lorent saleh archivos - Runrun

lorent saleh

Entrevista | Lorent Saleh: Confío en mis hermanos de la generación de 2007
Lorent Saleh y Rosmit Mantilla se reencontraron en París para denunciar violaciones a los DDHH 
Los activistas de Derechos Humanos confían en la presidencia encargada de Juan Guaidó para traer el cambio en Venezuela

CUANDO ROSMIT MANTILLA SALIÓ DEL SEBIN, en noviembre de 2016, Lorent Saleh se preguntó “¿por qué yo no?”. Casi tres años después están los dos juntos en París, compartiendo la misma pantalla en una llamada por Skype, para una entrevista con Runrunes.

Los dos sentados uno al lado del otro y vestidos de camisa con colores oscuros, dan cuenta del cansancio por el ajetreo de la semana que los hizo reunirse con diferentes personalidades del mundo político de Francia, exponer la crisis venezolana ante el Senado, encontrarse con activistas de Amnistía Internacional y con parte de la diáspora venezolana.

Su propósito es denunciar las violaciones a los Derechos Humanos de las que fueron víctimas mientras estuvieron detenidos en el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en Caracas y de lo que otros de sus compañeros sufren.

Rosmit Mantilla, diputado de Voluntad Popular, estuvo preso desde el año 2014 hasta 2016, acusado por el Gobierno de Nicolás Maduro de financiar las protestas estudiantiles. Lorent Saleh  también estuvo preso desde 2014 hasta 2018, acusado igualmente por el régimen de Maduro, de recibir entrenamiento paramilitar y planificar atentados en Venezuela desde Colombia. 

Lorent Saleh destaca, con su voz calmada, que no es lo mismo hablar de cifras que contar de primera mano todo lo que sufren. Mantilla agrega que tratan de convencer que “estamos en una dictadura a través de la narrativa de la tortura como política de Estado. Explicamos desde nuestra vivencia, la práctica de tortura, cómo ocurre, de que no son hechos aislados, de que es política de Estado”, agrega Mantilla.

Insistieron ante los políticos franceses que la crisis venezolana no es algo de “derecha o izquierda”, que es un tema de emergencia humanitaria. Al mismo tiempo le dan su voto de confianza a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela y confían en el trabajo de la dirigencia opositora, especialmente de la llamada generación 2007.

– ¿Cómo fue el reencuentro entre ustedes dos?

Lorent: La última vez que nos vimos yo estaba encerrado en la celda, Rosmit estaba castigado. Cuando sales de prisión o despides a alguien los sentimientos que se cruzan en ese instante son muy fuertes. Está la gente que se queda ahí, y del otro lado de la reja es la alegría de que tu amigo va a poder estar con su familia, pero también está el “por qué yo no”. Después decir qué miserable soy, porque es cuestionar y por qué yo no. Es duro y ahí no importa si es preso político o común, ahí hay humanos que sufren.

Encontrarnos a miles de kilómetros y ver que a pesar de lo que nos hicieron no nos quebraron y que seguimos adelante, es bonito.

Rosmit: Hay un tema asertivo muy importante, en mi caso por supuesto defiendo a todos los presos políticos, pero hay afectos. Ahora después de ver a Daniel (Ceballos) y a Lorent puedo decir que me siento en libertad.

– ¿Seguirán trabajando juntos o cada uno tiene agendas distintas?

Rosmit: Las dos cosas. Habrá compromisos por individual, yo soy activista LGBT, cada uno desde su terreno. Ahora me doy la mano con Lorent para trabajar en algunas cosas, por ejemplo, una de nuestras peticiones al Senado es que Francia impulse ante la Corte Penal Internacional (CPI) la investigación preliminar en contra del gobierno de Nicolás Maduro. Francia tiene competencia para juzgar a Nicolás Maduro por tortura. Eso vamos a comenzar a trabajarlo desde ya.

– Quería aclarar ese punto sobre Francia y que juzgue crímenes de lesa humanidad fuera de su territorio ¿Cómo se aplicaría en el caso de Venezuela?

Rosmit: Francia solo tiene jurisdicción para procesar delitos de tortura. Mi caso es como una punta de lanza porque yo soy protegido de esta República. Hay que seguir investigando con los abogados para poder plantear estos casos.

Lorent: Hay tres puntos importantes con Francia. El primero es que nos ayuden a impulsar la investigación ante la CPI. Estamos pidiendo ir un poco más allá y que nos ayuden a hacer presión. Lo otro es ejercer la justicia universal, quizás puedan juzgar crímenes de torturas, como el caso del diputado Rosmit. Además queremos el apoyo de la Asamblea de Francia para la Asamblea Nacional de Venezuela que está en grave peligro.  

