internet archivos - Runrun

internet

30% de estudiantes de educación pública cumplieron año escolar vía online
Fallas en internet y masivos apagones son los principales obstáculos de profesores y alumnos

La secretaria de contratación colectiva y reclamos del  Sindicato Venezolano de Maestros del Distrito Capital,  Gricelda Sánchez, dijo que conforme a reportes recibidos de todo el país solo el 30% de los estudiantes cumplieron con el año escolar a través de la educación a distancia, siendo las fallas en la internet o los masivos apagones los principales obstáculos vividos tanto por profesores como por el alumnado.

“Estas cifras son conocidas por el Ministerio de Educación pero a pesar de esta difícil realidad están promoviendo a grados superiores a los jóvenes sin haber adquirido los conocimientos necesarios”, advirtió.

Sánchez rechazó que se siga manejando la educación a distancia de esta forma, condenando a la población estudiantil al desconocimiento y al estancamiento académico producto de las políticas del gobierno de Nicolás Maduro.

“Como un maestro puede dictar clases a distancia o el estudiante aprender cuando casi toda Venezuela tiene graves fallas de conexión a internet o en muchos estados pasan hasta 19 horas sin electricidad. Esto sin contar que buena parte de la población muere de hambre y el magisterio no está exento”, sostuvo Sánchez.

La también presidente la asociación civil para la Formación de la Dirigencia Sindical (FORDISI) afirmó que los estudiantes no adquirieron las competencias mínimas para ser promovidos a grados superiores, ya que no cumplieron en sus totalidad con la carga académica.

“El ministro de Educación Aristóbulo Isturiz ha condenado nuestro sistema educativo al atraso total, no dándole respuesta a la necesidades de los estudiantes y mucho menos a la de los docentes. La verdadera crisis no es el Covid_19 sino la pésimas políticas del régimen de Maduro que destruyeron la educación en Venezuela”, concluyó.

 

Prensa al 100%

Fallas de conexión hacen navegación en Internet una travesía para los venezolanos
De acuerdo con un informe de Ipys Venezuela, los venezolanos navegan a 1,61 megabits por segundo (Mbps) en la Banda Ancha fija (BAF), la cifra más baja de Latinoamérica. En 2019, las fallas de conectividad se sumaron a la precariedad de servicio de Internet en el país

Las condiciones del servicio de Internet en Venezuela empeoraron durante 2019. Tanto usuarios de redes móviles como fijas manifestaron haber sufrido distintas fallas en la conexión en línea, según se desprende de una encuesta de percepción del Observatorio Venezolano de los Servicios Públicos (Ovsp).

Según el observatorio, solo 40,5 % de los habitantes de siete grandes ciudades del país cuenta con Internet fijo, mientras que el 39,2 % de los hogares venezolanos no tiene acceso a teléfonos inteligentes.

53% de los encuestados dijo que padece fallas en el servicio todos los días. Los reiterados cortes de energía eléctrica en el año también influyeron en la caída del sector, advierte Julio Cubas, presidente del Ovsp.

Maracaibo es la ciudad que resulta con el peor diagnóstico. Solo 25% de los consultados dijo que tiene acceso a Internet en su hogar, seguido de Ciudad Bolívar con 33 %. La información del Ovsp indica que 53% de los venezolanos estaría presentando fallas de conectividad. La capital zuliana, nuevamente lidera la lista , (56,7%), Valencia (56%) y San Cristóbal (55,7%) encabezan esta medición.

En cuanto a la evaluación de la calidad del servicio, solo Caracas y Barquisimeto superan el umbral del 50% de opiniones favorables hacia la telefonía móvil con 62 % y 53 %, respectivamente. En el caso del Internet en estos dispositivos, la capital venezolana lidera con 51 %, seguido de la ciudad larense con 39%; Barcelona 36 %; y Ciudad Bolívar con 32,9 %.

Continúa leyendo en El Pitazo

Tropa virtual de Maduro bombardea las redes para desinformar

 

En Twitterzuela se libra una desigual batalla campal. La acentuada desproporción de los mensajes del chavismo con respecto a la oposición es corroborada en un estudio del observatorio de actividad digital Probox
Venezuela es el primer país en la región  que utiliza estrategias avanzadas como bots  para posicionar sus mensajes en las redes sociales, advierte el Laboratorio de Investigación Forense Digital del Atlantic Council
La “revolución bolivariana” utiliza Twitter para difundir sus mensajes, posicionarse como tendencia y “combatir” las informaciones que desean neutralizar 
 Junto con China, India, Irán, Pakistán, Rusia y Arabia Saudita, Venezuela es uno de los siete países del mundo con mayor número de ciber-tropas  para desinformar con impacto global, revela un estudio de la Universidad de Oxford 

 

Saraí Coscojuela

Luisa Quintero

 

El 12 de agosto de 2019, #GuaidoYLosReales se hizo tendencia en Venezuela. En apenas dos horas 50 minutos se registraron 6.352 tuits donde se incluían estas palabras. Cuatro días antes, #VenezuelaResisteAlBloqueo produjo 7.227 trinos en menor tiempo. 

Esto forma parte del “trabajo” que hace el gobierno de Nicolás Maduro dentro de Twitter para posicionar sus mensajes: unos de apoyo a la “revolución” y otros de ataque contra el resto de los actores políticos con el objetivo de confundir a la población a través de la difusión de mensajes tergiversados o falsos. 

