Protestas archivos - Runrun

Protestas

Evacuados el embajador y personal diplomático de EE UU en Bagdad por el asalto a la legación
Miles de personas se manifiestan ante la Embajada estadounidense para condenar el bombardeo llevado a cabo por Washington que dejó 25 muertos el domingo

Al grito de “muerte a América”, miles de manifestantes y milicianos han atacado este martes el complejo de la Embajada de Estados Unidos en Bagdad, para condenar los bombardeos de Washington en la frontera sirioiraquí contra una facción proiraní a la que acusa de atentar en repetidas ocasiones contra intereses norteamericanos en Irak.

Los ataques aéreos dejaron en la noche del domingo al menos 25 combatientes iraquíes muertos y 51 heridos y han provocado una ola de indignación en el país árabe que ha dejado en segundo plano la rebelión espontánea contra la clase política y su principal mentor, Irán, reavivando también el sentimiento contra la presencia estadounidense.

Los manifestantes no han entrado en los principales edificios de la Embajada, pero han atravesado temporalmente los puestos de control que normalmente restringen el acceso a la zona verde de alta seguridad, donde está la legación diplomática. Han lanzado piedras y objetos, y amenazan con acampar indefinidamente junto al perímetro del complejo. Los manifestantes han quemado banderas estadounidenses y arrancado las cámaras de seguridad, después de que las fuerzas especiales de seguridad de Irak se desplegaron delante de las puertas del edificio para impedir la entrada. El embajador y parte del personal diplomático han sido evacuados de la Embajada, según han explicado a la agencia Reuters dos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores iraquí. Dentro del edificio, según una fuente oficial, quedan miembros del personal de seguridad.

El presidente Donald Trump ha reaccionado con furia al asalto, acusando a Irán de orquestar el ataque y conminando a Irak a proteger la Embajada.

Irán asesinó a un contratista estadounidense e hirió a varios. Hemos respondido con fuerza, y así lo haremos siempre. Ahora Irán está orquestando un ataque a la Embajada de Estados Unidos en Irak. Se les hará responder plenamente por ello. Además, esperamos que Irak utilice sus fuerzas para proteger la Embajada y así se lo hemos notificado”, ha tuiteado el presidente desde su residencia vacacional de Mar-a-Lago, en Florida.

 

Al penetrar en las instalaciones de la sede diplomática, los manifestantes han quemado parte del muro que las rodea, así como algunas cabinas y torres de vigilancia. Han irrumpido en una zona de recepción, derribando puertas fortificadas y cristales blindados, según The Washington Post, y le han prendido fuego. Los guardias de seguridad de la legación están intentando dispersarlos con gases lacrimógenos, según constató un fotógrafo de Efe e informa Reuters. Además, el personal de seguridad de la legación ha lanzado granadas aturdidoras para tratar de dispersar a los manifestantes, según Reuters. Soldados estadounidenses se pueden ver en azoteas del recinto y cercanas, según Associated Press, pero no han disparado.

Los manifestantes van vestidos con el uniforme de combatientes de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), una coalición de paramilitares dominada por facciones chiíes proiraníes a la que pertenecen las Brigadas de Hezbolá, la facción atacada en los bombardeos estadounidenses del pasado domingo. El líder de las FMP —también conocidas como Hashd Al Shaabi—, Qais al-Khazali, y otros dirigentes milicianos se han sumado a esta movilización, en la que se han ondeado banderas de las Brigadas de Hezbolá como gesto de apoyo a este partido-milicia, considerado organización terrorista por la UE y Estados Unidos. “Los estadounidenses no son bienvenidos en Irak. Son una fuente de maldad y queremos que se vayan”, ha dicho a Reuters al-Khazali. Las FMP son una coalición de milicias —muchas de ellas apoyadas por Irán— formada para luchar contra el Estado Islámico (ISIS, en sus siglas inglesas) y que ahora está integrada en las fuerzas de seguridad iraquíes.

A la manifestación también ha acudido el número dos de las FMP, Yamal Yaafar Ibrahimi, conocido como Abú Mahdi al Muhandis, según Reuters.

Los incidentes desatados tras los bombardeos estadounidenses constituyen la más grave crisis política en años para Estados Unidos en Irak, y suponen un importante revés en las relaciones entre Washington y Bagdad, que amenaza con minar la influencia de la potencia norteamericana en la región. Así lo indica la airada reacción del Gobierno iraquí al ataque estadounidense y la aparente decisión, al menos tácita, de permitir el acceso de los manifestantes a la que constituye la zona más protegida de la capital. Las fuerzas de seguridad iraquíes no impidieron el paso de los asaltantes cuando se dirigían a la zona fortificada después del funeral celebrado por los muertos en el ataque estadounidense, dejándoles pasar por un control de seguridad.

