Aumento salarial archivos - Runrun

Aumento salarial

La verdadera faz del bolívar, por Alejandro Armas

HASTA HACE NO MUCHO CORRESPONDÍA Nicolás Maduro anunciar muchas de las decisiones que su régimen tomaba en materia económica. Por años, emulando a su antecesor, presentó esas nuevas ante ante grupos de simpatizantes y empleados públicos obligados a marchar en respaldo de la elite chavista. Luego este tipo de actos se volvió menos frecuente y Maduro optó por hacer sus dichosos anuncios económicos encerrado en Miraflores o algún otro lugar de acceso restringido, acompañado solo por sus colaboradores cercanos. Últimamente, ni eso. Del más reciente aumento salarial decretado por el régimen nos enteramos gracias a la Gaceta Oficial. Parece que la alta jerarquía chavista se ha dado cuenta de la nula credibilidad de su mensaje más allá de un reducido grupo de fanáticos, y de la consiguiente falta de entusiasmo entre la población. Ello explicaría también por qué unos tuits escuetos del Banco Central de Venezuela fueron los primeros en pregonar la introducción de billetes de 10.000, 20.000 y 50.000 bolívares dizque soberanos. En cambio, el cono monetario creado en 2017 lo anunció Maduro con tono apoteósico.

La propaganda totalitaria siempre intentará engañar a los oprimidos en absolutamente todos los aspectos de sus vidas. Pero hacerlo con los cotidianos es bastante difícil. Nada más cotidiano que la microeconomía. Todos tenemos que manejar dinero e ir al mercado a proveernos de víveres. Mentirle a la gente sobre el uso del dinero es en tal sentido harto complicado, razón por la cual un Estado que ha perdido la confianza de los ciudadanos como garante del valor de la moneda no puede recuperarla solo con trucos baratos y la propaganda en torno a estos. La confianza en el bolívar está pulverizada. Las políticas económicas del chavismo arrasaron con ella. Por eso espontáneamente la moneda nacional ha sido reemplazada por otras o por el trueque. No hay eliminación de dígitos o emisión de billetes nuevos que pueda cambiar esto.

Si bien el chavismo llevó a extremos nunca antes vistos el maltrato al bolívar, en honor a la verdad no fue quien lo inició. El Estado venezolano ha estado plagado de irresponsabilidad fiscal y monetaria al menos desde los años 70. Se ha gastado sin control y las medidas para contener la inflación han tenido poco éxito, con algunas excepciones. El resultado ha sido devaluación tras devaluación y un bolívar que da cada vez menos poder adquisitivo a quienes lo tienen. Empero, como ya se dijo, fue el sistema actual el que llevó las cosas al extremo. Hugo Chávez fue un botarate compulsivo que no se detuvo ante nada para conseguir dinero para financiar irresponsablemente sus sobreestimadas “inversiones sociales”. Haber contado con la mayor bonanza petrolera de la historia no le bastó. Así que, empezando con aquel tristemente recordado “millardito” en 2005, usó al Banco Central de Venezuela para cubrir los gastos de su gobierno.

Naturalmente, la inflación se mantuvo elevada y llegó un momento en el que los billetes de mayor denominación no bastaron para las transacciones del día a día. En 2007 el Ejecutivo y el Banco Central anunciaron algo que dejó perplejos a muchos venezolanos por inusual: una reconversión en la que se eliminarían tres ceros de la moneda. Si bien por un tiempo se cumplió el propósito de facilitar las transacciones, economistas advirtieron entonces que la medida no solucionaría de ninguna forma los problemas fiscales e inflacionarios de la nación. Con la arrogancia que lo caracteriza, el chavismo ordenó a su aparato de propaganda desmentir estas advertencias (no hace mucho alguien extrajo del baúl de los recuerdos una cuña que atacó a los medios que transmitieron las alertas sobre la futilidad de la reconversión, caricaturizándolos como un villano de cómic bautizado “Mediomalo”). Tanta seguridad tenían las autoridades monetarias en el futuro del bolívar que le pusieron el ridículo adjetivo “fuerte”. Encabezadas por Rodrigo Cabezas, Armando León y Gastón Parra Luzardo, llegaron a pontificar que tendrían que pasar al menos 20 años para que Venezuela necesitara un billete de Bs 200 (el de mayor denominación emitido entonces era de 100).

