Departamento de Estado de EE UU archivos - Runrun

Departamento de Estado de EE UU

EE.UU. anuncia 12 pasos para realizar un gobierno de transición en Venezuela

El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció este 31 de marzo 12 pasos y dos garantías que plantean para realizar un Gobierno de transición democrático en Venezuela.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ofreció detalles acerca del “Marco Democrático para Venezuela”, propuesta que Washington rescata de 2019 y que fue hecha por la delegación opositora durante los diálogos en Barbados, auspiciados por el reino de Noruega, para alcanzar una salida a la crisis en nuestro país.

Los 12 pasos indicados por el Departamento de Estado de EE.UU son los siguientes:

1. Pleno retorno de todos los miembros de la Asamblea Nacional (AN). El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) retire la orden de desacato y restaura todos los poderes de la AN, incluyendo las inmunidades de los diputados. Además de ello, EE.UU. solicita la disolución la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), en caso de que se lleve a cabo la disolución, los Estados Unidos retirará las sanciones aplicadas a miembros de la ANC por su pertenencia a la ANC.

2. Liberación inmediata de todos los presos políticos.

3. El Gobierno de EE.UU. exige que todas las fuerzas de seguridad extranjeras salen de inmediato a menos que se les autorice su permanencia a través de ¾ de los votos de la AN.

4. La AN elige a nuevos miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE) y del TSJ que sean aceptables para todos los partidos o coaliciones de partidos que representen el 25% o más de los miembros de la AN. (Esto otorgaría poder de veto tanto al PSUV como a la coalición multipartidista de Juan Guaidó respecto a personal para cualquiera de estos cargos). Una vez que un nuevo CNE y TSJ sean elegidos, los Estados Unidos retiran las sanciones impuestas a exmiembros del CNE y del TSJ por su pertenencia a esos organismos.

5. La AN aprueba una ley de un “Consejo de Estado”. La ley consiste en la creación de un Consejo que se convierte en el poder ejecutivo. Cada partido o coalición de partidos con un 25% de miembros de la AN escoge a dos miembros que formaran parte del Consejo de Estado, siendo uno de ellos forzosamente gobernador de un estado.

Seguidamente, los cuatro miembros del Consejo de Estado escogen a un quinto miembro que será el secretario general y que se desempeñará como presidente interino hasta que haya elecciones. La persona que ocupe el cargo de presidente interino, no tendrá permitido presentarse como candidato a la elección presidencial. Los miembros del Consejo no podrán ser parlamentarios de la AN o parte del TSJ. Las decisiones que el Consejo de Estado tome serán por mayoría de votos. Un miembro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) se desempeñará como asesor militar del Consejo de Estado.

6. Todas las facultades conferidas al presidente por la constitución serán conferidas exclusivamente al Consejo de Estado. Los Estados Unidos y la Unión Europea retirarán las sanciones a quienes se habían atribuido facultades presidenciales, y que les fueron impuestas debido a los cargos que habían ocupado. Las sanciones serán retiradas cuando el Consejo de Estado esté operativo y esas personas renuncien a cualquier otra pretensión de ocupar cargos ejecutivos y acepten al Consejo de Estado como poder ejecutivo único.

7. Una vez se establezca el Consejo de Estado y las fuerzas de seguridad hayan partido (a menos que se aprueben con ¾ de los votos de la AN), quedarán suspendidas las sanciones que los Estados Unidos aplicaron al Gobierno de Venezuela, a Petróleos de Venezuela, S.A. y al sector petrolero.

8. El Consejo de Estado deberá nombrar un nuevo gabinete. EE.UU retirará las sanciones a exmiembros del gabinete que les fueron impuestas por desempeñar sus cargos anteriores. Los

9. Estados Unidos también retirará las sanciones a miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que les fueron impuestas por ocupar el cargo que desempeñan en el organismo.

10. La comunidad internacional se encargará de brindar apoyo humanitario, electoral, económico y de gobernanza, desarrollo y seguridad, con un enfoque inicial especial en el sistema de atención médica y en el suministro de agua y electricidad.

Todos los ciudadanos venezolanos deben tener el mismo acceso a los programas de bienestar social actuales, que ahora recibirán apoyo complementario internacional. Se inician negociaciones con el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo respecto a los principales programas de apoyo.

11. Se establece una Comisión de la Verdad y la Reconciliación con el objetivo de investigar actos de violencia graves ocurridos desde 1999, y esta informa a la nación sobre las responsabilidades de los autores y la rehabilitación de las víctimas y sus familias. La Comisión deberá contar con cinco miembros que el secretario general de las Naciones Unidas (ONU) nombra con el consentimiento del Consejo de Estado.

Luego, la AN adopta una ley de amnistía de conformidad con las obligaciones internacionales de Venezuela, que cubre todos los delitos de carácter político desde 1999, excepto los crímenes de lesa humanidad. Argentina, Canadá, Colombia, Chile, Paraguay y Perú retiran su apoyo a la remisión a la Corte Penal Internacional.

