Andorra archivos - Runrun

Andorra

La embajadora de Venezuela en Londres ocultó cuatro millones en Andorra

 

 

LA EMBAJADORA DE VENEZUELA EN EL REINO UNIDO, Rocío del Valle, ocultó desde 2012 cuatro millones de dólares (3,5 millones de euros) en Andorra, un país blindado hasta 2015 por el secreto bancario. “Los fondos [de Del Valle] tienen su origen en la corrupción de Venezuela”, sostiene un informe al que ha tenido acceso EL PAÍS de la Unidad de Inteligencia Financiera de Andorra (UIFAND).

La diplomática justificó el pasado septiembre ante una juez del pequeño principado pirenaico que su dinero en Andorra procedía de la venta de los derechos de una herencia en Venezuela.

Del Valle movió el capital bajo sospecha a través de cuatro cuentas en la Banca Privada d’Andorra (BPA). Y se sirvió de una estructura de “sociedades instrumentales” creadas en Panamá por el propio banco para transferir su caudal económico, según la Uifand.

La diplomática cobró entre julio y noviembre de 2012 en la entidad andorrana cuatro millones de dólares de un testaferro del empresario venezolano de los seguros Diego Salazar, primo de Rafael Ramírez, exministro de Energía del país latinoamericano y hombre fuerte de los gobiernos del expresidente Hugo Chávez (1999-2013).

La embajadora de Venezuela en Londres ocultó cuatro millones en Andorra

 

A los exviceministros de Energía de Venezuela, Nervis Villalobos y Javier Alvarado, se les atribuye blanqueo de capitales en establecimiento bancario y pertenencia a una red que cobró entre 2007 y 2012 sobornos de empresas

Un juzgado de Andorra ha procesado este jueves a 28 personas, entre las que figuran los exviceministros de Energía de Venezuela Nervis Villalobos y Javier Alvarado. Se les atribuye blanqueo de capitales en establecimiento bancario y pertenencia a una red que cobró entre 2007 y 2012 sobornos de empresas que fueron agraciadas después con millonarias adjudicaciones de la petrolera, según fuentes próximas a la causa consultadas por EL PAÍS.

La trama escondió el botín de sus comisiones ilegales a 7.400 kilómetros de Caracas, en los depósitos de la Banca Privada d’Andorra (BPA).

La magistrada andorrana Canòlic Mingorance ha encausado también a Diego Salazar, primo del que fuera ministro de Energía, presidente de PDVSA y exembajador en la ONU, Rafael Ramírez; al ejecutivo de la petrolera Francisco Jiménez Villarroel; y al exabogado de la compañía Luis Carlos de León Pérez.

El magnate venezolano de los seguros Omar Farías aparece también entre los procesados junto al gestor de negocios de Diego Salazar, Luis Mariano Rodríguez Cabello, y al apoderado de Salazar, José Luis Zabala.

Integrada por exdirigentes chavistas y funcionarios de la poderosa firma estatal, -una mole que produce 1,6 millones de barriles al día-, la maquinaria cobró comisiones de más del 10% a empresas, especialmente chinas, que después resultaban agraciadas con contratos de PDVSA, tal y como reveló este periódico.

*Vea la nota completa en El Pais.es
TSJ solicita extradición de testaferro de Diego Salazar y de empresario vinculado al caso Andorra

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), a través de la Sala de Casación Penal, declaró procedente la solicitud de extradición activa al Reino de España de dos venezolanos señalados por casos de corrupción: Luis Mariano Rodríguez Cabello, una de las fichas de Diego Salazar, primo del exministro de Petróleo y expresidente de PDVSA, Rafael Ramírez; y de José Ramón Sánchez Rodríguez, quien presuntamente ayudó a lavar dinero del Estado por medio de la Banca Privada d’ Andorra (BPA).

De acuerdo con la nota de prensa del máximo tribunal, la petición se hizo para que tanto Rodríguez Cabello como Sánchez Rodríguez sean sometidos a un proceso penal en Venezuela por la presunta comisión de los delitos de corrupción y tráfico de influencias, así como de legitimación de capitales y asociación para delinquir.

