Lara archivos - Runrun

Lara

#MonitorDeVíctimas | Las FAES asesinaron a un joven un mes después de su detención
En otro hecho, un hombre de 50 años de edad fue asesinado por tener antecedentes policiales

 

A Witten José Durán Mendoza, funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) lo asesinaron un mes después de que lo detuvieron en Río Claro, al sur del municipio Iribarren, estado Lara, por el delito de porte ilícito de arma de fuego. En ese momento, presuntamente, cargaba una pistola 9 milímetros, pero luego de la audiencia de presentación quedó en libertad. 

Un familiar de la víctima, contó que el viernes 22 de mayo, a las 5:00 am, cinco funcionarios llegaron a la vivienda de Durán, treparon las paredes y tumbaron las puertas en busca del joven de 20 años de edad. Uno de los funcionarios le dijo: “Ponte una franela que nos vas a acompañar al comando”, mientras que al familiar le dijeron: “Cualquier cosa nosotros le avisamos” y de ahí no supieron más nada de él. 

A Durán lo mataron en la avenida Ribereña, cerca del Puente Macuto donde los funcionarios simularon un enfrentamiento. Todo ocurrió muy rápido. Los vecinos de las comunidades cercanas, aseguraron que escucharon alrededor de cinco detonaciones.

Aproximadamente a las 10:00 am, en un programa radial de Barquisimeto informaron que dos hombres habían muerto en un supuesto enfrentamiento con las FAES. Uno de ellos era Durán. 

“¿Cómo van a decir que era un enfrentamiento si a él lo sacaron de su casa y me lo mataron en otro sitio?”, comentó un familiar que estaba en la morgue del hospital central Antonio María Pineda. 

Según el reporte policial, era miembro de la banda de alias “Santanita”, uno de los delincuentes más buscados de Lara, pero los familiares aseguraron que el joven no lo conocía y tampoco se la pasaba en La Carucieña, comunidad en donde vivió “Santanita” cuando era un adolescente. 

Le tomaron una foto 

Nelson Enrique Suárez, de 50 años de edad, tenía catorce días de haber regresado, proveniente de Barinas, a la casa materna situada en la urbanización La Carucieña, al oeste de Barquisimeto. 

El jueves 21 de mayo, en horas de la noche, estaba en la plaza del sector II junto a unos amigos y vecinos, cuando llegaron funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y le pidieron a todos su identidad. 

Vecinos comentaron que uno de los funcionarios les preguntó que quién tenía registros policiales y Suárez dijo que él. Se refería a una detención ocurrida ocho años atrás, aunque los familiares no especificaron el delito. 

Los funcionarios lo separaron del grupo, le tomaron una foto al rostro y se marcharon. Al día siguiente, a las 5:00 am, llegaron a la casa y se lo llevaron. Habitantes de la zona escucharon cuando Nelson gritaba: “No me maten, no me maten”. Seguidamente, en la vereda 15 del sector II de La Carucieña, se escucharon muchas detonaciones. 

“¿Quién se va a meter para defenderlo de esos hombres que lo que andan haciendo es matando a las personas?”, expresó una prima. 

Los familiares desconocen cómo pasaron los hechos porque Suárez estaba solo en la casa. Se enteraron de su muerte por un noticiario radial. 

“Él no era ningún delincuente y tampoco era de la banda del “Santanita”, que ni lo conocemos”, dijo la dama.  

 

el futuro de la juventud en sectores populares

#MonitorDeVíctimas | La DIEP mató un mecánico y su cliente en el caserío El Patriota del estado Lara
Las autoridades los vincularon con una banda dedicada al robo de vehículos en la carretera Quíbor-Carora. También detuvieron a otros cinco hombres

Un disparo en el pecho recibió Alvis Yoel Yustiz Hernández, de 26 años de edad, en un cuarto de su casa, ubicada en el caserío El Patriota del municipio Jiménez del estado Lara. Funcionarios de la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas (DIEP) de la Policía del estado Lara, mataron a Alvis junto a Alberto Suárez, de 36 años de edad, en un presunto enfrentamiento. 

El pasado 21 de mayo, alrededor de seis uniformados irrumpieron en la vivienda de Alvis, y lo encontraron en el patio donde estaba reparando el carro de su amigo Alberto, a quien conocían como “Peloncho”. 

