Grandes Ligas archivos - Runrun

Grandes Ligas

Grandeliga habría matado accidentalmente a su entrenador en Acarigua

williamsperez

En un eventual accidente murió el entrenador y ex pelotero profesional, César Quintero de 52 años edad.

Quintero se encontraba practicando con el pitcher de los Cardenales de Lara, Williams Pérez, en el estadio “Bachiller Julio Hernández Molina” de Acarigua, cuando un arma que manipulaba este último se disparó supuestamente de manera accidental.

Fuentes indican que Quintero, quien jugó con Leones del Caracas y Navegantes del Magallanes en la LVBP, recibió el impacto en el pecho y llegó con signos vitales a un centro hospitalario, sin embargo los galenos no pudieron salvarle la vida.

Pérez, quien viene de estar en la final contra los campeones Caribes de Anzoátegui, estaría siendo investigado y se habría puesto a la orden de las autoridades y familiares del occiso.

El derecho estuvo en las Grandes Ligas en la temporadas 2016 y 2017 con los Bravos de Atlanta y el año pasado jugó en Triple A con los Cachorros de Iowa, sucursal en las ligas menores de los Cachorros de Chicago.

Pérez, nativo de Acarigua y de 26 años, viene de firmar un contrato de liga menor con los Cachorros en noviembre de 2017 y está invitado a los campos de entrenamiento en Arizona la semana entrante.

Actualmente, el porte de armas de fuego es exclusivo para funcionarios del Estado y según el artículo 277 del Código Penal, “la detentación u ocultamiento de armas se castigará con pena de prisión de tres a cinco años”.

Sport Web Publicidad, agencia que maneja a Pérez, publicó un comunicado oficial tras lo ocurrido.

 

 

 

 

Ozzie Guillén vuelve a lanzarle fuego a presidente de federación de beisbol

 ozzie

 

No es la primera vez que Oswaldo Guillén arremete verbalmente contra Edwin Zerpa, presidente de la Federación Venezolana de Beisbol. El mánager de los Tiburones de La Guaira y ex campeón en las Grandes Ligas con los Medias Blancas de Chicago en 2005 escribió en su cuenta de twitter que Zerpa era un personaje perjudicial para la pelota.

“Yo todo lo que tengo me lo he ganado con sudor usted es una garrapata venezolana que vive de los demás y ha jodido a la juventud”, colocó el mirandino en la red social.

La explosión del ganador del premio al Novato del Año en 1985 se produjo luego que Zerpa sostuviera en Unión Radio que Ozzie no había obtenido gloria alguna después de su corona con los patiblancos hace doce años.

“Oswaldo Guillén tuvo la suerte de ser campeón de Serie Mundial, Pero después no hizo más nada”, declaró Zerpa al periodista Carlos Valmore Rodríguez en el programa radial El Infield.

Posterior a esto, Ozzie volvió a lanzarle fuego al mandamás del ente federativo, luego que el año pasado ya tuvieran un altercado.

“Yo le voy a recomendar al señor Zerpa que por favor no me nombre, por que yo ni en cuenta lo tomo, es más difícil ganar una Serie Mundial”, aseveró el ex integrante de la denominada “Guerrilla” de los Tiburones.

A Guillén, uno de los considerados para dirigir a Venezuela en el pasado Clásico Mundial, no le tembló el pulso para cuestionar la gestión de Zerpa al frente de la Federación.

“A mi nunca me han investigado por (agarrar) dinero ni joder al país”, parafraseó.

Guillén cuestionó a Zerpa el año pasado por la forma como se llevó a cabo la escogencia de la Vinotinto del beisbol para el CMB.

“Eso que votaran periodistas y fanáticos a ver quién iba a ganar, es ridículo, como si esto fuera un concurso de belleza. Eso estuvo mal preparado”, dijo el de Ocumare del Tuy en rueda de prensa en 2016.

“A mí me da risa que (Zerpa) sea el presidente del deporte con más fanáticos en Venezuela y que no sepa nada de beisbol,  Decir que una selección de preinfantil es más difícil de manejar que una profesional, da lástima, vergüenza y pena ajena”.

Luego de su breve pasantía como piloto de los Marlins de Miami en 2012, Ozzie no ha tenido más contacto con Major League Baseball, salvo la labor que desempeña como comentarista de la cadena ESPN.

