Bello Monte archivos - Runrun

Bello Monte

#MonitorDeVictimas | FAES matan a trabajador de Mercal y a su hijastro en Caricuao
En otro suceso, autoridades del municipio Chacao hallaron los cadáveres de tres hombres parcialmente calcinados 

 

Según la versión de la familia, efectivos de las Fuerzas Armadas de Acciones Especiales (FAES) estaban buscando a un hombre apodado “Soledad” cuando ingresaron, el pasado martes 5 de mayo, a la casa de Angel Pappalardo, de 21 años de edad, y de su hijastro Jainer Antoan Rodríguez Hurtado, de 17 años, en el sector Juan González de la parroquia Caricuao, municipio Libertador.

Pappalardo y Rodríguez fueron asesinados por los funcionarios en presencia de menores de edad, dijeron los familiares. Ambos con disparos en el tórax.

Los uniformados ingresaron a la vivienda a las 11:00 am y a las 4:00 pm sacaron los cuerpos sin vida de Pappalardo y Rodríguez. El parte policial señala que se trató de un enfrentamiento.

Dos adolescentes de 15 años, una de las cuales está embarazada, y otro de 14 años, fueron detenidos y llevados a la delegación de las FAES en Caricuao. Los liberaron horas más tarde ese mismo 5 de mayo. 

Pappalardo trabajaba en un abasto de la red Mercal ubicado en Fuerte Tiuna. Vivía con su pareja y ocho menores de edad, entre ellos Rodríguez, quien era su hijastro.

Calcinado junto a otros dos

Los cadáveres de Carlos Rodríguez, de 24 años, y otras dos personas sin identificar, fueron hallados parcialmente quemados el sábado 9 de mayo en un sector del municipio Chacao, informó un familiar de Rodríguez en la morgue de Bello Monte. 

Los parientes de Rodríguez desconocen el nombre del cuerpo policial que los encontró así como detalles de la autopsia, por ejemplo, si el cuerpo tiene impactos de bala. Solo saben que pudo haber sido golpeado antes de morir.

Rodríguez estuvo detenido seis meses por el delito de robo de vehículos en la delegación del CICPC ubicada en Quinta Crespo, municipio Libertador.

 

@franzambranor | Foto: Carlos Ramírez

 

el futuro de la juventud en sectores populares

#MonitordeVíctimas | Identifican cadáver hallado en el río Guaire
Desde el año 2018, Jonathan Alejandro González estaba en situación de calle. Familiares aseguraron que la muerte de su madre y la separación de su esposa ocasionaron que abandonara todo

Como Jonathan Alejandro González, de 36 años de edad, fue identificado el cadáver hallado el pasado viernes en las riberas del río Guaire a la altura de Bello Monte, frente a una reconocida cadena de farmacias.

La víctima tenía una herida ocasionada con arma blanca en la cabeza. Solo llevaba puesto la ropa interior.

González estaba en situación de calle desde hace dos años y deambulaba por barrios de la Cota 905.

El jueves en la noche fue atacado mientras dormía para despojarlo de la colchoneta donde descansaba. Después, lanzaron el cadáver a las aguas del río Guaire a la altura de la Comandancia General de la GNB en El Paraíso. El cuerpo fue arrastrado por la corriente de agua hasta Bello Monte.

Familiares de González explicaron que la muerte de su madre y la separación de su esposa ocasionaron que abandonara todo para vivir en situación de calle.

Hasta el año 2018 el hombre integraba el personal de limpieza del Instituto Nacional del Deporte y residía en el sector Los Canjilones, en la parroquia La Vega, con su esposa y tres hijos.

 

#MonitorDeVíctimas | Cuatro hombres fueron asesinados en el barrio José Félix Ribas
Según fuentes policiales se trató de un ajuste de cuentas entre miembros de una misma banda

@franzambranor  / Foto: Carlos Ramírez

 

A tiros asesinaron a cuatro hombres la noche de este lunes 27 de enero en el barrio José Félix Ribas de Petare, municipio Sucre del estado Miranda.

José Márquez, de 28 años de edad; Luis Villaroel, de 26; Sinder José Centeno, de 23; y, un cuarto sin identificar, resultaron muertos en una riña entre delincuentes, según informaron fuentes policiales.

Aparentemente los hombres pertenecían a la banda de “el wilexis”, quien ordenó ejecutarlos luego que estos lo amenazaron con quitarle el control de la organización.

Reportes indican que los miembros de la banda de “el wilexis” detuvieron al conductor de un transporte colectivo y lo obligaron a llevar los cadáveres al hospital Pérez de León. Posteriormente fueron trasladados a la morgue de Bello Monte.

