Runrun.es: En defensa de tus derechos humanos

Inicio

Guaidó: “Mi captura ya está en manos de Maduro”

Reyes Theis
08/04/2023
El  ex presidente del Gobierno Interino dice que no piensa abandonar el país, defiende las sanciones que se han aplicado contra el régimen venezolano, señala que hay que dejar ya la pugna interna en la oposición y acepta que en su gestión “se sacrificó rapidez para privilegiar la unidad”

Reyes Theis

@reyestheis

 

La carrera política del ingeniero industrial Juan Gerardo Antonio Guaidó Márquez (La Guaira, 28 de julio de 1983) ha sido similar a una montaña rusa. Pasó de ser un casi desconocido parlamentario de Voluntad Popular a convertirse en Presidente del Gobierno interino (2019-2023).

Con su voz gruesa y actitud desafiante se ganó la confianza de buena parte del público opositor, que lo acompañaba a sus multitudinarias concentraciones. Luego, pasado el furor de la novedad, al no poder concretarse su anhelado “cese de la usurpación” y salir a la luz pública hechos supuestamente irregulares en el manejo de fondos, su popularidad comenzó a mermar. Hoy intenta rescatar el capital político que en algún momento lo encumbró.

En entrevista exclusiva para Runrun.es, Guaidó ante las amenazas en su contra, dice que no abandonará el país, que está consciente de los riesgos, pero que lo que toca es desafiar a la dictadura, porque considera que él tiene un rol en la reunificación del país.

Señala que Venezuela debe estar preparada para el caso que se haga presente el escenario de la Nicaragua de Daniel Ortega, donde todo el liderazgo político fue encarcelado y expulsado del país.

Asegura que la razzia supuestamente “anticorrupción” que lleva adelante el régimen se debió a la presión de la Fuerza Armada. Asevera que las sanciones en el caso de Venezuela, son “pertinentes” y “están bien aplicadas”. 

Sobre el Gobierno Interino, cree que la percepción que pueden tener algunas personas sobre el manejo poco transparente en su gestión se debe a la propaganda del Gobierno, “nosotros hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance ante cualquier información, denunciar, actuar, proceder”. A manera de autocrítica, considera que en su gestión “se sacrificó rapidez para privilegiar la unidad y la gobernabilidad”.

 

-¿Ha recibido alguna actualización de la amenazas que ha denunciado en su contra?

–Básicamente que está en manos de Maduro. Como sabemos la justicia está secuestrada en Venezuela, Tarek Wiliam Saab es solo una excusa. Por eso están en la Corte Penal Internacional, no es menor lo que estamos hablando. Por eso la advertencia pública temprana, además de las amenazas públicas de las últimas dos semanas, principalmente dirigidas por Maduro, luego Jorge Rodríguez, Delcy en su Twitter, inclusive Diosdado, de las amenazas directa de cárcel, y la información que Maduro ya tiene la última palabra en este momento.

 

Guaidó: Maduro está por dictar una orden de captura en mi contra

Explicó que las razones por las que se plantea la presunta orden de captura están basadas en el manejo de los activos en el exterior y en la gestión de Monómeros El dirigente Juan Guaidó…

 

–Probablemente siempre ha estado en manos de Maduro la orden, porque la amenaza tiene tiempo

–Sí desde el mismo 2019, la amenaza ha estado allí latente. Hemos sobrellevado todos estos riesgos. Aquí en este momento y la situación crítica que atravesamos nos lleva a tomar posturas. Esa nueva razzia y la situación interna económica que tienen en el PSUV, porque solamente un maestro gana 5$ al mes, un sargento debe estar ganando entre 8 y 12 $ al mes. Ese factor de la Fuerza Armada también fue desencadenante en la razzia interna, que para mí es una vía de reconocimiento de lo que tenemos años denunciando. Esta es la temporada 5 o 6 de las serie. Ha pasado desde Cadivi, pasando por el Plan Bolívar 2000, Odebrecht, la crisis eléctrica, Fonden, entre otras cosas. Es una temporada de la misma serie que ha sido el Gran Saqueo del régimen.

