libertad de expresión archivos - Runrun

libertad de expresión

Juez: Bolton puede publicar libro sobre la Casa Blanca
Con 200.000 ejemplares distribuidos ya a librerías en todo el país, tratar de bloquear la publicación sería fútil, dijo el juez

 

Un juez federal en Estados Unidos falló el sábado que el exasesor de seguridad nacional John Bolton puede proceder con la publicación de su libro pese a los esfuerzos de la Casa Blanca para bloquearlo argumentando que información secreta pudiera ser expuesta.

La decisión del juez Royce Lamberth es una victoria para Bolton en una causa que involucró el derecho constitucional a la libre expresión y razones de seguridad nacional. Pero el juez dejó claro también que le preocupaba que Bolton hubiese “jugado con la seguridad nacional de Estados Unidos” al no participar en un proceso de revisión previo a la publicación diseñado para prevenir que funcionarios del gobierno revelen información secreta en memorias que publican”.

El fallo despeja el camino para la distribución amplia del libro en un año de elecciones de unas memorias que pintan un retrato desfavorable de las decisiones de política exterior del presidente Donald Trump durante el turbulento período de año y medio que Bolton se pasó en la Casa Blanca.

No obstante, Lamberth criticó la forma en que Bolton abordó la publicación del libro. Bolton “decidió por su cuenta publicar el libro sin asegurar la aprobación final de las autoridades nacionales de inteligencia” y quizás causó un daño irreparable a la seguridad nacional, dijo el juez.

Pero con 200.000 ejemplares distribuidos ya a librerías en todo el país, tratar de bloquear la publicación sería fútil, dijo el juez.

“Un individuo dedicado con un libro a mano pudiera publicar sus contenidos ampliamente desde su café local”, escribió Lamberth en su decisión. “Con centenares de miles de ejemplares en el mundo —muchos en redacciones de prensa— el daño está hecho. No se puede restaurar el status quo”.

Periodismo y libertad de expresión en cuarentena
En Venezuela las vulneraciones a los medios de comunicación, periodistas y trabajadores de la prensa en su derecho a la libertad de expresión y acceso a la información no tienen vacuna.
Entre enero y abril de 2020, el Instituto Prensa y Sociedad, IPYS Venezuela, contabilizó 146 casos de censura y de violación a la libertad de expresión e información en el país. 
Los principales asaltantes a estas libertades fueron los cuerpos de seguridad del Estado y grupos simpatizantes al oficialismo. 

El pasado domingo 3 de mayo se conmemoró el Día Mundial de la Libertad de Prensa, e IPYS Venezuela recordó la importancia del periodismo como un ejercicio fundamental de la libertad de expresión, mediante un reporte publicado en su página oficial. 

Desde que se registró el primer caso de coronavirus en el país, el pasado 13 de marzo, hasta el 30 de abril, cuerpos de seguridad provocaron 27 casos de agresiones a la libertad de prensa, y las detenciones arbitrarias se ubicaron como los ataques más graves y numerosos. 

En los primeros cuatro meses del año, al menos 121 periodistas fueron limitados a su derecho de buscar y difundir información de interés público. En el ejercicio de su profesión, fueron impedidos o agredidos. “IPYS Venezuela también registró 18 casos de detenciones arbitrarias entre enero y abril que cercenaron la libertad de forma temporal, a 23 periodistas, cinco familiares y un defensor de derechos humanos vinculado con el periodismo”, indica el reporte. 

Entre enero y febrero de 2020, los ataques a la prensa estuvieron vinculados con las coberturas informativas realizadas en el Palacio Legislativo y con las actividades organizadas por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. Sin embargo, los incidentes se acentuaron a partir del 13 de marzo, desde que se decretó el Estado de Alarma por la pandemia de la Covid-19. Desde entonces, las fuerzas públicas han ejercido acciones para silenciar la información en Venezuela. 

En solo 49 días, entre el 13 de marzo y el 30 de abril, los cuerpos de seguridad provocaron 27 casos de agresiones a la libertad de prensa. En 15 de estas oportunidades, fueron privados 20 trabajadores de la prensa en Miranda, Vargas, Cojedes, Táchira, Guárico, Apure, Delta Amacuro, Zulia y el Área Metropolitana de Caracas.

 

La organización, adicionalmente, realizó un monitoreo a 51 medios de comunicación tradicionales durante cuatro días y encontró que la escasez informativa predomina en el marco de la cobertura de la pandemia del coronavirus en el país. Puntualizan que “los contenidos sintonizados se limitaron a transmitir comunicaciones oficiales por parte del gobierno de Nicolás Maduro a través de cadenas de radio y televisión, o declaraciones de los principales funcionarios del gabinete oficial”. 

Asimismo, IPYS concluyó que las alocuciones en las que fueron reveladas cifras de coronavirus en el país no se realizaron por fuentes médicas especializadas, sino, principalmente, por tres voceros oficialistas: Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez y Delcy Rodríguez. También otros dirigentes políticos regionales realizaron intervenciones públicaas oficiales, como es el caso de los gobernadores Héctor Rodríguez y Carmen Meléndez. 