– ¿Creen que la diáspora venezolana debe participar más en la política de esos países donde están para poder ayudar a Venezuela?

Lorent: La diáspora ha sido clave en mover la conciencia internacional. Hay que reconocer y reivindicar el trabajo de la diáspora, porque ha habido venezolanos en todo el mundo denunciando lo que pasa, incluso desde que llegó Chávez. Lo que debemos lograr es sacar el tema de Venezuela del marco de derecha o izquierda, porque la situación no es tan simple, es un asunto de emergencia humanitaria.

Estamos frente a una corporación criminal que ha secuestrado los poderes del Estado venezolano para desde ahí promover toda su accionar ilícito. Porque no estamos peleando solo contra Maduro y contra Diosdado, estamos peleando contra Rusia, Irán, Turquía, Cuba, Corea, el ELN, Hezbolá, el narcotráfico. Es bien complejo.

Rosmit: Tuvimos una sorpresa grata en el Senado y es que los senadores de mayoría republicana, que pensaba que no era de su interés, estaban al tanto en detalle de lo que ocurre en Venezuela. Eso habla del cambio de mirada de la comunidad internacional hacia Venezuela. Ha habido un cambio de conciencia que lo trajo la diáspora. Es un trabajo magnífico en torno a esto.

– Cuando hablan con los políticos sobre el tema de Venezuela, incluyendo el narcotráfico, ¿Cuál ha sido la respuesta?

Lorent: Hay cosas que cuesta entender desde un sistema democrático y de Estado de derecho, pero hay una preocupación real. Ciertamente queda mucho trabajo por hacer de investigación y análisis. Esa es otra parte del trabajo que no es visible y que ocupa la gran parte del tiempo. Es documentar, investigar, analizar, estructurar, darle seriedad a cada denuncia. Eso es un trabajo fuerte, que hacen muchas personas que están allí junto a nosotros trabajando.

Lorent, ¿Tiene aspiración para ejercer un cargo político?

No, estoy enamorado de los derechos humanos. De repente lo que para un dirigente político significa ganar un espacio en la Asamblea Nacional, es para mi lo que significa llegar a la ONU y sentarme con Bachelet. Ambas importantes para el juego democrático. Me siento muy feliz defendiendo los Derechos Humanos. Creo que es donde mejor puedo aportar. Confío en el trabajo que está haciendo buena parte de la dirigencia política venezolana. Hay dirigentes buenos, nobles, comprometidos con la democracia. La generación 2007 ha estado ahí. Confío en mis hermanos, lo que pueda hacer por ellos, voy a estar y lo que yo pueda hacer en materia de Derechos Humanos, los voy a llamar para que me ayuden también.

– Aparte de la representante diplomática en Francia, ¿Se han reunido con otros representantes diplomáticos de Juan Guaidó? ¿Cuál es su situación?

Lorent: Sí, en mi caso por el trabajo que me ha tocado hacer y por un compromiso con el gobierno de transición de Juan Guaidó. La situación es difícil porque por un lado tienen que enfrentarse al poderío diplomático de Rusia, China y Cuba. Sumar los representantes de Maduro y escuchar las necesidades de cada uno de los venezolanos que llegan a esos países.

Los embajadores quieren hacer más pero todavía no se dan las condiciones. Es duro el trabajo que hacen. Creo que Isadora (Zubillaga, representante diplomática en Francia) es un hermoso ejemplo de lo que es un trabajo exterior de altura y seriedad.

Rosmit: Quiero agregar que el trabajo de Isadora simplemente es una gran muestra de quienes conforman el equipo de Gobierno del presidente Guaidó. Un gobierno profundamente democrático, que evalúa todas las alternativas democráticas que ofrece el sistema de justicia internacional para lograr el cese de la usurpación.

– Pero ¿Cómo evalúan la dualidad de estos Gobiernos que reconocen a los representantes diplomáticos de Guaidó pero que al mismo tiempo se reúnen con los diplomáticos de Maduro?

Lorent: Una cosa es la política exterior y otra la política nacional. No se puede pretender llevar la política exterior como una campaña para la gobernación de Yaracuy. Es más delicado y hay que ser comprensivo con cada gobierno y ser inteligente para poder avanzar. Los representantes de Maduro podrán estar ahí en un edificio con una bandera, pero la legitimidad la perdieron hace rato. Cada vez son más execrados de la vida política de estos países.

– Visitaste México, ¿con quién te reuniste allí? ¿Con la oposición a Andrés Manuel López Obrador o también con sus partidarios?