-¿Ante estas amenazas, se ha planteado la posibilidad de abandonar el país?

–Mira, no. Ante las amenazas valoramos los riesgos. Nunca hemos tomado en vano las amenazas de la dictadura, tanto así que han pagado las directas a mí en forma directa mi familia, mi equipo de trabajo, el partido político (VP). Siempre valoramos cada amenaza, porque siempre accionan, a lo mejor no directamente en mi contra, pero sí contra el equipo operativo, el equipo político. Entonces eso siempre ha estado presente. Y en este momento creo que corresponde lo mismo, desafiarlos, organizarnos para la primaria, organizarnos para 2024. Los advertía en un video que publiqué en estos días, que teníamos que prepararnos para el peor escenario, para el escenario de Nicaragua, que es un escenario que la dictadura pudiera intentar y nosotros tenemos que estar listos para aprovechar la ventana de oportunidades que representa una elección presidencial que nos deben desde 2018. Entonces creo que todavía tengo un rol muy importante aquí, precisamente en lo que hicimos en 2019, que es buscar articular la unidad, la alternativa democrática. En ese momento fue con una política clara de articulación de expresión de apoyo internacional, hoy tiene que ver con la movilización, con aprovechar la primaria como mecanismo de llegar a acuerdos con los factores políticos, la elección presidencial que puede removilizar a toda Venezuela y es removilizar porque lo hemos hecho en muchas ocasiones y también hemos visto grandes expresiones de unidad ante la dictadura.

 

-¿Considera que hay una sensación en los venezolanos que no se fue absolutamente transparente en el manejo de los fondos público durante el interinato?

–Te lo pongo en otros términos, sobre la percepción del venezolano hoy, con una aparato de propaganda como el de la dictadura ¿Hace cuánto no vemos papel periódico? O cuando pasas por un kiosko en Caracas, se han convertido en mini bodegones, ya no hay revistas, no hay periódicos, no hay medios de comunicación. No hay como contrarrestar la propaganda de la dictadura, que abonan partes interesadas. Hay gente que confunde lo que es ayuda humanitaria, fondos públicos, dinero de cooperación. Lo que hay es una gran confusión producto de que no tenemos espacios para comunicar. En lo que fueron fondos públicos y manejos del gobierno interino, no solo se rindieron cuentas, sino fue aprobado, no solo por la Asamblea Nacional, sino que tuvo que tener una doble aprobación por la OFAC, que es la oficina del Control de Activos de EEUU, además una auditoría de una de las principales firmas del país. La guerra en opinión pública, en propaganda y contrapropaganda está viva y ha hecho de Alex Saab un supuesto diplomático y hay gente que en medios de comunicación que lo llaman diplomático. Así de grave es la situación con la posverdad. Esa frase siempre me fue ajena, hasta ver a la dictadura como opera en el caso de Venezuela. Así que la lucha por poder comunicar, informar, mejorar, es constante y la estamos haciendo, incluso en este caso de ataques de la dictadura.

 

–Lo que pasa es que el Gobierno interino no terminó de la mejor manera y distintos factores que en algún momento lo apoyaron, terminaron en una discusión interna, acusándose y haciéndose serios señalamientos. Entonces es evidente que eso pone a dudar a las personas que están fuera del debate político, sobre qué fue lo que realmente ocurrió.

–Sí claro, por eso te digo. Pero es parte de la propaganda de la misma dictadura. Pero obviamente hay una cuota de responsabilidad en la alternativa democrática, pero a veces creo que se desestima mucho el gran aparato de desinformación, de tortura, que enfrentamos. A veces caemos en una pugna interna que hay que superar y para eso es la primaria. 