No estaban solo ellos dos. En la casa también se encontraba el padre de Alvis a quien uno de los policías le colocó las esposas y le tapó el rostro con una franela. Luego lo montaron en un carro y se lo llevaron con rumbo desconocido. En el camino le dijeron que solo le harían un interrogatorio a su hijo, pero un par de horas después se enteró que lo había matado.  

Familiares aseguraron que los funcionarios, quienes andaban con chaquetas en las que se leía DIEP, se dispersaron por la vivienda. A Alvis lo metieron a uno de los cuartos mientras que a Alberto lo tenían en el patio. 

Habitantes del caserío, alertaron a unos familiares, que viven muy cerca, que el “gobierno” estaba en la casa. Los dos parientes salieron corriendo y, cuando les faltaban menos de una cuadra para llegar, escucharon una ráfaga de disparos. 

“En ese momento supimos que habían matado a Alvis. ¿Qué funcionario se va a meter para el caserío así de la nada?, ellos venían a matar. Nunca preguntaron por nadie, solo dispararon”, comentó un allegado que no se identificó por temor. 

Alvis quedó muerto dentro del cuarto. Uno de los familiares, presume que lo arrastraron hasta la puerta principal porque en el piso quedó el rastro de sangre. A Alberto le dispararon en el patio. 

“Cuando llegamos a la casa todavía se escuchaban detonaciones. Les gritábamos que pararan, pero lo que hicieron fue amenazarnos y sacarnos del sitio”, dijo otro de los parientes. 

A los dos hombres los montaron en una patrulla y se los llevaron para el hospital Baudilio Lara, de Quíbor, municipio Jiménez. Los familiares les gritaban a los policías que eran unos asesinos y ellos respondían que los dos estaban heridos.   

Mientras tanto, en el sector Las Torrecitas del mismo municipio, a unos 8 kilómetros de distancia, los funcionarios llegaron a la casa de Alberto y entraron sin ninguna orden judicial.

Allí estaba la esposa de Alberto junto a sus tres hijos de 1, 3 y  11 años de edad, además de dos cuñados de Alberto y tres amigos más. Los uniformados comenzaron a revisar una moto, una buseta y un carro Neón que estaban en la vivienda y pidieron los títulos de propiedad. Posteriormente se los llevaron con el argumento de que, presuntamente, los usaban para robar.

Asimismo, detuvieron a los cinco hombres y se los llevaron hasta la sede principal de la DIEP, en Barquisimeto, señalados de pertenecer a una banda de carretera dedicada a lanzar objetos cortantes, llamados “miguelitos”, para obligar a los choferes a detenerse y robarlos. Fueron liberados 48 horas después con régimen de presentación cada 30 días. Los carros serán entregados por la Fiscalía del municipio Jiménez.

Según la minuta policial, Alvis y Alberto también pertenecían a la banda delictiva dedicada al robo de transeúntes, en la carretera Quíbor-Carora. Sin embargo, los familiares de las dos víctimas desmintieron esta versión y señalaron que los funcionarios asesinaron a dos inocentes.

Además, la minuta de la DIEP señala que Alberto había estado detenido por el delito de extorsión en la cárcel de Uribana, ahora Centro Penitenciario David Viloria, en el año 2011.

“Esos eran unos muchachos sanos, no eran delincuentes. Los policías lo único que vinieron a hacer al caserío fue a robar porque se llevaron hasta ropa del muerto”, dijo una allegada a las víctimas.

 

el futuro de la juventud en sectores populares

#MonitorDeVíctimas | Un mecánico fue asesinado por las FAES al oeste de Barquisimeto
Luis Eduardo Medina Martínez no tuvo tiempo de vestirse cuando una comisión de las Fuerzas de Acciones Especiales llegó a su casa para supuestamente interrogarlo. En una construcción de adobe en la misma cuadra le dispararon

 

@LizGascon 

 

Luis Eduardo Medina Martínez, un mecánico de 24 años de edad, fue asesinado por las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) en la calle 2 de la urbanización Villa Productiva de Barquisimeto, estado Lara, el miércoles 15 de abril a las 6:30 am.