Lorent: La primera mitad de la semana tuvimos conversaciones bien profundas con representantes del Gobierno de México. La segunda mitad de la semana se subió el tono con la ayuda de las fuerzas políticas democráticas en México. Por eso fue que me tocó hablar en el senado. Fue bonito porque la oposición estuvo ahí presente y aunque tienen diferencias entre sí, están todos unidos en torno a la causa democrática venezolana.

Incluso seguidores de AMLO se pronunciaron a favor de la democracia venezolana. Yo me sentí más o menos, salvando algunos elementos en el contexto. Pero ir ahora a México fue como cuando me tocó ir a Colombia en el 2014 y me secuestraron. Es arena movediza y trabajar en esas condiciones es un riesgo muy elevado, pero bueno hay que asumirlo.

– Consideras que la posición de AMLO es a favor de Nicolás Maduro…

Lorent: Por lo menos no es a favor de la democracia. Todavía no. Lo que no quiere decir que dejemos de hacer el trabajo.

– ¿Cómo ven las posibles negociaciones en Noruega?

Rosmit: Claro que vamos desconfiados porque tenemos precedentes de lo que hace el ex presidente Maduro en estos escenarios. Pero tenemos que asistir a toda convocatoria que pudiese abrir el paso a una transición democrática en el contexto que plantea nuestro presidente Guaidó, cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.

La aproximación que se lleva en Oslo no frena la agenda del presidente Guaidó. Vamos a atender cualquier llamado de cualquier nación democrática que quiera ayudarnos a solucionar el problema de Venezuela. El gobierno del presidente Guaidó no tiene complejos para recibir ayuda. Mientras que sea para negociar la salida pronta de Maduro pues estoy seguro que nuestro presidente tendrá ahí a los mejores para exponer nuestras condiciones. Solo si se da este tipo de reuniones, para contextualizar, para ponerle fecha, día y hora a la salida de Maduro.

[Video] Lorent Saleh: Rusos e iraníes manejan las torturas en las cárceles venezolanas

El activista de los Derechos Humanos y antiguo preso político actualmente exiliado, Lorent Saleh, reveló detalles sobre su reclusión y las prácticas que realizaban los funcionarios para torturar a los prisioneros, coordinadas en ocasiones por extranjeros provenientes de Rusia o Irán.

Describió zonas en el interior de El Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en donde se practicaban torturas que llevaban a los presos a situaciones extremas.

“Hay zonas dentro del helicoide que se han venido neutralizando. Allí se aplicaba la tortura, el maltrato sistemático al preso. Lugares donde metían a presos y los sometían a situaciones extremas con muy poca ventilación. Todas esas cosas las manejan rusos e iraníes”, aseguró en una entrevista para TV Venezuela.

Saleh precisó nombres concretos de habitaciones, herramientas o situaciones que se utilizaban para la tortura. “Estaba la ‘escalera’, donde amarraban a las personas. También ‘el pulpo’, que son unas esposas para amarrar por completo el cuerpo”, agregó.

Agradeció haber superado ese tipo de situaciones tras salir de la cárcel y se comprometió nuevamente con la lucha por la defensa de los Derechos Humanos. Dice que desea ayudar a quienes aún sufren esas situaciones en Venezuela.

Por esta razón, desde su liberación ha sostenido diversas reuniones con representantes de organizaciones internacionales que velan por los Derechos Humanos, entre ellas, la expresidenta de Chile, Michelle Bachelet, que actualmente ocupa el cargo de Alta Comisionada de la Organizaciones de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Saleh indicó que, debido a esta reunión, ha sido sujeto de críticas por parte de diferentes sectores. “Muchas personas me han criticado por reunirme con Bachelet, pero yo no tengo la culpa que sea la Alta Comisionada para los Derechos Humanos ni de que siendo presidenta haya sido cercana al presidente Chávez. Yo no me reuní con una mujer, me reuní con una funcionaria cabeza de Derechos Humanos de la ONU”, aseveró.

Además, indicó que no dejará de reunirse con los entes necesarios para llevar denuncias y presentar informes que detallen con precisión la situación dentro de las cárceles venezolanas. “Acudiremos a todos los espacios. No podemos dejar de hacer nuestro trabajo como activistas de los Derechos Humanos”, acotó.

Sin embargo, aclaró que el proceso lleva su tiempo y que no existe ninguna solución inmediata. “Yo no le voy a mentir a la gente diciéndole que ya estamos cerca. Es un trabajo difícil que se está haciendo”, reconoció.

Lorent Saleh pide a España liderazgo en Europa para frenar la tiranía de Maduro

EL ACTIVISTA VENEZOLANO DE DERECHOS HUMANOS Lorent Saleh, exiliado en Madrid, insta al Gobierno español a liderar la presión de la Unión Europea (UE) sobre el gobierno de Nicolás Maduro porque España está siendo “demasiado prudente” hasta ahora, asegura en una entrevista con Efe.

