Baltazar Porras archivos - Runrun

Baltazar Porras

Baltazar Porras:
El cardenal manifestó que se dio un paso más en lograr la beatificación del Venerable Dr. José Gregorio Hernández.

El cardenal Baltazar Porras envió un mensaje al país luego que la Comisión Teológica aprobó el milagro del doctor José Gregorio Hernández.

Mediante un comunicado, Baltazar Porras comentó sobre la decisión sobre José Gregorio Hernández: “Con inmensa alegría en medio de esta pandemia recibimos buenas noticias”.

“La labor cercana de la Iglesia a nivel universal y local sigue presente para darnos la fuerza de la esperanza que transforma la muerte en resurrección”, agregó.

En ese sentido, comentó que se dio un paso más en lograr la beatificación del Venerable Dr. José Gregorio Hernández.

“La Comisión teológica compuesta de siete expertos que examinó el presidente milagro en la curación de la niña Yaxury Solórzano ha aprobado por unanimidad el estudio hecho sobre el mismo”, expresa.

Asimismo, manifestó que la noticia lo anima a “seguir en oración para impetrar” que el doctor de los pobres “sea elevado a los altares”.

“Continuemos en oración sincera y en compromiso real en cada una de nuestras comunidades, sirviendo al bien común”, suma el texto.

 

Por otra parte, espera el próximo paso para que el Papa Francisco apruebe el milagro del Dr. José Gregorio Hernández “lo que tanto esperan todos los devotos venezolanos y de otras tierras”.

Por último, agregó: “Les recuerdo siempre, ¡José Gregorio Hernández va por muy buen camino!”.

Nota de Prensa

Nazareno de San Pablo recorrerá la Gran Caracas en el Papamóvil el #8Abr
La Arquidiócesis de Caracas indicó que se cumplirán las normas sanitarias para hacer la procesión del Nazareno de San Pablo

El administrador apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, cardenal Baltazar Porras, informó a través de las redes sociales que fue aprobado por el Consejo de Gobierno de la entidad eclesiástica el recorrido en el Papamóvil del Nazareno de San Pablo el Miércoles Santo, cuya fecha en 2020 es el 8 de abril, a partir de las 9:00 a.m.

La medida de hacer la procesión de esta forma obedece a la pandemia del covid-19 que afecta a Venezuela, donde el decreto de cuarentena fue puesto en marcha para evitar el avance de la enfermedad. El cardenal Porras indicó que esta procesión contará con las «debidas normas de seguridad e higiene» que se requiere.

Subido en el Papamóvil, el Nazareno de San Pablo recorrerá gran parte del Área Metropolitana de Caracas para que los devotos puedan admirarlo y elevar sus plegarias al cielo. También, desde la Arquidiócesis de la capital, se pidió comprensión a la ciudadanía por la ruta que fue trazada.

«Las parroquias podrán organizar traslados con la imagen del Nazareno en sus sectores», escribe en la red social y agregó que los fieles podrán visitarlo en su Basílica cuando termine la cuarentena.

Un comunicado difundido por Globovisión, refiere que la Arquidiócesis de Caracas pide a la ciudadanía si van a realizar la procesión, así como a las diócesis, que cumplan con las normas sanitarias y eviten el contagio.

Pidió que las imágenes viajen en vehículo adecuado para que los fieles puedan adorarlo, mientras que en otro viaje el sonido con el sacerdote para que dirija los rezos.

Exhortó además a solicitar la colaboración de los cuerpos de seguridad para que resguarden la procesión y se eviten percances, al tiempo que solicitó organizar bien las rutas para que no coincida con la del Nazareno de San Pablo. En ese sentido, sugirió que las imágenes de las parroquias las lleven por caminos alternos.

