sntp archivos - Runrun

sntp

SNTP ha documentado 173 violaciones a libertad de expresión en primer semestre de 2020
En ese lapso han resultado afectados 260 trabajadores de la prensa

Este 27 de junio se celebra en Venezuela el Día del Periodista, una profesión que se ejerce con enormes restricciones, las más importante de ellas, un régimen dictatorial que persigue a la disidencia, no tolera la crítica y se resiste a someterse al escrutinio público. Es ahí donde está el principal reto del periodismo, en sobrevivir a la dictadura.

En las últimas décadas, ha sido alarmante el deterioro de las garantías para ejercer el derecho a expresarse libremente y a estar informado. Un discurso criminalizante, leyes obstruccionistas en lugar de garantistas, organismos de seguridad que desaparecen y encarcelan periodistas y la utilización del sistema de justicia para perseguir y someterlos, son también dificultades con las que lidia a diario esta profesión.

En la mayoría de los casos, estas desapariciones y encarcelamientos persiguen ocultar la verdad y “proteger” a altos funcionarios ante la obligación legal que tienen de rendir cuentas por los asuntos que están bajo su responsabilidad.

En este marco de ilegalidad, son más de 30 leyes en Venezuela las que obstaculizan y condenan el trabajo de los periodistas. Leyes que obstruyen en lugar de garantizar el acceso a los derechos humanos y ciudadanos. Por eso, hoy el SNTP alerta al mundo sobre el uso de la ley y de la justicia en Venezuela para criminalizar el trabajo de periodistas y medios independientes.

El SNTP ha documentado 173 hechos violatorios a la libertad de expresión y al derecho a la información en los primeros seis meses de 2020. En el 87 por ciento de ellos, los responsables son funcionarios del Estado y organismos de seguridad.

En los 173 hechos documentados por el SNTP, han resultado afectados 260 trabajadores de la prensa, periodistas en primer lugar, seguidos de reporteros gráficos y personal de transporte de los medios de comunicación.

El entorno restrictivo en el que trabajan los periodistas en Venezuela se ha agudizado en tiempos de Coronavirus. “Pandemia de la desinformación” hemos titulado un informe que describe la ausencia de datos que puedan ser contrastados. Durante la cuarentena, se han registrado 96 de estos casos y han afectado de manera directa a 195 trabajadores. Entre estos hechos hay 32 detenciones arbitrarias.

El periodismo atraviesa sus horas más oscuras. Es Nicolás Maduro el mayor violador de los Derechos Humanos, entre ellos los derechos que defienden los periodistas con su trabajo. Ante ello, mantenerse de pie frente a estas dificultades es una gran razón para celebrar. Feliz día a todos los periodistas venezolanos, comprometidos con la verdad y con la gente.

Liberan a equipo periodístico de VPI tv detenido en Chuao
Es la segunda agresión por parte de efectivos de seguridad en contra de periodistas

 

El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) informó este viernes 5 de junio que fue liberado el equipo de prensa de Venezolanos por la Información TV (VPI tv), detenido en horas de la mañana por funcionarios de la Guardia Nacional.

Según el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp), los detenidos responden a los nombres de Luis Patiño (reportero); Jhonatan Bello (camarógrafo); Dangert Zorrilla (asistente) y Óscar Ávile (taxista).

El grupo había sido detenido por la GN mientras se encontraba en las inmediaciones de una estación de gasolina, en Chuao. Los efectivos militares los retuvieron hasta la llegada de una comisión de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

El CNP indicó que a las 11:00 am, 90 minutos después de su arresto irregular, fueron puestos en libertad. Además, les devolvieron sus credenciales laborales.

Este hecho constituye la tercera agresión en contra de los representantes de la prensa en menos de 48 horas. La mañana del 4 de junio, efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana arrestaron a la productora radial y periodista del Circuito FM Center, Carol Romero por estar grabando una protesta en el kilómetro 12 de El Junquito.

En el estado Zulia, el pasado 3 de junio el directivo y conductor de Mágica 93.3 en el estado Zulia, Jorge Cortez, fue excarcelado con régimen de presentación de 45 días por hacer entrevistas en una gasolinera de Ciudad Ojeda.

