#Cobertura20M archivos - Runrun

#Cobertura20M

Nuevas elecciones presidenciales antes que concluya 2018 solicitó el Frente Amplio Venezuela Libre ayer en la sede de Voluntad Popular, ubicada en el Centro Plaza de Caracas.

Con el presidente de la Asamblea Nacional, Omar Barboza, como único vocero, la coalición de partidos y gremios apoyó la propuesta del ex candidato Henri Falcón de llevar a cabo otros comicios este año.

“No hubo una elección este 20 de mayo, por eso tenemos que seguir luchando para que se produzcan comicios en el último trimestre de 2018”, dijo el miembro de Un Nuevo Tiempo.

Flanqueado por Henry Ramos Allup, Delsa Solórzano, Andrés Velásquez, Nicmer Evans, Ramón Guillermo Aveleado y Ángel Oropeza, entre otros, Barboza expresó que la alternativa sigue siendo lograr el cambio político por la vía constitucional a través de una elección libre y transparente , “no el fraude de este domingo”.

Sentenció que si Maduro se juramenta como presidente el 10 de enero de 2019, se convertirá en un usurpador. “Su período culmina en diciembre de este año”.

“El pueblo venezolano quiere votar, quiere elegir, pero no prestarse a una farsa como la de este domingo donde todo el mundo quien iba a salir victorioso”, apuntó.

Asomó que el Frente Amplio anunciará una actividad para este sábado, descartó una nueva jornada de diálogos con el gobierno en el corto plazo y afirmó que estaban dispuestos a sumar fuerzas con los ex candidatos presidenciales Falcón y Javier Bertucci.

“Asumimos con urgencia y humildad el reto de consolidar una alianza superior que permita unificar a todos los que nos oponemos a esta dictadura”.

El fraude estaba cantado 

El director de Visor 360 Consultores, Nicmer Evans, señaló que de abstenerse o votar el resultado del pasado domingo hubiese sido exactamente igual porque “el fraude estaba más que cantado”.

“No hubiese hecho nada de diferente ir a votar o no, de hecho las cifras que dio el Consejo Nacional Electoral son distantes de las que manejamos, nosotros calculamos que un 70,3% de las personas inscritas en el Registro Electoral no fueron a sufragar”, enfatizó.

El politólogo sostuvo que mientras Maduro esté en Miraflores jamás habrán unas elecciones realmente democráticas en Venezuela y la tarea del Frente Amplio es luchar por conseguir unas condiciones competitivas similares a las que se dieron en diciembre de 2015, cuando la oposición logró adueñarse de la mayoría de los curules en la Asamblea Nacional.

 

 

La rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), Sandra Oblitas, emitió un segundo boletín informando que participaron 9.261.839 votantes, lo que representa 45.99% del patrón electoral.

En rueda de prensa, Oblitas expresó que el reelecto presidente Nicolás Maduro obtuvo 6.190.612, el abanderado por Avanzada Progresista; Henri Falcón 1.917.036; Javier Bertucci con 988.761 y Reinaldo Quijada 36.246.

A su vez, comentó que solo el 1,9%, lo que significa 176.210 votos, fueron nulos. Oblitas indicó que este boletín oficial está sobre la base del 98,7 % de las actas transmitidas.

Con estos resultados, el actual Jefe de Estado extenderá así su gestión para cumplir con el período presidencial 2019-2025.

 

El toque de diana sonó “bajito” en Petare

 

Uno, dos, tres cohetes fue lo único que se escuchó la madrugada de este domingo en José Félix Ribas, una de las zonas más populosas de Petare, en Caracas. A las 3 a.m. se oyeron las detonaciones y luego el silencio volvió a apoderarse de las calles del barrio.

“Estas elecciones esa diana sonó bajito o no sonó”, comentó Berta Zambrano, una mujer que hacía cola en la Unidad Educativa Napoleón, de la zona 1 de este barrio, desde las 4 y media de la mañana y que asegura que lo único que se escuchó por la zona fue el himno nacional, pasadas las 6 a.m.

La música, el escándalo y el tumulto que se acostumbra en la zona popular durante cualquiera de los comicios esta vez no se hizo presente. Calles desoladas, silencio y muy pocos puntos rojos en espacios donde, en ocasiones anteriores, se podía ver uno cada dos cuadras fue el común la mañana de este domingo 20 de mayo en el casco colonial de Petare, en José Félix Ribas, en Mesuca, en el Barrio Unión, en Carpintero, en Los Símbolos Patrios y en La Bombilla.