Rodríguez Cabello está señalado de ser el testaferro de Diego Salazar, el polémico primo de Rafael Ramírez que presuntamente amasó su fortuna al manejar los contratos de seguros y reaseguros de Pdvsa. Fue detenido en diciembre pasado por blanquear capitales a través de una red que manejó fondos estimados en más de 2.000 millones de dólares entre 2011 y 2012, luego de pedir sobornos a empresas chinas para presentarlas en licitaciones de proyectos de energía.

A Sánchez Rodríguez, de 68 años, lo detuvieron esta semana funcionarios de la Interpol en Madrid, España, luego de haber estado solicitado con notificación roja por el Juzgado Sexto de primera Instancia en Funciones de Control del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas por los delitos mencionados.

Según las autoridades venezolanas, Sánchez Rodríguez estaba residenciado en la capital española y presidía una organización que, en alianza con empresas panameñas, se dedicaba a abrir cuentas bancarias en la BPA para blanquear más de 400 millones de dólares proveniente de contratos fraudulentos.

Las autoridades del Principado de Andorra intervinieron este banco en marzo de 2015 en el marco de una investigación por blanqueo capitales. Estados Unidos había denunciado que esta institución financiera fue empleada por bandas criminales para lavar fondos.

La nota de prensa del TSJ asegura que las autoridades venezolanas asumen el compromiso de que ambos venezolanos serán juzgados con las debidas garantías consagradas en la Constitución del país “relativas al principio de no discriminación; prohibición de desaparición forzada de personas; debido proceso; derecho a la integridad física, psíquica y moral; prohibición de ser sometido a penas, torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes; derecho a un sistema penitenciario que asegure su rehabilitación y que no podrán ser juzgados por otros hechos distintos a los señalados en las solicitudes de extradición, cometidos con anterioridad a cada solicitud”.

Diego Salazar y un grupo de exviceministros tenían un

La trama investigada por saquear 2.000 millones de euros de la compañía estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) urdió un plan para continuar haciendo caja después de que una jueza de Andorra abriera una causa por blanqueo en 2012.

Dos semanas después de que la magistrada Canòlic Mingorance ordenara el bloqueo de las cuentas bancarias de la red en Andorra, sus cabecillas diseñaron un plan B para seguir cobrando comisiones en otros paraísos fiscales, según la documentación a la que ha tenido acceso EL PAÍS.

El grupo, integrado por exviceministros del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), maniobró en diciembre de 2012 para que compañías chinas agraciadas por las adjudicaciones de PDVSA abonaran comisiones en Panamá.

La organización contó para diseñar su nueva arquitectura financiera con el asesoramiento de un alto ejecutivo de la Banca Privada d’Andorra (BPA). El directivo ofreció a los investigados abrir cuentas en Panamá. Dijo que así sortearían los exámenes de compliance, el radar de los bancos que vela para prevenir el blanqueo de capitales.

Diego Salazar, un empresario venezolano que logró contratos millonarios de compañías chinas beneficiadas por PDVSA gracias presuntamente a su primo Rafael Ramírez, exministro de Energía y hombre fuerte de los gobiernos de Chávez, encontró en la dirección de la BPA un aliado.

Pablo Laplana, que en 2012 era director de la división internacional de la BPA, ofreció a Salazar que las empresas asiáticas beneficiadas por los contratos de la petrolera venezolana pagaran sus comisiones en un banco de la entidad andorrana en Panamá.

Conversaciones telefónicas grabadas por la Policía de Andorra demuestran cómo, pese al bloqueo de las cuentas en Andorra, responsables del banco del pequeño país pirenaico ayudaron a los investigados a mantener engrasada la maquinaria de cobro de comisiones.

El que fuera mano derecha y director financiero de Salazar, Luis Mariano Rodríguez, llamó el 14 de diciembre de 2012 al directivo de la BPA Pablo Laplana, Le explicó que los empresarios chinos no podían seguir pagando en cuentas bloqueadas.