 

Representante de la AN 2015 ante EEUU pide aliviar sanciones en medio de escándalo de corrupción en Pdvsa

Representante de la AN 2015 ante EEUU pide aliviar sanciones en medio de escándalo de corrupción en Pdvsa

Los comentarios de Fernando Blasi representan una ruptura radical con la “campaña de máxima presión” de la oposición de los últimos cuatro años   El nuevo representante de la oposición de Venezuela en Estados Unidos,…

 

-En el caso Monómeros, por ejemplo ¿Hubo algún manejo irregular de las personas que estuvieron a cargo de esa empresa?

– Eso tiene que determinarlo la justicia, las auditorías, etc. Lo que sí te puedo decir es que nosotros le dictamos responsabilidad política, era nuestra competencia en el Parlamento Nacional, a la gerencia. Yo mismo decreté una auditoría externa, la remoción de la gerencia, la remoción de la directiva, ordenamos a Pequiven que actuara de manera inmediata, colaboramos con Supersociedades (Superintendencia de Sociedades de Colombia), incluso llevamos información a la Fiscalía colombiana. Es decir, nosotros hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance ante cualquier información, denunciar, actuar, proceder. Entonces se quiere confundir la actuación en pro de la transparencia con señalamientos. Si no hay señalamientos no hay investigación. También se quiere confundir con Citgo, que es algo muy distinto, o con lo que pasa en Londres, con el oro protegido en el caso Inglaterra, o con la ayuda que USA brinda a países receptores de inmigrantes. Creo que cada una de estas oportunidades tiene que servir para informar de manera precisa, de manera muy clara. Podemos decir de esto, que mientras estuvo el gobierno interino se mantuvo (los activos) entre los venezolanos y lo decimos por ejemplo porque en este momento se pretende rematar Monómeros, como lo hicieron con la refinería en Dominicana, operación que estuvo a cargo por cierto, de Tarek El AIssami, entonces, lo primero que hace el gran contraste con lo que hace la dictadura es que se mantuvo a nombre de los venezolanos, lo segundo es que dio ganancias, y lo tercero es que investigamos, ante cualquier señalamiento procedimos, pero al no haber justicia independiente en Venezuela para llevarlo a término, siempre se presta, sobre todo la dictadura, para tratar de confundir a la opinión pública.

 

-Uno de los señalamientos sobre su gestión en el Gobierno Interino es que no actuó en forma independiente. Por un lado se ha cuestionado el exceso de participación de los factores del G4 en sus decisiones y esa especie de gobierno de tipo parlamentario, cuando no lo podía haber, porque eso no está establecido en la Constitución venezolana y lo otro es que se le señaló una dependencia en cuanto a las decisiones respecto a Leopoldo López. ¿Qué nos puede indicar sobre estos temas?

–Mira eso está sobre todo en el mundillo político. Escenarios que tratan de utilizar información para simplemente atacar. Más allá de un gobierno parlamentario y de la colegiatura que representa la Asamblea Nacional y que las decisiones se toman con un voto más. Como lo hicieron el 5 de enero (fin del Gobierno interino y cambio de Presidente dela AN-2015) y yo como demócrata la respeté. Lo que estamos hablando es de gobernabilidad que necesita cualquier país. Por ejemplo, cuando perdió la mayoría Boris Jhonson (Reino Unido) dejó de ser primer ministro. Eso pasa en democracia y no tiene que ser un trauma. ¿Cuál es la crisis y lo complejo que vimos en el caso de Venezuela? Que vivimos en una dictadura y que en la alternativa democrática desearíamos ver todo de manera homogénea porque enfrentamos a un enemigo tan grande, con tanto acceso a herramientas para destruir, que necesitamos casi unanimidad, mucha uniformidad para poder llevar el mensaje, para organizarnos, movilizarnos, etc. Entonces, cuando se habla de decisiones, pues pasa por el tamiz que se necesita gobernabilidad en el Parlamento para llevarlas adelante. No tiene nada que ver con independencia o no independencia, tiene que ver con política, con la configuración de un Parlamento. Con respecto al señalamiento del tamiz de una u otra persona, mira, Juan Guaidó fue el presidente encargado de Venezuela y el presidente del Parlamento Nacional durante 4 años, administré una gobernabilidad para construir la  unidad, hoy más necesaria que nunca. Hoy se ve frágil la unidad, herramienta fundamental para ir a 2024, incluso previa a la primaria, que fue la Plataforma Unitaria. También la primaria. Tenemos casi un año hablando de lo importante y necesario que iba a ser y lo hemos impulsado. Para resumir, creo que lo importante es reconstruir la unidad, que el liderazgo entienda que es parte de un equipo y más allá de tomar decisiones, que las tomé, ir a enfrentar al régimen con una gobernabilidad que no debe ser precaria, que debe ser robusta, en base a acuerdos, que tengan a Venezuela de primero.