12. El Consejo de Estado establece una fecha para celebrar las elecciones simultáneas a la presidencia y a la AN en un plazo de seis a 12 meses. Cualquier ciudadano venezolano apto conforme a la Constitución de 1999 puede postularse a las elecciones.

13. Se celebrarán las elecciones a la presidencia y a la AN. Se retiran todas las sanciones de los Estados Unidos restantes con el consenso de los observadores internacionales de que las elecciones fueron libres e imparciales.

14. Se establece una comisión bipartidista en la AN para formular soluciones a largo plazo con el fin de rehabilitar la economía y refinanciar la deuda.

Garantías 

1. El alto mando militar (Ministro del Poder Popular para la Defensa, el viceministro de la Defensa, el Comandante del Comando Estratégico Operacional (CEOFANB) y los otros comandantes) se mantiene durante la vigencia del gobierno de transición.

2. Las autoridades estatales o locales se mantienen durante el periodo de transición.

Departamento de Estado descarta uso de la fuerza para ingresar ayuda humanitaria a Venezuela

ESTADOS UNIDOS DESCARTA EL USO DE LA FUERZA para hacer llegar ayuda humanitaria a Venezuela, dijo el viernes una alta funcionaria del Departamento de Estado.

“No vamos a entrar por la fuerza al territorio venezolano”, dijo a periodistas la subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier.

“Estamos arreglando maneras de entrar y depende del lado venezolano. No vamos a entrar por la fuerza: esto es un movimiento civil, de ayuda humanitaria”, subrayó, y destacó el apoyo de asociaciones civiles y de la Iglesia.

Breier afirmó que Estados Unidos evalúa continuamente las condiciones en el terreno para determinar una distribución “de manera segura” y “eficiente” por parte de sus socios, y dijo que se han tomado recaudos para que el personal “no se ponga en peligro inadvertidamente”.

Nicolás Maduro aseguró este viernes que no permitirá el “show” de la ayuda humanitaria, que comenzó a ser acopiada en la frontera con Colombia a solicitud d Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de países.

Según Maduro, la “emergencia humanitaria” es “fabricada desde Washington” para “intervenir” Venezuela. “Si vienen tropas estadounidenses en Colombia, que se queden” allí, advirtió, afirmando que nunca entrarán al país.

Breier señaló que el ingreso de los alimentos, medicinas y artículos de higiene personal que el gobierno de Donald Trump dispuso para atender necesidades básicas del pueblo venezolano está siendo coordinado con Guaidó, su equipo de expertos, y los gobiernos de la región y socios estadounidenses.

Washington y el resto de los países que desconocen a Maduro impulsan su salida del poder por considerar “ilegítimo” su nuevo mandato, iniciado el 10 de enero. En cambio, reconocen como única autoridad legítima a Guaidó, quien en su calidad de jefe del Parlamento democráticamente electo en 2015 se juramentó como presidente interino el 23 de enero invocando poderes constitucionales.

El secretario de Estado de Trump, Mike Pompeo, prometió el 24 de enero asistencia humanitaria por 20 millones de dólares para la población de Venezuela, impactada en los últimos años por una aguda crisis económica que atribuye a la gestión de Maduro.

EEUU preocupado por las perspectivas sombrías de Venezuela

estados-unidos6

Una de las mayores preocupaciones del Gobierno de Estados Unidos respecto a Venezuela es la “perspectiva sombría que trae su economía” cuya recesión, inflación y escasez pueden acarrear consecuencias sociales y políticas impredecibles.

A ese panorama se suman las acciones del presidente Nicolás Maduro para silenciar a sus opositores, algunos de los cuales se encuentran en prisión.

De algo está convencida la administración del presidente Barack Obama en lo que respecta a Venezuela: hay una profunda crisis institucional que está debilitando la democracia, la economía es una bomba de tiempo, y de ser necesario aplicar nuevas sanciones contra funcionarios corruptos o violadores de derechos humanos, saldrían a relucir nuevas listas de impugnados.

“EEUU sigue preocupado por las perspectivas sombrías de Venezuela. Nos mantenemos vigilantes ante el deterioro de la situación económica, incluyendo una profunda recesión, la escasez de productos, y la inflación”, expresó un funcionario del Departamento de Estado interrogado por DIARIO LAS AMÉRICAS sobre la relación entre los dos países.

La inflación en Venezuela para 2015 fue de 180,9%, la más alta del mundo, debido principalmente a la caída de los precios del petróleo y la baja producción nacional por la falta de dólares. Esto también impactó el comercio con EEUU, cuyo intercambio comercial en 2015 cerró en $20.856 millones, una caída de 41,2% en comparación a 2014, según el Census Bureau.

