Prensa archivos - Runrun

Prensa

Demandarán a Jair Bolsonaro por poner en riesgo a periodistas al anunciar su positivo en Covid-19
Al anunciar que era positivo, no respetó la cuarentena, la distancia de seguridad y se quitó la mascarilla al terminar la rueda de prensa

 

La Asociación Brasileña de Prensa (ABI) anunció ayer que presentará una demanda ante la Corte Suprema contra el presidente Jair Bolsonaro, a quien acusan de “poner en peligro” la vida de los periodistas que acompañaron el anuncio de su positivo al nuevo coronavirus.

“A pesar de saber que estaba infectado con la Covid-19 , el presidente Jair Bolsonaro continúa actuando de forma criminal y poniendo en peligro la vida de otras personas”, dijo el presidente de la ABI, Paulo Jerónimo de Sousa, a través de un comunicado.

De Sousa denunció que el mandatario “rompió el aislamiento recomendado por los médicos” y “recibió a periodistas de medios de comunicación que considera afines” a sus políticas para “informarles personalmente” que está infectado con el virus.

Bolsonaro compareció ante la prensa con una mascarilla blanca simple y sin respetar la distancia de seguridad con los informadores, quienes durante la comparecencia sostuvieron sus micrófonos cerca de la boca tapada del gobernante. Al final de su intervención, Bolsonaro dio unos pasos atrás para alejarse unos pocos metros de los periodistas y se quitó la mascarilla a fin de pronunciar unas últimas palabras.

Para la ABI, la actitud del presidente infringió el artículo 131 del Código Penal brasileño que castiga por “transmitir a otros una enfermedad grave de la que se está infectado” o “un acto capaz de producir el contagio”, bajo pena de uno a cuatro años de cárcel y multa.

En días anteriores, Bolsonaro calificó al coronavirus como una simple “gripecita”, por eso acudió a manifestaciones y se paseó varia veces por Brasilia provocando aglomeraciones. Brasil es el epicentro latinoamericano de la pandemia y el segundo país más golpeado por el coronavirus, después de Estados Unidos, al registrar 1,66 millones de contagios y cerca de 67.000 muertes, con 1.254 fallecidos en el último día.

*Con información de EFE

Liberan a equipo periodístico de VPI tv detenido en Chuao
Es la segunda agresión por parte de efectivos de seguridad en contra de periodistas

 

El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) informó este viernes 5 de junio que fue liberado el equipo de prensa de Venezolanos por la Información TV (VPI tv), detenido en horas de la mañana por funcionarios de la Guardia Nacional.

Según el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp), los detenidos responden a los nombres de Luis Patiño (reportero); Jhonatan Bello (camarógrafo); Dangert Zorrilla (asistente) y Óscar Ávile (taxista).

El grupo había sido detenido por la GN mientras se encontraba en las inmediaciones de una estación de gasolina, en Chuao. Los efectivos militares los retuvieron hasta la llegada de una comisión de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

El CNP indicó que a las 11:00 am, 90 minutos después de su arresto irregular, fueron puestos en libertad. Además, les devolvieron sus credenciales laborales.

Este hecho constituye la tercera agresión en contra de los representantes de la prensa en menos de 48 horas. La mañana del 4 de junio, efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana arrestaron a la productora radial y periodista del Circuito FM Center, Carol Romero por estar grabando una protesta en el kilómetro 12 de El Junquito.

En el estado Zulia, el pasado 3 de junio el directivo y conductor de Mágica 93.3 en el estado Zulia, Jorge Cortez, fue excarcelado con régimen de presentación de 45 días por hacer entrevistas en una gasolinera de Ciudad Ojeda.

 

*Con información de El Pitazo y TalCual

Periodismo y libertad de expresión en cuarentena
En Venezuela las vulneraciones a los medios de comunicación, periodistas y trabajadores de la prensa en su derecho a la libertad de expresión y acceso a la información no tienen vacuna.
Entre enero y abril de 2020, el Instituto Prensa y Sociedad, IPYS Venezuela, contabilizó 146 casos de censura y de violación a la libertad de expresión e información en el país. 
Los principales asaltantes a estas libertades fueron los cuerpos de seguridad del Estado y grupos simpatizantes al oficialismo. 