En Twitterzuela se libra una desigual batalla campal. Una tropa de cuentas de Twitter afines al gobierno de Nicolás Maduro disparan a diario miles de mensajes y etiquetas o hashtag que saturan esta red social, para neutralizar informaciones adversas e imponer mensajes a favor con el objetivo de desinformar e influir en la formación de opinión.

La acentuada desproporción de los mensajes del chavismo con respecto a la oposición en Venezuela es corroborada por estudios que se encargan de rastrear esas cuentas de Twitter llamadas bots, que son programadas para replicar o ampliar mensajes difamatorios.  En una relación de 97 a 3, entre el primero y el 15 de agosto de 2019, se detectaron 226.013 tuits generados por el Ministerio de Comunicación e Información (Minci) frente a 5.089 de la oposición, revela una medición de Probox, observatorio creado por investigadores venezolanos para el monitoreo y análisis de la actividad digital destinado a combatir la desinformación en la red.

Incluso, entre los usuarios de las redes sociales radicales del chavismo y de la oposición existe un amplio margen: un total de 35.157 tuits con etiquetas como #TrumpVerguenzaMundial y #ExiguimosAGuiadoPreso frente a 4.499 tuits  con hashtag contrapuestos como #TrumpJaqueMateAlDictador y #ElTiempoDeActuarEsAhora.

Este bombardeo de tuits promovidos por bots o cuentas manejadas por personas que se comportan en redes como tales, ocurrió durante una quincena noticiosamente “tranquila” si se contrapone con el acelerado ritmo de acontecimientos que tuvo lugar en Venezuela en el primer semestre de 2019. A comienzos de agosto, corrían los días de las conversaciones en Barbados promovidas por Noruega para lograr una transición política en el país, que fueron suspendidas el 7 de agosto por el gobierno de Maduro tras el anuncio de nuevas  sanciones de Estados Unidos contra la industria petrolera. El 8 de agosto, el gobernante llamó a protesta mundial contra Donald Trump y el bloqueo a Venezuela. 

El oficialismo en Venezuela ha tomado las redes sociales como el campo  perfecto para desinformar, opina Iria Puyosa, investigadora y consultora en comunicación política, opinión pública y estrategia web e investigadores del Laboratorio de Investigación Forense Digital y también investigadores de la Universidad de Oxford. Le permite difundir y posicionar sus mensajes, usando estrategias combinadas en las redes sociales con el objetivo de amplificar su contenido a través de usuarios que tienen características de cuentas automatizadas o que actúan como bots.  Y lo hace teniendo en cuenta su nivel de penetración de Twitter en el país. Alrededor de 70% de la población confía en la social media y aplicaciones de mensajería para obtener información sobre la política nacional, según datos de una encuesta realizada por More Consulting en mayo de 2017.

En Venezuela, además de Facebook y  aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp, Twitter reúne la mayor cantidad de población (un millón 280 mil usuarios activos mensuales), que busca un contenido específico en esta red social, generalmente político. 

En Twitter, los bots ayudan a difundir y amplificar los mensajes sean verdaderos o no, lo que influye en debates o creencias, “especialmente cuando las redes sociales son utilizadas en contextos complejos en los que los ciudadanos cuentan con ellas para recibir información sobre el acontecer nacional y mundial”, señala Probox. 

En el escenario venezolano, Probox menciona que Twitter gana protagonismo frente a otras redes “debido a la censura comunicacional y el rol de los medios digitales para difundir información a los ciudadanos”.

Twitter es muy importante para Venezuela pues es una plataforma “fácil de manipular” a través de programas que permiten burlar sus algoritmos, afirma Luiza Bandeira, asistente de Investigación para América Latina del Laboratorio de Investigación Forense Digital (DFRLab, por sus siglas en inglés), una división del think tank Atlantic Council con sede en Washington. 

Esa “manipulación” no es solo por el uso de bots, explica Bandeira. Los grupos de personas o usuarios también están involucrados en la actividad del gobierno de Nicolás Maduro para posicionar sus mensajes y tendencias. 

En el DFRLab han logrado identificar que hay tendencias o hashtag –palabras clave más utilizadas en un plazo de tiempo concreto- que son creadas desde el gobierno. Algunos de los temas de interés de la “revolución bolivariana” también llegan a tendencias por los algoritmos de Twitter, comenta Bandeira, pues la APP hace un cálculo sobre el nivel de tuits y su desarrollo en el tiempo, con lo cual predicen el número de trinos que podría llegar a alcanzar determinada palabra. 

Por eso se observa que hay tendencias en Twitter que apenas alcanzan los mil tuits, afirma la investigadora del DFRLab, al tiempo que destaca que son los algoritmos los que posicionan determinados temas que de otra forma no tendrían mayor difusión. 

A pesar de ello, advierte que Twitter ha hecho cambios en su infraestructura que no permiten la automatización, lo que derivó en la suspensión o cierre de 1.196 cuentas creadas en Venezuela que la red social consideró como que parecían “involucradas en una campaña de influencia impulsada por el Estado”.