El reporte de IPYS también hizo referencia a las incongruencias en las cifras dadas por el oficialismo, a la desinformación en torno al Interferón, a los remedios caseros, y a la censura epidemiológica. 

Con información de: IPYS Venezuela. 

Dgcim detuvo al analista político Javier Vivas Santana
El último mensaje publicado en Twitter hacía alusión a que la Dgcim estaba llevando detenido a Javier Vivas Santana

Funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) detuvieron este miércoles 25 de marzo al analista político Javier Vivas Santana.

Así lo denunció el propio articulista en su cuenta de Twitter, en la que es un fuerte crítico de la administración de Nicolás Maduro.

“La Dgcim me está llevando detenido”, expresó en la red social Javier Vivas Santana, quien escribe para los medios Aporrea, El Nacional, Punto de Corte, 24-7 Digital, Sol de Margarita.

Después de escribir ese mensaje en su cuenta de Twitter no ha habido más información sobre el escritor.

De acuerdo con lo reseñado por El Nacional, no está claro el motivo de su detención, “pero se especula en las redes sociales que se debe una información que filtró en su Twitter sobre una funcionaria adscrita a la GNB”.

En un mensaje publicado ayer difundió fotos de una mujer desnuda, al parecer en un hotel, que está acompañada por un hombre.

“El mal de Dubraska y la pornografía madurista. Aquí vemos a la teniente porno -con fotógrafo identificado- Gingireth Sarai Moya Jaimes, cuyo jefe GD Marlon Dulcey Parada, de la Guardia del Pueblo, le inició expediente”, escribió Vivas Santana.

 

Aclaró que no promueve la pornografía. “Por el contrario, la combato. Lo que lamento es la prostitución de la FAN, más cuando nos hablan de tiempos de cuarentena y sacrificios. Estas son ‘nuestras tenientes’, mientras Jorge Rodríguez habla de que combaten el ‘terrorismo”, subrayó.

Balance Especial IPYSve | 2020: Agresiones a mujeres periodistas en Venezuela
Las libertades informativas de 33 mujeres periodistas fueron vulneradas entre enero y febrero de 2020. 
Los simpatizantes oficialistas, los funcionarios públicos y los cuerpos de seguridad fueron los principales victimarios de las agresiones sufridas por las mujeres periodistas

El ejercicio del periodismo en Venezuela se enfrenta cada vez a más obstáculos y las mujeres trabajadoras de la prensa no escapan de este escenario. Entre enero y febrero de 2020, de los 43 casos de agresiones físicas que registró IPYS Venezuela, 22 de estos hechos afectaron a mujeres periodistas.

Fueron 33 mujeres reporteras, productoras, directoras de medios de comunicación y asistentes de producción que, mientras cubrían hechos de interés público, padecieron agresiones físicas, amenazas, hechos intimidatorios y ataques contra sus herramientas de trabajo durante los primeros 60 días del año.

Estas agresiones hacia las trabajadoras de la prensa estuvieron encabezadas por los simpatizantes afines al gobierno de Nicolás Maduro, quienes en coberturas de calle vieron la oportunidad para atacar y limitar el acceso informativo de las reporteras. Los funcionarios públicos y los cuerpos de seguridad del Estado también representaron un riesgo para la labor periodística de las profesionales de la comunicación.

El Área Metropolitana de Caracas y los estados Aragua, Lara, Carabobo, Sucre, Apure, Táchira  y Trujillo fueron las entidades donde se concentraron los ataques hacia las periodistas durante estos primeros meses de 2020. Solo en el Área metropolitana de Caracas se registraron 17 limitaciones hacia las libertades informativas de las periodistas.

 

Las agresiones vinculadas a la cobertura del Parlamento venezolano marcaron un precedente de gravedad. Los días 5, 7 y 15 de enero, junto a la llegada del presidente de la Asamblea Nacional, y reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 naciones, Juan Guaidó, el martes 11 de febrero, dejaron en evidencia el poder agresor de los simpatizantes oficialistas y la inacción de los cuerpos de seguridad del Estado, donde se vieron afectadas 13 mujeres periodistas. IPYS Venezuela, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y la ONG Espacio Público denunciaron el hecho ante la Fiscalía General de la República y de la Defensoría del Pueblo el jueves 13 de febrero.

Agravios digitales

En los últimos días de febrero destacó que la labor periodística de las mujeres se vio vulnerada principalmente en las redes sociales. Esta organización constató que cinco trabajadoras de la prensa fueron víctimas de amenazas, declaraciones agraviantes y limitaciones a la privacidad. Gregoria Díaz y Lorena Arráiz, corresponsales de IPYS Venezuela en Aragua y Táchira, respectivamente; Omaira Labrador, Ana Cristina Cortés y Yoerli Viloria fueron atacadas a través de las plataformas de Twitter, Facebook, Instagram y Youtube. También recibieron mensajes y llamadas intimidatorias a sus números personales.