“Uno vota rapidito porque no hay gente, aquí no se ve nada de gente como en otras elecciones que uno se tenía que esperar para hacer su cola y pasar al rato”, dijo Vitelvo Alonzo, votante del liceo Leonardo Infante en Campo Rico.

Los electores en cola reportaban que no pasaban más de 10 minutos en el centro luego de que se abrían las mesas, pues la poca afluencia de personas facilitaba el proceso. “No hay ambiente electoral. En diciembre, que hicieron las municipales, yo no pude dormir desde las 2 a.m. porque el escandalo no era normal y prácticamente me pusieron una corneta con las canciones de Chávez en la puerta de la casa”, contó Maleba Duarte, vecina de La Bombilla, otro barrio del este de la ciudad capital.

Entre las zonas 1 y 10 de José Félix Ribas solo se pudieron contabilizar dos puntos rojos entre los seis centros de votación establecidos en toda la comunidad. En esta ocasión, ni siquiera contaban con cornetas y música. “Lo que pasa es que nos estamos activando, espera un rato para que veas”, fue la respuesta de Dolores Peralta, una activista del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) que escaneaba carnés en las cercanías de la Casa de La Cultura del lugar.

“Aquí sí sonó la diana, como es reglamentario, a las 3 de la mañana, pero luego ya no se oyó más nada”, dijo Adriana Báez, residente del Barrio Unión, específicamente del sector La Planada.

En el Casco Colonial de Petare también reinaba el silencio, los pocos electores apostados en las cercanías de la Pl

aza Bolívar de Petare recordaron que “en años anteriores esto estaba lleno de gente, había música y salían carros para transportar a la gente, pero de verdad la apatía no es normal”, dijo Luis Cermeño.

En pleno centro de Petare, hacía la Plaza del Cristo el movimiento era un poco mayor, pero las colas eran más bien en el centro de este emblemático sitio para escanear los carnés de la patria de quienes ya habían ejercido su derecho al voto y querían certificarlo ante el Gobierno.

En las adyacencias de esta zona funciona el centro de la U.E.N “Dr. José de Jesús Arocha, uno de los más concurridos de la localidad, con 12 mesas  y 8.886 votantes registrados, que en horas de la mañana no tenía electores en cola.

En La Bombilla y Símbolos Patrios también extrañaron la algarabía de procesos electorales anteriores, y aunque la presencia de votantes era más visible, muchos aseguraron que “aquí hay más gente escaneando el carné que votando”, tal como lo afirmó Yuraima Paz, vecina del barrio 5 de Julio.

“Mira yo no vi ni siquiera el camión que siempre pasea por todo Petare con la diana y el llamado a votar. Capaz la apatía de la oposición se nos contagió a todos, porque hasta los que salimos siempre estamos como que nos da igual”, dijo Rominia Alvarado, de Mesuca.

May 20, 2018 | Actualizado hace 2 años

@esresonante

Fotos: Josué Stein

Aluche es un barrio tranquilo los domingos en la tarde, aunque se encuentra en La Latina, uno de los distritos más poblados de Madrid. Y este domingo 20 de mayo no fue una excepción.

Pocas personas transitaron por la calle Camarena, número 10, y poquísimas entraron en el Centro Cultural Fernando de los Ríos para participar en las elecciones presidenciales de Venezuela.

A las 8:00 de la mañana en punto, los encargados del centro de votación estaban listo para recibir a los electores en las 15 mesas que instalaron en la planta baja del espacioso complejo cultural, donde 8.409 venezolanos tenían derecho a votar por haberse inscrito en el Registro Electoral de Madrid antes del 10 de marzo de este año.

Pero la convocatoria fue desestimada por la mayoría de los llamados a votar en la capital española. Entre el mediodía y el cierre del centro a las 6:00 p.m, alrededor de 60 personas entraron a sufragar.

Fuentes del consulado revelaron extraoficialmente que la participación total no llegó a 2% de los votantes, lo que rondaría los 168 votos.

Dentro del recinto custodiado por un guardia de seguridad privado y dos agentes de la Policía Nacional, los miembros de mesas conversaban en voz baja sentados en las mesas vacías, sin nada que hacer.

Una votante, quien participó en los comicios para constatar cómo funcionaba el proceso, explicó que la votación fue completamente manual.

“Me dieron un papel como del tamaño de un cuaderno, con el nombre y la foto del candidato. Y con un bolígrafo debíamos marcar una equis sobre el candidato de nuestra elección”, dijo electora que sufragó a la 1:30 pm.

