El Pais ES, autor en Runrun

El Pais ES

Italia registra 133 nuevos muertos por coronavirus en un día
Además, siete nuevos fallecimientos en Madrid, Zaragoza y en el País Vasco elevan a 17 los fallecidos en España
Madrid restringe las visitas a las residencias de ancianos en toda la región

Italia, cuyo Gobierno ha decretado esta madrugada el aislamiento de unos 16 millones de personas por la epidemia en Lombardía y otras 14 provincias, registra ya 366 muertos y 7.357 contagiados por el virus, de los que se han recuperado 622, mientras que otros 650 están en cuidados intensivos. Se trata de un aumento considerable, ya que este sábado los fallecidos eran 233 y los infectados, 5.883.

En España, siete personas con la enfermedad han muerto este domingo en Madrid (3), Zaragoza (1) y en el País Vasco (3), por lo que ya son 17 los fallecidos en el país. Con los nuevos positivos confirmados por las comunidades, que se suman al último balance ofrecido al mediodía por Sanidad, el total de contagios se eleva a 669.

Fernando Simón, director del Centro de Emergencias y Alertas Sanitarias, ha tranquilizado a la población: “No podemos pensar en una transmisión descontrolada”. Junto a él ha comparecido el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que ha asegurado que hay “personal y recursos suficientes” para combatir esta crisis y ha pedido a aquellas personas que presenten síntomas relacionados con el coronavirus que “no acudan a las manifestaciones”.

La atención se concentra, han detallado Illa y Simón, en Madrid, La Rioja y País Vasco. Además, la Comunidad de Madrid, que ya cerró esta semana los centros de jubilados de toda la región, ha limitado las visitas a las residencias de mayores a las “estrictamente necesarias”. En el cómputo global, se han superado los 106.000 contagios, de los que China concentra un 80%. 

Fuente: El País.

Italia confirma 6 muertos y 229 infectados por Coronavirus

La muerte este lunes de tres personas en Italia por el coronavirus ha elevado a 6 la cifra de fallecidos, donde también se ha confirmado que hay 229 contagiados repartidos por cinco regiones (Lombardía, Véneto, Piamonte, Emilia Romaña y Lacio).

La ´víctima era una paciente oncológica fallecida en Crema (Lombardía).

La extensión de la enfermedad por Italia, cuya forma de llegada al territorio no está clara, ha llevado a suspender las clases en todos los niveles educativos en el Norte y a que el Gobierno haya adoptado medidas inéditas para intentar contener la enfermedad, como la prohibición de la entrada o la salida de las zonas de los focos de contagio o la suspensión de las actividades laborales y manifestaciones.

Las principales bolsas europeas han abierto la semana a la baja con caídas superiores al 2%, y más del 4% en Milán, lastradas por la evolución de la enfermedad.

Las autoridades chinas, por su lado, han informado de 150 nuevas muertes (cerca de 2.600 en total) y han prohibido “completamente” y de forma inmediata el comercio y el consumo de animales salvajes.

Corea del Sur ha confirmado dos nuevas víctimas y 161 casos más de contagio, lo que eleva la cifra a siete fallecidos y 833 afectados en el país asiático. En Irán ya son 50 los fallecidos.

Ataque de EEUU contra Irán dispara precios del petróleo y el oro
Tras el ataque ordenado por Trump donde resultó muerto el general iraní, Qasem Soleimani el barril del Brent subió 4,4% (a $66,25)  mientras que la onza de oro se elevó 1,3% (a $1.559) en comparación al día anterior
Las principales Bolsas europeas acusan el ataque de EE UU contra el militar iraní y los inversores apuestan por valores refugio como el oro 

El anuncio este viernes de la muerte en Bagdad del general iraní Qasem Soleimani, en un ataque con drones de Estados Unidos, ha provocado una fuerte subida del precio del petróleo y de los valores considerados refugio por los inversores, como el oro, el yen japonés o el franco suizo. El precio del barril de petróleo Brent, el de referencia para Europa, ronda los 68,64 dólares, frente a los 66,25 del cierre de la sesión del jueves, lo que supone un aumento del 3,6%.

En el caso del petróleo Texas, de referencia para EE UU, el precio del barril aumenta alrededor de un 3,5% en el inicio de la sesión en Estados Unidos, hasta los 63,36 dólares, frente a los 61,06 del cierre del jueves.