El pasado domingo 3 de mayo se conmemoró el Día Mundial de la Libertad de Prensa, e IPYS Venezuela recordó la importancia del periodismo como un ejercicio fundamental de la libertad de expresión, mediante un reporte publicado en su página oficial. 

Desde que se registró el primer caso de coronavirus en el país, el pasado 13 de marzo, hasta el 30 de abril, cuerpos de seguridad provocaron 27 casos de agresiones a la libertad de prensa, y las detenciones arbitrarias se ubicaron como los ataques más graves y numerosos. 

En los primeros cuatro meses del año, al menos 121 periodistas fueron limitados a su derecho de buscar y difundir información de interés público. En el ejercicio de su profesión, fueron impedidos o agredidos. “IPYS Venezuela también registró 18 casos de detenciones arbitrarias entre enero y abril que cercenaron la libertad de forma temporal, a 23 periodistas, cinco familiares y un defensor de derechos humanos vinculado con el periodismo”, indica el reporte. 

Entre enero y febrero de 2020, los ataques a la prensa estuvieron vinculados con las coberturas informativas realizadas en el Palacio Legislativo y con las actividades organizadas por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. Sin embargo, los incidentes se acentuaron a partir del 13 de marzo, desde que se decretó el Estado de Alarma por la pandemia de la Covid-19. Desde entonces, las fuerzas públicas han ejercido acciones para silenciar la información en Venezuela. 

En solo 49 días, entre el 13 de marzo y el 30 de abril, los cuerpos de seguridad provocaron 27 casos de agresiones a la libertad de prensa. En 15 de estas oportunidades, fueron privados 20 trabajadores de la prensa en Miranda, Vargas, Cojedes, Táchira, Guárico, Apure, Delta Amacuro, Zulia y el Área Metropolitana de Caracas.

 

La organización, adicionalmente, realizó un monitoreo a 51 medios de comunicación tradicionales durante cuatro días y encontró que la escasez informativa predomina en el marco de la cobertura de la pandemia del coronavirus en el país. Puntualizan que “los contenidos sintonizados se limitaron a transmitir comunicaciones oficiales por parte del gobierno de Nicolás Maduro a través de cadenas de radio y televisión, o declaraciones de los principales funcionarios del gabinete oficial”. 

Asimismo, IPYS concluyó que las alocuciones en las que fueron reveladas cifras de coronavirus en el país no se realizaron por fuentes médicas especializadas, sino, principalmente, por tres voceros oficialistas: Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez y Delcy Rodríguez. También otros dirigentes políticos regionales realizaron intervenciones públicaas oficiales, como es el caso de los gobernadores Héctor Rodríguez y Carmen Meléndez. 

El reporte de IPYS también hizo referencia a las incongruencias en las cifras dadas por el oficialismo, a la desinformación en torno al Interferón, a los remedios caseros, y a la censura epidemiológica. 

Con información de: IPYS Venezuela. 

Periodismo en recesión | Día Mundial de la Libertad de Prensa
  • Este 3 de mayo IPYS Venezuela reitera la necesidad de autonomía, independencia, diversidad y pluralidad de voces para garantizar el pleno ejercicio del periodismo en Venezuela, así como el respeto al derecho de los ciudadanos a estar informados sobre los hechos de interés público de manera adecuada, pertinente y oportuna.
  • En el marco de esta celebración, el mandato de la Unesco recuerda que los principios fundamentales de la libertad de prensa constituyen los pilares de la libertad de expresión y también de las sociedades democráticas

 

A PROPÓSITO DEL DÍA MUNDIAL de la Libertad de Prensa, este 3 de mayo el Instituto Prensa y Sociedad Venezuela alerta sobre el aumento de los fenómenos de desinformación y las vulneraciones a la libertad de expresión y acceso a la información pública que han ocurrido entre enero y abril de 2019, las cuales sumaron al menos 244 incidentes que dificultaron el derecho de los periodistas y ciudadanos a difundir y consultar libremente informaciones, ideas y opiniones a través de entornos tradicionales y digitales.