Exhortación pastoral del cardenal Baltazar Porras a propósito del coronavirus
Ante la crisis generada por la propagación del Covid-19, el Arzobispo de Mérida considera que, en esta época de cuaresma, “es un buen momento para fortalecer la solidaridad y la verdadera fraternidad” 

El cardenal Baltazar Porras, Arzobispo de Mérida y Administrador Apostólico de Caracas, hizo pública una exhortación pastoral en la que pide a los ciudadanos se responsables ante la crisis generada por la propagación del coronavirus y tomar medidas para evitar el contagio con la enfermedad.

“El Covid-19 en esta cuaresma es un buen momento para fortalecer la solidaridad y la verdadera fraternidad”, dice Porras, cuya exhortación reproducimos íntegra a continuación:

Queridos hermanos:
 
1.- La aparición del Coronavirus, Covid-19, nos ha tomado a todos por sorpresa. Su rápida expansión y la declaración de la OMS como pandemia nos ponen sobre aviso, y las noticias que llegan de países como Italia y España, donde viven familiares y amigos, preocupan. Llama la atención que se anuncian casos en casi todos los países de nuestro entorno y en Venezuela no hay noticias ciertas y confiables pues, por una parte se dice que no hay casos comprobados, y aparecen videos y comunicaciones en los que se afirma que estamos preparados, cuando sabemos la precariedad de los centros hospitalarios y la escasez de medicamentos. Las redes, por su parte, abundan en informaciones contradictorias, ayudando a aumentar la inquietud y el no saber qué hacer.
 
2.- También es cierto que no tenemos cultura preventiva y seguimos actuando como siempre, no dándole importancia al asunto. He constatado en estos días que valen poco las sugerencias que se dan, pues nos reímos y actuamos “como siempre”.
 
3.- Como sacerdotes, religiosas, diáconos y/o responsables de comunidades, tenemos la obligación de actuar con cautela, informarnos bien y ayudar en lo que nos compete. La autonomía de lo temporal nos obliga a oír y respetar lo que la ciencia o las autoridades decidan en su momento. Pero esto no nos priva de ser agentes y protagonistas en lo material, anímico y/o espiritual, para que no estemos dando bandazos y confundir a la gente que recurre a nosotros.
 
4.- La responsabilidad que tenemos debe ser compartida y asumida por las distintas instancias eclesiales. Tenemos una obligación samaritana. El Papa Francisco nos pide que atendamos a los enfermos y no tengamos miedo en acercarnos a ellos. Es parte esencial de nuestro ministerio estar cerca de la gente. Pero es una gran oportunidad para que los laicos se conviertan en agentes evangelizadores. La prevención está a nuestro alcance. Con una preparación en un taller con gente conocedora y experta, ir a las escuelas, a los sitios de reunión, dentro y fuera de la parroquia a compartir las pequeñas “recetas” que nos indican que hay asuntos muy sencillos que antes lo aprendimos porque eran parte de la Urbanidad de Carreño y de las clases de Formación social, moral y cívica, que cayeron en el olvido y que debemos practicar siempre y no solo en esta coyuntura.
 
5.- Reunirse con personal sanitario (médicos, enfermeras, voluntarios), bomberos, defensa civil, docentes, para que sean entrenadores y multiplicadores, cada uno en su área, de lo que sea útil para las necesidades concretas de cada comunidad.
 
6.- El arma más efectiva es la prevención: evitar las aglomeraciones, incluso el transporte público, cosa nada fácil, a la entrada o salida del trabajo, en los mercados y lugares públicos donde se vende de todo. En los centros educacionales atenerse a lo que señalen los directores de los mismos, y no enviar a los hijos si tienen algún síntoma catarral o febril.
 
Lavarse las manos con agua y jabón, con gel antibacterial si se tiene acceso a él, cada vez que se llega a casa, o cuando se va al baño, o se ha dado la mano o tocado los pasamanos u objetos diversos en la calle, y no tocarse las mucosas (cara, ojos, nariz o partes íntimas) con las manos sucias o no lavadas. Toser o estornudar con un pañuelo o cubrirse la boca. Mantener distancia de al menos un metro con otras personas, algo nada fácil cuando se está en la calle o en una cola. Más complicado, pero debemos hacerlo es no saludar con la mano o dando abrazos y besos a nadie, pues no sabemos en qué condición está. No olvidar que la falta de agua potable o la incapacidad de tener con qué comprar lo elemental es parte de la vida de mucha de nuestra gente.
 
