libertad de expresión archivos - Runrun

libertad de expresión

EE.UU. rechaza campaña de desprestigio contra medios independientes
El embajador James Story aseguró que informar no es delito

James Story, embajador de Estados Unidos para Venezuela, consideró que las acciones de Conatel y el Seniat contra los medios VPITv y Panorama son una arremetida. Igualmente deploró los ataques contra la página web de TalCual

“Condenamos enérgicamente la arremetida de CONATEL y SENIAT contra @VPITV y Panorama, y los ataques cibernéticos contra @DiarioTalCual, mientras medios comprados por el chavismo emprenden una campaña de desprestigio contra los medios independientes”, manifestó Story en su cuenta de Twitter.

El embajador añadió que “informar no es delito”. Las autoridades de Conatel confiscaron los equipos y computadoras del canal de televisión digital VPITv, luego de un procedimiento del cual se desconocen los detalles y que además se llevó a cabo sin una orden judicial, según denunció el propio medio de comunicación.

Organizaciones de la sociedad civil, agrupadas en Diálogo Social, realizaron la misma noche del viernes un tuitazo en defensa de los medios de comunicación independientes en Venezuela, luego de que Efecto Cocuyo, VPItv y Panorama, fueron blanco de ataques de instituciones del Estado y medios de comunicación pro oficialistas.

Además de Efecto Cocuyo, VPItv y Panorama, Fe y Alegría, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp), TalCual, El Estímulo, Caraota Digital y El Pitazo también fueron hostigadosdurante esta primera semana de enero, a través de diferentes mecanismos.

Con información de El Pitazo

Arzobispado de Caracas: Ataques a los medios, transgreden la democracia
La Arquidiócesis de Caracas expresó su solidaridad con los trabajadores de la prensa

El arzobispado de Caracas, a cargo del cardenal Baltazar Porras, condenó los ataques a varios medios de comunicación el 8 de enero. 

“La libertad de expresión es sinónimo de democracia. Si se transgreden a los medios de comunicación, en consecuencia, se transgrede a la democracia. Solidarios con los trabajadores de la información a quienes este viernes vulneraron su derecho a informar y su derecho al trabajo”, señaló la Arquidiócesis de Caracas en su cuenta de Twitter este sábado 9 de enero.

El viernes 8 de enero, funcionarios de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) y del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) efectuaron un operativo en las sedes del medio de comunicaciónVPI TV. 

Según denunció la televisora, funcionarios del gobierno de Maduro incautaron equipos de transmisión, cámaras, computadoras entre otros implementos de trabajo, fundamentales para ejercer la labor periodística.

También se reportó la clausura, por cinco días, de la sede del diario Panorama, ubicada en Maracaibo, por parte del Seniat. En el caso del ciberataque a la página web de TalCual, se nos dificultó el acceso al portal web y la actualización de la parrilla informativa durante horas.

Por su parte, el Reino Unido rechazó, también el viernes 8 de enero, las acusaciones hechas por el canciller venezolano, Jorge Arreaza, quien denunció que el gobierno de la nación europea ha intervenido en los procesos internos de Venezuela mediante el financiamiento a organizaciones y medios de comunicación de la oposición con el fin de de desestabilizar al régimen de Nicolás Maduro.

Reino Unido asegura que seguirá apoyando a la sociedad civil en Venezuela
La embajada británica en Venezuela aseguró que la protección de la libertad de expresión y los medios de comunicación es una prioridad para Reino Unido

La embajada de Reino Unido en Venezuela emitió un comunicado en el que aseguró que seguirá apoyando a la sociedad civil en la promoción de los valores democráticos y los Derechos Humanos.

En su cuenta de Twitter publicaron la misiva donde expresaron, que para Reino Unido, la protección de la libertad de expresión y los medios de comunicación es una prioridad.

“La libertad de expresión y los medios de comunicación libres son necesarios para la democracia. Protegerla en todas partes del mundo es una prioridad para el Reino Unido”, indicaron.

También señalaron que en Venezuela, han impulsado distintos proyectos de cooperación con varias organizaciones independientes para apoyar la mejora de las capacidades de los periodistas venezolanos.

“Las informaciones sobre cada una de las actividades y proyectos apoyados por la Embajada Británica en Caracas son públicas y pueden consultarse en nuestras redes en las páginas web oficiales del Gobierno Británico”, señalaron.

Por último, ratificaron que continuarán apoyando a la sociedad civil venezolana en la promoción de valores democráticos y los Derechos Humanos.

