Bello Monte archivos - Runrun

Bello Monte

#MonitordeVíctimas | Siguen trasladando a la morgue de Bello Monte cadáveres procedentes de La Vega

Al menos 24 cadáveres procedentes de La Vega han sido ingresados a la morgue de Bello Monte en los últimos días

 

El padre de una de las víctimas explicó que su hijo, que tenía 25 años, salía de casa rumbo a su trabajo, en la maternidad Concepción Palacios, cuando le dispararon

 

@SandraGuerrero1

 

Como Eglis Rivas, de 25 años de edad, fue identificado uno de los últimos seis cadáveres ingresados a la morgue de Bello Monte procedentes de la parroquia La Vega, municipio Libertador, Distrito Capital.

Jesús Ismael López, quien se identificó como padre de la víctima, dijo que su hijo trabajaba en la Maternidad Concepción Palacios, iba saliendo de su casa para dirigirse a sus labores cuando le dieron el disparo que le ocasionó la muerte.

Hasta ayer a la morgue de Bello Monte habían sido ingresados un total de 24 cadáveres procedentes de los sectores La Pradera, Primero de Mayo, Los Paraparos, calle Zulia y Valle Alegre. De este último sitio es de donde han llevado el mayor número de occisos a la medicatura forense.

Las familias deben llevar un testigo

Antes de retirar los cuerpos, los familiares de las víctimas deben acudir a la División Contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) a rendir declaración.

De acuerdo con lo expresado por algunos parientes de los fallecidos, al asistir a la policía científica deben llevar un testigo que pueda dar fe de que la víctima estaba en el sitio donde le dispararon.

Trascendió que durante los hechos ocurridos en La Vega en los últimos días se han recuperado más de 20 armas de fuego, en su mayoría pistolas 9 milímetros, así como fusiles AR-103 y granadas.

#MonitorDeVíctimas | El presidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatra fue degollado en su domicilio
El cadáver fue hallado en la habitación de la víctima por vecinas que notaron que la puerta del apartamento estaba abierta y al llamarlo no obtuvieron respuesta

 

@daigalaviz | Fotografía: Carlos Ramirez

 

El presidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, Wilfredo de Jesús Pérez Delgado, de 53 años de edad, fue hallado la mañana de este viernes 10 de julio sin vida. El médico fue degollado en su apartamento ubicado en el sector Terrazas de La Vega, del municipio Libertador, en Caracas. 

La víctima, quien residía en el edificio número 1, piso 4, apartamento 4C, fue encontrada por sus vecinos, quienes notaron que, extrañamente, la puerta de su residencia se encontraba abierta. Lo empezaron a llamar, pero no contestó. Entonces decidieron ingresar a la vivienda de la víctima y lo encontraron muerto en el piso de su habitación. Luego llamaron a las autoridades. 

Funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana se trasladaron hasta el sitio y reportaron el hecho al Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) desde donde enviaron una comisión de la División de Homicidios que hizo el levantamiento del cadáver. Preliminarmente observaron que fue degollado y que hubo un forcejeo. 

Las primeras investigaciones de las autoridades indican que Pérez Delgado fue asesinado para robarlo, sin embargo el CICPC no descarta otro móvil del crimen. 

El cuerpo del médico cirujano y también psiquiatra fue trasladado a la medicatura forense de Bello Monte, para la autopsia correspondiente.

Pérez Delgado, además de presidir la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, actualmente se desempeñaba como jefe de la división de la Unidad Técnica Especializada de Atención Inmediata a la Mujer, Niños, Niñas y Adolescentes del Ministerio Público (MP).

La Sociedad Venezolana de Psiquiatría emitió un comunicado en el que expresó su pesar y tristeza por la muerte de su Presidente y decretó cinco días de duelo.

El psiquiatra era especialista en psiquiatría forense y ejercía la docencia en el Diplomado de Psiquiatría Forense de la Escuela de Fiscales del MP.

 

 

 

el futuro de la juventud en sectores populares

#MonitorDeVictimas | FAES matan a trabajador de Mercal y a su hijastro en Caricuao
En otro suceso, autoridades del municipio Chacao hallaron los cadáveres de tres hombres parcialmente calcinados 

 

Según la versión de la familia, efectivos de las Fuerzas Armadas de Acciones Especiales (FAES) estaban buscando a un hombre apodado “Soledad” cuando ingresaron, el pasado martes 5 de mayo, a la casa de Angel Pappalardo, de 21 años de edad, y de su hijastro Jainer Antoan Rodríguez Hurtado, de 17 años, en el sector Juan González de la parroquia Caricuao, municipio Libertador.