“No se necesitan fragatas ni buques ni aviones para sacar a la tiranía, se necesita un teléfono y voluntad política. Y eso es lo que ha hecho falta, mayor determinación y voluntad política”, comenta.

Saleh, de 30 años, llegó a Madrid el 13 de octubre pasado procedente de Caracas, donde fue “torturado”, según su testimonio, y luego excarcelado por las autoridades venezolanas con la mediación del Gobierno español.

Pregunta: ¿Por qué lo liberaron?

Respuesta: Me expatriaron, me quitaron mi patria. Además, uno no termina de ser realmente libre cuando tus compañeros quedan presos, tu tierra está subyugada y no puedes regresar

P: ¿Conserva la nacionalidad venezolana?

R: No lo sé, no tengo nada, me sacaron con un papel del Gobierno de España, un salvoconducto, pero me quitaron todos los documentos.

P ¿Por qué lo dejaron salir?

R: Quizás, entre otras cosas, por la razón por la cual me detienen, y es la presión internacional.

P: ¿Puede explicarse?

R: Cuando me detienen (en Colombia en 2014 para entregarlo a Venezuela) había una América Latina distinta, una OEA con José Miguel Insulza (como secretario general), una Colombia con Juan Manuel Santos (de presidente), aliado de Maduro para poder firmar el proceso de paz (con las FARC) Un Estados Unidos distante a la realidad latinoamericana, una España que le vendía armas a Venezuela…

P: ¿Y ahora, se ha producido algún cambio?

R: Esa realidad cambió, es una dictadura quebrada, debilitada, rodeada. Ha perdido completamente la legitimidad y tiene una presión internacional importante. Y una América Latina, impulsando las investigaciones de crímenes de lesa humanidad cometidos en Venezuela.

P: ¿Por qué va a España?

R: Me entregan a España quizás para buscar algo de oxígeno, en un momento donde se está buscando que Europa avance en acompañar las investigaciones en la Corte Penal Internacional (CPI), que la UE bloquee las cuentas de todos estos corruptos y criminales venezolanos. Y para ver si España trata de frenar un poco ese avance de la UE en contra de la dictadura.

Hubo un papel muy importante de medios de comunicación, mi familia, abogados, la UE. Muchas cosas se alinearon, como el asesinato de Fernando Albán, y esa necesidad de ocultar algo que siempre pasa, pero esta vez se supo.

(El concejal Albán murió cuando se encontraba bajo custodia del servicio de inteligencia venezolana. Según la fiscalía, se arrojó al vacío desde un piso décimo).

P: ¿Fue fundamental la gestión del Gobierno español?

R: Totalmente, estoy muy agradecido.

P: ¿Cuál es su situación en España?

R: Estoy en solicitud de asilo político.

P: ¿Se define como opositor al chavismo?

R: Me opongo a la tiranía, justamente porque soy activista en derechos humanos.

P: ¿Y cuál es la salida efectiva?

R: Desde la Declaración Universal de Derechos Humanos, se empezaron a desarrollar mecanismos internacionales de justicia.

En Venezuela hay un genocidio en marcha. Y hay estamentos internacionales, una norma internacional y tribunales internacionales.

P: ¿Qué tiene que pasar?

R: Primero, que la comunidad internacional haga valer y que sean efectivos esos mecanismos internacionales. No es un tema doméstico de Venezuela, es del mundo.

Esa dictadura no hubiese tomado sus dimensiones si la comunidad internacional no se lo hubiese permitido. Si no la hubiesen financiado comprando petróleo, si no le hubiesen vendido armamento…

La comunidad internacional tiene que sancionar individualmente a los responsables de crímenes e impulsar las investigaciones en la CPI (Corte Penal Internacional).

P: ¿Qué puede hacer España?

R: Se lo dije al canciller español, Josep Borrell: No se necesitan fragatas ni buques ni aviones para sacar a la tiranía, se necesita un teléfono y voluntad política. Y eso es lo que ha hecho falta, mayor determinación y voluntad política para sacar a la tiranía.

P: La presión es creciente, pero Maduro resiste.

R: Creciente, pero muy lenta. España tiene gran responsabilidad porque pareciera ser hoy una de las ventanas de oxígeno del régimen. España debe ser la primera en proponer más sanciones, en acompañar las investigaciones en la CPI.

P: ¿Es España demasiado prudente?

R: España está siendo demasiado prudente, por eso aliento a que asuma su liderazgo en Europa y la responsabilidad de frenar la tiranía. La solución no es el asilo, es acabar con la crisis en Venezuela.