Hecho el retoque y con todo “costando mil veces menos”, el gobierno de Chávez siguió con su despilfarro… Y la inflación siguió aumentando. Nicolás Maduro no enderezó el rumbo luego de entrar a Miraflores. Cero sorpresas. Se trata de un hombre adicto a las doctrinas de la extrema izquierda desde su militancia adolescente en la Liga Socialista, receptor de formación política en Cuba en su adultez temprana y, ya como Presidente, asesorado por economistas marxistas incluso más radicales que los que rodearon a Chávez. Sujetos como el tristemente célebre Alfredo Serrano, quienes han negado sistemáticamente que la inflación monstruosa obedezca a la generación desbordada de bolívares para financiar el gasto público, sobre todo después de que se acabara la bonanza petrolera y la recaudación tributaria fuese arruinada.

Pasó lo que tenía que pasar. Venezuela cayó en hiperinflación en 2017, trayendo de vuelta a Latinoamérica una pesadilla que asoló a varios países de la región en los años 80 y 90. Así pues, los billetes del bolívar se volvieron mucho más inservibles de lo que sus predecesores eran una década antes. Muy a pesar del pronóstico hecho entonces, solo hicieron falta nueve años para introducir un billete, no de Bs 200, sino de 100.000. Las señales de la calamidad eran obvias. Pero el régimen, con el absoluto desprecio por la calidad de vida de los ciudadanos que lo caracteriza, ni siquiera entonces tomó las medidas que urgía tomar. Solo por poner un ejemplo, en julio del año pasado la liquidez monetaria creció un degenerado 82%. Ah, pero es que por esas fechas ya estaba listo el siguiente truco de prestidigitación para simular que se estaba haciendo algo por corregir el desastre. ¡Otra reconversión! Y esta vez no de tres ceros, sino de cinco. El bolívar “fuerte” se convirtió en el aun más ridículo bolívar “soberano” y por enésima vez Maduro prometió que la recuperación económica estaba a la vista.

La hiperinflación ha seguido haciendo estragos y, tal como previeron los expertos cuando se lanzó el tercer cono monetario de la era chavista, los billetes no tardaron en volverse obsoletos. Por eso ahora, con mucha más pena que gloria, llegan las piezas de hasta 50.000 bolívares “soberanos”. Esto es 5.000.000.000 en términos de bolívar “fuerte” y 5.000.000.000.000 en términos de bolívar a secas. Cinco billones. Cinco millones de millones. Todo esto es parte del tan cacareado legado de Chávez, preservado por Maduro y compañía. Esa es la verdadera faz de nuestra moneda, sin el maquillaje de las dos reconversiones, hinchada y morada tras la golpiza brutal del puño rojo rojito.

Por desgracia, no hay razones para ser optimistas sobre lo que viene. Este año el régimen por primera vez ha intentado frenar la inflación retirando dinero de la calle. Pero en vez de admitir su responsabilidad, discretamente ha puesto a la banca, la otra fuente de masa monetaria, a pagar los platos rotos. Al aumentar drásticamente los encajes (porcentaje de los depósitos captados que obligatoriamente se deben congelar en el BCV como reserva), el crédito ha sido restringido. Entre eso, el desplome del consumo por parte de ciudadanos empobrecidos y una economía paralizada por apagones reiterados, la inflación mensual pasó de tres dígitos a dos. Sin embargo, el incremento desmedido en los encajes ha puesto a los bancos en severos aprietos de liquidez y el sacrificio del crédito es otro problema para empresas que ya tienen el agua al cuello. Supone un riesgo de reducir aun más la productividad y agravar la depresión económica. Y para colmo, los mismos especialistas que por años advirtieron sobre la catástrofe en proceso alertan hoy que las nuevas medidas del régimen tampoco cumplirán por mucho tiempo su objetivo de frenar el aumento de precios. Los golpes al bolívar siguen y la caja de cosméticos para disimular el daño se está quedando vacía.

 

@AAAD25 

Primero Justicia propone aumentar a 20 dólares el salario mínimo del sector público

EN BRASIL, UN TRABAJADOR GANA, como mínimo, 296 dólares mensuales. En Chile, 452 dólares; en Colombia, 265 dólares; y en Haití, el país “más pobre del hemisferio occidental”, 78 dólares.

En Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo del mundo, un trabajador de la administración pública apenas percibe 5,4 dólares al tipo de cambio oficial, que el Banco Central de Venezuela lo sitúa en 3.302,24 bolívares. Por esta razón, se encuentra en situación de “pobreza extrema” de acuerdo con Naciones Unidas, pues percibe menos de 1,25 dólares diarios.

Por este motivo, el diputado José Guerra, del partido Primero Justicia (PJ) y miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN), propuso aumentar en mayo a 20 dólares el salario mínimo del sector público, así como también llevarlo en 3 meses a 1 dólar diario “para que el trabajador pueda comer”.

Señaló que quienes devengan poco más de 5 dólares son los 3 millones de pensionados y jubilados del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) y los cerca de 500.000 trabajadores públicos. “Son casi 4 millones de venezolanos que ganan 5 dólares. Desde Primero Justicia constituimos lo que llamamos el Observatorio de Salarios”, dijo el parlamentario desde la sede de PJ, ubicada en Los Palos Grandes.

Entretanto, el ingreso mínimo de un trabajador que labora en el sector privado es de, aproximadamente, 20,60 dólares, tres veces más el salario de la administración pública. “Estos no son salarios adecuados, son muy deficientes. Nosotros estamos claros de que con este nivel salarial no hay reactivación de la economía. Las empresas pueden producir, pero quiénes les compran a las compañías. La economía enfrenta una restricción de demanda porque el salario es absolutamente insuficiente”, expresó Guerra.

Ni un préstamo
El parlamentario indicó que en el mes de marzo la banca nacional no pudo prestar ni un bolívar por la política “draconiana” de encaje bancario marginal que el gobierno de Nicolás Maduro elevó a partir del 11 de febrero de 60% a 100%, aumento que imposibilitó a la banca otorgar créditos.

Guerra aseguró que la medida ha causado un problema serio de parálisis de la actividad económica. “Se está congelando el tipo de cambio a expensas de una contracción brutal de la actividad económica que amenaza con paralizar y liquidar lo que queda vivo del aparato productivo venezolano. Esta restricción monetaria que aplica el Banco Central está secando totalmente de bolívares a la economía”, explicó.

El gobierno ha limitado la capacidad de la banca para otorgar créditos con la implementación del encaje legal, una política monetaria que obliga a las instituciones financieras mantener un porcentaje de los depósitos totales en el BCV, y que no les permitirá cumplir con la nueva sentencia de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), de aumentar el límite máximo de las tarjetas a crédito a 775.00 bolívares.

Esto opinan algunos economistas de los anuncios económicos de Maduro #29Nov

EL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO incrementó hoy en 2,5 veces el valor del salario mínimo en el país, que aplica para la mayoría de los trabajadores públicos, y lo ubicó en 4.500 bolívares o poco más de 52 dólares por mes, si se atiende la tasa de cambio oficial.

“A partir de mañana (…) el valor del salario mínimo y las pensiones será de 4.500 bolívares”, dijo Maduro en una alocución transmitida en cadena de radio y televisión.

El incremento es parte de los “factores de corrección” que introduce Maduro a su programa de “recuperación económica” que cumplió ayer 100 días desde su implementación.

Estos anuncios fueron criticados por algunos economistas, que, vía Twitter, coincidieron en que el incremento del salario mínimo tendrá un impacto negativo en la ya mellada economía del país.

 

 

Estos fueron los anuncios de Maduro la noche del #29Nov

EL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO incrementó hoy en 2,5 veces el valor del salario mínimo en el país, que aplica para la mayoría de los trabajadores públicos, y lo ubicó en 4.500 bolívares o poco más de 52 dólares por mes, si se atiende la tasa de cambio oficial.

“A partir de mañana (…) el valor del salario mínimo y las pensiones será de 4.500 bolívares”, dijo Maduro en una alocución transmitida en cadena de radio y televisión.

El incremento es parte de los “factores de corrección” que introduce Maduro a su programa de “recuperación económica” que cumplió ayer 100 días desde su implementación.

Estos fueron los anuncios de Maduro la noche del 29 de noviembre:

1.- Aumento salarial a 4.500 bolívares soberanos. Este será el mismo monto de las pensiones.

2.- Pago del diferencial de aguinaldos a partir del 15 de diciembre.

