observación archivos - Runrun

observación

Carlos Dorado Ene 28, 2018 | Actualizado hace 2 años
¡No te rindas! por Carlos Dorado

insistir

 

Me parece que recién ayer era joven. Sé que los viví, pero todos los días me pregunto: ¿a dónde se fueron los años de mi juventud?; la vejez lo toma a uno de sorpresa. Un buen día la tienes delante y te preguntas. ¿Cómo llegamos tan rápido aquí? Pareciese que el tiempo nos tomó desprevenidos con el paso de los años, y siempre creíamos que la vida era muy larga, y nos estamos dando cuenta que ya comenzamos a visualizar la meta de llegada.

Los amigos ya están comenzando a retirarse, y están teniendo más canas, más barriga y menos pelos. Ya nos movemos más lento, y salimos caminando, cuando antes lo hacíamos corriendo.  Algunos están en mejor forma, otros peor, pero todos hemos cambiado.  La edad comienza a sentirse y a notarse. Ya somos aquellas personas mayores, que nunca pensamos que algún día lo seríamos.  

¡Parece mentira! Parece que fue ayer, pero ya estamos en la fase de observación. Observando las viejas pasiones  que se alejan, observando como los viejos impulsos ya no nos zarandean, observando lo que antes ni siquiera veíamos. Observando el final.

Hemos entrado en esta nueva etapa de la vida, sin preparación alguna para sufrir los dolores y achaques que comienzan a asomarse, y ya notamos la pérdida de fuerza o habilidad para ir y hacer las cosas que de nuevo quisiéramos hacer.

Ya comenzamos con cada día que pasa, a parecernos más a nuestros padres. Ya comenzamos a ser repetitivos, a hablar más del pasado que del futuro. Ya no somos curiosos como antes, y ya no queremos sorpresas ni que nos sorprendan. Ya la soledad comienza a acompañarnos con mayor frecuencia cada día. Ya no aprendemos, vivimos de lo aprendido. Ya no miramos, sólo observamos. Ya no vivimos de la esperanza, sino del recuerdo. Ya no entendemos a los jóvenes, pero no nos damos cuenta que ellos tampoco nos entienden a nosotros. Ya cambiamos el entusiasmo por la pasividad.

Llegamos a esta etapa de nuestras vidas, donde tenemos mucho que decir, pero a nadie le interesa. Tenemos mucha experiencia, pero poca creatividad. Donde el entusiasmo lo sustituimos por la indiferencia. Donde el sueño de creer en imposibles, se convierte en el despertar de no lograr ni lo posible. Donde, de esa lista tan larga de creencias, cada año se va borrando inexorablemente cada creencia, hasta dejarnos prácticamente sin lista.

La vejez, es ese enemigo que irremediablemente siempre terminará ganándote la batalla. ¡Sólo es una cuestión de tiempo! Sin embargo, todos soñamos con llegar a viejos, porque entendemos que es el único medio para vivir más tiempo.

Hemos tenido mucha suerte al haber llegado hasta aquí. Pero la nostalgia, los recuerdos, la tristeza nos van invadiendo poco a poco, al saber que la fiesta se está terminando, a pesar de que hace tiempo que hemos dejado de bailar. Recordamos dónde hemos ido, qué hemos hecho; pero sabemos que no volveremos a ir, y no lo volveremos a hacer.

Y quizás más de una tarde en nuestra soledad, leyendo en ese sofá que ya forma parte de tu vida, tratando de “pasar el día”,  tal vez nos volvamos a quedar dormidos, mientras leemos un poema de Mario Benedetti:” No te rindas, por favor no cedas, aunque el río queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños”.

Despertamos, lo leemos de nuevo, y nos quedamos pensando: ¿a dónde se fueron los años de mi juventud?, ¿Cómo llegamos tan rápido aquí? Mientras te repites a ti mismo: ¡No te rindas! ¡No te rindas!

