El presidente de la Generalitat ha afirmado esta tarde durante su comparecencia en el Parlament que asume, al presentar los resultados del referéndum, “el mandato del pueblo para que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república”.

Pero ha propuesto que en las próximas semanas el Parlamento “suspenda el efecto de la declaración de independencia para emprender un diálogo para llegar a una solución acordada” con el Gobierno español.