Inaesin archivos - Runrun

Inaesin

Inaesin: Reclamos por salarios dignos encabezaron conflictos laborales en junio
El estado Bolívar lideró las protestas

Un total de 96 conflictos laborales, la mayor parte de ellos (35,42%) por reclamos salariales, contabilizó el Observatorio de Conflictividad Laboral y Gestión Sindical del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin) en el pasado mes de junio, de acuerdo con la información dada a conocer a los medios de comunicación este viernes.

En segundo lugar, figuraron las quejas por condiciones de trabajo (25%); mientras que el tercer lugar lo ocuparon por igual, con 16,67%, los conflictos por vulneraciones al derecho a la libertad personal y los relacionados con la falta de despacho de combustible a los trabajadores.
Por regiones, Bolívar lideró los conflictos (18%), seguido de Lara (11%) y Zulia (8%). La mayoría de los reclamos corresponden a trabajadores del sector público (84,4%). El acompañamiento de los sindicatos en los conflictos fue de 37,5%.

Con los 96 casos reportados en junio, el primer semestre de 2020 acumula 559 reclamos laborales y desde que comenzó la cuarentena a mediados de marzo, se contabilizan 330 conflictos.

El Observatorio encontró que 24% de los conflictos se dieron en el sector salud. Los trabajadores de esta área reclaman mejoras en sus condiciones de trabajo y en su salario.Una vez más solicitaron equipos de protección personal para poder afrontar la COVID-19.

Solo en junio fallecieron 10 profesionales de la salud víctimas de la enfermedad y 93 resultaron contagiados. Desde que llegó la pandemia al país, se han infectado 178 profesionales de la salud.

Además de la COVID-19, los servidores de la salud deben preocuparse por las violaciones a la libertad personal. En Guárico y Lara han detenido a trabajadores de hospitales que han impedido el ingreso de personas sin signos vitales, cuyas muertes estarían vinculadas a ejecuciones extrajudiciales.

De acuerdo con el monitoreo, a nueve trabajadores de la prensa se les violó la libertad personal. A reporteros del Diario El Tigrense y de Radio Fe y Alegría en Anzoátegui se les obstaculizó sus labores, y periodistas de VPI TV y FM Center en Caracas; de Tremenda 105.7 FM en Mérida y de Mágica 93.3 FM, en Zulia, fueron detenidos y algunos de ellos presentados ante tribunales.

En junio, se registraron 10 despidos en Sidor, a pesar de la inamovilidad laboral. Y en Alcasa están obligando a los trabajadores a vestirse de miliciano y vociferar consignas a favor del gobierno para poder ingresar a la instalación.

El sector transporte estuvo involucrado en 14,58% de los conflictos. Los transportistas reclamaron que no se les atendió como sector priorizado en el sistema de recarga de combustible, a pesar de las disposiciones del Poder Ejecutivo.

La mayoría de los conflictos en junio se conocieron mediante denuncias a los medios de comunicación (75%). Aunque el país se mantiene en confinamiento, los trabajadores buscaron la forma de hacer expresar su descontento: toma de la empresa o recinto (7%), toma de calles (6%), paro laboral (5%), concentraciones (3%), tuitazos (3%) y marchas (1%), revela Inaesin.

Escasez de gasolina lideró conflictos laborales en abril
La escasez y las irregularidades en el despacho de combustible afecta a varios sectores siendo el estado Lara el que mas registro de protestas presentó en el mes de abril

 

El Observatorio de Conflictividad Laboral y Gestión Sindical del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), durante el mes de abril contabilizó 86 conflictos laborales en el país, de los cuales 32 (37,2%) estuvieron vinculados a la escasez y despacho de combustible a los trabajadores, mientras que 22 (25,6%) exigieron mejores condiciones laborales.

Desde hace varias semanas, la escasez y las irregularidades en el despacho de combustible afectan a quienes necesitan trasladarse a sus lugares de trabajo. En el municipio Torres del estado Lara, más de 300 personas —entre transportistas y miembros de otros gremios— tomaron durante tres días las calles del centro y lograron un acuerdo para que los choferes surtieran gasolina y pudiesen operar, de modo que los trabajadores de la zona tuvieran forma de trasladarse.

Por ubicación geográfica, Lara encabezó los reclamos con 20% del total y Distrito Capital y Aragua concentraron 8% de las protestas, cada uno.

Los ataques a la libertad personal abarcaron 11,6% de los conflictos de abril. Los trabajadores de la prensa son perseguidos, amedrentados y detenidos con la intención de que no ofrezcan información sobre el coronavirus y sus efectos en el país. Además, se registraron nueve eventos de censura que incluyeron el cierre de seis medios de comunicación: cuatro de ellos por medidas arbitrarias de gobiernos estadales y de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), y el resto por falta de papel y de gasolina para trasladar los ejemplares.

Elio Mendoza, quien laboraba en La Planta de Pellas de Sidor, fue detenido por criticar los salarios que reciben y la bioanalista Andrea Sayago, fue castigada con  arresto domiciliario por publicar en su estado de WhatsApp órdenes médicas de pacientes con COVID-19 en la entidad andina.