[email protected]

Red de Asamblea de Educación solicitó acreditación para observar proceso de recolección del 20% para el revocatorio

observacion-electoralasambleadeeducacion

 

La Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación solicitó al Consejo Nacional Electoral (CNE) la acreditación para que sus miembros puedan tener acceso, en calidad de observadores, a los centros en todo el territorio nacional durante la jornada de recolección del 20% de manifestaciones de voluntad para activar el revocatorio presidencial, informó José Domingo Mujica, directivo de esta organización.

La Red, integrada por ciudadanos independientes, provenientes en su mayoría de universidades e instituciones educativas, con el objetivo de servir de organismo de observación nacional , se propone activar un operativo de alcance nacional durante los días 26, 27 y 28 de octubre, con la finalidad de dar seguimiento al cumplimiento de las normas y procedimientos establecidos, en resguardo los derechos del ciudadano.

Mujica indicó que se espera para los próximos días la acreditación oportuna para sus representantes en las diferentes entidades del país, para que, como en ocasiones anteriores, los miembros de la Red cuenten con credenciales de identificación que les autorice el ingreso en cada centro de recolección de firmas y huellas dactilares.

*Con información de nota de prensa

MUD:

JesúsChuoTorrealba_

El Comando Venezuela Unida aseguró que la actitud del oficialismo ante la visita de los eurodiputados del Parlamento Europea demostró que “al gobierno le da urticaria” la observación internacional.

El jefe de campaña,  Jesús “Chúo” Torrealba, aseveró que en las parlamentarias habrá observación “lo quiera o no Tibisay Lucena y su jefe Nicolás Maduro”.

Confirmó que la oposición buscará la forma de invitar a los eurodiputados, ya sea por la via formal (Parlamento Europeo) o como representantes de algún bloque político, como la Internacional Socialista.

Torrealba aclaró que tras las señales de preocupación del Tribunal Superior Electoral de Brasil y de la Comisión Electoral de Uruguay, la misión de Unasur que visite Venezuela el 6D será distinta.

“Ante una crisis política emergen escenarios. Ya Unasur no es el bloque monolítico que solía ser, se ha tomado distancia del Diosdado-madurismo. La Unasur que va a venir no tendrá un cariz pro oficialista, no va a venir por pura alcahuetería”

 

 

Sobre DDHH

Consultado sobre el derecho de palabra que el presidente Nicolás Maduro solicitó en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el portavoz de la Mesa de la Unidad dijo que los venezolanos le agradecerían más al mandatario que hable sobre esa situación, por ejemplo, en el estado Guárico. Torrealba aludió así a la destitución de un general de brigada del Ejército, que se desempeñaba como secretario de seguridad de la Gobernación de Guárico, por presuntos nexos con la banda delictiva que dirige “El Picure”. Añadió que ese es “un tema escandaloso” porque el gobernador de Guárico es el capitán de navío Ramón Rodríguez Chacín “experto en inteligencia y contrainteligencia”.

También ante una pregunta sobre la denuncia del Gobierno de una presunta incursión de un avión de EE.UU. en territorio nacional, Torrealba dijo que la MUD mantiene una sola posición ante cualquier violación de la soberanía nacional, y es rechazarla, como lo han hecho antes, recalcó “con la incursión de la dictadura cubana en el control de la Identificación y el control de los puertos”.

En el caso de la visita de una “misión exploratoria” de eurodiputados a Caracas, el dirigente de la Unidad dijo que todavía hay tiempo para que una misión oficial de la diputados europeos venga a Venezuela, debidamente acreditados. En caso de que no se logre la acreditación como observadores, afirmó que de todos modos, esos representantes del viejo continente vendrán para los comicios del 6D.

Torrealba señaló que la MUD no les pidió llevar el mensaje de la alianza, “sino contar su experiencia”. Recordó que el Gobierno se negó a sostener un encuentro con los eurodiputados y que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, dijo que no los recibiría.

“Jamás recibiré a alguien que se vaya por el mundo a denigrar y atacar a nuestro país, no son bienvenidos por lo menos para mí”, dijo en su programa de televisión Con el Mazo Dando.