El comportamiento de la cibertropa de Maduro en Twitter es de manual. Coincide con las instrucciones del Proyecto de Formación de Ejército de Trolls de la Revolución Bolivariana, creado por el Ministerio de Interior, Justicia y Paz en 2017 para “enfrentar la guerra mediática”. Allí se especifica los componentes que debe llevar un “ejército digital”, en el que se detalla,  por ejemplo, que cada persona (cada celular) debe manejar 23 cuentas de las más importantes redes sociales (entre ellas 10 de Twitter). Para el momento de su lanzamiento, el documento indica que contaban con 500 cuentas de Twitter administradas mediante Tweedeck y resaltaban la importancia de crear “influenciadores” en las redes. 

Manual Ejército de Trolls Venezuela de la Revolución Bolivariana by runrunesweb on Scribd

 

Sube y baja etiquetas

Entre el 1ero de agosto y el 15 de agosto la agenda del gobierno de Maduro pasó de promover la negociación con la mediación de Noruega, a condenar las sanciones impuestas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ordenó el congelamiento de todos los activos e intereses del régimen de Nicolás Maduro.

Esta dinámica en las redes sociales no es nueva y menos para el gobierno de Maduro. Aunque cada día posicionan una tendencia en Twitter sobre distintos temas, durante la primera quincena de  agosto hubo una agenda especial para el presidente Trump, haciendo querer ver que estas nuevas medidas de Estados Unidos son las causantes de la crisis. 

En esa agenda también hubo mensajes en contra del presidente encargado y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.  

El 5 de agosto en la noche se publicó la información sobre las nuevas sanciones de Estados Unidos y al día siguiente el canciller, Jorge Arreaza publicó un comunicado en el que calificó estas medidas como injerencistas y que “pretenden formalizar el criminal bloqueo económico, financiero y comercial ya en marcha, que ha ocasionado severas heridas en la sociedad venezolana durante los últimos años”.

A la par se mantenía como una tendencia – impulsada por el Ministerio de Comunicación e Información- en la red social la etiqueta #TrumpDesbloqueaVenezuela, que además se mantuvo durante 8 horas con 295 mil tuits impulsados en 87% por bots.

El estudio de Probox descubrió que el tuit de origen con la etiqueta #TrumDesbloqueaAVenezuela es institucional: la cuenta de Twitter del Ministerio de Relaciones Exteriores @CancilleriaVe la impulsó el 4 de agosto de 2019, un día antes de que se filtrara la orden de EEUU precedido por los rumores sobre el advenimiento de las sanciones. Dos días después, se convirtió en tendencia en las redes. 

Aunque existe una línea oficial de tendencias por parte del Ministerio, el chavismo más radical también lleva una agenda dentro de las redes sociales y ese mismo día impuso su tendencia #ExigimosAGuaidoPreso, que si bien criticaba la postura y gestión del presidente encargado también mantuvo cierta crítica al gobierno de Maduro.

En este caso un 32% de los tuits generados – en el que se intentaba mostrar al presidente del Parlamento como un traidor a la patria- fueron también con la ayuda de las cuentas automatizadas. 

La oposición toma espacios

Pero el chavismo institucional y radical no es el único que intenta copar la agenda y las opiniones a través de las redes sociales. El estudio de Probox pudo medir que la oposición – aunque con menos impacto – también respondió a las sanciones de Trump, pero haciendo ver que Maduro es el responsable de la emergencia humanitaria.

Como en el chavismo, la oposición también se divide entre los institucionales – la Asamblea Nacional – y los radicales que según los datos recabados durante las primeras dos semanas de agosto por Probox, provenían del partido político de María Corina Machado, Vente. 

#ElCulpableEsMaduro fue una tendencia impulsada principalmente por el exgobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski. En esta tendencia que se mantuvo por al menos unas 4 horas, se trataba de explicar que la crisis económica del país no es producto de las medidas estadounidenses, sino de las políticas erradas del presidente Nicolás Maduro. 

De igual forma los más radicales participaron con la etiqueta #ElTiempoDeActuarEsAhora, también como una forma de apoyar las declaraciones del ex asesor de Seguridad Nacional, John Bolton sobre que “el tiempo del diálogo se acabó y es hora de pasar a la acción”. 

La esencia de los tuits celebraban las medidas de Estados Unidos y al mismo tiempo criticaban el proceso de negociación. Incluso algunas de las publicaciones fueron acompañados por una imagen de Elliot Abrams, enviado especial de la Casa Blanca para el caso Venezuela, en el que aseguró que “existe la opción militar para Venezuela”. 

Pero la repercusión de esta tendencia fue menor a la de los chavistas – tanto radicales como institucionales – porque aunque se mantuvo igualmente por un lapso de 10 horas, solo produjo un total de 2.945 tuits en los cuales un 11% fueron a través de cuentas bots, que produjeron un 22% de las publicaciones. 

En este caso los tuits y estas tendencias se publicaban desde las cuentas del partido político de Machado, pero ella no participó directamente ni publicó tuits con ese hashtag.

Sanciones versus  persecución

Tras la suspensión de las reuniones de Barbados, la tendencia que posicionó el gobierno – igualmente a través del Ministerio de Comunicación e Información – fue la de #VenezuelaSeRespeta con una duración de 11 horas y 263 mil tuits, con un 24% de cuentas bots que produjeron el 83% del contenido.

