Inaesin archivos - Runrun

Inaesin

Nuevo salario está por debajo del nivel del Banco Mundial dice Inaesin
Instan al gobierno al diálogo tripartito con empleadores y trabajadores

 

El nuevo incremento del salario mínimo nacional de 40.000 a 150.000 bolívares al mes se encuentra muy por debajo del nivel de pobreza establecido por el Banco Mundial (BM), señaló la directora de Proyectos del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), Linerby Sánchez.

La La especialista precisó que el nivel de pobreza fijado por el organismo mundial es de 1,90 dólares diarios y el nuevo salario mínimo para los trabajadores venezolanos que rige a partir del 1 de octubre equivale a 7,5 dólares al mes. 

“Es decir, 0,25 dólares diarios, sin incluir el bono de alimentación”, agregó. Observó que hace 15 días la Comisión de Encuesta de la Organización Internacional del Trabajo presentó un informe en el que emplaza al gobierno del presidente Nicolás Maduro a “revertir los incumplimientos de distintos Convenios Internacionales de la OIT y a no continuar el Ejecutivo Nacional fijando el salario mínimo de manera unilateral”, precisó. Sánchez indicó que de acuerdo con el Convenio número 26 de la OIT la fijación del salario mínimo es producto de una consulta tripartita entre gobierno, empleadores y trabajadores. 

 

 

 

Inaesin responsabiliza a militares por condena de sindicalista Rubén González

EL DIRECTOR GENERAL DEL INSTITUTO DE ALTOS ESTUDIOS SINDICALES, León Arismendi responsabilizo al alto mando militar por lo que pudiera ocurrirle a Rubén González, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera del Orinoco, quien fue condenado a 5 años y 9 meses de prision en la cárcel La Pica, en Monagas.

“La mano de los militares ha estado presionando en lo que acaba de ocurrir”, sostuvo Arismendi.

El sindicalista fue juzgado por un Tribunal Militar y condenado por los delitos de ultraje al centinela y ultraje a la Fuerza Armada Nacional.

González habia sido juzgado previamente en el año 2009. El juicio duró cinco años y estuvo 14 meses en la cárcel. En 2010 el Tribunal Supremo de Justicia declaró la nulidad de la decisión y fue absuelto.

“Una cosa deplorable dentro de las tantas es que el sindicalismo oficial no diga absolutamente nada. No ha dicho nada con respecto a una violación tan flagrante a la libertad sindical. El presunto carácter obrero de quienes están al frente del poder, por el contrario es una pretendida revolución que se ensaña contra cualquier expresión sindical autónoma. Pretenden atemorizar a los trabajadores, el mensaje es: el que proteste lo vamos a castigar”.

 

Inaesin califica de vergonzoso salario mínimo del venezolano

TRES MESES HAN PASADO desde el último decreto presidencial que elevó a Bs 40.000 el salario mínimo que perciben los trabajadores en Venezuela.

“Desde la segunda quincena de abril los venezolanos que dependen de un salario mínimo reciben el equivalente a 3 dólares mensuales”, dijo la directora de Proyectos del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), Linerby Sánchez.

Sánchez manifestó que entre los meses de abril y junio, la inflación se ubicó en 137,10%, según el Índice Nacional de Precios al Consumidor que publica la Asamblea Nacional. “Mientras, los trabajadores perciben los mismos Bs 40.000, que solo alcanzan para comprar hoy en día un cartón de huevos (Bs 32.000)”, señaló.

De acuerdo a datos del Observatorio de Conflictividad Laboral y Gestión Sindical del Inaesin, en el último año se ha incrementado el número de protestas en demanda de mejores condiciones laborales.

“Mientras no se produzca un cambio en las políticas económicas que conduzcan a recuperar la producción y el salario de los trabajadores, los venezolanos seguirán pasando penurias con salarios de hambre”, agregó.

