Baltazar Porras archivos - Runrun

Baltazar Porras

El papa Francisco nombró al cardenal Baltazar Porras miembro del Dicasterio, con lo cual formará parte del Consejo Pontificio de la Cultura, presidido por Gianfranco Cardenal Ravasi.

Allí, la misión del cardenal será promover en la Iglesia la evangelización de la cultura.

La designación, firmada por el Santo Padre, tiene fecha del pasado 28 de octubre y fue anunciada el domingo 3 de noviembre.

 

Cardenal Porras exige a Bachelet actuar en casos de violación a DDHH

EL CARDENAL BALTAZAR PORRAS, ARZOBISPO de Mérida y administrador apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, se manifestó en contra de las violaciones a los derechos humanos que ocurridas en los últimos días y pidió a la alta comisionada por los Derechos Humanos ante la ONU, Michelle Bachelet que actúe.

Expresó que es “imposible callar” las violaciones a los derechos humanos de jóvenes ciudadanos venezolanos y reprochó que los funcionarios del Estado “actúan impunemente”, lo que a su parecer es “deplorable e inaceptable”.

El capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, quien esto detenido desde el 21 de junio al ser acusado de participar junto a otros compañeros de uniforme en un presunto plan de magnicidio en contra de Nicolás Maduro que se llevaría a cabo entre el 23 y el 24 de junio, día de la Batalla de Carabobo, falleció el 29 y su abogado denunció que esto fue producto de torturas que recibió por parte de funcionarios del Dgcim.

Otro caso que conmocionó a la opinión pública fue el del joven Rufo Chacón, quien recibió un impacto de perdigón en el rostro cuando manifestaba por gas en Táriba, estado Táchira, y producto de esto perdió los dos ojos.

“La carne de cura es provocativa pero dañina”

 

 

FUE ESA UNA FRASE DEL DICTADOR ARGENTINO Juan Domingo Perón cuando en el año 1955 procedieron sus seguidores a atacar a la Iglesia que condenaba sus actos contra el pueblo. Ante la escalada contra iglesias, sacerdotes y obispos fue él mismo quien trató de bajarle esa intensidad a los ataques ante las denuncias del Papa Pio XII. Su frase quedó marcada en la Argentina de esos años y de nuevo la pronunciaron los argentinos cuando las dictaduras de Jorge Rafael Videla, Roberto Eduardo Viola, Leopoldo Fortunato Galtieri y Reynaldo Benito Bignone. Por lo general la Iglesia ha estado al lado de los mas sufridos y por ello los ataques y persecuciones en su contra a través de los tiempos. Cuando Chávez hubo los primeros ataques pero fueron mas de propaganda tras el golpe en su contra de 2002. El hecho de haber llorado arrodillado ante Monseñor Baltazar Porras pidiendo por su vida lo indispuso contra las autoridades de la Conferencia Episcopal.

Bajo este gobierno de Nicolás Maduro la Iglesia venezolana y sus obispos también han sido blanco de ataques verbales en las cadenas repetitivas e insulsas de Nicolás. La relación del régimen con el Vaticano ha sido una especie de montaña rusa, con sus altos y sus bajos, especialmente con el papa Francisco a quien ha buscado en varias oportunidades tratando de que avale su gestión y el falso diálogo con la oposición. La última llamada a Francisco para que lo recibiera fue rechazada por la Santa Sede que está mejor informada que antes gracias a la estrecha relación de amistad y confianza que SS Francisco tiene con dos miembros de la Iglesia venezolana: Baltazar Cardenal Porras y Luis Ugalde, SJ, ex rector de la UCAB. Esas amistades vienen desde cuando Porras estuvo al frente de la CELAM junto a Bergoglio y cuando Ugalde era su colega al dirigir la Pontificia Universidad Católica de Argentina.

Ante la situación que hoy vive Venezuela, Monseñor Mario Moronta, Obispo de San Cristóbal, envió un mensaje por las redes a todos los sacerdotes de la Iglesia Católica apoyándolos y denunciando el acoso y los ataques del gobierno de Maduro a través de gobernadores, alcaldes, policías y grupos del PSUV en varias ciudades del país.

El obispo menciona a la Diócesis tachirense en un mensaje como su Pastor. Alerta de acciones del régimen contra diversas instancias eclesiásticas y sus sacerdotes. Menciona que recientemente en Maturín por ordenes de “quien sabe quien” fue asediada la catedral estando repleta de feligreses, el obispo y sacerdotes. Fueron rodeados por militares y colectivos. Allí mismo en la capital monaguense el general responsable de la ZODI amenaza con llevarse presos a los sacerdotes que participen y animen las marchas de todo el país.