Pappalardo y Rodríguez fueron asesinados por los funcionarios en presencia de menores de edad, dijeron los familiares. Ambos con disparos en el tórax.

Los uniformados ingresaron a la vivienda a las 11:00 am y a las 4:00 pm sacaron los cuerpos sin vida de Pappalardo y Rodríguez. El parte policial señala que se trató de un enfrentamiento.

Dos adolescentes de 15 años, una de las cuales está embarazada, y otro de 14 años, fueron detenidos y llevados a la delegación de las FAES en Caricuao. Los liberaron horas más tarde ese mismo 5 de mayo. 

Pappalardo trabajaba en un abasto de la red Mercal ubicado en Fuerte Tiuna. Vivía con su pareja y ocho menores de edad, entre ellos Rodríguez, quien era su hijastro.

Calcinado junto a otros dos

Los cadáveres de Carlos Rodríguez, de 24 años, y otras dos personas sin identificar, fueron hallados parcialmente quemados el sábado 9 de mayo en un sector del municipio Chacao, informó un familiar de Rodríguez en la morgue de Bello Monte. 

Los parientes de Rodríguez desconocen el nombre del cuerpo policial que los encontró así como detalles de la autopsia, por ejemplo, si el cuerpo tiene impactos de bala. Solo saben que pudo haber sido golpeado antes de morir.

Rodríguez estuvo detenido seis meses por el delito de robo de vehículos en la delegación del CICPC ubicada en Quinta Crespo, municipio Libertador.

 

@franzambranor | Foto: Carlos Ramírez

 

el futuro de la juventud en sectores populares

#MonitordeVíctimas | Identifican cadáver hallado en el río Guaire
Desde el año 2018, Jonathan Alejandro González estaba en situación de calle. Familiares aseguraron que la muerte de su madre y la separación de su esposa ocasionaron que abandonara todo

Como Jonathan Alejandro González, de 36 años de edad, fue identificado el cadáver hallado el pasado viernes en las riberas del río Guaire a la altura de Bello Monte, frente a una reconocida cadena de farmacias.

La víctima tenía una herida ocasionada con arma blanca en la cabeza. Solo llevaba puesto la ropa interior.

González estaba en situación de calle desde hace dos años y deambulaba por barrios de la Cota 905.

El jueves en la noche fue atacado mientras dormía para despojarlo de la colchoneta donde descansaba. Después, lanzaron el cadáver a las aguas del río Guaire a la altura de la Comandancia General de la GNB en El Paraíso. El cuerpo fue arrastrado por la corriente de agua hasta Bello Monte.

Familiares de González explicaron que la muerte de su madre y la separación de su esposa ocasionaron que abandonara todo para vivir en situación de calle.

Hasta el año 2018 el hombre integraba el personal de limpieza del Instituto Nacional del Deporte y residía en el sector Los Canjilones, en la parroquia La Vega, con su esposa y tres hijos.

 

#MonitorDeVíctimas | Cuatro hombres fueron asesinados en el barrio José Félix Ribas
Según fuentes policiales se trató de un ajuste de cuentas entre miembros de una misma banda

@franzambranor  / Foto: Carlos Ramírez

 

A tiros asesinaron a cuatro hombres la noche de este lunes 27 de enero en el barrio José Félix Ribas de Petare, municipio Sucre del estado Miranda.

José Márquez, de 28 años de edad; Luis Villaroel, de 26; Sinder José Centeno, de 23; y, un cuarto sin identificar, resultaron muertos en una riña entre delincuentes, según informaron fuentes policiales.

Aparentemente los hombres pertenecían a la banda de “el wilexis”, quien ordenó ejecutarlos luego que estos lo amenazaron con quitarle el control de la organización.

Reportes indican que los miembros de la banda de “el wilexis” detuvieron al conductor de un transporte colectivo y lo obligaron a llevar los cadáveres al hospital Pérez de León. Posteriormente fueron trasladados a la morgue de Bello Monte.

Familiares de Márquez y Villarroel no mencionaron la supuesta vinculación de estos con la banda de “el wilexis”.

De acuerdo a la familia, Márquez trabajaba por su cuenta y tenía cinco hijos. Villarroel era pizzero y era padre de cuatro hijos.

 

 

#MonitorDeVíctimas | Cicpc mató a padre e hijo solicitados por robo de vehículos en San Agustín del Sur
La madre del joven admitió “eran ladrones de carro pero no mataban a nadie”

 

Hasta el pasado lunes 18, los cadáveres de Carlos Alberto Figueroa Pino, de 50 años de edad, y el de su hijo Carlos Alberto Figueroa Cedeño, de 26 años de edad, permanecían en la morgue de Bello Monte.

