Enmienda Constitucional archivos - Runrun

Enmienda Constitucional

AN debatirá propuesta de enmienda constitucional de Ortega Díaz

LA ASAMBLEA NACIONAL DECIDIÓ incluir dentro de la cuenta de la sesión ordinaria a celebrarse el 6 de noviembre, la solicitud de enmienda constitucional propuesta por la fiscal en el exilio, Luisa Ortega Díaz.

La información fue revelada por la fiscal a través de las redes sociales, al divulgar una misiva enviada por el presidente de la AN, Omar Barboza, sobre el tema. Al incluirse dentro de la cuenta, los diputados aprueban o no esta solicitud y deciden cuál comisión deberá encargarse de estudiarla y presentarla a futuro.

A juicio de Ortega Díaz, “es deber de todos proteger la vigencia de la Constitución y es plausible que nuestros diputados se pongan al frente de esta lucha”.

En particular, la fiscal propone que se modifique el artículo 333 de la Carta Magna que impida durante un lustro cualquier modificación al texto constitucional.

“Artículo 333: Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia”.

Para Ortega Díaz, esta sería una forma de evitar que la Asamblea Constituyente pueda realizar una reforma o derogue la Constitución actual, y con ello evitar que se imponga “un modelo de dominación que legitime las constantes violaciones a los derechos de los venezolanos”.

Esta es la segunda propuesta de ley que remite la fiscal en el exilio a la Asamblea Nacional. La primera fue un proyecto de ley de Amnistía, que está siendo revisado por la Comisión de Política Interior y no ha sido divulgado.

Dentro de la Comisión de Política Interior también reposa un proyecto de ley de enmienda constitucional desde 2016, que incluiría entre sus puntos, acortar el periodo presidencial de seis a cuatro años.

May 29, 2016 | Actualizado hace 3 años
¿Y la enmienda? Luis Fuenmayor Toro

Constitución

 

En su disparatada e inmediatista política, la MUD presentó varias opciones con el objetivo único de desplazar a Maduro de la Presidencia, para casi inmediatamente tomar el Poder Ejecutivo en las elecciones que deberían realizarse posteriormente. La renuncia del Presidente, su destitución por incompatibilidad de su nacionalidad, la deposición por abandono del cargo, la convocatoria de un referéndum revocatorio, la realización de una Asamblea Constituyente o la promulgación de una enmienda constitucional fueron las distintas opciones, que obedecieron al desacuerdo existente entre los integrantes de la alianza sobre el camino a seguir para la salida de Maduro. Terminó imponiéndose la proposición de Primero Justicia de la convocatoria del revocatorio, que tampoco ha sido abrazada por toda la Mesa con el entusiasmo que se esperaría, luego del éxito movilizador de la población que tuvo la recolección de las firmas necesarias en la primera fase del proceso.

Las restantes iniciativas han sido descartadas por la mayoría del cogollo de la MUD, aun a despecho de los sectores proponentes, que no se dan cuenta que pueden perfectamente ser bloqueadas por el CNE o el TSJ, organismos al servicio del Ejecutivo y dispuestos a pasarle por encima a la Constitución misma, como lo han demostrado con creces. La enmienda constitucional fue introducida y aprobada en primera discusión por la Asamblea Nacional pero, a raíz de la decisión del TSJ de que no tendría carácter retroactivo, fue engavetada pues, repito, lo que les interesa no es enmendar la Constitución para mejorarla, democratizarla e impedir la distorsión y depravaciones que crea la eternización en los cargos ejecutivos de los mismos individuos, sino simplemente salir de Maduro y asaltar la Presidencia para hacer lo mismo que Maduro: tratar de eternizarse. Al no servir para esto, fue desechada.   