 

   


 

NYT: De cómo el caos y la inseguridad han golpeado a los venezolanos en las Grandes Ligas

wilson

Wilson Ramos fue secuestrado en 2011

Cinco años después de haber sido secuestrado brevemente en Venezuela, su país natal, el receptor de los Rays de Tampa Bay, Wilson Ramos, finalmente consiguió el papeleo necesario para que su familia pudiera vivir con él en Estados Unidos. Carlos Carrasco, un lanzador venezolano de los Indios de Cleveland, aprobó la prueba para obtener la ciudadanía estadounidense en agosto y ha pasado varios años sin regresar a su país.

Carlos González, el jardinero de los Rockies de Colorado, se sintió muy incómodo el año pasado cuando, tras tres años de ausencia, visitó a su familia y amigos en Venezuela antes de la temporada 2016: por primera vez necesitó andar con guardaespaldas. José Lobatón, un receptor de los Nacionales de Washington , vive en Orlando todo el año y se preocupa constantemente por si su familia y amigos de Venezuela tienen comida suficiente.

“Sabemos lo bella que es Venezuela y lo mal que ha sido tratada”, dijo Miguel Montero, receptor de los Cachorros de Chicago. “Como venezolano me duele porque tienes a tu familia y a tus amigos de la infancia allí, y no puedes verlos. Afortunadamente, tenemos la bendición de haber ganado dinero en el beisbol, pero muchos no tienen la misma suerte”.

El creciente caos económico y político de Venezuela ha afectado todas las actividades del país, incluyendo al beisbol, que es una de sus principales fuentes de orgullo. A pesar de que algunos de los mejores jugadores venezolanos se han puesto el uniforme de su país para jugar en el Clásico Mundial de Béisbol este mes, el grupo tiene emociones agridulces sobre su país de origen.

Y el mismo béisbol ha sufrido en Venezuela. A raíz del deterioro de las relaciones con Estados Unidos, el presidente venezolano, Nicolás Maduro ordenó en 2015 que los estadounidenses necesitan una visa para poder entrar al país, lo que dificulta que los reclutadores de las Grandes Ligas vayan a Venezuela y pone en aprietos a una fuente confiable de talento deportivo.

La Venezuelan Summer League, en la que solían jugar los prospectos firmados por equipos de las Grandes Ligas, cerró el año pasado cuando el número de equipos participantes cayó a tres. Y solo cuatro equipos de las Grandes Ligas todavía mantienen academias en ese país tan rico en béisbol, lo que refleja la preocupación por el deterioro de las condiciones de vida.

1484844064330878953

                                                                  Carlos Carrasco

Todos los jugadores que hablaron de Venezuela lo hicieron en una serie de entrevistas durante los últimos meses. Algunos se negaron a declarar, recelosos de ser percibidos como partidarios de la polarización política del país. Tanto los que hablaron como los que no, de alguna manera están alejados del caos de su país natal.

Los beisbolistas utilizan diversas formas para enviarle dinero y suministros básicos a sus familiares y amigos de Venezuela, a veces le piden a la gente que visita el país que lleven los artículos. Sin embargo, viajar puede ser agotador; incluso los ciudadanos venezolanos han tenido dificultades para entrar y salir del país. Los secuestros son uno de los peligros que los jugadores experimentan cuando están en Venezuela.

En noviembre de 2011, Ramos fue detenido a punta de pistola en la casa de su familia en Valencia y fue liberado más de 50 horas después por la policía. Después regresó a Venezuela fuera de temporada para ver a sus familiares y jugar en la liga, pero los recuerdos del incidente seguían vivos. Después de que su esposa, Yely, tuviera su primer hijo en Estados Unidos en 2014, Ramos decidió que sería un lugar más seguro para criar una familia y un mejor lugar para entrenar durante la temporada baja.

Compró una casa en Davie, Florida, cerca del final de la temporada 2015. Con la ayuda de su equipo en ese momento, los Nacionales, y un abogado de inmigración, Ramos obtuvo la residencia permanente y la de su esposa, y visas de turista para sus familiares.