P: ¿Pero se necesita algo más?

R: En paralelo, se requiere el apoyo a la oposición democrática para que se pueda consolidar una alternativa política. Es difícil que nosotros solos podamos hacerlo cuando la mayoría de los líderes están en el exilio o presos.

Jesús Lozano/EFE

Sebin violó 22 pactos, tratados y protocolos internacionales de DDHH: Cein

EL CENTRO INTERNACIONAL PARA LOS DERECHOS HUMANOS, Justicia y Libertad ONG Internacional (CEIN) asegura que las declaraciones del ex preso político Lorent Saleh confirman que el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) violó al menos 22 pactos, tratados y protocolos internacionales de derechos humanos.

La organización, que tiene sede en 12 países, alega que “el testimonio vivencial del activista de los DDHH y ex preso político Lorent Saleh conforma evidencia tangible, palpable y demostrable de las aberraciones que perpetran los cuerpos represivos del régimen dictatorial Venezolano con total indemnidad del íntegramente corrompido del sistema judicial”.

Las declaraciones fueron dadas por el director de la organización internacional, Miguel Méndez Fabbiani.

“La gráfica descripción emitida por el compañero de lucha Lorent Saleh nos aproxima a una experiencia infernal y monstruosa de crueles aislamientos, inimaginables tratos degradantes de la condición humana, extorsión financiera de prisioneros inocentes, insoportable hacinamiento e insalubridad de los calabozos, convivencia diaria con presos criminales de alta peligrosidad y la cruel y brutal tortura sistemática que le propinan a jóvenes estudiantes, líderes sociales y dirigentes comunitarios constituye evidencia incontrastable de que las autoridades de la Policía Política y de la Alta Cúpula Gubernamental deben responder ante la Corte Penal Internacional por graves crimines de lesa humanidad”, remarcó Fabbiani.

Lee también | Lorent Saleh: “¿Cuánto vale el color verde? ¿Y el azul? Yo estuve en un sarcófago blanco, como un ciego, meses y meses”

El Sebin atraviesa semanas controversiales tras la muerte del concejal Fernando Albán mientras estaba detenido en la sede de Plaza Venezuela, lo que la oposición denuncia como un asesinato mientras el gobierno asegura fue un suicidio. Días después del suceso, fue liberado y desterrado a España el preso político Lorent Saleh, quien el pasado domingo declaró en dos entrevistas las torturas que había sufrido en dos sedes del servicio de inteligencia.

El activista internacional de Derechos Humanos tipificó la extensa lista de los Pactos, Tratados y Protocolos Internacionales que viola evidentemente la dictadura Venezolana con absoluta impunidad:

1. La Declaración Universal de los Derechos Humanos. Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 217 A (III) París 1948.

2. Derechos Humanos y Prisiones. Manual de capacitación en derechos humanos para funcionarios de prisiones Naciones Unidas. Nueva York y Ginebra, 2005.

3. Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 2200 A (XXI) 1966.

4. La Convención Contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes entrada en vigor el 26 de junio de 1987, adaptada y abierta la firma, ratificación y adhesión por la Asamblea General de la ONU en su resolución 39/46, de 10 de diciembre de 1984.

5. Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos (Reglas Nelson Mandela) Resolución aprobada por la Asamblea General el 17 de diciembre de 2015 [sobre la base del informe de la Tercera Comisión (A/70/490)] 70/175.

6. Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad. Tratado. Adoptada y abierta a la firma.

7. Ratificación y adhesión por la Asamblea General en su resolución 2391 (XXIII), de 26 de noviembre de 1968.

8. Declaración de Kampala sobre las condiciones penitenciarias en África 1996.

9. Reglas de las Naciones Unidas para el tratamiento de las reclusas y medidas no privativas de la libertad para las mujeres delincuentes (Reglas de Bangkok) Resolución aprobada por la Asamblea General [sobre la base del informe de la Tercera Comisión (A/65/457)] 65/229.

10. Estatuto de Roma (Corte Penal Internacional) Adoptado en la Ciudad de Roma Italia en 1998.

11. Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente, celebrado en La Habana (Cuba) del 27 de agosto al 7 de septiembre de 1990.

12. La Carta Democrática Interamericana aprobada por la asamblea extraordinaria de la OEA. Lima-Perú 2001.

13. Convención Americana sobre DDHH suscrita en la conferencia especializada Interamericana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José) (B-32) 1969.

14. Recopilación de reglas y normas de las Naciones Unidas en la esfera de la prevención del delito y la justicia penal, Nueva York.