Medina se despertó con el ruido de las patrullas que acordonaron el sector antes de entrar a su casa para interrogarlo y separarlo de su pareja y el hijo de ambos.

El joven mecánico no tuvo tiempo de vestirse. Los funcionarios le pidieron a su esposa una franela, un par de zapatos alegando que sería trasladado a un comando. Pero lo sacaron a una construcción de adobe en la misma cuadra y le dispararon en el pecho, declararon sus familiares.

“Le preguntaron si tenía entradas y dijo que cuando era menor de edad. A la esposa la sacaron en una camioneta y la dejaron tirada en una avenida con su bebé de un añito con ese frío”, comentó un allegado que reservó su identidad.

Su esposa regresó a la urbanización gracias a una persona que le hizo el favor de trasladarla. El paso estaba clausurado y una policía que se percató de su presencia volvió a encerrarla en una camioneta. Desde ahí escuchó los disparos y presenció la retirada de los funcionarios de las FAES.

“Pero igual lo matamos”, fue la respuesta de un oficial a la pareja de Medina cuando negó que se trató de un enfrentamiento como aseguró las FAES antes de abandonar la zona. 

“Él no tenía armamento. Trabajaba como mecánico, vendía panes y los cambiaba por maíz en Trujillo y estaba aprendiendo barbería”, relató el allegado en las afueras de la morgue el 16 de abril cuando retiraban el cuerpo de Medina para el entierro en el Cementerio Municipal de Barquisimeto.

La misma fuente denunció que la máquina de afeitar que utilizaba fue robada por los funcionarios de las FAES. 

“Él estaba aprendiendo y le cortaba el pelo gratis a muchos jóvenes que no tenían cómo pagarlo. La máquina se la había prestado su padrastro”, agregó.

La versión oficial señala que se registró un enfrentamiento durante un operativo de la FAES en la comunidad de la parroquia Juan de Villegas en el oeste de la ciudad “en respuesta a las denuncias de los habitantes por la presencia de la banda delictiva El Vairon”. 

Pero familiares de Medina descartan que el joven formara parte de un grupo criminal o que tuviera un revólver calibre 38, como lo indica el reporte policial.

“El FAES siempre hace lo mismo. Mata personas inocentes o que quizás han cambiado su vida, pero siempre ponen un enfrentamiento para no quedar mal. Dijeron que él había robado en una pollera. Es mentira. Sus días los pasaba en la casa o el taller”, afirmaron.

Según el Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea) las FAES mataron a 238 personas en Lara en su primer año de operaciones, entre agosto de 2018 y agosto de 2019. La entidad registra una de las mayores cifras de legalidad policial por parte de este cuerpo de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

 

 

Divina Pastora recorre calles de Barquisimeto en medio de pandemia de covid-19
La patrona de Lara volverá a Sana Rosa tras completar la ruta a bordo de un vehículo

La Divina Pastora salió este domingo,  12 de abril, aproximadamente a las 9:20 de la mañana desde el pueblo de Santa Rosa para recorrer calles y avenidas de la ciudad.

“Divina Pastora intercede por nosotros para el país de la pandemia del coronavirus. Ayúdanos para superar este momento”, fueron las palabras de Víctor Hugo Basabe, administrador apostólico de la Arquidiócesis de Barquisimeto, minutos antes de que la sagrada imagen saliera en recorrido por la ciudad desde el Pastora Móvil.

Más información en El Impulso.

Pacientes diabéticos de Lara en riesgo por falta de tratamientos en tiempos de cuarentena
Ante la crisis humanitaria compleja que vive Venezuela uno de los sectores de la población más afectados son los pacientes crónicos
Ahora con la llegada del COVID-19 estas personas siguen siendo las más vulnerables, sin embargo la atención que el Estado debe proveerles es cada vez más precaria

En Lara, los pacientes diabéticos continúan denunciando la falta de insulina para el tratamiento de su patología que desde el mes de enero vienen pidiendo ante la Dirección de Salud del estado Lara.

La señora Luisabeth Pernalete es paciente con diabetes mellitus tipo 1. Ella ha vivido 20 años de su vida con esta patología. Ella denuncia “la falta de consideración y de empatía por parte del personal de dirección de salud (sanidad) para con nosotros los pacientes insulino dependientes… Como saben desde el mes de enero del año en curso a esta institución no llega el vital líquido insulina tan necesario para nosotros poder vivir… Yo exijo a las autoridades regionales me den respuesta a mi requerimiento, así como la insulina de igual manera las tiras reactivas para el glucómetro Suma, están desaparecidas de la institución”.