Familiares de Márquez y Villarroel no mencionaron la supuesta vinculación de estos con la banda de “el wilexis”.

De acuerdo a la familia, Márquez trabajaba por su cuenta y tenía cinco hijos. Villarroel era pizzero y era padre de cuatro hijos.

 

 

#MonitorDeVíctimas | Cicpc mató a padre e hijo solicitados por robo de vehículos en San Agustín del Sur
La madre del joven admitió “eran ladrones de carro pero no mataban a nadie”

 

Hasta el pasado lunes 18, los cadáveres de Carlos Alberto Figueroa Pino, de 50 años de edad, y el de su hijo Carlos Alberto Figueroa Cedeño, de 26 años de edad, permanecían en la morgue de Bello Monte.

A ellos los mató una comisión de la División de Vehículos de la policía científica, el miércoles de la semana pasa, luego de hacerle seguimiento, desde Santa Rosalía, municipio Libertador. Se desplazaban en un Chevrolet Corsa rojo.

Beatriz Cedeño, ex esposa de Figueroa Pino y madre del joven, admitió que ambos estaban implicados en el robo de vehículos, “pero no mataban a nadie”, argumentó al llegar a la morgue. 

 

 

Explicó que testigos indicaron que el auto donde iban padre e hijo, volcó. Ambos fueron sacados del vehículo y colocados en el pavimento por los policías para luego darle un disparo a cada uno en el pecho. Después la policía dijo que se trató de un enfrentamiento.

Explicó que cuando el Cicpc inició el seguimiento del Corsa rojo, en Santa Rosalía, los Figueroa llevaban verduras, hortalizas y frutas para vender porque tenían tres meses que estaban dedicados a esa actividad. 

“No mataban a nadie. No eran asesinos. Un ser humano no merece morir así”, reiteró Beatriz Cedeño.

 

 

#MonitordeVíctimas | Niegan que muerto en masacre de las FAES y Polisucre sea un delincuente
 
Siete hombres fueron asesinados el lunes de 7 de octubre en Petare. Familiares de uno de los fallecidos afirmaron que éste no poseía antecedentes penales

 

@franzambranor 

Fotografías: Jesús Ramírez

KAYBER DAVID LANDAETA Villegas tenía 18 años de edad y ayudaba a su padre en labores de herrería. Landaeta Villegas fue una de las siete personas muertas en la masacre que hicieron las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y Polisucre en el barrio José Félix Ribas de Petare, el pasado lunes 7 de octubre en horas de la tarde.

Néstor Landaeta, padre de Keyber, negó que su hijo haya pertenecido a una banda de delincuentes y aseguró que no poseía antecedentes penales.

“Era mi único hijo varón”, dijo este miércoles 9 de octubre desde la morgue de Bello Monte. “Él estaba en casa de un amigo cuando de repente entraron y lo mataron. Lo dejaron en el hospital de El Llanito completamente desnudo. Le robaron todo”, señaló.

Landaeta Villegas no dejó huerfános y tenía cinco hermanas, tres de las cuales viven actualmente en Colombia.

Según el parte policial, cuatro presuntos delincuentes, miembros de la banda delictiva del “Wilexis”, murieron en un presunto enfrentamiento con efectivos de Polisucre y horas más tarde funcionarios de las FAES asesinaron a tres personas en el mismo sector.

 

 

 

#MonitorDeVíctimas | Hallaron cadáver de ex empleada bancaria en tanque de agua en Santa Fe

Foto: Carlos D´Hoy

 

ANA MIRELLA AMORER Reyes, de 76 años de edad, ex administradora de una agencia del Banco Provincial, desapareció después de las 5:00 pm del pasado martes, 17 de septiembre de 2019. Ella había salido esa tarde a llevar a la doméstica que laboraba en su casa y retornó a su domicilio en residencias Santa Fe, en la urbanización homónima del municipio Baruta, a las 5:12 pm, según lo revelan las cámaras de seguridad del edificio.

Como desde ese momento desapareció, sus familiares presumían que podía haber sido secuestrada. Sin embargo, funcionarios del Cicpc y Polibaruta que investigaban el acontecimiento no encontraron indicios de que se tratara de un secuestro.

Dos días después, la tarde del jueves 19 de septiembre, hallaron su cartera y teléfono celular en el cuarto de bombas del edificio. Pero la mujer seguía desaparecida. Debido a que el agua que salía por las tuberías tenía mal olor, un equipo técnico se introdujo en el tanque de agua del edificio y halló el cadáver de Amorer Reyes en el fondo. Tenía diferentes golpes y una contusión en la región occipital.