La corresponsal por el estado Aragua para Crónica Uno e IPYS, Gregoria Díaz recibió declaraciones agraviantes, campañas de descrédito y amenazas a través de Twitter, Instagram y los estados de Whatsapp luego que informara a través de su cuenta en Twitter sobre el procedimiento de descarte de un posible caso de Coronavirus (COVID-19) en un ciudadano proveniente de China, en la ciudad de Maracay, el viernes 21 de febrero.

Continúa leyendo en: Ipys Venezuela.

IPYS Venezuela: 534 violaciones a la libertad de expresión en 2019
El Estado fue el principal agresor contra la libertad de expresión en Venezuela durante 2019
Desde 2012 se han registrado 2865 casos que atentan contra este derecho

 

El abuso del poder estatal, las agresiones y amenazas, la desinformación, la opacidad y los mecanismos de censura, convirtieron al 2019 en el peor año para el ejercicio del periodismo en Venezuela. Así lo evidenció el sistema de monitoreo y alertas del Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS Venezuela), que totalizó 534 casos que acumularon 1032 violaciones a los derechos de libertad de expresión y acceso a la información pública de los periodistas y ciudadanos.

Estas restricciones en la labor periodística fueron incluso mayores a las que ocurrieron en el 2017, cuando se constataron 518 casos. El aumento en el número de limitaciones durante 2019 se dio en un contexto de sostenidos conflictos sociopolíticos que a lo largo del año coartaron los derechos comunicacionales de los venezolanos, en medio de apagones y una crisis profunda de derechos humanos que afectaron a todo el país.

Fueron 12 meses que comprendieron 512 violaciones por uso abusivo del poder estatal, 326 por agresiones y ataques contra periodistas y medios de comunicación social, 81 limitaciones de acceso a la información pública, 70 casos de censura previa, 21 acciones legales administrativas, 15 casos de censura interna, cuatro casos de impunidad y tres de censura indirecta.

Ipys informó que la mayoría de las incidencias se registraron en los primeros seis meses del año, pues 61% de los hechos, es decir 330 casos, ocurrieron entre enero y mayo. Mientras que entre julio y diciembre se contabilizaron 204 incidentes. Las 1032 violaciones ocurridas demuestran que el Estado venezolano insiste en ignorar las recomendaciones que ha realizado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) desde 2016, en las que advierte la necesidad de tomar medidas urgentes para salvaguardar la libre información y expresión de la sociedad venezolana.

 

 

En 2019, esta organización registró un número importante de hechos relacionados con el uso abusivo del poder estatal. Las 512 violaciones bajo esta categoría comprendieron principalmente 101 casos que involucran la acción directa de cuerpos de seguridad del Estado, 47 detenciones arbitrarias, 30 regulaciones de contenidos en radio y televisión, 16 declaraciones agraviantes de autoridades públicas, siete seguimientos y seis deportaciones a periodistas.

Con un total de 47 casos y al menos 76 periodistas vulnerados por estas medidas, de los cuales 48 fueron reporteros venezolanos y 28 corresponsales extranjeros, esta cifra de detenciones arbitrarias solo se compara con las registradas en 2017, que sumaron un total de 54 casos, y que ocurrieron en un escenario donde las libertades informativas también se enfrentaron a grandes riesgos durante la cobertura de manifestaciones ciudadanas.

Durante 2019, el poder ejecutivo, en distintos niveles, fue el principal victimario. Cometieron 338 casos de violaciones a la libertad de expresión, 155 más de las registradas en 2018, año en el que se contabilizaron 183 casos. 

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) fue el segundo victimario con violaciones reiteradas al sumar 36 incidencias. Seguidamente estuvieron los simpatizantes oficialistas con 34 casos, los tribunales, con 10, y los funcionarios de seguridad de instituciones públicas que fueron responsables de 8 limitaciones. También hubo una participación de victimarios no estatales como desconocidos (50), delincuencia organizada (16), ciudadanos (16), directivos de medios (16) y civiles armados (5).

 

Autoritarismo digital

En 2019 ocurrieron también 191 alertas de restricciones a los derechos digitales de los venezolanos. Esta cifra representa más del doble de casos con respecto al 2018, cuando se registraron 69 incidentes. Las violaciones a las garantías en la red comprendieron 101 restricciones de acceso a internet por fallas de los servicios de conexión fija y móvil en todo el país, 40 ataques a los servidores de portales informativos y acciones intimidatorias hacia periodistas, 38 bloqueos a portales de noticias y plataformas de redes sociales, 9 restricciones a la expresión en línea, y al menos 3 restricciones normativas. Así lo constató el sistema de monitoreo de IPYS Venezuela.

