bachelet están los nombres de decenas de presos políticos. Mujeres en tacones, niños que no fueron al colegio, hombres, ancianos, las caminan para arriba y para abajo, encima de esos nombres recordados por unos pocos, encerrados en una cárcel amnésica.

En la sede del PNUD, en Chacao, Alfredo Romero, director de la ONG Foro Penal, dice que 150 familiares de presos políticos están esperando a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU. Pero mientras la protesta aguantaba en un mediodía nublado, Bachelet aún estaba en la Casa Amarilla reunida con altos funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro.

La Alta Comisionada tendrá una programación sin espacio para la improvisación: encuentros con el Ejecutivo, la Asamblea Nacional, organizaciones de Derechos Humanos, víctimas y familiares de víctimas. Durante su estadía de dos días será recibida por varias protestas asociadas a la defensa de los derechos fundamentales, muchas de las cuales no podrá presenciar en su compacta y protegida agenda. 

VIDEO Los reality shows de la FANB

VIVIREMOS, NOS GRABAREMOS Y VENCEREMOS. Después de la fallida rebelión militar del 30 de abril de 2019, el alto mando militar -en ropa de campaña, en “shores”, al aire libre, en comedores, trotando, arrastrándose, cantando, gritando consignas- ha protagonizado videos de lealtad en HD hacia Nicolás Maduro, mostrando el poderío de las tropas y la agilidad de militares activos y retirados del gimnasio.

Todo ocurre en escenarios controlados, porque -al parecer- la lealtad no acepta imprevistos. Como en los mejores reality shows, en este reality todo parece más show.

Acá algunos de los que identificamos en Runrun.es:

El día que no habló Guaidó, habló López: “En mi arresto domiciliario me reuní con generales y comandantes”
El líder de Voluntad Popular dijo que lo que ocurrió el martes fue “parte de un proceso” y que “faltan semanas” para el cese de la usurpación
López atendió a la prensa en el jardín de la residencia del embajador de España en Venezuela

“YO NO QUIERO VOLVER A LA CÁRCEL, la cárcel es un infierno. Pero no le tengo miedo a Nicolás Maduro”, dijo Leopoldo López, coordinador nacional de Voluntad Popular dentro del muro de la residencia del embajador de España en Caracas, donde se encuentra en calidad de huésped después de que Juan Guaidó lo liberara a través de un indulto el martes 30 de abril, en el inicio de la Operación Libertad.

Al aire libre de Caracas pero pisando suelo español, López declaró a la prensa unas horas después de que el Tribunal Supremo de Justicia informara que un tribunal de Caracas emitió al Sebin una orden de captura a en su contra por violar las condiciones de su arresto domiciliario. El dirigente, que estuvo preso durante cinco años -tres y medio de ellos en la cárcel militar de Ramo Verde y el resto en su domicilio-, salió a atender a los medios de comunicación que llevaban horas plantados en la acera -pisando suelo venezolano- justamente un día en el que Guaidó guardó un inusual silencio en las redes sociales y tampoco hizo actos públicos. 48 horas después del inicio de la Operación Libertad, ocurrió un inesperado relevo de vocería.

 

 

Escoltado por una bandera de Venezuela que intentaba resguardar la casa diplomática, López agradeció el apoyo al presidente de España, Pedro Sánchez, y a los españoles que han sido solidarios con su causa. Rodeado de micrófonos, informó sobre algunos detalles de la pre producción de los eventos de la madrugada del 30 de abril: “Lo que ocurrió el martes es parte de un proceso. Durante más de tres semanas tuve reuniones en mi casa, en mi condición de arresto domiciliario, con generales y comandantes de distintos organismos. Ahí nos comprometimos a contribuir con el cese de la usurpación. Estamos en al fase final de la Operación Libertad, que involucra a militares, civiles, policías y gente dentro y fuera del país. La fisura que se abrió el 30 de abril se convertirá en la grieta que romperá el dique. Esto es irreversible. Juntos, pueblo y Fuerza Armada, logremos el cese de la usurpación”.