CNP: En 2020 hubo más de 944 violaciones a la libertad de expresión en Venezuela

El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) informó que durante el año 2020 se registraron más de 944 violaciones a la libertad de expresión en Venezuela, siendo los trabajadores de la prensa y los infociudadanos los más afectados. 

De acuerdo con el presidente del CNP, Tinedo Guía, la vulneración del derecho a la información y a la libertad de prensa contribuyeron a que se coartara la libertad de los periodistas venezolanos de expresarse libremente.

Denunció las amenazas ejercidas en contra de periodistas que buscaban difundir información sobre el colapso de los servicios públicos y las protestas espontáneas que se generaban en las comunidades venezolanas. 

Según datos proporcionados por Guía durante una rueda de prensa ofrecida por la junta directiva del CNP y por integrantes de la Cátedra de Derecho Constitucional de la Universidad Central de Venezuela, hasta la fecha se han registrado más de 122 detenciones arbitrarias, en su mayoría a periodistas y trabajadores de la prensa.

También nueve profesionales de la comunicación fueron víctimas de persecución, detenciones arbitrarias, y sometimiento a medidas cautelares en 2020. 

En un comunicado emitido tras la culminación de la presentación del balance sobre la situación de la libertad de expresión en Venezuela, el ente exigió a los cuerpos de seguridad del Estado cesar la represión hacia los reporteros, las torturas, ejecuciones extrajudiciales y congelamientos de cuentas, sin antes haberse realizado el debido proceso.

Asimismo, rechazaron las campañas de estigmatización y desprestigio que se hacen desde canales y emisoras del Estado, puesto que sólo buscan generar temor y censurar a la prensa venezolana. 

Con información de TalCual

Silentium populi, por Armando Martini Pietri

@ArmandoMartini

Vox populi, vox Dei, -en latín, “la voz del pueblo, es la voz de Dios”- dice el viejo y desgastado refrán, que significa “la opinión popular de la gente revela la voluntad de Dios y debe obedecerse”; aunque son muchas más las veces que el pueblo se equivoca que los errores de Dios.

Imposible ignorar la importancia que tiene la libertad de expresión para una sociedad democrática. Prueba de ello, es que lo primero que hace cualquier sistema dictatorial es impedir a los ciudadanos expresar sus opiniones libremente. La historia lejana y reciente arroja demasiados ejemplos que lo corroboran.

En los países democráticos la gente suele hablar de alguna manera, pero en tiranías son siempre voces en silencio.

Basta el ejemplo de la Cuba aherrojada y brutalmente deteriorada por la afrenta castrista; un pueblo que fue de los líderes latinoamericanos en producción agrícola, comunicaciones, música popular e iniciativa y que la tiranía comunista, al estilo vergonzoso de los hermanos Castro y sus cómplices, han reducido al silencio, indigencia, precariedad y miseria.

Si quieren conocer de qué son capaces los cubanos, no miren dentro de Cuba a los honestos y trabajadores. Más bien analicen lo que la comunidad ha hecho en Estados Unidos donde han pasado de ser refugiados a convertirse en una ciudadanía activa, empeñosa, cargada con realizaciones, sin olvidar la patria encarcelada de la cual se vieron obligados a huir. No se escondieron, se transformaron en grandes motores.

Dentro de Cuba, soportando la violación a los derechos humanos, el peso de la represión, pocos pueden verlos y oírlos; pero allí están aguantando con firmeza, coraje y sobreviviendo con dignidad. Aunque haya un enorme y brutal intento de amordazarlos, como mínimo murmuran. El concepto de gobierno es inseparable del de opinión pública en la medida en que la supervivencia depende críticamente de la conformidad. La vulnerabilidad de las dictaduras ante la opinión pública les lleva a adoptar medidas para defenderse, combinando actuaciones represivas que inhiben a la población de expresar sus preferencias auténticas. En un régimen de opinión pública cerrada no puede emerger una sociedad civil capaz de desafiar al poder.

En Venezuela el pueblo confió a militares y civiles que prometieron justicia, libertad y prosperidad para ser en cambio ejecutores, opresores, abusadores y empobrecedores por su desconcertante, descarada voluntad a las órdenes de la dictadura absolutista más estancada y represora del continente. Son muchos los que alzan la voz, protestan, sufren persecución, acoso, cárceles, torturas y muerte, pero da la impresión de que esa masa humana que llamamos pueblo aguanta en silencio hambre, miseria inconsolable, economía destrozada, enferma, adolorida y desesperanzas con tapabocas.