El oro registra en esta jornada su mayor subida de los últimos cuatro meses, al cotizar la onza a 1.549 dólares, un 1,3% más que la jornada anterior. El yen japonés y el franco suizo, otros de los valores considerados refugio para los inversores en momentos de incertidumbre, registran este viernes su valor más alto en dos y cuatro meses, respectivamente.

La geopolítica vuelve a estar encima de la mesa y eso es algo que tendrá importantes implicaciones sobre la mayoría de los activos”, asegura en una nota Salman Ahmed, jefe de estrategia de inversión de Lombard Odier.

 

“El riesgo geopolítico puede verse exacerbado porque la Administración de Donald Trump, hasta ahora reticente a responder, ha aumentado las apuestas. El riesgo de confrontación directa entre EE UU e Irán puede ser pequeño, pero está aumentando. Como poco, el riesgo de represalia iraní se extiende por toda la región. Como siempre, la carta más peligrosa en Oriente Próximo es quién se involucre en la confrontación”, defiende David Lafferty, jefe de estrategia de mercados de Natixis en una nota.

Los mercados europeos cotizan este viernes a la baja después de inaugurar 2020 con avances de más del 1%. Las principales Bolsas europeas reflejan el temor de los inversores a un enfrentamiento abierto entre EE UU e Irán. La de Fráncfort se deja casi un 2% (1,8%) a media sesión, mientras que Milán baja el 1,24%; Madrid, el 0,99%; París, el 0,70%; y Londres, el 0,68%.

Wall Street también inició el nuevo año con récord en sus tres principales indicadores. Una tendencia positiva que se ha roto tras el ataque estadounidense contra Soleimani.

El Gobierno estadounidense ha defendido que el ataque que ha concluido con la muerte del general iraní se ha realizado “para proteger al personal estadounidense en el extranjero”. El Pentágono, que ha especificado que ha sido el presidente, Donald Trump, quien ha lanzado la operación, ha afirmado en un comunicado que Soleimani “estaba desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos estadounidenses en Irak y en toda la región”.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, ha amenazado a EE UU con una “dura venganza” por la muerte del general Soleimani, y ha declarado tres días de luto en el país.

Cailin Birch, economista de The Economist Intelligence Unit, sostienen que los mercados temen sobre todo “un conflicto más amplio”. “La importancia deriva menos de la pérdida potencial de los suministros de petróleo iraní  que del riesgo de que se pueda desencadenar un conflicto más amplio que arrastre a Irak, Arabia Saudí y a otros”, dijo en declaraciones a AFP. “También existe un riesgo significativo de que Irán lance un ataque selectivo contra barcos estadounidenses en la región, lo que podría interrumpir los flujos de petróleo en el mar y hacer que los precios sigan aumentando”, añadió.

Evacuados el embajador y personal diplomático de EE UU en Bagdad por el asalto a la legación
Miles de personas se manifiestan ante la Embajada estadounidense para condenar el bombardeo llevado a cabo por Washington que dejó 25 muertos el domingo

Al grito de “muerte a América”, miles de manifestantes y milicianos han atacado este martes el complejo de la Embajada de Estados Unidos en Bagdad, para condenar los bombardeos de Washington en la frontera sirioiraquí contra una facción proiraní a la que acusa de atentar en repetidas ocasiones contra intereses norteamericanos en Irak.

Los ataques aéreos dejaron en la noche del domingo al menos 25 combatientes iraquíes muertos y 51 heridos y han provocado una ola de indignación en el país árabe que ha dejado en segundo plano la rebelión espontánea contra la clase política y su principal mentor, Irán, reavivando también el sentimiento contra la presencia estadounidense.

Los manifestantes no han entrado en los principales edificios de la Embajada, pero han atravesado temporalmente los puestos de control que normalmente restringen el acceso a la zona verde de alta seguridad, donde está la legación diplomática. Han lanzado piedras y objetos, y amenazan con acampar indefinidamente junto al perímetro del complejo. Los manifestantes han quemado banderas estadounidenses y arrancado las cámaras de seguridad, después de que las fuerzas especiales de seguridad de Irak se desplegaron delante de las puertas del edificio para impedir la entrada. El embajador y parte del personal diplomático han sido evacuados de la Embajada, según han explicado a la agencia Reuters dos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores iraquí. Dentro del edificio, según una fuente oficial, quedan miembros del personal de seguridad.