15. Principios y directrices de las Naciones Unidas sobre el acceso a la asistencia jurídica en los sistemas de justicia penal New York 2013. 67/187.

16. El Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura año 2006.

17. El Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (entrada en vigor el 3 de enero de 1976 adoptado y abierto a la firma, ratificación y adhesión por la Asamblea General de la ONU en su resolución 2200 de 16 de diciembre de 1976).

18. El Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos (entrado en vigor el 23 de marzo de 1976 adoptado y abierto a la firma, ratificación y adhesión por la Asamblea General de la ONU en su resolución 2200 de 16 de diciembre de 1976).

19. El Segundo Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos. (Aprobado y proclamado en Asamblea General de la ONU en su resolución 44/128 del 15 de diciembre de 1989).

20. La Cláusula democrática del Mercosur (Protocolo de Ushuaía) 1998.

21. El Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos (entrado en vigor el 23 de marzo de 1976 adoptado y abierto a la firma, ratificación y adhesión por la Asamblea General de la ONU en su resolución 2200 de 16 de diciembre de 1976.

22. Protocolo adicional al Convenio sobre traslado de personas condenadas. Estrasburgo, 18/12/1997 – Tratado abierto a la firma de los Estados miembros y de los demás Estados signatarios del Tratado ETS 112 y de adhesión de los Estados no miembros que se han adherido al tratado ETS 112.

Lorent Saleh: “¿Cuánto vale el color verde? ¿Y el azul? Yo estuve en un sarcófago blanco, como un ciego, meses y meses”

Después de una huelga de hambre de 18 días logró que le dieran un reloj, aunque la defensora del pueblo dijo que conocer el paso del tiempo no era un derecho humano. Después de mucho rogar, le dieron un lápiz punta roma y una sola hoja

En entrevistas para dos medios españoles, el líder estudiantil tachirense ofreció detalles de las torturas físicas y psicológicas que sufrió durante cuatro años recluido en manos del SEBIN. De La Tumba dijo que es “un manicomio futurista”

 

LORENT SALEH ENTRÓ PRESO A LOS 26 de edad y salió, hace 15 días, de 30. Fue acusado por el gobierno venezolano de los delitos terrorismo, entrenamiento paramilitar y de planear ataques contra Venezuela en presunta complicidad con el expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez. A los diarios El Mundo de España y El Confidencial dijo que intentó quitarse la vida en tres oportunidades por “años de torturas” y que jamás cedió a firmar ninguna declaración para inculpar a nadie.

Cayetana Álvarez de Toledo, periodista de El Mundo, le pregunta a Saleh qué aprendió durante cuatro años de reclusión. El joven tachirense explica con detalle: “El poder de la contemplación. El valor de lo esencial que parece invisible. Los periodistas y los políticos quisieran que yo hablara de otras cosas. Pero para mí esto es lo fundamental. ¿Cuánto vale el color verde? ¿Y el azul? Yo estuve en un sarcófago blanco, como un ciego, meses y meses. ¿Y cuánto vale la conciencia del tiempo? No es que yo no supiera si era de día o de noche. Es que no sabía si había dormido una hora o diez. ¿Y qué valor tiene un espejo? Cuando no te ves la cara durante mucho tiempo te olvidas de cómo eres. La primera vez que me vi en un espejo tuve un ‘shock’. Me palpé, susurré… “Éste soy yo”. El cielo no es cualquier cosa. El sol, la luna, la lluvia, las estrellas… tampoco. Unos zapatos. Una silla. Yo peleé tanto, como un loco, para conseguir cosas que a cualquiera le parecerían irrelevantes. Hice una huelga de hambre de 18 días para que me dieran un reloj. La Defensora ¡del Pueblo! me decía: “¿Dónde está escrito que un reloj es un derecho humano? ¿Dónde dice que debamos dejarle una mesita?”.

Saleh dice que le gusta leer a Octavio Paz y a Jorge Luis Borges. Recuerda que un día, por fin, le dieron un lápiz: “Gastado. Como un tapón. Y una hojita. ¡No quería que se acabara nunca! Escribía con letra diminuta. La giraba. Buscaba rinconcitos blancos donde seguir escribiendo. El valor de las cosas… Fui sometido a una técnica de aislamiento celular. Su objetivo es anular, uno a uno, todos los sentidos del preso, hasta que ya no sabe si está vivo o muerto. ¿Y sabe usted cuál es la única forma de averiguarlo? El dolor. Por eso quieres que te golpeen. Y por eso te golpeas a ti mismo. Contra el suelo. Contra los barrotes. Contra lo que sea. Buscando la sangre. Porque solo la sangre y el dolor te reafirman en que sigues existiendo”.