 

-¿Si le tocara iniciar de nuevo el Gobierno interino, qué hubiese hecho distinto?

–Yo creo que es entender que enfrentamos a una dictadura que no tiene ningún tipo de escrúpulos. Incluso voceros de los EEUU lo han dicho, no se puede subestimar la maldad del régimen y lo que ha  hecho para mantenerse en el poder. Parte delo que han hecho, es por ejemplo, alimentar mafias para que trafiquen con nuestro petróleo, nuestro oro, que tiene un reflejo hoy en una razzia interna, pero no es distinto con lo que pasa en Sidor, en las aduanas, en las gobernaciones, en las cementeras. De alguna manera se subestimó la capacidad que tiene la dictadura de infringir la ley para sostenerse en el poder, y hablo de la parte económica. Como saltaron las sanciones para vincularse a Rusia, por ejemplo. Hay que hacer un seguimiento mucho más estricto, de alguna manera se sacrificó rapidez para privilegiar la unidad y la gobernabilidad, hay que buscar un mejor equilibrio, la unidad, la gobernabilidad no puede ser una camisa de fuerza, sino un mecanismo de soporte para enfrentar al régimen. Comunicar mejor el tema de las sanciones. Hoy sigue el debate de la pertinencia o no. Son herramientas que tiene el mundo libre para enfrentar estas dictaduras, porque no solo es Maduro, es Ortega, Canel, Lukashenko, Putin. Son pocas las herramientas que tiene el mundo libre para enfrentar las dictaduras. Dimensionarlas mejor, el alcance que tienen, la efectividad. Lo que tiene que ver con la resistencia interna, con el soporte a la resistencia interna. Vimos como la dictadura cooptó dirigentes vía económica, y es evidente la necesidad transversal en todos los sectores, entonces, cómo hacer para que la resistencia pueda contener a estos mecanismos de cooptación vía económica. Son muchas las enseñanzas en estos 4 años de cómo recuperar la democracia…

 

-¿Quizás también se sobreestimó lo que las medidas internacionales podían hacer para favorecer el cambio político?

-Por eso te digo, creo que las sanciones tienen un tamaño, una funcionalidad, incluso los mecanismos de presión diplomática o por ejemplo, la operación antidrogas que se desarrolló en el Caribe, también tienen un alcance. Pero el seguimiento de las sanciones llevó por ejemplo a la captura de Alex Saab. Eso es un ejemplo de la correcta aplicación de las sanción, pero para eso tiene que haber un seguimiento, inteligencia que opere constantemente, que como sabes muy bien, de este lado  es bastante precario, no solo porque las instituciones están secuestradas, sino el riesgo que implica  denunciar tramas de corrupción. Por cierto, hace minutos veía el video de un gerente de Pdvsa que denuncia tortura por denunciar corrupción, por denunciar lo que ahora Maduro reconoce por necesidad, porque la Fuerza Armada le fue a preguntar dónde estaba el dinero y tuvo que reconocer que se lo habían robado ellos mismos, tras años de decir mentiras sobre nosotros.  Te recordará aquella famosa pelea donde el narrador decía: “Pega Betulio, pega Betulio, se cayó Betulio”. Eso mismo pasó: “Son las sanciones, son las sanciones, es la oposición” y presa toda la banda de Tarek El AIssami. Hay que dimensionar lo que salió bien y mal, para de cara a 2024 poder utilizar todas las herramientas para lograr una solución política.