El jugador, que firmó con los Rays este invierno, dijo que quiere trasladar permanentemente a más miembros de su familia a Estados Unidos, pero señala que “traer a todo el mundo sería muy difícil”. Mientras tanto, Ramos todavía hace breves visitas a Venezuela. Dijo que su familia vive con altas medidas de seguridad, como también le tocó a él cuando regresó para pasar estancias más largas. Era necesario, dijo Ramos, pero se sintió como un prisionero en su propio país.

González, de los Rockies, dijo que sintió lo mismo antes de la temporada 2016. “Es triste porque en Estados Unidos todo es tranquilo y se puede caminar”, dijo González, que vive en Windermere, Florida y jugará como parte del equipo venezolano en el clásico este mes. “En mi país, es diferente. Es otro mundo. Es un mundo inseguro”.

Héctor Rondón, un relevista de los Cachorros de Chicago y miembro de la selección venezolana, dijo que le gustaría obtener la residencia permanente en Estados Unidos para garantizar la seguridad de su familia, que incluye a dos hijas jóvenes.

“Amo a mi país, pero necesito estar aquí para la estabilidad de mis hijos, su escuela, la comida, las medicinas”, dijo.

hectorrondon

                                                         Héctor Rondón

Pero a pesar del crimen, la corrupción, la escasez de alimentos y el intenso enfrentamiento político entre el gobierno y la oposición, Venezuela sigue siendo una tierra fértil para el talento beisbolístico con más de 500 prospectos firmados por los equipos de las Grandes Ligas en los últimos dos años.

El primero que jugó en las ligas mayores fue el lanzador Alejandro “Patón” Carrasquel en 1939, con los Senadores de Washington. Luis Aparicio, el primer venezolano elegido para el Salón de la Fama del Beisbol, jugó entre 1956 y 1973, pero la explosión de venezolanos en las Grandes Ligas no comenzó hasta los años noventa.

Según baseballreference.com, 358 venezolanos han jugado en las ligas mayores hasta la fecha, una cifra solo superada por República Dominicana (669 jugadores). En 2016, 102 venezolanos aparecieron en las listas de Major League Baseball.

En 1989, los Astros de Houston fue el primer equipo que abrió una academia de beisbol para desarrollar jugadores jóvenes en Venezuela. A mediados de la década pasada, 13 equipos tenían presencia en el país y parecía casi inevitable que Venezuela superaría a República Dominicana como el mayor exportador de talento extranjero para las mayores.

Pero eso cambió cuando el caos se apoderó de Venezuela. Los equipos comenzaron a cerrar sus academias y solo quedaron los Cachorros de Chicago, Tigres de Detroit, Filis de Filadelfia y Rays de Tampa Bay.

“Hay mucho talento”, dijo Johnny DiPuglia, director internacional de reclutamiento de los Nacionales, que nunca han tenido una academia en Venezuela.

“Pero uno se preocupa cuando manda a los chicos a casa”, agregó. “Hay escasez de alimentos. No salen de noche porque es peligroso. No tienen los medios para trabajar donde quieren hacerlo porque no tenemos academias”.

Pero aunque el número de academias se ha reducido, el reclutamiento continúa.

“Aunque algunos clubes han alterado su presencia en Venezuela, la mayoría continúa viajando regularmente para reclutar”, dijo Michael Teevan, portavoz de la Major League Baseball. “Seguimos monitoreando la evolución del país para asesorar adecuadamente a los clubes y jugadores”.

Jon Daniels, el gerente general de los Rangers de Texas dijo que hubo un periodo cuando, debido a una advertencia enviada a los equipos, no permitió que sus reclutadores viajaran a Venezuela y se basó en los expertos venezolanos.

DiPuglia dijo que solía visitar Venezuela cada mes pero ahora solo va pocas veces al año y confía en otros scouts. Raramente se aventura a salir lejos del hotel o del estadio.

En 2015, los Marineros de Seattle cerraron su academia. Construyeron nuevas instalaciones de 7 millones de dólares en República Dominicana y decidieron que era mejor trasladar a sus jugadores venezolanos a ese país para entrenar, dijo Jack Zduriencik, su gerente general en ese momento.

“Mucho de esto fue logística”, dijo. “Pero todo el mundo está al tanto de todo lo que ocurre en Venezuela”.