 

Reclamos en sector laboral entre enero y abril de 2019 representaron 14,9% de protestas a nivel nacional

 

POR LA DEFENSA AL DERECHO a trabajar en condiciones óptimas y a obtener un salario digno, el personal que labora en el sector salud se organiza de manera intergremial (gremios y sindicatos), ante la falta de respuesta por parte de las Inspectorías del Trabajo, que continúan sin atender los múltiples reclamos por mejores reivindicaciones laborales.

En efecto, durante una mesa de trabajo convocada por el Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), quedó de manifiesto la necesidad de que los distintos gremios y sindicatos (obreros, empleados, personal administrativo y profesionales del sector) unifiquen criterios para elevar sus reclamos de manera apropiada.

Se indica que la mayoría de los casos se dan a conocer verbalmente o con protestas in situ, pero no se deja constancia por escrito de esos reclamos, lo que permitiría  hacerle un seguimiento a los reclamos y verificar su estado hasta obtener una respuesta.

De acuerdo con el Observatorio de Conflictividad Laboral del Inaesin, las protestas del sector en los meses que van de enero a abril de este año representan 14,9% del total de protestas registradas por la instancia.

Hasta ahora, parte de las denuncias realizadas por los trabajadores de la salud, no salen de las instituciones para las que prestan servicio, por trámites burocráticos o complicidad de las autoridades de los órganos competentes.

“Los empleados del sector salud se desenvuelven en medios con poca seguridad laboral y condiciones medioambientales inadecuadas, lo que afecta el normal desarrollo de sus actividades, así como la salud de los pacientes que atienden”, dice Linerby Sánchez, directora de Proyectos del Inaesin.

Destaca Sánchez que los trabajadores documentan las recurrentes fallas en las distintas unidades de salud y con el acompañamiento del Inaesin,  elaborarán un informe integral con todas las quejas, confiando en que de esta manera obtendrán respuestas a sus reclamos.

Inaesin: Ambiente laboral en aulas venezolanas amenaza salud de los docentes

LA SALUD FÍSICA Y EMOCIONAL de los docentes, está seriamente amenazada y se deteriora con rapidez, ante el ambiente laboral al que se enfrentan día a día los educadores en el país, un problema que se suma a la grave situación económica que atraviesa el gremio.

De acuerdo con el criterio del Instituto Nacional de Estudios Sindicales, la labor sindical de los docentes se cuenta entre una de la más vapuleada en los últimos 20 años.

Advierten que sus reclamos no son atendidos por el Ministerio de Educación ni por el del Trabajo y -en lo que va de  2019- han sido protagonistas de más de 100 protestas, de acuerdo con el Observatorio de Conflictividad Laboral del Instituto de Altos Estudios Sindicales.

Se indica que en una reunión sostenida por Inaesin con los principales representantes del magisterio, se acordó brindar la asesoría necesaria para canalizar, documentar y hacer seguimiento a las exigencias más allá de las salariales.

Falta de servicios básicos (agua, luz aseo), estructuras precarias y desorden institucional, están ocasionando un impacto importante en la salud física y psicológica de los trabajadores de la educación, factores que se agregan al aplanamiento de los sueldos en un sistema de escalas cada vez menos justo, según relatan sindicalistas del gremio integrado mayormente por mujeres.

Inaesin trabaja con las organizaciones gremiales para llevarles talleres que les permiten conocer a plenitud sus derechos laborales, de manera de apoyarlos en sus exigencias tanto salariales como de condiciones dignas.

“Los docentes están muy preocupados por su situación y quieren que la discusión vaya más allá del contrato colectivo para ampliar la seguridad social integral y el ambiente laboral. En especial porque  muchas prácticas a las que son sometidos tienen una marcada intención de control político”, dijo Nelson Landáez, coordinador técnico de Inaesin.

El Instituto, en su acompañamiento a los sindicatos del sector educación para sistematizar y recopilar denuncias, prepara un expediente que será enviado próximamente a la Organización Internacional del Trabajo.