El cadáver fue ingresado esa misma noche a la morgue de Bello Monte, una vez que una comisión de la subdelegación de Santa Mónica del Cicpc colectó evidencias y citó a declarar a vecinos y familiares de la víctima.

Los investigadores se llevaron los videos de las cámaras de seguridad, que también grabaron al hombre que se llevó el Honda Civic de la víctima que está solicitado por la policía científica.

Se trata del vigilante de residencias Santa Fe, identificado como Juan Carlos Serrano, de 24 años de edad, quien no tiene registros policiales y tenía 2 semanas laborando en el edificio. La ex administradora del Banco Provincial vivía sola en el apartamento 11 A, piso 11.

 

 

#MonitorDeVictimas / Venezolano herido en Perú murió en Caracas
Un peruano lo atacó con un arma blanca cuando el joven ofreció el servicio de mototaxi a su esposa

Sandra Guerrero @SandraGuerrero1 / Fotografias Carlos Ramírez

DICK GREGORIO GALEA BRITO, de 20 años de edad, tomó la decisión de irse del país debido a la crisis que viven los venezolanos. Quería ayudar a sus padres desde el exterior.

En 2018, se fue a Ecuador y el pasado 22 de enero viajó a Perú donde vive un hermano. Allá comenzó a trabajar en seguridad en una empresa de construcción y al mes lo retiraron junto con cuatro venezolanos, quienes fueron sustituidos por personal peruano.

Al salir de esa empresa consiguió trabajo en una juguetería de donde se retiró para laborar como mototaxista desde enero pasado.

El 4 de este mes, en Puente Acho, cerca de la línea de mototaxis donde trabajaba, se detuvo para ofrecerle sus servicios a una joven. 

Lo que no sabía Dick Gregorio era que la pareja de la muchacha lo había visto y escuchado. El hombre reaccionó en forma violenta y lo acusó de haberle faltado el respeto a la joven. Lo insultó y lo llamó “veneco”.

El venezolano prendió la moto y rodó hasta la línea de mototaxis. Allí llego el peruano que continuó insultándolo, riñeron y el hombre lo hirió con un arma blanca en un hombro y el pecho.

Compañeros de la víctima lo llevaron a un médico quien no lo quiso atender por ser venezolano. Entonces, decidieron llevarlo al sitio donde vivía con otros venezolanos. A esa residencia se presentó el agresor y amenazó a Dick Gregorio  diciéndole que si no se iba del país lo mataría.

El 8 de este mes, el venezolano emprendió el regreso por carretera. El viaje culminó seis días después en el terminal de La Bandera.

Ese mismo día la familia, que reside en el barrio El Limón de la carretera vieja Caracas-La Guaira,  lo llevó a un CDI en Propatria y luego recorrieron diferentes centros asistenciales. En algunos no lo atendieron por falta de insumos y en otros solo lo dejaban unas horas para suministrarle oxígeno.

Así se fue deteriorando la salud de Dick Gregorio hasta que, el 21 de este mes, la familia lo trasladó al hospital Vargas donde los médicos decidieron intervenirlo, pero ya era tarde. Ese día murió a las 3:00 pm cuando lo operaban. Tenía un pedazo de metal en el pecho.

Así culminó la vida de un venezolano que creyó que migrando de su país conseguiría mejor calidad de vida para él y su familia. 

Mayellys Galea Brito, en la morgue de Bello Monte, narró lo ocurrido al cuarto de los cinco hijos que integraban su familia.

#MonitorDeVíctimas | Carretillero del Mercado de Coche fue asesinado a tiros
La víctima tenía 26 años de edad. Durante un año trabajó como encargado de las carretillas del Mercado de Coche

 

@Daigalaviz / Fotografias Carlos Ramírez

EL ENCARGADO DE VELAR POR las carretillas del Mercado de Coche fue asesinado la tarde del pasado sábado 8 de junio. La víctima fue identificada con el nombre de Juan Bastidas y tenía 26 años de edad.

Familiares del joven, a quien describen como alguien que vivía más en el mercado de frutas y verduras que en su casa, explican que el sábado no llegó a dormir. El hecho no les sorprendió, pues era costumbre que pasara las noches en el establecimiento comercial.

Desde hace un año el joven era el encargado de entregar y guardar las carretillas usadas para cargar mercancía. Sus deudos no tienen mayores detalles de su homicidio. Lo que saben es que su cuerpo que fue hallado en el área del estacionamiento y presentaba varios tiros.

Un conocido se comunicó con ellos la mañana del sábado y les contó lo sucedido. La familia lo reconoció en la medicatura forense de Bello Monte. Se conoció que la víctima residía en Petare y no deja hijos.