 

*Con información de El Nacional Y El Universal

Rector del CNE: Ausencia de Unasur no es una buena señal

LuER

 

Luis Emilio Rondón, rector del Consejo Nacional Electoral, expresó su preocupación por las advertencias del Consejo Electoral de Unasur y del Tribunal Superior Electoral de Brasil de que no participarán como observadores en las parlamentarias del 6-D alegar “falta de garantías y transparencia” para el trabajo de la misión. Agregó que restringir la observación o el acompañamiento limita la auditabilidad del sistema electoral.

Opinó que las ausencias de estos organismos en las auditorias, previas a la elección, no son una buena señal para garantizar tranquilidad, pero aclaró que a pesar de eso se han realizado satisfactoriamente.

Rondón aseguró que aún hay tiempo de ampliar la observación o acompañamiento con misiones de la Organización de Estados Americanos, la Unión Europea y otros expertos nacionales e internacionales.

Añadió que el CNE debe facilitar el trabajo de los invitados: “No se puede inferir que las misiones internacionales pueden participar en nuestro proceso ‘como sea’, todo lo contrario hay que garantizarles condiciones idóneas para hacer un trabajo ajustado a los estándares, tratados internacionales y nuestra legislación no solo para cumplir los aspectos técnicos del proceso, sino también para calibrar el ambiente electoral que se desarrolla en la campaña, porque actores políticos pudieran estar interesados en desmovilizar al electorado y exacerbar el ventajismo electoral”.

Implosión. El Comando Venezuela Unida afirmó que la presidente del CNE, Tibisay Lucena, se equivoca al seguir negando la observación calificada.

Timoteo Zambrano, coordinador del equipo de Relaciones Internacionales del comando opositor, señaló: “Con esa actitud de no responder a la Unasur sobre sus propuestas concretas en el área técnica de la misión, ha dividido al organismo. Lucena implosionó la misión de acompañamiento que ella misma había invitado”.

Coincidió con Rondón en que aún hay tiempo para que haya una observación decente en las parlamentarias y agregó que solo una misión de Unasur no es suficiente porque no tendría la competencia técnica necesaria. “Además de Unasur, quizá un acuerdo con la OEA y la ONU podría reforzar la observación de Unasur, de manera que no solo sea algo político, sino que se incorporen expertos técnicos. Se puede establecer una fórmula mixta”, dijo.

Zambrano aclaró que no debe ser incumbencia de Lucena si la MUD tiene cómo pagar 500 observadores invitados por su cuenta y aseguró que  la competencia del CNE se limita a acreditarlos: “Nosotros no le estamos pidiendo presupuesto a ella. Tampoco le corresponde autorizar al Parlamento Europeo”.

Cancilleres de Unasur aprueban la misión para las parlamentarias

Unasur

Los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) aprobaron la misión que ese organismo desplegará en las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre, informó hoy a Efe una fuente del bloque suramericano.

En un comunicado, el organismo subrayó que “esta decisión ratifica la confianza en las misiones electorales que viene desplegando la Unasur para fortalecer la democracia desde hace varios años”.

El secretario general de la Unasur, el expresidente de Colombia Ernesto Samper manifestó que la misión “representa la oportunidad para que los millones de venezolanos decidan por ellos mismos, a través de la escogencia de sus voceros en la Asamblea, el curso que desean para su país en los próximos años”.

En declaraciones a Efe, Samper explicó que la misión será de carácter técnico, que actuará en varias ciudades de Venezuela y que estará integrada por unas 50 o 60 personas que dispondrán “de una total libertad de movimiento”.

“Yo creo que en un par de semanas ya se puede hacer el despliegue de la misión”, dijo, e indicó que ahora comienza la parte operativa que regulará la inmunidad, los privilegios y otros aspectos.

El exmandatario de Colombia destacó “la gran responsabilidad” que tiene la Unasur “de ser el organismo multilateral más importante que estará participando, acompañando y observando las elecciones de Venezuela”.

Pero antes de la aprobación anunciada hoy era necesario un “consenso previo” acerca de “las reglas de juego” que orientarán a la misión electoral, precisó.