Continua leyendo la investigación de El País

Justicia de Andorra investiga a 35 personas vinculadas a Pdvsa

La Justicia de Andorra reclamó a las autoridades de Venezuela el organigrama de la compañía estatal Petróleos de Venezuela S. A. (Pdvsa) y de sus filiales. La petición se enmarca en la investigación que desarrolla el país europeo para desentrañar el cobro de 2.000 millones de euros en comisiones ilegales que el gigante petrolero pagó a funcionarios y empresarios próximos al chavismo entre 2007 y 2012.

 

andorra 1513189655_511418_1513190506_sumario_normal_recorte1

 

La jueza de Andorra Canòlic Mingorance remitió también a Venezuela una lista de 35 personas, en su mayoría ex altos directivos de la compañía, para conocer con exactitud sus cargos, responsabilidad, competencia o relación con esta empresa pública, la principal del país.

Respecto a las filiales de la petrolera, la magistrada quiere conocer con precisión cuáles eran cien por cien de Pdvsa para determinar si se trata de fondos públicos o privados.

Mingorance investiga a varios expresidentes y altos directivos de la compañía durante la etapa de Gobierno de Hugo Chávez (1999-20013) que depositaron 2.000 millones de euros en la Banca Privada d´Andorra (BPA). El país pirenaico permaneció blindado hasta el año pasado por el secreto bancario.

“Para entender el sistema de corrupción es necesario determinar cuál era la ocupación y la responsabilidad de la persona sobornada”, justifica la jueza, que afirma que los 2.000 millones de euros que transitaron por la BPA “provendrían de la corrupción en el marco de pagos de comisiones ilegales a través de PDVSA y otras corporaciones públicas como la Corporación Eléctrica S. A. (Corpoelec Electricidad de Caracas)”.

Los pagos de los presuntos sobornos se abonaron entre 2007 y 2012 en Andorra, un país de 78.000 habitantes a 7.400 kilómetros de Caracas. El dinero circuló por una compleja telaraña de 37 cuentas a nombre de sociedades panameñas. Los fondos saltaron después desde El Principado a paraísos fiscales como Suiza o Belice, según las pesquisas policiales.

Entre los 35 nombres de la lista de la juez de Andorra, se encuentran Nervis Villalobos, exviceministro de Energía y Petróleo encargado del suministro de electricidad entre 2001 y 2006; Javier Alvarado, exviceministro de Energía y expresidente de Corpoelec, la eléctrica estatal; y Diego Salazar, primo de Rafael Ramírez, exministro de Energía, expresidente de PDVSA y representante hasta el pasado diciembre del Gobierno de Nicolás Maduro en la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Salazar fue detenido por las autoridades venezolanas y la fiscalía de ese país está investigando a Villalobos y Alvarado por distintos delitos de corrupción, blanqueo y asociación ilícita vinculados a Pdvsa.

Mingorance afirma que los investigados “aprovechándose de su influencia en los círculos de poder, organizaron un sistema de comisiones en relación con los contratos públicos de la empresa Pdvsa que comportaba que las empresas que accedían a las licitaciones se veían obligadas a contratar con su entramado para poder conseguir las adjudicaciones, cobrando millones de euros los implicados por asesoramiento, a menudo verbales, en contrapartida por sus gestiones donde el pago era imprescindible para acceder a los mercados públicos de Pdvsa y sus filiales”.

Los 1.347 millones del exviceministro

El auto de la jueza andorrana, fechado el pasado febrero, asegura que Villalobos manejó 11 sociedades panameñas en la BPA por las que circularon 1.347 millones, “con la única justificación de facturas poco detalladas que se hacían entre ellas mismas”.

La magistrada afirma que la estructura societaria “estaría ideada para ocultar el origen y propietario de los fondos” y destaca que salvo en la titularidad de la sociedad Trismas Foundation, en todas las demás cuentas vinculadas a las sociedades panameñas, figuraba el gestor del banco Pablo Laplana.