3.- Bono único de Navidad de 2.000 bolívares soberanos.

4.- Bono Niño Jesús a través del Carnet de la patria de 2.000 bolívares soberanos.

5.-  Pago del tercer mes de aguinaldo para pensionados.

6.- Se mantiene el pago del diferencial de aumento de salarios a la empresa privada y a quienes trabajan por su cuenta.

7.- A partir del 30 de noviembre entrarán en vigencia los nuevos precios acordados.

8.- Así quedaron establecidos los bonos Hogares de la patria:
– 2 personas: 1.200 bolívares soberanos.
– 3 personas 1800 bolívares soberanos.
– 4 personas 2.400 bolívares soberanos.
– 5 personas 3.000 bolívares soberanos.
– 6 personas o más 3.600 bolívares soberanos.
* Parto humanizado: 2.400 bolívares soberanos.
* Misión Jose Gregorio Hernández: 1.800 bolívares soberanos.

Con información de EFE

Las noticias económicas más importantes de hoy #13Sep

 

Bancos públicos y privados no tienen divisas para vender

Otro anuncio que no se concreta. Pese a que el gobierno prometió que a partir de ayer la banca pública y privada realizaría las operaciones de compra y venta de divisas, gerentes de agencias financieras aseguraron que no han recibido información del Ejecutivo y que no tienen monedas extranjeras.

“Sería mentira si yo digo que tengo divisas en la bóveda. No llegan a las instituciones desde hace muchísimos años”, indicó la gerente de un Banco de Venezuela, en el este de Caracas, según indica un trabajo publicado en El Nacional.

El gobierno no les ha dado información sobre cómo será el procedimiento. “Desde la semana pasada dijeron que las agencias públicas venderán divisas, pero para eso hay que acondicionar el mecanismo”, añadió. No sabe cuáles serán los requisitos que solicitarán a los interesados.

En un banco del sector privado, en el este de la ciudad, tampoco poseen divisas. Su gerente dijo que el anuncio del gobierno ha “sonado” desde la semana pasada, pero todavía no hay nada oficial. “Sabemos que va a pasar, pero no cuándo”. (Descifrado)

En Gaceta: Seniat aumenta Unidad Tributaria a BsS 17

El Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) aumentó la Unidad Tributaria (UT) a BsS 17.

La Providencia Administrativa con fecha 3 de septiembre de 2018 que dicta el aumento fue publicada este miércoles en la Gaceta Oficial 41.479 y detalla que la UT establecida no podrá ser utilizada para la determinación de beneficios laborales o tasas y contribuciones especiales derivados de los servicios prestados por órganos y entes del poder público.

El texto expresa: “El valor de la Unidad Tributaria establecido en esta Providencia solo podrá ser utilizado como unidad de medida para la determinación de los Tributos Nacionales cuya recaudación y control sean competencia del Seniat, así como las sanciones impuestas por ese servicio”.

Asimismo, indica que el nuevo valor de la UT entra en vigencia a partir de su publicación en Gaceta (11 de septiembre de 2018). (Banca y Negocios)

SENIAT: Aumento de la UT no aplica para el cesta ticket

La Providencia Administrativa del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) con fecha 3 de septiembre de 2018 que dicta el reajuste, fue publicada este miércoles y detalla que la Unidad Tributaria establecida no podrá ser utilizada para la determinación de beneficios laborales, como el cesta ticket, o tasas y contribuciones especiales derivados de los servicios prestados por órganos y entes del poder público, como es el caso de los pasaportes.

El reajuste de la Unidad Tributaria (UT) en Bs.S 17, lo que equivale a 1.700.000 bolívares fuertes. (Descifrado)

Conindustria: Aumento salarial ha paralizado gran parte del comercio

El presidente de la Confederación de Industriales (Conindustria), Juan Pablo Olalquiaga, expresó que el incremento salarial a BsS 1.800 ha paralizado gran parte del comercio en el país.

”Es tan brusco, tan súbito que muchas empresas no lo pueden pagar, no solo las empresas industriales, sino las comerciales y gran parte del comercio cerró las santamarías a partir del sábado 18 (de agosto) y muchas no las han abierto porque no tenían en sus cuentas los fondos suficientes para pagar esas nóminas y no saben qué hacer”, dijo en entrevista a Globovisión.