 

Departamento de Estado estadounidense tomó control de seis sedes consulares venezolanas

Departamento de Estado estadounidense tomó control de seis sedes consulares venezolanas

Las edificaciones habían sido entregadas al desaparecido gobierno interino de Juan Guaidó   El Departamento de Estado del Gobierno de Estados Unidos anunció que retomó la custodia de seis embajadas y sedes consulares venezolanas, entre…

 

-El nuevo representante de la AN 2015 en los EEUU (Fernando Blasi) emitió unas declaraciones, haciendo un lobby para el levantamiento de la sanciones, luego la presidenta de la AN-2015 dijo que no, que él no hablaba en nombre del Parlamento. ¿Cuál es su opinión?

–Las sanciones son un mecanismo contra la dictadura, no son de por si buenas o malas, son el mecanismo para enfrentar las dictaduras como las de Maduro. En el caso de Venezuela están bien aplicadas. Es más, si las aplicáramos mejor, pudiéramos llegar a resultados como lo que pasó con Alex Saab, por ejemplo, que hoy reconoce la dictadura. No es diferente lo que está pasando con Hugbel Roa a que esté preso Alex Saab. La diferencia es qué mafia te protege o te ataca. Las sanciones son absolutamente pertinentes para enfrentar a regímenes como el de Maduro ¿Que hay que optimizar? Por supuesto ¿Que hay que hacer seguimiento para que cumplan su propósito? Sí. Imagínate si no existieran las sanciones en Venezuela cuánto se hubieran robado. Lo segundo, la vocería del Parlamento la define el Parlamento. Nadie puede hacer lobby unipersonal aprovechándose de un cargo para beneficiar a quién sabe quién. Ya salió Dinorah Figuera a decir que la postura era personal y lo mismo dijo Freddy Guevara. Tiene que tomar cartas la directiva de la AN, porque cuando se ocupa un cargo no existe tal cosa como las opiniones personales, mucho menos hablando con oficiales de países aliados.

 

-Hay gente que ha hecho un trabajo importante con organizaciones de los derechos humanos, que han dicho que el tema de las sanciones está afectando gravemente la situación de vulnerabilidad de algunos sectores de la población ¿Cómo ve este tema?

–La mejor respuesta a esto la dio la dictadura. No hay dinero porque se lo robaron, no por las sanciones. Facturas por casi 21.000 millones de dólares, según reporta Reuters. La respuesta a esto está dada. En la curva de explotación petrolera se ve que la destrucción de Pdvsa data del 2012 por lo menos, y no tiene nada que ver con las sanciones, el decaimiento del PIB tiene un período similar. La respuesta está ahí, muy clara. Pero las sanciones se pueden mejorar para evitar colaterales y direccionarlas para que sean los corruptos, los violadores de derechos humanos, o los regímenes parias, como el de Putin, los que reciban el castigo. El mundo libre tiene un debate largo. Nosotros en América tenemos la Carta Interamericana de los Derechos Humanos ¿Es más efectiva la Carta Interamericana para hacer responsable a Ortega o a Maduro que las sanciones? La respuesta es más que obvia: No. Porque sencillamente ni la cumplen o se salen del sistema. La comisión independiente de Delitos de Lesa Humanidad de la ONU es una herramienta también para señalar a estos regímenes. ¿Es más eficiente que las sanciones? ¿Si no son efectivas las sanciones porque se las ponen a Putin? Porque son de las pocas herramientas que tenemos. Para atender a los más vulnerables, para eso es la ayuda humanitaria, para eso es la acción. Han recibido financiamiento la mayoría de las ongs venezolanas para poder atender a los más vulnerables como consecuencia de la emergencia humanitaria compleja que creó la dictadura, que se está denunciando desde 2016.

