jesuitas archivos - Runrun

jesuitas

El superior general de los jesuitas pide elecciones para Venezuela

EN UN ENCUENTRO EN ROMA celebrado este sábado, 16 de enero, el padre Arturo Sosa, general de los jesuitas, mostró su esperanza de que la sociedad venezolana “encuentre un camino para llegar a una solución pacífica que lleve a unas elecciones políticas que todos sientan como legítimas y como posibilidad de futuro”. 

Sosa lamentó la situación de Venezuela y  la grave crisis “social, política y económica”, así como el “enorme sufrimiento de la población que carece de las cosas más esenciales”.

Sosa es uno de los venezolanos con mayor influencia de la Iglesia católica junto al arzobispo Edgar Peña Parra, sustituto para los Asuntos Generales de la Secretaría de Estado.

 

Compañía de Jesús en Venezuela rechaza el proceso constituyente y pide evitar la violencia

Jesuitas P. Rafael Garrido

El P. Rafael Garrido, Provincial de la Compañía de Jesús, se dirigió a la opinión pública venezolana en nombre de los jesuitas del país mediante un comunicado en que rechaza la ruptura democrática por las acciones del Gobierno de Nicolás Maduro al llamar a una Asamblea Nacional Constituyente y las consecuencias de la represión a las protestas antigubernamentales que desde abril colman las calles.

“En esta hora, los venezolanos no claman por el cambio de la Constitución, sino por su cumplimiento … Ahora una Asamblea Nacional Constituyente es innecesaria” dice Garrido en la misiva, y señala que lo que desean los ciudadanos es comida, medicinas, seguridad, paz y elecciones justas.

Asimismo afirmó que la Iglesia pide el respeto a los derechos humanos, la inmediata apertura de la ayuda humanitaria internacional en medicinas y alimentos y la pronta apertura a todas las iniciativas para la activación de una economía productiva.

Puede leer el comunicado aquí:

Comunicado Jesuitas 1Comunicado Jesuitas 2

FOTOS - Salieron a caminar su dolor en homenaje a Miguel Castillo

Caminata-Miguel-Castillo-1

Foto: Miguel Gutiérrez @mgutierrezphoto

El cielo de Caracas acompañó el dolor de los amigos, familiares, compañeros y profesores que se reunieron el jueves 11 de mayo para despedir a Miguel Castillo un día después de haber caído en las protestas. Desde temprano rindieron homenaje con una misa oficiada en el Colegio San Ignacio de Caracas, donde el joven de 27 años estudió buena parte de su infancia y adolescencia.

A media mañana, la comunidad ignaciana emprendió una caminata que partió desde el colegio y se extendió hasta Las Mercedes, a la altura del CVA,  justo en el lugar donde Castillo recibió el impacto que le quitó la vida. No sólo sus compañeros y maestros se sintieron convocados; también ex alumnos, papás y abuelos de antiguas promociones asistieron a la ceremonia portando los estandartes de la institución educativa, además de sus colegas de la Universidad Santa María donde estudió Comunicación Social.

Flores, la bandera tricolor y estampas de la Virgen María y de San Ignacio, fundador de la Compañía de Jesús, fueron colocadas en el punto de la calle donde Castillo cerró los ojos por última vez. Una joven escribió con spray sobre el asfalto: “Miguel siempre serás un héroe”. El himno del colegio y cantos que claman por el compromiso, la promesa de la juventud y la lucha por alcanzar la justicia fueron entonados por una multitud de ojos llorosos y corazones destrozados.

La caminata siguió hasta la plaza Alfredo Sadel en Las Mercedes en la que se celebró otra misa, donde sus compañeros de la promoción 81 del Colegio San Ignacio (graduados en 2007) ofrecieron unas sentidas palabras ante los dolientes y los familiares de “El Negro” Castillo, como le llamaban a Miguel.

“Miguel quería trabajar para que este país cambiara, para que fuera el país que sus padres y su abuela le contaban. Es lo que tenemos que seguir buscando. Esperamos reconciliación y que impere la paz en el país”, dijo María Angélica de Bracho, tía de Miguel Castillo.

“Mi hijo lo único que quería era un país libre. Donde pudiese ejercer su carrera de comunicación social. ¿Por pensar diferente lo matan? Lo único que pido es justicia”, habló su madre, Carmen Elena de Castillo. Y el llanto colectivo no cesó.