Se trata de un número de limitaciones sin precedentes dentro de ese período y que incluso alcanza el 84% de la totalidad de casos registrados en todo el año 2018, cuando se registraron 266 alertas. En este contexto, se han agudizado las detenciones arbitrarias y las medidas de censura en los medios tradicionales y en las plataformas digitales. Fue así que en lo que va de 2019 la arbitrariedad de las autoridades estatales fue responsable de al menos 45 detenciones arbitrarias a periodistas nacionales y extranjeros.

Los datos del sistema de monitoreo de esta organización también demostraron que la cobertura periodística de los hechos de interés público que ocurrieron el martes 30 de abril sobre la situación política de Venezuela, enfrentó obstáculos que acumularon al menos 22 casos de violaciones a la expresión y de acceso a la información. Estos hechos afectaron a periodistas, medios de comunicación nacionales e internacionales, plataformas digitales y a los ciudadanos en todo el país.

IPYS Venezuela insiste en la gravedad de las prácticas de censura que han impedido a los venezolanos acceder a la información de forma libre e independiente a través de internet, lo cual abre las compuertas de los rumores y la desinformación. Según los registros de esta organización, entre enero y abril de 2019 se han registrado un total de 62 casos de limitaciones a los derechos digitales de los venezolanos. De esta cifra, 28 portales fueron bloqueados durante la cobertura de asuntos de interés público y 14  medios digitales se vieron afectados por estas medidas.

Nos preocupa que estas acciones represivas también se relacionan con las trabas que enfrentaron los periodistas y medios de comunicación durante el 2018, año que cerró con 266 casos de violaciones a la libertad de expresión, según el informe anual 2018 de IPYS Venezuela denominado Periodismo migrante, y en el que el Índice de libertades informativas IPYSve arrojó un promedio global de 61 puntos que dan cuenta de un período de restricciones frecuentes en la cobertura informativa, y que demuestran un retroceso de cuatro puntos en comparación con 2017 y 2016, cuando alcanzaron 65 y 66 de promedio, respectivamente. Puedes leer nuestro informe anual aquí.

Este fue el resultado de una consulta que realizó esta organización con 326 periodistas de 18 estados del país, y que reveló que la opacidad y la violencia fueron las condiciones de mayor riesgo para el periodismo en Venezuela en el 2018. Otros de los desafíos que repercutieron sobre el ejercicio periodístico en el país en ese período fueron la migración, los desplazamientos forzados, prohibiciones de salida del país, migraciones de medios tradicionales a entornos digitales, cierre y contracción en la prensa escrita, así como los abusos de poder y las limitaciones en el acceso a la información pública.

En el estudio, las restricciones al acceso a la información tuvieron una valoración promedio de 35 puntos, que demostró que existen inconvenientes graves en esta categoría, y evidencia que aumentaron los impedimentos para el manejo de los datos oficiales en el país. El componente de seguridad de la medición fue el segundo de mayor riesgo en la medición de libertades informativas al obtener un promedio de 50 puntos, que denotan que hubo limitaciones agudas y frecuentes de esta categoría.

Ante estos riesgos, compartimos el llamado de la Unesco que recuerda que “La existencia de medios de comunicación libres, pluralistas e independientes es una condición indispensable   para el buen funcionamiento de las democracias. El periodismo independiente permite exponer los  hechos a los ciudadanos y que estos se formen una opinión. La libertad de prensa garantiza unas sociedades en las que  impere la transparencia y en las que toda persona pueda acceder a la información. El periodismo independiente  analiza el mundo y lo hace accesible a todas las personas, fomentando la diversidad de opiniones”.

IPYS Venezuela considera que urge mejorar las condiciones de libertad de expresión en el país tanto en entornos digitales como tradicionales, y exhorta a las autoridades del Estado a seguir las siguientes cinco recomendaciones para salvaguardar las libertades periodísticas y el derecho de los ciudadanos a estar informados:

  1. Garantizar, sin demoras, los principios de pluralidad y diversidad en los medios de comunicación y plataformas digitales, para evitar las órdenes de bloqueos y censura.
  2. Mejorar y garantizar el acceso a la información pública y datos abiertos a través de diversas políticas y prácticas estatales.
  3. Asegurar que los periodistas puedan desempeñar sus funciones libremente, sin procesos injustificados, riesgos, amenazas ni presiones.
  4. Implementar de manera urgente protocolos de protección de periodista según las consideraciones de los estándares internacionales y que permitan actuar de manera eficaz y eficiente para que el derecho a la vida, la integridad física y la libertad personal sean efectivamente garantizadas y todas las instancias del Estado respeten y protejan el derecho de toda persona a la libertad de expresión.
  5. Fomentar la libertad para opinar y la difusión de información en las plataformas digitales, y se garantice internet como DDHH.
Editorial: A cuatro años de la censura contra Infobae

 

EL 10 DE OCTUBRE DE 2014, la dictadura militar de Nicolás Maduro ejecutaba otro golpe contra la libertad de expresión. Censuraba a Infobae. Fue por la divulgación de una noticia que molestó al régimen. Desde ese momento, los venezolanos eran un poco menos libres. Libertad que el chavismo le recortaba a su pueblo antes y continuó haciéndolo hasta el presente.

Aquel día, la decisión estuvo en manos de la por entonces ministra de Comunicación e Información, Delcy Rodríguez. Por su persecución a los medios independientes fue premiada: en la actualidad es la vicepresidenta de la República Bolivariana de Venezuela. La funcionaria es uno de los tentáculos de la dictadura que controla todo en un país que sufre una diáspora dolorosa, interminable y sin antecedentes en la región.

En esa jornada de amordazamiento, William Castillo -quien ejercía como presidente de Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel)- justificó la censura: “Siguiendo instrucciones, en razón a graves violaciones a las leyes venezolanas, Conatel ha ordenado el bloqueo del portal Infobae“.

Las “graves violaciones” a las que hacía referencia el vocero del régimen era la publicación de información referente al asesinato del diputado Robert Serra, cuya causa de muerte la dictadura pretendió manipular.

Ayer, la paradoja llegó a su máxima expresión. Fue cuando uno de los mensajeros de la dictadura, Mario Silva -conductor del programa ultrachavista La HojillaTV– falsificó con un grosero Photoshop una supuesta noticia publicada por Infobae. En ella intentaban inculpar al líder opositor Julio Borges por la muerte del preso político Fernando Albán. El régimen utilizaba la credibilidad de este medio para ensuciar a sus opositores.

Albán murió este lunes en dependencias oficiales luego de ser detenido por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN). El bloque de su partido, Primero Justicia, culpó al presidente. “Responsabilizamos a Nicolás Maduro y a su régimen torturador de lo ocurrido. Exigimos la verdad y declaramos que esta dolorosa situación demuestra lo peor de la dictadura: un sistema de muerte que penetra en la conciencia de quienes defendemos la libertad en Venezuela”, dijo mediante un comunicado.

Las Naciones Unidas, los Estados Unidos y el Grupo de Lima -conformado por Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Santa Lucía– pidieron esclarecer de forma urgente el crimen del opositor y una investigación independiente a la que pudiera encargar la dictadura chavista.

Infobae se compromete a seguir informando sobre la dictadura militar de Maduro, pese a todos los escollos que ello represente. Pese al bloqueo. Pese a la censura. Pese a las fake news. Pese a todo.

IPYS Venezuela: Bloqueos a portales son intermitentes, mutan por hora y región

 

El Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS) capítulo Venezuela realizó un nuevo proyecto, denominado Intercortados, para conocer el estado de conexión a 53 portales seleccionados, y los resultados son desoladores.

Los bloqueos, que se vienen documentando desde 2016, son intermitentes y mutan dependiendo de la hora, la región geográfica del país y los proveedores de servicio de internet. Además, se evidenció una diversidad de las modalidades de bloqueos que aumentan los controles y que hacen más difícil sortear la censura.

 

 

Intercortados realizó el estudio en 14 estados del país. Las páginas estudiadas presentaron un funcionamiento intermitente en todas las regiones, aunque la mayor frecuencia se concentró en Táchira, Mérida, Monagas y Caracas.

“Los bloqueos digitales han derivado en una política de control y regulación de la información, a pesar de que las instancias internacionales de Derechos Humanos los clasifican como recursos extremos que sólo deben aplicarse en situaciones excepcionales y mediante un proceso riguroso y transparente de evaluación y notificación del caso”, destaca IPYS Venezuela en su estudio.

