Comisión Interamericana de DDHH archivos - Runrun

Comisión Interamericana de DDHH

Nov 03, 2019 | Actualizado hace 2 semanas
Denuncian maltratos a presos extranjeros en La Planta
95% de los privados de libertad en la cárcel de El Paraíso son foráneos 

 

Al menos 200 presos extranjeros están recluidos en Centro de Formación de Hombres Nuevos Simón Bolívar, ubicado en El Paraíso Caracas, donde estaba el anexo femenino de la cárcel conocida como La Planta, la torre está dividida en varios pisos en el tercero y en el cuarto se encuentran los privados de libertad de diferentes nacionalidades.

Los familiares de los detenidos que allí se encuentran que, son un 95 % extranjeros, denunciaron al Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP)  que están siendo objetos de maltratos por parte del director del recinto carcelario y los custodios. 

Según lo que relataron a OVP, hace dos semanas se registró una requisa y en medio de esta revisión hubo maltratos verbales por parte de los funcionarios, lo que provocó que, algunos detenidos alzaran sus voces para mostrar su descontento, esto trajo como consecuencia que, un grupo de internos fuera separado del grupo dentro de este se encontraban hasta personas de la tercera y bajo la mirada del director del penal, los custodios que allí estaban golpearon a los presos en varias partes del cuerpo, con sus puños y hasta con cables quedando las marcas en sus cuerpos, como prueba de lo que allí sucedió.

Posterior a los maltratos algunos presos se comunicaron con sus familiares para contar lo sucedido y estos acudieron a la respectivas embajadas, se conoció que la Española y la Ecuatoriana se dirigieron hasta La Planta para velar por la integridad de los ciudadanos que están en ese recinto carcelario, de la misma forma los familiares hicieron conocer a las embajadas que, los extranjeros no cuentan con una buena alimentación, además les han suspendido la visita de sus familiares y apoyos, tampoco les quieren firmar las redenciones a quienes les corresponde, aseguran los informantes al OVP. 

A estos extranjeros también los mantienen como a los venezolanos, la mayoría dando vueltas de penal en penal y lejos de sus tribunales de origen, algunos fueron trasladados del Centro de Reclusión Winnie Mandela ubicado en el estado Zulia, para la Comunidad Penitenciaria Fénix y posteriormente pasados a La Planta, esta rotación constante de los presos de diversas nacionalidades también es muy costoso para los pocos familiares o apoyos que tengan en el país. 

Los presos extranjeros expresaron al OVP que, se sienten solos y con sus derechos totalmente vulnerados por el Ministerio de Servicios Penitenciarios. 

No es la primera vez que los extranjeros recluidos en La Plantan denuncian sus condiciones pues anteriormente lo han hecho ante el OVP por la falta de comida y por los maltratos que no cesan en este recinto.

Estos hechos al igual que todas las denuncias que maneja OVP fueron  notificada a la Comisión Interamericana de DDHH, al Relator de Personas Detenidas en Las Américas de la CIDH, Sistema Interamericano a la Relatoría de Personas Privadas de Libertad y Relator de Venezuela de la CIDH, al Sistema Universal al Comité Contra la Tortura y otros Tratos Crueles Degradantes e Inhumanos a la Relatoría de Detenciones Arbitrarias.

El sufrimiento por un preso se extiende hasta después de su muerte

LOS PRESOS MUEREN EN PENALES VENEZOLANOS y sus familiares son los últimos en enterarse sumado a ello cuando acuden a la morgue para retirar los cadáveres deben esperar días porque la falta de patólogos retrasa la entrega de los cadáveres, así fue el caso de Maikel Antonio Camacho (31) quien fue sacado del Rodeo II y fue entregado a su familia seis días después de su muerte. 

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) pudo documentar este caso. Maikel Antonio era un preso que estaba en condición de procesado, tenía dos años privado de su libertad por el delito de homicidio, en principio fue detenido por el CICPC Subdelegación El Llanito allí permaneció cuatro meses posteriormente fue trasladado al Internado Judicial El Rodeo II, cárcel ubicada en Guatire estado Miranda.   El joven tan solo fue sacado a tribunales en dos ocasiones, la falta de transporte para traslado aumentaron el retraso en su proceso judicial y aun cuando casi tenía dos años preso no había tenido una audiencia preliminar. 

Familiares relataron a OVP que Maikel Antonio era huérfanos de padres, sus tías paternas fueron las que se encargaron de su cuidado pero ninguna llevaba su apellido y cuando fue trasladado al penal por no llevar su apellido no podían visitarlo, se las ingeniaron y pudieron verlo al menos cinco veces, pero continuamente le llevaban alimentos y chucherías pero nunca le llegaban lo sabían cuando el joven se lograba comunicar vía telefónica que les decía como estaba, era padre de tres niños, la menor de 9 años de edad y a los que nunca pudo ver cuando estuvo tras las rejas porque en el penal no le permitían visita de sus hijos. 

Desde hace un mes que Maikel Antonio comenzó a presentar fiebre, había rebajado al menos 40 kilos, en vista de ello sus familiares se movilizaron a tribunales para solicitar un traslado a un centro asistencial y la respuesta era que pedían una autorización directa del director del penal para sacarlo. Pasaron las semanas y nada de soluciones, el martes 30 de julio una llamada desde El Rodeo II recibió una de las tías del joven se identificaron como una enfermera del centro penitenciario le informaron que lo iban a trasladar a un centro asistencial pero nunca se llevó a cabo el traslado. 

El jueves 1 de agosto Maikel Antonio fue sacado de su celda y trasladado hasta el Hospital Dr. Domingo Luciani del estado Miranda fue ingresado al área de emergencia y tan solo veinte minutos duró con vida. Ese mismo día su familia acudió al Rodeo II para llevarles medicamentos y nadie le informó nada, fue al siguiente día el viernes 2 a las 6:30 de la mañana cuando supieron que había muerto y se enteraron por terceras personas. 

La familia denuncia al OVP que dejaron morir a Maikel Antonio y fue por falta de atención médica, aseguran que así fuera quitando dinero prestado ellos costeaban los medicamentos para el tratamiento del joven quien estaba padeciendo de hepatitis y no fue tratado para ello. Además que se enteraron tarde de su muerte y no por el Ministerio de Servicio Penitenciario la entrega del cadáver se paralizó por la falta de patólogos que no trabajan los fines de semana y por seis esperaron por la entrega. 

Familiares de todos los detenidos del Rodeo II denuncian que en ese penal “comen comida de perros (bazofia), los están matando de hambre es por eso que se enferman esos muchachos” a la misma vez denuncian al OVP que mensualmente se hacen requisas dentro del recinto carcelario y les botan los uniformes, sabanas y pertenencias personas y es la familia quien debe costear eso. 

Humberto Prado, coordinador general del OVP explica que las violaciones de los derechos humanos en las cárceles venezolanas son continuas y repetitivas es por ello que se le está notificando a la Comisión Interamericana de DDHH, al Relator de Personas detenidas en Las Américas de la CIDH, Sistema Interamericano a la Relatoría de Personas Privadas de Libertad y Relator de Venezuela de CIDH, al Sistema Universal al Comité Contra la Tortura y otros Tratos Crueles Degradantes e Inhumanos a la Relatoría de Detenciones Arbitrarias de la muerte de este joven en El Rodeo II y de las condiciones en las que están los presos en ese recinto carcelario.