San-Ignacio-Miguel-Castillo

Caminata-Miguel-Castillo-Lido

Caminata-Miguel-Gutierrez-2

Foto: Miguel Gutiérrez @mgutierrezphoto

 

Bandera-Miguel-Castillo

CVA-Miguel-Castillo-1

Paz-Miguel-Castillo

Equipo-Miguel-Castillo

Promo81-Miguel-Castillo

Loyola-Miguel-Castillo

arturo-sosa-sj

El superior general de los jesuítas a nivel mundial, el padre Arturo Sosa, expresó durante una rueda de prensa que hasta que las personas que están negociando no se sienten a escuchar a las víctimas no se podrá llegar al diálogo.

“Los procesos de diálogo no se pueden dar por terminados nunca, pues el diálogo es necesario en la democracia. El balance social de Venezuela es dramático, angustiante (…) no puede dejar a nadie indiferente, a ningún gobierno que no debe anteponer razones ideológicas para atender necesidades”, aseveró el jefe mundial de los jesuitas desde el Colegio San Ignacio de Loyola en Caracas.

Sosa también cuestionó las falta de libertades y la poca atención, que apuntó, se dan en Venezuela para garantizar derechos constitucionales como la salud, la alimentación y la seguridad personal.

Recordó que no es propio de una democracia tener presos políticos y evitar el voto popular. “El hecho de que no haya votos es lo más preocupante por la ausencia de democracia en Venezuela”, afirmó.

Sosa indicó que en Venezuela no habrá democracia si el sujeto no es el pueblo organizado que trabaje por el bien común. “A este sujeto deben responder instituciones que sirvan al pueblo, no que se sirvan del pueblo”.

Asimismo aseguró que los jesuítas están dispuestos a colocar todo lo que esté a su alcance para aliviar la angustia que viven los venezolanos. “Estamos obligados a buscar caminos democráticos para resolver los problemas del país. La angustia más grande de la Compañía de Jesús es la crisis humanitaria que estamos viviendo en Venezuela”, lamentó.

De igual manera invitó a que los venezolanos tengamos una Navidad sin insultos mutuos y que se consigan caminos comunes para solucionar los problemas. “El camino de la política es el camino de reconocernos como personas, con nuestras diferencias”, indicó.

“Presionar no significa tirar piedras, ni acudir a la violencia. La venganza nunca es la solución (…) No caigamos en la trampa de pensar que el que critica al gobierno defiende lo que hubo antes”, enfatizó.

Con respecto al tema del Arco Minero aseguró que no el camino y que los seres humanos estamos haciendo que el planeta tierra arriesgue su posibilidad de conservar la vida humana. “No es justificable anteponer razones ideológicas ante la vida de la persona humana. Si algo hace falta en el mundo, en su conjunto, es la reconciliación… entre nosotros, con la naturaleza”.

 

Papa Francisco visita a jesuitas liderados por Arturo Sosa

papa-francisco-arturo-sosa-y-juaquin-barrero

Foto: La Patilla

El papa Francisco visitó hoy por sorpresa la sede en Roma de los jesuitas, que celebran en estos días su 36 Congregación y acaban de elegir al venezolano Arturo Sosa como Superior General, y les invitó a alcanzar “las periferias donde otros no llegan”.

Francisco llegó esta mañana a la sede de la Compañía de Jesús y fue recibido por el nuevo padre general de los jesuitas y primer no europeo, el venezolano Sosa, con quien se reunió hace unos días en el Vaticano.

El papa, que también es jesuita, les instó en un discurso en español en la sala de la Congregación, donde llevan reunidos desde el pasado 2 de octubre, a “caminar juntos -libres y obedientes- yendo a las periferias donde otros no llegan”.

“El jesuita está llamado para ‘discurrir’ -como dice (san) Ignacio (de Loyola, el fundador de la compañía)- y hacer vida en cualquiera parte del mundo donde se espera más servicio de Dios y ayuda de las ánimas”, agregó.

Francisco recordó que, “como los anteriores pontífices han dicho en varias ocasiones, la Iglesia os necesita, cuenta con vosotros y sigue confiando en vosotros, de modo especial para llegar a los lugares físicos y espirituales a los que otros no llegan o les resulta difícil hacerlo”.