7.- En los actos religiosos no tocar ni besar las imágenes de nuestra devoción. Comulgar preferentemente en la mano, aunque quien lo pida en la boca no se le puede negar. Darse el rito de la paz con un gesto de la mano o al estilo japonés inclinando la cabeza, pero sin tocar el cuerpo de la otra persona.
 
8.- Como creyentes, pongámonos en las manos de Dios, con calma y serenidad. Que el pánico no nos paralice, ni le huyamos a la dificultad, la enfermedad y el dolor. San Agustín nos recuerda que “si se acaba la tribulación, se acaba la llamada del Señor”. Nuestro modelo es Jesús quien asumió la pasión y la muerte por nosotros.
 
9.- El Covid-19 en esta cuaresma es un buen momento para fortalecer la solidaridad y la verdadera fraternidad. “es un tiempo propicio para comprender el valor de la fraternidad, de estar unidos unos a otros de manera indisoluble” e invita a pensar “en el vecino, el compañero de oficina, el amigo de la escuela, pero sobre todo en los médicos y enfermeros que se arriesgan a la contaminación e infección para salvar a los enfermos. Estos trabajadores viven y nos muestran el significado del misterio de la Pascua: entrega y servicio”. “Cultivemos la ‘Sabiduría del Corazón’: que es una ‘actitud infundida por el Espíritu Santo’ en aquellos que saben abrirse al sufrimiento de sus hermanos y hermanas y reconocer en ellos la imagen de Dios” (Card. Turkson).
 
10.- La cuaresma nos llama a la oración, el ayuno y la limosna. El coronavirus nos puede ayudar a levantar la mirada al cielo, a recordar que somos vulnerables. Con facilidad olvidamos que estamos en las manos de Dios. La Providencia es eso: el cuidado amoroso que Dios tiene de los seres creados. Aunque nosotros nos hayamos olvidado de él, él sigue rigiendo nuestros destinos. Y espera de nosotros una respuesta amorosa.
 
11.- Para el creyente todo lo humano tiene un “sentido salvífico-misterioso” al que hay que estar atento y discernirlo. Cuanta mayor es la “magnitud e imprevisibilidad” del acontecimiento, mayor es el desafío a la comprensión y coherencia cristianas. No sólo no debe dejarnos “indiferentes”, sino nos obliga a “crecer” en el misterio de la acción amorosa, providente y misericordiosa de nuestro Padre-Dios.
 
12.- La fe sencilla y confiada de nuestra gente se expresa en rogativas, novenas, procesiones que conllevan sacrificios y una buena dosis de bálsamo y esperanza. Sn mitificaciones que conviertan la oración en una especie de talismán que todo lo arregla, ni en la espera de algo milagroso que solucione el problema sin el peso de un esfuerzo tesonero que nos recuerde que “a Dios rogando y con el mazo dando”.
 
13.- El ayuno en esta cuaresma, nos recuerda las tantas cosas que la mayoría de nuestra gente tiene que quitarse porque no tiene acceso a ellas. El coronavirus comporta una nueva plaga que nos obliga a fortalecer la creatividad en la ayuda y el acompañamiento a los más vulnerables. Y a quienes tienen mayor libertad de opciones a un cambio de planes que obliga a mirar al otro, al más necesitado. La Campaña Compartir 2020 “agua para todos” es ocasión para hacer del agua, “este sueño hecho de agua” que es vida, es la reina de la existencia y de la convivencia (Querida Amazonía 43). Cuando oímos hablar de que si se extiende la pandemia y no hay recursos suficientes, si se presentan dos enfermos, uno de 80 años y otro de 40, se deja al primero a su suerte y se atiende al segundo. Es el drama de que el vulnerable, el no nacido, el anciano, el enfermo terminal, el que no goza de juventud y de salud, no tiene derecho a existir. Buena anécdota para meditar sobre el valor de la existencia para el minusválido. Es el descartado, el que no tiene derechos.
 