No sirven las alertas, reclamos e incluso amenazas de las democracias del mundo; de nada sirven los dirigentes obligados a escapar para salvaguardar sus vidas, si los ciudadanos sufren el desastre en silencio. ¿Años escuchando alardes, promesas de uniformados revolucionarios con disfraz socialista y esperanzas que nunca se dan?

No valen los nerviosismos e indecisiones de dirigentes que se refugian en liderazgos de solo hablar, pero no triunfar; de nada sirven quienes escapan a proclamar democracia y libertad donde les respetan el derecho a hacerlo, pero no aquí, en el verdadero campo de la batalla cívica. Es una lucha difícil, una batalla contra represores armados y sin la menor piedad, se comprende y a veces fugarse es la única opción.

Sin embargo, cuesta entender el cambio de la libertad de acción y emprendimiento por un abyecto carné, bolsa de comida, o mensaje presidencial que, con formas diferentes, dice lo mismo: estamos en camino a lo mejor, una vía repleta de piedras en el cual llevamos veintiún años.

Las dictaduras de Estado son enemigas de la opinión libre. Pero también las pequeñas con las que convivimos. Imponen una única línea de pensamiento e impiden manifestar su sentir; no porque la cárcel lo espere o ser juzgado en un tribunal imparcial, sino porque será señalado con el dedo inquisidor de lo políticamente correcto. Y cuando eres objetivo de esa falange perversa tu vida social, personal y laboral corre peligro.

En Venezuela Dios parece estar callado, como un observador silencioso. Dice el viejo refrán “ayúdate que Dios te ayudará”, porque como el Creador Dios nos dio libertad y, al menos hasta ahora cuando el desempleo, desesperanza y apetencia crecen tanto como la corrupción e incompetencia, pareciera que la libertad de demasiados venezolanos es solo para soportar y acatar.

Y es que, en las dictaduras, son muchos los silentium populi que se convierten en cómplices al mirar para otro lado.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Juez: Bolton puede publicar libro sobre la Casa Blanca
Con 200.000 ejemplares distribuidos ya a librerías en todo el país, tratar de bloquear la publicación sería fútil, dijo el juez

 

Un juez federal en Estados Unidos falló el sábado que el exasesor de seguridad nacional John Bolton puede proceder con la publicación de su libro pese a los esfuerzos de la Casa Blanca para bloquearlo argumentando que información secreta pudiera ser expuesta.

La decisión del juez Royce Lamberth es una victoria para Bolton en una causa que involucró el derecho constitucional a la libre expresión y razones de seguridad nacional. Pero el juez dejó claro también que le preocupaba que Bolton hubiese “jugado con la seguridad nacional de Estados Unidos” al no participar en un proceso de revisión previo a la publicación diseñado para prevenir que funcionarios del gobierno revelen información secreta en memorias que publican”.

El fallo despeja el camino para la distribución amplia del libro en un año de elecciones de unas memorias que pintan un retrato desfavorable de las decisiones de política exterior del presidente Donald Trump durante el turbulento período de año y medio que Bolton se pasó en la Casa Blanca.

No obstante, Lamberth criticó la forma en que Bolton abordó la publicación del libro. Bolton “decidió por su cuenta publicar el libro sin asegurar la aprobación final de las autoridades nacionales de inteligencia” y quizás causó un daño irreparable a la seguridad nacional, dijo el juez.

Pero con 200.000 ejemplares distribuidos ya a librerías en todo el país, tratar de bloquear la publicación sería fútil, dijo el juez.

“Un individuo dedicado con un libro a mano pudiera publicar sus contenidos ampliamente desde su café local”, escribió Lamberth en su decisión. “Con centenares de miles de ejemplares en el mundo —muchos en redacciones de prensa— el daño está hecho. No se puede restaurar el status quo”.

Periodismo y libertad de expresión en cuarentena
En Venezuela las vulneraciones a los medios de comunicación, periodistas y trabajadores de la prensa en su derecho a la libertad de expresión y acceso a la información no tienen vacuna.
Entre enero y abril de 2020, el Instituto Prensa y Sociedad, IPYS Venezuela, contabilizó 146 casos de censura y de violación a la libertad de expresión e información en el país. 
Los principales asaltantes a estas libertades fueron los cuerpos de seguridad del Estado y grupos simpatizantes al oficialismo. 