“Luego había que doblar la papeleta en cuatro para depositarla en la urna. Al final firmé y puse mi huella en el cuaderno de votación pero no había tinta indeleble.”

 Foto: Carleth Morales

Las voces de la abstención

Y mientras el centro electoral permanecía desierto, a unos siete kilómetros al noreste, en pleno centro de Madrid, un grupo de venezolanos opositores al gobierno de Nicolás Maduro fustigaron los comicios y llamaron a la abstención.

Unas mil personas marcharon desde la icónica Puerta de Alcalá hasta Plaza de la Opera gritando consignas contra lo que consideraron unas elecciones fraudulentas diseñadas por Maduro para perpetuarse en el poder.

Los manifestantes agitaban banderas y cruces negras con los nombres de los venezolanos caídos en las protestas antigubernamentales ocurridas en los últimos años en Venezuela.

El político exiliado Antonio Ledezma dijo  vía Twitter que la movilización “era una manera de rechazar la farsa electoral de hoy en Venezuela, de apoyar las incidencias del Tribunal Penal Internacional en La Haya, de apoyar al Tribunal Supremo en el exilio que pide la dimisión, la renuncia, la salida de Maduro”.

El editor Miguel Enrique Otero declaró que “en Madrid sucedió lo mismo que en otras 100 ciudades del mundo: manifestaciones y firmas para rescatar la democracia en Venezuela”.

Un grupo de opositores en Vigo, Galicia, se congregó frente al consulado para rechazar las elecciones  y exigir un proceso transparente.

Foto: Gabriela Lovera

“Queremos libertad, queremos que se vaya este gobierno corrupto, queremos medicinas, queremos comida para Venezuela, queremos que no se nos sigan murieron familiares por falta de medicamentos”.

Las autoridades venezolanas negaron la existencia de irregularidades y aseguraron que los comicios cuentan con “plenas garantías”.

“Para el cumplimiento del Acuerdo de Convivencia y Paz, discutido en Santo Domingo y el Acuerdo de Caracas, refrendado el 2 de marzo por los candidatos participantes en la elección presidencial, el CNE amplió las garantías acumuladas y aplicadas en los 23 procesos electorales previos, en especial las que fueron solicitadas por las organizaciones con fines políticos”, señalaron en un comunicado entregado a la prensa en Madrid.

 

Padrón electoral

En España vota el 21 por ciento de los 108 mil 585 electores venezolanos inscritos en el extranjero para elegir el presidente que gobernará al país entre enero de 2019 y 2025.

Las autoridades venezolanas en España informaron que 22 mil 992 venezolanos fueron convocados a votar en 42 mesas en las cinco ciudades donde hay consulados generales distribuidas de  la siguiente manera: 15 mesas en Madrid, 13 en Barcelona, 8 en Santa Cruz de Tenerife, 4 en Vigo y 2 en Bilbao.

Los escrutinios se realizarán el lunes 21 de mayo a las 8:00 a.m. en la sede del Consulado General de Venezuela en Madrid.

Pero sin importar quién sea el ganador, España ha reiterado que no reconocerá los resultados.

El portavoz del gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo, enfatizó que las elecciones venezolanas “no son libres, ni democráticas, ni participativas”, y no reúnen los estándares ni de España ni del resto de los países de la Unión Europea (UE).

 

Bertucci denuncia

El candidato presidencial Javier Bertucci denunció este domingo 20 de mayo, al momento de votar, que personas ajenas a los centros electorales se acercaban a los votantes para ofrecerles dinero y comida en caso de que informaran que no iban a sufragar en favor de Nicolás Maduro.

Para Bertucci, tal acción es una “compra de conciencia” y también una estrategia de intimidación a quienes eligen este domingo quién será el jefe de Estado en Venezuela entre 2019 y 2015. “No hay libertad para que el elector termine votando por quien le corresponda porque lo confunden”, aseveró.

“Esto no es un ejercicio democrático, tenemos que permitir que el elector sea libre (…) ¿Cómo va a tener libertad de conciencia si están jugando con el hambre de este pueblo? (…) Por el hambre que hay están usando la herramienta del dinero y los alimentos para comprar conciencias”, reclamó.

Bertucci también afirmó que tiene en su poder más de 380 denuncias al respecto, al igual que quejas sobre la ubicación de los “puntos rojos” que utiliza el Partido Socialista Unido de Venezuela para registrar a sus votantes, los cuales en lugar de estar a 200 metros de los centros de votación, “están casi al lado”.