Consideramos que la enmienda de la Constitución debe reactivarse, pero no para sacar a Maduro, para lo cual está en marcha el referéndum revocatorio, sino para recortar el período presidencial a sólo 4 años con una única reelección posible, disposición esta última, la de una sola reelección, que se aplicaría también a los gobernadores y a los alcaldes, eliminando la perversa reelección indefinida que nunca estuvo en la Constitución originalmente aprobada por el pueblo. La enmienda debería también rescatar un aspecto de la Constitución anterior, el del financiamiento estatal de las campañas electorales, para garantizar la existencia de equidad en la competencia entre los distintos candidatos e impedir que sea el capital privado el que determine la magnitud de la propaganda. La enmienda, así planteada, eliminaría la necesidad de los revocatorios y tendría la ventaja de que sería el pueblo, quien la aprobaría en referéndum. De Frente con Venezuela hace esta propuesta.

 

@LFuenmayorToro

Causa R pide llamar a elecciones regionales y a que se apruebe rápidamente la enmienda constitucional

causa r

 

Este martes, José Ignacio Guédez, secretario general nacional de La Causa R, reafirmó la ruta constitucional que debe transitar la oposición para salir del gobierno nacional entre lo que destaca elecciones regionales en la que se pueden recuperar 20 gobernaciones, y aprobar rápidamente la enmienda constitucional. “Es urgente que este año cambiamos el destino del país. Los venezolanos esperan por una solución a sus problemas”, aseveró el dirigente.

“El gobierno que hoy es minoría tiene en su poder el 90% de las gobernaciones y la MUD que es la alternativa mayoritaria no puede entretenerse sabiendo que puede recuperar 20 gobernaciones, las cuales son el piso que sostiene a Maduro. Debemos estar preparados para exigirlas en el caso de que el oficialismo quiera quedarse en el poder. Estos comicios no son inoportunos, son compatibles con el referéndum revocatorio y además son escenarios complementarios que estimulan el cambio global del régimen que es lo que quiere el pueblo”, dijo el también abogado.

Frente a ello, destacó que la Mesa de la Unidad Democrática  debe prepararse desde ya para un eventual escenario de elecciones, por lo que insistió en ir adelantando los mecanismos para la realización de primarias dentro de las fuerzas opositoras.

Enmienda

Por otra parte, José Ignacio Guédez informó que ya se cuenta con un texto único de enmienda constitucional, el cual se espera sea introducido por parlamentarios en el debate dentro de la Asamblea Nacional esta misma semana. “Este proyecto cuenta con un piso jurídico y político para que entre al debate legislativo. Entendemos que la enmienda es la solución más pacífica con la que el pueblo puede decidir quién es el líder que lo sacará de esta crisis”, puntualizó.

Prensa La Causa R

Feb 28, 2016 | Actualizado hace 4 años
Los deseos no empreñan Por Luis Fuenmayor Toro

oposicion1

Se puede desear algo en forma intensa y eso no significa que el deseo se hará realidad, pues hace falta que actuemos en consecuencia. De allí el dicho popular sabio de que “los deseos no empreñan”. Es más, se puede querer algo y podemos actuar en esa búsqueda y todavía no tenemos garantía de obtener lo deseado. Hace falta que la conducta asumida sea la adecuada al reto propuesto. Pero incluso teniendo la decisión y actuando correctamente en esa dirección, aún no hay garantía de satisfacción de nuestro deseo o necesidad. Se requiere que lo que queremos obtener sea posible, sea alcanzable, y esto no siempre depende de lo que hagamos, pues muchas veces obedece a la existencia de situaciones externas ajenas a nuestra voluntad. En muchos casos, el deseo puede ser inalcanzable o por lo menos imposible de lograr por las vías que inicialmente nos hemos propuesto o en el tiempo que nos hemos fijado para ello.