Villalobos, cliente de la BPA desde 2007, fue detenido en Madrid el pasado octubre por una causa distinta a petición de EE. UU., que ha reclamado su extradición. También, figura como investigado en un juzgado de la Audiencia Nacional por presuntos sobornos de la ingeniería asturiana Duro Felguera.

 

Un alto cargo del Gobierno de Venezuela ocultó en 2011 fondos en Andorra, un país entre España y Francia blindado hasta el pasado año por el secreto bancario. El vicepresidente de la compañía estatal Bolivariana de Puertos (Bolipuertos), Elisaul Yépez, abrió en julio de 2011 una cuenta en la Banca Privada d’Andorra (BPA), según documentos confidenciales de esta entidad a los que ha tenido acceso el diario español EL PAÍS.

Yépez justificó a la BPA la necesidad de disponer de una cuenta en el pequeño país europeo para cobrar supuestas “deudas por servicios prestados en el área aduanera”.

Sin embargo, el vicepresidente de Bolipuertos utilizó el banco andorrano para ingresar en mayo de 2012 un total de 600.000 dólares (487.646 euros). La transferencia fue ordenada por una sociedad controlada por el que fuera jefe de los espías de Hugo Chávez (1999-2013), Carlos Luis Aguilera.

La Fiscalía Anticorrupción española investigó en 2015 a Aguilera por un presunto delito de blanqueo de capitales. El exjefe de la inteligencia venezolana habría recibido supuestamente sobornos por mediar para que cuatro empresas españolas consiguieran en 2008 la adjudicación de la modernización de la Línea 1 del Metro de Caracas, según las pesquisas.

 

Contrato de apertura de cuenta en la Banca Privada d'Andorra (BPA) del vicepresidente de Bolipuertos, Elisaul Yépez.
Contrato de apertura de cuenta en la Banca Privada d’Andorra (BPA) del vicepresidente de Bolipuertos, Elisaul Yépez. EL PAÍS

Pese a que solo hay constancia de que Yépez ingresó 600.000 dólares en Andorra entre 2011 y 2014, las aspiraciones financieras del alto cargo de Nicolás Maduro fueron más ambiciosas. El directivo dejó constancia en un formulario del banco fechado en julio de 2011 de su intención de ingresar 2,5 millones de dólares (2 millones de euros) y de transferir 500.000 dólares (407.000 euros) cada tres meses, según documentos internos de la entidad andorrana.

 

Turismo y algo más: Andorra por Laureano Márquez

Andorra

 

Mucha gente en estos días se estará preguntando: ¿qué es Andorra? Es un pequeño país. Tan pequeño que solo tiene bancos. En Andorra nada es lo que parece, porque aunque es un principado -esto es, un Estado gobernado por un príncipe-, no hay un príncipe sino dos y tampoco son príncipes: uno es obispo de Francia y otro el presidente de Urgel, perdón, no, al revés, es que en Anrredo todo se andorra. El nombre oficial  Principat D’Andorra, porque el catalán es su lengua oficial. Ya se sabe que los catalanes tienen fama de ahorrativos. Está ubicada Andorra en los Pirineos, entre España y Francia (o entre Cataluña y Francia si es usted catalanista extremo). Tiene 78.264 habitantes y tres señoras embarazadas. Nunca ha acuñado moneda porque estas siempre vienen de fuera, por carretera y de noche.

Cuenta con  un primer ministro, que ejerce el poder ejecutivo y también un parlamento unicameral cuyos diputados pueden reunirse libremente e incluso legislar (¿no es increíble?). Es un principado democrático. Sin embargo, como hecho curioso,  en 1934 hubo una suerte de “golpe de Estado”: a un ruso que pasaba por el lugar, Borís Mijáilovich Skósyrev Mavrusov, le dio por proclamarse rey con el nombre de Boris I. Nadie le hizo mucho caso, los andorranos dijeron:“¡bo, si això el fa feliç!” y siguieron su vida de lo más tranquilos. Sin embargo, el obispo de Urgel intervino y organizó una gran invasión y entró al principado con cuatro guardias civiles y un sargento que pasaba por allí. Encontraron al rey tomando café y se lo llevaron esposado a España donde le fue aplicada la Ley de vagos y maleantes, luego de trece días de reinado.