En Maracaibo, ayer domingo, hemos visto como entraron a la Iglesia de Nuestra Señora de la Guadalupe golpeando a los sacerdotes y a la vez cometiendo una serie de destrozos.

A la madre del padre Salcedo le invadieron su casa, afortunadamente nada que lamentar desde el punto de vista de su salud física, pero fue sometida y gracias a que pudo gritar la socorrieron los vecinos. Lo único que se robaron fue la computadora del Padre José Ramón Salcedo.

Les indico tres cosas: La primera es que debemos estar muy atentos, cuidarnos, protegernos los unos a los otros y ante cualquier circunstancia que suceda comunicarla de inmediato.

Segundo, no solamente nosotros, sino también toda nuestra gente, nuestros catequistas, nuestras religiosas, nuestros seminaristas deben estar pendientes ante lo que pueda suceder. Y que una u otra manera pueda constituir una agresión o sencillamente una amenaza. En tercer lugar, desde el punto de vista de la fraternidad, estar pendientes los unos de los otros.

Quiero ratificar que no solo estoy pendiente sino presto a hacer todo lo que sea necesario para defender no solo a los presbíteros y seminaristas sino a todo el pueblo de Dios.

De manera especial quiero hacerle sentir a ustedes sacerdotes que cuentan con el apoyo, el afecto, la oración del Obispo. Si es importante que estemos pendientes, que nos comuniquemos. Es preferible pecar a lo mejor de fastidiosos si es necesario, pero si sucede o hay alguna situación que consideremos necesaria de avisar avisémoslo.

Es muy probable, y eso ya lo habíamos hablado en varias reuniones del Presbiterio, del Consejo Presbiteral y otras oportunidades, que puedan surgir personas, grupos o decisiones de aquellas personas que no están de acuerdo con nuestra actitud.  Y por último, recordar algo que en los últimos documentos de la Conferencia Episcopal hemos hecho sentir: “nosotros no estamos al lado de ninguna opción política, sino que tenemos que estar al lado del pueblo que mas sufre, el pueblo al cual pertenecemos, que no nos dé vergüenza decirlo, que estamos al lado de ese pueblo-pueblo al cual pertenecemos y esta sufriendo tanto y que lo estamos acompañando. No olvidemos que este momento también es para intensificar nuestra oración, nuestro testimonio, nuestra buena conducta, y que podamos hacer sentir a la gente que cuentan con nosotros. A todos Ustedes sacerdotes sepan que cuentan con su obispo. Que Dios nos bendiga y unidos en la oración”.

PD: Adjunto mensaje del Obispo Moronta a su feligresía

Arquidiócesis de Caracas nombra nuevos vicarios episcopales

LA ARQUIDIÓCESIS DE CARACAS, administrada por el Cardenal Baltazar Porras Cardozo, designó a los vicarios episcopales y anunció nuevas funciones que cumplirán.

Entre las novedades que presenta el equipo está el nombramiento de la Rvda. Hna. Ana María González como Vicaria Episcopal para las vicarias religiosas, quien tendrá potestad episcopal y poder de decisión sobre el trabajo de las Hermanitas Religiosas que trabajan con sectores humildes de Caracas.

El equipo también cuenta con un Vicario Episcopal para la Santidad, Pbro. Gerardino Barranchini, quien se dedicará excluvisamente a llevar las causas de los santos, con la intención de impulsar la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández.

Además, se crea la Vicaría para los medios de comunicación social, y se nombra como vicario al Pbro. José Honegger Molina, mediante quien la Arquidiócesis podrá tener un mejor contacto con los periodistas.

A continuación la lista de designaciones:

Baltazar Porras: Las protestas son un derecho en cualquier sociedad democrática

Foto cortesía @CEVMedios

 

Durante la toma de posesión como Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, el Cardenal Baltazar Porras dijo que las protestas son un derecho en cualquier sociedad democrática.

“No podemos pensar que no se puede hacer nada, que es lo que nos quieren inocular, pero no es así ante esta represión tan brutal”, manifestó durante la misa que llevó a cabo este martes en la mañana  en la iglesia de La Chiquinquirá en Caracas.

En el sermon prometió no defraudar la confianza depositada en el.  “Hay que escuchar y atender los clamores, necesidades y expectativas del pueblo”.

Porras reemplaza a Jorge Urosa Savino, quien decidio renunciar tras cumplir 75 años.