Ese mismo día la oposición también impuso una tendencia pero relacionado al año que cumplió el diputado, Juan Requesens preso en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). La Asamblea Nacional, los familiares del parlamentario y ciudadanos se concentraron en la plaza de Los Palos Grandes en Caracas para un acto, en el que estuvo presente el presidente encargado, Juan Guaidó. 

Esta tendencia se mantuvo por 14 horas pero solo generó 6940 tuits, que también contó con un 5% de cuentas automatizadas que generaron el 21% de los tuits.

La oposición radical retomó el tema de las sanciones a través de las redes sociales con la etiqueta #LaSolucionEsLaIntervencionYA el 8 de agosto, durante casi 4 horas. Mientras el régimen de Maduro también presentó su tendencia #VenezuelaDignaYSoberana, cuando enviaron una carta a la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidiendo que el organismo se pronuncie en contra de estas medidas.

Ataques personales

Aunque con menos impacto, en Twitter los ataques personales también son otro recurso para  desinformar. En en el periodo analizado por Probox, todos los dardos se lanzaron desde el chavismo contra Guaidó. 

Luego de las sanciones impuestas por Trump, lo responsabilizaron por la decisión de la red social Facebook de suspender la compra de publicidad desde Venezuela. Por lo cual posicionaron como tendencia #GuaidoJodioFacebook, con 6888 tweets durante ocho horas.  

Otra de las tendencias dedicadas al presidente encargado fue #GuaidoYLosReales, aunque se mantuvo solo por dos horas en Twitter.  Esta etiqueta salió publicada un día después que denunciara de una posible disolución de la Asamblea Nacional por parte de la asamblea nacional constituyente.

Aunque eso al final no se llevó a cabo, la ANC dirigida por Diosdado Cabello decidió allanar la inmunidad del diputado Juan Pablo García (Vente-Monagas), además de crear una comisión para estudiar un posible adelanto de elecciones parlamentarias.

Es por eso que ese mismo día, el 12 de agosto, la oposición a través de la AN fijó como agenda en las redes sociales, la etiqueta #FirmesContraElRégimen, que tenía como mensaje principal la defensa del Parlamento y estuvo al aire durante 8 horas con un 8% de cuentas bots que publicaron un 19% de los tuits.

Desentrañando la estrategia

Iria Puyosa, investigadora y consultora en comunicación política, opinión pública y estrategia web, ha realizado numerosos trabajos sobre la manipulación del chavismo en Twitter. En un informe publicado en septiembre de 2018 sobre la “guerra informativa” en esta red social, concluyó que el gobierno de Maduro se vale de tres estrategias para “poner obstáculos a la diversidad de expresiones en línea y realizar interferencias indebidas con la oposición política y la organización en línea de la sociedad civil”.

Estas estrategias consisten en la articulación de cuentas oficiales y cuentas automatizadas para alcanzar las tendencias diariamente; la promoción de etiquetas de distracción a través de la articulación de cuentas cyborgs y bots, con uso de mensajes emotivos, escandalosos, desinformativos, ofensivos y/o falsos; y el secuestro de etiquetas de la oposición para desvirtuar sus discursos e interferir en sus flujos de conversación.

En este punto, Luiza Bandeira, asistente de investigación del DFRLab, agrega que Venezuela es el primer país en la región  en utilizar estrategias avanzadas para desinformar y posicionar sus mensajes dentro de las redes sociales, algo que entienden los actores políticos, especialmente del oficialismo, en una especie de batalla por el control de las comunicaciones. 

El DFRLab asegura  que ha logrado recopilar denuncias comprobables sobre la presión que ejerce el gobierno de Maduro para que las personas tuiteen a cambio de beneficios gubernamentales. Bandeira señala que “en esto, la estrategia venezolana es más desarrollada que en China o Rusia, donde sí es más extendido el uso de bots”. 

Para ello, hay cuentas creadas entre 2010 y 2012 que fueron reactivadas o se procedió a la creación de nuevos usuarios en Twitter, especialmente durante el Foro de Sao Paulo y las últimas sanciones emitidas por la administración de Donald Trump, emitidas el 5 de agosto, detalla Esteban Ponce de León, asistente de investigación del DFRLab basado en Colombia. 

Puyosa señala que los bots son herramientas dentro de una estrategia compleja que ha usado el Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (SIBCI) desde 2010 y además formaban parte de la misión “Chávez Candanga”, un homenaje al usuario en Twitter del fallecido expresidente Hugo Chávez.

Primero las líneas del uso de bots se realizaban por la Vicepresidencia, luego pasaron al Ministerio de Comunicación e Información, describe Puyosa. “Ahora son más sofisticados”. Coincidencialmente, son las carteras que ocupan los hermanos Delcy y Jorge Rodríguez, que han ocupado varios cargos desde el gobierno de Hugo Chávez. 

De aquí se emiten las líneas y los tuits que utilizarán el resto de los usuarios que ayudarán a posicionar las tendencias del día o las cuentas de donde saldrán los mensajes, explica Ponce de León, pues no siempre los trinos provienen de las cuentas oficialistas de los ministerios.

Para Puyosa, el despliegue de estas estrategias “configura una violación sistemática del derecho a participar en los asuntos públicos de los usuarios de Internet venezolanos. Por tanto, contribuyen a vulnerar libertades de expresión y asociación, el acceso a la información y el derecho a participar en el debate sobre los asuntos públicos que son consustanciales a un internet libre, abierto y ajustado al respeto de los derechos humanos”.