Los bombardeos, que Washington ordenó en represalia por la muerte la semana pasada de un contratista estadounidense en un ataque con cohetes contra una base en Irak, han azuzado el sentimiento antiestadounidense. El ataque que terminó con la vida del contratista no fue reivindicado por ninguna milicia, pero Estados Unidos, que ya había sufrido múltiples ataques contra sus intereses en Bagdad por los que prometió una respuesta firme, lo achacó a la facción chií de las Brigadas de Hezbolá. La escala de la respuesta estadounidense —cinco bombardeos en Irak y Siria con 25 muertos y medio centenar de heridos— suscitó la condena casi unánime en Irak.

Las autoridades políticas y religiosas condenaron la acción, que calificaron de “violación de la soberanía iraquí”. Por su parte, el prominente clérigo chií Muqtada al Sadr aseguró este lunes en un comunicado que está dispuesto a “expulsar” a EE UU de Irak “por medios políticos y legales” y, para ello, pidió colaboración entre instituciones y partidos políticos.

La demanda de derechos económicos, sociales, culturales y ambientales siguen caracterizando el mayor descontento de la población, al representar 91% del total de protestas registradas hasta octubre de 2019

 

El Programa Venezolano de Educación – Acción en Derechos Humanos (Provea) informó que 58 personas fueron asesinadas este año por organismos de seguridad del Estado durante protestas de distinta índole en lo que va de año.

Según cifras de organizaciones no gubernamentales, hasta el mes de octubre se han registrado 1.739 protestas, lo que equivale a un promedio de 58 diarias, y en comparación con el mismo período del año pasado, las manifestaciones se incrementaron en 18%.

La demanda de derechos económicos, sociales, culturales y ambientales (Desca), vinculados principalmente con exigencias laborales, servicios públicos de calidad, educación, salud y alimentos, sigue caracterizando el mayor descontento de la población, al representar 91% del total de protestas registradas (1.574).

El resto de las protestas fue por exigencia de derechos civiles y políticos (DCP), que incluye a grupos opositores y a simpatizantes del régimen de Maduro. Además, de otros actores de la sociedad que demandan derechos civiles como justicia y seguridad ciudadana.

En su rendición de cuentas, la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) incluyó dentro de su examen preliminar sobre Venezuela las protestas que se registraron en el país a principios de 2019, donde habrían fallecido al menos 30 personas y un agente de policía.

Fatou Bensouda, fiscal de la CPI, dijo que según informaciones, entre 30 y 47 opositores fueron asesinados en las protestas sucedidas entre el 21 y el 25 de enero de este año por las fuerzas de seguridad o por civiles que actuaron en coordinación con las autoridades.

En ese mismo lapso, la oficina de la fiscal de la CPI enumeró a 131 agentes de seguridad que resultaron heridos y uno fue asesinado en Venezuela. “Algunas fuentes alegaron además que miembros de las fuerzas de seguridad llevaron a cabo asesinatos selectivos de opositores durante allanamientos de casas”.

A través de las redes sociales, Provea registró además que durante el año han logrado contabilizar a 22 personas asesinadas luego de que funcionarios de cuerpos de seguridad los sometieran a torturas y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes.

También señalan directamente a las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), un comando de la Policía Nacional Bolivariana, de haber asesinado a 179 personas en el estado Lara hasta noviembre de 2019, durante supuestos operativos de seguridad.

En particular, las FAES han sido señaladas continuamente por violación de los derechos humanos durante los operativos que realizan mayormente en sectores populares en el país. La alta comisionada de Naciones Unidas para los DDHH, Michelle Bachelet, ha solicitado desde julio al Estado venezolano que disuelva este organismo de seguridad.

Los familiares de los jóvenes asesinados en las protestas contra el régimen de Nicolás Maduro en el año 2017 entregarán este martes un documento en la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, en Caracas.

“Hacemos un a invitación a la sociedad civil y a los medios de comunicación a que nos acompañen a la sede del PNUD a las 11:30 am. Vamos a entregar un documento para demostrar la violación a los derechos humanos a la que estamos sometidos los familiares de las víctimas cuando solicitamos justicia”, dijo Fabián Urbina, padre del joven asesinado en las protestas de 2017. 

