Toma de Caracas archivos - Runrun

Toma de Caracas

MUD anuncia que Toma de Venezuela comenzará a las 12 del mediodía

protestas-Venezuela-EFE

En horas de la noche de este jueves 27 de julio, el vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), Freddy Guevara en representación de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) informó que este viernes 28 de julio tienen previsto, la Toma de Caracas, desde las 12 del medio día.

“Mañana cada venezolano deberá prepararse para la agenda intensa que viene para estos días”, indicó Guevara al detallar que el paro cívico durante 48 horas fue acatado en un 90%.

“Esta jornada no estuvo libre de represión, ni de asesinatos, fueron 6 venezolanos que perdieron la vida”, agregó para dar un resumen de las pérdidas por represión durante los dos días a nivel nacional.

Acompañado de varios dirigentes durante una rueda de prensa sentenció que la actividad reafirma que no hay que salir de las calles “que cada barrio, comunidad, urbanización o zona comercial tome y tranque su calle”, expresó.

Lea también:Asesinan a José Miguel Pestana, de 23 años, en La Mata de Cabudare
Manifestó que por los hechos registrados, donde se suman cantidades de personas heridas, entre ellos jóvenes y periodistas se prepararán para protestar durante viernes, sábado y domingo en todo el territorio nacional.

“Como población tenemos la obligación e estar en la calle para profundizar este proceso contra la Constituyente”, recalcó.

Foro Penal Venezolano reportó 2.732 arrestos políticos en 2016

presospoliticos

 

Dos mil 732 arrestos políticos se produjeron durante 2016 según el reporte hecho por el Foro Penal Venezolano. La investigación que abarca todo el año pasado arroja que la represión y particularmente la encarcelación de disidentes sigue siendo usada como política de Estado en Venezuela.

El informe señala que las causas de aprehensión van desde haber participado en las marchas: Toma de Venezuela y Toma de Caracas hasta escribir un tuit en contra de la administración de Nicolás Maduro.

En el documento se reproduce un extracto del pronunciamiento de Amnistía Internacional en torno a la situación de Venezuela. “Las más recientes detenciones de líderes y miembros de partidos de oposición apuntan a un patrón sistemático de abusos contra quienes se atrevan a expresar su opinión contraria al gobierno”.

Desde el arribo de Nicolás Maduro a la presidencia se han incrementado los casos de detenciones por causas políticas. En 2013 se registraron 13 presos de conciencia, cifra que se elevó exponencialmente a 310 en 2014, luego de los sucesos de febrero que provocaron la muerte de más de cuarenta personas.

Desde 2013 a finales de 2016 se han contado 429 presos políticos, de los cuales 106 a finales del año pasado seguían tras las rejas o bajo algún tipo de régimen de presentación.

Puerta giratoria 

Desde 2014, el Foro Penal Venezolano ha calificado la política represiva del Estado venezolano como una puerta giratoria, porque mientras por un lado anuncian la liberación de algunos presos, como es el caso del ex gobernador del estado Zulia, Manuel Rosales y otros seis detenidos el pasado 31 de diciembre, por otro apresa a otros, tal y como lo hizo con el diputado de la Asamblea Nacional, Gilbert Caro, así como otros activistas de Primero Justicia.

Por otro lado, el Foro Penal informó que el llamado “diálogo” entre gobierno y oposición poco ayudó a enfriar los tentáculos de la persecución política, durante ese período de conversaciones con mediación de la iglesia y ex presidentes iberoamericanos se registraron 2 mil 484 arrestos políticos.

También expusieron que hay varias categorías de presos políticos, la primera de aquellos líderes de partidos que son considerados una amenaza electoral por parte del gobierno, la segunda de los que pertenecen a grupos sociales que quieren ser intimidados como estudiantes, jueces, militares y defensores de los derechos humanos y una tercera que tiene que ver con ciudadanos que son empleados para justificar una acción o estrategia del gobierno como el caso Credicard y su supuesto sabotaje a las operaciones financieras electrónicas.

La ONG igualmente denunció que en 2016, 26 presos políticos padecieron enfermedades de difícil tratamiento en la cárcel, señalan como ejemplo a Efraín Ortega, quien ha padecido doce trombosis.

Asimismo hicieron hincapié en la omisión que hace el Sebin a las boletas de excarcelación. Al menos 17 personas se encuentras privadas de libertad en la sede de la policía política del gobierno, pese a haber recibido el documento del Ministerio Público para salir de prisión.