En la vida social y política de los pueblos, este tipo de situaciones se presentan constantemente. La casi totalidad de los venezolanos quiere que el gobierno del presidente Maduro termine lo antes posible. En este ardiente deseo se hallan unidos grupos tradicionalmente llamados de derecha y grupos conocidos como de izquierda radical, quienes, en algunas ocasiones, lucen hasta más empeñados en la salida del autodenominado Presidente obrero. Es una fuerza considerable, es más del 70 por ciento de los venezolanos, cuyas acciones se manifestaron en la votación de la MUD en las elecciones pasadas de diputados y se manifiestan en todo momento en las “mentadas de madre”, que se producen en las calles de nuestras caóticas ciudades y en el llanto de quienes pierden un ser querido a manos del hampa. Los únicos que ignoran este hecho están en la cúpula gubernamental o macolla chaveca, quienes serían los directamente afectados de sucumbir el Gobierno.

No basta, sin embargo, este inmenso deseo de la sociedad para que el hombre se vaya, pues su permanencia en el poder tiene otros soportes, que han sido históricamente superiores a la tan exaltada voluntad popular, el más importante: el poder de fuego de las fuerzas armadas nacionales. Lo señaló hace poco el diputado Elías Jaua, en un arranque de franqueza o de desvergüenza con un poco de cinismo, cuando dijo que la Asamblea Nacional no tenía el poder de las armas de su lado, por lo que no podían hacer su voluntad. Y esto es así independientemente de que se trate de mandatos constitucionales. Que a través de un referéndum, de una enmienda, de la declaratoria de vacío presidencial o de una Asamblea Constituyente, se decida la salida de Maduro, aparte de no arreglar milagrosamente los problemas, pasa primero por un gran acuerdo político nacional de todos los factores de poder y no sólo depende de la decisión del pueblo, lo que demuestra que no es tan soberano como se dice.

MUD anunciará el jueves mecanismo para un cambio de Gobierno

ChuoTorrealba_

El jueves 3 de marzo, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunciará el mecanismo de consenso para propiciar el cambio de poder en el país, informó este sábado el secretario ejecutivo de la alianza opositora, Jesús “Chúo” Torrealba.

“La situación del país no se define con revocatorio o referéndum. Aquí estamos analizando es la ruta democrática para el cambio de poder”, dijo Torrealba durante el encuentro nacional que realizó este sábado, en Caracas, el partido Alianza Bravo Pueblo (ABP), integrante de la Unidad Democrática.

Se trata de “una estrategia que incorpore el o los mecanismos que vayamos a utilizar, pero también el o los recursos de activismo social, de activismo político, de combate político que haga posible que ese trabajo no termine en frustración sino en un triunfo importante, como el que aspira y merece el pueblo venezolano”.

El secretario ejecutivo de la Unidad informó que para lograr el acuerdo necesario continuarán las reuniones con los dirigentes de todos los partidos que conforman la coalición opositora, por lo cual el anuncio, que se tenía previsto para este domingo, se postergó para la próxima semana.

“Escoger la enmienda o el revocatorio o la combinación de ambas pasa también por escoger y definir el conjunto de luchas que vamos a dar, en la Asamblea Nacional, pero también en la calle”, insistió.

Torrealba indicó que también hay que definir “qué se va a hacer después de ese cambio político urgente, si el gobierno que le sucederá será un gobierno de unidad nacional o un gobierno del partido que gane las primarias; o si habrá un gobierno de transición y cuánto durará”.

Lee más en El Pitazo.

Ludo edición parlamentaria: 5 fichas para cambiar al Presidente

EL JUEGO POLÍTICO SOLO TIENE UN OBJETIVO: hacerse del poder. La recién instalada Asamblea Nacional anunció, el mismo día que se posesionó, su determinación de proponer en el primer semestre del año una vía constitucional, democrática y electoral, para el cambio de Gobierno.

Varios partidos políticos, tahúres consumados, ya han comenzado a poner sobre el tablero las fichas con las que aspiran a ganar un juego minado de obstáculos. El primero en lanzar los dados fue Causa R, que el 4 de febrero presentó ante la Asamblea Nacional la propuesta de enmienda de 3 artículos de la Constitución -el 160, 174 y 264-, para recortar el período presidencial y eliminar la reelección indefinida.