La Alianza Familiares y Víctimas 2017 denunciará las violaciones de los derechos humanos y exigirá justicia para los casos, a propósito de celebrarse hoy el Día Mundial de los Derechos Humanos.

 

 

Los líderes de las centrales obreras y movimientos sociales de Colombia se levantaron este martes de la mesa de diálogo con el presidente Iván Duque para exigir que converse solo con ellos y convocaron para el miércoles una nueva jornada de “paro nacional” contra la política económica y social del Gobierno.

“Mañana 27 de noviembre vamos a realizar otro paro nacional en todo el país junto a grandes jornadas de movilización para reclamarle al Gobierno que negocie el ‘paquetazo’ que nosotros hemos señalado como las causas que han prendido esta protesta social”, afirmó a la agencia de noticias Efe Elías Fonseca, miembro del comité ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Las centrales obreras aseguran que el Gobierno de Duque prepara un “paquetazo” de reformas que causarán fuerte impacto económico y social en los trabajadores, como eliminar el fondo estatal de pensiones Colpensiones, aumentar la edad de jubilación y contratar a los jóvenes con salarios inferiores al mínimo, entre otras medidas.

Fonseca explicó que a las reivindicaciones iniciales agregaron tres nuevas demandas relacionadas con “el problema de la salud”, “el problema ambiental y del fracking” y el desmonte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía causante de la muerte del joven Dilan Cruz, quien fue herido gravemente en la cabeza el sábado por un artefacto disparado por un agente de la institución y falleció anoche.

 

“Hoy estamos de luto, estamos dolidos por esa situación pero seguimos adelante porque el Gobierno de Duque no ha atendido las peticiones de los trabajadores ni de todos los que nos metimos a organizar el paro nacional del 21 de noviembre”, aseguró. 

 

El martes 26 de noviembre los representantes de Comité Nacional del Paro se levantaron de la mesa con el Gobierno con el alegato de querer una conversación directa con Duque, sin la participación de empresarios u otros sectores, pero el mandatario dijo que desde ahora esas conversaciones «se van a extender a todo el territorio nacional hablándole a la gente de las cosas que nunca ha podido resolver», explicó Fonseca.

 

*Con información de EFE

El presidente colombiano, Iván Duque, se reúne este martes con líderes de las protestas contra su Gobierno en medio de la conmoción que ha provocado la muerte del joven Dilan Cruz dos días después de resultar gravemente herido en la cabeza por un artefacto disparado por la Policía en Bogotá.

El mandatario convocó a las centrales obreras que organizaron las protestas contra su política económica y social que este martes entrarán en su sexto día.

A la reunión acuden, entre otros, Julio Roberto Gómez, representante de la Confederación General del Trabajo (CGT); Nelson Alarcón, presidente de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode); Jennifer Pedraza, de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles de la Educación Superior (Acrees), y Diógenes Orjuela, líder de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT)

También participan representantes de comunidades afrocolombianas, ambientalistas y feministas, entre otros, mientras que por el Gobierno asisten los ministros del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez; Agricultura, Andrés Valencia; Trabajo, Alicia Arango; Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, y Educación, María Victoria Angulo.

 

 

Ausentes

Los representantes de la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior (UNEES) llegaron a la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, pero no ingresaron a la reunión porque consideran que el «diálogo nacional» convocado por Duque «no responde a las dinámicas sociales y desconoce la realidad» de Colombia

«Exhortamos a que se tenga en cuenta la construcción desde las bases sociales, comunales, barriales, campesinas, indígenas, estudiantiles y populares para poder llegar con el sentir del pueblo en pleno a exigirle al Gobierno el cumplimiento de las exigencias hechas por la ciudadanía», dijo el representante estudiantil Cristian Reyes al leer en un comunicado de esa asociación.

Los universitarios manifestaron que si el Gobierno no replantea «su dinámica actual» y sigue «desconociendo políticamente al movimiento social y popular» harán un llamado para que la bandera principal de las manifestaciones sea la renuncia de Duque a la Presidencia.

 

Peticiones en la reunión

Las centrales obreras aseguran que el Gobierno de Duque prepara un «paquetazo» de medidas que causarán fuerte impacto económico y social en los trabajadores, como eliminar el fondo estatal de pensiones Colpensiones, aumentar la edad de jubilación y contratar a los jóvenes con salarios inferiores al mínimo, entre otras medidas.

Las organizaciones sociales reclaman por su parte al Gobierno un mayor compromiso con la implementación del acuerdo de paz con las FARC, así como medidas de protección efectivas para indígenas y líderes sociales, blanco de una ola de asesinatos que se ha cobrado la vida de centenares de ellos desde que Duque llegó al poder, hace quince meses.