León Arismendi: Poder de compra no se recupera con aumentos salariales

EL DIRECTOR GENERAL DEL INSTITUTO de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), León Arismendi, expresó que  la pérdida del poder adquisitivo del venezolano seguirá siendo una constante mientras el gobierno de Nicolás Maduro no ataque la hiperinflación desde sus causas.

A pesar de los aumentos salariales “los trabajadores saben que cualquiera que sea el monto se volverá sal y agua ante el avance de los precios, que en el mes de abril retomaron la tendencia alcista tras la desaceleración de marzo, resultado de la política de encaje legal y de los apagones que prácticamente paralizaron el país”, indicó.

Por otra parte, señaló que las sanciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos sobre el petróleo venezolano y que entraron en vigencia el 28 de abril se traducen en que el gobierno de Maduro tendrá menos ingresos por lo que “para poder cubrir el incremento salarial que está por venir, lo hará con más dinero inorgánico presionando el alza de precios en los bienes y servicios de la economía”.

Asimismo, recalcó que el gobierno sabe que se debe permitir la recuperación del sector privado y de esta forma rescatar la economía así como recuperar la capacidad de compra del venezolano.

Por otra parte, expresó “el billete de mayor denominación de la economía venezolana, el de Bs.500 ($0,089 calculado a la tasa de cambio del mercado paralelo), no alcanza para comprar ni un huevo, ya que el cartón de 30 unidades se consigue en Bs.18.000 ($3,21 mensuales).

Ante el considerable deterioro de la calidad de vida de los trabajadores el director general de Inaesin instó a tomar medidas urgentes que permitan corregir las distorsiones que sufre la economía venezolana.

 

Con información de Descifrado 

 

Inaesin: Apagones multiplican las trabas a la actividad laboral

LA ACTIVIDAD LABORAL se ha visto severamente obstaculizada, como consecuencia de los apagones recurrentes, ya que aumentan las trabas para su desempeño, de acuerdo con el criterio sustentado por el Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), al fijar posición en torno al impacto de la crisis eléctrica en la actividad productiva.

Estima Inaesin que los empleados aún no han podido alcanzar las mínimas condiciones para acudir a sus sitios de trabajo, luego que los varios apagones afectaran la vida de los venezolanos durante el mes de marzo, por lo que las actividades laborales se llevan a cabo en un ambiente de contingencia.

“Estas circunstancias contribuyen a aumentar el ausentismo laboral y desmejorar las condiciones de vida de los trabajadores, ya trastocadas por el pésimo estado de los servicios públicos y la hiperinflación”, dijo Linerby Sánchez, directora de Proyectos del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin).

Advierte la institución que las fallas en el servicio eléctrico no han sido superadas completamente, al igual que el suministro de agua, lo que lleva a los trabajadores a ocuparse a dar respuesta a sus necesidades inmediatas, aún después de que el gobierno ordenara la reanudación de las actividades laborales en horario especial, tras la emergencia.

“Es difícil poder cumplir con el trabajo. No se puede salir de casa si por varios días no hay agua, o no funciona el Metro de Caracas, el transporte público es escaso, no hay efectivo para el pago del pasaje, no funcionan los medios de pago electrónicos o no hay con quien dejar a los niños. Es una situación de colapso total”, indicó Sánchez, quien llamó a las autoridades a atender la grave crisis en la que sumió al país.

PIB caerá -2,5% por apagones

Expertos calculan que los eventos en los que el país se quedó sin el suministro eléctrico casi por completo, sumarán este año una caída de 2,5 puntos porcentuales del PIB a la ya contraída economía. Las secuelas aún están por verse, pero lo previsible es que ante la falta de mantenimiento y la imposibilidad de hacer las inversiones requeridas por las fuertes restricciones financieras a las que está sometido el país, los apagones continúen y con ello se profundice la recesión, revela Inaesin.

“La paralización de la actividad económica supone mayores dificultades para que los trabajadores puedan buscar ingresos adicionales con los que subsistir en un contexto hiperinflacionario de 2.395.981% anualizado a febrero”, de acuerdo con la medición de la Asamblea Nacional, indicó la directora de Inaesin.