 

*Con información de El Pitazo y TalCual

CNP denuncia la desaparición forzada de Carol Romero y exige su liberación inmediata
Por otra parte, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) denunció, pasadas las 7:30 am del 5 de junio, que la reportera lleva 25 horas detenida por la GNB. “Su familia no ha podido verla, pero la noche de este 4Jun los funcionarios del comando en el Km12 recibieron comida y una cobija para ella”

La Junta Directiva del Colegio Nacional de Periodistas Seccional Distrito Caracas (CNP) denunció, mediante un comunicado, la desaparición forzada de la reportera colega Carol Romero y exigió su liberación inmediata.

A continuación, parte del texto emitido por el CNP:

Este jueves 4 de junio, en horas de la mañana fue detenida arbitrariamente por funcionarios de la Guardia Nacional, Carol Romero, productora del circuito radial FM Center.

La periodista fue detenida en momentos que grababa una discusión entre ciudadanos civiles y funcionarios de la GNB, por irregularidades en el suministro de gasolina en la estación de servicio ubicada en el KM 7 de la carretera Caracas-El Junquito.

Familiares de Romero indicaron que fue golpeada por funcionarios del cuerpo militar, esposada y trasladada a sede de la institución en el km 12 del mismo sector.

Desde su detención no se conoce el paradero de la colega, por lo que estamos en presencia de una desaparición forzada, la cual está definida por las Naciones Unidas en la aprobación de la Convención Internacional para la protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, estableciendo como nuevo derecho humano en todo el mundo, el derecho a no ser sometido a desaparición forzada.

El artículo 2 de la Convención define la desaparición forzada: Se entenderá por “desaparición forzada” el arresto, la detención, el secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad que sean obra de agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúan con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola a la protección de la ley.

En los apartados del artículo 1, la Convención establece el nuevo derecho humano absoluto, inviolable bajo ninguna circunstancia de excepción:

1. Nadie será sometido a una desaparición forzada.

2. En ningún caso podrán invocarse circunstancias excepcionales tales como estado de guerra o amenaza de guerra, inestabilidad política interna o cualquier otra emergencia pública como justificación de la desaparición forzada.

Desde el CNP Caracas hemos venido insistiendo en que la agresión a periodistas y el hostigamiento a los medios se ha convertido en una política de estado, representando un grave atentado contra las libertades de expresión, prensa e información, lo que se traduce en una violación flagrante a los principios democráticos establecidos en la nuestra carta magna.

El gremio periodístico tiene que cumplir con el deber de mantener al pueblo informado, por ello, más allá de ser un atentado contra las libertades de expresión, información y prensa; es un acto criminal contra los periodistas, quienes ejerciendo su profesión, constantemente somos agredidos por autoridades y grupos civiles afectos al gobierno.

La Carta Democrática Interamericana, sobre el particular señala: “Artículo 4: Son componentes fundamentales del ejercicio de la democracia, entre otros, el respeto por los derechos sociales y la libertad de expresión y de prensa”.

El derecho a la libertad de expresión está fuera de toda discusión en la sociedad actual, ya que es factor fundamental indispensable para la existencia de una sociedad democrática, aunque en el caso venezolano no solo es importante la presencia de este derecho sino su efectividad, es decir la garantía de su cumplimiento.

Exigimos la liberación inmediata de Carol Romero. Asimismo instamos a la comunidad internacional estar atentos por la situación que atraviesa la prensa en Venezuela.

La Junta Directiva

Caracas, 4 de junio de 2020

Por su parte, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) divulgó, pasadas las 7:30 am del 5 de junio, el siguiente mensaje: “25 horas en manos de la GNB tiene la periodista Carol Romero. Su familia no ha podido verla, pero la noche de este 4Jun los funcionarios del comando en el Km12 recibieron comida y una cobija para ella. Exigimos la liberación de Carol, presa por informar”.

En un mensaje de la noche anterior, el SNTP denunció que la Guardia Nacional, “luego de haber violentado el derecho a la protesta y de golpear y desaparecer a la periodista Carol Romero”, pretende responsabilizarla de alteración del orden público y de agresiones.