Pero en Venezuela los bots no son la única opción a la hora de posicionar tendencias en redes sociales. El estudio El Orden Mundial de Desinformación, publicado a mediados de octubre por la Universidad de Oxford, revela que Venezuela – al igual que China y Vietnam – contratan a grandes grupos de personas (de carne y hueso), para darle forma a los mensajes que quieren emitir por las redes.

Incluso en el informe clasifican a Venezuela como un país que cuenta con una alta capacidad de cyber troop, pues mantienen de forma permanente un equipo de al menos 500 personas, con entrenamiento formal y grandes presupuestos, para “operaciones psicológicas o guerra de información”. El estudio de la Universidad de Oxford midió la actividad de las ciber-tropas en 70 países  encontrando que en 26 de ellos la propaganda computacional se ha convertido en una herramienta de control de la información suprimiendo los derechos humanos fundamentales, desacreditar oponentes políticos y apagar las opiniones desfavorables. 

Pero la estrategia digital del gobierno de Nicolás Maduro no solo se concentra en la política interna del país. El estudio de Oxford registra que Venezuela – junto a China, India, Irán, Pakistán, Rusia y Arabia Saudí – son los siete países del mundo que llevan a cabo operaciones de alcance global.

El DFRLab indica que cuentas de Twitter identificadas como “chavistas” y que operan desde Venezuela, han intentado influir en eventos nacionales de otros países.

El último caso detectado por el Laboratorio fue el de Chile, durante las protestas que se han dado desde el 16 de octubre luego de un aumento en el precio del Metro, donde el gobierno de Maduro ha querido posicionar su mensaje.

En su estudio determinan que de 24.764 cuentas identificadas como chavistas y venezolanas, al menos 2.862 publicaron 20.443 tuits del total que fue 1.1 millón. Esto representa el 1.86% de los trinos.

“Sin embargo, todas las cuentas chavistas, contribuyeron con una proporción mucho mayor de los tuits con 19.2%, es decir 106.626 publicaciones”, agrega el DFRLab.

En este caso destacan que no encontraron evidencia de automatización generalizada, o que la discusión del tema chileno en Twitter fuera totalmente inorgánica. Las protestas chilenas fueron un tema ampliamente seguido por los medios de comunicación y los líderes políticos venezolanos.

Pero para ayudar a su narrativa, los tuits de usuarios identificados como chavistas, amplificaron mensajes de los medios estatales de Rusia, donde destacan la brutalidad policial en las manifestaciones de Chile. “Ese contenido también sirvió a la narrativa del régimen venezolano a debilitar la posición del gobierno chileno. Además sirvió para distraer del propio historial de Derechos Humanos de Venezuela”.

If you wish to read this article in english please click here

NetBlocks: acceso a Twitter, Facebook e Instagram presenta restricciones este #16N en Venezuela

La ONG NetBlocks.org, dedicada al monitoreo del internet, dio a conocer en la mañana de este 16 de noviembre que el acceso a las redes sociales Twitter, Facebook e Instagram se encuentra restringido en Venezuela.

Esto ocurre el mismo día que se llevará a cabo la movilización convocada por la oposición Venezuela Despierta. 

Para que los usuarios de la redes sociales puedan ingresar a las mismas tendrían que conectarse a una red VPN. 

 

 

La ciencia, desde siempre, escruta hasta en sus profundidades a la naturaleza que nos rodea: a la madre tierra, para desentrañarla, para comprenderla mejor, tanto como persiste en su empeño milenario de ampliar la temporalidad de la vida humana.

De manos de las nuevas tecnologías ingresamos en una Era que, además de conocer nuestro mapa genético, pone en entredicho el valor de los espacios territoriales y la misma materialidad, haciendo privar al imaginario humano, a la virtualidad, asumiendo como su paradigma  la velocidad de vértigo.

No se trata del esfuerzo por dejar a la tierra y conquistar el espacio, que cristaliza con la llegada del hombre a la luna hace 60 años ni de la posibilidad que se hace cierta, 60 años después, de viajar desde Pekín hasta Nueva York en dos horas con el IPlane chino. Se trata de lo dicho, de una Era nueva, no de una simple estación o edad dentro de un ciclo histórico continuo, centrada aquella en la inteligencia artificial.

Hace 30 años, en 1989, se cae el muro de Berlín y predica el final de las ideologías – del comunismo y la sobrevivencia del capitalismo liberal – sin que se repare en lo dicho; salvo para repetir lo cosmético, como el renacimiento marxista bajo el socialismo del siglo XXI o el progresismo a ritmo de Twitter,  para engaño de incautos mientras otros anuncian la llegada del posliberalismo: No habrían más piedras filosofales y aceptan que son recónditos los caminos por los que recorre la naturaleza del hombre.

Lo esencial, insisto, es que, el agotamiento de las repúblicas y la insurgencia de los fundamentalismos sociales o la vuelta a los enclaves primitivos es la consecuencia de la quinta revolución industrial, una de cuyas manifestaciones más populares es el mundo fragmentario de las redes sociales y el Internet. En la medida en que diluyen los viejos lazos de la ciudadanía estatal fronteriza favorecen los nichos entre semejantes, excluyentes de los diferentes, quienes se relacionan entre sí dentro de cavernas virtuales y de corte platónico.