Ese consenso “fue bastante arduo” porque los países de la unión suramericana “pidieron garantías, cláusulas de transparencia, en fin, fue un proceso muy dispendioso”, agregó el secretario del organismo, quien consideró que el resultado alcanzado ha quedado “muy a la altura de las circunstancias que actualmente se viven en Venezuela”.

La Corte Electoral uruguaya (CEU), que preside el Consejo Electoral de Unasur, al ser Uruguay el país que ocupa la presidencia de turno del organismo, advirtió el pasado 30 de octubre que “el sentido” de la misión estaba “en riesgo”.

Fuentes oficiales explicaron entonces a Efe que la CEU resolvió que ante “la proximidad de las elecciones”, la “demora y el agotamiento” de los plazos para la aprobación de la misión habían puesto “en riesgo” el sentido de la misma “en cuanto a su eficacia y resultados”.

Según fuentes del proceso electoral, la Unasur envió una carta a los cancilleres del bloque y les urgió a buscar el necesario consenso para aprobar la misión, ante la necesidad de dar muestras de cohesión regional y por la importancia para Venezuela y para la región de que las elecciones se celebren bajo la mirada del organismo suramericano.

Además, el pasado 20 de octubre el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil anunció que declinaba participar en la misión por falta de respuesta de las autoridades de Venezuela sobre las garantías para una “observación objetiva e imparcial” y por un supuesto veto impuesto por ese país al jurista Nelson Jobim como líder de la misión.

En su cuenta de Twitter, Unasur aseguró tres días después que el jurista brasileño Nelson Jobim no había sido vetado.

Samper indicó hoy a Efe que es ahora cuando comienza el proceso de designación de los responsables de la misión.

“Mientras que no estuviera conformada oficialmente la misión no se puede hacer consultas formales para representante, pero supongo que mañana comenzarán ya los cancilleres a hacer las respectivas consultas”.

Sobre la denuncia de supuesto veto a Jobim, el responsable de la Unasur consideró que “fue un lamentable malentendido. No hubo ningún tipo de rechazo a ningún nombre antes y no lo podía haber porque, simple y sencillamente, el proceso de consulta comienza hasta hoy, que es cuando oficialmente empieza la misión”, señaló.

El exgobernante agregó que los procesos por consenso, que es la modalidad decisoria que se emplea en la Unasur, son siempre difíciles, ya que “hay diferencias y hay que conciliar diferencias y hay que hacer concesiones”.

“Es un proceso que tarda mucho más que aplicar unas simples mayorías, pero que garantiza que la unión va como un solo bloque a respaldar el certamen electoral” en Venezuela.

Corte electoral de Brasil descarta observación en elecciones parlamentarias

cnee2

 

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil, que integraría la misión de la Unasur para las elecciones parlamentarias en Venezuela, informó hoy que declinó participar por la falta de respuesta de las autoridades del país sobre las garantías necesarias para una “observación objetiva e imparcial”.

En un comunicado, el TSE atribuyó su decisión a la demora de Venezuela en responder a una serie de garantías exigidas y también a la supuesta negativa a que el jurista Nelson Jobim, exministro de Defensa y de Justicia y expresidente de la Corte Suprema de Brasil, estuviera al frente de la misión.

“El TSE buscó, durante los últimos dos meses, contribuir para que la misión de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) pudiese ejercer un trabajo de observación objetivo, imparcial y amplio”, indica el documento.

“También se empeñó en asegurar que la misión de Unasur estuviera dirigida por una personalidad pública con amplio conocimiento de las lides electorales y de reconocida imparcialidad, por lo que sugirió a Nelson Jobim (…) La sugestión fue aprobada por la Presidencia de la República de Brasil y, aunque Jobim tuvo amplio apoyo entre los miembros de la Unasur, fue ignorado en la decisión final sobre la jefatura de la misión, por un supuesto veto de las autoridades venezolanas”, indicó el tribunal.

La nota dice que el TSE también “procuró contribuir para que la misión fuese regida por un acuerdo entre la Unasur y el Consejo Nacional Electoral de Venezuela que permitiese observar las diferentes fases del proceso y verificar si las condiciones institucionales vigentes aseguran equidad en la disputa electoral”.