MLB: Detroit Tigers at Cleveland Indians

                                                         Omar Vizquel

Los Tigres son uno de los equipos que mantienen sus operaciones en el país y tienen un contingente significativo de jugadores venezolanos. Ellos todavía tienen su academia y Al Avila, el gerente general del equipo, dijo que no presiona a sus jugadores para que eviten visitar el país durante la temporada baja.

“Dónde quieren vivir y qué tipo de seguridad quieren tener depende de ellos, es una situación personal”, dijo Avila.

El coach de primera base de los Tigres, Omar Vizquel, fue una estrella del campo corto en las Grandes Ligas y es el entrenador de la selección venezolana en el CMB. Vizquel dijo que se mantiene en contacto con Cabrera y Martínez, quienes juegan para los Tigres y tienen sus casas en Florida, y les hace recomendaciones sobre su seguridad cuando regresan a Venezuela.

“Todos hablamos de lo que puede suceder y compartimos las recomendaciones de seguridad”, dijo Vizquel, quien a menudo visita Caracas, su ciudad natal. “Entre nosotros los venezolanos, hay mucha experiencia compartida y hablamos de eso”.

Algunos jugadores han intentado aportar a la situación nacional. El otoño pasado, Carrasco recolectó suministros médicos (además de equipos escolares y de béisbol) para enviar a Venezuela. A Lobatón le encantaría volver a vivir en su país y organizar clínicas de beisbol para niños, como ha visto que hacen sus compañeros estadounidenses cuando regresan a sus ciudades en la temporada baja.

“Tengo fe, como todos los venezolanos, de que las cosas van a cambiar”, dijo.

Por ahora, los venezolanos participantes en el CMB tratarán de ganar ese campeonato para el país que aman, pese a la distancia.

Venezuela pierde, pero formato defensivo le da otra oportunidad en el Clásico

beisbol

 

La decisión final se dio a las cinco de la mañana (hora del este). Venezuela se medirá este a Italia en el juego de desempate para definir al segundo país que avanza a la segunda ronda del Clásico Mundial de Beisbol.

Una vocera de Grandes Ligas ratificó a Venezuela como el equipo que seguía con vida en el torneo, como lo habían anunciado hora y media antes, incluso cuando el manager Omar Vizquel también lo hizo oficial en conferencia de prensa.

La vocera sólo leyó un escueto comunicado en el que confirmaban la decisión, después que Venezuela superó a México en el criterio de desempate por el promedio de carreras recibidas.

Horas antes, México había derrotado 11-9 a Venezuela.

Sin embargo, y de acuerdo al comité organizador en la sede de Guadalajara, Italia permitió 20 carreras en 19 entradas a la defensiva para un promedio de 1.05 por entrada, Venezuela 21 en 19 innings para un promedio de 1.11, mientras que a México le anotaron 19 carreras en 17 episodios y quedó con promedio de 1.12.

Vizquel y el resto de los seleccionados ya hacían maletas con la idea de estar eliminados del Clásico Mundial de Beisbol, cuando fueron notificados de que seguían con vida en el torneo.

“Tenía una sola cosa en mente y era ganar el partido de hoy (domingo), lógicamente“, dijo el manager venezolano. “Las cosas no salieron bien”.

“De acuerdo a los estatutos, nos vinieron a avisar que Venezuela tenía la ventaja por una pequeña diferencia y que a nosotros nos tocaría jugar mañana (lunes) ese juego contra Italia. Lógicamente nos sorprendió, pero, al menos, estamos contentos de que tendremos una oportunidad más“, agregó el piloto.

 

La confusión fue total, ya que la manera en que se calculó ese “diferencial de carreras“ fue tan complicado que ni los propios venezolanos estaban conscientes de su ventaja al finalizar el juego contra México. Incluso, la propia cuenta de Twitter del Clásico Mundial de Beisbol (@wbcbaseball) ya había concedido el pase a México al duelo de desempate tras vencer a Venezula por dos carreras. Minutos después borraron el tuit. Venezuela, Italia y México terminaron sus primeros tres partidos de la etapa de grupos con idéntica marca de 1-2.

 “Las reglas están claras para todo el mundo“, consideró Vizquel. “Nos tocó a nosotros estar en esta situación, para que aprendan un poquito en un futuro lo que significa estar en una situación así”.