En Andorra hay apenas cinco bancos, sin embargo nunca se forman colas, porque la atención es personalizada. Los depósitos suelen ser en efectivo y en billetes de 500 euros. De hecho, una cuarta parte de los billetes de esa denominación de toda Europa se encontraban allí.  Los depositantes suelen llevar sus propias máquinas contadoras de billete y aun así se recalientan casi siempre. Los bancos –por brindar un mejor servicio- cuentan con gran cantidad de enchufes, para facilitar el trabajo a sus clientes. Las operaciones no se registran por escrito porque todos los cajeros tienen excelente memoria. El delito fiscal no existe en las leyes de ese país ya que no cuentan con Fiscal General.

Para algunos venezolanos notables, Andorra es un auténtico paraíso, por su agradable temperatura durante todo el año, por sus paisajes de bosques templados, sus numerosos lagos y montañas que permiten esconderse un poco de las angustias cotidianas. Si piensa viajar a Andorra e incluso pasar una temporada allí, todo viajero debe recordar que Andorra no tiene puerto ni aeropuerto, lo que obliga a llegar al país por carretera desde Francia o desde España y ambos países forman parte de la Comunidad europea, como hecho a tener en cuenta.

Bueno, hasta aquí esta crónica sobre Andorra en nuestra sección “turismo y algo más”. El “algo más” se los debo, pero Internet es una maravillosa herramienta de búsqueda, casi tan maravillosa como Andorra.

¡Bon viatge!

 

@laureanomar

Gobernador Rafael Lacava niega haber ocultado fondos en Suiza y Andorra

lacava

 

El gobernador venezolano de Carabobo, Rafael Lacava, dijo este jueves que es falso que haya ocultado dinero en Suiza y Andorra, pequeño estado fronterizo entre España y Francia, por intermediar para la construcción de una refinería, tal y como indicó el diario español El País.

“Ayer leí una información en un periódico de Madrid que busca manchar mi reputación y lo que hago por mi país y por mi estado. Dichas aseveraciones son falsas y sin prueba alguna que me vinculen a tal señalamiento y repito, obedecen a que estamos avanzando en hacer de Carabobo un mejor estado”, dijo Lacava en Twitter.

El también militante del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) aseguró en otro mensaje que no serán los montajes ni las patrañas los que hagan retroceder su compromiso con la población de Carabobo y su país.

Este miércoles El País indicó que el gobernador manejaba en mayo de 2009 una cuenta en la Banca Privada de Andorra (BPA), según información de esta entidad a la que tuvo acceso el periódico.

El gobernador participó en 2009 en Suiza en una Sociedad de Inversión de Capital Variable (SICAV), un instrumento al que recurren las grandes fortunas para pagar menos impuestos, según la BPA.

 

 

Lacava intentó mover en 2009 los honorarios que cobró presuntamente de una empresa por supuestos “servicios de intermediación” por la construcción de una refinería de petróleo, según los datos de la entidad financiera que publica el periódico español, aunque no precisa la cifra.

Para camuflar el rastro del dinero, según el banco y siempre según el rotativo, el político venezolano recurrió a una compleja estructura mercantil: colocó tras su cuenta de Andorra una sociedad (Iberoamerica Assets Corporation) y, tras ella, un testaferro.

La unidad interna antiblanqueo del banco, tras sus pesquisas, descubrió que el titular de la cuenta era Lacava, gobernador desde 2017 y antes alcalde de Puerto Cabello, en Carabobo.

Este mismo periódico ya informó en otras ocasiones de movimientos de dinero de dirigentes venezolanos en la banca andorrana.