Por otro lado, el sector salud fue el que tuvo más participación (34,9%) en los conflictos laborales de abril por falta de gel desinfectante, jabón, guantes ni tapabocas y agua corriente para atender a los casos de COVID-19.

Las protestas del sector educativo representaron 9,3%, según el Observatorio de Conflictividad Laboral y Gestión Sindical. Los educadores denunciaron lo nulo que resultó el aumento salarial a Bs 400.000, poco más de 2 dólares. Mientras que en los estados Lara y Carabobo, los docentes se declararon en paro porque no cuentan con las condiciones (electricidad e internet) para dar clases online como lo pidió el gobierno para terminar el año escolar por causa de la pandemia.

 

*Con información de NP

Nuevo salario está por debajo del nivel del Banco Mundial dice Inaesin
Instan al gobierno al diálogo tripartito con empleadores y trabajadores

 

El nuevo incremento del salario mínimo nacional de 40.000 a 150.000 bolívares al mes se encuentra muy por debajo del nivel de pobreza establecido por el Banco Mundial (BM), señaló la directora de Proyectos del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), Linerby Sánchez.

La La especialista precisó que el nivel de pobreza fijado por el organismo mundial es de 1,90 dólares diarios y el nuevo salario mínimo para los trabajadores venezolanos que rige a partir del 1 de octubre equivale a 7,5 dólares al mes. 

“Es decir, 0,25 dólares diarios, sin incluir el bono de alimentación”, agregó. Observó que hace 15 días la Comisión de Encuesta de la Organización Internacional del Trabajo presentó un informe en el que emplaza al gobierno del presidente Nicolás Maduro a “revertir los incumplimientos de distintos Convenios Internacionales de la OIT y a no continuar el Ejecutivo Nacional fijando el salario mínimo de manera unilateral”, precisó. Sánchez indicó que de acuerdo con el Convenio número 26 de la OIT la fijación del salario mínimo es producto de una consulta tripartita entre gobierno, empleadores y trabajadores. 

 

 

 

Inaesin responsabiliza a militares por condena de sindicalista Rubén González

EL DIRECTOR GENERAL DEL INSTITUTO DE ALTOS ESTUDIOS SINDICALES, León Arismendi responsabilizo al alto mando militar por lo que pudiera ocurrirle a Rubén González, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera del Orinoco, quien fue condenado a 5 años y 9 meses de prision en la cárcel La Pica, en Monagas.

“La mano de los militares ha estado presionando en lo que acaba de ocurrir”, sostuvo Arismendi.

El sindicalista fue juzgado por un Tribunal Militar y condenado por los delitos de ultraje al centinela y ultraje a la Fuerza Armada Nacional.

González habia sido juzgado previamente en el año 2009. El juicio duró cinco años y estuvo 14 meses en la cárcel. En 2010 el Tribunal Supremo de Justicia declaró la nulidad de la decisión y fue absuelto.

“Una cosa deplorable dentro de las tantas es que el sindicalismo oficial no diga absolutamente nada. No ha dicho nada con respecto a una violación tan flagrante a la libertad sindical. El presunto carácter obrero de quienes están al frente del poder, por el contrario es una pretendida revolución que se ensaña contra cualquier expresión sindical autónoma. Pretenden atemorizar a los trabajadores, el mensaje es: el que proteste lo vamos a castigar”.

 

Inaesin califica de vergonzoso salario mínimo del venezolano

TRES MESES HAN PASADO desde el último decreto presidencial que elevó a Bs 40.000 el salario mínimo que perciben los trabajadores en Venezuela.

“Desde la segunda quincena de abril los venezolanos que dependen de un salario mínimo reciben el equivalente a 3 dólares mensuales”, dijo la directora de Proyectos del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), Linerby Sánchez.

Sánchez manifestó que entre los meses de abril y junio, la inflación se ubicó en 137,10%, según el Índice Nacional de Precios al Consumidor que publica la Asamblea Nacional. “Mientras, los trabajadores perciben los mismos Bs 40.000, que solo alcanzan para comprar hoy en día un cartón de huevos (Bs 32.000)”, señaló.

De acuerdo a datos del Observatorio de Conflictividad Laboral y Gestión Sindical del Inaesin, en el último año se ha incrementado el número de protestas en demanda de mejores condiciones laborales.

“Mientras no se produzca un cambio en las políticas económicas que conduzcan a recuperar la producción y el salario de los trabajadores, los venezolanos seguirán pasando penurias con salarios de hambre”, agregó.

 

Reclamos en sector laboral entre enero y abril de 2019 representaron 14,9% de protestas a nivel nacional

 

POR LA DEFENSA AL DERECHO a trabajar en condiciones óptimas y a obtener un salario digno, el personal que labora en el sector salud se organiza de manera intergremial (gremios y sindicatos), ante la falta de respuesta por parte de las Inspectorías del Trabajo, que continúan sin atender los múltiples reclamos por mejores reivindicaciones laborales.

