La hora de los suplentes y los 100 votos de Juan Guaidó - Runrun
La hora de los suplentes y los 100 votos de Juan Guaidó
Diputados suplentes de los que están en el exilio y de los que se deslindaron de Guaidó para unirse a Parra sumaron los votos necesarios para la reelección del diputado de VP
“Desafortunadamente, algunas personas se vendieron al Psuv, pero no sus suplentes”, dice la diputada Tamara Adrián, suplente de Tomás Guanipa

Aurelio Quiñones, Leonardo Regnault, Joaquín Aguilar o Zandra Flores. Sus nombres son poco reseñados en los medios de comunicación, pero sus votos de ayer como suplentes -en el mismo orden- de los diputados disidentes de la oposición José Brito, José Gregorio Noriega, Conrado Pérez y Adolfo Superlano fueron clave para lograr los 100 apoyos que sumó Juan Guaidó para reelegirse como presidente de la Asamblea Nacional. 

De los 100 votos obtenidos por Guaidó, 34 correspondieron a diputados suplentes, indispensables para lograr los 84 requeridos en su reelección como presidente. Después de la persecución judicial, las desapariciones e inhabilitaciones de parlamentarios opositores -agravadas durante 2019- y de la reciente disidencia de 17 legisladores, el 5E fue la hora de los suplentes. 

“En un escenario en el que la persecución a los diputados principales es evidente, la incorporación de los suplentes ha sido fundamental para mantener viva la Asamblea Nacional, no solo en la garantía de quórum, sino también en el funcionamiento de las subcomisiones, así como en la articulación política e institucional”, dice Manuela Bolívar (Voluntad Popular), suplente de Julio Borges (Primero Justicia), a quien le fue allanada la inmunidad parlamentaria y se encuentra en el exilio.

Esas 34 suplencias tienen orígenes diversos: diputados principales en el exilio, diputados principales presos/desaparecidos, diputados principales disidentes y relacionados con casos de corrupción del programa de alimentos Clap -grupo que encabeza Luis Parra, quien también se considera nuevo presidente de la AN. Este último grupo se alió con el Psuv para conformar una directiva que, aún, no se sabe si contó con los votos suficientes para instalarse, pero si se sabe que se definió sin cumplir el reglamento interno de la AN. La diputada zuliana Nora Bracho (Un Nuevo Tiempo) los acusó de haber recibido sobornos entre un 1.000.000 y 1.500.000 dólares por parte del chavismo.

“Los que votamos el 5E somos los mismos que vamos todas las semanas a las sesiones. Desde 2017 hay 36 o más principales afuera. Desafortunadamente, algunas personas se vendieron al Psuv, pero no sus suplentes. Se cavaron su tumba”, dice Tamara Adrián (Voluntad Popular), diputada suplente de Tomás Guanipa (Primero Justicia).

Algunos parlamentarios hicieron dibujo libre a favor de Guaidó. Es el caso de Oneiber Peraza, suplente de María Teresa Pérez, ambos de Avanzada Progresista -partido de Falcón-, que obligó a Luis Augusto Romero, secretario general nacional de AP, a desmentir la expulsión de Peraza del partido por dar su voto a Guaidó, después de que así lo publicara un medio regional.

El cierre de filas alrededor de la oposición, después de que la Guardia Nacional Bolivariana impidiera el ingreso de Guaidó al Palacio Federal y de los actos liderados por Parra y el Psuv, implicó que, así como sucedió con Peraza, otros diputados de organizaciones claramente críticas al desempeño del presidente de la AN decidieran apoyarlo a última hora. A las 5:45 de la tarde del 5E, el diputado Omar González de la fracción 16J -apoyada por María Corina Machado de Vente Venezuela- informó que habían decidido cambiar su determinación inicial de abstenerse, en rechazo a lo que consideraron un “golpe de Estado parlamentario” por parte de Nicolás Maduro.

A pesar de su apoyo a Guaidó, la fracción 16J advirtió que persistían las razones por las cuales, inicialmente, decidieron abstenerse. “Hemos planteado la necesidad de construir una fuerza poderosa, mediante una coalición nacional e internacional, encabezada por el Presidente Encargado, pero sus gestiones se han desviado hacia diálogos inútiles o posiciones ambiguas sobre unas elecciones que sólo son admisibles después del cese de la usurpación. En el curso de 2019, pese a nuestras reiteradas propuestas al Presidente Encargado para coordinar estrategias y entendernos en puntos mínimos, solo recibimos negativas, excusas o simulaciones”, dice un comunicado hecho público por la fracción la tarde del hoy lunes 6 de enero.

Con suplentes, nuevas adhesiones y algunas sorpresas, Guaidó sumó 100.