Luego de votar, derecho que ejerció en el Centro de Educación Inicial Queipa del sector Pueblo Nuevo de San Diego, en Carabobo, Bertucci indicó que se dirigirá a su comando de campaña en Caracas, donde hará nuevamente tales reclamos.

“Haremos estas denuncias bien fundamentas para que vean que no estamos diciendo cuento. Exigimos al Consejo Nacional Electoral que se ponga sobre estas denuncias”, advirtió. El también candidato presidencial Henri Falcón manifestó quejas similares al momento de sufragar.

 

Este domingo 20 de mayo los venezolanos votan en unas polémicas elecciones en las que el presidente Maduro busca la reelección ante tres rivales de poco peso, después de que la oposición declinara participar por considerarlas fraudulentas, publica hoy la Deutseche Welle de Alemania

Los electores podrán asistir a los más de 33.000 centros de votación. Allí encontrarán una boleta electoral en la que Maduro aparece 10 veces y su principal oponente Henri Falcón, cuatro, indicando el número de partidos que los respaldan. Falcón aceptó el reto de participar sin el apoyo de la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), que llamó al boicot, por lo que hay dudas sobre el nivel de participación que tendrá esta elección.

La MUD argumentó que varios de sus candidatos fueron inhabilitados, como el caso de Henrique Capriles, y que hubo partidos políticos ilegalizados. Por eso, la dirigencia opositora llamó a abstenerse y a acudir a las iglesias en lugar de a los centros electorales. Además del cargo de presidente, en estos comicios se elegirán los puestos para 23 asambleas legislativas, con más de 2.000 cargos en disputa.

Los candidatos a presidente, entre los cuales están también el pastor evangélico Javier Bertucci, tuvieron 25 días para desplegar sus propuestas en la campaña electoral, pero captaron poca atención de los electores, más preocupados por sobrevivir al principal problema económico: la hiperinflación. En la campaña, Maduro alegó que la crisis económica es provocada por las sanciones financieras de Estados Unidos, la guerra económica impuesta por empresarios acaparadores y el empeño opositor por derrocarlo.

Ante la situación, Falcón propuso la dolarización de la economía como fórmula para frenar la hiperinflación, que en los últimos 12 meses escaló a casi el 13.000 por ciento.

La agencia Associated Press asegura que aunque las encuestas muestran que la mayoría de los venezolanos responsabilizan a Maduro de los crecientes problemas, aún aparece como el favorito para ganar en parte gracias a que sus principales rivales boicotearon la elección ante la desconfianza hacia la autoridad electoral, la cual es controlada por partidarios del gobierno.

En definitiva, las elecciones tienen lugar en un escenario social caótico por los crecientes precios de los bienes de consumo, así como el desabastecimiento y la ola de migrantes venezolanos que huyen del país buscando mejores oportunidades fuera.

Los comicios han sido cuestionados por varios países, que adelantaron que desconocerán sus resultados, después de que Maduro se negara a suspender la cita en las urnas. Se trata de los 14 países del llamado Grupo de Lima (Argentina, Brasil, México, Colombia, Chile, Perú, Paraguay, Panamá, Honduras, Costa Rica, Guatemala, Canadá, Guyana y Santa Lucía), Estados Unidos y las 28 naciones de la Unión Europea.

Los primeros en votar

“Hoy es un día histórico electoral”, afirmó el mandatario, vestido con camisa roja, tras votar de primero en su centro de votación, a donde acudió acompañado de su esposa, hijo, y otros funcionarios del gobierno.

Maduro acusó a Estados Unidos de promover una “campaña feroz” para afectar los comicios presidenciales y dijo que pese a esas acciones “no pudieron” detener la consulta.

“Al mundo le digo, respete”, expresó el gobernante desestimando los anuncios de más de una veintena de gobiernos de que no reconocerán los resultados. “No se puede seguir jugando desde gobiernos irresponsables de la derecha oligárquica y corrupta de América Latina a presionar a Venezuela, a aislar a Venezuela”, una acción que consideró como “criminal”.

Maduro adelantó que de resultar vencedor emprenderá un “gobierno de unidad nacional”, insistirá en el diálogo, y realizará cambios en la economía para imponer un nuevo sistema de precios y de distribución y comercialización, pero no ofreció detalles.

Al ritmo de una diana militar y entre fuegos artificiales lanzados desde algunos puntos de la ciudad, los seguidores del gobierno iniciaron al amanecer el recorrido hacia los centros de votación.

 

 

*Con información de Associated Press y Deutseche Welle