 

“Lógicamente, ellos (los mexicanos) se sentarán nuevamente a estudiarlas y tendrán un mejor entendimiento de lo que puede incidir, complicaciones, problemas, discusiones y tener todo claro, como está ahorita en el papel, pero, lógicamente, trae alguna diferencia de mentes (confusión), lógicamente, y eso no es lo que queremos, queremos la claridad en todo momento y eso fue lo que pasó. Creo que las reglas estaban ya ahí en el papel“, sentenció Vizquel.  

Con información de ESPN

Miguel Montero: “La alegría de los latinos en el equipo fue clave para ganar la Serie Mundial”

miguel

Maria Alesia Sosa Calcaño

@MariaAlesiaSosa

 

Miguel Montero, catcher de los Cachorros de Chicago, creía que lo habían llevado a ver una exposición de arte en El Doral, como parte de su visita de cuatro días a Miami. Al llegar a la sala, el artista plástico, Eduardo “EDO” Sanabria y el periodista René Rincón, le tenían una sorpresa: una obra con el retrato del jugador, firmada por el reconocido ilustrador venezolano.

“¡Gracias, vale! ¡Gracias! Esto lo voy a poner en la pared principal de mi cuarto deportivo. Ahora estoy más emocionado con esta pintura que con el anillo, porque el anillo todavía no lo he recibido”, dijo Montero, refiriéndose al anillo por haberse coronado campeones de la Serie Mundial de la MLB hace poco más de un mes.

El receptor venezolano explicó que aún no puede mostrar el diseño del premio que recibirá el equipo el primer día de la próxima temporada. La prenda tendrá 108 brillantes, que simbolizan los 108 años que pasó el equipo sin ganar el campeonato de máximo nivel en el béisbol mundial.

A propósito de la sorpresa que le tenían, el veterano catcher respondió algunas preguntas sobre la experiencia del triunfo, así como de las claves de ese equipo ganador, que se ganó el corazón de otras fanáticas, en una serie mundial muy difícil frente a los Indios de Cleveland.

一¿Cómo se le dice a un papá español que su hijo quiere dedicarse al béisbol y no al fútbol?

一¡Ah! (Risas) Esa es una pregunta bien buena, mi papá es canario pero llegó muy joven a Venezuela, a los 18 años, y nunca le gustó el fútbol. Fue mi papá, quien me dijo que jugara béisbol y no fútbol. Cuando llegó, el béisbol fue el deporte que le llamó la atención.

一Vuelves a Miami, cuando se cumplen 10 años de tu debut en la Grandes Ligas con los Cascabeles, que fue precisamente aquí, ¿Cómo se siente regresar?

一Muy bien, me encanta Miami. Tengo bonitos recuerdos por mi primer juego.

一¿Qué recuerdas de ese día?

一Ese día va a ser inolvidable. Primero, porque fue mi debut en las Grandes Ligas, y segundo, porque un compañero, no de equipo, pero del beisbol, otro venezolano tiró un no hit no run. Era Aníbal Sánchez y de verdad estaba contento por él, pero triste por mí, porque no pude darle un hit.

一Finalmente acabaron con la “Maldición de la cabra”, ¿eres un hombre supersticioso?

一La verdad es que soy de los pocos jugadores que no soy supersticioso. No quiero caer en lo mismo todos los días. La maldición de la cabra está lista, ese día en el noveno inning, la lluvia le echó un bañito y se fue a dormir. Cuando nos dieron el jonrón, todo el mundo pensó: “Aquí viene la cabra otra vez”.

一Todos lo pensamos.

一Todos, y nosotros en el banco.

一Pensamos que se les iba la Serie Mundial, que se les escapaba de las manos…

一Casi, casi se nos escapa.

一¿Cómo fue ese momento?

一¿Sabes cuando te sientes incómodo? ¿Cuando vas emocionado para algo y de repente ves que no es lo que esperabas? Que se te viene el mundo abajo. Así mismo. Nos cayó como el “Ice Bucket Challenge” (balde a agua fría), así mismo. Empezó la lluvia, y nos sentimos por el piso, todos destrozados, pero después, gracias a Dios pudimos ganar el juego.

一Henry Blanco, Willson Contreras, Héctor Rondón, Franklin Font y tú, los cachorros fueron un equipo con un gran número de venezolanos, ¿Qué le aportaron los criollos a ese grupo campeón?

一Todos pusimos un poquito. Venezolanos, puertorriqueños, dominicanos, americanos, todos. Obviamente cuando un equipo tiene bastantes latinos hay más alegría. Y el equipo tenía mucha alegría. Los venezolanos somos alegres, parranderos, y aunque perdamos un juego, mantenemos el ánimo y las esperanzas del día siguiente. Nunca nos vamos a la casa con la cabeza baja, y aunque así sea, siempre ponemos música alegre a todo volumen para tratar de olvidar lo malo. Eso también ayudó a los americanos a motivarlos.

一¿Alguna música o canción que los inspiraba en esos días?

一¡Reguetón! Nos montábamos en el autobús, reguetón, nos bajábamos del autobús, reguetón, nos subíamos al avión, reguetón. Todo el día, porque las cornetas las cargaba un puertorriqueño, y pues éso era lo que oíamos a todo volumen.

一¿Fue clave esa alegría para llegar a ser campeones? Era un equipo muy joven…¿Eso ayudó?

一La juventud fue clave porque tenían el ánimo, la energía; pero igual de importante fue la veteranía al otro lado. Era una combinación perfecta. Lo veteranos estábamos para enseñar a los más jóvenes la responsabilidad, y ayudarlos a enfocarse todos los días. Y ellos tenían el talento y la energía para venir todos los días y jugar a la 1:00 de la tarde, porque eso si es difícil.

一¿Cómo es el ritmo de jugar de día en Wrigley Field?

一Al principio es fácil porque vienes de Spring Training que es por las mañanas, pero a medida que pasa el tiempo se complica un poco. De Wrigley me sorprende que cuando entras a jugar en la mañana, siempre está a casa llena. Yo me he preguntado, ¿acaso aquí la gente no trabaja?, porque todos los días eran 40 mil personas a la 1:00 de la tarde. Así que si estás un poco cansado y ves en el estadio a la fanaticada de los Cachorros, pues, te anima a salir al terreno de juego, y se te quita el cansancio, el sueño, y se te quita todo.

一Has sabido mantenerte durante mucho tiempo en las mayores, ¿cómo lo has logrado?

一Responsabilidad, trabajo duro, y siempre mantener la humildad y el cariño por el juego. Si respetas el juego y haces las cosas de la manera correcta, te puedes mantener mucho tiempo en este deporte.

一En esa carrera hay un nombre importante: Henry Blanco, ¿Qué representa para ti?

一El Capitán. No sólo en esta temporada, en toda mi carrera. Henry Blanco me ayudó a hacer un cambio en mi carrera muy grande. Fuimos compañeros de equipo por dos años, y después vino a ser coach, y me ha enseñado muchísimo. No tanto en el campo, sino mentalmente: el enfoque, la confianza. Me gusta hablar con él, porque todos los días aprendo. No voy a decir que lo siento como un papá, porque no le quiero decir viejo, pero sí como un hermano mayor. (Risas)

一Lamentablemente no puedes decir lo mismo de Joe Maddon (manager de Chicago), ¿llegaste a entender sus decisiones respecto a ti y la actitud que tenía contigo?

一No, de verdad que no las he entendido todavía. Son cosas que pasan, momentos del juego donde quizás uno dice cosas que no debió haber dicho, pero es por la adrenalina del momento. Los movimientos que él hizo no pueden agradar a todo el mundo, pero fueron los que decidió en el momento. Hay veces que salen bien, a veces salen mal. Aquí salieron cosas mal, pero otras salieron bien porque ganamos la Serie Mundial, y al final del día somos campeones. Lo que pasó es el pasado, y espero que podamos mejorar nuestra relación también.

一Insistes en que Maddon te mete a jugar cuando ya no lo queda otra opción, pero al final le callaste la boca, primero botándola con bases llenas en el primero por la serie de campeonato; y después en el séptimo juego de la Serie Mundial, con el hit que anotó la carrera que les dio el triunfo. ¿Crees que ya le demostraste lo suficiente y te tome más en cuenta?

一No, no lo sé. Ojalá mejore. Y espero que mejore la situación de conversación, de confianza, no necesariamente tiene que ser jugando. Sólo quisiera que fuéramos mejores compañeros, o amigos algún día. Es todo lo que pido, más nada.

一¿No hubo acercamiento o alguna palabra de su parte para felicitarte después de que ganaron la Serie Mundial?

一No, nada. Hasta los momentos no. Él obviamente ahora está preocupado y ocupado con las reuniones de invierno, pero esperemos que podamos hablar luego, y todo quede feliz y en paz.

一¿Crees que te han dado el crédito que te mereces?

一No sé, eso se lo dejo a los analistas y los fanáticos que piensen y den sus resultados. No me toca hacerlo yo mismo, simplemente hago mi trabajo. Hay momentos que me va bien, hay momentos que me va mal, pero yo siempre salgo a jugar, a ganar, y di mi hit. Si me dan crédito bien, y si no, yo sé que mis compañeros sí me lo dan, porque ellos ven el trabajo que hace uno todos los días, juegue o no juegue.

一Hablabas de tu excelente relación con Henry Blanco, ¿ahí entonces no hay rivalidad Caracas Magallanes?

一¡No, pero él ahora es Bravos!

一¡Claro! Pero Henry Blanco es caraquista de corazón.

一¡Sí! Todavía le duele, cada vez que va a jugar contra el Caracas, aunque sea manager de Bravos (de Margarita), le duele. Él me lo ha confesado.

一Has dicho que te gustaría volver a jugar con el Magallanes, ¿existe esa posibilidad?

一Ojalá se dé. Sí me gustaría jugar otra vez en el Venezuela porque es la tierra de uno, y se siente diferente cuando uno juega allá. Juegas al frente de tus amigos, de tu familia. Pero lamentablemente no he podido, entre una y otra cosa, no he tenido el tiempo suficiente para jugar en Venezuela.

一Hablas muy bien, podrías ser comentarista, cuando decidas retirarte ¿Qué has pensado para un futuro fuera del terreno?

一Sí, me gustaría ser comentarista pero de sólo de un cierto número de juegos, porque me gustaría ser mejor padre, mejor esposo, y compartir más tiempo con ellos. Porque en esta carrera uno pasa mucho tiempo sin su familia y ellos merecen compartir un poco más de tiempo conmigo.

一Entonces a disfrutar de la familia…

一Ya se verá… Y si se cansan de mí en la casa, tendré que buscar trabajo, ¿verdad?

(Risas)

*Si quieres ver esta entrevista en video, haz clic aquí.

 

Muere el lanzador de los Marlins José Fernández en accidente de bote

jose-fernandez-marlins

El cubano-americano José Fernández, lanzador de los Marlins de la Florida, murió en la madrugada del  domingo 25 de septiembre en un accidente de lancha mientras navegaba con otros dos amigos frente a las costas de Miami Beach,  informó la Guardia Costera de Estados Unidos. La embarcación iba a gran velocidad y chocó contra las rocas.

Fernández, de apenas 24 años, fue una de las tres personas que murieron en el accidente que se produjo en un punto entre Miami Beach y la vecina Fisher Island.

La embarcación volcó, según la Guardia Costera. La identidad de los otros dos fallecidos no se revelará hasta que se comunique a los familiares, pero las autoridades locales sí confirman que eran amigos personales del atleta y tenían entre 24 y 27 años.

Las autoridades encontraron a las 3:30 am de este domingo la embarcación volcada a la altura de Government Cut y descubrieron que, bajo la lancha de 33 pies, había tres muertos. Dos estaban bajo la lancha y una tercera persona en el agua, dijeron las autoridades una la conferencia de prensa en Miami Beach.

El equipo del sur de la Florida decidió suspender el encuentro programado para este domingo con los Bravos de Atlanta al confirmarse la noticia.

El conjunto de Miami se declaró “devastado por la trágica muerte” y agregó que los pensamientos del staff de la franquicia están con la familia del pelotero en estos momentos.

 

Miguel Cabrera se convierte en el venezolano con más impulsadas en MLB

 

miguel-cabrera-mariano

 

Miguel Cabrera lo volvió a hacer. El primera base de los Tigres de Detroit no necesitó mucho tiempo para retomar el ritmo tras regresar a la acción y se convirtió este domingo en el pelotero venezolano con más carreras impulsadas en las Grandes Ligas, al llegar a 1.426 con las tres de hoy frente a los Astros de Houston.