Primero Justicia también colocó su ficha: el referendo revocatorio. El gobernador Henrique Capriles ha dicho por Twitter que “ha llegado el tiempo” de la opción del revocatorio; y el diputado Juan Pablo Guanipa, también de la tolda amarilla, propuso esta semana la vía del revocatorio presidencial como el mecanismo para el cambio de Gobierno.

La Asamblea Nacional Constituyente ha sido la ficha del Partido Voluntad Popular desde mediados de 2014, propuesta como una vía “para reconciliar a los venezolanos y transformar al país a través de la sustitución de las cabezas de los Poderes Públicos corrompidos”.

Increíblemente, en la idoneidad del mecanismo de la renuncia coinciden el presidente de la Asamblea Nacional y sectores críticos dentro del mismo chavismo, como Marea Socialista. Ambos ven en la renuncia la vía más expedita para impulsar los cambios políticos y económicos que se requieren.

El reto de la oposición, independientemente de la vía que propongan al país, será obtener el comodín que garantice que el esfuerzo no será en vano, a saber, lograr la renovación del CNE; al tiempo que debe evitar caer en la casilla del TSJ que, decisión tras decisión, los ha llevado a “retroceder tres pasos”.

¿Qué se requiere para ganar este juego? Sagacidad, determinación y buen tino en la táctica política, atributos que la oposición no siempre ha demostrado. No obstante, el requisito más importante es la legitimidad que deriva del mandato popular, comodín que desde el 6D está en manos de la MUD.

Juego Renuncia Maduro

 

Ramos Allup: La enmienda constitucional es la mejor vía para la salida de Maduro

HenryRamosAP

El presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, se decanta por la vía de la enmienda constitucional para recortar el mandato del presidente Nicolás Maduro, y propuso además acompañarla de otras dos para reducir también el período del Parlamento y del Tribunal Supremo de Justicia.

“El plazo de seis meses que nos fijamos para buscar una salida constitucional, pacífica y electoral, que antes parecía muy apremiante, ahora parece más bien demasiado largo ante la dinámica y la agudización de la crisis por la que estamos atravesando en Venezuela”, afirmó Ramos Allup en una entrevista con Efe en su despacho del Palacio legislativo.

Considera que la enmienda constitucional es la vía “más expedita, menos complicada” ya que se puede aprobar por mayoría simple de la Cámara y requiere posteriormente sólo la mayoría de los votos en una consulta popular.

Ramos Allup precisa que la alianza opositora decidirá “muy pronto, en breves días” si opta por esta vía o por una de las otras dos sobre la mesa: el referendo revocatorio o la convocatoria de una asamblea constituyente.

“Para acabar con el argumento de que es discriminatorio acortar sólo el mandato del presidente, yo propondría tres enmiendas: una para recortar el tiempo del Ejecutivo, otra para hacer lo mismo con el del Legislativo y otra para el Tribunal Supremo”, explica.

“De este modo, iríamos todos a consulta de la voluntad popular, a ver quién supera ese escrutinio”, subraya.

El presidente de la AN cree que la enmienda podría fijar el mandato presidencial incluso en cuatro años sin reelección y recalca que “no hay por qué tenerle miedo a la consulta popular”.

A su juicio, se trata de buscar el método “menos obstaculizable” por parte del Gobierno y “su” Tribunal Supremo de Justicia, al que tacha de ser “un apéndice del Ejecutivo” y al que acusa de “dictar sentencias una y otra vez” para impedir el trabajo opositor en el Parlamento.

Ramos Allup advierte que, “dada la crisis terminal muy aguda que está atravesando el Gobierno venezolano”, ha vuelto a reaparecer la posibilidad de un golpe de Estado por parte de sectores “nasseristas” en el seno de las Fuerzas Armadas.