López aseguró que había “mucha gente” al tanto de la rebelión del martes y que algún día se conocerá de quiénes se trataba. “Esto no fue improvisado. Siempre se planteó como un primer paso que iba a tener un efecto y lo tuvo en la Fuerza Armada. Ahora ellos saben que no están solos, el día 30 de abril comenzamos a derrotar el primer enemigo que es el miedo: mujeres y hombres dejaron a un lado el miedo, asumieron una posición de declararse a favor de la Constitución y en apoyo a nuestro presidente encargado Juan Guaidó. Leí el algunos titulares que en Venezuela hubo un intento de golpe de Estado. Eso no fue así porque ese día un grupo de venezolanas y venezolanos decidieron cumplir con su responsabilidad constitucional, de acuerdo con el artículo 333”.

Acerca de la posibilidad de que la comunidad internacional -más de 60 países- que reconocen a Guaidó se replieguen a partir de lo ocurrido el 30 de mayo, López aseguró que ha recibido llamadas de muchos presidentes aliados. “En algún momento diré quiénes son, pero el mensaje es claro: ‘No los vamos a dejar solos’”. El político venezolano señaló que la coalición internacional que se ha creado para lograr que en Venezuela haya elecciones libres es la más grande que se ha formado en el mundo. “Más grande que la de los aliados en la Segunda Guerra Mundial”.

Después de unos 15 minutos de rueda de prensa improvisada, López se despidió con un pronóstico y una petición: “Nos estamos preparando para la próxima fase que es la del gobierno de transición. Espero que en semanas ocurra el cese de la usurpación. A los venezolanos que han perdido la esperanza les digo que esa es la única pelea que podemos perder”. Un enorme portón negro se cerró y López entró en la casa en la que dormirá en el cuarto de invitados del Reino de España.

Medios nacionales transmiten el horóscopo, revistas matutinas y se enlazan con VTV

“ACUARIO, LOS ASTROS ESTÁN PROPICIOS”, dice Andrea Caricatto en el canal de señal abierta Venevisión a las 8:00 am, dos horas después de que Juan Guaidó anunciara un alzamiento militar en La Carlota. “Tauro lleva un año con Urano en su signo. La entrada de Mercurio a Tauro les habla de ser más estratégicos”.

En Televen pasan la reposición de La vida es hoy, un programa de autoayuda con Carlos Fraga. Más temprano, se enlazaron con Venezolana de Televisión mientras declaraba Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral, repudiando los hechos de la mañana. Se vuelven enlazar al canal del Estado durante una llamada de Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación. Nadie de oposición aparece en las pantallas de la televisión abierta.

En Globovisión, el único canal 24 horas del país, transmiten Primera Página donde habla un economista y, después, el diputado del Polo Patriótico Eustoquio Contretraas, del Polo Patriótico y crítico de Nicolás Maduro.”El acontecimiento de hoy está comenzando apenas. También el mensaje del gobierno está extendiéndose. Habría que ver a manera de análisis es muy temprano. Esto es muy grave”, dice el diputado.

A las 8:20 de la mañana comienza a transmitir Globovisión el noticiero y al alzamiento militar lo llaman “rara situación en La Carlota”. Leen tuits de Héctor Rodríguez, gobernador de Miranda. Mencionan el tuit de Carlos Holmes Trujillo, canciller de Colombia,  en el que hace un llamado al grupo de Lima a apoyar a Guaidó y la respuesta de Jorge Arreaza., canciller de Venezuela

En TVES pasan una revista matutina en la que hablan del feng shui en el hogar. “La entrada del hogar es la boca de chi”, dice una experta en energías.

TeleSur y VTV hacen contactos telefónicos con voceros de Nicolás Maduro. Los demás canales se enlazan. En ninguno aparecen imágenes de lo que está pasando en las calles.

Mientras tanto, Carlos Fraga dice en Televen que uno de los eslabones perdidos de la pareja es la conexión. Son las 8:49 de la mañana y por la ventana se escuchan detonaciones y gritos.

El intento de golpe en La Carlota que encontró dormidos a los vecinos

A las 6:38 de la mañana un hombre agarraba agua de un grifo de la calle, a 100 metros de La Casona, antigua residencia presidencial y hoy sede de inciertos inquilinos custodiados por militares. En el bulevar de La Carlota, muy cerca de la base aérea desde la que Juan Guaidó anunció un alzamiento militar, la gente trotaba y compraba cachitos en las panaderías.