“Rechazamos esta nueva mentira con la que se pretende perseguir a los periodistas y medios de comunicación libres e independientes de este país. Exigimos que las autoridades actúen para garantizar los derechos de la periodista Carol Romero”.

ONG denuncian detención arbitraria del periodista Darvinson Rojas
SNTP, Monitor de Víctimas, CNP, IPYS, Amnistía Internacional, Espacio Público, la CIDH, la RELE y HRW son algunos de los organismos que han denunciado la detención de Darvinson Rojas. 
Tras la detención arbitraria del periodista, Darvinson Rojas, el sábado 21 de marzo en un proceso ejecutado por las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) sin orden de allanamiento ni de aprehensión, diferentes organizaciones han denunciado su caso.

El periodista de Monitor de Víctimas fue detenido junto a sus padres luego de que las FAES allanaran su casa. Luego, la familia Rojas fue trasladada a la sede policial en la Urbanización La Quebradita. Los padres de Rojas fueron liberados el 22 de marzo. 

“Exigimos su inmediata liberación y garantías para la libertad de expresión de Darvinson así como la de todos los periodistas en Venezuela para mantener a la población debidamente informada ya que es un elemento esencial para frenar la pandemia del Covid-19”, afirmó un comunicado del observatorio de homicidios, Monitor de Víctimas.

 “La detención de Darvinson Rojas la ejecutaron unos 15 funcionarios encapuchados y armados que, además, detuvieron a Jesús Rojas y Mirian Sánchez, padres de Darvinson. Se llevaron computadoras y celulares y golpearon al señor (Jesús) Rojas”, indicó El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP). 

Amnistía Internacional (AI) exigió la liberación “inmediata e incondicional” del periodista venezolano detenido tras informar sobre la propagación del covid-19 en Venezuela.

“Fue arrestado por las Faes en un aparente intento de silenciar su reporteo sobre la pandemia del COVID-19 en Venezuela. Darvinson comenzó a tuitear en vivo cuando los funcionarios fueron a su casa asegurando que allí había un caso de COVID-19 ”, se lee en el pronunciamiento.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) expresaron su preocupación por la detención del periodista, sumándose a los comunicados de Amnistía Internacional, el observatorio Monitor de Víctimas y el director ejecutivo de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco.

En el caso de la CIDH, el relator de la libertad de expresión de la Comisión, Edinson Lanza, fue quien afirmó que hacían seguimiento del caso.

El Comité de Protección para Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) también se pronunció ante la detención arbitraria de Rojas.

Por otra parte, la ONG Espacio Público exige la liberación inmediata de Darvinson Rojas. “Instamos a la comunidad internacional estar atentos por la situación que atraviesa la prensa en Venezuela,  particularmente en estos momentos de pandemia por Coronavirus”, aseguró un comunicado de la ONG.

El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) indicó que el artículo 2 de la Convención Internacional para la protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas de las Naciones Unidas define la desaparición forzada como “el arresto, la detención, el secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad que sean obra de agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúan con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola a la protección de la ley”.

El sistema de Justicia evitó que fuera representado por sus abogados de Espacio Público, imponiendo la defensa pública. Esperamos que el Tribunal revise los documentos correspondientes para que sea liberado. Sin embargo, vemos necesario seguir publicando en redes su situación, a modo  de presionar para su pronta liberación.

La Constitución Nacional Bolivariana en su Artículo 57, señala: “Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, sus ideas u opiniones de viva voz, por escrito mediante cualquier otra forma de expresión y de hacer uso de cualquier medio de comunicación y difusión, sin que pueda establecerse censura…”

SNTP denuncia la desaparición del periodista Darvinson Rojas
El SNTP alertó que al comunicador pretenden levantarle un “falso positivo” desde la administración de Nicolás Maduro

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) denunció la desaparición del periodista Darvinson Rojas, quien la noche de este sábado 21 de marzo fue detenido por las Fuerzas de Acciones Especiales de la PNB (FAES).

“Unos 15 funcionarios encapuchados y armados (de las FAES) entraron a su vivienda y se llevaron también a sus padres, 2 computadoras y celulares del reportero”, señala el SNTP en un comunicado.

Asimismo, el SNTP señala que Darvinson Rojas fue llevado a la sede del organismo policial en La Quebradita (Caracas) junto a sus padres, a quienes liberaron una hora después.

“La mañana de este domingo, 22 de marzo, los mismos funcionarios del FAES en esta sede negaron que el periodista se encuentre recluido en el sitio y pidieron a los padres buscarlo en todos los centros de reclusión de Caracas”, agrega el texto.

El SNTP considera en tal sentido que la detención de Darvinson Rojas “se trata pues de una desaparición forzosa y premeditada en contra de un periodista por informar”.

“Desde el SNTP  alertamos que la administración de Nicolás Maduro pretende levantar un falso positivo en torno a la detención de nuestro colega Darvinson Rojas y hacemos responsables a las autoridades de las Faes de la integridad y seguridad del reportero”, agregan.

Señalaron que la detención se ejecutó “por información sobre el coronavirus que Rojas habría publicado en redes sociales y sus padres alcanzaron a escuchar que los funcionarios le pedían revelar la fuente de unas estadísticas de casos de Covid-19 en Miranda”.

“Recordamos al FAES y a la administración de Nicolás Maduro que el Art. 28 constitucional y el 8 de la Ley del Ejercicio del Periodismo consagran el derecho de guardar la fuente”, sumaron.

Por último, recordaron que incurrir en la fuerza para obtener información representa una tortura. “Exigimos la inmediata liberación de Darvinson”.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) junto a organizaciones de defensa de los Derechos Humanos presentaron este 13 de febrero una denuncia formal ante el Ministerio Público (MP) para que se investigue a las personas que agredieron a la prensa el pasado 11 de febrero en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía, en el estado La Guaira, mientras esperaban la llegada del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

«Lo que vivimos fue una escalada en la violencia que pudo haber terminado peor», dijo Marco Ruiz, secretario del sindicato sobre las mordidas, patadas, empujones y palazos que recibieron los periodistas que cubrían el arribo de Guaidó al país.

El director de la ONG Espacio Público, Carlos Correa, recalcó que 2019 fue uno de los años más violentos para la prensa y que la escalada de violencia contra la prensa ha empeorado con la anuencia de las autoridades

Nurelyin Contreras, reportera de Punto de Corte, fue una de las agredidas en Maiquetía. Aseguró que ese día los medios intentaron evitar la confrontación. «No fue un show, no fue un montaje. Esas personas nos agredieron y estaban dispuestos a lo peor», contó Contreras.

 

El secretario General del Sindicato de los Trabajadores de la Prensa, Marco Ruíz, informó que este jueves 12 de febrero se dirigirán al Ministerio Público (MP), para denunciar las agresiones que sufrieron los periodistas que cubrían la llegada del presidente encargado en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía.

“Tenemos por lo menos 6 periodistas salvajemente golpeados y robados”, dijo Ruíz en entrevista en el Circuito Onda

El secretario del Sindicato aseguro que denunciarán todo lo ocurrido ayer y que exigirán al MP respuestas sobre las “violaciones” al derecho de los trabajadores de la prensa a informar de manera veraz y oportuna.

El presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), Marco Ruíz, denunció el cierre “ilegal” del portal digital Venepress, después que se realizara un allanamiento a su sede.

Aseguró que los efectivos de seguridad que ejecutaron la inspección cambiaron este jueves las cerraduras de las puertas y prohibieron la entrada de los trabajadores.

“Bajo ninguna circunstancia es aceptable que como una medida de prevención o una medida cautelar, se decrete de manera unilateral el cierre de un medio de comunicación”, dijo.

Durante una manifestación que se llevó a cabo a las afueras del edificio ABA, ubicado en las Mercedes, resaltó que apróximadamente 30 periodistas están siendo afectados con esta medida.

 

Ruiz llamó a la ciudadanía a rechazar este tipo de acciones, por considerarlas como un “ataque” al ejercicio periodístico.

Entre las próximas acciones que tomará el SNTP junto con los trabajadores de Venepress está asistir a todas las instancias judiciales en Venezuela, para luego realizar las denuncias en organismos internacionales.

El caso también fue notificado a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y a la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos. Esperan que algún vocero de estas organizaciones fije posición en las próximas horas.

 

*Con información de UR y EN