Estas medidas de censura digital fueron un tema de preocupación para la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en su último informe sobre la situación de los derechos humanos en el país. En este reporte la ONU constató que en los últimos años el Gobierno venezolano “ha bloqueado regularmente sitios web de noticias y de las principales redes sociales”, y señaló que esta práctica está limitando aún más el acceso a la información independiente de aquellas personas que no tienen acceso a internet. Justamente, en 2019 se mantuvo el patrón de vulneraciones dirigidas principalmente a medios de comunicación independientes. Entre los portales más afectados por estas formas de censura se encontraron: El PitazoEfecto CocuyoArmando.info y Runrunes.

Con el apoyo de la Red Nacional de Corresponsales y Colaboradores de esta organización, junto a las herramientas del Open Observatory of Network Interference (OONNI), una organización mundial encargada de seguir y documentar las interferencias en la libertad en internet, también se corroboraron nuevas incidencias de censura en internet mediante la investigación Intercortados 2019. A partir de la búsqueda de los mismos 25 sitios web de noticias y redes sociales, 628 veces cada uno, durante cuatro días de octubre y desde las conexiones de CANTV, Movistar y Digitel, este trabajo permitió confirmar que los contenidos de estas plataformas fueron bloqueados en un 33% de las ocasiones.

 

*Lea el informe completo en: Ipysvenezuela.org

Tropa virtual de Maduro bombardea las redes para desinformar

 

En Twitterzuela se libra una desigual batalla campal. La acentuada desproporción de los mensajes del chavismo con respecto a la oposición es corroborada en un estudio del observatorio de actividad digital Probox
Venezuela es el primer país en la región  que utiliza estrategias avanzadas como bots  para posicionar sus mensajes en las redes sociales, advierte el Laboratorio de Investigación Forense Digital del Atlantic Council
La “revolución bolivariana” utiliza Twitter para difundir sus mensajes, posicionarse como tendencia y “combatir” las informaciones que desean neutralizar 
 Junto con China, India, Irán, Pakistán, Rusia y Arabia Saudita, Venezuela es uno de los siete países del mundo con mayor número de ciber-tropas  para desinformar con impacto global, revela un estudio de la Universidad de Oxford 

 

Saraí Coscojuela

Luisa Quintero

 

El 12 de agosto de 2019, #GuaidoYLosReales se hizo tendencia en Venezuela. En apenas dos horas 50 minutos se registraron 6.352 tuits donde se incluían estas palabras. Cuatro días antes, #VenezuelaResisteAlBloqueo produjo 7.227 trinos en menor tiempo. 

Esto forma parte del “trabajo” que hace el gobierno de Nicolás Maduro dentro de Twitter para posicionar sus mensajes: unos de apoyo a la “revolución” y otros de ataque contra el resto de los actores políticos con el objetivo de confundir a la población a través de la difusión de mensajes tergiversados o falsos. 

En Twitterzuela se libra una desigual batalla campal. Una tropa de cuentas de Twitter afines al gobierno de Nicolás Maduro disparan a diario miles de mensajes y etiquetas o hashtag que saturan esta red social, para neutralizar informaciones adversas e imponer mensajes a favor con el objetivo de desinformar e influir en la formación de opinión.

La acentuada desproporción de los mensajes del chavismo con respecto a la oposición en Venezuela es corroborada por estudios que se encargan de rastrear esas cuentas de Twitter llamadas bots, que son programadas para replicar o ampliar mensajes difamatorios.  En una relación de 97 a 3, entre el primero y el 15 de agosto de 2019, se detectaron 226.013 tuits generados por el Ministerio de Comunicación e Información (Minci) frente a 5.089 de la oposición, revela una medición de Probox, observatorio creado por investigadores venezolanos para el monitoreo y análisis de la actividad digital destinado a combatir la desinformación en la red.

Incluso, entre los usuarios de las redes sociales radicales del chavismo y de la oposición existe un amplio margen: un total de 35.157 tuits con etiquetas como #TrumpVerguenzaMundial y #ExiguimosAGuiadoPreso frente a 4.499 tuits  con hashtag contrapuestos como #TrumpJaqueMateAlDictador y #ElTiempoDeActuarEsAhora.

Este bombardeo de tuits promovidos por bots o cuentas manejadas por personas que se comportan en redes como tales, ocurrió durante una quincena noticiosamente “tranquila” si se contrapone con el acelerado ritmo de acontecimientos que tuvo lugar en Venezuela en el primer semestre de 2019. A comienzos de agosto, corrían los días de las conversaciones en Barbados promovidas por Noruega para lograr una transición política en el país, que fueron suspendidas el 7 de agosto por el gobierno de Maduro tras el anuncio de nuevas  sanciones de Estados Unidos contra la industria petrolera. El 8 de agosto, el gobernante llamó a protesta mundial contra Donald Trump y el bloqueo a Venezuela. 

El oficialismo en Venezuela ha tomado las redes sociales como el campo  perfecto para desinformar, opina Iria Puyosa, investigadora y consultora en comunicación política, opinión pública y estrategia web e investigadores del Laboratorio de Investigación Forense Digital y también investigadores de la Universidad de Oxford. Le permite difundir y posicionar sus mensajes, usando estrategias combinadas en las redes sociales con el objetivo de amplificar su contenido a través de usuarios que tienen características de cuentas automatizadas o que actúan como bots.  Y lo hace teniendo en cuenta su nivel de penetración de Twitter en el país. Alrededor de 70% de la población confía en la social media y aplicaciones de mensajería para obtener información sobre la política nacional, según datos de una encuesta realizada por More Consulting en mayo de 2017.