El presidente Donald Trump ha reaccionado con furia al asalto, acusando a Irán de orquestar el ataque y conminando a Irak a proteger la Embajada.

Irán asesinó a un contratista estadounidense e hirió a varios. Hemos respondido con fuerza, y así lo haremos siempre. Ahora Irán está orquestando un ataque a la Embajada de Estados Unidos en Irak. Se les hará responder plenamente por ello. Además, esperamos que Irak utilice sus fuerzas para proteger la Embajada y así se lo hemos notificado”, ha tuiteado el presidente desde su residencia vacacional de Mar-a-Lago, en Florida.

 

Al penetrar en las instalaciones de la sede diplomática, los manifestantes han quemado parte del muro que las rodea, así como algunas cabinas y torres de vigilancia. Han irrumpido en una zona de recepción, derribando puertas fortificadas y cristales blindados, según The Washington Post, y le han prendido fuego. Los guardias de seguridad de la legación están intentando dispersarlos con gases lacrimógenos, según constató un fotógrafo de Efe e informa Reuters. Además, el personal de seguridad de la legación ha lanzado granadas aturdidoras para tratar de dispersar a los manifestantes, según Reuters. Soldados estadounidenses se pueden ver en azoteas del recinto y cercanas, según Associated Press, pero no han disparado.

Los manifestantes van vestidos con el uniforme de combatientes de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), una coalición de paramilitares dominada por facciones chiíes proiraníes a la que pertenecen las Brigadas de Hezbolá, la facción atacada en los bombardeos estadounidenses del pasado domingo. El líder de las FMP —también conocidas como Hashd Al Shaabi—, Qais al-Khazali, y otros dirigentes milicianos se han sumado a esta movilización, en la que se han ondeado banderas de las Brigadas de Hezbolá como gesto de apoyo a este partido-milicia, considerado organización terrorista por la UE y Estados Unidos. “Los estadounidenses no son bienvenidos en Irak. Son una fuente de maldad y queremos que se vayan”, ha dicho a Reuters al-Khazali. Las FMP son una coalición de milicias —muchas de ellas apoyadas por Irán— formada para luchar contra el Estado Islámico (ISIS, en sus siglas inglesas) y que ahora está integrada en las fuerzas de seguridad iraquíes.

A la manifestación también ha acudido el número dos de las FMP, Yamal Yaafar Ibrahimi, conocido como Abú Mahdi al Muhandis, según Reuters.

Los incidentes desatados tras los bombardeos estadounidenses constituyen la más grave crisis política en años para Estados Unidos en Irak, y suponen un importante revés en las relaciones entre Washington y Bagdad, que amenaza con minar la influencia de la potencia norteamericana en la región. Así lo indica la airada reacción del Gobierno iraquí al ataque estadounidense y la aparente decisión, al menos tácita, de permitir el acceso de los manifestantes a la que constituye la zona más protegida de la capital. Las fuerzas de seguridad iraquíes no impidieron el paso de los asaltantes cuando se dirigían a la zona fortificada después del funeral celebrado por los muertos en el ataque estadounidense, dejándoles pasar por un control de seguridad.

Los bombardeos, que Washington ordenó en represalia por la muerte la semana pasada de un contratista estadounidense en un ataque con cohetes contra una base en Irak, han azuzado el sentimiento antiestadounidense. El ataque que terminó con la vida del contratista no fue reivindicado por ninguna milicia, pero Estados Unidos, que ya había sufrido múltiples ataques contra sus intereses en Bagdad por los que prometió una respuesta firme, lo achacó a la facción chií de las Brigadas de Hezbolá. La escala de la respuesta estadounidense —cinco bombardeos en Irak y Siria con 25 muertos y medio centenar de heridos— suscitó la condena casi unánime en Irak.

Las autoridades políticas y religiosas condenaron la acción, que calificaron de “violación de la soberanía iraquí”. Por su parte, el prominente clérigo chií Muqtada al Sadr aseguró este lunes en un comunicado que está dispuesto a “expulsar” a EE UU de Irak “por medios políticos y legales” y, para ello, pidió colaboración entre instituciones y partidos políticos.