En ese sentido, Gómez, el representante de la CUT, dijo a periodistas que es clave que durante la reunión se pueda plantear una «agenda ágil» para negociar con el Gobierno estos temas.

También lamentó la muerte de Dilan Cruz, pero dijo que esta no debe ser una razón para frenar la negociación y pidió a las autoridades profundizar las investigaciones del caso.

 

Muerte de joven en protestas conmocionó a Colombia

 

La muerte del estudiante colombiano Dilan Cruz, de 18 años, herido el sábado por la Policía durante una manifestación pacífica en Bogotá, conmocionó a su país este lunes, en el quinto día de las protestas contra el presidente Iván Duque.

Cruz falleció esta noche en el Hospital San Ignacio, en el barrio de Chapinero, donde había sido ingresado el sábado por la tarde después de que una bomba aturdidora disparada por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía lo hiriera de gravedad en la cabeza cuando se encontraba en la céntrica Avenida 19 para participar en la protesta antigubernamental.

 

 

“Con pesar informamos que, no obstante la atención brindada durante estos días en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos, Dilan Cruz, en razón a su estado clínico, acaba de fallecer. Nuestros sentimientos solidarios de pésame a su familia y personas cercanas a él”, indicó el hospital en un comunicado.

Cruz se convierte así en la primera víctima mortal de la violencia policial en Colombia desde que se iniciaron las protestas y se suma a otras tres personas que murieron en disturbios el pasado jueves en las ciudades de Buenaventura y Candelaria, en el departamento del Valle del Cauca (suroeste).

Tres policías también murieron y siete más resultaron heridos el viernes en un ataque con explosivos a un cuartel del municipio de Santander de Quilichao, una zona montañosa del suroeste colombiano, en un ataque atribuido a disidentes de las FARC que no aceptaron un proceso de paz, en un hecho no relacionado con las protestas, según fuentes militares.

 

ONU pide aclarar muerte de Dilan Cruz 

La Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos pidió este martes a la Fiscalía esclarecer las responsabilidades por la muerte de Dilan Cruz.

“Pedimos que sean esclarecidas las responsabilidades por la muerte de Dilan Cruz por parte de la Fiscalía. No debe haber impunidad”, señaló la oficina en un mensaje publicado en sus redes sociales.

 

 

Por su parte el director de la ONG Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, le dijo al presidente Iván Duque que además de condolencias, hace falta justicia.

Vivanco pidió a la Fiscalía una investigación confiable y al Ministerio de Defensa que anuncie medidas para que esto no vuelva a ocurrir.

 

 

*Con información de La Vanguardia, EFE y El Tiempo de Colombia

Iván Duque: Hablaron los colombianos y el Gobierno los escucha
El mandatario colombiano condenó los actos vandálicos en Cali y Bogotá

 

El presidente de Colombia, Iván Duque aseguró este viernes que en las multitudinarias protestas en contra de las políticas de su Gobierno la ciudadanía habló y él está dispuesto a escucharla, pero no dio señales de que vaya a dar un viraje en su Administración.

“Hoy hablaron los colombianos y los estamos escuchando. El diálogo social ha sido la bandera principal de este gobierno. Debemos profundizarlo con todos los sectores de esta sociedad”, dijo en una alocución.

El mandatario colombiano afirmó a través de su cuenta en Twitter que los hechos ocurridos después de finalizadas las protestas son “vandalismo puro” y no obedecen a la expresión de la libertad popular, ni serán legitimados por el derecho a la protesta.

“No permitiremos saqueos, ni atentados contra la propiedad privada y aplicaremos todo el peso de la ley”, aseguró Duque.

 

 

Miles de colombianos salieron a las calles ayer jueves en rechazo a las medidas económicas que, según las centrales obreras que convocaron las protestas, el gobierno quiere proponer.

Aseguran que estas buscan modificar el régimen laboral y de jubilaciones en detrimento de los trabajadores.

La jornada fue mayormente pacífica. Sin embargo, hubo disturbios que la empañaron en Bogotá y en Cali.