Un escenario de mayor deterioro apuntalado por el colapso eléctrico y de pérdidas económicas a las empresas, dificultará mejoras en el salario de los trabajadores.

De acuerdo con el Observatorio de Conflictividad Laboral y Gestión Sindical del Inaesin, la mayoría de las protestas laborales que se dan en el país es por descontento salarial.  Durante el primer trimestre de 2019, los reclamos salariales abarcaron el 59% del total de las protestas.

Excluyen a Caracas y a tres estados del plan de recortes eléctricos
CARACAS, SEDE DEL PODER EJECUTIVO central e instituciones fundamentales del país, quedó excluida del Plan de Administración de Cargas (PAC), o de racionamientos programados, que aplica el Gobierno desde el 1° de abril, tras los impactantes apagones registrados durante el mes de marzo.
El Ministerio de Energía Eléctrica difundió a través de su cuenta de Twitter @mppeevzla, el nuevo esquema de cortes de energía eléctrica a la casi totalidad del territorio nacional hasta el 30 de este mes, en el cual se exceptúan a la capital, Vargas, Amazonas y Delta Amacuro.
La medida, explicó el gobierno, está dirigida a “preservar la operatividad” del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), el cual fue “severamente afectado por ataques terroristas”.
En esta ocasión, los veinte estados escogidos fueron divididos en 5 bloques (A, B, C, D, y E), con horarios definidos y rotatorios, que implican restricciones de hasta 3 horas en las horas pico de alta demanda eléctrica.
Son estos de 10 am a 1 pm, 1 pm a 4 pm, 6 pm a 9 pm y 9 pm a 12 am.
A partir de 2010, en la primera de las crisis eléctricas, las autoridades han oficializado estos planes de amplio espectro orientados a equilibrar la oferta y la demanda y, reducir la vulnerabilidad del sistema.
Estas insuficiencias energéticas igualmente ocurrieron en 2011, 2013, 2015, 2016 (segunda contigencia importante del sector), unido a recortes de la jornada laboral en la administración pública, a la disminución del consumo eléctrico en empresas estatales y aparato productivo privado, al uso de plantas autogeneradoras y a las reanudadas campañas de uso eficiente de la energía.
En ese sentido, la presidenta de Consecomercio, María Carolina Uzcátegui, solicitó al Gobierno la publicación del PAC en Gaceta Oficial, al tiempo de reiterar que es un “absurdo” la disminución del horario de trabajo hasta las 2 de la tarde.
Asimismo, la directora del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), Linerby Sánchez, señaló que las “actividades laborales se llevan a cabo en un ambiente de contingencia”, por los apagones o interrupciones programadas.
“Estas circunstancias contribuyen a aumentar el ausentismo laboral y desmejorar las condiciones de vida de los trabajadores, ya trastocadas por el pésimo estado de los servicios públicos y la hiperinflación”.
SOS a Rusia
El Gobierno pidió a Rusia piezas de repuesto para solventar los problemas del sistema eléctrico, reseñó nota oficial.
“Ya tenemos algunas peticiones para (Rusia) para el suministro de piezas de repuesto para el sistema eléctrico, a fin de superar los daños que se causaron a nuestro sistema de generación y distribución en el ámbito de la energía eléctrica”, señaló el ministro de Agricultura, Wilmar Castro Soteldo.
En un foro empresarial ruso-venezolano, efectuado en Moscú, Soteldo explicó además que especialistas rusos y venezolanos en el campo de la informática están desarrollando “mecanismos que impidan el bloqueo, la piratería de redes y sistemas que se utilizan para proporcionar servicios públicos”.
Por otra parte, el vicepresidente sectorial y ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, adelantó que Caracas busca la cooperación de Rusia para blindar ese sistema.
“Dentro de las agendas de trabajo se tienen ya perfilados temas vinculados a esto. Ya se ha trabajado en las mesas”.