Los gochos que venden vegetales, tampoco enterados de la situación militar, bajaban las gaveras de mangos y papas. En algún momento alguien les mostró el video de Guaidó con un celular. Se acercaron con interés a escuchar: “Es que esto no lo aguantaba nadie”, dijo uno.

Uno de los custodios militares de La Casona, asomado en una de las torres del muro periférico, dijo no estar enterado de nada. “No nos han dicho nada”. La falta de medios audiovisuales independientes, el poco acceso a Internet y la falta de teléfonos inteligentes contribuyeron a la falta de de información general.

Una hora después de que Guaidó anunciara el alzamiento, el vendedor de cloro pasaba por La Carlota gritando con la insolencia de siempre: “¡El clooooro, el cloro Lavansan, el cloroooo!”.

El día que el chavismo votó “no” a la crisis humanitaria

EL 26 DE ENERO DE 2016, hace tres años, dos meses y 20 días, los diputados del Psuv y sus aliados votaron en contra de declarar la crisis humanitaria en salud. Los parlamentarios de oposición, que acababan de obtener la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional el diciembre anterior, aprobaron el acuerdo en un tema que sería prioridad para ellos durante este periodo legislativo.

Los tres primeros puntos del acuerdo son hoy igual de necesarios, formaron parte de las peticiones de las ONG mucho antes de 2016 y han sido sistemáticamente desatendidos por el gobierno de Nicolás Maduro:

Primero: Exigir al Gobierno Nacional garantizar de manera inmediata el acceso a la lista de medicamentos esenciales que son básicos, indispensables e imprescindibles y deben ser asequibles en todo momento. Dicho listado de medicamentos esenciales está publicado por el Ministerio del Poder Popular para la Salud el 5 de noviembre de 2015, en la Gaceta Oficial Número 40.782, resolución 587.

Segundo: Exigir al Ministerio del Poder Popular para la Salud el restablecimiento de la publicación del Boletín Epidemiológico, en concordancia con la normativa del Reglamento Sanitario Internacional.

Tercero: Exhortar al Ejecutivo Nacional a que permita el envío de medicamentos entre particulares de otras naciones hacia Venezuela, y dentro del territorio nacional, sin fines comerciales y como medida humanitaria ante la crisis de salud que vive el país.

Durante su intervención aquel martes de enero de 2016, el diputado Víctor Clark (PSUV-Falcón) justificó su voto en contra porque la bancada opositora estaba “politizando el debate”. Carmen Meléndez (PSUV-Lara) intervino con vehemencia para decir que el acuerdo de emergencia humanitaria era “jugar con el dolor ajeno”. “Nunca hemos mentido que existe una crisis y por eso el gobierno nacional hizo lo que está haciendo en los últimos días para resolver el problema de alimentación y medicinas de nuestro pueblo”, declaró desde su curul en el hemiciclo.

Apenas 11 días antes de la aprobación de ese proyecto de acuerdo, Henry Ramos Allup (AD-Caracas), entonces presidente de la AN, había recibido a Nicolás Maduro para la lectura de la Memoria y Cuenta de 2015. Era la primera vez que un jefe de Estado chavista rendía cuentas ante un Parlamento opositor.

Parecía el comienzo de un ejercicio democrático que reconocía al adversario, pero dos ejemplos ilustran el camino que siguió el ejercicio político liderado por Maduro: el proyecto de acuerdo de emergencia humanitaria lo consignó el diputado y médico José Manuel Olivares (PJ-Vargas) y lo leyó el entonces secretario de la AN, Roberto Marrero. Olivares está asilado en Colombia después de la persecución del Sebin por su apoyo a las protestas de las enfermeras y Marrero está preso por ser del anillo más cercano a Juan Guaidó. Además, el Tribunal Supremo de Justicia declaró en desacato a la AN y muchos de los parlamentarios del chavismo aterrizaron en la asamblea nacional constituyente.

El acuerdo de crisis humanitaria fue engavetado por el Ejecutivo de Maduro, las muertes prevenibles crecieron y, tres años, dos meses y 20 días después, la presión interna y externa obligó al gobierno a aceptar la ayuda de la Cruz Roja Internacional que trajo hoy medicinas, insumos y plantas eléctricas para intentar salvar lo que queda después de aquel “no” del chavismo en el parlamento.