En Venezuela, además de Facebook y  aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp, Twitter reúne la mayor cantidad de población (un millón 280 mil usuarios activos mensuales), que busca un contenido específico en esta red social, generalmente político. 

En Twitter, los bots ayudan a difundir y amplificar los mensajes sean verdaderos o no, lo que influye en debates o creencias, “especialmente cuando las redes sociales son utilizadas en contextos complejos en los que los ciudadanos cuentan con ellas para recibir información sobre el acontecer nacional y mundial”, señala Probox. 

En el escenario venezolano, Probox menciona que Twitter gana protagonismo frente a otras redes “debido a la censura comunicacional y el rol de los medios digitales para difundir información a los ciudadanos”.

Twitter es muy importante para Venezuela pues es una plataforma “fácil de manipular” a través de programas que permiten burlar sus algoritmos, afirma Luiza Bandeira, asistente de Investigación para América Latina del Laboratorio de Investigación Forense Digital (DFRLab, por sus siglas en inglés), una división del think tank Atlantic Council con sede en Washington. 

Esa “manipulación” no es solo por el uso de bots, explica Bandeira. Los grupos de personas o usuarios también están involucrados en la actividad del gobierno de Nicolás Maduro para posicionar sus mensajes y tendencias. 

En el DFRLab han logrado identificar que hay tendencias o hashtag –palabras clave más utilizadas en un plazo de tiempo concreto- que son creadas desde el gobierno. Algunos de los temas de interés de la “revolución bolivariana” también llegan a tendencias por los algoritmos de Twitter, comenta Bandeira, pues la APP hace un cálculo sobre el nivel de tuits y su desarrollo en el tiempo, con lo cual predicen el número de trinos que podría llegar a alcanzar determinada palabra. 

Por eso se observa que hay tendencias en Twitter que apenas alcanzan los mil tuits, afirma la investigadora del DFRLab, al tiempo que destaca que son los algoritmos los que posicionan determinados temas que de otra forma no tendrían mayor difusión. 

A pesar de ello, advierte que Twitter ha hecho cambios en su infraestructura que no permiten la automatización, lo que derivó en la suspensión o cierre de 1.196 cuentas creadas en Venezuela que la red social consideró como que parecían “involucradas en una campaña de influencia impulsada por el Estado”.

El comportamiento de la cibertropa de Maduro en Twitter es de manual. Coincide con las instrucciones del Proyecto de Formación de Ejército de Trolls de la Revolución Bolivariana, creado por el Ministerio de Interior, Justicia y Paz en 2017 para “enfrentar la guerra mediática”. Allí se especifica los componentes que debe llevar un “ejército digital”, en el que se detalla,  por ejemplo, que cada persona (cada celular) debe manejar 23 cuentas de las más importantes redes sociales (entre ellas 10 de Twitter). Para el momento de su lanzamiento, el documento indica que contaban con 500 cuentas de Twitter administradas mediante Tweedeck y resaltaban la importancia de crear “influenciadores” en las redes. 

Manual Ejército de Trolls Venezuela de la Revolución Bolivariana by runrunesweb on Scribd

 

Sube y baja etiquetas

Entre el 1ero de agosto y el 15 de agosto la agenda del gobierno de Maduro pasó de promover la negociación con la mediación de Noruega, a condenar las sanciones impuestas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ordenó el congelamiento de todos los activos e intereses del régimen de Nicolás Maduro.

Esta dinámica en las redes sociales no es nueva y menos para el gobierno de Maduro. Aunque cada día posicionan una tendencia en Twitter sobre distintos temas, durante la primera quincena de  agosto hubo una agenda especial para el presidente Trump, haciendo querer ver que estas nuevas medidas de Estados Unidos son las causantes de la crisis. 

En esa agenda también hubo mensajes en contra del presidente encargado y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.  

El 5 de agosto en la noche se publicó la información sobre las nuevas sanciones de Estados Unidos y al día siguiente el canciller, Jorge Arreaza publicó un comunicado en el que calificó estas medidas como injerencistas y que “pretenden formalizar el criminal bloqueo económico, financiero y comercial ya en marcha, que ha ocasionado severas heridas en la sociedad venezolana durante los últimos años”.

A la par se mantenía como una tendencia – impulsada por el Ministerio de Comunicación e Información- en la red social la etiqueta #TrumpDesbloqueaVenezuela, que además se mantuvo durante 8 horas con 295 mil tuits impulsados en 87% por bots.

El estudio de Probox descubrió que el tuit de origen con la etiqueta #TrumDesbloqueaAVenezuela es institucional: la cuenta de Twitter del Ministerio de Relaciones Exteriores @CancilleriaVe la impulsó el 4 de agosto de 2019, un día antes de que se filtrara la orden de EEUU precedido por los rumores sobre el advenimiento de las sanciones. Dos días después, se convirtió en tendencia en las redes. 