Las violentas manifestaciones en Cataluña, Paris, Hong Kong, Santiago, nada tienen que ver con las de hace 30 años, como El Caracazo o la masacre de Tiananmén, coincidentes, estas sí, en sus motivaciones: rechazo de la corrupción, rezago en el bienestar, agotamiento de los partidos políticos.

Las primeras proceden de una insatisfacción innominada, aguas abajo del fenómeno de desarticulación social señalado, del sentimiento de orfandad que sigue a la ruptura de la “amistad social” – fundamento de la confianza y de la política – entre los individuos. Se reacciona, entonces, contra los poderes más preocupados por lo abstracto del interés colectivo e indiferentes ante el enojo íntimo de cada internauta. Y así cada protesta se direcciona contra el único foco visible del Estado en agonía, su gobernante, sea de izquierda, sea de derecha, al que se le lapida por razones incidentales.

La cuestión es compleja. Hace relación, entre otros elementos, con ese cosmos que ha sido propio de la ciencia-ficción y ahora es realidad cruda y muda. El Parlamento Europeo nos la describe:

“Desde el monstruo de Frankenstein creado por Mary Shelley al mito clásico de Pigmalión, pasando por el Golem de Praga o el robot de Karel Čapek —que fue quien acuñó el término, los seres humanos han fantaseado siempre con la posibilidad de construir máquinas inteligentes, sobre todo androides con características humanas”; y “existe la posibilidad de que a largo plazo [¿?] la inteligencia artificial llegue a superar la capacidad intelectual humana”.

Las redes y su uso exponencial son, sin cortapisas, un logro civilizador que profundiza la experiencia de la libertad. Para su comprensión de nada sirven los símbolos y conceptos del siglo XX, menos los del XVIII y XIX, cuando tienen lugar las revoluciones que les dan textura a nuestros sistemas constitucionales.

Esta es mi apreciación y quizás la única, por lo pronto. Es bastante, si al menos sirve para aproximarnos, con humildad y sabiduría, a ese entorno inteligente y artificial ya instalado de modo terminante en el Occidente de las leyes y en el Oriente de las luces.

Que las nuevas relaciones y los actores emergentes dentro de este teatro novedoso de la ciudadanía digital se muestren con predominio y hasta desplacen a los rezagados, por carentes de sabiduría digital – por vivir en estado de vacuidad y como renegados hasta de sus propias raíces culturales, como los europeos – es lo inevitable, pero no son fatales sus amenazas.

Al cabo, el hombre – antes de que se vea sustituido por la robótica y la industria 4.0, es aún el mismo. Está a tiempo de servirse de estas y no de servirlas como esclavo, superando a la posverdad, es decir, rescatando a la razón y su relación con lo objetivo, sin que  signifique el abandono de su sensibilidad emocional, a fin de discernir sobre la manipulación de las realidades, mirando fuera de la cueva.

Hay, en suma, invertebración social, indignación, e inmediatez conductual, que siguen al debilitamiento del espacio público como armonizador entre las personas, como proyectos unos y únicos. En la incertidumbre media el instinto de la supervivencia, el preferir creer en lo que sosiega, por irreal que se le considere. Vivimos el desbordamiento de un río sin cauce que exacerba el pluralismo e infla los derechos de los dispersos, sin posibilidades de cabal garantía. A la inteligencia artificial debe acompañarla la prudencia digital del hombre, varón o mujer.

[email protected]

Venezuela tiene peor conexión a Internet que Cuba e Iraq
 
La precariedad en el acceso a Internet alimenta el círculo vicioso de la desinformación-pobreza

 

 

MIENTRAS QUE EN TAIWÁN, el país con el internet más rápido del mundo (85,02 megas), una película de cinco gigas en HD tarda un promedio de ocho minutos para descargarse, en Venezuela (1,37 megas) toma unas ocho horas. En Uruguay, la misma película puede tardar en bajarse una hora y en Haití tres horas. 

Con un internet de una velocidad de descarga de dos megas se puede navegar en la web y usar el correo electrónico en tres equipos distintos, pero es insuficiente para jugar en línea, ver videos en Youtube o Netflix sin experimentar lentitud. Ahora bien, con cinco megas, entre dos y cinco equipos pueden estar conectados sin que la velocidad de descarga de datos para cada uno de ellos se vea afectada. 

Parte de esta información fue dada a conocer por la Organización No Gubernamental Estrategia Ciudadana en su informe Calidad de internet en Venezuela, la censura invisible. En el documento se reveló que Venezuela ocupó el puesto 184 de 207 países en los que se evaluó la velocidad de internet en el año 2018. 

Basándose en los datos del 2018 proporcionados por Broadband Speed League, el informe revela que Venezuela se ubica en el puesto 184 en cuanto a velocidad de internet, con 1,37 megas. En el contexto de países sancionados o en guerra, se encuentra por detrás de Cuba con 1,66 megas y de Iraq con 1,39 megas; y detrás de Venezuela se ubican Afganistán con 1,26 megas, Siria con 0,95 y Yemen con 0,38.