Pernalete asegura que el pasado lunes 2 de marzo “prometieron resolver a la brevedad posible nuestros tratamientos y hasta la fecha siguen desaparecidos, no podemos decirle a nuestro cuerpo: Espérate ya la insulina viene; ni a nuestro páncreas: produce un poco de insulina; obligatoriamente esta hormona debemos inyectarla para mejorar nuestra calidad de vida”.

Una de las versiones de la insulina que más se solicitan en Barquisimeto y que menos se encuentran es la Lantus, quizás de las más costosas que hay en el mercado. Al respecto Susana Mujica quien es diabética y además paciente renal hizo un llamado a las autoridades con competencia en el tema de distribución de este tipo de medicinas a dar una respuesta a los pacientes que esperan por su medicina ya que corren un grave riesgo de decaer como consecuencia de la falta de insumos.

 

Más de dos millones cuesta el “Lantus”

Las protestas de los pacientes crónicos se vienen ejecutando en el estado Lara desde el año pasado por la falta de respuesta del Estado. Luisa Pernalete participó en una protesta el pasado 2 de marzo frente a la dirección de salud en la Av. Vargas. Allí comentó a Elimpulso.com que pagó mas de dos millones 500 mil bolívares por un dial de “Lantus” para poder tratar la diabetes que padece.

Como ella, hay al menos 300 pacientes crónicos en el estado Lara, quienes dependen de medicinas de alto costo para controlar sus enfermedades o no rechazar trasplantes de riñón, en el caso de los pacientes renales, los cuales también se han visto afectados por la cuarentena social.

La grave situación de los pacientes crónicos se empezó a agudizar más desde que fueron cerradas las entradas y salidas de todo el estado Lara por las medidas previstas durante la cuarentena social. La luz que esperaban ver en el camino, se volvió a atenuar para quienes padecen este tipo de enfermedades como la diabetes, pues se limitan más las posibilidades de cumplir con sus tratamientos.

 

Guaidó montó un

El ministro Sectorial de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, informa este jueves, 5 de marzo, cómo fueron los hechos que se suscitaron el 29 de febrero en la marcha convocada por Juan Guaidó en Barquisimeto, estado Lara y asegura que eso es un «falso positivo» de la oposición venezolana y que investigarán hasta dar con la verdad.

En este sentido, acusó a integrantes del equipo de Juan Guaidó de contratar a Climaco Medina, alias «El Caracas», para que lo apuntara con un revólver con el propósito de montar un «falso positivo» y culpar a las fuerzas de seguridad del Estado.

«Estamos tras las pistas de muchos elementos relacionados con esto, cuál era el objetivo (…). La verdad es que este ser (Juan Guaidó) está desesperado y si alguien disparó en la manifestación fueron los pistoleros de ese señor», dijo en declaraciones al país transmitidas por VTV.

Continuó explicando que la oposición es rechazada por el pueblo venezolano porque nadie quiere que sancionen a la aerolínea Conviasa ni que, a su juicio, se «roben» el dinero de la nación. Insistió en que nadie tomó fotos de lo sucedido, ni la gente que acompañaba a Guaidó ni fotografías publicadas por agencias internacionales. «Porque si le disparan al pueblo eso no le importa a nadie, pero si construyen un falso positivo sí, eso sí lo difunden por el planeta entero», agregó el titular para la Comunicación.

Asimismo exhortó a las agencias y medios internacionales ha realizar una investigación «pronto» de la situación que se presentó en Lara y del «montaje» de la fotografía aportada por el equipo de prensa del líder opositor. «Por favor publiquen la verdad de los hechos», reiteró al tiempo que insistió en que lo hagan rápido porque este tipo de «falsos positivos», aseguró Rodríguez, es lo que está preparando el también presidente de la Asamblea Nacional para los próximos días e hizo énfasis en el 10 de marzo.