Para el Mundo de España, Lorent Saleh describió con mucha precisión cómo eran La Tumba y El Helicoide.

“La Tumba es un centro de tortura. Está ubicado cinco pisos bajo tierra, en un edificio del centro de Caracas llamado Plaza Venezuela, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional. Es un laboratorio creado para la aplicación de un tipo muy particular de torturas. Un lugar sofisticado, moderno”, dijo Saleh.

Del Helicoide dijo era todo lo contrario: “Es lo criollo, el garrote, la costilla rota, el bate. Es la secuela de la decadencia de lo que una vez fue la cuarta República venezolana. El edificio es viejo y su interior es sórdido, sí. Plaza Venezuela es distinto. La institución es la misma, pero la estética y los métodos son diferentes. La Tumba es la tecnología y la tortura psicológica. Todo brilla. Todo es limpio y blanco. El silencio es absoluto; la soledad es completa. Parece un manicomio futurista. El Helicoide es el hacinamiento, el mal olor, las cucarachas y las ratas. La Tumba son los espejos, las cámaras, las paredes blancas. Se huele perfectamente el tufo extranjero”.

Lorent explicó cómo en tres oportunidades trató de quitarse la vida porque no resistía más. Aseguró que intentó “guindarse con una sábana”, pero lo vieron a través de las cámaras de seguridad y tuvo que pensar en otra idea.

“Al baño siempre debía ir acompañado de un funcionario. Cuando por fin permitieron que me afeitara empecé a simular el mayor sometimiento. Para que cogieran confianza conmigo y bajaran mínimamente la vigilancia. Y así me fui llevando a mi celda trocitos de cuchilla de afeitar. Hasta que un día, de madrugada … A partir de entonces, un funcionario tuvo que dormir en mi celda cada noche. Con un ojo medio abierto, aterrado. Una noche intenté colgarme de las rejas. Mi carcelero se despertó y se abalanzó sobre mí para salvarme ¡y salvarse! Otro día, volviendo del baño, le cerré la puerta en la cara. Le dije: “Estoy cansado. Se acabó”. Y me volví a rajar. A los dictadores hay que desafiarlos. Para que sepan que no son dioses. Que también pueden sangrar y llorar y sufrir. Y que sus abusos tienen un coste, no solo para los demás. Ésa es la verdadera resistencia: el desafío”, comentó Lorent.

El activista detalla que la tortura y la extorsión en las cárceles de Venezuela no solo se cometen contra presos políticos, sino contra presos comunes también.”La extorsión está instalada en el día a día porque los funcionarios tienen un salario muy bajo y se ganan la vida deteniendo a gente de forma arbitraria para luego solicitar un rescate económico a las familias”, dice.

 

Caso Albán

Saleh también se refirió al caso del concejal Fernando Albán. “Sospecho que lo lanzaron ya muerto, aunque lo mismo daría si se hubiera tirado él. También sería una víctima directa de la dictadura. Yo estuve en ese mismo piso 10, junto a esa misma ventana y conozco la desesperación que podría llevar a un hombre a saltar”, dijo el dirigente.

 

La traición de Santos

Según las declaraciones de Saleh a El Confidencial, el expresidente colombiano Juan Manuel Santos estaba negociando el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y Maduro lo estaba ayudando. “En ese momento, Santos se consideraba el mejor amigo de Maduro. Como sabemos, las FARC, el ELN y los cárteles del narcotráfico forman parte del gobierno chavista. Se suponía que Santos era un demócrata, pero me entregó”. Añade Saleh que, además, era un momento en que gobiernos revolucionarios de izquierdas estaban en auge en varios países de América: Evo Morales en Bolivia, Rafael Correa en Ecuador, Lula da Silva en Brasil o los Kirchner en Argentina.

Como resultado, la Inteligencia colombiana lo capturó y lo puso en manos del Sebin venezolano en septiembre de 2014 en el puente de Cúcuta, ciudad fronteriza entre ambos países. En palabras de Saleh, “fue un secuestro porque no había orden de busca y captura oficial en Venezuela y, por tanto, no fue una extradición ni una deportación”.

Lorent aseguró no siente que haya perdido cuatro años y que las cicatrices y la experiencia no se la va a quitar nadie. “Ahora estoy en Europa y es el mejor sitio para defender los derechos humanos en mi país”.

 

El destierro

El pasado 12 de octubre Saleh fue liberado bajo la figura de destierro, la cual no existe en la leyes de la República Bolivariana de Venezuela. De la declaración oficial se infiere que con su liberación habrían impedido que se suicidara.​ Con Lorent Saleh van dos presos políticos liberados y desterrados por orden de la Asamblea Nacional Constituyente. El primer caso fue el del dirigente de Voluntad Popular, Vilca Fernández, quien fue enviado a Perú.