El informe concluye que con la creación del Comando Nacional Antigolpe encabezado por el recién designado Vicepresidente de la República, Tarek El Aissami es probable que la situación pueda incluso empeorarse en 2017.

A continuación el informe completo del Foro Penal Venezolano.

 

INFORME Foro Penal Venezolano reportó 2.732 arrestos políticos en 2016 by runrunesweb on Scribd

 

presos-politicos-radiografia-1

 

 

Capriles a los ciudadanos: Hay que organizarse para la marcha en Miraflores

capriles26oct

 

El tiempo de Dios da una semana más al gobernador de Miranda, Henrique Capriles, para llegar a Miraflores. “Nosotros no somos unos locos. Nadie de los que estamos aquí se parece al que está en Miraflores”, dijo desde la improvisada tarima que se instaló este miércoles en la autopista Francisco Fajardo, donde se congregaron decenas de opositores.

Capriles anunció que el próximo jueves 3 de noviembre marcharán a Miraflores, si el Gobierno no reactiva la convocatoria al referendo. “Nosotros queremos, señores del Gobierno, los venezolanos queremos una solución. Nosotros le exigimos al gobierno que levante esa decisión inconstitucional que tomaron para suspender el proceso de revocatorio. Que se fijen en las próximas horas cuándo vamos a poner nuestras huellas”

Aunque todos los discursos de la MUD coincidieron en la convocatoria a la marcha a Miraflores, Capriles puso un condicionante particular: si se reactiva la recolección del 20% de las firmas para el revocatorio, entonces podría suspenderse la caminata al Palacio de Gobierno.

“La responsabilidad del líder es llevar a la gente a puerto seguro”, dijo Capriles. Le pidió a los ciudadanos reunidos en la autopista que se organizaran, que convocaran a los que no hayan asistido a la actividad política de este miércoles.

“¿Por qué no vamos hoy? Porque nosotros también tenemos que darle la oportunidad y el derecho a todos los venezolanos que viven en el interior del país. Tenemos que darle una oportunidad a los procedimientos que están en marcha concluyan”, explicó a los manifestantes, que a gritos pedían caminar inmediatamente a Miraflores.

“Nosotros no podemos caer en el juego del gobierno. Le pido al pueblo venezolano que hagamos las cosas bien. Este gobierno perdió lo más importante, que es lo que hoy nosotros tenemos: el pueblo”.

Lo más leído de Runrun.es en septiembre

 

 

El septiembre estuvo marcado por el caso del colegio Emil Friedman, la #TomadeCaracas y la tormenta Matthew.

A continuación nuestro top 10 de septiembre:

[divide style=”dashs” icon=”circle” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

loleidoseptiembre_1

Un guiso de altura: lo que hay detrás de la remodelación del Teleférico de Mérida

[divide style=”dashs” icon=”circle” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

 

loleidoseptiembre_2

Venezuela gana por primera vez el Festival Internacional de Cine de Venecia

[divide style=”dashs” icon=”circle” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

loleidoseptiembre_3

Ni positivo, ni negativo: Intentan ocultar resultados de ADN en caso Emil Friedman

[divide style=”dashs” icon=”circle” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

loleidoseptiembre_4

[Video] Maduro recibió un cacerolazo en Nueva Esparta mientras caminaba por las calles

[divide style=”dashs” icon=”circle” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

loleidoseptiembre_5

4 claves de Matthew, la tormenta tropical cerca de Venezuela

[divide style=”dashs” icon=”circle” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

loleidoseptiembre_6

Cinco venezolanos en la lista de latinos más influyentes de la industria tecnológica

[divide style=”dashs” icon=”circle” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

 

loleidoseptiembre_7

“Conspiraciones”, detenciones y muertes que llevan la firma de Reverol como ministro

[divide style=”dashs” icon=”circle” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

loleidoseptiembre_8

Claves para entender cómo profesor de natación del Emil Friedman se hunde en un proceso judicial

[divide style=”dashs” icon=”circle” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

loleidoseptiembre_9

Familiares de víctimas en Villa Heroica: ¿Por qué los mataron si se les entregó todo?