A continuacion la homilía completa del Cardenal Porras:

Queridos hermanos: con mi saludo cordial y fraterno, agradezco la presencia de todos ustedes, en el inicio de mi ministerio episcopal como Pastor y Administrador Apostólico de esta Iglesia arquidiocesana capitalina, en esta eucaristía compartida con el pueblo que peregrina en Caracas y que por Providencia divina coincide con la fecha aniversario del natalicio del más ilustre hijo de este pedazo de Patria, el Libertador Simón Bolívar. No es fecha para exaltar a un héroe prometeico, sino para rescatar los valores de libertad, igualdad, rompimiento de las cadenas de cualquier esclavitud, la exaltación de la civilidad por encima de las gestas guerreras, y la entrega generosa de la vida por la causa de los oprimidos.
La palabra de Dios que acabamos de proclamar y escuchar nos recuerda, en la primera lectura tomada del libro del Éxodo cuál no debe ser la actitud del creyente ante el forastero, la viuda, el huérfano o el necesitado de ayuda. Por vía negativa es un espejo de la tentación de omisión insolidaria subyacente a la situación omnipresente, dramática y angustiosa que vivimos por la pobreza e incluso miseria generalizadas.
Es el reverso negativo de la opción preferencial por los pobres hecha de solidaridad y misericordia como sello distintivo de encarnación evangélica en un presente con claros rasgos de inhumanidad insoportable. La pobreza aquí es múltiple: la material, clara y primariamente; pero también social, moral, espiritual. Pobreza espiritual doble: en su aspecto rechazable: caer en la mentira, la denigración, la doblez, el ansia violenta de poder, la acción sin escrúpulos. Pobreza, sin embargo, como actitud de humildad, de apertura a la Gracia, de abrirse a todo otro por “prójimo”, porque no se vive al nivel del tener, poder, placer.
Respondemos con el salmo: “yo te amo, Señor, tú eres mi fortaleza”. Pero no nos quedamos sólo en palabras, como nos dice San Pablo a los Tesalonicenses. El testimonio, siendo imitadores del apóstol y sus discípulos, lleva “a probar la alegría del Espíritu Santo en medio de fuertes oposiciones”. El breve evangelio de Mateo que escuchamos nos pone también a prueba a nosotros. El primer mandamiento es amar al Señor con todo el corazón y con toda el alma. Este es el principal y primero, pero el segundo es semejante: “amarás a tu prójimo como a ti mismo. Estos dos mandamientos contienen la ley entera y los profetas”.
Aquí radica lo más bello y transformante de la vocación cristiana: tener y comunicar esperanza contra toda desesperanza. Es la cara positiva de la realidad negativa que denuncia la primera lectura y que cargamos sobre nuestros hombros. En efecto, venimos a anunciar la alegría del evangelio, resumido en las bienaventuranzas, en particular las relativas a la vida, la paz y la esperanza. En nuestra cotidianidad ellas corresponden a los tres niveles del Bien Común: la supervivencia, la convivencia social, política, y el “buen vivir” moral trascendente, espiritual. Todo ello asentado en los “bienes mesiánicos”: la libertad de los hijos de Dios; la justicia como igualdad de fraternidad; la caridad como reconciliación y misericordia. Todo un programa evangélico de fidelidad al Señor y de dignificación de nuestros hermanos.
Inicio esta nueva etapa de mi ministerio episcopal con la convicción profunda de pedir al Espíritu Santo el don del discernimiento que debemos ejercer todos, ustedes y yo, en la seguridad de la unidad que nos otorga la gracia divina, mediante el análisis permanente de la realidad, la confrontación con el mensaje evangélico y la creatividad de acciones que den razón de la alegría y la esperanza. “Sin la sabiduría del discernimiento podemos convertirnos fácilmente en marionetas a merced de las tendencias del momento”. “El discernimiento no solo es necesario en momentos extraordinarios, o cuando hay que resolver problemas graves, o cuando hay que tomar una decisión crucial. Es un instrumento de lucha para seguir mejor al Señor. Nos hace falta siempre, para estar dispuestos a reconocer los tiempos de Dios y de su gracia, para no desperdiciar las inspiraciones del Señor, para no dejar pasar su invitación a crecer. Muchas veces esto se juega en lo pequeño, en lo que parece irrelevante, porque la magnanimidad se muestra en lo simple y en lo cotidiano” (G et E. 169).
