La foto de la reja, anuncios y acciones de calle: la segunda oportunidad de Juan Guaidó - Runrun
La foto de la reja, anuncios y acciones de calle: la segunda oportunidad de Juan Guaidó

Una foto intentando brincar una reja le alcanzó. No tuvo ni que brincarla de verdad. Los últimos meses de 2019 la presidencia interina de Juan Guaidó acusó el desgaste de no haber logrado sus objetivos de cambio de gobierno y los errores en el manejo político de la unidad opositora, en ocasiones carente de ideas que conectaran con los ciudadanos y la emergencia de su cotidianidad.

Guaidó transitaba un momento chato, modulaba sin aparente entusiasmo un mensaje afónico y uniformado, mientras Nicolás Maduro y su entorno jugaban al juego mudo de su desgaste. Pero abandonaron la estrategia de ignorarlo y volvieron a prestarle atención para evitar su reelección el 5 de enero como presidente de la Asamblea Nacional y presidente interino. Y entonces vinieron las fotos y los videos.

Las imágenes de Guaidó tratando de entrar al Palacio Federal Legislativo mientras varios militares se lo impedían y le rompían el traje azul –que fueron difundidas en serie por medios internacionales y líderes extranjeros- parecen haber activado el poder –usualmente efímero- de lo simbólico para otorgarle el bien más ansiado de cualquier político: una segunda oportunidad.

“No estoy pidiendo una segunda oportunidad para Juan Guaidó. Estoy pidiendo una segunda oportunidad para Venezuela”, dijo el martes 7 de enero desde El Hatillo, dos días después de la imagen de la reja, ya investido como presidente del Parlamento y como presidente interino de Venezuela gracias a los votos de 100 diputados. Además, había sumado a su reciente racha de materiales virales los videos logrando entrar -ahora sí, abriendo puertas- al Palacio Federal Legislativo gracias a la tracción de unos diputados que los militares no pudieron contener.

Pero el símbolo y el momentáneo entusiasmo serán puestos a prueba: Guaidó anunció actividades de calle jueves, viernes (asambleas y cabildos estos dos días) y sábado (movilización) y llamó a los caraqueños para acompañarlo en la Asamblea Nacional el próximo martes 14 de enero.

Sacando provecho del timing, anunció que nombrará representantes diplomáticos en Bolivia, Uruguay y El Salvador, países que a inicios del año pasado estaban gobernados por políticos cercanos a Nicolás Maduro. También que se creará una junta directiva adhoc para Conatel. “Telesur dejará de ser un instrumento de propaganda del régimen”, aseguró.

Con los militares también se animó. Guaidó le pidió una reunión a Vladimir Padrino López, ministro de Defensa, para que explique la militarización del Palacio Federal Legislativo. Volvió a insistir en la posibilidad de conformar un Consejo de Estado para la transición.

Al parecer, Guaidó sabe que este momento puede ser corto: “Hoy tomamos el control del Parlamento, mañana la FAES pueden decidir poner un tanque ahí, así que seguiremos empujando. Queremos invitar a todos los venezolanos a empujar en una sola dirección”.