 

*Con información de Unión Radio

Defensa de Guaidó, por Sebastián de la Nuez
Hay que apoyar a Juan Guaidó sin tanta escatología tuitera. Las redes son el vacío de Lipovetsky, una algarabía estentórea donde priva el radicalismo ramplón. La movilización convocada para este sábado 16 fue un éxito y confirma un liderazgo nacional más allá de la oposición a la oposición

Fue un éxito y en verdad no se debería llamar “oposición” al conglomerado de ciudadanos venezolanos que desea sacudirse la pesadilla madurista. Es el país completo, un país escarnecido, no una parcialidad o sector. Guaidó es líder, por tanto, no de la oposición sino del país. Hasta nuevo aviso, un aviso que no debería producirse —en todo caso— antes del tercer paso marcado, el de las elecciones libres. Si no, la anomia tendrá más cancha.

Una notable movilización en 22 estados: la ilusión ha vuelto y canta el Himno Nacional una vez más en plena calle y ante las infames fuerzas de la represión adiestradas por el castrismo. Sin embargo, las circunstancias internacionales no son un camino de rosas. Tiene razón Laureano Márquez en su artículo cuando dice que el rol de vicepresidente del gobierno español en manos del podemita Pablo Iglesias no augura nada de solidaridad con el pueblo venezolano. Iglesias, y otros de la izquierda caviar española, tienen la cabeza como un ladrillo al que no le entran balas, no saben qué decir respecto al caso Evo Morales y ocultan el hecho fehaciente de que un organismo continental certificó que había hecho trampa en unas elecciones.

Luego sale la bestia de Nicaragua diciendo que las elecciones están muy bien siempre y cuando lo favorezcan pero que, cuando no, los pueblos han de tomar las armas revolucionarias. Claro, es que la bestia encarna al pueblo. Una tautología chavista para quienes ni de lejos creen en el principio de la alternabilidad.

De domingo a domingo

El domingo 5 fue sangriento. Cayó Evo Morales víctima de su propio laberinto. El asesoramiento de los rusos en manipulación de redes sociales no fue, al parecer, un buen auspicio. Los rusos no deben ser muy buenos en la materia o es que los bolivianos en el altiplano y tirando de una llama no están pendientes del celular. En Bolivia murieron el Che, los malandros Butch Cassidy y Sundance Kid. También debe ser un buen lugar para que muera el chavismo con su idea principal, la de perpetuarse en el poder mediante el chantaje al pueblo y la promiscuidad con regímenes que ni conocen ni entienden la democracia. La caída de Morales anuncia o augura la muerte del chavismo, dejando apenas su bagazo, el madurismo, arrastrando su fama de cleptocracia urbi et orbi.

Por las redes españolas, ese domingo y días siguientes, se hizo sentir la izquierda castiza dominada por quienes votan a Podemos y creen en el independentismo de Cataluña, leen con fruición El País —diario que hace denodados esfuerzos por ser equilibrado con lo de Evo pero se le ve el plumero— y no se pierde el programa del Gran Wyoming, un médico que se burló del líder del partido perdedor Ciudadanos, Albert Rivera, incluso cuando dimitió de su cargo y de sus ventajas para retirarse de la política, un gesto que sin duda lo enaltece. El presentador no toca ni con el pétalo de su ironía al gran Pablo Iglesias.

Pues bien: toda esa gente es la que habló de “golpe de Estado” en Bolivia.

En fin, Twitter puede ser un gran campo de cerezas para la izquierda o para los irreductibles de siempre, los locos del tecleo. Pero este domingo amanece con mejor paisaje, al menos en Venezuela. A ver si el chavismo, que ha comenzado a morir en Bolivia, termina de estirar la pata aquí también. La movilización fue un éxito y una bofetada a lo que podríamos denominar Método Nitu, que se parece a Vente que a la vez se parece a los tirapiedras ávidos de viralidad.

Hay uno que dice que la unidad no hay que buscarla “per se”.

¿No? ¿No hay que buscar la unidad, precioso? Entonces, ¿qué debemos buscar, la imbecilidad tuitera como programa de acción? Igual podría decirse que no hay que buscar la democracia “per se”.

Claro que hay matices y contradicciones en todo torrente masivo de opinión pública. Claro que hay debilidades en el liderazgo y circunstancias quizás lamentables. A mí, en lo particular, me parece que en la representación española del Parlamento Europeo se desperdicia una gran oportunidad al tener allí, elegido dentro de las filas del Partido Popular, al papá de Leopoldo López. En esa curul podrían desempeñarse más o menos mil venezolanos con mayores capacidades antes que este caballero pero, en fin, amigo, con eso hay que arar, como diría un chavista ante una tarima mal montada. A fin de cuentas, ese señor busca, o al menos eso supongo, lo mismo que cualquier venezolano decente: la defenestración de una dictadura morbosa, sanguinaria.

@sdelanuez

www.hableconmigo.com