Por su parte, Sosa explicó que la reunión con el papa “no es sólo un momento de saludo a los congregantes sino que forma parte de los trabajos de la Congregación” para inspirarles ante las próximas decisiones sobre las que reflexionan en estos días.

Antes de su intervención, Francisco recordó al jesuita holandés Franz van de Lugt, que fue asesinado en Homs, en Siria, el 7 de abril de 2014, al rechazar abandonar la ciudad asediada por las milicias del Estado Islámico.

El pontífice fue el primero en conocer el pasado 14 de octubre el nombramiento del padre Arturo Sosa como Superior General y el pasado 20 de octubre, por la tarde, lo recibió en la Casa de Santa Marta, donde dialogaron durante más una hora.

A diferencia de otras reuniones con órdenes y congregaciones religiosas en capítulo, que generalmente son recibidas en el Vaticano, Francisco prefirió acercarse personalmente a la sede jesuita, donde respondió a algunas preguntas tras su discurso.

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 20.10.2016: ALTO – Casos documentados
ALTO
¿EXPEDIENTES?:

Crímenes de lesa humanidad, genocidio, crímenes de guerra, apartheid, tortura, encarcelación, destrucción o apropiación de bienes sin justificación y otros delitos están contemplados en el Estatuto de Roma que dio origen a la creación de la Corte Penal Internacional. Hasta ahora hay por lo menos cinco casos totalmente documentados contra igual número de funcionarios de los gobiernos de Chávez y Maduro. En secreto dos comisiones separadas han revisado los casos y conseguido toda la información y las pruebas que cubren los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Tres civiles y dos militares. Esta semana entraron siete más que apenas comienzan su revisión. Las angustias de algunos pasajeros en los variados -y acelerados- periplos presidenciales les hacen preguntar cuales países serán visitados. Precisamente, de esas giras, circulan noticias de algunos viajeros que dicen tener pruebas de la movilización de grandes sumas de dinero en divisas europeas que luego son depositadas en cuentas nuevas a nombre de funcionarios venezolanos -de absoluta confianza en el alto poder- acreditados en esos países. ¿Será ese el afán de recorrer el mundo – en 2 aviones y con larga comitiva- en medio de la gigantesca y multifactorial crisis del peor gobierno de la historia venezolana? ¿Y en Sucres en Quito?. Irresponsabilidad de tal tamaño tiene que tener alguna justificación que no conocemos…

PAPA NEGRO & POLITÓLOGO:

arturo-sosa-jesuita

Con alegría y el respeto por su trabajo de varias décadas recibimos sus amigos la designación del nuevo Superior de los Jesuitas, Arturo Sosa Abascal. Oportunos sus comentarios: “Ni el Gobierno ni la oposición venezolana “tienen un plan” para solventar la crisis que enfrenta, actualmente, el país”. A pesar de sus años de estudio del proceso sociopolítico venezolano enfatizó: “No se entiende lo que pasa en Venezuela si no se entiende que el país vive de la renta petrolera y que la administra con exclusividad el Estado…En este contexto es complicado la formación de una sociedad democrática…El Estado tiene que estar subordinado a los ciudadanos, porque son ellos quienes mantienen el Estado; pero es el Estado quien mantiene la sociedad y esto hace muy difícil la creación de un Estado democrático… el modelo rentista que encabezó Chávez y continúo Nicolás Maduro “no se sostiene” ante un país que ha crecido, y que, de igual forma, la oposición no tiene un modelo diferente”. Ese aspecto, según Sosa, lograría una mejora a la situación. Recalcó algo crucial: “la importancia de construir puentes en común, conforme a la voluntad popular, para lograr superar la crisis”. Escúchemoslo todos. Amén.

runrunesmedio

Francisco, jesuita y misionero por Asdrúbal Aguiar

PadreJorge

 

En el intento de comprender la opción teológico política de Francisco y la circunstancia de su primer viaje como Papa a la América de habla hispana con escalas en Ecuador, Bolivia y Paraguay, desde dónde vierte enseñanzas ante feligreses con importantes mayorías indígenas, escribo al efecto y en sus textos de jesuita y luego como Cardenal advierto su clara distancia con el marxismo.