En América Latina, Uruguay es el país con mayor velocidad en internet, con un promedio de 9,2 megabytes. Le siguen Panamá (8,1), Puerto Rico (8,0), México (6,0) y Brasil (4,8). Detrás de estos se encuentran Argentina (2,8), Nicaragua (2,5), Bolivia (1,7) y Cuba (1,7) acompañan a Venezuela (1,4) en la parte baja de la lista.

 

 

 

La investigación de la ONG Estrategia Ciudadana fue publicada el pasado agosto de 2019 y se llevó a cabo con el uso de fuentes especializadas a nivel mundial sobre la calidad y el acceso internet, tal y como el Observatorio Global de Banda Ancha. Adicionalmente, se profundizó en el acceso a internet en la parroquia de Juan de Villegas, Municipio Iribarren del Estado Lara, en el cual se llevó a cabo un trabajo de campo. 

En este, los resultados detallan que 61% de las personas consultadas no tiene acceso a un teléfono celular inteligente; 35% de las personas utilizan internet algunas veces durante la semana y 30% lo usa a diario; de ellos, 53% lo hace desde su vivienda.  

Además, citando al estudio de opinión de junio de Poder & Estrategia, se dio a conocer que para el estrato social DE, la deficiencia en el servicio de internet no es señalada como un problema (a diferencia de los estratos AB y C). “Esto por una parte pone de manifiesto que las necesidades biológicas básicas opacan a necesidades como las de formación, recreación e información. Este último elemento ilustra y alimenta el círculo vicioso desinformación-pobreza”, explica el documento. 

En el documento, la ONG denuncia que por la baja calidad del servicio de internet en el país no solo se ve afectada la libertad de expresión e información, también la libertad económica y el derecho al trabajo.

 

Medios tradicionales y digitales en acecho 

Asimismo, señala que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp) denunció a finales de 2018 que desde la llegada de Nicolás Maduro al poder (2013), 115 medios de comunicación tradicionales cerraron en el país. 

Por su lado, son 55 los medios impresos en el país que han dejado de circular en el período 2013-2018. De esos, la mayoría se han trasladado a un formato digital, pero 19 de estas empresas periodísticas han cerrado por las condiciones adversas de la crisis que atraviesa Venezuela, según indica el informe de Estrategia Ciudadana con información del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS Venezuela). 

Aunado a esto, la ONG señala que además de la mala calidad del internet, se presentan “bloqueos sistemáticos” de páginas, servidores y motores de búsqueda, de acuerdo a lo analizado por la página netblocks.org, dedicada a informar las interrupciones sufridas en el servicio cada mes. Uno de estos portales es El Pitazo, medio aliado de Runrun.es en la Alianza Rebelde. 

OVSP: Venezuela posee la peor conexión a internet de la región

EL 47% DE LOS HOGARES VENEZOLANOS tienen acceso a internet, así lo dio a conocer el Observatorio Venezolano de los Servicios Públicos (OVSP) durante su último estudio, el cual realizó en las principales ciudades de Venezuela (Maracaibo, Barquisimeto, San Cristóbal, Valencia, Caracas, Barcelona y Ciudad Bolívar).

La investigación establece que Maracaibo resultó ser el centro urbano con menor acceso al servicio con solo 26%, seguida por la ciudad de Valencia que reflejó el 39% de penetración.

Mientras que Caracas y San Cristóbal, fueron las ciudades que reflejaron mayores índices de ciudadanos con acceso a internet en sus hogares, con un 59% y 61% de acceso a la red, respectivamente.

La organización señaló que la conectividad de Venezuela está muy por debajo del resto de países de la región.

“Al comparar con los datos específicos de la región, Venezuela se encuentra con casi treinta puntos de diferencia por debajo del acceso regional, el cual se ubicó en 73%”, expresa la nota de prensa del OVSP.

De acuerdo con el informe “Global Digital” de “Hootsuite” y “We Are Social”, reveló que para enero de 2019 el 57% de la población tenía acceso a internet, es decir, más de la mitad del mundo se encuentra conectada.

La OVSP manifestó que, a pesar de que la investigación reflejó que más de 50% de la población tiene acceso a internet, no quiere decir que el servicio del mismo sea bueno, en este sentido, señalaron que la valoración hacia el funcionamiento del mismo se inclinó hacia valores negativos.

Inteligencia Artificial tendrá mayor impacto mundial que la revolución de Internet

PwC VENEZUELA PRESENTÓ el pasado 20 de junio en Caracas la 22va Encuesta Global Anual de líderes empresariales 2019, en la cual participaron 1.378 altos ejecutivos y directores de empresas representativos de 91 diferentes países.

La presentación correspondió a Pedro Pacheco, Socio Principal de PwC Venezuela, en el marco de la primera Reunión de Negocios de los Comité de la Cámara de Venezolano Americana de Comercio e Industria, Venamcham.

Crecimiento económico

La encuesta identifica cuales son las variables que definen o condicionan la confianza en el crecimiento económico de quienes lideran las empresas y negocios a nivel mundial en cuanto al crecimiento global de la economía.

En términos globales hay un cambio de expectativas de los CEO´s. El optimismo en cuanto al crecimiento económico global ha decaído entre los empresarios. Este año solo un 42% de los encuestados manifiestan optimismo en cuanto a más crecimiento, versus un 57% que así se manifestó el año pasado. En otras palabras, uno de cada cuatro líderes empresarial manifiesta puntual precaución en cuanto a una posible recesión mundial.