Caracas y Washington no terminan de avanzar en una agenda clara que les permita salir del inmovilismo en el que están sus relaciones, lo que ha impedido el trabajo pleno en cooperación antidroga y lucha contra la corrupción que tanto están afectando a la nación suramericana.

Para la Casa Blanca los contactos con Venezuela se complican “por las falsas acusaciones de Maduro y otros funcionarios de alto rango de que EEUU ha estado librando una guerra económica contra Venezuela y que tratan de socavar su gestión”, acotó la fuente, quien pidió no revelar su identidad.

“Hemos llamado al diálogo entre todos los actores políticos para hacer frente a los retos de Venezuela. También seguimos pidiendo la liberación de los presos políticos, entre ellos el líder opositor Leopoldo López”, agregó el funcionario, para quien la escalada de violencia política contra detractores al Gobierno es un escollo en los contactos con EEUU.

“Nuestra preocupación es por las acciones para silenciar a opositores, eso lo que ha conducido es a un clima de intimidación, represión y polarización política”, manifestó la fuente.

La diplomacia estadounidense ve como un paso para mejorar las relaciones “que el Gobierno de Venezuela permita a la nueva Asamblea Nacional (AN) ejercer su plena autoridad constitucional” tras hacerse con la mayoría calificada en las elecciones del 6 de diciembre pasado.

“Estamos profundamente preocupados por las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia que limitan la autoridad de la AN recién elegida, porque  socava la democracia de Venezuela… por eso hemos seguido pidiendo que se respete la voluntad del pueblo y de la separación de poderes”.

“Continuamos trabajando estrechamente con el Congreso de nuestro país y otros en la región para apoyar un mayor espacio político en Venezuela… Nuestra capacidad soberana de sancionar a los funcionarios que cometieron abusos contra los derechos humanos y socavaron la gobernabilidad es consistente con estos esfuerzos”, refirió el funcionario, quien declinó precisar nombres o cargos a los que se les aplicó medidas.

 

Lee más en Diario Las Américas.

EEUU: Sanciones a funcionarios son en solidaridad con los venezolanos

DanielFried

 

Las sanciones estadounidenses contra Venezuela son una expresión de solidaridad de Washington con el pueblo de ese país, aseguró hoy el coordinador de Política de Sanciones del Departamento de Estado de EE UU, Daniel Fried.

Estas medidas “no van contra el pueblo, sino que son una expresión de solidaridad con los venezolanos, que están sufriendo graves presiones en lo político y en lo económico” por parte de las autoridades de Caracas, dijo el funcionario en Madrid.

Fried, que se entrevistó hoy con el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, se refirió a las sanciones impuestas por Washington al Gobierno venezolano de Nicolás Maduro en un encuentro con periodistas.

El presidente Barack Obama ha aprobado sanciones contra el Gobierno de Maduro y algunos funcionarios venezolanos, algunos de ellos identificados, a los que considera responsables de violaciones de los derechos humanos.

Fried precisó que las sanciones no tienen un “carácter económico” y no tratan de castigar a la población, sino que están dirigidas de forma específica contra “individuos” de ese país sudamericano que están atentando gravemente contra los derechos humanos y las libertades de la población.

El funcionario de EEUU reconoció que “las sanciones no funcionan en todos los casos”, cuando se trata de presionar a un régimen o a un gobierno, y deben ser adoptadas como “una herramienta política y no como el centro de la política exterior”.

Por otra parte, Fried restó importancia a las críticas que ha levantado en algunos países latinoamericanos e instituciones multilaterales del continente la política de Washington con respecto a Venezuela.

“Lo que nosotros queremos es que el pueblo venezolano tenga mayores oportunidades y más libertad”, defendió el funcionario y añadió que estas medidas “tienen otros principios, otro propósito, ya que van dirigidas directamente contra las autoridades” venezolanas.

Fried, que realiza estos días una gira por varios países europeos, mostró su satisfacción por los avances obtenidos en el conflicto de Ucrania y que ha motivado también la imposición de sanciones contra Rusia por parte de EEUU y la Unión Europea por las injerencias de Moscú en el país vecino.

“Este es un caso claro en el que las sanciones, adoptadas de forma multilateral, por acuerdo de la comunidad internacional”, tienen los efectos que se persiguen y es posible que no haga falta endurecerlas, aseguró Fried, quien reiteró que no siempre es así.

Citó como ejemplo el caso de Cuba, donde el embargo impuesto por Washington durante décadas a la isla no ha logrado cumplir sus objetivos. “Fueron sanciones unilaterales y no han funcionado”, reconoció Fried, como tampoco, agregó, lo han hecho en el caso de Siria “que atraviesa una compleja situación”.

Fried evitó, no obstante, pronunciarse sobre la fecha en la que Estados Unidos podría levantar definitivamente el embargo a Cuba o sacar al país caribeño de la lista de países colaboradores con el terrorismo.