En conferencia que dedica a la memoria de los jesuitas mártires rioplatenses, en 1988, Jorge M. Bergoglio recuerda la experiencia pastoral de éstos en las reducciones indígenas paraguayas en el siglo XVII. Propone actualizarla de cara a las realidades de hoy.

Describe el “proyecto de paternidad” que éstos avanzan y recuerda que implica para el indígena estar “en capacidad de librarse, zafarse, de todo tipo de esclavitud”; sea la de un “opresor bandeirante, un encomendero venal o un hechicero. Y luego se pregunta ¿qué teología de liberación subyace en este proyecto?, para concluir por lo pronto que es “opuesto a los proyectos ilustrados de cualquier signo, los cuales prescinden del calor popular, del sentimiento, y de la organización y trabajo del pueblo”. Y dice que tampoco se trata de un proyecto de “repliegue sobre la propia cultura (en este caso la de los indios) olvidando el destino de universalidad…”.

Critica “el papel jugado por los marxismos indigenistas que reniegan de la importancia de la fe en el sentido trascendente de la cultura de los pueblos, y reducen la cultura a un campo de confrontación y lucha, en el cual la dimensión manifiesta del ser adquiere un valor meramente mundano y materialista…”. Agrega que tampoco se trata de un proyecto “que facilite la absorción fácil de estilo de vida ajenos, y que por tanto rechaza el conflicto tan fundamental el cualquier hombre, de ser uno mismo y – a la vez – confirmar las diferencias”. Es, en fin, un “proyecto de libertad cristiana”.

De modo que, en las reducciones opera un criterio paternal y de amor, de ayuda a la maduración y emancipación del indígena; a fin de que, a partir de sus discernimientos básicos y naturales como “su admiración por lo maravilloso” que da base a la hechicería, por “la audacia y elocuencia” de sus caciques, e incluso de los odios y pasiones que alimenta “bajo las aguas tranquilas” de su sumisión, y siendo abierto y dado al heroísmo, alcance desde allí a conocer y hacer valer su dignidad humana.

Se trata de un ir y venir, de un enriquecimiento recíproco entre la enseñanza evangélica trasplantada desde España y las cosmovisiones primitivas. Se trata de una misión que comienza por la realidad; es decir, conocer “el alma del indio” y sentir junto a él, en la convivencia, “sus necesidades”. De modo que, en un proyecto de amor paternal, de promoción de la dignidad del indio, como de libertad – “liberación de los malos encomenderos, liberación de la tiranía de la selva a la que hicieron sonreír con las cosechas, liberación de la esclavitud de la enfermedad curando sus llagas, liberación de la ignorancia” – cabe apreciar dos perspectivas diametralmente opuestas. “Las grandes guerras de conquista y anexión las ganaron siempre quienes dominaron el mar; las grandes guerras en pro de la consolidación de los pueblos las ganaron – en cambio – quienes se atrevieron a dejar las costas y se adentraron en la tierra”.

Los mártires jesuitas, en suma, corren en línea distinta de la que se impone bajo las cortes ilustradas borbónicas: “Responder a la noble intención de organizar este gran reino y uniformar su sistema político y económico con el de la metrópoli”, como lo dispone Carlos III. La universalidad fecunda que integra y respeta las diferencias se ve lamentablemente desplazada.

No es del caso cambiar la realidad encontrada sino de dignificarla, recuerda Bergoglio. Propiciar un cambio de actitudes trabajando sobre la realidad y con el ejemplo: “Realzar la dignidad del indio” es estar junto a él, es “curar un enfermo, darle de comer, bautizarlo y catequizarlo, enseñarle a labrar, danzar o tallar”.

Roque González – uno de los jesuitas mártires – recuerda que “al edificar chozas para cada familia se crea conciencia de familia como base sólida de la sociedad, frente a la costumbre concubinaria”.

La opción teológico-política que redescubre el Padre Jorge, predica que “la exigencia de conversión del corazón es el momento espiritual de liberación del pecado propio y liberación del mal que sufren los indios. A través de esa conversión, se da el cambio de estructura pecaminosa de la relación económica: no son los indios los que deben pagar por lo que han trabajado, sino el encomendero valorar el sujeto trabajador que acrecienta su riqueza”.

Lejos se encuentra el Papa, pues, de la llamada “teología de la liberación”.  

 

@asdrubalaguiar

[email protected]