Asimismo, señaló que “40% de los comercios están cerrados y 25% tiene las compras paralizadas porque no tienen flujo de caja para pagar lo que van comprando. La paralización que hay en el comercio y que se refleja en las ventas de la industria va cerrando de manera importante las posibilidades operativas”. (Banca y Negocios)

Fedenaga: Nuevos precios de la carne no compensan estructura de costos

El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), Armando Chacín, afirmó que “los nuevos precios de la carne no compensan la estructura de costos que existen en el sector”.

En este sentido, reseña Globovisión, instó a las autoridades pertinentes a revisar estos precios, debido a que “la economía que vive el país es hiperinflacionaria e impacta a diario a los productores”.

Asimismo expresó que los precios fijados en la gaceta “no fueron consultados a los ganaderos por lo cual es una decisión unilateral e inconsulta que está perjudicando al sector”.

Por último agregó que “la producción de carne en le país se ha visto afectada con los cambios y nuevas medidas económicas, los ganaderos se están pronunciando ante la falta de insumos y divisas”. (Banca y Negocios)

AN: La economía venezolana se contrajo 50% desde 2013

La actividad económica venezolana se contrajo 50,6 % desde que el presidente, Nicolás Maduro, asumió el cargo en 2013, según informó hoy la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN) que controla la oposición.

El diputado Ángel Alvarado detalló que solo en el primer semestre de 2018 la actividad económica cayó 25% en relación al mismo período de 2017.

Alvarado sostuvo que el origen de la crisis económica se encuentra en la caída de la producción de petróleo y de la actividad del sector comercio.

“El país con las mayores reservas petroleras del mundo produce menos petróleo que otros (…) desde todo punto de vista es injustificable, inaceptable que la producción petrolera venezolana (…) sea de apenas 1.2 millones de barriles de petróleo”, enfatizó el parlamentario.

Reiteró también que a la caída ya registrada en el sector comercio, se sumará el cierre de más empresas “debido a las medidas económicas del 20 de agosto (…) generando mayor desempleo, mayor hambre y mayor problema para la familia venezolana”, dijo.

El Gobierno de Maduro puso en marcha en agosto una reconversión monetaria que le quitó cinco ceros a la moneda y comenzó a circular una nueva familia de billetes con denominaciones más ajustadas a la hiperinflación. (Banca y Negocios)

 Tasa Dicom subió a BsS 61,93 por dólar

El Banco Central de Venezuela (BCV) fijó en BsS 61,93 el precio del dólar en la subasta número 34 del Sistema de Mercado Flotante (Dicom), un alza desde los BsS 61,57 del pasado miércoles.

Los datos del organismo emisor señalan que la cotización del euro fue de BsS 72,01, mientras que el yuán chino quedó en BsS 9,03, la lira turca BsS 9,74, el rublo en BsS 1,00 y se adjudicaron $1.246.752,06.

En la operación de este miércoles fueron asignadas 68 personas jurídicas con un total de $1.188.045,00, mientras que $58.707,06 fueron a manos de 213 personas naturales. Las empresas con mayor adjudicación fueron Central Madeirense C.A. con $150.000, Proagro, C.A con $100.000, Derivados de Maíz Seleccionado, C.A. (Demaseca) con $100.000 y Procter & Gamble de Venezuela con $60.000.

El pasado viernes, el gobierno del presidente Nicolás Maduro anunció un nuevo convenio cambiario que establece un esquema de libre convertibilidad del bolívar; ayer el vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami, informó que todos los bancos del país fueron habilitadas para el intercambio de divisas. (Banca y Negocios)

Francisco Zambrano Sep 04, 2018 | Actualizado hace 1 año

 

**Expertos calculan que el aumento del sueldo mínimo podría tener un impacto negativo en las propiedades horizontales

**Trabajadores residenciales no están incluidos en el subsidio de tres meses que prometió el Ejecutivo para quienes devenguen el nuevo salario

**Recomiendan a condominios aumentar canales de comunicación, limitar gastos y abrir fondos en moneda dura

 

Francisco Zambrano

@franzambranor

Gisela Camargo tiene nueve años como conserje de un edificio de siete pisos en La Campiña. Se encarga de cada detalle. Coloca avisos en el ascensor con el horario de racionamiento del servicio de agua, está pendiente de quién entra y sale, vigila que nadie se estacione donde no debe, limpia constantemente, saca la basura y eventualmente atiende las quejas de los copropietarios. El edificio es su casa. Allí ha visto crecer a su hija ya universitaria y aspira seguir siendo testigo de ese desarrollo en el mismo entorno.

