Empresa española Ingelec pagó 2,7 millones de euros en sobornos a exministros chavistas - Runrun
Empresa española Ingelec pagó 2,7 millones de euros en sobornos a exministros chavistas
Entre 2009 y 2010, la empresa española Ingelec habría pagado 2,7 millones de euros en sobornos a una red dedicada a cobrar coimas a cambio de adjudicar contratos con empresas estatales venezolanas

 

La empresa española Ingelec, dedicada a la fabricación de generadores eléctricos, habría pagado un monto de 2,7 millones de euros en sobornos durante 2009 y 2010 a una red dedicada a cobrar estas coimas a cambio de adjudicar contratos con empresas estatales venezolanas durante la administración de Hugo Chávez, donde están implicados los exviceministros de Energía de Venezuela Nervis Villalobos y Javier Alvarado, así como también el empresario Diego Salazar, primo del entonces ministro de Petróleo, Rafael Ramírez.

Según documentos investigados por el diario español El País, Ingelec fue imputado en mayo de 2020 por un presunto delito de blanqueo de capitales, usando como plataforma el Banco de Andorra, donde se ocultó una fortuna cercana a los 2.000 millones de euros.

Diego Salazar se ve salpicado directamente porque  Ingelec transfirió el dinero a una sociedad panameña, que acabó en una cuenta del Banco de Andorra que era usada para los gastos del empresario, quien resalta como uno de los cabecillas de la trama de corrupción y que es uno de las 28 personas que están procesadas en ese país desde 2018 por integrar la mencionada red.

Los fondos de Ingelec acabaron en una cuenta en la BPA que se utilizó para abonar en 2009 gastos de alojamiento de más de un millón de euros en el hotel de lujo Four Seasons de París y para enviar 834.000 euros a Estados Unidos para la compra de un inmueble.

Quienes investigan en Andorra sospechan de la transferencia de Ingelec y creen que la empresa depositó los fondos en una empresa usada como mampara llamada Pessons Mountains, propiedad del empresario Roberto Cobucci, quien justificó ante la BPA que el dinero de Ingelec respondía a un contrato para la instalación, montaje y mantenimiento de maquinaria para la compañía pública Electricidad de Caracas.

La trama de ilícitos que se atribuyen a Diego Salazar Carreño reventó primero en España a través del blanqueo de capitales en la Banca Privada de Andorra, en 2016. El venezolano es señalado de desfalcar a Pdvsa por más de 2.000 millones de euros bajo el cobro de comisiones y sobornos. En estas maniobras estarían involucradas otras 28 personas.

A Salazar Carreño, detenido en Venezuela desde diciembre del 2017 y quien estaría en el Sebin, se le atribuye la mediación para lograr que varias compañías chinas obtuvieran contratos con la industria estatal. En la hábil gestión, el también primo materno del exministro Rafael Ramírez, habría puesto como condición el peaje por comisiones y una ganancia neta de 10% de las transacciones.

En marzo de 2018 se descubrió que ocultó al menos 49 millones de dólares en la Banca Privada de Andorra provenientes de negocios con China.

El documento señala que el empresario cobró 40 millones de euros en comisiones por servicios de consultoría e intermediación para que multinacionales asiáticas captaran adjudicaciones de infraestructuras del Ejecutivo de Venezuela.