Sin embargo, afirma que “la demora del organismo electoral venezolano en pronunciarse sobre la versión revisada de ese acuerdo hizo que la misión no pudiese acompañar una auditoría del sistema electrónico de votación”.

La demora, según el TSE, también impidió “iniciar la evaluación de las garantías” relativas a la “equidad en la contienda electoral, lo que, a menos de dos meses de las elecciones, hace inviable una observación adecuada”.

OEA:

Francisco-Javier-Guerrero22

 

La última vez que la Organización de Estados Americanos desplegó una Misión de Observación Electoral en Venezuela fue en 2006 para las presidenciales. Desde entonces, han transcurrido ocho procesos comiciales en los que el Consejo Nacional Electoral dejó de invitar a organismos internacionales como la OEA, la ONU y la UE.

El secretario de asuntos políticos de la OEA, Francisco Javier Guerrero, planteó la dificultad de que los organismos de observación internacional asistan a los procesos electorales en el país como “acompañantes”, figura incluida en la Ley Electoral venezolana desde 2010. El acompañamiento, indicó, hace imposible para las misiones dar declaraciones sobre el proceso, y sella a nivel gubernamental cualquier informe. Lo que va en contra de la normativa de las instituciones que brindan observación.

Aunque por el momento no vendrán, Guerrero destacó la autonomía de las misiones de la OEA, que pueden emitir declaraciones en caso de que registren irregularidades, así como la importancia de qué piensan los venezolanos sobre el rechazo del gobierno a que participen estos observadores.

—¿Cuál es la importancia de la observación internacional en los procesos electorales?

—Las misiones de observación electoral de la OEA permiten apoyar el fortalecimiento de las instituciones y de los procesos electorales de los Estados miembros del organismo. Al tener un alto grado de profesionalismo e independencia en su acción, son reconocidas internacionalmente como una garantía de ecuanimidad.

¿Es una injerencia en los asuntos internos de un estado la observación internacional?

—Por el contrario. Las misiones de observación electoral de la OEA se despliegan a petición de los Estados miembros. Desde 1962 la organización ha observado más de 220 procesos comiciales en 26 países de la región. Solo en 2014 y lo que va de 2015 hemos desplegado 20 y estaremos realizando otras antes de fin de año.

¿Tiene algún ejemplo en el que la observación internacional haya sido determinante?

—Las misiones que despliega la organización tienen un importante papel en la región. El objetivo con el que se plantean, se diseñan y se implementan no es “ser determinante”, sino apoyar el fortalecimiento de los procesos electorales y las instituciones a través de una mirada integral. En ese contexto pueden llegar a ser determinantes. Por ejemplo, el año pasado en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de El Salvador, los resultados fueron muy estrechos. Durante el escrutinio final, proceso mediante el cual se contabilizan los resultados acta por acta, uno de los partidos políticos decidió retirar a sus representantes.

Dada esta situación, el Tribunal Supremo Electoral solicitó los buenos oficios de la Misión de la OEA para que este partido volviera a formar parte de las mesas de trabajo del escrutinio. El partido retornó y el proceso electoral siguió su curso de forma normal y culminó con la proclamación del actual presidente.

¿La presencia de observadores internacionales corre el riesgo de responder a los intereses de un gobierno, sobre todo si este determina quiénes pueden asistir?

—Las misiones de la OEA realizan su trabajo de manera autónoma. No reciben dinero del país que las invita y firman dos acuerdos con el gobierno para garantizar la independencia de la observación. Se firma, por un lado, un acuerdo sobre los privilegios e inmunidades para los observadores a través del cual se establece que los miembros de la misión gozan de inmunidad contra todo procedimiento judicial. Por el otro, se suscribe un convenio de procedimientos para garantizar que la misión obtendrá toda la información y los accesos necesarios para elaborar sus recomendaciones. Dada esta autonomía, las misiones de la OEA determinan dónde y cómo realizarán su observación, de acuerdo con las normas de la propia organización. Después de las elecciones presentan un informe ante los Estados miembros, que es público y accesible.