 

–¿Cómo ve la posible incorporación el CNE en la primaria? ¿Hasta dónde podría llegar esa colaboración?

–El objetivo es que tengamos primarias porque es la mejor herramienta para reunificar al país. En 2015 fue la primaria y la elección parlamentaria, en 2016 el revocatorio y el Parlamento Nacional, en 2017 el rechazo a la medida unilateral del TSJ, en 2018 la no participación, en 2019 el Gobierno Interino. En estos momentos la mejor herramienta que tenemos es la primaria. Lo que tenemos es que lograr que se dé la primaria. La primaria no puede estar bajo el control del CNE, sino en control absoluto de la Comisión Nacional de Primaria.  Si nosotros tenemos control de la primaria en cada una de las etapas, el apoyo que pueda dar un CNE, obviamente tutelado por la dictadura o por Maduro, tendrá menor incidencia. Por ejemplo, los centros de votación, el registro electoral. Creo que el mejor acuerdo es que la base es ese registro electoral con la incorporación de los votantes en el exilio. Además, hoy no han abierto nuevos puntos de registro para casi 2 millones de electores que no han podido registrarse. Cuando yo digo que mi voto vale, no es porque esté garantizado el derecho al voto en Venezuela, sino porque tenemos que hacer que el voto valga, y para eso tenemos que organizarnos. Primer punto: primaria, que participen los venezolanos en el exterior, que se puedan registrar la mayor cantidad de nuevos votantes. Solo con votantes en el exilio y nuevos votantes sumaríamos 6,5 millones. Entonces lo que tenemos es una tarea muy ardua para que nuestro voto valga y eso pasa por la primaria. Esto del CNE o no CNE es un falso dilema. Nosotros necesitamos que se dé la primaria, pero no podemos depender en ningún modo de un CNE tutelado por la dictadura.

 

–¿Cuáles son los principales elementos de tu oferta de campaña?

Hablar de campaña o elecciones puede normalizar lo que pasa en Venezuela. Hay una propuesta política, de una coalición, de una articulación de muchos partidos políticos, de muchos sectores de la sociedad civil venezolana para poder derrotar a Maduro, que tiene un hito importante el 22 de octubre (fecha de la primaria) para reunificar. Quien gane la primaria tiene que entender que el segundo o tercero son necesarios para consolidar la alianza y el equipo de trabajo. El que llegó segundo tiene que haber ganado de segundo, no puede perder, porque el 23 de octubre son necesarios al 100% en la alternativa democrática unificada, movilizada para enfrentar y derrotar a Maduro. ¿Cuál puede ser una propuesta política para reunificar al país?: La primaria. Por ejemplo, reunir, como lo estoy haciendo, a muchos partidos políticos, el caso de Voluntad Popular, Bandera Roja, Democracia Renovadora, Fuerza Liberal y algunos que se van a incorporar en los próximos días. No es una propuesta de campaña. En el Plan País lo hemos desarrollado de manera casi unánime por increíbles profesionales. Allí sabemos muy bien lo que hay que hacer con el tema energético, de servicios, con la comunidad internacional, cómo vincular las multilaterales en el caso de Venezuela. Tenemos experiencia de Estado en ese sentido y no   es que no me preocupe, es que es tan evidente lo que tenemos que hacer hoy como nación para estabilizar la economía, para que nuestro sueldo valga, cuánto puede y cuáles son los plazos del Fondo Monetario Internacional para poder ayudar a Venezuela, el levantamiento del campo petrolero con lo que está pasando en Ucrania, Venezuela como importante proveedor de energía estando en democracia, como llevar a los salarios a 350$ por lo menos. Todo eso está bien recogido en el Plan País y en lo que tenemos años haciendo, pero pasa primero por entender que en una propuesta política para el 22 de octubre lo más importante es reunificar, coordinar y consolidar un equipo en nombre de todos los venezolanos para derrotar a Nicolás Maduro y los que lleguen segundo, tercero, cuarto, y quinto, tienen que formar parte de ese equipo para poder nosotros consolidar. No es un torneo de vanidades, no es una lucha de egos, eso es lo que ha destruido a Venezuela, de eso es lo que tenemos que alejarnos en estos momentos. 