 

Lorent Saleh: “Albán no ha sido la única persona fallecida bajo custodia”

EL EXPRESO POLÍTICO LORENT SALEH, aseguró este martes que el concejal del municipio Libertador, Fernándo Albán, no fue la única persona que murió bajo custodia durante los cuatro años que permaneció detenido.

“Durante los cuatro años que pasé en el Sebin, puedo decirles que Fernando Albán no ha sido la única persona fallecida bajo custodia”, explicó durante una rueda de prensa.

Aseguró que hay gente inocente en la celda donde estuvo recluido y señaló que fue víctima de violencia tanto en El Helicoide como en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

“Cuando salí de la sede del Sebin en Plaza Venezuela me dieron una golpiza, cuando llegué a El Helicoide me dieron otra golpiza. Vi en esa sede cómo cuelgan gente en los pasillos y les dan golpes todo el día”, comentó.

 

Puede leer más información aquí: Piso 10: el “comité de bienvenida” del Sebin

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Saleh indicó que en Venezuela las autoridades aplican torturas para obligar a los detenidos a asumir acciones que no cometieron. “Es para obligarte a declarar algo que es mentira, es para someterte”, dijo.

Por otro lado, dijo que el dirigente opositor Leopoldo López debe ser liberado. Además, agregó que piensa regresar a su país.

“Me sacaron de Venezuela, pero sé que voy a regresar, y no seré yo solo, seremos miles que vamos a regresar a nuestra tierra”, aseveró.

 

 

Saleh dijo que pensó en quitarse la vida a raíz de las torturas

LORENT SALEH, LIBERADO TRAS pasar cuatro años encarcelado en las calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), llegó este sábado a Madrid, donde afirmó que veía el amanecer por primera vez desde que fue detenido.

“Después de cuatro años puedo ver el amanecer, lo vi hoy“, declaró. “En Venezuela hay seres inocentes tras las rejas, gente que merece cruzar el puente como yo”, añadió.

Dijo que penso en quitarse la vida. “Al cabo del primer año en prisión sufriendo torturas, el suicidio era el único mecanismo de defensa”.

Su liberación se produjo cuatro días después que el concejal Fernando Albán, acusado de participar en el supuesto ataque contra Nicolás Maduro el pasado agosto, muriera mientras estaba en prisión preventiva al caer de un decimo piso, precisamente en las instalaciones del Sebin.

“Nunca pensé que este momento iba a llegar. Poder describir lo que significa esto para mí y mi familia, España ha hecho una labor increíble. Va a ser casi imposible retribuir lo que han hecho, pero hay que acompañar a los que siguen detenidos, están presos y sufriendo”.

La vicepresidenta de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, la eurodiputada Beatriz Becerra, fue una de las que recibió en el aeropuerto de Barajas de Madrid al dirigente opositor.

“Bienvenido a España, querido @LORENT_SALEH La lucha continúa, íntegra y sin atajos. Espero que pronto puedas reunirte con tu madre @yamisaleh El premio #Sájarov nos compromete de por vida con la resistencia democrática y la libertad de todos los presos políticos en #Venezuela”, escribió en su cuenta de Twitter.

Decenas de venezolanos auparon a quien estuvo preso hasta este viernes y cuya audiencia fue diferida en más de 50 ocasiones.

Saleh fue expulsado de Colombia en septiembre de 2014 por desarrollar “actividades proselitistas” ilegales, y acusado por el gobierno venezolano de vínculos con paramilitares neogranadinos.

Gobierno español se pronuncia ante excarcelamiento de Lorent Saleh

Comunicado de prensa- El Gobierno de España expresa su satisfacción por la liberación del ciudadano venezolano Lorent Saleh, que en 2017 fue galardonado por el Parlamento Europeo con el Premio Sajarov y que desde 2014 se encontraba detenido en las dependencias del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, SEBIN.

Saleh ha llegado hoy a Madrid en un vuelo procedente de Caracas, acompañando al Secretario de Estado para Cooperación y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia, quien ha efectuado una visita de trabajo a Caracas los días 9 a 12 de octubre, durante la que ha mantenido encuentros con miembros del Gobierno, representantes de la oposición, organizaciones de la sociedad civil, colectividad española y empresas españolas.

El Gobierno de España considera que esta decisión del Gobierno de Venezuela va en la dirección correcta para contribuir a generar un clima de confianza que permita una salida democrática, pacífica y negociada entre venezolanos.

España reitera su disposición a contribuir de manera constructiva a dicho objetivo de reconciliación entre los venezolanos.