“Hay un golpe de Estado a las instituciones y puede haber otro golpe de Estado militar de sectores castrenses, que no descarto que esté en curso, para derribar a todos los poderes por la fuerza”, asevera.

El diputado no cree que haya algo “savable” de los 17 años de chavismo con respecto a los 40 años precedentes, en su opinión, “los mejores de la historia de Venezuela en todos los órdenes”.

“Qué sería salvable del chavismo para el futuro, la verdad no lo sé, programas sociales hubo siempre en Venezuela y además eran no discriminatorios, a nadie se le pedía una camisa o un carné del partido para acceder a un programa social o a un cargo público”, asegura.

También argumenta que las cifras de las misiones sociales chavistas están “verdaderamente trucadas” y que “no es verdad” que se hayan construido un millón de viviendas desde la llegada de Hugo Chávez al poder en 1999, como afirma el Gobierno, “sino apenas unas 350.000”.

“Yo de verdad no veo qué cosas podrían aprovecharse de estos 17 años. Se dice fácil, pero este gobierno en 15 años manejó una cifra descomunalmente superior a la que manejaron todos los gobiernos precedentes de la historia política del país”, indica.

“Si con ese monto, con precios del petróleo por encima de 100 dólares, causaron este desastre, imagínese lo que le va a pasar a Venezuela ahora con 20 dólares por barril”, advierte.

Respecto a las promesas electorales de la oposición antes de las legislativas de que acabarían con las colas para comprar alimentos, reconoce que la Asamblea puede dictar leyes para suprimir trabas o para incentivar la producción pero arguye que “ningún remedio es automático ni de resultados inmediatos”.

Además, considera que se hace muy complicada la cohabitación “con alguien que quiere aplicar su propio modelo fallido y que no acepta ninguna recomendación, sobre todo cuando la otra parte de la eventual coexistencia no tiene funciones ejecutivas”.

Con respecto a si se ve como eventual candidato de la oposición en unas próximas elecciones presidenciales, Ramos Allup evita pronunciarse, aunque no lo rechaza.

“No sabemos nada de eso, por de pronto vamos a despachar lo que tenemos por delante que es tratar de salir de este Gobierno de manera constitucional, pacífica, democrática y electoral”, insiste.

Causa R propone eliminar reelección indefinida, reducir el periodo presidencial y convocar elecciones este año

JoséIgnacioGuédez

 

El secretario general nacional de la Causa R, José Ignacio Guédez, reiteró este martes que la mejor solución para la crisis que afecta a todos los ciudadanos es impulsar una respuesta política a través de una “vía profundamente democrática y pacífica”, tal como lo es una Enmienda Constitucional para poder lograr “los cambios que el país reclama y que nos pidió el pueblo el 6 de diciembre”.

El dirigente afirmó que “la enmienda se puede aprobar por la Asamblea Nacional hasta con mayoría simple y luego ser ratificada por el pueblo en referéndum, con la cual se pueda acortar el periodo presidencial, eliminar la reelección indefinida y convocar nuevas elecciones presidenciales para este año, las cuales proponemos que se hagan junto a las de gobernadores”, dijo Guédez a la par de recalcar que el diálogo no es excluyente con la enmienda.

No al Decreto de Emergencia

José Ignacio Guédez manifestó que no se “puede dar un cheque en blanco” al gobierno por medio de la aprobación del decreto de emergencia, por cuanto a su juicio,  “el país votó porque se controle al gobierno y se pida rendición de cuentas”.

Enfatizó que “la causa de esta emergencia económica  ha sido justamente la falta de controles de la cúpula gobernante que tiene 16 años en el poder,  y que dilapidó  la fortuna  más grande de la historia del país. La AN tiene que empujar un mecanismo constitucional de cambio de gobierno. El decreto es inconstitucional porque señala que pueden expropiar y disponer del dinero de la gente”, dijo.

 

*Con información de Nota de prensa