 

-Supongamos que esta fuera una entrevista de las últimas que usted da porque es detenido ¿Qué mensaje le daría al país?

–Que podemos recuperar Venezuela, que tiene muchos riesgos enfrentar a una dictadura, pero bien vale la pena por Venezuela y ¿Qué significa Venezuela para cada uno de nosotros? Bueno, la familia, reunificarla. Mucha de ellas en el exilio, perseguidos en mi caso, pero en muchos casos solo por buscar oportunidades ¿Qué significa Venezuela? Oportunidades. Hoy no las tenemos, hay que rescatarlas, que nuestro sueldo valga, que tengamos servicios, tener un país como en su momento lo tuvimos, de sueños cumplidos. Sí vale la pena la lucha y el riesgo lo asumo con responsabilidad, desde el mismo 23 de enero de 2019. Incluso antes, el 13 de enero 2019 a mí me secuestró la dictadura, producto de la presión inmediata no consumaron ese secuestro, eso puede pasar en cualquier momento y estoy consciente. El objetivo sigue siendo reunificar el país, debemos dejar ya la pugna interna, la pelea dentro de la alternativa democrática. Lo hemos hecho antes con diferencias, así que podemos hacerlo. Ese es el objetivo uno, y depende de nosotros, no depende de las sanciones o de la dictadura, no depende de Rusia, ni de los EEUU, depende de los venezolanos. Participar y hacer que nuestro voto valga el 22 de octubre y luego prepararnos para enfrentar a la dictadura y soy consciente que quien gane puede terminar con la misma suerte de secuestro, persecución, etc, por lo cual tenemos que estar preparados, como lo hicimos en Barinas, para ese 2024 y derrotar a Maduro, porque Maduro ya no tiene vida electoral, sabe que es débil, vulnerable, derrotable fácilmente en una elección, así es que el objetivo tiene que centrarse ahí. Hacer que nuestros derechos y voto valgan para liberar a Venezuela, a los presos políticos y por supuesto, recuperar nuestra dignidad como país.

 

-¿Tiene miedo en estos momentos?

-Siempre he sabido los riesgos. Creo que miedo o no es un tema de riesgos, de ponderarlos. Los riesgos han existido desde el primer día, desde el mismo de 5 enero de 2019 cuando juré como presidente del Parlamento y el 23 de enero de 2019 cuando juré como presidente encargado. Mira que lo que hemos pasado mi familia, mi equipo, hemos siempre sido conscientes. Hay que sopesarlo, tenemos claro el objetivo, la reunificación de la alternativa democrática, y nosotros como país, el objetivo político como país, que es la elección presidencial. Sí es claro eso, se pude sobrellevar los riesgos y obviamente ir llevándolos en el camino, pero en el escenario de un secuestro, con mucha cobardía de la dictadura, hay que seguir adelante. Son casi 300 los presos políticos en Venezuela, hay miles que han estado tras las rejas de manera injusta, por eso Maduro está siendo juzgado en la CPI. Miedo da que mis hijas no puedan crecer en su país, la persecución que sufren todo los días los medios de comunicación, cada quien con su rol tiene que superar sus riesgos, pero siempre poner su rol en la recuperación de la democracia.

 

Informe Otálvora | Petro rendido ante la dictadura chavista

Informe Otálvora | Petro rendido ante la dictadura chavista

Gustavo Petro durante su quinta reunión con Nicolás Maduro, el 23MAR23 en Caracas. Foto: Presidencia de Colombia. Maduro se niega a viajar a Colombia alegando razones de seguridad y Petro está presto para visitar Caracas…

Una base de datos de mujeres y personas no binarias con la que buscamos reolver el problema: la falta de diversidad de género en la vocería y fuentes autorizadas en los contenidos periodísticos.

IR A MUJERES REFERENTES