El anuncio hecho por Nicolás Maduro el pasado viernes 17 de agosto de aumentar el sueldo mínimo a 1.800 bolívares soberanos (180 millones de Bs. fuertes) la tomó por sorpresa. Un sentimiento de incertidumbre la inundó de inmediato. No sabía si la administradora que maneja las finanzas del edificio estaba en capacidad de saldar sus honorarios.

Después de mucho conversar con dueños e inquilinos de los apartamentos optó por ofrecerles una propuesta de renuncia temporal: agarrará el dinero que le corresponde por años de servicio hasta agosto de este año y continuará con sus funciones, probablemente como una especie de “freelancer” o cobrando por honorarios profesionales, todavía no manejas las opciones a futuro. Si devengará o no los 1.800 Bs. soberanos del sueldo mínimo, que este lunes 4 de septiembre apareció en Gaceta Oficial, tampoco lo tiene claro. Lo único en lo que posee certeza es que seguirá formando parte de la comunidad en La Campiña.

Con el acuerdo, los copropietarios del edificio están hipotéticamente exonerados de liquidar a Gisela sobre la base de un sueldo de 1.800 Bs. soberanos. La Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras establece en su artículo 142 que el trabajador debe ser liquidado sobre la base del último salario devengado. “Fue algo a lo que llegamos de mutuo acuerdo, porque estoy clara de que si mañana me voy, la gente aquí no va a tener para darme una liquidación con ese sueldo”.

En su alocución, Maduro anunció que el gobierno iba a asumir durante los primeros tres meses (septiembre, octubre y noviembre) el pago de nómina de las pequeñas y medianas industrias Pymes), segmento en el que no están incluidos los condominios.

A Nelly, presidenta de la junta de condominios de un edificio de cinco pisos y apenas 11 apartamentos en San Bernardino, la conserje no le quiso aceptar una negociación para ser liquidada. Ella y el resto de los copropietarios tendrán que afrontar el nuevo sueldo de la trabajadora residencial en el recibo de condominio.

“Esto afecta más a los edificios pequeños porque no es lo mismo dividir un sueldo de 1.800 bolívares soberanos entre 25 o 30 apartamentos que en una comunidad de 11. Nosotros tuvimos que despedir al vigilante porque no teníamos cómo mantenerlo. De esos 11 apartamentos, cuatro están habitados por personas cuyo único ingreso económico es una pensión”.

Teresa forma parte del departamento de administración de un edificio de 17 pisos y 96 oficinas en Altamira. En la nómina del condominio hay 59 empleados entre vigilantes, personal de limpieza y administrativo. No tiene idea qué futuro le depara con el incremento del sueldo mínimo.

La administradora con experiencia en bienes inmobiliarios repudia la forma precipitada e inconsulta que posee el Estado de efectuar aumentos sin medir las consecuencias. “No solo es cancelar el sueldo, sino que en tres meses hay que pagar utilidades y prestaciones”.

Golpe duro al bolsillo

El abogado experto en propiedad horizontal, Daniel Natale, manifestó que cada inmueble tiene su realidad y en base a eso tienen que trabajar.

“El temor que posee la gente es real, para un condominio asumir esos pasivos laborales es prácticamente irse a la quiebra”.

Sentenció que se deben desmitificar ciertos aspectos como que la vivienda de un conserje es parte del salario. “Esa vivienda está sujeta a una relación laboral, no es inquilinaria. Eso está establecido en el artículo 22 de la Ley Especial para la Dignificación de las Trabajadoras y Trabajadores Residenciales promulgada en mayo de 2011 por la Asamblea Nacional”.

Manifestó Natale que según el artículo 40 de la mencionada ley, el conserje tiene un plazo de hasta tres meses para desocupar el inmueble una vez que le hayan cancelado deudas laborales y demás prestaciones sociales.

“Es importante recalcar que la junta de condominio ni el presidente son los patronos del conserje, es la asamblea de copropietarios a través de una administradora, si es que la poseen”.