[divide style=”dashs” icon=”circle” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

loleidoseptiembre_10

Así reportaron los medios internacionales la #TomadeCaracas

Capriles propone hacer otra “Toma de Caracas”

henrique-capriles

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, consideró este martes que convocar a una nueva “Toma de Caracas”, como la del 1º de septiembre de este año, sería una buena manera de volver a presionar a las rectoras del Consejo Nacional Electoral (CNE) para que den las fechas de recolección del 20% del referendo revocatorio presidencial.

“Si no dan respuesta, tomaremos las calles de Venezuela hasta que respeten la Constitución”, dijo durante su acostumbrado contacto de interacción con sus seguidores vía online, “Pregunta Capriles”.

Recordó que las representantes del ente aseguraron que entre el 14 y el 16 de septiembre iban a dar respuesta y ya han pasado de largo esa fecha sin que haya pronunciamiento. “Ellas no son las dueñas de la Constitución ni de nuestros derechos constitucionales”, destacó.

Sigue leyendo esta nota en El Pitazo

Sep 19, 2016 | Actualizado hace 3 años
Esta vez sin pena ni gloria, por Armando Durán

cumbredelpueblo

 

¿Ha perdido impulso el compromiso opositor con el cambio urgente y anticipado de gobierno? ¿Se ha producido una interrupción en la conexión política de los ciudadanos con sus dirigentes? ¿Nos hallamos ahora, precisamente cuando Nicolás Maduro y el chavismo viven su momento más bajo, sin capacidad de respuesta efectiva frente a un régimen que a todas luces agoniza, pero que se resiste tercamente a desaparecer?

Estos temores son legítimos después de esta última jornada de protestas. En la primera página de su edición del sábado, El Nacional, al referirse a las marchas convocadas por la oposición para ese viernes, destacaba que “en Caracas eran pocos” los manifestantes. En sus páginas interiores añadía la opinión de Henry Ramos Allup sobre lo que ocurría a su alrededor: “No se puede comparar esta marcha con la del 1° de septiembre –sostuvo con la mejor de sus sonrisas–. La convocatoria fue de un día para otro, así que es todo un éxito”. Insubstancial, falsa y aburrida expresión de inútil autocomplacencia, pues todos sabemos que esta llamada Cumbre de los Pueblos fue convocada por la MUD con suficiente antelación y que desde ningún punto de vista puede negarse que su resultado, que forzosamente debía superar o al menos igualar la magnífica demostración de entusiasmo y fervor popular de la Toma de Caracas, fue un rotundo fracaso.

¿Qué ocurrió? ¿Por qué lo que debía de haber sido no fue? ¿Por qué este segundo capítulo de una estrategia que aspiraba a ir aumentando progresivamente la presión para obligar al régimen a dar su brazo a torcer y celebrar el legítimo, constitucional y democrático referéndum revocatorio del mandato presidencial de Nicolás Maduro terminó siendo un lánguido saludo a la bandera en el que ni siquiera participó Henrique Capriles? Todos sabemos que segundas partes nunca han sido buenas, pero ¿basta recurrir a este dicho popular para explicar por qué, en lugar de elevar la presión sobre el régimen, esta nueva demostración de fuerza opositora, porque de eso se trataba, demostrarle al régimen y a la opinión pública internacional la fuerza del sentimiento democrático del pueblo, transcurrió sin pena ni gloria?

El factor que impactó de manera decisiva en la conciencia de los ciudadanos fue descubrir que la MUD se había reunido dos veces en secreto con el gobierno, escuchar a sus dirigentes negarlo con firme convicción tan pronto ese rumor comenzó a contaminar el clima político y, finalmente, una vez que Jorge Rodríguez confirmó la noticia en declaraciones a Venezolana de Televisión con la evidente finalidad de desmoralizar al pueblo opositor, encontrarse a Jesús Torrealba admitiendo que sí, que Carlos Ocariz, José Aquiles Moreno, Freddy Guevara y Enrique Márquez se habían reunido dos veces con los hermanos Rodríguez, Elías Jaua y Roy Chaderton, y que inmediatamente después hizo la idiota aclaración de que en estas dos reuniones no hubo diálogo alguno sino “prediálogo”, argumento del que el país se burló estruendosamente y que, por supuesto, tuvo un efecto demoledor en el ánimo de los ciudadanos. De manera muy especial, porque no era la primera vez que los dirigentes de la MUD cometían el disparate de intentar ocultar en la clandestinidad una acción de la que incluso ellos se sentían avergonzados y culpables.

Imposible salir ileso de este innecesario tropiezo. Nadie cuestiona el diálogo como principal mecanismo para acortar las distancias que separan a dos partes que en principio no se entienden, pero siempre y cuando se realicen a la luz del día y ambas partes tengan un auténtico interés en resolver el conflicto y estén dispuestas a ceder y hacerle concesiones al otro. El liderazgo político se fundamenta en la confianza colectiva de que ese liderazgo sea transparente y no haga trampas. Un crédito que no es gratuito, que debe renovarse a diario, y que en el caso venezolano, como ocurrió antes con la Coordinadora Democrática, con los precandidatos presidenciales en 2006 y con la MUD ahora, no acaba de hacerse realidad. Para mayor gloria de Maduro, de la deriva totalitaria de su gobierno y del desorden económico y social.

@aduran111

El Nacional

 

¿Cómo ven el ahora qué?, por Armando Martini Pietri

TomadeCaraca#1S

 

Los ciudadanos decidimos demostrar cuántos y quiénes somos, nos visualízanos en el civismo interno, ante la comunidad internacional y con el poder militar. La Toma de Caracas fue positiva y la oposición logró el que ha sido un propósito permanente y creciente, que todos los sectores socioeconómicos del país se incorporen, además de evitar caer en la tentación de la violencia. Así concluyó siendo una concentración grandiosa, pacífica e inspiradora.

Pero este éxito que tan perturbado ha puesto al Gobierno, deja preguntas: ¿cómo nos ven? ¿Ahora qué? Interrogantes que la mayoría asistente se pregunta y repregunta a diario, que genera angustia, desilusión y frustración cuando la respuesta es vaga y tartamudeante.

En lo interno, fue evidente que la capacidad de movilización de la oposición es superior a la del gobierno, salvo para ciegos selectivos y de conveniencia. Pero, más allá, no hay sorpresas sobre el tamaño de los grupos. A pesar que intenten exagerarla y peor aún, minimizarla, se vislumbraba que quienes adversan al oficialismo son mayoría incuestionable.

Lo relevante es lo que la calle muestra, una colectividad sin temor, sin timidez, sin amagues ni complejos. La explosión multitudinaria del primer día de septiembre es una demostración que no resiste la más mínima duda. La oposición es capaz de mantenerse en el camino presionando frente a un oficialismo que ha perdido entusiasmo y fe, malgastó la calle, dilapidó el apoyo popular y traicionó las clases menos favorecidas, su gran baluarte. Las declaraciones vocingleras ahora sobran. La del jueves fue monumental, con una ciudadanía evadiendo trabas militares, policiales y políticas, con entusiasmo firme y, por encima de los recursos del Gobierno, sin violencia. Con convicción de destino. Allí quedan las evidencias fílmicas y fotográficas para que cada quien haga sus propias conclusiones.

En lo internacional, no se puede ocultar el sol con un dedo. Los medios mundiales y aun los nacionales -con las restricciones propias del autoritarismo- no pudieron disimular la realidad de lo que allí se produjo. Centenares de miles de mujeres y hombres, entusiasmados ciudadanos llenos de valentía, alegría y convencimiento de una mejor Venezuela.

El Gobierno en su estulticia impidió con tosquedad el ingreso al país de algunos corresponsales extranjeros, y como consecuencia potenciaron la difusión de la grandilocuente verdad. Los medios de alta popularidad en todo el mundo reseñaron en sus primeras planas el testimonio que hubiera asombrado en cualquier país.

 Las naciones ven con preocupación el empecinado endurecimiento tiránico; los países amigos y especialmente los parásitos y chulos, ese 1 de septiembre se llevaron las manos a la cabeza en señal y gesto de preocupación, al observar tamaña concurrencia, diversa, heterogénea, donde estuvo representada la sociedad venezolana de todo nivel y condición social. Se pueden imaginar las llamadas nerviosas al Presidente Maduro aún más perturbado; y, sobre todo, desconcertado, mal informado y desconectado de la realidad, como sucedió dentro del urbanismo Villa Rosa en la Isla de Margarita, donde ni el general Gobernador ni su equipo, ni la Casa Militar, ni el Servicio de Inteligencia, ni el PSUV, tenían idea de lo que le esperaba al Presidente. Imposible prever el despiste, que confundiría el prestigio que puedan creer él y sus adulantes poseer con una popularidad que evidentemente no tiene y menos aún, su machismo pandilleril que lo llevó a confiar que con su tamaño físico impresionaría a una anciana margariteña que, bien plantada, no dejó que el amenazante hombre con guayabera antibalas, rodeado de escoltas, le quitara su cacerola de protesta y rebelión.

En el sector militar, salvo que estén ciegos, generales, oficiales, sargentos y soldados vivieron y percibieron de primera mano, en primerísima línea, la inmensidad y comportamiento ciudadano en acción y convicción, la fuerza de la fe y la voluntad, pero también el poder de la decepción de quienes se saben engañados, esquilmados.

Los oficiales militares –a diferencia de los operadores políticos- están entrenados para evaluar con severidad ventajas y desventajas de un encuentro. Es decir, si se plantea un conflicto se analiza, se considera, se evalúa con frialdad, cuáles son las diversas opciones y su respectiva conveniencia. Hoy la Fuerza Armada reconoce que jamás hubiera podido contener un desbordamiento -planificado o no- de esa magnitud. Y eso debe haber aumentado el sobresalto oficialista.

El gobierno quedó fuera de base, lo que buscaban y deseaban con desesperación era una marcha de no retorno y violenta. Los ciudadanos no le dieron ese gusto. Los venezolanos se hicieron visibles de forma espontánea, masiva, en un encuentro de expresión y conciencia sin precedente, con una conducta, pacífica y democrática, dando demostración indiscutible de voluntad constitucional y venezolanista, años luz del concepto castrista de Gobierno y vida.

No es sorpresa que el discurso del régimen se vuelva más violento y amenazante. Intentará todo para evitar que la oposición continúe mostrando fuerza. Pretenderán minimizar, ignorar y hasta ridiculizar lo que ocurrió, pero es innegable que el gobierno está consciente que la oposición es ahora superior y en plena capacidad de movilizar a lo largo y ancho de todo el país con la MUD o alrededor de ella. Podría tratar de contener la motivación, pero también corre un riesgo de mientras más rete y niegue, fantasía de pajaritos preñados, más estimulará a la gente y sus ganas no sólo a defenderse, sino a estar activamente presente.

Políticos apresados o amenazados, son apenas un ejemplo. El discurso oficial los está convirtiendo en líderes y mártires. Los ataques, insultos y amenazas del presidente contra Ramos Allup y cualquier otro opositor, son oro en polvo para los agredidos, una eficientísima propaganda política, aunque no hay que descartar que el gobierno adopte medidas desesperadas, -la disolución de hecho de la Asamblea Nacional utilizando la Sala Constitucional del TSJ- con la intención de detener lo que ellos comenzaron. El reto para una oposición acostumbrada a los desafíos, es seguir convirtiendo su energía potencial en energía propulsora.

La verdad que nadie quiere oír, es que la marcha no cambia el control institucional, lo cierto es, que ni el CNE ni el TSJ cambiarán su posición pro-oficialista (aunque los miedos estén merodeando sus cabezas) ni estarán dispuestos a convocar el Referendo Revocatorio en 2016. No es un problema político, técnico o legal, es una cuestión de supervivencia, de autoprotección, y eso los hace aun más peligrosos.

La gran pregunta, “¿ahora qué?” Se impone la necesidad de cambio en la mentalidad de la oposición coordinada por la MUD, que está obligada a mantener la presión sobre el objetivo: el cumplimiento de los derechos constitucionales. Pero además debe profundizar en soluciones para temas como la inflación, la inseguridad, la escasez, el racionamiento, la falta de comida y medicina, todo lo que está perjudicando la calidad de vida de los ciudadanos. Quedarse estancados en el revocatorio es gravísimo, porque si no se logra se defrauda y desanima. ¡La verdad y solamente la verdad es y debe ser el norte!

La mayoría opositora es irrefutable. Usar ese mandato pacífico y articulado es la clave para entender con inteligencia cómo mantenerse vigente, sin engolosinarse ni ponerse a inventar simplezas que lleven de nuevo a la decepción y desmoralización. La manipulación e improvisación llego a su fin, se acabo. Una vez en la calle, la estrategia ganadora es quedarse, mostrar cada vez más que se es mayoría, recordar y exigir lo que se quiere advirtiendo de manera categórica, que no se estará tranquilo hasta conseguirlo. Persistir en el camino que ha llevado a consolidación que solo fanáticos ciegos y atormentados que sienten cerca la partida, tienen la osadía de discutir. El reconocimiento internacional, que hasta hace poco no daba importancia a lo que sucedía en nuestro país, pasó de ser ignorada a tema de importancia y para algunos de cuantiosa preocupación.

La realidad se vio en las calles, también en Villa Rosa, habrá oportunidad para expresar y demostrar la indignación que ya conoce el mundo –La Habana, Washington, Rusia y China–. Respuestas y acciones de la contundencia y el coraje ciudadano que en minutos recorrió el mundo, logró demoler todas las contenciones de conformismo, ablandamiento y resignación de algunos que aun, y a pesar de todo, persisten en continuar. Tomen en consideración, analicen con detalle, serenidad y sobre todo, seriedad lo que hoy experimenta la sociedad venezolana.

@ArmandoMartini

Los tumbos del becerro, por Marianella Salazar

maduroco

La descomunal movilización del 1S ha significado un hito en el proceso que guía la lenta y dolorosa recuperación de la democracia en Venezuela. De manera impecable, el raudal popular venció uno a uno los inmorales obstáculos con los que el narcorrégimen agonizante pretendió impedir lo que todos sabemos desde hace tiempo: que la revolución perdió la calle, que el rechazo a Maduro y la cúpula de hampones que lo acompaña es superior a 90% de la población. Intentaron llenar la avenida Bolívar, que resultó inmensa para recibir a las milicias uniformadas de franelas rojas y a los pocos simpatizantes que por inercia pululan en el chavismo, quizás motivados por la promesa de una bolsa con harina PAN o un carapacho de pollo.

El contraste de las dos convocatorias no pudo ser peor para el régimen; se mostró que hay un país entero unido a favor de una salida constitucional a la crisis de hambruna y gobernabilidad que padecemos, impecablemente pacífica y firme en su mensaje a instituciones carcomidas por la corrupción.

Las imágenes de la grandiosa marcha que desbordó Caracas salieron al mundo para conmover incluso a quienes habían volteado convenientemente hacia otro lado, como el presidente colombiano Juan Manuel Santos, que se lanzó un pronunciamiento contundente a favor del reclamo de los venezolanos de hacer el referéndum revocatorio este año.

Maduro acusa otro golpe inesperado después de la batuqueada propinada en la isla de Margarita por gente del pueblo, al día siguiente de la Toma de Caracas. La negación de Maduro al asistir a la supuesta remodelación de un barrio popular en el sector de Villa Rosa no pudo ser peor, allí fue recibido por un pueblo que espontáneamente salió iracundo a repudiarlo indignado. En su ceguera de poder, pensó que lo aclamaban y decidió salir de la caravana presidencial, que con camionetas y ambulancias, rodeadas de esbirros, humillaba a un pueblo enardecido que, además de no tener agua ni electricidad, sufre la misma crisis de inseguridad, hambre y salud del resto de los venezolanos.

Familias enteras, cacerola en mano, salieron valientemente a la calle, desafiando los anillos de seguridad, para espetarle en la cara sus justos reclamos. Insultos y groserías que salían del alma de la gente calificaban su incapacidad para gobernar. Los videos se hicieron virales en las redes sociales y durante más de 12 horas fue la noticia más vista en el mundo. Los gritos de ¡becerro!, ¡becerro!, aderezados con todo tipo de vulgaridades sacaron de quicio a Maduro; obnubilado, no tuvo mejor idea que confrontar físicamente a la gente, a mujeres mayores, a quienes, según testigos presenciales, no solo agredió físicamente, sino que intentó desarmar de sus ollas, desesperado como estaba ante la cayapa de patria y la atónita mirada de la Casa Militar.

Huyendo y corriendo, como los cobardes, el deshonroso comandante en jefe de la FANB se retiró aterrorizado, desnudo ante un pueblo que le perdió el miedo y, sobre todo, el respeto que nunca supo ganarse. Como los becerros alebrestados en el llano terminó dando tumbos a lo loco para dejarse arrear por los cabestreros, como lo hacen con él los dictadores cubanos, que conscientes de la inminente caída de su hombre en Venezuela se aseguran otro proveedor de petróleo, estable como el de Rusia y lo dejan guindado de la brocha.

Los espontáneos sucesos en Villa Rosa llenan de euforia a quienes sufren lo indecible con un régimen opresor al servicio de su megalomanía, tienen algo de iniciático y liberador, que se acerca como un tsunami de libertad, que se aproxima a toda velocidad, sin freno posible.

 

@AliasMalula

El Nacional