Aunque existe una línea oficial de tendencias por parte del Ministerio, el chavismo más radical también lleva una agenda dentro de las redes sociales y ese mismo día impuso su tendencia #ExigimosAGuaidoPreso, que si bien criticaba la postura y gestión del presidente encargado también mantuvo cierta crítica al gobierno de Maduro.

En este caso un 32% de los tuits generados – en el que se intentaba mostrar al presidente del Parlamento como un traidor a la patria- fueron también con la ayuda de las cuentas automatizadas. 

La oposición toma espacios

Pero el chavismo institucional y radical no es el único que intenta copar la agenda y las opiniones a través de las redes sociales. El estudio de Probox pudo medir que la oposición – aunque con menos impacto – también respondió a las sanciones de Trump, pero haciendo ver que Maduro es el responsable de la emergencia humanitaria.

Como en el chavismo, la oposición también se divide entre los institucionales – la Asamblea Nacional – y los radicales que según los datos recabados durante las primeras dos semanas de agosto por Probox, provenían del partido político de María Corina Machado, Vente. 

#ElCulpableEsMaduro fue una tendencia impulsada principalmente por el exgobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski. En esta tendencia que se mantuvo por al menos unas 4 horas, se trataba de explicar que la crisis económica del país no es producto de las medidas estadounidenses, sino de las políticas erradas del presidente Nicolás Maduro. 

De igual forma los más radicales participaron con la etiqueta #ElTiempoDeActuarEsAhora, también como una forma de apoyar las declaraciones del ex asesor de Seguridad Nacional, John Bolton sobre que “el tiempo del diálogo se acabó y es hora de pasar a la acción”. 

La esencia de los tuits celebraban las medidas de Estados Unidos y al mismo tiempo criticaban el proceso de negociación. Incluso algunas de las publicaciones fueron acompañados por una imagen de Elliot Abrams, enviado especial de la Casa Blanca para el caso Venezuela, en el que aseguró que “existe la opción militar para Venezuela”. 

Pero la repercusión de esta tendencia fue menor a la de los chavistas – tanto radicales como institucionales – porque aunque se mantuvo igualmente por un lapso de 10 horas, solo produjo un total de 2.945 tuits en los cuales un 11% fueron a través de cuentas bots, que produjeron un 22% de las publicaciones. 

En este caso los tuits y estas tendencias se publicaban desde las cuentas del partido político de Machado, pero ella no participó directamente ni publicó tuits con ese hashtag.

Sanciones versus  persecución

Tras la suspensión de las reuniones de Barbados, la tendencia que posicionó el gobierno – igualmente a través del Ministerio de Comunicación e Información – fue la de #VenezuelaSeRespeta con una duración de 11 horas y 263 mil tuits, con un 24% de cuentas bots que produjeron el 83% del contenido.

Ese mismo día la oposición también impuso una tendencia pero relacionado al año que cumplió el diputado, Juan Requesens preso en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). La Asamblea Nacional, los familiares del parlamentario y ciudadanos se concentraron en la plaza de Los Palos Grandes en Caracas para un acto, en el que estuvo presente el presidente encargado, Juan Guaidó. 

Esta tendencia se mantuvo por 14 horas pero solo generó 6940 tuits, que también contó con un 5% de cuentas automatizadas que generaron el 21% de los tuits.

La oposición radical retomó el tema de las sanciones a través de las redes sociales con la etiqueta #LaSolucionEsLaIntervencionYA el 8 de agosto, durante casi 4 horas. Mientras el régimen de Maduro también presentó su tendencia #VenezuelaDignaYSoberana, cuando enviaron una carta a la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidiendo que el organismo se pronuncie en contra de estas medidas.

Ataques personales

Aunque con menos impacto, en Twitter los ataques personales también son otro recurso para  desinformar. En en el periodo analizado por Probox, todos los dardos se lanzaron desde el chavismo contra Guaidó. 

Luego de las sanciones impuestas por Trump, lo responsabilizaron por la decisión de la red social Facebook de suspender la compra de publicidad desde Venezuela. Por lo cual posicionaron como tendencia #GuaidoJodioFacebook, con 6888 tweets durante ocho horas.  

Otra de las tendencias dedicadas al presidente encargado fue #GuaidoYLosReales, aunque se mantuvo solo por dos horas en Twitter.  Esta etiqueta salió publicada un día después que denunciara de una posible disolución de la Asamblea Nacional por parte de la asamblea nacional constituyente.

Aunque eso al final no se llevó a cabo, la ANC dirigida por Diosdado Cabello decidió allanar la inmunidad del diputado Juan Pablo García (Vente-Monagas), además de crear una comisión para estudiar un posible adelanto de elecciones parlamentarias.