A propósito de la posibilidad de que el pago de los condominios sea asumido por el Ejecutivo, Elías Santana de Micondomio.com dijo que todavía hay tiempo de incluirlos.

“Hay 135 mil comunidades de propietarios inscritos en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales que declaran en el Seniat, estas pueden ser consideradas como pequeñas empresas”, dijo en un programa de televisión.

Para el abogado Daniel Natale absorber la nómina de todos los trabajadores residenciales pareciera una empresa harto complicada. “He escuchado a gente decir que si tú aceptas ese pago, eso es una hipoteca de tercer grado y luego el Estado se puede apoderar de tu edificio. Eso no es cierto, al menos no está estipulado así en las actuales leyes”.

Nelly, la presidenta de la junta de condominio de un edificio en San Bernardino, dijo que en su residencia ninguno de los vecinos está de acuerdo con aceptar pago alguno del gobierno a su conserje. “Nos parece algo comprometedor, no sabemos qué puedan hacer más adelante”.

Santana indicó que a través del Registro Único de Información Fiscal (RIF) y la cotización en el Ivss, el gobierno ya maneja información de los condominios.

“Esto pareciera que es un asunto más político que otra cosa”, salió al paso Natale. “El gobierno está diciendo que va a cancelar la nómina de todos los empleados de la pequeña y mediana empresa en el país, pero en diciembre pasado no pudo dar el pernil que prometió a los que reciben el Clap”.

¿Qué hacer?

Abrir una cuenta en criptomonedas, crear un fondo en moneda dura, limitar los gastos y hasta comercializar los espacios de las propiedades horizontales con empresas de publicidad recomienda Elías Santana para que los edificios no salgan perjudicados con el nuevo incremento salarial y la galopante hiperinflación.

Daniel Natale pide una cosa antes de todo: calma.

“Si hay un aumento, supuestamente todo el mundo lo va a recibir y el Estado le está ofreciendo una nivelación a los trabajadores. No debería haber mayor problema si cada uno de nosotros devenga un sueldo mínimo de 1.800 bolívares soberanos o más, en teoría deberíamos tener para pagar el incremento del condominio”.

Natale se refiere, además, a que de mantenerse el ritmo hiperinflacionario, 1.800 bolívares soberanos podría ser una cifra irrisoria a finales de 2018.

Agregó que la incertidumbre ha traído como consecuencia que algunos miembros de juntas de condominio vuelvan a reunirse y organizarse. “Les están tocando una parte que les duele que es el bolsillo. Lo recomendable es que hagan reuniones informales y formales apegado a derechos y se informen. Eso nunca está demás, independientemente de lo que vaya a pasar”.

Frente Amplio Venezuela Libre advierte que aumento salarial traerá más pobreza y desempleo

El opositor Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) advirtió hoy que el aumento salarial decretado por el Ejecutivo, que multiplicó por 35 los ingresos mínimos de los trabajadores, traerá más pobreza y desempleo en el país, sumido ya en una severa crisis económica.

“Este aumento es un acto populista, irresponsable y demagógico que empobrecerá más a los trabajadores y aumentará el desempleo y el cierre de empresas y de puestos de trabajo”, señala un comunicado del Frente, que agrupa a partidos opositores y organizaciones de variada índole.

El incremento salarial fue anunciado el viernes pasado por el jefe de Estado, Nicolás Maduro, junto a otros ajustes fiscales y financieros que se enmarcan en el llamado plan de recuperación y expansión económica con el que el Gobierno busca salir de la crisis.

El Frente critica esta medida pues, explica, carece de respaldos como un aumento de la producción, por lo que los nuevos salarios “agudizarán la hiperinflación” que, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional, cerrará el año en 1.000.000 %.

Los detractores de Maduro desestiman asimismo el compromiso del Ejecutivo de asumir durante 90 días el diferencial en las nóminas de empleados de todo el sector privado “porque para realizarlo deberán emitir dinero inorgánico que se traduce en mayor inflación y por ende en mayor pobreza”.

“Quienes laboran en el campo, los trabajadores por cuenta propia, los desempleados, amas de casa, etc. quedarán fuera de ese subsidio propuesto, pero serán afectados por el incremento escandaloso pero inevitable que ocurrirá en los precios”, prosigue el escrito.