La encuesta también indica la percepción que tienen los encuestados sobre el futuro de sus propias empresas. Se observa de manera relevante que menos del 50% estima que la  empresa que lidera crecerá en uno o tres años. En la muestra correspondiente a los venezolanos un 52% manifestó no tener confianza en cuanto al crecimiento de su propio negocio en el próximo año, pero estos mismos empresarios cambian radicalmente su percepción al señalar en un 80% su confianza en lograr crecimiento en un lapso de tres años.

Ante la interrogante sobre mecanismos y esquemas que garanticen crecimiento y más productividad, la mayoría de los consultados señaló que en “ser eficientes operacionalmente”, “crecimiento orgánico” y “lanzamiento de nuevos productos o servicios” están las mejores opciones para crecer. En anteriores encuestas aspectos relevantes para el crecimiento de la empresa eran otros tales como; adquisiciones, fusiones y apoyo a emprendedores. 

Las amenazas

Al identificar cuáles son las principales amenazas que se perciben para lograr crecimiento en sus respectivas empresas, los ejecutivos de estos 91 países siguen señalando como la mayor amenaza en el 2019  “las regulaciones excesivas”, seguida de la incertidumbre política, la disponibilidad de habilidades clave, los conflictos comerciales, los ciber ataques, el proteccionismo, los temas inciertos de geopolítica, el populismo y la velocidad de los cambios tecnológicos, entre otras. 

Este año hay tres preocupaciones que se hacen presente que no estaban en la encuestas de años anteriores: incertidumbre política, conflicto comercial y proteccionismo. En el caso de la muestra de los ejecutivos y directivos venezolanos que participaron en esta encuesta señalan que la “inestabilidad social” seguida de las regulaciones excesivas y el populismo son las tres principales amenazas de sus negocios en el país.

Los ejecutivos y directivos a nivel mundial fijan atención en los crecientes procesos nacionalistas y populistas que marcan tendencia y ponen el riesgo el crecimiento de la economía global. Otra amenaza que crece año tras año es la escasez de personal que cuente con las habilidades claves. En este sentido se prevé que acentuará la “guerra por el talento”

Al tratar los temas de los conflictos globales que mayormente amenazan el necesario crecimiento global de la economía, los encuestados manifestaron mayoritariamente que las relaciones de los Estados Unidos con China y con la Unión Europea son a todas luces los dos principales problemas a resolver. Para los venezolanos, la relación con Colombia y países vecinos representan sus principales problemas de carácter comercial. 

Cambios y futuro

¿Qué eventos o circunstancias han transformado su modelo de negocio en los últimos años? fue una de las preguntas más destacada en la consulta de PwC presentada en la Conferencia de Davos. Los ejecutivos consultados señalaron que en los últimos años las causas que han tenido mayor impacto en sus modelos de negocios están asociados más a “los avances tecnológicos” que a “los cambios demográficos”, “cambios en el poder de la economía global” o la “escasez de recursos y cambio climático” 

Explorando hacia el futuro, se consultó sobre la visión que se tiene al corto plazo en torno al uso de la Inteligencia Artificial. En este sentido un 61% de los encuestados estima que el impacto de esta innovación será inclusive mucho mayor sobre los negocios que la que tuvo internet en el siglo pasado. Llama la atención que esta cifra sube al 80% entre los ejecutivos de la zona Asia-Pacífico. Entre los venezolanos, el 75% señala que no ha tenido ninguna iniciativa, ni tiene planificado tenerla en el corto plazo con la Inteligencia Artificial, lo cual es una señal preocupante de cara al futuro si no hacemos nada para revertir esta tendencia

Los ejecutivos y directivos a nivel mundial destacan que cada vez disponen de más información pero no cuentan con la habilidad de analizarla (Big Data), esperan que la Inteligencia Artificial acorte la brecha entre la información disponible y la necesaria para tomar decisiones

En favor del empresario venezolano

Señala Pedro Pacheco que los resultados de esta encuesta y del debate promovido en el Foro de Davo, llevan a formular un conjunto de preguntas en favor del empresariado venezolano, a los fines del máximo aprovechamiento de la valiosa información obtenida para el desarrollo operacional de sus propias empresas. Ellas son: El actual entorno genera cambios, ¿Cómo aprovechar esos cambios? ¿Cómo innovar en Inteligencia Artificial? ¿Cómo contratar y entrenar talento que distinga nuestro particular negocio? ¿Cómo reinventar nuestro modelo de negocio? ¿Cómo ser mas resiliente? ¿Cómo cuidar nuestra marca y reputación? ¿Cómo llevar el negocio financiera y socialmente sustentable? ¿Cómo estamos involucrando a nuestros actores clave para superar crisis y aprovechar oportunidades? ¿Estamos planificando para nuevos escenarios de riesgo? ¿Cuánto tiempo le están dedicando los líderes de empresas a la planificación estrategia y el seguimiento?Responder estos interrogantes con base a la data recabada en esta encuesta es una oferta que hace PwC Venezuela a los empresarios nacionales, a los fines de aprovechar las oportunidades y cambios que caracterizan al sector productivo venezolano. Estos resultados serán mostrados en una serie de presentaciones a favor de clientes y relacionados de la Firma en nuestro país.