El pasado domingo 3 de mayo se conmemoró el Día Mundial de la Libertad de Prensa, e IPYS Venezuela recordó la importancia del periodismo como un ejercicio fundamental de la libertad de expresión, mediante un reporte publicado en su página oficial. 

Desde que se registró el primer caso de coronavirus en el país, el pasado 13 de marzo, hasta el 30 de abril, cuerpos de seguridad provocaron 27 casos de agresiones a la libertad de prensa, y las detenciones arbitrarias se ubicaron como los ataques más graves y numerosos. 

En los primeros cuatro meses del año, al menos 121 periodistas fueron limitados a su derecho de buscar y difundir información de interés público. En el ejercicio de su profesión, fueron impedidos o agredidos. “IPYS Venezuela también registró 18 casos de detenciones arbitrarias entre enero y abril que cercenaron la libertad de forma temporal, a 23 periodistas, cinco familiares y un defensor de derechos humanos vinculado con el periodismo”, indica el reporte. 

Entre enero y febrero de 2020, los ataques a la prensa estuvieron vinculados con las coberturas informativas realizadas en el Palacio Legislativo y con las actividades organizadas por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. Sin embargo, los incidentes se acentuaron a partir del 13 de marzo, desde que se decretó el Estado de Alarma por la pandemia de la Covid-19. Desde entonces, las fuerzas públicas han ejercido acciones para silenciar la información en Venezuela. 

En solo 49 días, entre el 13 de marzo y el 30 de abril, los cuerpos de seguridad provocaron 27 casos de agresiones a la libertad de prensa. En 15 de estas oportunidades, fueron privados 20 trabajadores de la prensa en Miranda, Vargas, Cojedes, Táchira, Guárico, Apure, Delta Amacuro, Zulia y el Área Metropolitana de Caracas.

 

La organización, adicionalmente, realizó un monitoreo a 51 medios de comunicación tradicionales durante cuatro días y encontró que la escasez informativa predomina en el marco de la cobertura de la pandemia del coronavirus en el país. Puntualizan que “los contenidos sintonizados se limitaron a transmitir comunicaciones oficiales por parte del gobierno de Nicolás Maduro a través de cadenas de radio y televisión, o declaraciones de los principales funcionarios del gabinete oficial”. 

Asimismo, IPYS concluyó que las alocuciones en las que fueron reveladas cifras de coronavirus en el país no se realizaron por fuentes médicas especializadas, sino, principalmente, por tres voceros oficialistas: Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez y Delcy Rodríguez. También otros dirigentes políticos regionales realizaron intervenciones públicaas oficiales, como es el caso de los gobernadores Héctor Rodríguez y Carmen Meléndez. 

El reporte de IPYS también hizo referencia a las incongruencias en las cifras dadas por el oficialismo, a la desinformación en torno al Interferón, a los remedios caseros, y a la censura epidemiológica. 

Con información de: IPYS Venezuela. 

Dgcim detuvo al analista político Javier Vivas Santana
El último mensaje publicado en Twitter hacía alusión a que la Dgcim estaba llevando detenido a Javier Vivas Santana

Funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) detuvieron este miércoles 25 de marzo al analista político Javier Vivas Santana.

Así lo denunció el propio articulista en su cuenta de Twitter, en la que es un fuerte crítico de la administración de Nicolás Maduro.

“La Dgcim me está llevando detenido”, expresó en la red social Javier Vivas Santana, quien escribe para los medios Aporrea, El Nacional, Punto de Corte, 24-7 Digital, Sol de Margarita.

Después de escribir ese mensaje en su cuenta de Twitter no ha habido más información sobre el escritor.

De acuerdo con lo reseñado por El Nacional, no está claro el motivo de su detención, “pero se especula en las redes sociales que se debe una información que filtró en su Twitter sobre una funcionaria adscrita a la GNB”.

En un mensaje publicado ayer difundió fotos de una mujer desnuda, al parecer en un hotel, que está acompañada por un hombre.

“El mal de Dubraska y la pornografía madurista. Aquí vemos a la teniente porno -con fotógrafo identificado- Gingireth Sarai Moya Jaimes, cuyo jefe GD Marlon Dulcey Parada, de la Guardia del Pueblo, le inició expediente”, escribió Vivas Santana.

 

Aclaró que no promueve la pornografía. “Por el contrario, la combato. Lo que lamento es la prostitución de la FAN, más cuando nos hablan de tiempos de cuarentena y sacrificios. Estas son ‘nuestras tenientes’, mientras Jorge Rodríguez habla de que combaten el ‘terrorismo”, subrayó.