La Iglesia se construye en la pluralidad y diversidad de sus miembros, señal positiva de fruto abundante por la riqueza de dones y cualidades puestas al servicio de todos, en particular de los más pobres y necesitados. Tomo pues, sobre mí, con “temor y temblor” (San Pablo), pero con la ayuda de la gracia, esta inesperada nominación que me hace el Papa Francisco. Intentaré, por tanto, con la ayuda de todos y cada uno, no defraudar la confianza depositada en mí por el Santo Padre. Una primera actitud es la que nos señala San Agustín: “para ustedes soy el obispo, con ustedes soy el cristiano”, aquél es el oficio, éste la gracia. Hay que serlo con apertura a todos, para que ninguno se pierda. Nuestra actitud, la mía y la de ustedes, debe ser la de la escucha, la fraternidad y la paternidad espiritual compartidas en espíritu de continuidad y renovación.
Esto sólo es posible si somos “iglesia en salida”, “con olor a oveja”, es decir, inmersos con lucidez y valentía en una sociedad herida, desorientada, desanimada. El sufrimiento de la inmensa mayoría es, debe ser, también nuestro, y exige una actitud samaritana de entrega sacrificada, pero generosa y alegre. Las líneas trascendentales del Evangelio nos tienen que llevar a superar partidismos y visiones miopes y estrechas. El futuro de nuestra esperanza es una sociedad reconciliada en la verdad, la justicia y la misericordia, sin venganzas fratricidas ni memorias selectivas; este servicio se impone cristiana y patrióticamente, sin injerencias clericales ni maniqueísmos entre fe y política, para caminar con creatividad y coraje, en la seguridad de que quien da el incremento o el “más y mejor” es el Señor.
Como nos dice el Papa Francisco: “Todos tienen el derecho de recibir el Evangelio. Los cristianos tienen el deber de anunciarlo sin excluir a nadie, no como quien impone una nueva obligación, sino como quien comparte una alegría, señala un horizonte bello, ofrece un banquete deseable. La Iglesia no crece por proselitismo sino «por atracción»” (EG. 14). “Por consiguiente, un evangelizador no debería tener permanentemente cara de funeral. Recobremos y acrecentemos el fervor, ‘la dulce y confortadora alegría de evangelizar, incluso cuando hay que sembrar entre lágrimas (…) Y ojalá el mundo actual que busca a veces con angustia, a veces con esperanza pueda así recibir la Buena Nueva, no a través de evangelizadores tristes y desalentados, impacientes o ansiosos, sino a través de ministros del Evangelio, cuya vida irradia el fervor de quienes han recibido, ante todo en sí mismos, la alegría de Cristo’” (EG. 10).
El crédito moral, la confianza social de que disponemos como Iglesia a partir de una vivencia religiosa presente en nuestro pueblo descansa en dos pilares: la “piedad” expresada hacia Cristo, la Virgen y algunos santos; y la aceptación por el servicio social-caritativo desplegado en circunstancias adversas. Esto no podemos ni debemos hacerlo solos. La colaboración de todos es urgente. Pero colaboración no es seguimiento ciego a “mi” proyecto o propuesta. Ni siquiera puede cerrarse a “los míos”, a los católicos, a los que piensan como yo; relegando ese inmenso mundo civil, bautizados o no, a la vera del camino o a la exclusión.
La reciente exhortación de la Conferencia Episcopal nos convoca a un “sursum corda”, a un arriba los corazones de humanización contra la desesperanza; de compromiso con obras que expresen la solidaridad de rigor; de plantear la exigencia de acción a largo plazo que exige formación y cultivo del espíritu para encarar los desafíos. La tarea que tenemos por delante es de todos. En continuidad y creatividad con lo que esta iglesia de Caracas ha desplegado a lo largo del tiempo, debemos reforzar los valores y virtudes que nos permitan que cualquier acción que emprendamos esté signada por el respeto, la ayuda mutua, la reconciliación, el perdón y la misericordia, con la actitud samaritana de que estamos salvando la vida, curando heridas con la satisfacción interior de ser hermanos y no enemigos.
Los invito a que juntos emprendamos la suave carga de ser los auténticos constructores del mundo que deseamos, preludio de los bienes eternos en esta porción patria y del Pueblo de Dios que es Caracas. Me pongo a la disposición de todos, cuenten no sólo conmigo, sino también con mis colaboradores más cercanos, dispuestos a ser discípulos misioneros al servicio de todos, mujeres y hombres, niños, adultos y ancianos, pero primeramente de los más pobres y excluidos. En este quehacer nos acompañan la protección maternal de María Santísima y la fuerza transformadora del Señor, que en la imagen del Nazareno de San Pablo renueva el milagro del limosnero del Señor. Que así sea.