La legislación electoral venezolana permite el “acompañamiento internacional”, ¿cuál es la diferencia con la observación?

—Las misiones de acompañamiento, como su nombre lo indica, están presentes en las actividades y en los sitios a los que la autoridad electoral nacional los conduce con presencia de algún representante de esa autoridad, que en Venezuela sería el CNE. Las misiones de acompañamiento no pueden emitir declaraciones. Su informe es privado y se presenta ante la autoridad electoral exclusivamente, que decide el uso que le dará. Las misiones de observación electoral de la OEA determinan qué aspectos del proceso observan y dónde despliegan a sus observadores. Los reportes e informes son públicos.

Semanas después de la elección se presenta un informe ante el Consejo Permanente de la organización. Cuando el o la jefa de misión observa algún aspecto que le preocupa, puede hacer declaraciones públicas al respecto.

¿Han solicitado ser observadores en las parlamentarias del 6-D?

—Como ya expresó el secretario general, Luis Almagro, nuestro ofrecimiento está vinculado con dar las máximas garantías de transparencia, equidad e imparcialidad para que después nadie tenga que objetar nada, que nadie tenga que protestar respecto a ningún tema del 6-D. Las garantías que puede dar la OEA son muy fuertes y creo que estamos en condiciones de hacer un aporte sustancial a la paz y a la estabilidad de la sociedad en Venezuela. Hemos recibido solicitudes de la sociedad civil y de varios partidos de la oposición, las entendemos y apreciamos, y nos gustaría poder atenderlas, porque sentimos que esa es nuestra responsabilidad.

¿Qué opinión tiene sobre la negativa del gobierno venezolano de aceptar la observación internacional?

—Lo importante es qué piensan los venezolanos. Somos la organización que más misiones ha desplegado en la región durante más de medio siglo y tenemos un departamento específicamente dedicado a este tipo de misiones con un alto grado de capacidad técnica.

Las misiones tienen los estándares más altos reconocidos inclusive fuera del hemisferio, como demuestra que países de Europa del este y África han solicitado asistencia de la OEA en estos temas.

 

MUD: Sin observación internacional calificada no habrá acuerdo para aceptar resultados electorales

chuo!

 

El desabastecimiento es violencia contra el pueblo; la inseguridad generalizada es violencia contra el pueblo; la persecución contra todo aquel que disiente, sea opositor o ex oficialista, es también violencia contra todos los venezolanos. Tras 17 años de esa violencia, lapso en que el poder dispuso del control absoluto de todas las instituciones y de sumas de dinero inimaginables por los altos precios internacionales del petróleo, Venezuela se encuentra hoy en medio de una crisis tan profunda como peligrosa.

Construir una solución pacífica, constitucional, democrática y electoral a esa crisis es la estrategia de la Unidad Democrática.  No ha sido fácil.  Para lograr algo tan elemental como la fecha de las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre los venezolanos tuvimos que hacer protestas, movilizaciones y hasta huelgas de hambre.

Conseguir que tales comicios cuenten con observación internacional calificada aun es materia pendiente, por la inexplicable resistencia gubernamental a un escrutinio ordinario en cualquier democracia funcional e indispensable en una situación crítica como la venezolana, en la que es fundamental que el resultado electoral este rodeado de todas las garantías posibles y deseables.

Es así como vamos a las elecciones del próximo 6 de diciembre: Con líderes opositores encarcelados y exiliados; con grupos irregulares realizando ataques a policías civiles usando para ello material de guerra cuya importación, almacenamiento y custodia es competencia exclusiva del gobierno; con estudiantes sometidos a juicios írritos; con extensas zonas del país militarizadas bajo la figura de “estados de excepción” sin que haya conflicto externo o interno que lo justifique. Aun así la Unidad Democrática acude a los comicios del próximo 6 de diciembre, precisamente porque queremos construir una salida PACÍFICA a la actual crisis, y porque ese es el clamor de la determinante mayoría de los venezolanos que, en la calle y en TODOS los sondeos de opinión, plantean la necesidad urgente de un cambio de verdad en democracia y libertad.