Otro de los aspectos que resaltó el estudio de IPYS es que los proveedores privados de internet lideran la censura digital. La empresa Digitel, en las mediciones de 2018, encabezó los resultados de censura digital con una frecuencia de 70% en sus impedimentos para acceder a las páginas, seguida por la compañía Movistar con 69% en su proporción de bloqueo.

Los dos proveedores de internet del Estado –la Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela (Cantv) y Movilnet– presentaron un porcentaje de bloqueo de 45 y 42%.

Medios bloqueados

El Pitazo y el portal informativo NTN24 presentaron un bloqueo casi total, mayor a 90% en los intentos para acceder durante los cuatro días de estudio.

La siguiente página web con mayor censura fue el servicio de televisión por internet VPI TV (Venezolanos Por la Información) con 88% en su proporción de bloqueo.

La Asamblea Nacional el 14 de agosto de 2018 presentó una resistencia institucional frente al tema, al declarar la responsabilidad política de los presidentes de Cantv y Conatel en los continuos bloqueos de medios de comunicación digitales.

Lea la investigación completa en IPYS Venezuela

#TenemosDerechoARespuestas, campaña venezolana por el Día Internacional del Acceso a la Información

 

ESTE VIERNES 28 DE SEPTIEMBRE se celebra el Día Internacional del Acceso a la Información. En Venezuela la opacidad de autoridades e instituciones en temas tan vitales como la salud, la educación y la seguridad, llevó a periodistas de diversos medios digitales a promover la campaña denominada #TenemosDerechoARespuestas.

El 28 de septiembre es conocido también como el Día Mundial del Saber. La Carta Magna venezolana garantiza el derecho de los ciudadanos al acceso a la información de los asuntos que lo afecten en el país, así como a estar informados oportuna y verazmente.

La fecha, que se celebra desde el año 2002, hizo que losportales informativos venezolanos se unieran a la campaña para demandar respuestas a preguntas de interés público. Entre los medios que participaron están Efecto Cocuyo,  Arepita, Clímax, Chigüire Bipolar, Crónica Uno, El Estímulo, El Interés, Bus TV, El Pitazo, Prodavinci, Runrunes y Tal Cual.

En Venezuela no se publican desde hace varios años indicadores económicos como el de inflación, Producto Interno Bruto; pero tampoco el boletín epidemiológico del Ministerio de Salud o la tasa de criminalidad que hay en las regiones.

También la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) y ONG defensoras del derecho a la información y a la libertad de expresión como en Instituto Prensa y Sociedad (Ipys-Venezuela), Espacio Público y Mediánalisis.

La campaña #TenemosDerechoARespuestas busca que los ciudadanos también se hagan preguntas que las autoridades nacionales, regionales y locales -por estar establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (Crbv)- están en la obligación de responder a cada venezolano que lo exija, de forma transparente y oportuna.

Censura informativa provocó cierre de 55 periódicos

 

Más de 55 periódicos nacionales y regionales en todo el país dejaron de circular desde el 2013. Según informes del Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela 39 medios impresos suspendieron la circulación de manera definitiva y otros 16 detuvieron su impresión pero continúan operando.

En este sentido el instituto explicó que la mayoría de los medios impresos se ha reinventado en el formato digital, pero la crisis ha provocado el cierre de 19 de estas empresas periodísticas. Por su parte los periódicos regionales son los que más se ven afectados por la crisis del país.

En los estados Trujillo, Sucre, Portuguesa y Apure no se hacen periódicos y en otros estados, los periódicos que representan a su entidad luchan para poder seguir circulando. Muchos han reducido sus páginas, otros han rebajado sus ediciones diarias a semanarios, o recurrieron a medidas drásticas, solo informan desde sus versiones web.

El 2017 fue el inicio de mayor declive para los medios. De 26 periódicos que anunciaron la suspensión de sus publicaciones, solo han podido regresar 19. El instituto informó que 14 diarios han debido cambiar su periodicidad para ahorrar materia prima.

Este mes se registaron varias protestas a nivel nacional del gremio periodístico por las limitaciones que han tenido a la hora de ejercer su trabajo, justo cuando se cumple un año de la insistencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que se mantenga el derecho a la información y la libertad de expresión desde los medios del país.