A ellos los mató una comisión de la División de Vehículos de la policía científica, el miércoles de la semana pasa, luego de hacerle seguimiento, desde Santa Rosalía, municipio Libertador. Se desplazaban en un Chevrolet Corsa rojo.

Beatriz Cedeño, ex esposa de Figueroa Pino y madre del joven, admitió que ambos estaban implicados en el robo de vehículos, “pero no mataban a nadie”, argumentó al llegar a la morgue. 

 

 

Explicó que testigos indicaron que el auto donde iban padre e hijo, volcó. Ambos fueron sacados del vehículo y colocados en el pavimento por los policías para luego darle un disparo a cada uno en el pecho. Después la policía dijo que se trató de un enfrentamiento.

Explicó que cuando el Cicpc inició el seguimiento del Corsa rojo, en Santa Rosalía, los Figueroa llevaban verduras, hortalizas y frutas para vender porque tenían tres meses que estaban dedicados a esa actividad. 

“No mataban a nadie. No eran asesinos. Un ser humano no merece morir así”, reiteró Beatriz Cedeño.

 

 

#MonitordeVíctimas | Niegan que muerto en masacre de las FAES y Polisucre sea un delincuente
 
Siete hombres fueron asesinados el lunes de 7 de octubre en Petare. Familiares de uno de los fallecidos afirmaron que éste no poseía antecedentes penales

 

@franzambranor 

Fotografías: Jesús Ramírez

KAYBER DAVID LANDAETA Villegas tenía 18 años de edad y ayudaba a su padre en labores de herrería. Landaeta Villegas fue una de las siete personas muertas en la masacre que hicieron las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y Polisucre en el barrio José Félix Ribas de Petare, el pasado lunes 7 de octubre en horas de la tarde.

Néstor Landaeta, padre de Keyber, negó que su hijo haya pertenecido a una banda de delincuentes y aseguró que no poseía antecedentes penales.

“Era mi único hijo varón”, dijo este miércoles 9 de octubre desde la morgue de Bello Monte. “Él estaba en casa de un amigo cuando de repente entraron y lo mataron. Lo dejaron en el hospital de El Llanito completamente desnudo. Le robaron todo”, señaló.

Landaeta Villegas no dejó huerfános y tenía cinco hermanas, tres de las cuales viven actualmente en Colombia.

Según el parte policial, cuatro presuntos delincuentes, miembros de la banda delictiva del “Wilexis”, murieron en un presunto enfrentamiento con efectivos de Polisucre y horas más tarde funcionarios de las FAES asesinaron a tres personas en el mismo sector.

 

 

 

#MonitorDeVíctimas | Hallaron cadáver de ex empleada bancaria en tanque de agua en Santa Fe

Foto: Carlos D´Hoy

 

ANA MIRELLA AMORER Reyes, de 76 años de edad, ex administradora de una agencia del Banco Provincial, desapareció después de las 5:00 pm del pasado martes, 17 de septiembre de 2019. Ella había salido esa tarde a llevar a la doméstica que laboraba en su casa y retornó a su domicilio en residencias Santa Fe, en la urbanización homónima del municipio Baruta, a las 5:12 pm, según lo revelan las cámaras de seguridad del edificio.

Como desde ese momento desapareció, sus familiares presumían que podía haber sido secuestrada. Sin embargo, funcionarios del Cicpc y Polibaruta que investigaban el acontecimiento no encontraron indicios de que se tratara de un secuestro.

Dos días después, la tarde del jueves 19 de septiembre, hallaron su cartera y teléfono celular en el cuarto de bombas del edificio. Pero la mujer seguía desaparecida. Debido a que el agua que salía por las tuberías tenía mal olor, un equipo técnico se introdujo en el tanque de agua del edificio y halló el cadáver de Amorer Reyes en el fondo. Tenía diferentes golpes y una contusión en la región occipital.

El cadáver fue ingresado esa misma noche a la morgue de Bello Monte, una vez que una comisión de la subdelegación de Santa Mónica del Cicpc colectó evidencias y citó a declarar a vecinos y familiares de la víctima.

Los investigadores se llevaron los videos de las cámaras de seguridad, que también grabaron al hombre que se llevó el Honda Civic de la víctima que está solicitado por la policía científica.

Se trata del vigilante de residencias Santa Fe, identificado como Juan Carlos Serrano, de 24 años de edad, quien no tiene registros policiales y tenía 2 semanas laborando en el edificio. La ex administradora del Banco Provincial vivía sola en el apartamento 11 A, piso 11.