El Frente también condena que el chavismo gobernante “ha decidido amenazar y encarcelar a empresarios y trabajadores de comercios, quienes también son víctimas de las medidas del Gobierno” y se solidariza con ellos.

Este pronunciamiento se produce el mismo día que el Gobierno fijó precios en 25 productos de consumo masivo y desplegó miles de funcionarios en todo el país para hacer cumplir estos controles y sancionar a quienes no los acaten.

Según datos oficiales, esta semana se han recibido unas 36.000 denuncias ciudadanas por supuesta especulación en comercios por lo que al menos un par de tiendas ya han sido sancionadas y cuatro empleados detenidos.

El Banco Central (BCV) devaluó ayer la moneda en 95,8 % al pasar la tasa oficial Dicom de 2,49 a 60 bolívares soberanos, un aumento del 2.311 % en el precio de la divisa estadounidense que ubica el nuevo salario mínimo en 30 dólares mensuales.

May 02, 2018 | Actualizado hace 2 años

 

Las manos se van a la cabeza y lo primero que se te viene a la mente es “coñ.. de su mamá”. Sin duda Venezuela es el único país en el mundo en donde los decretos presidenciales de aumento salarial no alegran sino que preocupan, pues con ese nuevo salario mensual no alcanza ni para comprar un kilo de carne y uno de arroz, que rindiéndolo, alcanzaría para comer dos veces en una familia de cuatro personas.

El régimen, con ese descaro que lo caracteriza, dice que el incremento es del 95%, pero en realidad son 2.7 dólares mensuales lo que a partir de ahora ganará un trabajador venezolano; claro, calculándolo en la tasa de cambio que está prohibido nombrar; y no a la tasa oficial DICOM, que resulta ser es un dólar inexistente, o mejor dicho real para enchufados y transacciones del gobierno.  

Venezuela es el primero en la lista de países del continente que tiene el sueldo mínimo más bajo, al dólar que lo pongan o comparen no llega a 40$; luego están las naciones cuyos salarios se ubican por encima de los 250$, como por ejemplo Perú, economía que pese a la inestabilidad política va mejorando día a día; finalmente los que se ubican en el renglón entre los 335$ y los 371$ son Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Bolivia y Chile.

¿Qué nos pasó? Evidentemente el modelo atrasado socialista, donde ganan unos pocos y se empobrece a la mayoría, aplicado en estos 18 años es la razón principal de esta crisis que viene adormeciendo y  poniendo a sobrevivir a esa gran mayoría que aún sigue en el país; y de los cuales muchos de ellos sortean la crisis gracias a las remesas en moneda extranjera o cajas de comida y medicinas que reciben de familiares y amigos que huyeron al extranjero.

El lunes 30 de abril de 2018 pasará a la historia como el día del aumento de la preocupación; además fue increíble ver periodistas con preguntas complacientes para el señor Nicolás en esa rueda de prensa donde le anunció a los venezolanos ese aumento de salario que no alcanza ni para comprar un pollo, ni un cartón de huevos, mucho menos un kilo de carne. Preguntas como: ¿Tendrá iniciativas como esas después del 20 de mayo?, fecha de las elecciones presidenciales, o si darán otros bonos en la tarjeta electrónica; refleja la desconexión de los colegas con la realidad, ¿será que ganan en dólares?, respeto la libertad de prensa y el trabajo de mis colegas, pero no estamos en una situación normal para hacer esas preguntas tan entreguistas.

Ese aumento salarial, no será suficiente para usarlo como bandera en la campaña electoral y eso lo saben los venezolanos, aumentaron la inflación, la pobreza, la desesperanza, el desempleo, la falta de oportunidades, la diáspora y la ganas de salir corriendo sin dejar de señalar que cuando se dé la reconversión monetaria de millones bajaremos a miles al menos que cambien nuevamente la seña y prefieran aplicar la economía del ex presidente peruano, Alan García, en su primer gobierno, en donde todo fue llevado a millones para que la gente tuviera la sensación que era millonario.

Esperemos que no sólo se proteste en Miraflores por la falta de agua sino también por la comida, el alto costo de la vida y la miseria.

¿Que si vamos rumbo a Cuba? diría que no; el chofer decidió cambiar la ruta y llevarnos a Zimbabwe.

 

@edwardr74