Despacho de Guaidó envía
En un comunicado se explica que Maduro, con el ataque de los colectivos, se valió de “procedimientos propios de una mafia o grupo criminal” e intentó “un magnicidio”

El despacho del presidente encargado de la República y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, emitió este sábado, 29 de febrero, en horas de la noche, una “alerta internacional” para informar a la comunidad mundial sobre el ataque armado de “colectivos” identificados como seguidores de Nicolás Maduro, contra una manifestación que el mismo líder opositor encabezaba en Barquisimeto, estado Lara, y que terminó con varios lesionados, incluyendo un adolescente de 16 años herido de bala en una pierna.

El comunicado indica que la arremetida se hizo contra Guaidó, su equipo de trabajo y representantes de medios de comunicación que cubrían la marcha en el oeste de la capital larense.  Allí, dice el texto, “dispararon armas de fuego, robaron vehículos y secuestraron personas”.

La misiva, difundida en redes sociales por el Centro de Comunicación Nacional, indica que el ataque representó “un atentado directo a la vida del Presidente encargado” así como “una nueva muestra de desesperación del régimen”. 

Apunta también que, con esta actuación, Maduro se valió de “procedimientos propios de una mafia o grupo criminal” e intentó “un magnicidio”.

Ante ello, se pide a la comunidad internacional “elevar de manera decisiva las medidas y la presión que se ejerce” contra Maduro.

Para el despacho de Guaidó, lo sucedido “es producto de un mensaje de instigación a delinquir”, dirigido por Maduro y Diosdado Cabello, líder del PSUV y de la asamblea nacional constituyente. Este último, recuerda la nota, dijo en su programa de televisión que lo que se había hecho con el presidente de la AN a su llegada al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía –cuando fue agredido por colectivos que lo empujaron y golpearon- “había que hacerlo en todas partes”.

 

“Vamos a revisar las tácticas, no podemos permitir que sigan agrediendo así a nuestra gente”, prometió en una transmisión por redes sociales desde Caracas

 

El presidente encargado de la República y líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, aseguró que hechos como el ataque de colectivos ocurrido este sábado contra la manifestación que él mismo encabezaba en una barriada de Barquisimeto, estado Lara, no lo hará retroceder de su objetivo: lograr la salida del poder de Nicolás Maduro.

“La dictadura pudo haberme matado, pudo haberme asesinado el día de hoy, sin duda. Dispararon armas de fuego, me apuntaron, pero eso no nos va a hacer retroceder. Ni eso, ni detener a familiares, ni perseguir políticamente”, señaló en referencia al arresto de su tío, Juan José Márquez, apresado cuando volvía de su segunda gira internacional.

“Sabemos muy claramente a qué nos enfrentamos”, señaló en una transmisión en directo, a través de redes sociales, y apuntó que tales ataques por parte de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, a quienes llamó “cobardes”, los ejecutan porque “no pueden salir a las calles”. “Nos mantenemos fuertes y por eso nos envían sus asesinos”, recalcó al referirse a los colectivos, a quienes relacionó con grupos terroristas.

Aplaudió a los manifestantes en Barquisimeto y aseguró que, a pesar de la arremetida armada de los colectivos, “nadie retrocedió”. “Tuvimos hoy una acción muy clara para poder avanzar en todos los espacios. Pudimos avanzar con nuestra gente y protegerla a pesar de los heridos”, aseveró.

“Vamos a revisar las tácticas, no podemos permitir que sigan agrediendo así a nuestra gente”, prometió el presidente encargado e insistió en que este tipo de ataques no solo se denunciará, sino que se actuará de de manera organizada para evitarlos.

Las palabras de Guaidó estuvieron dirigidas a definir acciones de cara al 10 de marzo, fecha en la que se anunció una gran marcha nacional contra Maduro.

“Nuestro único límite es el límite físico. Hemos puesto nuestra vida al servicio de esta causa, pero con una sola persona tampoco es suficiente. Por eso lo importante de este mensaje y la necesidad de unirnos”, afirmó.

El líder parlamentario exigió “unificación en torno al pliego nacional de conflicto”, al que se sumarán transportistas, estudiantes y gremios.

Guaidó pidió que “convocar, comunicar y accionar” con miras a la próxima manifestación. “Todos movilizados de cara al 10 de marzo, siempre retando a una dictadura cobarde que no puede salir a las calles y por eso agrede así a la gente”, dijo.