14.- La limosna como expresión de la caridad, nos lleva a poner en práctica el espíritu de penitencia que se manifiesta en darnos y dar de lo nuestro. No de lo que nos sobra o de lo que podemos acaparar y otros no tienen acceso. Se mide este espíritu samaritano no solo por lo material, sino también por el don de nuestro tiempo, de nuestras capacidades y dominios, de nuestra creatividad y generosidad para superar las carencias con la caricia amorosa de la misericordia.
 
15.- Pretenden ser estos párrafos una invitación a compartirlos en común. Son un adelanto ante la eventualidad para que no seamos como las jóvenes necias que no estaban preparadas para la boda. Seguramente nos tocará asumir situaciones más difíciles en las que tenemos necesidad de confianza en una Providencia benéfica, asociadas con la realidad, presencia y actuación de un “Dios y Padre bueno”, con una “Madre afectuosa y disponible”, con “Jesús como hermano mayor Revelador”.
 
16.- Concluyo trascribiendo la oración del Papa Francisco a la Virgen romana del Divino Amor. Hagámosla nuestra, y que sea inspiradora de otras plegarias con rostro propio y cercano, al calor de las devociones marianas más tiernas a nuestra tradición religiosa.
 
Oración completa del Papa a la Virgen del Divino Amor
 
Oh María, Tú resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y esperanza. Nosotros nos encomendamos a Ti, salud de los enfermos, que ante la Cruz fuiste asociada al dolor de Jesús manteniendo firme tu fe.
 
Tú, Salvación del Pueblo Romano, sabes lo que necesitamos y estamos seguros de que proveerás para que, como en Caná de Galilea, pueda regresar la alegría y la fiesta después de este momento de prueba.
 
Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y a hacer lo que nos dirá Jesús, que ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos. Y ha tomado sobre sí nuestros dolores para llevarnos, a través de la Cruz, al gozo de la Resurrección. Amén.
 
Bajo tu protección, buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas de los que estamos en la prueba y líbranos de todo peligro, ¡oh Virgen gloriosa y bendita!
 
Con mi bendición y afecto
 
 
† BALTAZAR ENRIQUE PORRAS CARDOZO
 
Cardenal Arzobispo de Mérida y
Administrador Apostólico de Caracas
 
Caracas, 12 de marzo de 2020.

Obispos de Venezuela consideran que para celebrar futuros eventos comiciales en el país es urgente que sea designado un nuevo Consejo Nacional Electoral 

Este 16 de enero el cardenal Baltazar Porras aseguró que de cara a próximas elecciones es imprescindible que el Poder Electoral sea imparcial, se realice la actualización del registro electoral, se tome en cuenta el voto de venezolanos en el exterior y que se permita la supervisión de organismos internacionales.

“Último comunicado los obispos de Venezuela. Decimos que la realización de elecciones requiere un nuevo Consejo Electoral imparcial, actualización del Registro Electoral, voto en el exterior, y supervisión de organismos internacionales. Exijamos nuestros derechos”, fue el mensaje publicado por la autoridad eclesiástica a través de su cuenta en la red social Twitter. 

El prelado señaló que lo líderes políticos de Gobierno y oposición deben dar más atención a las necesidades de la ciudadanía y no “en los acomodos que aseguran sus privilegios e intereses particulares”.

En otro tuit señaló que “Último Comunicado los Obispos de Venezuela decimos que la realización de elecciones requiere un nuevo Consejo Electoral imparcial, actualización del Registro Electoral, voto en el exterior, y supervisión de organismos internacionales. Exijamos nuestros derechos”.

 

*Con información de TC y LP

El papa Francisco nombró al cardenal Baltazar Porras miembro del Dicasterio, con lo cual formará parte del Consejo Pontificio de la Cultura, presidido por Gianfranco Cardenal Ravasi.