En efecto, durante una mesa de trabajo convocada por el Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), quedó de manifiesto la necesidad de que los distintos gremios y sindicatos (obreros, empleados, personal administrativo y profesionales del sector) unifiquen criterios para elevar sus reclamos de manera apropiada.

Se indica que la mayoría de los casos se dan a conocer verbalmente o con protestas in situ, pero no se deja constancia por escrito de esos reclamos, lo que permitiría  hacerle un seguimiento a los reclamos y verificar su estado hasta obtener una respuesta.

De acuerdo con el Observatorio de Conflictividad Laboral del Inaesin, las protestas del sector en los meses que van de enero a abril de este año representan 14,9% del total de protestas registradas por la instancia.

Hasta ahora, parte de las denuncias realizadas por los trabajadores de la salud, no salen de las instituciones para las que prestan servicio, por trámites burocráticos o complicidad de las autoridades de los órganos competentes.

“Los empleados del sector salud se desenvuelven en medios con poca seguridad laboral y condiciones medioambientales inadecuadas, lo que afecta el normal desarrollo de sus actividades, así como la salud de los pacientes que atienden”, dice Linerby Sánchez, directora de Proyectos del Inaesin.

Destaca Sánchez que los trabajadores documentan las recurrentes fallas en las distintas unidades de salud y con el acompañamiento del Inaesin,  elaborarán un informe integral con todas las quejas, confiando en que de esta manera obtendrán respuestas a sus reclamos.

Inaesin: Ambiente laboral en aulas venezolanas amenaza salud de los docentes

LA SALUD FÍSICA Y EMOCIONAL de los docentes, está seriamente amenazada y se deteriora con rapidez, ante el ambiente laboral al que se enfrentan día a día los educadores en el país, un problema que se suma a la grave situación económica que atraviesa el gremio.

De acuerdo con el criterio del Instituto Nacional de Estudios Sindicales, la labor sindical de los docentes se cuenta entre una de la más vapuleada en los últimos 20 años.

Advierten que sus reclamos no son atendidos por el Ministerio de Educación ni por el del Trabajo y -en lo que va de  2019- han sido protagonistas de más de 100 protestas, de acuerdo con el Observatorio de Conflictividad Laboral del Instituto de Altos Estudios Sindicales.

Se indica que en una reunión sostenida por Inaesin con los principales representantes del magisterio, se acordó brindar la asesoría necesaria para canalizar, documentar y hacer seguimiento a las exigencias más allá de las salariales.

Falta de servicios básicos (agua, luz aseo), estructuras precarias y desorden institucional, están ocasionando un impacto importante en la salud física y psicológica de los trabajadores de la educación, factores que se agregan al aplanamiento de los sueldos en un sistema de escalas cada vez menos justo, según relatan sindicalistas del gremio integrado mayormente por mujeres.

Inaesin trabaja con las organizaciones gremiales para llevarles talleres que les permiten conocer a plenitud sus derechos laborales, de manera de apoyarlos en sus exigencias tanto salariales como de condiciones dignas.

“Los docentes están muy preocupados por su situación y quieren que la discusión vaya más allá del contrato colectivo para ampliar la seguridad social integral y el ambiente laboral. En especial porque  muchas prácticas a las que son sometidos tienen una marcada intención de control político”, dijo Nelson Landáez, coordinador técnico de Inaesin.

El Instituto, en su acompañamiento a los sindicatos del sector educación para sistematizar y recopilar denuncias, prepara un expediente que será enviado próximamente a la Organización Internacional del Trabajo.

León Arismendi: Poder de compra no se recupera con aumentos salariales

EL DIRECTOR GENERAL DEL INSTITUTO de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), León Arismendi, expresó que  la pérdida del poder adquisitivo del venezolano seguirá siendo una constante mientras el gobierno de Nicolás Maduro no ataque la hiperinflación desde sus causas.

A pesar de los aumentos salariales “los trabajadores saben que cualquiera que sea el monto se volverá sal y agua ante el avance de los precios, que en el mes de abril retomaron la tendencia alcista tras la desaceleración de marzo, resultado de la política de encaje legal y de los apagones que prácticamente paralizaron el país”, indicó.

Por otra parte, señaló que las sanciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos sobre el petróleo venezolano y que entraron en vigencia el 28 de abril se traducen en que el gobierno de Maduro tendrá menos ingresos por lo que “para poder cubrir el incremento salarial que está por venir, lo hará con más dinero inorgánico presionando el alza de precios en los bienes y servicios de la economía”.

Asimismo, recalcó que el gobierno sabe que se debe permitir la recuperación del sector privado y de esta forma rescatar la economía así como recuperar la capacidad de compra del venezolano.

Por otra parte, expresó “el billete de mayor denominación de la economía venezolana, el de Bs.500 ($0,089 calculado a la tasa de cambio del mercado paralelo), no alcanza para comprar ni un huevo, ya que el cartón de 30 unidades se consigue en Bs.18.000 ($3,21 mensuales).

Ante el considerable deterioro de la calidad de vida de los trabajadores el director general de Inaesin instó a tomar medidas urgentes que permitan corregir las distorsiones que sufre la economía venezolana.

 

Con información de Descifrado