Para que la paz sea posible, la voz del pueblo debe expresarse. Y para que esa expresión sea libre debe estar rodeada de algunas condiciones y garantías: El gobierno debe cesar de inmediato la utilización de los recursos del Estado (desde dinero y vehículos hasta la realización de “cadenas” y el uso ventajista de los medios de comunicación oficiales, pasando por la movilización compulsiva de los empleados públicos) en su campaña electoral; debe permitirse la participación de observadores electorales de organismos internacionales con experiencia y capacidad instalada en la materia (OEA, ONU, Unión Europea); debe evitarse la movilización de grupos irregulares pro-oficialistas que el día de los comicios violan la prohibición de porte de armas, la prohibición de hacer propaganda política y hasta la prohibición de consumo de bebidas alcohólicas ese día, acosando a los testigos y miembros de mesa opositores y amedrentando a los votantes; Debe evitarse la perniciosa práctica de las “prórrogas” irregulares que extiende la jornada electoral hasta la noche, cuando al amparo de las sombras se exacerban los abusos y el ventajismo; debe evitarse el funcionamiento de centros de votación en locales partidistas, centros de dádivas oficialistas y cualquier tipo de local que no ofrezca las condiciones de equidad necesarias. En resumen: Debe cumplirse la Ley y la Constitución, que es el verdadero “acuerdo” y marco de acción de los actores sociales y políticos, el pacto de convivencia que permite la paz.

Que estas y otras garantías electorales, violadas a lo largo de los últimos 17 años, sean en esta oportunidad respetadas por quienes detentan por ahora el poder, será el resultado no de un acuerdo palaciego sino de la organización y movilización del pueblo venezolano y de la actitud vigilante de la opinión pública internacional. Los abusadores llegarán hasta donde el país y el mundo lo permitan. En ese sentido, la Unidad Democrática reitera ante los venezolanos y ante la opinión pública internacional su compromiso: lucharemos por la paz. La paz será consecuencia del respeto a los resultados electorales, y este reconocimiento a su vez será consecuencia del respeto a las reglas del juego democrático establecidas en la Constitución y la Ley.

El señor Nicolás Maduro en días recientes ordenó públicamente al que debería ser un “poder independiente” la redacción de un “acuerdo de respeto a los resultados electorales”. Pocos días después el CNE complació al también presidente del PSUV, actuando no solo con obsecuencia sino con una rapidez pasmosa, toda vez que la Mesa de la Unidad Democrática, en comunicación enviada hace mas de cuatro semanas, nuevamente requirió de ese organismo garantizar una serie de condiciones que –al preservar la equidad y transparencia del proceso electoral- permitan a todos el posterior reconocimiento de sus resultados, contribuyendo así de manera real a recuperar la hoy perdida paz de la República.

Como consecuencia de esa “orden” presidencial fuimos “convocados” hoy a las 2:30pm para la firma de un “acuerdo”, cuyos términos no conocemos y en cuya redacción no participamos. “Acuerdo” no es “imposición”. Sólo el militarismo enfermizo y el talante autoritario puede confundir una cosa con la otra. Por eso no asistiremos a ese acto. Pero como somos firmes defensores de la paz y de la libre expresión del pueblo, hemos consignado un proyecto de acuerdo con los puntos que ya hemos señalado como indispensables (entre ellos, de manera destacada, la observación internacional
calificada). Esperamos que el gobierno y sus agentes electorales conozcan este proyecto, lo estudien, lo discutan y podamos entonces intentar la construcción de un acuerdo definitivo y plural. El texto de este proyecto estará en la página web de la Unidad, www.unidadvenezuela.org, para conocimiento de todos los ciudadanos.

Hoy las fuerzas del cambio democrático somos amplia mayoría. Eso puede constatarse en la calle y en TODAS las encuestas.  Por ello estamos obligados a declarar ante los venezolanos y ante el mundo que la Unidad Democrática respetará la genuina expresión del pueblo, y además OBLIGAREMOS al gobierno a respetarla.  Y lo haremos con el instrumento que la Constitución establece como derecho ciudadano:  la movilización pacífica y contundente de un pueblo decidido a cambiar.