Allí, la misión del cardenal será promover en la Iglesia la evangelización de la cultura.

La designación, firmada por el Santo Padre, tiene fecha del pasado 28 de octubre y fue anunciada el domingo 3 de noviembre.

 

Cardenal Porras exige a Bachelet actuar en casos de violación a DDHH

EL CARDENAL BALTAZAR PORRAS, ARZOBISPO de Mérida y administrador apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, se manifestó en contra de las violaciones a los derechos humanos que ocurridas en los últimos días y pidió a la alta comisionada por los Derechos Humanos ante la ONU, Michelle Bachelet que actúe.

Expresó que es “imposible callar” las violaciones a los derechos humanos de jóvenes ciudadanos venezolanos y reprochó que los funcionarios del Estado “actúan impunemente”, lo que a su parecer es “deplorable e inaceptable”.

El capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, quien esto detenido desde el 21 de junio al ser acusado de participar junto a otros compañeros de uniforme en un presunto plan de magnicidio en contra de Nicolás Maduro que se llevaría a cabo entre el 23 y el 24 de junio, día de la Batalla de Carabobo, falleció el 29 y su abogado denunció que esto fue producto de torturas que recibió por parte de funcionarios del Dgcim.

Otro caso que conmocionó a la opinión pública fue el del joven Rufo Chacón, quien recibió un impacto de perdigón en el rostro cuando manifestaba por gas en Táriba, estado Táchira, y producto de esto perdió los dos ojos.

“La carne de cura es provocativa pero dañina”

 

 

FUE ESA UNA FRASE DEL DICTADOR ARGENTINO Juan Domingo Perón cuando en el año 1955 procedieron sus seguidores a atacar a la Iglesia que condenaba sus actos contra el pueblo. Ante la escalada contra iglesias, sacerdotes y obispos fue él mismo quien trató de bajarle esa intensidad a los ataques ante las denuncias del Papa Pio XII. Su frase quedó marcada en la Argentina de esos años y de nuevo la pronunciaron los argentinos cuando las dictaduras de Jorge Rafael Videla, Roberto Eduardo Viola, Leopoldo Fortunato Galtieri y Reynaldo Benito Bignone. Por lo general la Iglesia ha estado al lado de los mas sufridos y por ello los ataques y persecuciones en su contra a través de los tiempos. Cuando Chávez hubo los primeros ataques pero fueron mas de propaganda tras el golpe en su contra de 2002. El hecho de haber llorado arrodillado ante Monseñor Baltazar Porras pidiendo por su vida lo indispuso contra las autoridades de la Conferencia Episcopal.

Bajo este gobierno de Nicolás Maduro la Iglesia venezolana y sus obispos también han sido blanco de ataques verbales en las cadenas repetitivas e insulsas de Nicolás. La relación del régimen con el Vaticano ha sido una especie de montaña rusa, con sus altos y sus bajos, especialmente con el papa Francisco a quien ha buscado en varias oportunidades tratando de que avale su gestión y el falso diálogo con la oposición. La última llamada a Francisco para que lo recibiera fue rechazada por la Santa Sede que está mejor informada que antes gracias a la estrecha relación de amistad y confianza que SS Francisco tiene con dos miembros de la Iglesia venezolana: Baltazar Cardenal Porras y Luis Ugalde, SJ, ex rector de la UCAB. Esas amistades vienen desde cuando Porras estuvo al frente de la CELAM junto a Bergoglio y cuando Ugalde era su colega al dirigir la Pontificia Universidad Católica de Argentina.

Ante la situación que hoy vive Venezuela, Monseñor Mario Moronta, Obispo de San Cristóbal, envió un mensaje por las redes a todos los sacerdotes de la Iglesia Católica apoyándolos y denunciando el acoso y los ataques del gobierno de Maduro a través de gobernadores, alcaldes, policías y grupos del PSUV en varias ciudades del país.