Es por eso que ese mismo día, el 12 de agosto, la oposición a través de la AN fijó como agenda en las redes sociales, la etiqueta #FirmesContraElRégimen, que tenía como mensaje principal la defensa del Parlamento y estuvo al aire durante 8 horas con un 8% de cuentas bots que publicaron un 19% de los tuits.

Desentrañando la estrategia

Iria Puyosa, investigadora y consultora en comunicación política, opinión pública y estrategia web, ha realizado numerosos trabajos sobre la manipulación del chavismo en Twitter. En un informe publicado en septiembre de 2018 sobre la “guerra informativa” en esta red social, concluyó que el gobierno de Maduro se vale de tres estrategias para “poner obstáculos a la diversidad de expresiones en línea y realizar interferencias indebidas con la oposición política y la organización en línea de la sociedad civil”.

Estas estrategias consisten en la articulación de cuentas oficiales y cuentas automatizadas para alcanzar las tendencias diariamente; la promoción de etiquetas de distracción a través de la articulación de cuentas cyborgs y bots, con uso de mensajes emotivos, escandalosos, desinformativos, ofensivos y/o falsos; y el secuestro de etiquetas de la oposición para desvirtuar sus discursos e interferir en sus flujos de conversación.

En este punto, Luiza Bandeira, asistente de investigación del DFRLab, agrega que Venezuela es el primer país en la región  en utilizar estrategias avanzadas para desinformar y posicionar sus mensajes dentro de las redes sociales, algo que entienden los actores políticos, especialmente del oficialismo, en una especie de batalla por el control de las comunicaciones. 

El DFRLab asegura  que ha logrado recopilar denuncias comprobables sobre la presión que ejerce el gobierno de Maduro para que las personas tuiteen a cambio de beneficios gubernamentales. Bandeira señala que “en esto, la estrategia venezolana es más desarrollada que en China o Rusia, donde sí es más extendido el uso de bots”. 

Para ello, hay cuentas creadas entre 2010 y 2012 que fueron reactivadas o se procedió a la creación de nuevos usuarios en Twitter, especialmente durante el Foro de Sao Paulo y las últimas sanciones emitidas por la administración de Donald Trump, emitidas el 5 de agosto, detalla Esteban Ponce de León, asistente de investigación del DFRLab basado en Colombia. 

Puyosa señala que los bots son herramientas dentro de una estrategia compleja que ha usado el Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (SIBCI) desde 2010 y además formaban parte de la misión “Chávez Candanga”, un homenaje al usuario en Twitter del fallecido expresidente Hugo Chávez.

Primero las líneas del uso de bots se realizaban por la Vicepresidencia, luego pasaron al Ministerio de Comunicación e Información, describe Puyosa. “Ahora son más sofisticados”. Coincidencialmente, son las carteras que ocupan los hermanos Delcy y Jorge Rodríguez, que han ocupado varios cargos desde el gobierno de Hugo Chávez. 

De aquí se emiten las líneas y los tuits que utilizarán el resto de los usuarios que ayudarán a posicionar las tendencias del día o las cuentas de donde saldrán los mensajes, explica Ponce de León, pues no siempre los trinos provienen de las cuentas oficialistas de los ministerios.

Para Puyosa, el despliegue de estas estrategias “configura una violación sistemática del derecho a participar en los asuntos públicos de los usuarios de Internet venezolanos. Por tanto, contribuyen a vulnerar libertades de expresión y asociación, el acceso a la información y el derecho a participar en el debate sobre los asuntos públicos que son consustanciales a un internet libre, abierto y ajustado al respeto de los derechos humanos”.

Pero en Venezuela los bots no son la única opción a la hora de posicionar tendencias en redes sociales. El estudio El Orden Mundial de Desinformación, publicado a mediados de octubre por la Universidad de Oxford, revela que Venezuela – al igual que China y Vietnam – contratan a grandes grupos de personas (de carne y hueso), para darle forma a los mensajes que quieren emitir por las redes.

Incluso en el informe clasifican a Venezuela como un país que cuenta con una alta capacidad de cyber troop, pues mantienen de forma permanente un equipo de al menos 500 personas, con entrenamiento formal y grandes presupuestos, para “operaciones psicológicas o guerra de información”. El estudio de la Universidad de Oxford midió la actividad de las ciber-tropas en 70 países  encontrando que en 26 de ellos la propaganda computacional se ha convertido en una herramienta de control de la información suprimiendo los derechos humanos fundamentales, desacreditar oponentes políticos y apagar las opiniones desfavorables. 

Pero la estrategia digital del gobierno de Nicolás Maduro no solo se concentra en la política interna del país. El estudio de Oxford registra que Venezuela – junto a China, India, Irán, Pakistán, Rusia y Arabia Saudí – son los siete países del mundo que llevan a cabo operaciones de alcance global.

El DFRLab indica que cuentas de Twitter identificadas como “chavistas” y que operan desde Venezuela, han intentado influir en eventos nacionales de otros países.

El último caso detectado por el Laboratorio fue el de Chile, durante las protestas que se han dado desde el 16 de octubre luego de un aumento en el precio del Metro, donde el gobierno de Maduro ha querido posicionar su mensaje.