Las 5 noticias más importantes a esta hora

 

Aumenta el descontento: 30 protestas diarias se registraron en el primer semestre

El Observatorio Venezolano de la Conflictividad Social (OVCS) registró 5.315 protestas en los primeros seis meses del año, un 8% más que en el mismo lapso de 2017, durante el primer semestre del año, 84% exigió el cumplimiento de derechos laborales, sociales, económicos, sociales y ambientales, que son violados por las malas políticas del gobierno. La Patilla

Canasta alimentaria subió a 164 millones de bolívares durante junio

La canasta alimentaria pegó otro salto durante el mes de junio y cerró con un costo del orden de 164 millones de bolívares, refiere el portal web Crónica Uno, a propósito del recién emitido reporte  mensual del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda). El incremento porcentual fue de 125,5% o 91,3 millones de bolívares. Esta variación supera a la de mayo, que fue de 87%, y es la más elevada hasta ahora. El Pitazo

CNE publicó cronograma que regirá elecciones de concejales del 9 de diciembre

En la página www.cne.gob.ve los partidos políticos y la ciudadanía en general pueden revisar las fechas establecidas para cada una de las fases que componen el proceso, que permitirá a los venezolanos escoger a 4.900 concejales, con sus respectivos suplentes. De éstos, 1.703 serán electos de forma nominal, 685 por listas y 69 por las comunidades indígenas. Panorama

Baltazar Porras: En el país existe una epidemia y se llama corrupción

El cardenal Baltazar Porras manifestó su preocupación por la corrupción que existe en el país, incluso en sectores como la educación. Asimismo, calificó este problema como una epidemia.  “En el país existe una epidemia y se llama corrupción. Lamentablemente existen en el mundo los buitres de la necesidad y en más de una ocasión es liderado por venezolanos”, indicó Porras en una rueda de prensa. El Nacional

 

Dos aviones rusos vulneran la zona de Defensa aérea de Corea del Sur

Dos aviones militares rusos penetraron hoy en cuatro ocasiones en la Zona de Identificación Aérea (ADIZ) de Corea del Sur, y abandonaron este espacio tras recibir una advertencia de las fuerzas aéreas de Seúl. Las aeronaves rusas entraron en el espacio de Defensa aéreo surcoreano cerca de la isla oriental de Ulleungdo, al noroeste de la isla meridional de Jeju en dos ocasiones y al este de las islas Dokdo, situadas entre Corea del Sur y Japón. El Ejército surcoreano desplegó parte de su flota aérea para enviar mensajes de advertencia a los aviones rusos, según el mando conjunto de las fuerzas de Seúl. Unión Radio

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 12.07.2018: MEDIO: Inteligencia de la Santa Sede
EL “UPPERCUT” DEL PAPA: 

Fue directamente a Maduro. Debido al Concordato entre el gobierno de Venezuela y el Vaticano es potestad del régimen aprobar o vetar los candidatos a arzobispos en una discusión entre las dos partes. Con la renuncia, por su edad, de Jorge Cardenal Urosa al Arzobispado de Caracas, el Papa se encontró con la posibilidad de que el gobierno rechazara al Cardenal Baltazar Porras como su sustituto. La inteligencia de la Santa Sede estuvo en designar al Cardenal Porras como “Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Caracas en espera de que se nombre un nuevo titular de la diócesis capitalina”.

Porras, duro crítico del régimen como toda la CEV, jamás habría sido aceptado por los neo-comunistas de Maduro. Los merideños rojos enchufados -que tan asquerosamente le molestaron en su ejercicio pastoral en Mérida- deben estar revolcándose en su propio estiércol…

“QUEREMOS TUMBAR EL HAMBRE”:

Una enfermera que prefirió no ser identificada, se las cantó claro a Nicolás y MinSalud: “La cantidad de enfermeras que se han ido del país o que se dedican a ser manicuristas, peluqueras y hasta vendedoras de café y cigarro porque obtienen más ingresos es impresionante. Las enfermeras no queremos tumbar al gobierno, queremos tumbar al hambre que nos está matando a todos por igual. Ni siquiera es necesario irse a paro porque los hospitales de por sí están en paro y desde hace mucho tiempo. Aunque no tenga comida y me cueste mucho venir a trabajar, mi compromiso es con los pacientes porque ellos no tienen la culpa de la situación. Seguiremos protestando y exigiendo nuestros derechos de manera pacífica hasta que nuestras voces sean escuchadas. El paro es indefinido y continuaremos levantando la voz sin descuidar a los pacientes” …

 

Cardenal Baltazar Porras cumple 50 años como sacerdote y 25 como Arzobispo de Mérida

BaltazarPorrasC

 

Este viernes los merideños celebran los 50 años de vida sacerdotal del Cardenal Baltazar Porras y 25 como Arzobispo de Mérida.

Baltazar Porras es un sacerdote venezolano muy querido en la población, quien lleva años dedicado ayudar y estar al pendiente de los ciudadanos.