El maracayero, que remolcó la primera rayita en el primer episodio con un doble y añadió otras dos con cuadrangular en el séptimo inning, superó a Andrés Galarraga, quien sumó 1.425 a lo largo de su carrrera.

Cabrera también pasó este año a Galarraga entre los criollos con más jonrones en la gran carpa (406 por 399).

Pese al desempeño del aragüeño, los Tigres cayeron tendidos en el noveno episodio 6-5 ante los Astros de Houston.

Félix Hernández, el

FélixHernández

 

ANAHEIM, California (AP) — En el montículo estaba un as venezolano que comienza a derribar récords. Con el bate, un jonronero que marcha con paso de gigante en la campaña. Esa combinación fue demasiada pieza para los Angelinos.

Félix Hernández se convirtió en el lanzador venezolano con más ponches en las Grandes Ligas y Nelson Cruz se consolidó como líder jonronero de las mayores con 14 bambinazos, para que los Marineros de Seattle superaran el lunes 3-2 a Los Ángeles.

El as de los Marineros de Seattle igualó a Johan Santana con 1.988 ponches cuando hizo abanicar a Mike Trout en el primer inning. Y alcanzó los 1.989 al pasarle un tercer strike cantado a Kole Calhoun para el tercer out del primer acto.

En total, el “Rey Félix” recetó ocho ponches para ganar su quinta decisión consecutiva en el comienzo de esta campaña.

“Me sentí fuerte. Tuve buen repertorio, tiré muchos strikes y combiné todo con la curva y el cambio”, dijo Hernández.

Cruz celebró el haber conseguido su primer premio al Jugador del Mes en la Liga Americana conectando un jonrón frente a Matt Shoemaker, que rompió el empate 0-0 en el comienzo de la séptima entrada. Con 14 vuelacercas en 26 juegos, Cruz ha empatado a otros cuatro peloteros, con la mayor cantidad a estas alturas de una campaña. Los otros fueron Cy Williams, con los Filis en 1923; Albert Pujols, con los Cardenales en 2006; Alex Rodríguez, con los Yanquis en 2007, y Schmidt, con los Filis de 1976.

“He encontrado la forma de ser constante, esa es la clave”, manifestó Cruz.

Hernández (5-0) aceptó una carrera y seis hits en siete innings de labor. Mejoró su efectividad a 1.73.

Además, Hernández es el primer abridor de Seattle que gana sus cinco primeras decisiones desde 2001. En aquel año, Aaron Sele inició la campaña con un récord de 8-0, mientras que Freddy García tuvo un récord de 6-0 y Jamie Moyer se colocó en 5-0.

 

Felix Hernandez

 

El derecho de Valencia está en el cuarto lugar de la tabla histórica de victorias de lanzadores venezolanos, con 130. Adelante suyo se ubican Freddy García (156), Santana (139) y Carlos Zambrano (132).

Logan Morrison y Seth Smith batearon también cuadrangulares ante Shoemaker (2-2), quien tenía una foja de 3-0 y una efectividad de 2.63 en cuatro aperturas previas contra los Marineros. El derecho aceptó cuatro imparables en siete innings y un tercio, con 10 ponches.

En otros juegos de la Liga Americana, Tampa Bay doblegó 5-1 a Boston, que además perdió por lesión al dominicano Hanley Ramírez, y Texas sorprendió 2-1 a Houston, con un elevado crucial del venezolano Robinson Chirinos.

Asimismo, Toronto se impuso 3-1 a los Yanquis de Nueva York, y Minnesota superó 8-7 a Oakland.

En la Liga Nacional, Washington venció 6-4 a Miami, con cinco imparables del cubano Yunel Escobar; Milwaukee se impuso 4-3 a los Dodgers de Los Ángeles, en el debut de Craig Counsell como manager de los Cerveceros, y San Francisco ganó 2-0 a San Diego, con una gran faena de Madison Bumgarner (2-1).

Además, Filadelfia derrotó 5-2 a Atlanta, y San Luis superó 10-9 a los Cachorros de Chicago.

El encuentro entre Arizona y Colorado se pospuso por la lluvia.

 

Copyright 2015 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.