En su estudio determinan que de 24.764 cuentas identificadas como chavistas y venezolanas, al menos 2.862 publicaron 20.443 tuits del total que fue 1.1 millón. Esto representa el 1.86% de los trinos.

“Sin embargo, todas las cuentas chavistas, contribuyeron con una proporción mucho mayor de los tuits con 19.2%, es decir 106.626 publicaciones”, agrega el DFRLab.

En este caso destacan que no encontraron evidencia de automatización generalizada, o que la discusión del tema chileno en Twitter fuera totalmente inorgánica. Las protestas chilenas fueron un tema ampliamente seguido por los medios de comunicación y los líderes políticos venezolanos.

Pero para ayudar a su narrativa, los tuits de usuarios identificados como chavistas, amplificaron mensajes de los medios estatales de Rusia, donde destacan la brutalidad policial en las manifestaciones de Chile. “Ese contenido también sirvió a la narrativa del régimen venezolano a debilitar la posición del gobierno chileno. Además sirvió para distraer del propio historial de Derechos Humanos de Venezuela”.

If you wish to read this article in english please click here

En 314% aumentaron denuncias de violaciones a  libertad de expresión en primer semestre de 2019
Los atropellos sufrieron un incremento considerable comparado con los primeros seis meses de 2018 según la ONG Un Mundo Sin Mordaza
Proyectan que para finales de este año la cifra llegue a las 1000 denuncias 

 

@franzambranor

 

11 emisoras de radio cerradas, 9 canales sacados de la parrilla de las operadoras por suscripción de manera parcial o permanente, 15 programas de opinión censurados, 55 periodistas que han sido detenidos y 800 bloqueos a portales web se produjeron durante el primer semestre de 2019 en Venezuela según un informe de la ONG Un Mundo Sin Mordaza.

De acuerdo a Andrés Vilariño, coordinador legal de Un Mundo Sin Mordaza, hasta junio de 2019 se habían presentado entre 550 y 600 denuncias en materia de violaciones a la libertad de expresión y hasta septiembre la cifra creció a 800.

La cifra correspondiente a los primeros seis meses de 2019 representa un incremento del 314% en comparación con el primer semestre de 2018.

“En 2019 vimos cuatro modalidades de censura en Venezuela, que son las detenciones arbitrarias a periodistas, el bloqueo de páginas web, el cierre de medios y los cortes de electricidad”. dijo Andrés Vilariño.

Solo en el mes de enero hubo 59 violaciones a la libertad de expresión, de acuerdo a cifras del Instituto de Prensa y Sociedad.

IPYS también contabilizó 33 episodios de bloqueos contra plataformas digitales entre enero y junio de 2019, así como 22 apagones temporales de internet por fallas masivas en el territorio nacional. Estudios del Laboratorio de Mediciones de Internet revelan que entre enero y abril de 2019 los estados Portuguesa, Apure, Falcón, Mérida, Delta Amacuro, Táchira y Barinas tuvieron conexiones por debajo de un megabit por segundo.

Acoso al periodista 

De acuerdo al informe de Un Mundo Sin Mordaza, las detenciones sistemáticas a periodistas se han acentuado en 2019, contrariando así la declaración de Principios sobre la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

“La modalidad es que detienen al periodista de forma temporal, le hacen borrar el material y después lo liberan bajo amenazas”, dijo Andrés Vilariño, coordinador legal de Un Mundo Sin Mordaza.

La ONG hizo especial hincapié en la detención del periodista mexicano de Univision Jorge Ramos dentro del Palacio de Miraflores el 25 de febrero y la aprehensión de Luis Carlos Díaz el 12 marzo. Además a Díaz se le imputaron cargos por el supuesto delito de instigación a delinquir. Tiene prohibición de salida del país y régimen de presentación.

“Gracias a la presión que hicieron organismos nacionales e internacionales se logró la liberación de Luis Carlos. Hay que seguir denunciando para que cosas así no vuelvan a suceder”, dijo Andrés Vilariño.

 

Lea el informe completo aquí

Hombres armados amenazaron a trabajadores de Radio Mundial 860 AM

LA MAÑANA DE ESTE LUNES, Trabajadores de la emisora Radio Mundial 860 AM, en el estado Táchira, denunciaron que desconocidos con armas largas intentaron ingresar a sus instalaciones.

El  Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) y el Colegio Nacional de Periodistas dieron afirmaron a través de sus cuentas en Twitter que este es el séptimo ataque que le hacen a la emisora en menos de dos años. 

El diputado a la Asamblea Nacional (AN) Franklyn Duarte aseguró que la Radiodifusora Cultural del Táchira también fue víctima de amedrentamiento por parte de colectivos armados.

«Denunciamos el ataque que en estos momentos en la planta de Radiodifusora Cultural del Táchira. Colectivos armados cumpliendo órdenes del régimen y los cuerpos de seguridad no actúan contra la delincuencia organizada», escribió en su Twitter.