Erdogan anuncia el inicio de la ofensiva militar contra los kurdos en Siria

TURQUÍA HA LANZADO ESTE MIÉRCOLES una ofensiva militar sobre la milicia kurda en el norte de Siria —días después de que las tropas de Estados Unidos se retiraran de la zona— con ataques aéreos apoyados por artillería contra posiciones cercanas a la localidad fronteriza de Ras al Ain.

A las cuatro de la tarde, hora turca (15.00 en la España peninsular), el Ejército de Turquía recibió la orden de ataque y sus aviones comenzaron a bombardear objetivos de las milicias kurdas. “Las Fuerzas Armadas Turcas, junto con el Ejército Nacional Sirio [rebeldes anteriormente vinculados al Ejército Libre Sirio] lanzaron la Operación Manantial de Paz contra los terroristas del PKK-YPG y el Daesh [Estado Islámico] en el norte de Siria”, anunció el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en un mensaje de Twitter.

Los cazas turcos bombardearon las poblaciones de Ras al Ain, Tal Abyad y Qamishlo, situadas justo frente a la frontera turco-siria, y las televisiones turcas mostraron imágenes de columnas de humo elevándose sobre ellas. Los ataques aéreos fueron apoyados por bombardeos de artillería. Según Turquía, los objetivos son bases y depósitos de armas de las Unidades de Protección Popular (YPG) y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), las fuerzas militares de los kurdos de Siria a las que Ankara acusa de terroristas por sus estrechos vínculos con el PKK, grupo armado que atenta en Turquía desde 1983.

El profesor de Relaciones Internacionales y experto en tácticas de aviación militar Ragip Kutay Karaca explicó en declaraciones a la cadena CNN-Türk que este tipo de ataques está destinado a “ablandar” la eventual resistencia de las fuerzas enemigas, en anticipación de una invasión terrestre. Cientos de tanques y blindados del Ejército turco esperan en diversos puntos de la frontera la orden de penetrar en territorio sirio. Las fuerzas de infantería las aportará el llamado Ejército Nacional Sirio, nuevas siglas bajo las que se han agrupado una serie de facciones de los rebeldes sirios afines a Ankara.

Se prevé que el ataque terrestre se produzca en el territorio que se extiende entre las localidades de Tel Abyad y Ras al Ayn, puesto que la zona más plana de la frontera y hay más población árabe, que se cree más favorable a las políticas turcas que la población kurda.

 

*Vea la nota completa en ElPais.es

Brasil acelera programa para repartir a los venezolanos por su territorio

EL PORTUGUÉS CON ACENTO español de Venezuela ha llegado a la gran capital de la Amazonia. Es fácilmente reconocible entre quienes ofrecen botellas de agua en la plaza principal de Manaos bajo un calorazo que solo amaina de madrugada y entre los camareros de restaurantes o heladerías. Pero el español se oye sobre todo en el entorno de la estación de autobús, donde la venezolana Andreina Márquez, de 40 años, y varias decenas de compatriotas asaban recientemente unos pescados para comer. El creciente desembarco de migrantes venezolanos en Manaos es, en parte, fruto de los esfuerzos de las autoridades brasileñas para repartirlos por el territorio y aliviar las tensiones al norte de Manaos, en la región donde está el único paso fronterizo entre ambos países. Casi 15.000 personas han sido repartidas entre 250 municipios de prácticamente todos los estados.

Niusarete Lima, asesora del Ministerio de Ciudadanía, que coordina todos los ministerios, las entidades estatales y de la sociedad civil, explica cómo funciona este programa en el que participan Acnur y la Organización Internacional de las Migraciones (OIM): una vez los migrantes reciben su documentación y con ello acceso a todos los servicios públicos, las autoridades seleccionan a los migrantes más vulnerables -“una mujer sola con hijos o una persona mayor siempre tendrá preferencia sobre un varón joven”– y negocian con los servicios sociales municipales, estatales, con empresas… para encontrarles un destino. No es fácil porque la demanda supera a la oferta, explica esta funcionaria que trabaja desde el inicio en este programa de la interiorización, que el presidente Jair Bolsonaro heredó de su predecesor. Destaca una ciudad del interior, Dourados; con más de 1.000 acogidos para trabajar en la industria, está solo por detrás de la metrópoli São Paulo.

Como Brasil tiene más de 6.000 municipios, “si cada uno acogiera a una familia, ni se notaría”, recalca Lima, mientras se afana por implicar a más municipios para satisfacer las necesidades actuales (y quién sabe si futuras). Porque unos salen pero llegan otros. Unos 7.000 migrantes están acogidos en albergues de Boa Vista y Pacaraima, una operación en la que participa el Ejército. Dos de los refugios son específicos para los indígenas Warao, con los que comenzó el éxodo a Brasil. “Necesitamos tener canales (para repartirlos) por si la situación se agrava”, dice la asesora.

Por eso, además de la tradicional reunificación con parientes ya instalados en otras ciudades, han estrenado la reunificación social, con amigos asentados, y también identifican empresarios que buscan empleados y facilitan entrevistas de trabajo con migrantes por vídeoconferencia. El objetivo es reducir la concentración de venezolanos en la frontera, incentivar que se dispersen y darles un empujón para que, en unos tres meses, puedan valerse por sí mismos.
 
*Vea la nota completa en El País de España
Guaidó: En Venezuela no hay un problema de izquierda y derecha, sino un conflicto por comer

El presidente encargado de Venezuela y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó asegura que en el país el conflicto no se reduce a un choque de ideologías entre la izquierda o la derecha y es una crisis por el derecho a la vida, por el derecho a comer e incluso subsistir.

En entrevista para El País, el mandatario encargado asegura que tiene sus dudas sobre la nueva mediación que se lleva a cabo en Barbados, con el apoyo de Noruega pero que “si la puerta de salida que deciden utilizar es Oslo, bueno, bienvenido, pero tenemos que responsablemente evaluar todas las opciones”.

– Desde enero ha repetido en varias ocasiones la fórmula “el momento es ahora” para anunciar un cambio inminente. Pero ese momento no ha llegado. En Margarita ha vuelto a decirlo. ¿Qué le hace pensar que ahora hay condiciones para romper el estancamiento?

Estamos en una situación inédita, desde hace seis meses estamos en esta especie de lucha por la democracia. Comentamos que el momento es ahora para lograr ejercer la presión necesaria a una dictadura y salir del bloqueo. Tenemos el reconocimiento creciente de la comunidad internacional. Europa incluso asoma sanciones. La más reciente votación del Europarlamento así lo refleja. Hemos visto cómo la comunidad venezolana se mantiene firme, en pie de lucha, movilizada, en expectativa, pensando en los planes de desarrollo del país. Cuando decimos “el momento es ahora” es porque vemos a un régimen más aislado, más solo, disminuido, ahogado en contradicciones. Pero seguimos enfrentándonos a una dictadura que mató a palos, literalmente, y torturó a un capitán.

-Habla de expectativas, pero ha pedido a sus seguidores que no pierdan la esperanza. ¿Ha sentido su frustración?

El Estado venezolano se ha reducido al miedo y a los subsidios. A perseguir, hostigar, dar castigos ejemplarizantes a políticos, dirigentes estudiantiles, sindicales… a una clarinetista miembro del sistema de orquestas sinfónicas venezolanas la metieron presa 45 días por un tuit. Y el subsidio es cada vez más miserable porque se robaron todo el dinero de los venezolanos. Es el enemigo que tenemos hoy. ¿Qué buscan? Generar desesperanza, miedo, que la gente se vaya del país. Tenemos que mantener una especie de resistencia, de aguante. Claro que hay que entender la frustración, y la desesperación incluso, de mucha gente. Pero no puede ser lo que prime cuando tenemos realmente la oportunidad de cambio en el país.

– ¿Por qué cree que ha llegado la hora de hablar con representantes de Maduro en Barbados?

Naturalmente, luego de los intentos anteriores hay que dudar de todo. Estamos enfrente de una dictadura que no se va a levantar con una epifanía. Por eso para nosotros la mediación del reino de Noruega, la facilitación del Grupo Internacional de Contacto en el cual participa la UE en pleno, el Grupo de Lima, la OEA, los Estados Unidos son parte del esfuerzo por la presión. Sería un error ver un mecanismo [de mediación] como un objetivo, un fin o una solución en sí misma. Si la puerta de salida que deciden utilizar es Oslo, bueno, bienvenido, pero tenemos que responsablemente evaluar todas las opciones.

¿Ve viable que el Gobierno acepte elecciones presidenciales?

Es una posibilidad. Habrá que esperar los resultados. Nuestra ruta ha sido muy clara: cese de la usurpación, Gobierno de transición y elecciones libres. Estamos trabajando intensamente para eso y vamos a seguir.

 ¿Qué falló en su plan y en la acción militar del 30 de abril?

Cristopher Figuera, que fue director de la Inteligencia, ha revelado muchos datos gravísimos. Por ejemplo, querían meter presa a mi madre. Pero que se manifiesten militares de alto rango, comandantes, coroneles, tenientes coroneles, mayores… Queda en evidencia el descontento al interno de las Fuerzas Armadas.

– ¿Y cree que se mantiene ese descontento?

Vamos a ver, un sargento gana 14 dólares o menos. Sus familias también se quieren ir, las Fuerzas Armadas tienen la tasa de deserción más alta. No por ser militares viven otra esfera.

Hay militares que le apoyaron, desertaron hace meses, hoy están en Cúcuta (Colombia) y se sienten abandonados y olvidados.

Hemos hecho un gran esfuerzo. Tienen cinco meses en esta situación, se hizo un convenio con Colombia para estabilizar su estatus migratorio, para que puedan trabajar, mantenerse, formarse mientras esperan el cese de la usurpación y tienen garantizado el regreso a las Fuerzas Armadas a través de la ley de amnistía y garantías una vez superemos esta etapa. Es importante que lo sepan y sé que han pasado un tiempo muy difícil, pero hemos hecho todo lo posible por garantizar su estadía y su alimentación.

-¿Qué espera de la Unión Europea y de la nueva Comisión?

Esperamos el respaldo que nos han dado, que ese pronunciamiento del Europarlamento se ejecute. Fue transversal, por cierto. Luego del informe de Michelle Bachelet [expresidenta chilena y alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU], creo que se borra cualquier reduccionismo sobre que este es un problema de izquierda y derecha. Era muy cómodo reducir esto a un conflicto entre tendencias. No es así. Es un conflicto por el derecho a la vida, a elegir, por el derecho a la libertad de expresión, por el derecho a comer, a subsistir incluso. Europa cumple y va a cumplir un rol fundamental.

– ¿Requirieron ustedes los fondos que EE UU contempla desviar para la oposición?

No. Nosotros lamentablemente no manejamos recursos. A pesar de la crisis y de la conflictividad, lo hemos hecho con voluntariado, con pocos recursos. No contamos con financiamiento de ningún país. Veremos si es necesario o no y evaluaremos en su momento la pertinencia de esto.

Usted prometió aplicar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, llamado TIAR, que abre la puerta a una vía militar.

El TIAR es un tratado interamericano, en sus grandes líneas, de asistencia humanitaria. Dicen que tiene que ver con el tema del uso de fuerza. No es así. Principalmente afecta a cuestiones de asistencia humanitaria.

 La aplicación de este tratado se ha interpretado como gesto hacia el malestar que ha generado en algunos sectores de la oposición la mediación de Noruega. Es el caso, por ejemplo, de María Corina Machado.

No tiene que ver con eso y además, ojo, no es un tema automático, hay unos pasos que cumplir, tiene un proceso propio.

Niños son las principales víctimas de la crisis de salud venezolana

CON 11 años y un cáncer despiadado, Erick Altuve pidió a sus padres que lo enterraran en un cementerio cercano a su casa en el barrio capitalino de Petare, para que visitaran su tumba con frecuencia. Fue su última petición antes de morir, el pasado domingo. En vida, no pudo materializar sus sueños. Llevaba años rogando por un trasplante de médula ósea para combatir un linfoma no Hodgkin, diagnosticado cuando apenas era un bebé, que nunca llegó. Hacía cinco meses que estaba postrado en una cama del Hospital J. M. de los Ríos, el principal centro de salud infantil de Caracas y del país, y ninguno de los doctores pudo aplacar su agonía porque no había sedantes disponibles.

Sus padres, Gilberto Altuve y Jennifer Guerrero, relatan ahora la historia de la corta vida de Erick a los periodistas. El lunes, los dos se acercaron al hospital para buscar el cuerpo de su hijo. Lo hicieron en medio de médicos, pacientes oncológicos y sus familiares, que emprendieron una protesta pacífica. Todos estaban dolidos por presenciar otra muerte por falta de tratamientos en el centro público J. M. de los Ríos.

Nicolás Maduro ha asegurado en las últimas horas que aunque tienen dinero para pagar las intervenciones y tratamientos de venezolanos en el extranjero —hubiera sido el caso de estos menores con cáncer— a través de los convenios de la petrolera PDVSA, los bancos no aceptan el dinero a causa del bloqueo impuesto por Estados Unidos. El mandatario venezolano informó que cuatro niños que esperan trasplante de médula serán llevados a Cuba.

Esta es la primera vez que el Gobierno asume como bandera política la muerte de afectados por la crisis, justificando que el bloqueo impide continuar con un convenio firmado con Italia para el tratamiento de niños con leucemia en este país europeo.

El abogado Carlos Trapani, un veterano defensor de los derechos de los niños y miembro de la ONG Cecodap, refuta las denuncias del Gobierno de Venezuela. “El Estado ha fracasado en la protección de los niños. Siempre se ha alegado que hay restricciones de recursos, acceso a la banca, bloqueos; pero de forma irresponsable se anuncia una gran cantidad de millones de dólares para compra de ametralladoras y uniformes militares. ¿Dónde están las prioridades? No creo que sea un tema de dinero, ni siquiera de problemas con la banca internacional. Es un asunto de disposición”, señala. Hace unos días, Maduro destinó 50 millones de euros a la compra de materia prima para la fabricación de uniformes militares. Aprobó otros 6.833.000 euros para activar la producción de subfusiles.

Convenio con Italia

En cambio, las inversiones en salud han caído. El convenio entre Venezuela e Italia funcionaba desde 2010. Fue firmado por el propio Maduro cuando operaba como canciller del expresidente Hugo Chávez y consistía en llevar pacientes venezolanos a tratarse en el extranjero porque las dos unidades de trasplante de médula ósea que existen en el país sudamericano son insuficientes. En 2014, la caída en los ingresos de PDVSA influyó en la atención de los pacientes y viajar al exterior se estableció como única alternativa de salvarse de la muerte.

Oliver Sánchez, de ocho años, padecía linfoma no Hodgkin cuando se hizo famoso en febrero de 2016 por reclamar su derecho a la salud rodeado de policías. En mayo de ese año murió. Todo sucedió antes de las sanciones contra la petrolera.

Katherine Martínez, directora de la ONG Prepara Familia, es testigo del deterioro del centro J. M. de los Ríos desde 2016. “Las madres de los niños hospitalizados ni siquiera reciben alimentación, mientras que los niños enfermos cuentan con una nutrición deficitaria, por ejemplo. Ni hablar de la escasez de medicinas. Enfrentamos una emergencia humanitaria compleja de instalación lenta. Los pacientes crónicos y mujeres sufren de manera exponencial esta situación”, dice.

El hospital tiene capacidad para 420 camas, pero solo hay 86 niños por las deficiencias que impiden atender a más. Adriana Avarino, madre de Mariana, merodeaba en la protesta por las muertes de los niños. Mariana, de seis años, iba con mascarilla, la cabeza rapada por la quimioterapia y sin querer conversar. “Mi hija lleva dos semanas sin recibir su tratamiento para la leucemia porque no funciona el aire acondicionado en la sala”.

Jennifer no alza la mirada y su garganta está hecha un nudo. Solo dice que Erick tenía esperanzas de ser trasplantado y clama por atención médica para el resto de los pacientes. “Él decía que era muy fuerte, que el cáncer no iba a matarlo”, agrega. Estaba en una lista de espera con otros 29 niños, pero la desilusión creció con los decesos de cada uno de sus compañeros. “En Venezuela se están muriendo los viejos y los niños porque en los hospitales no hay nada. Al final, mi hijo ya tenía miedo de morirse, de irse sin haber ido a patinar sobre hielo”, añade su esposo, Gilberto.

Las muertes de los niños del Hospital J. M. de los Ríos no solo han desatado manifestaciones en la calle, sino que los usuarios de Twitter han posicionado la etiqueta #NiUnNiñoMás para reclamar por el descuido del sistema de salud en Venezuela. El lunes, Ana Carvajal, presidente del Colegio de Enfermeras de Caracas, y otros asistentes a una protesta en las inmediaciones del hospital escribían en sus manos “No + (más)”, también invocaban la frase ya repetida en redes sociales. “En este país no hay sangre porque no hay reactivos para poder procesarla. Acá no necesitamos ametralladoras, sino insumos médicos. La batalla hay que darla es por estos niños”, dijo.