El obispo menciona a la Diócesis tachirense en un mensaje como su Pastor. Alerta de acciones del régimen contra diversas instancias eclesiásticas y sus sacerdotes. Menciona que recientemente en Maturín por ordenes de “quien sabe quien” fue asediada la catedral estando repleta de feligreses, el obispo y sacerdotes. Fueron rodeados por militares y colectivos. Allí mismo en la capital monaguense el general responsable de la ZODI amenaza con llevarse presos a los sacerdotes que participen y animen las marchas de todo el país.

En Maracaibo, ayer domingo, hemos visto como entraron a la Iglesia de Nuestra Señora de la Guadalupe golpeando a los sacerdotes y a la vez cometiendo una serie de destrozos.

A la madre del padre Salcedo le invadieron su casa, afortunadamente nada que lamentar desde el punto de vista de su salud física, pero fue sometida y gracias a que pudo gritar la socorrieron los vecinos. Lo único que se robaron fue la computadora del Padre José Ramón Salcedo.

Les indico tres cosas: La primera es que debemos estar muy atentos, cuidarnos, protegernos los unos a los otros y ante cualquier circunstancia que suceda comunicarla de inmediato.

Segundo, no solamente nosotros, sino también toda nuestra gente, nuestros catequistas, nuestras religiosas, nuestros seminaristas deben estar pendientes ante lo que pueda suceder. Y que una u otra manera pueda constituir una agresión o sencillamente una amenaza. En tercer lugar, desde el punto de vista de la fraternidad, estar pendientes los unos de los otros.

Quiero ratificar que no solo estoy pendiente sino presto a hacer todo lo que sea necesario para defender no solo a los presbíteros y seminaristas sino a todo el pueblo de Dios.

De manera especial quiero hacerle sentir a ustedes sacerdotes que cuentan con el apoyo, el afecto, la oración del Obispo. Si es importante que estemos pendientes, que nos comuniquemos. Es preferible pecar a lo mejor de fastidiosos si es necesario, pero si sucede o hay alguna situación que consideremos necesaria de avisar avisémoslo.

Es muy probable, y eso ya lo habíamos hablado en varias reuniones del Presbiterio, del Consejo Presbiteral y otras oportunidades, que puedan surgir personas, grupos o decisiones de aquellas personas que no están de acuerdo con nuestra actitud.  Y por último, recordar algo que en los últimos documentos de la Conferencia Episcopal hemos hecho sentir: “nosotros no estamos al lado de ninguna opción política, sino que tenemos que estar al lado del pueblo que mas sufre, el pueblo al cual pertenecemos, que no nos dé vergüenza decirlo, que estamos al lado de ese pueblo-pueblo al cual pertenecemos y esta sufriendo tanto y que lo estamos acompañando. No olvidemos que este momento también es para intensificar nuestra oración, nuestro testimonio, nuestra buena conducta, y que podamos hacer sentir a la gente que cuentan con nosotros. A todos Ustedes sacerdotes sepan que cuentan con su obispo. Que Dios nos bendiga y unidos en la oración”.

PD: Adjunto mensaje del Obispo Moronta a su feligresía

Arquidiócesis de Caracas nombra nuevos vicarios episcopales

LA ARQUIDIÓCESIS DE CARACAS, administrada por el Cardenal Baltazar Porras Cardozo, designó a los vicarios episcopales y anunció nuevas funciones que cumplirán.

Entre las novedades que presenta el equipo está el nombramiento de la Rvda. Hna. Ana María González como Vicaria Episcopal para las vicarias religiosas, quien tendrá potestad episcopal y poder de decisión sobre el trabajo de las Hermanitas Religiosas que trabajan con sectores humildes de Caracas.

El equipo también cuenta con un Vicario Episcopal para la Santidad, Pbro. Gerardino Barranchini, quien se dedicará excluvisamente a llevar las causas de los santos, con la intención de impulsar la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández.

Además, se crea la Vicaría para los medios de comunicación social, y se nombra como vicario al Pbro. José Honegger Molina, mediante quien la Arquidiócesis podrá tener un mejor contacto con los periodistas.

A continuación la lista de designaciones: