Chavismo INC: Empresas, mansiones y contactos para mezclarse con la élite de España - Runrun
Chavismo INC: Empresas, mansiones y contactos para mezclarse con la élite de España

En España aterrizaron empresarios y exfuncionarios que acumularon fortunas al calor del poder y contaron con asesores fiscales que les ayudaron a establecerse. En el retrato del desembarco, Chavismo INC. identificó 20 empresas mencionadas en investigaciones oficiales y nueve causas judiciales abiertas en el país europeo  

Por: Alberto Alonso y José Bautista

Empresarios venezolanos cercanos al poder político y exfuncionarios de alto rango han protagonizado un exilio dorado en España. No tuvieron las premuras de los millones de venezolanos que han salido de su país por la emergencia humanitaria: llegaron al país europeo en aviones privados o con la discreción de la clase business, luego haber acumulado grandes fortunas durante los últimos años de gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. 

Chavismo INC. rastreó personas vinculadas al chavismo en documentos judiciales y otros registros públicos de 69 países, con los que se construyó una base de datos que ofrece un retrato aproximado del patrimonio y las relaciones de esas personas en España. 

La investigación Chavismo INC. es un proyecto coordinado por Transparencia Venezuela, la plataforma latinoamericana Connectas y la Alianza Rebelde Investiga (ARI) que muestra 10 historias sobre corrupción, un entramado de negocios, acuerdos ventajosos, fraudulentos o sofisticados esquemas que abultaron los bolsillos de unos pocos con fondos venezolanos. El trabajo colaborativo transnacional reunió información que da cuenta de la magnitud de los engranajes del capitalismo bolivariano en el mundo.   

Aquí los principales hallazgos del capítulo reservado a España:    

* La vida de lujo, las inversiones y los movimientos bancarios de los empresarios y exfuncionarios despertaron en algunos casos la sospecha de autoridades judiciales españolas que iniciaron al menos nueve investigaciones por presuntos delitos de lavado de dinero, falsedad documental, delito fiscal, soborno, prevaricación, corrupción en las transacciones económicas internacionales, administración desleal, estafa y delitos contra la Hacienda Pública. Solo en seis de esas causas se sigue el rastro de más de 230 millones de dólares del patrimonio público venezolano que quedaron comprometidos.

* La operación de desembarco de capitales se orquestó con patrones que se repiten en muchos casos. El primero fue la constitución de sociedades interpuestas en España y países con políticas fiscales laxas como Panamá, pero también Suiza, Islas Caimán, Malta, Liechtenstein, Andorra y Chipre. A través de esas sociedades, invirtieron en uno de los mercados más especulativos: el sector inmobiliario, especialmente en barrios de lujo, para lavar dinero o generar rentabilidad.

* De acuerdo con la base de datos, Nervis Villalobos es una de las personas con mayor cantidad de sociedades, inmuebles y relaciones. Fue viceministro de Energía Eléctrica durante la gestión de Hugo Chávez y tenía la llave de grandes contratos públicos, especialmente en el sector petrolero y eléctrico. En 2014 se instaló en Madrid con su familia y emprendió una vida de lujos y en poco tiempo compró inmuebles de alto valor en los lugares más caros de España. En su operación, contó con el apoyo de Alfonso Garrido Picón, del despacho B Law & Tax, un consultor español especializado en asesoría fiscal. 

* Una de las empresas clave de Villalobos en España fue Kingsway Europe SL, con la que compró una serie de inmuebles, de acuerdo con documentos de la Fiscalía Anticorrupción de España. En 2017 adquirió dos apartamentos en la calle José Abascal del opulento barrio de Salamanca, en el rincón más caro de Madrid, cada uno de 300 metros cuadrados y con un valor de 1,6 millones de euros; en el mismo año compró un piso de más de un millón de euros en la calle Barceló. Además, en la calle José Ortega y Gasset 44 compró para un familiar un lujoso apartamento valorado en más de medio millón de euros. 

* Villalobos realizó una inversión en Columbus Hills, en Marbella, el destino paradisíaco favorito de millonarios rusos, saudíes y británicos por medio de Columbus Properties One. La sociedad es un vehículo de inversión inmobiliaria que goza de ventajas fiscales, creado por el gobierno español en 2009 para atraer dinero en plena crisis. Estas sociedades no son supervisadas por los funcionarios de Hacienda, sino por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, cuyo presidente es nombrado directamente por el gobierno. A los venezolanos relacionados con Columbus Properties One, incluido el exviceministro, les embargaron un total de 115 inmuebles.

* La Audiencia Nacional Española lo vincula con la recepción de sobornos por parte de la empresa española Duro Felguera, contratada en 2008 para desarrollar un complejo de energía en Venezuela. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional lo relaciona con el lavado de 54,3 millones de euros a través de una compleja estructura financiera con nodos en España.  En Estados Unidos un tribunal de Texas le atribuye participación con un esquema millonario de sobornos asociado a la operación de la petrolera estatal venezolana Pdvsa y más recientemente el Departamento de Justicia le vinculó con lavado de activos del narcotráfico

* En el principado de Andorra, un juzgado menciona a Villalobos como uno de los venezolanos que participó en movimientos de más de 2.000 millones de dólares a través del sistema bancario local. La trama involucra conexiones con una larga lista de países y nombres cercanos al chavismo que incluyen al expresidente de PDVSA y exembajador venezolano ante la ONU, Rafael Ramírez, y su primo Diego Salazar.  

* Otro de los involucrados es Rafael Sarría Díaz, identificado como testaferro de Diosdado Cabello. El empresario tuvo una carrera meteórica: pasó de vendedor de seguros a integrar el equipo de seguridad de Chávez en la campaña de 1998 y de allí a ser un próspero contratista del Ministerio de Infraestructura, cuando era comandado por el segundo del chavismo. Sarría reunía 15 inmuebles en Florida y Nueva York a su nombre y a través de tres empresas. Poco después le incautaron un lujoso jet de 20 millones de dólares camuflado en un hangar de Florida, en Estados Unidos. En España están registradas compañías con vinculaciones con este empresario sancionado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

* La empresa Nanko Capital está vinculada a Amir Nassar Tayue, abogado del empresario de origen colombiano Alex Saab Moran, que de acuerdo con el gobierno de Estados Unidos está involucrado en un esquema de desvío de más de 350 millones de dólares desde Venezuela. La empresa tiene sus oficinas en unas de las zonas más caras de la capital española en la calle Conde de Aranda. La firma no ha tenido actividad comercial, de acuerdo con los documentos del Registro Público. Sin embargo, la oficina Anticorrupción española indaga si el abogado actuó como testaferro de Saab Moran y movió dinero a través de diversos fondos de inversión internacionales.

* España también fue escogida como refugio por Luis Carlos De León, un exfuncionario de la Corporación Eléctrica Nacional y Pdvsa, condenado en Estados Unidos luego de confesar su participación en un esquema de sobornos asociado a la petrolera estatal. Estuvo en el país europeo hasta que fue detenido en 2017 por las investigaciones de otro caso de pagos ilegales supuestamente realizados a funcionarios venezolanos por la contratista española Duro Felguera. A su esposa Andreína Gámez Rodríguez la han relacionado con flujos millonarios de dinero: este año en Nueva Zelanda le congelaron bienes por más de 17 millones de dólares. En España, aparece vinculada a una empresa inmobiliaria registrada en Madrid bajo la denominación Sansobino 1977 SL de la que es administradora única y que tuvo como apoderado a José Fraga, asesor en temas fiscales e impositivos y sobrino del fallecido Manuel Fraga, quien fue uno de los fundadores del Partido Popular (PP), ministro durante la dictadura de Francisco Franco y diputado y senador hasta antes de morir en 2012.

* Los negocios también pusieron en el mismo cuadro a grandes empresas españolas señaladas de financiamiento ilegal al PP y de sobornos en Venezuela. Ocurrió con la Constructora Hispánica, que formó parte del consorcio al que el gobierno de Chávez adjudicó obras de rehabilitación de la Línea 1 del Metro de Caracas en 2008 por más de 1.850 millones de dólares, de los cuales el 4,8% se destinó a comisiones y sobornos, según el Servicio Antiblanqueo español. El consorcio español también estaba integrado por CAF, Dimetronic y Cobra, del Grupo ACS, propiedad de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, y por dos empresas de Carlos Luis Aguilera Borjas, capitán retirado y quien fue hasta 2002 fue director de la Dirección de Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), nombre que antes recibía el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).  

* El empresario Alejandro Betancourt fue otro de los que logró codearse con la jet set española. En Venezuela se le conoce como un “bolichico” y fue uno de los empresarios favoritos de Chávez, quien le brindó 12 contratos millonarios para construir plantas eléctricas por importes superiores a los 1.300 millones de euros. Los acuerdos de Pdvsa otorgados a la contratista Derwick Associates multiplicaron sus ingresos. Pero en España es más conocido por ser socio de la reconocida marca de lentes de sol Hawkers. Comenzó como una pequeña startup y que en 2015 llegó a ser patrocinadora de Los Ángeles Lakers, una de las franquicias más importantes de la liga de baloncesto profesional de Estados Unidos. 

* La relación de la aristocracia española con fortunas venezolanas tiene otro ejemplo con el caso de la familia de Víctor Vargas, empresario venezolano, dueño del Grupo Financiero Banco Occidental de Descuento (BOD), y uno de los pesos pesados de la Lista Falciani que reveló nombres de grandes evasores con cuentas en el banco suizo HSBC. A Vargas se le conoce como “el banquero rojo”, uno de los empresarios más agraciados por el chavismo, hasta el punto de que su fortuna se multiplicó tras la llegada de Chávez al poder. A cambio, este banquero brindó apoyo al gobierno de Venezuela (con Chávez, pero también con Maduro) en sus decisiones económicas. También es suegro de Luis Alfonso de Borbón, aristócrata, empresario español, y bisnieto de Alfonso XIII (abuelo del rey Juan Carlos) y Francisco Franco. Esta vinculación familiar le ha llevado a ocupar la presidencia del patronato de la Fundación Nacional Francisco Franco.

Aquí puede leer la historia completa sobre España: empresas, mansiones y contactos para mezclarse con la élite. 

Aquí puede leer todo el especial de Chavismo INC.